EL MATERIAL DE ÉSTE ESPACIO ES TIPEADO DIRECTAMENTE DE LOS LIBROS DE JEFF FOSTER

ACEPTACIÓN 34…LA RESPUESTA A UN DESEO IMPERIOSO

 3751801930?profile=RESIZE_930x

PROBABLEMENTE estés pensando: «De acuerdo, intelectualmente entiendo que el cigarrillo no me va a completar, ¡pero sigo teniendo la sensación de que necesito un cigarrillo!». Un deseo de este tipo parece físico. Antes de que te des cuenta, parece realmente que tu cuerpo necesita una dosis. Como explicaba antes, el cuerpo no sabe diferenciar una amenaza real de una amenaza imaginaria, y tampoco una carencia real de una carencia imaginaria.

La realidad es que el cuerpo nunca necesita un cigarrillo. Lo necesitas . Lo necesita el buscador. No es el cuerpo el que intenta completarse; eres . Creo que una de las grandes mentiras que decimos es: «El cuerpo me pide un cigarrillo», «No puedo vivir sin un cigarrillo» o «Me moriré sin un cigarrillo». Sí, de acuerdo, puede que tengas esa sensación, pero simplemente porque sientas eso no significa que la necesidad sea real.

Lo que realmente queremos decir con «necesito un cigarrillo» es «no estoy dispuesto a experimentar el malestar de no fumarme un cigarrillo». Y ahí está: no quiero experimentar el malestar —la incompletitud, el dolor, el daño que me hace, la falta de bienestar— de no conseguir lo que quiero. No deseo que esas olas vengan. Tengo la sensación de que me ahogaré en ellas. Tengo la sensación de que me superarán, de que no podré hacerles frente. Tengo la sensación de que me moriré, sin el objeto de la adicción, sin mi vía de escape, sin nada con lo que subyugar el dolor que me causa la existencia.

Cuando se le quita al buscador la esperanza de completitud, ¿qué le queda?

Cuando se te quita el tiempo, cuando toda esperanza de conseguir lo que quieres y estar completo desaparece, ¿con qué te quedas?

Te quedas con lo que es. Te quedas con el malestar, con la incompletitud, con todo aquello de lo que escapabas, y sin esperanza de escapar de ello. Te quedas frente a la vida tal como es..., frente a las olas que has rechazado, frente a los pensamientos y sentimientos de los que has estado escapando, quizá toda tu vida. Te quedas frente a tu dolor, tu tristeza, tu culpa, tu remordimiento, tu sentimiento de soledad, tus miedos más atroces. Te quedas aquí, ahora, en este momento, frente a lo que es.

Para una persona separada, tener que hacer frente a todo esto es un problema muy serio. Pero en el espacio abierto que eres, no hay problema alguno: todas las olas pueden, simplemente, existir. El malestar extremo. Un sentimiento de carencia. Un deseo imperioso de fumar. Un ansia. La sensación de que hay algo que necesita completarse.

Dolor. Agitación. Palpitaciones quizá. Sudor. Todo tipo de imágenes..., de lo horrible que es tu vida, de ti fumando el cigarrillo extasiado, de ti aspirando profundamente el humo tibio, de toda la relajación que te proporciona, de la liberación que supone. La liberación está tan cerca que casi puedes tocarla.

Hay un deseo desesperado de alargar el brazo y encender un cigarrillo. En un momento, todo este malestar desaparecería. En un momento, el infierno podría convertirse en cielo. Sientes unas ganas insoportables. Quieres fumar desesperadamente. El cigarrillo te quitará todo este malestar. Solo uno, pequeño, diminuto. Está a solo unos momentos de distancia. Vamos. Solo uno pequeño. ¡Ah, es tan tentador!

Como hemos visto, no es que en verdad quieras un cigarrillo; lo que realmente quieres es que el momento presente vuelva a estar profundamente bien. Lo que realmente quieres es dejar de sentir que necesitas algo. Lo que realmente quieres es que no vuelva a faltarte nada. Lo que realmente quieres es que todo este malestar se acepte profundamente. Quieres estar profundamente bien dónde estás; quieres estar en casa aquí y ahora, y piensas que fumarte un cigarrillo es la única manera de lograrlo.

«Quiero un cigarrillo» es mentira. Una mentira basada en una identificación errónea, una mentira basada en suposiciones tremendas de quién eres en realidad, una mentira que nace de tu negativa a ver la completitud de tu experiencia presente.

Pero, escucha, no te estoy diciendo que finjas que no quieres un cigarrillo.

Fingir nunca funciona; solo te lleva a más fingimiento. No te estoy diciendo que finjas que no tienes deseos ni ansias. Eres un ser humano, no un robot. Te estoy pidiendo que honres el deseo, pero también que te sumerjas en él hasta llegar a su raíz; que te deshagas de todas las suposiciones que hasta ahora has dado por hechas y veas con ojos nuevos lo que es de verdad, más allá de lo que te han contado que es, más allá de lo que supones que es, más allá de lo que crees que es.

Nos hemos abierto paso sin miramientos a través de la experiencia del ansia simplemente para descubrir el mecanismo que la pone en marcha. No es el cigarrillo lo que anhelas (o la copa, o el sexo, o el siguiente atraco de comida), sino la aceptación más profunda. No anhelamos un cigarrillo; anhelamos la intimidad inherente a la consciencia del momento presente..., el espacio abierto en el que se aceptan todas las olas de experiencia. No es que en realidad tengamos ansia de un cigarrillo; anhelamos que el ansia de fumar ese cigarrillo se acepte profundamente. Anhelamos amar esa ansia tal como es, por muy disparatado que esto suene de entrada.

Cuando permito que un ansia cualquiera exista en este momento, con todo el malestar que conlleva, y cuando permito que exista en este momento el deseo imperioso de escapar del malestar —cuando permito que todo pensamiento, toda sensación, todo sentimiento estén donde están, y veo que la experiencia presente se acepta profundamente en este instante—, ya no necesito un cigarrillo que me complete. Aquí es donde se puede romper el ciclo de la necesidad: en el alma misma de esa necesidad. Esto es libertad en la necesidad, libertad en el ansia, no liberación del ansia. Estoy hablando de descubrir la libertad en la que el ansia y la necesidad imperiosa de satisfacer esa ansia pueden, ambas, aparecer y se admite que aparezcan, al igual que todas las olas del océano están ya admitidas en el océano.

No estoy hablando de combatir el ansia o ignorarla. Hablo de permitir profundamente que el ansia esté presente, así como la necesidad, incluso una necesidad desesperada, de satisfacer esa ansia. Un deseo imperioso y el deseo imperioso de satisfacerlo son amigos inseparables. Si vas a permitir que exista el deseo, tienes que darle también la bienvenida a su mejor amigo, el deseo de escapar de ese deseo, y descubrir en lo que eres el lugar que acoge a ambos con profunda aceptación.

Permitir que el ansia esté presente —sentarse tranquilamente con ella, observar todas las imágenes que pasan flotando, sentir todas las sensaciones que vienen y van, permitirte de verdad sentir profundamente el deseo imperioso de fumar un cigarrillo, permitir el malestar e incluso el deseo más fuerte, el deseo que es tan fuerte que tienes la sensación de que estás a punto de hacer algo al respecto, estar con todo ello— puede parecer una experiencia muy extraña. Pero recuerda que ningún deseo es demasiado fuerte para que esta profunda aceptación «se encargue de él». Te sientes como si estuvieras a punto de morir si no te fumas un cigarrillo, v, aun así, incluso dentro de ese sentimiento, la más profunda aceptación sigue presente. La más profunda aceptación puede acoger ese sentimiento también. Es insoportable. No puedo más. También ese. Es demasiado doloroso. No lo aguanto. Y ese… estoy muriendo! Todavía estás vivo. ¡No puedo con ello! Estás pudiendo. ¡No lo soporto! Lo estás soportando.

Lo que he descubierto es lo siguiente: que incluso sin un cigarrillo, incluso con todos estos sentimientos que aparecen en ausencia de un cigarrillo, incluso en la experiencia de no conseguir lo que quiero, estoy profundamente bien. Incluso sin el cigarrillo, estoy completo en esta experiencia presente. En medio del ansia más intensa, esta profunda aceptación sigue estando absolutamente presente. No significa que el ansia desaparezca, sino que mi relación con el ansia se transmuta. Ya no es una ola separada que se vaya a rechazar...; es una expresión del océano que el océano acoge.

Y una vez que he descubierto esta completitud, sigo siendo libre de fumarme un cigarrillo o no. Esto es crucial. Soy libre de fumar, pero ya no necesito hacerlo para que me dé completitud. Fumarme un cigarrillo y no fumármelo empiezan a ser extrañamente iguales en esencia. En esta profunda aceptación, acabo consiguiendo lo que el cigarrillo nunca podría darme: la libertad de fumarme un cigarrillo o no. No dependo va de él. Ya no me controla. Me he liberado de las garras de mi gurú. Se ha roto el hechizo. Me salgo de la secta del cigarrillo. Ya no soy impotente. Ya no soy una víctima.

En pocas palabras: cuando un deseo imperioso —de un cigarrillo, de una copa, de sexo, de una excursión al casino, de una tableta de chocolate— se admite profundamente, se admite tal como es, deja de ser un deseo imperioso, deja de ser expresión de carencia, deja de ser expresión de incompletitud y deja de ser una búsqueda de completitud. Ahora es simplemente un puñado de sensaciones que tienen profundo permiso para aparecer y desaparecer en lo que eres, a pesar de que puedan ser desagradables en este momento. Los deseos vienen y van, y lo que tú eres permanece. El final de la adicción reside en un abrazo profundo y total del querer, del desear, por muy paradójico que esto suene al principio, Una vez más, fíjate en que no te estoy pidiendo que luches contra el deseo, no te estoy diciendo que lo ignores, que lo rechaces ni que practiques la abstinencia. La aceptación profunda no tiene nada que ver con negar lo que sientes. No te estoy diciendo: «No te des lo que deseas, e intenta ser feliz sin ello». No te estoy pidiendo que toleres nada.

Oigo ya desde aquí las críticas a este mensaje: «Jeff Foster nos dice que dejemos de conseguir lo que queremos. Dice que debe parecemos bien no lograr nuestros deseos, que deberíamos negarnos cualquier tipo de placer! ¡Suena completamente derrotista, una negación de la vida, completamente deprimente!».

No, no es eso lo que digo. No digo que debería parecerte bien no conseguir lo que quieres; te invito a que olvides todas las conclusiones anteriores y hagas la prueba de nuevo, para ver si puedes encontrar una tranquila aceptación, en el sentido más profundo, en la experiencia de no conseguir lo que quieres. Comprueba si es una posibilidad en tu mundo.

Encontrar el lugar de la más profunda aceptación no tiene nada que ver con tolerar o aguantar no conseguir lo que quieres; tiene que ver con encontrar el lugar donde incluso la intolerancia y la frustración se aceptan.

Y te pido que cuestiones la idea misma de que conseguir lo que quieres es realmente lo que quieres y, por debajo de eso, que cuestiones la idea de que eres una persona separada que quiere algo. Eso es muy diferente de fingir que no pasa nada porque no consigas lo que quieres. Es muy diferente de que te niegues a ti mismo cualquier placer, que es como la mente puede interpretar la idea. Te pido que veas si puedes aceptar de verdad no conseguir lo que pensabas que querías, pero que en realidad nunca has querido.

Puede ser algo muy extraño permitir profundamente un deseo. La mayor parte del tiempo la pasamos o intentando ignorar un deseo (con lo que solo conseguimos que se intensifique) o cediendo a él. Aceptar profundamente el deseo es el camino del medio.

Entre rechazarlo y ceder a él, está ver..., y permitir, y encontrar libertad incluso en los lugares más inquietantes.

De modo que tu nueva práctica espiritual es esta: siéntate con el malestar, y con su mejor amigo, el deseo imperioso de escapar del malestar. Siéntate sin hacer nada con ellos. Siéntate sin expectativas de que cambien. Siéntate sin intentar arreglarte a ti mismo. Siéntate sin la esperanza de que esto tenga ningún resultado en particular. Y date cuenta de que cada pensamiento, cada sensación, cada sentimiento —incluidos cualquier expectativa, frustración, falta de aceptación o intento de cambiar este momento—ya están admitidos en este momento. Encuentra el conocimiento de que todo está bien en medio del sentimiento de que no está bien. Encuentra el lugar donde sabes que este momento está bien, incluso aunque sientas que es un momento muy difícil y que no está bien. Ese lugar es la libertad. Ese lugar es lo que eres. Y si no puedes encontrar ese lugar ahora mismo, y aparece cualquier sentimiento de fracaso, admite profundamente eso también. Simplemente percibe lo que quiera que haya aquí, y que a lo que quiera que haya aquí ya se le ha permitido entrar. Percibir así es la esencia misma de la meditación.

Y sí, puede ser muy difícil estar en este lugar del que no hay escape. Conozco a un adicto a la heroína que dejó la droga de forma abrupta. Su novia me dijo que el síndrome de abstinencia estaba siendo horroroso: calambres terribles por todo el cuerpo, temblores y sudor constantes, alucinaciones. En muchos momentos, pensaba que se iba a morir. La llamaba por teléfono y le chillaba: « ¡No puedo más! ¡Me voy a morir!». Lo curioso es que no era esta tanda de calambres musculares la que le iba a matar..., era la ronda siguiente. Siempre iba a matarle la tanda siguiente... No le había matado todavía. El buscador siempre vive sumido en el recuerdo de lo terribles que fueron las cosas y anticipando lo terribles que podrían ser. El buscador siempre vive en el tiempo.

Finalmente su novia, sobre todo por miedo a que no lo soportara (aunque le había visto ya antes pasar por el síndrome de abstinencia y sobrevivir) accedió a llevarle al otro extremo de la ciudad, donde vivía su proveedor de droga, a conseguir una dosis. En el coche, de camino hacia allí, empezó a sentirse mejor de repente. En cuanto supo que iba a conseguir una dosis, se relajó. Todavía estaba nervioso y ansioso y sufría algún dolor, pero ya no se sentía aterrado ni gritaba en tono amenazador que estaba a punto de morirse. La droga había llegado a representar para él lo que le libraba de la muerte, y cuando supo que iba a poder conseguir una dosis, su organismo se relajó.

Ante la imposibilidad de lograr lo que quieres, ante el fracaso de tu búsqueda, puedes experimentar impotencia, indefensión, miedo y falta de control absolutos. Realmente tienes la sensación de que estás a punto de morir. Te encuentras frente a frente con todo aquello de lo que querías escapar, frente a frente con tu propia impotencia ante la vida. Enfrentarse a todo esto se parece mucho a enfrentarse a la muerte. Si a esto se añade el dolor físico del cuerpo que empieza a reajustarse, he ahí una situación aparentemente insoportable que solo puede resolver —o eso parece— otra dosis.

El mecanismo de búsqueda puede ser despiadado y el síndrome de abstinencia, horrorosamente difícil, no nos engañemos. Pero ¿te das cuenta de que incluso el malestar más extremo contiene una invitación a la completitud? ¿Te das cuenta de que incluso cuando las olas son terriblemente difíciles, el océano sigue presente? Es una invitación que nunca desaparece, da igual lo que esté sucediendo.

Puede que el cuerpo tiemble de un modo incontrolable. Puede que el dolor sea terrible. Puede incluso surgir el sentimiento de «me voy a morir» o «no aguanto más». Pero lo que soy es el espacio abierto en el que todos estos sentimientos y sensaciones se desarrollan. Ni el dolor, ni el miedo, ni la frustración, ni siquiera el sentimiento de indefensión o el terror absoluto..., ninguna de estas olas es realmente un problema para quien yo soy. Forman parte de la constante invitación de la vida; están profundamente permitidas en lo que soy. Existen para que les prestemos atención, para que las consideremos parte inseparable de la vida; no son una amenaza para la vida. No son malas, no son enemigas nuestras, no son impurezas que hayamos de destruir; son únicamente amadas partes de mí mismo. Y yo soy la calma en el ojo del huracán. El cuerpo hace lo que le corresponde hacer, y lo que yo soy nunca necesita escapar de lo que está sucediendo, incluso aunque exista el deseo imperioso de escapar de ello. Aquí, donde estoy, todo está siempre bien, de una manera que nunca seré capaz de explicar.

Poner fin a las adicciones no tiene nada que ver con librarse del ansia; tiene que ver con entender el ansia como lo que es y permitirle desde lo más profundo estar presente. Sí, al final, la libertad existe incluso cuando no consigues lo que quieres. Este descubrimiento contradice el saber convencional, está en contra de mucho de nuestro condicionamiento y no se enseña en ninguno de los libros de autoayuda sobre el pensamiento positivo. En una sociedad que da tanta importancia a conseguir lo que se quiere, y en la que se nos dice que conseguir lo que se quiere conduce a la felicidad, parece casi una locura sugerir que podrías ser libre y feliz cuando no consigues lo que quieres.

 

¡Quizá en un mundo rematadamente loco, haya que estar loco para estar cuerdo!

 

Cuando descubres quién eres realmente, eres libre, tanto si consigues lo que quieres como si no. De cualquiera de las dos maneras, estás completo..., y ni todos los cigarrillos, el alcohol, el sexo, la comida o el dinero del mundo pueden darte eso, como tampoco la ausencia de ellos puede quitártelo.

 

*************************

 

Continuaremos con… LO QUE ERES NO ES UN ADICTO

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de InterSer para agregar comentarios!

Join InterSer

Comentarios

  • muy bueno gracias 

  • Gracias Tahíta por este mensaje tan enorme.  Bendiciones.

  • Excelente, muy agradecida

  • Esto es un tesoro...maravilla de maravillas...soy ex adicta a drogas químicas...tardé mucho tiempo en salir pero hoy sé que todo ésto que describe Jeff describe la salida...gracias por poner palabras a todo ésto. Ayuda de verdad...deja de disfrazar un tormento y lo transforma en un Camino...el Camino. Gracias otra vez y mil veces...

  • Una belleza de mensaje. Gracias.

  • gracias

     

  • Hermoso mensaje, gracias 

  • Gracias 

  • Muchas gracias!

  • muchas gracias¡¡

     

This reply was deleted.

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto en  Común Unión con muchos miembros, Aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

LO NUEVO...Enero 2021

7994298897?profile=RESIZE_584x

 

8416250886?profile=RESIZE_180x180

Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler

8373462066?profile=RESIZE_180x180

DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil

8431090091?profile=RESIZE_180x180El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Descubriendo el manantial - Pema Chödrön

8427128054?profile=RESIZE_180x180INTUICIÓN DEL CORAZON - Adam Oakley

8373462066?profile=RESIZE_180x180

¿Qué es la paz interior? (12 caminos hacia la liberación del sufrimiento) - Aletheia Luna

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Virus Corona: ¿una llamada de atención?

8375714070?profile=RESIZE_180x180

Luna Nueva en Capricornio: Activaciones Álmicas -~ por Lindsey

8375714070?profile=RESIZE_180x180

Astrología Intuitiva: Luna Nueva en Capricornio Enero 2021~ por Tanaaz

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Guillermo Gonzalez Gomez commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias, excelente. Namaste "
Hace 57 minutos
Lidia E Silva Aguero commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"gracias"
Hace 3 horas
Martha Lucia Vega Angulo commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias"
Hace 4 horas
Daisy Naquira commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias"
Hace 10 horas
Malú Cabrera Cabrera posted a blog post
   Traducido desde...https://tricycle.org/magazine Hace algunos años, cuando una amiga mía estaba pasando por un divorcio muy doloroso, un vecino dejó una canasta de artículos con una etiqueta de regalo marcada como "Para el cuidado…
Hace 10 horas
Edith Ercilia Müller commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Mucchas gracias. Bendiciones"
Hace 11 horas
Edith Ercilia Müller commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Muchas gracias. Bendiciones"
Hace 11 horas
ISIDRO GARCIA VARGAS commented on Nair Portobello's blog post El monstruo que nos aleja del amor propio - Kelly Branyik
" "
Hace 12 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post “Tener que”-Por Tahíta
"gracias TAHITA bendiciones"
Hace 13 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post ¿Qué es la paz interior? (12 caminos hacia la liberación del sufrimiento) - Aletheia Luna
"muy sabio mensaje
muy hermoso
aprendí mucho
gracias "
Hace 13 horas
lubia echeverri lopez commented on Vila's blog post INTUICIÓN DEL CORAZON - Adam Oakley
"gracias "
Hace 13 horas
Enrique López Aldrete commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Tahíta, buen día. Muchas gracias por compartir este tema tan excelente. Abrazo. NAMASTÉ."
Hace 13 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"muy cierto me encantó"
Hace 13 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"muy hermoso gracias"
Hace 14 horas
Graciela Noemi Carello commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Bellísimo"
Hace 15 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Gracias"
Hace 17 horas
Doris Valencia Morales commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Gracias infinitas. Me encantó. Es exactamente como me sucede. Es un trabajo a diario para poder vivir y elegir en conciencia."
Hace 17 horas
Tahíta posted a blog post
Conectar con nuestro ser no supone dejar de actuar en el mundo. Se trata, simplemente, de permitir que nuestros actos surjan de otra fuente, nuestra esencia más auténtica.
Como ya hemos tenido ocasión de observar, el mismo mecanismo mental del…
Hace 18 horas
Esther Merce figuera commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"Precioso . Gracias"
Hace 19 horas
Esther Merce figuera commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Gracias"
Hace 19 horas
Laura del Carmen commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"Graciasss "
Hace 20 horas
Lidia E Silva Aguero commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"Gracias"
Hace 23 horas
Graciela Noemi Carello commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Gracias"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post ¿Qué es la paz interior? (12 caminos hacia la liberación del sufrimiento) - Aletheia Luna
"gracias¡¡"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"muchas gracias¡¡"
ayer
Héctor Rodríguez Hernández commented on Tahíta's blog post Virus Corona: ¿una llamada de atención?
"Así es y debe ser. Estamos pagando un precio muy elevado por deshacernos de la ignorancia que nos mata. gracias por este articulo."
ayer
Héctor Rodríguez Hernández commented on Tahíta's blog post ¿Qué es la conciencia infinita? –Tahíta
"Feliz 2021 a todas y todos. Gracias Tahita todos estamos inmersos en esa Conciencia infinita ya sea que la percibamos dentro o fuera."
ayer
Enrique López Aldrete commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"María, buen día. Muchas gracias por compartir tan bello tema. Abrazo. NAMASTÉ."
ayer
Daisy Naquira commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Gracias"
ayer
ISIDRO GARCIA VARGAS commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post EL AMOR AL DESNUDO - Matt Licata
"Que hermoso aporte, lo copio para compartirlo, buen dia."
ayer
Más...
++++++++++++++