EL MATERIAL DE ÉSTE ESPACIO ES TIPEADO DIRECTAMENTE DE LOS LIBROS DE JEFF FOSTER

aceptación20 (1)

Sin el relato, ¿tienes realmente alguna forma de saberlo que es el dolor?

Y podemos ir aún más lejos: sin el relato, ¿tienes alguna forma de saber lo que son en realidad las sensaciones?

Sin el relato, la vida es un misterio total, ¿te das cuenta? Sí, hay misterio incluso dentro de la experiencia del dolor. El dolor no lo destruye ni lo impide; está saturado de misterio. Incluso el dolor está hecho de misterio. Incluso el dolor está hecho de consciencia. Todo está formado por lo que eres.

Y fíjate en que, en este lugar que está más allá del relato, no puedes decir que las sensaciones estén ocurriendo dentro de algo llamado «mi cuerpo». Otro de los muchos supuestos comúnmente aceptados sobre la realidad es que las sensaciones suceden dentro del cuerpo; pero cuando vuelves a tu experiencia presente de la vida, ¿encuentras realmente ese cuerpo sólido y separado en el que supuestamente se producen las sensaciones, o lo único que encuentras es una danza de sensaciones del momento presente increíblemente viva, una especie de cosquilleo, una masa amorfa que se contrae y se dilata y cuyas fronteras son imposibles de detectar, que aparece en la capacidad ilimitada que eres? ¿Podría ser que «el cuerpo» fuera tan solo una idea más, una imagen, una representación mental, un pensamiento, un recuerdo, que también aparece en lo que eres? ¿Pueden el pensamiento o la imagen de «mi cuerpo» rozar siquiera la increíble vitalidad e inmediatez de la experiencia presente? ¿Puede la vastedad de la experiencia presente reducirse jamás a un pensamiento?

Si le pides a alguien que se detenga un momento, cierre los ojos y sienta su cuerpo —que sienta de verdad desde dentro los brazos, las piernas, los pies, el pecho, los dientes y la lengua—, y te describa lo que siente, casi inevitablemente empezará a contarte un relato sobre su cuerpo. En vez de sentir los brazos, las piernas, los pies, el pecho, los dientes y la lengua en este mismo instante, en vez de estar realmente presente con esas sensaciones, de explorarlas, de entablar una relación íntima con ellas, de abandonar todas las descripciones y descubrir que es inseparable de ellas y está en contacto íntimo con ellas, empezará a pensar en sus brazos, sus piernas, sus pies, su pecho, sus dientes y su lengua. Se perderá en imágenes y representaciones de su cuerpo, en recuerdos, en lo que sabe, en lugar de prestar atención directa a su cuerpo, en lugar de volver de verdad a las sensaciones presentes. Pensará acerca de su cuerpo; hablará con rodeos sobre él, en lugar de percibir directamente todo lo que hay en este momento.

¿Qué siente tu mano derecha justo ahora?

¿Te ha llegado de repente la imagen de tu mano derecha y has empezado a describir esa imagen? ¿Has sentido la mano durante un momento y luego has caído en descripciones genéricas de distintos sentimientos? Es más fácil describir una imagen que poner en palabras el misterio de lo que siente un pie, o de lo que siente un brazo, o de las sensaciones en que se concreta un dolor de cabeza. ¿Quién puede capturar realmente el misterio de un dolor de cabeza con palabras? Quizá por eso recurramos con tanta rapidez a nuestros relatos; son más fáciles, más seguros. Tal vez queramos darle a otra persona la respuesta «correcta». Tal vez recurrir a nuestros relatos forme parte de la búsqueda de un yo sólido y coherente.»Quién sabe!

Con frecuencia, cuando le pides a alguien que te hable de su dolor o su malestar, se lanza de inmediato a contarte un relato sobre su dolor, en vez de sentir realmente el dolor en este momento. Hablará acerca del dolor, y no desde él. Te contará lo terrible que es, cuánto le hace sufrir, cuánto ha mejorado o empeorado desde ayer, cuándo le incomoda, hasta qué punto está interfiriendo en los planes que tenía, lo horribles o lo maravillosos que han sido los cuidados que ha recibido, etcétera. Contar un relato sobre el dolor pasado, sobre el dolor futuro, sobre todo lo que uno sabe acerca del dolor, comparando su dolor con el de otros, es una magnífica manera de eludir sentir dolor justo ahora.

El relato es siempre una burda imitación de lo que realmente está ocurriendo, una «burda imitación de la celebración», la llamo yo. Todo relato es un reductor despiadado; intenta reducir el misterio a unas pocas palabras. Ahora mismo, por ejemplo, puede que estés sentado en una silla o tumbado en la cama. «Estoy sentado en una silla» o «estoy tumbado en la cama» es el relato sobre tu experiencia. Déjalo a un lado. ¿Cómo es, en este momento, estar aquí donde estás? El relato dice que el cuerpo está tendido o sentado, pero si nos olvidamos de él solo un instante y regresamos a las sensaciones reales del momento presente, ¿qué hay aquí? ¿Qué está ocurriendo justo ahora, en la inmediatez de la experiencia presente? Vuelve al cosquilleo, a la calidez, al latido de la sensación presente. ¿Hay alguna posibilidad de capturar de verdad esta experiencia presente con palabras o con imágenes?

Cuando devolvemos la atención a la experiencia real del momento presente y olvidamos todas las conclusiones y relatos, y empezamos a explorar de cero, por así decirlo, esa experiencia, con la inocencia de un recién nacido, solamente encontramos una asombrosa danza de sensaciones, que nunca es la misma en un momento que en el momento siguiente. La realidad es siempre mucho más misteriosa, mucho más incognoscible que nuestro relato de la realidad. Además, decimos que las sensaciones ocurren dentro de nuestro cuerpo sin haber investigado si es verdad o no. En el relato, el dolor me sucede a mí. En el relato, el dolor está localizado dentro de mi cuerpo. En la realidad, hay una asombrosa danza de sensaciones eternamente cambiante que tiene lugar en lo que soy.

En la realidad, las sensaciones simplemente danzan en el espacio que eres —el espacio de la consciencia en sí—. No experimentas que estén claramente dentro y no fuera, ¿verdad? Simplemente están aquí, presentes, vivas. ¿Acaso no es un pensamiento añadido posteriormente que las sensaciones están «dentro de mi cuerpo»? ¿Encuentras realmente esa frontera, esa brecha, esa división entre el interior y el exterior del cuerpo, aquí, en esta experiencia presente? Cierra los ojos. Regresa a la masa amorfa de sensaciones danzantes que hay ahora mismo. ¿No te parece que la propia idea de que tienes un cuerpo es solo una imagen más que aparece en este espacio? Deja atrás la imagen por un momento, y vuelve a la experiencia real. Solo existe la sensación del momento presente, ¿verdad? Cuando dejamos que se nos desprenda la idea de que las sensaciones ocurren dentro del cuerpo, estamos alineados con la realidad.

Por otra parte, como el pensamiento opera en el mundo de los opuestos, en cuanto califica de «dolor» la sensación presente, se lanza de inmediato a compararla y contrastarla con algo a lo que llama «placer» o «falta de dolor». Así que la palabra «dolor» lleva ya un juicio implícito. El dolor es ahora lo opuesto de algo y, para mucha gente, tiene toda clase de connotaciones negativas: el dolor es malo, el dolor es peligroso, el dolor es cruel, el dolor es un castigo de Dios, el dolor significa que nadie me ama..., significa que soy débil, que he fallado, que algo estoy haciendo mal. «Dolor» es una palabra que arrastra un bagaje muy pesado. Se podría decir que, para cuando pronunciamos la palabra «dolor», ya hemos dejado de ver lo que hay en realidad; hemos entrado en el relato de lo que hay. Se podría decir que llamarlo dolor es la primera capa de ilusión. Ocultos en esa palabra hay todo tipo de juicios, creencias y miedos. La palabra «dolor» es en realidad un juicio, una opinión, no algo que existe separado de ti.

La segunda capa de ilusión es la propiedad del dolor. «El dolor» pasa a ser «mi dolor». (La ilusión de la propiedad puede aplicarse igualmente a otros sentimientos: «mi miedo», «mi tristeza», «mi aburrimiento», «mi confusión», etcétera.) En un principio, como hemos visto, el dolor —o al menos eso a lo que llamamos dolor— es solo un puñado de sensaciones que danzan en lo que somos, sensaciones que todavía no le pertenecen a nadie. La vida las ha aceptado profundamente, y no son personales. ¿Puede una sensación ser propiedad de alguien? ¿Pueden ser propiedad de alguien un sonido, un sentimiento, una respiración, el canto de un pájaro? ¿Puede alguien ser propietario del calor del sol en el rostro? ¿Puede alguien ser dueño de la vida? Cuando ves la vida como lo que es, te das cuenta de que nadie puede ser su dueño, puesto que nadie puede separarse de ella. Nadie puede volverse y decir: «Es mía». La propiedad es, así pues, la segunda capa de ilusión. La vida en sí, incluidas las sensaciones más íntimas y aparentemente personales, no le pertenece a nadie.

Pero nunca nos paramos a cuestionar este proceso, así que, antes de que nos demos cuenta, literalmente se ha convertido en «mi dolor». Cuando el dolor no se acepta profundamente, entramos en el relato de «yo y mi dolor»: «El dolor es mío», «Soy dueño de mi dolor», «Tengo dolor», «Estoy sumido en el dolor», «Soy yo el que sufre el dolor». Cualquier versión que elijamos, ese relato es ahora nuestra nueva identidad. Nos convertimos en víctimas del dolor, y este es el principio del sufrimiento que rodea al dolor.

El mecanismo de la búsqueda nace enteramente de la ilusión de separación y propiedad —de la idea de que la vida te sucede—. En la raíz de nuestro sufrimiento está la sensación de que algo malo nos está sucediendo a nosotros. De hecho, eso es lo que la palabra «sufrir» significa literalmente: «padecer» o «soportar», lo cual tiene una connotación de pasividad (derivada del término latino passio, que significa «sufro»), la connotación de no tener dominio sobre nada, de ser una víctima de la vida. Pero esta pasividad —la idea de que la vida, de que el dolor, te ocurre a ti— es precisamente la ilusión, la apariencia engañosa. En realidad, el dolor no te ocurre a ti, no le ocurre a una entidad separada; simplemente aparece en lo que eres. El dolor no te ataca, sino que danza en el espacio abierto. La idea de que te está ocurriendo a ti no es más que otra idea que aparece en lo que eres. Se podría decir, por tanto, que el dolor es real, pero el sufrimiento es una ilusión, puesto que es el relato del dolor que te está sucediendo, cuando en realidad no es así. El sufrimiento, definido como la propiedad del dolor, es una ilusión.

Continuará en la parte 3

Leer más…

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto en  Común Unión con muchos miembros, Aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Rafael Mateo commented on Tahíta's blog post TODO ES UN ASPECTO DE LA FUENTE - Tahíta
"Hermoso Tahita... Bendiciones!!!"
Hace 1 hora
gilberto muñoz commented on Tahíta's blog post COMO PONES TU FOTO DE PERFIL Y DE PORTADA ...MUY FÁCIL Y PASO A PASO
"Gracias"
Hace 2 horas
ruben rueda commented on Tahíta's blog post TODO ES UN ASPECTO DE LA FUENTE - Tahíta
"gracias"
Hace 3 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post COMO PONES TU FOTO DE PERFIL Y DE PORTADA ...MUY FÁCIL Y PASO A PASO
"Gracias"
Hace 4 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post TODO ES UN ASPECTO DE LA FUENTE - Tahíta
"Gracias"
Hace 5 horas
Tahíta posted a blog post
 
 
No hay nada en lo que convertirse. Todos ya somos Eso. Todos somos Conciencia. Eso es lo que todo el mundo es: el Uno. No hay nada más o menos que el Uno.
Pero la mayoría de las personas experimentamos la presencia de un sentido de separación, y…
Hace 6 horas
Martha Lucia Vega Angulo commented on Tahíta's blog post LOS OCHO VIENTOS
"Gracias"
Hace 17 horas
Stella Maris Daquila commented on Isadora's blog post VACACIONES - Dora Gil
"Gracias 💖 "
Hace 21 horas
Stella Maris Daquila commented on Tahíta's blog post ¿Qué pones en tu mente?
"Gracias Tahita, muy propicio para el momento en hay infinitas desconeciones y tanta incoherencia.  GRACIAS 💖 "
Hace 21 horas
Javier Eiroa Soaje commented on Noah Weber's blog post Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy
"Magnífica introspección nel ser, buena explicación y guia. Gracias"
Hace 22 horas
María Sánchez commented on Isadora's blog post VACACIONES - Dora Gil
"Gracias.  Bendiciones."
Hace 23 horas
María Sánchez commented on Isadora's blog post VACACIONES - Dora Gil
"Gracias.  Bendiciones."
Hace 23 horas
María Sánchez commented on Noah Weber's blog post Lo que aprendí al estudiar con un monje - Robert Piper
"Gracias Noah, hermoso mensaje.  Bendiciones."
Hace 23 horas
Enrique López Aldrete commented on Noah Weber's blog post Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy
"Gracias."
ayer
Laura del Carmen commented on Noah Weber's blog post Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy
"Graciass"
ayer
Daisy Naquira commented on Noah Weber's blog post Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy
"Gracias"
ayer
Ise esponda commented on Noah Weber's blog post Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy
"Gracias"
ayer
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post A Dios le encanta jugar al escondite - Alan Watts in Energías Maestras
"Profundo Conocimiento....para reflexionar....
GRACIASSS Querida Tahita por tanto Amor!!!!!!
   Bendecido día a todos!!!!!!!"
ayer
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post El cuerpo del dolor…vivir con él- Adam Oakley
"" LO QUE RESISTES PERSISTE.....LO QUE MIRAS DESAPARECE "
Maravillosa enseñanza para tener Siempre presente.....
   GRACIASSS Querida hermana por tanto!!!!!!
  Amor Incondicional para todos!!!!!!"
ayer
Conny Méndez Estévez commented on Nair Portobello's blog post Estoy cansada de pensar en positivo - Jennifer Finley
"Excelente. Muchas gracias... justo estoy atravesando un momento "patas arriba" y doloroso. Esta publicación ayuda mucho. Gracias de nuevo."
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post No hay problemas - Robert Adams
"Muy buen mensaje, gracias"
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Peace of Mind (Paz Mental...un álbum de Fridrik Karlsson
"Gracias, hermoso, bendiciones"
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Tocar la iluminación con el cuerpo- Reginald Ray
"Gracias, bendiciones"
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Noah Weber's blog post Lo que aprendí al estudiar con un monje - Robert Piper
"Gracias, gracias, gracias, hermoso mensaje"
ayer
Juan Carlos Rodriguez Santana commented on Tahíta's blog post El cuerpo del dolor…vivir con él- Adam Oakley
"Gracias!!"
ayer
Noah Weber posted a blog post
Traducido desde...https://upliftconnect.com Encontrar las respuestas dentroEn el centro de tu ser tienes la respuesta: sabes quién eres y sabes lo que quieres. - Lao Tse ¿Cómo sabe una persona si la dirección de su vida está impulsada por sus sentim…
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Miguel Urdite's blog post Simplicidad pacífica: cómo vivir una vida de satisfacción -  Leo Babauta.
"Graciassss, excelentes consejos, bendiciones"
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Nair Portobello's blog post Estoy cansada de pensar en positivo - Jennifer Finley
"Muy bueno, gracias"
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post ¿Estás tratando de "saldar cuentas"? Intenta "elegir la paz" en su lugar –Pema Chödrön in Energías Maestras
"Excelente explicación, gracias por compartirla"
ayer
Afranio Duarte Agudelo commented on Miguel Urdite's blog post Simplicidad pacífica: cómo vivir una vida de satisfacción -  Leo Babauta.
"Gracias por la información pertinente..."
ayer
Más...

LO NUEVO...Agosto 2020

610373105?profile=RESIZE_584x

 

14034693?profile=RESIZE_180x180

TODO ES UN ASPECTO DE LA FUENTE - Tahíta

3749119142?profile=RESIZE_180x180Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy

14034693?profile=RESIZE_180x180

El cuerpo del dolor…vivir con él- Adam Oakley

4137300166?profile=RESIZE_180x180Un apacible paseo

14034693?profile=RESIZE_180x180

A Dios le encanta jugar al escondite - Alan Watts

14034693?profile=RESIZE_180x180

LOS OCHO VIENTOS

14034693?profile=RESIZE_180x180

No hay problemas - Robert Adams

14034693?profile=RESIZE_180x180

Peace of Mind (Paz Mental...un álbum de Fridrik Karlsson

14034693?profile=RESIZE_180x180

Tocar la iluminación con el cuerpo- Reginald Ray

3749119142?profile=RESIZE_180x180Lo que aprendí al estudiar con un monje - Robert Piper

Leer más…
++++++++++++++