La Atención Liberadora - Consuelo Martín

4829699270?profile=RESIZE_930x

 

 La atención liberadora

 Si queremos saber qué es la Realidad, qué es la Vida y de qué estamos hechos nosotros, para actuar en ella, tenemos que saber que la Realidad está hecha de conciencia que es el acto de darnos cuenta. Aquello por lo que nos damos cuenta es el trasfondo de que está hecha la Realidad.

Nos acostumbramos a pensar que la Realidad es algo que está fuera de nosotros, un objeto externo. Pero lo que crea ese objeto, lo que lo construye, es el acto de darse cuenta.

  En nuestra conciencia de vigilia nos parece que lo real es lo que se proyecta en la vida y el "darse cuenta" es algo que sin saber como, refleja la realidad, algo que se nos escapa. Es todo lo contrario. La Conciencia es la realidad que se manifiesta fuera en mil situaciones y formas a las que llamamos nuestra vida. El que hagamos esta inversión tiene enormes consecuencias en nuestra existencia. Es un error que nos hace vivir de una manera equivocada.

Si siento que vivo más intensamente, que mi vida tiene más realidad, más autenticidad, pienso que la causa es algo de fuera. Algo atrae mi atención, me hace estar más consciente y considero a ese algo causa de la felicidad que siento; pero si me noto más vivo, mejor, es porque he intensificado mi conciencia y no porque ese objeto que tengo delante sea verde o rojo, o porque esa persona sea simpática o no lo sea. He creado una condición en mi mente. He condicionado mi estado interno de mantenerme despierto, alerta, a una cosa o situación externa que me produce satisfacción. Lo que me interesa me hace sentir muy bien. Lo que no me interesa, no pongo atención en ello. Pero me parece que no es interesante por una idea en mi mente. La vida entera es interesante si nos damos cuenta de que es la conciencia, si la vemos de dentro a fuera. Pero como la vemos al revés condicionamos nuestros estados internos a las realidades exteriores y creamos las condiciones de acuerdo con ideas que tenemos en nuestra mente.

  La verdad funciona de otra manera. Cuando descubrimos la verdad, no nos condiciona; la verdad nos libera, nos abre por dentro. Amplía nuestra conciencia.

Cuando una persona, cosa, o situación nos interesa, se intensifica nuestra conciencia, pero no se amplía. La he limitado. La consecuencia de esto es que me he atado a eso, que no soy libre.

Al descubrir los verdaderos valores, los que son expresión de la conciencia profunda, los diferenciamos de los otros, los que son cualidades cambiantes. Y con independencia de ellos sentir‚ que soy fuerza, amor, belleza, armonía; a pesar de mi debilidad, de mi estatura, de mi falta de dinero, etc...

Con la atención en la totalidad esos valores absolutos se van expresando porque lo que hace que se limiten y condicionen es la atención particularizada a las representaciones externas de ellos. Estos valores que todos los seres humanos intuimos en el silencio, son los verdaderos móviles para que despierte nuestra atención.

  La ampliación de la conciencia, la atención auténtica es todo lo contrario a la concentración: se produce de una manera espontánea y natural, en el silencio y la quietud de la mente. Todo lo verdadero es espontáneo y sencillo. Lo originario, que es lo verdadero, lo que está en lo profundo de la conciencia es siempre natural y sencillo.

Si la atención es justo ese darse cuenta, ese ampliar la conciencia, ¿Cuándo ampliamos la conciencia? Cuando intuimos que somos amor, belleza... La verdadera atención se produce de esta manera: descubro una verdad, cuando me intereso por ella, y cuando estoy pendiente de esa verdad porque intuyo que es esencial, entonces mi conciencia se amplía. No tengo que hacer nada más. Intuyo que soy amor, que no depende de las condiciones, que el amor es libre de todo condicionamiento y la conciencia se amplía en esta verdad.

Así voy abarcando más y más, descubriendo las verdades y manteniendo mi atención en darme cuenta de ellas, porque descubro que me interesan profundamente, porque las amo.

  No es así como funcionamos. En el momento en que nos sucede algo desagradable ponemos en ello nuestra atención, nos desesperamos y sufrimos, pero cuando pasa un poco de tiempo, o mucho, eso se olvida y nuestra atención es cogida por otro suceso, desapareciendo esa desesperación. El cambio de nuestra atención cambia nuestros estados afectivos y emocionales. Aquí podemos investigar qué es lo que hacemos con la realidad: estamos dando realidad a aquello en lo que ponemos o concentramos nuestra atención.

Seamos pues inteligentes y no demos realidad absoluta a ninguna cosa, ya que todas son relativas y cambiantes. Demos sólo realidad a esa atención que viene del fondo, a esa Presencia interna y dejemos que, en esa atención, en esa conciencia, se vayan manifestando y expresando todas las cosas que sirven para hacernos aprender. Todo lo que sucede nunca es casual. Absolutamente todos los acontecimientos son expresión de la Inteligencia, todos son expresión del movimiento de la Inteligencia, los más desagradables, los que creemos que no nos corresponden, todos.

 La primera manifestación: Ser, Conciencia, Plenitud.

Al principio parece que el silencio es un vacío, donde no hay nada, pero si persistimos, poco a poco ese silencio lo percibimos como pleno, lleno precisamente de esos valores que tanto anhelamos y necesitamos en nuestra vida. Son la expresión espontánea de nuestra verdadera naturaleza.   Cuando entramos en nuestro interior, en el silencio, sentimos esa paz que tan inútilmente hemos buscado fuera, ese amor, esa belleza, esa armonía, esa justicia, cuya búsqueda exterior tanto dolor y frustración ha ocasionado.

Allí encontramos el equilibrio, la justicia, la paz, la bondad, la sinceridad auténtica, es decir, todas las cualidades que se derivan de la manifestación primera de lo Absoluto, son la primera expresión de la Trinidad que en la tradición hindú es Sat-Chit-Ananda: Sat (esencia-existencia), Chit(conciencia), Ananda (felicidad-plenitud).

En esta tríada, que se ve en todas las manifestaciones, primero es el creador y esa primera manifestación de la Trinidad está en el fondo de nuestra conciencia, de allí surgen todos los valores de fuerza, seguridad, energía, etc..., que tanto necesitamos. Y ahí es donde hay que buscarlos para luego poder expresarlos en nuestra existencia cotidiana. En el exterior, sólo hallaremos sus indicios entre sombras.

  Lo externo nos lo despierta, pero lo despierta dentro de nosotros. Es por eso por lo que no podemos encontrarlos fuera.

El silencio es creador porque allí es donde encontramos la fuerza del Creador de lo que es, la potencia de ser. Cuando lo vivimos así, todas las inseguridades, todos los miedos, todas las debilidades desaparecen ante nuestra verdadera seguridad interna, ante nuestra potencia de lo que somos. Si somos capaces de centrar nuestra mente, de no dispersarnos en las formas y en los sentimientos externos y entramos en lo profundo de nosotros, quedándonos allí tranquilamente, encontramos que somos por encima de todo, no es que seamos esto o aquello que nos falta, sino que sencillamente somos. A pesar de estar enfermo, soy. A pesar de que me han insultado, soy. A pesar de todas mis carencias externas, soy.

Cuando descubro que soy esa felicidad, dejo de depender de que las circunstancias sean de una o de otra manera y empiezo a vivir la alegría de saberme felicidad pase lo que pase externamente. Y el camino para llegar a ello es sencillamente saltar las representaciones mentales, las ambiciones, las angustias, los miedos, los deseos, la avidez de los sentidos, y dejarse caer en ese silencio profundo de la conciencia para constatar que lo que en principio parecía un vacío, se va llenando de lo real, que está pleno de felicidad y de amor, que vienen a ser lo mismo. Amor y felicidad son idénticos.

 Lo que valoro y lo que soy.

Cuando nos encontramos en un estado de desorden, lo primero que deberíamos hacer es adentrarnos en nosotros mismos, hacer unos momentos de silencio y empezar a descubrir lo que realmente hay en nuestro interior. Descubrir los valores. Entonces la meditación se hará muy sencilla, movida por esos valores.

Alguien podría decir que no tiene esa demanda, esa necesidad de investigar, pero ¿no la tiene realmente? Se puede mirar despacio, para descubrir si se tiene o no esa demanda de valores. Empecemos por ver qué es lo que me mueve en la vida cotidiana. Si lo que quiero es estar tranquilo, que me quieran, tener dinero, una casa nueva, viajar, que me valoren, que me respeten, da lo mismo... Todos los deseos, los que me parecen buenos o los que me parecen menos buenos o malos provienen del mismo origen; de esa necesidad de los valores, de esa necesidad de la manifestación de lo Real en nosotros. Vienen del anhelo de fuerza, de potencia de ser, de amor y de claridad de la Inteligencia.

  Pero es necesario descubrir en nosotros la potencia de ser para que desaparezca la sed del deseo. Es entonces cuando surge la demanda de la meditación, porque ese deseo de triunfo, de ser poderoso, de tener cosas, no es más que la expresión externa del anhelo de ser, de ser de Verdad.

Si cuando me encuentro ante el escaparate de una tienda, investigo el origen de mi deseo por lo que he visto a la venta, comprobaré que detrás de ese deseo hay un anhelo de algo mayor, que en este caso podría ser de belleza. Si me quedo contemplando la Belleza, comprobaré que está en mí y que, por ignorancia, el anhelo de ella ha creado mi deseo. Todos los valores están ahí, en lo profundo de la conciencia. Contemplo la Belleza y soy Belleza. Contemplo el Amor y soy Amor, contemplo el Poder, la Fuerza, y soy Poder y Fuerza.

Y contemplando voy penetrando en lo profundo, porque es el hilo conductor que me lleva por la Belleza, la Fuerza, el Poder, hacia la conciencia profunda que soy.

 Todo esto se encuentra después de uno o mil intentos, no se sabe cuándo, pero hay un momento en el que algo, como una gracia, hace su aparición y sucede lo que tantas veces hemos estado intentando y no hemos alcanzado. Y este descubrimiento compensa con creces el tiempo invertido en intentarlo.

Queríamos tener una vida maravillosa y no nos damos cuenta de que lo que anhelamos está ya en la conciencia. Queremos cambiar la vida por fuera sin darnos cuenta de que eso no es posible.

Esto es tan abstracto que nuestra mente no se lo puede creer. Solamente vivenciando el silencio llegamos a descubrir lo divino, lo sagrado, la realidad absoluta que somos. Estoy aquí y ahora, pero ¿qué es lo que realmente soy? No soy estos pensamientos cambiantes que pasan por mi mente y que no sé de donde vienen. No soy estas sensaciones de mi cuerpo que aparecen y desaparecen. No soy esos sentimientos, estas emociones, sentirme bien o sentirme mal, que son pasajeros. ¿Dónde está lo permanente en mí?

Si me quedo en el "darme cuenta", el silencio cobrará vida para mí, será algo creativo, que me llevará a lo que realmente soy, aquello desconocido que está por descubrir.

   ¿Con que me identifico?

Toda idea a la que me aferro es un deseo que quiere realizarse. Una parte grande o pequeña de mi identidad ha quedado retenida allí. En toda identificación o apego, voy perdiendo algo de mí mismo.

  La realidad está en mi identidad, sin darme cuenta me esclavizo poniéndola en ideas en situaciones, en personas. Al hacer silencio deshago por comprensión esas identificaciones, suelto lo que había retenido y al soltar me libero a mí mismo, vivo mi verdadero ser sin límites.

Lo que allí puse de mi propia identidad real, ese apego, ha dado un aparente valor a todo aquello. Pero cuando recupero mi identidad mediante un acto de "recogimiento interior", como se ha llamado en nuestra tradición, compruebo que era un valor reflejado.

El acallar los ruidos del pensamiento, el vaciarme de ideas limitativas, es simultáneo con la plenitud del ser que va dando sentido a todo lo que hago.

  Quién no ha conectado en su interior con esa plenitud, la busca todo el tiempo donde no está. No puede dejar de buscarla. Un ser humano, podríamos decir que es eso: un buscador de plenitud. La experiencia del que busca la felicidad por un camino equivocado es una experiencia frustrante.   Al buscar amor se produce desamor, al buscar paz se produce conflicto, al buscar alegría, tristeza y depresión. Si hemos comprendido cómo es el proceso de la búsqueda, o del deseo; renunciaremos, sin esfuerzo de voluntad, a una experiencia limitada a cambio de la plenitud. Renunciaremos a una parte por el todo.

  La observación paciente y continua va poniendo de manifiesto lo que verdaderamente sucede en la ambición, la búsqueda y el deseo. Cuando aparece un deseo, tengo que observar qué lo impulsa, qué le da fuerza.   Puede ser que sienta que me falta amor, paz, energía, etc... y creo obtenerlo al conseguir algo determinado.

Lo que importa es qué es lo que impulsa mi deseo, porque si lo descubro podré seguir una investigación que me sacará de lo ilusorio del vivir condicionado y me conducirá a lo real.

  Muchas veces estamos divididos: deseo por un lado ir a divertirme y por otro, quiero ponerme a meditar. Si observo cuidadosamente lo que sucede, si empiezo a investigar en mí mismo, puedo hacer una unidad de esa dualidad. Ya que la conciencia es una, debo poder unificar las dos opciones contrarias en un sólo acto.

  Mirando sin división mis deseos veo que lo que me empuja a irme a divertir, o a cualquier otra cosa y lo que me empuja a meditar o practicar alguna técnica para realizarme es lo mismo: mi anhelo de plenitud. Cuando descubra que en el silencio de mi conciencia profunda está siempre esa plenitud que anhelo, cambiar el rumbo de mis pasos y los deseos perderán interés para mí.

 Voy comprendiendo a partir de aquí que no tengo que renunciar a ningún deseo para quedarme en silencio, en el silencio de la meditación. Si dejo de satisfacer un deseo para meditar, no he comprendido nada. Y estará creando un conflicto en mi interior que impedirá la aparición del silencio. Un conflicto produce perdida de energía. Y al no tener energía no puedo abrirme a la energía profunda que soy.

 

Todo lo que deseo, lo deseo porque anhelo la paz o la belleza, la alegría o el amor, que son la expresión natural del ser, que son mi única naturaleza.

¿Por qué no ir directamente hacia esa plenitud del amor o la belleza, o la fuerza o la alegría que intuyo o que ya estoy descubriendo en el silencio interior?

 

(Fragmento de: EL SILENCIO CREADOR. Consuelo Martín)

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de InterSer para agregar comentarios!

Join InterSer

Comentarios

This reply was deleted.

Música

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

 

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

 

LO NUEVO...Julio 2020

610373105?profile=RESIZE_584x

 

 

14034693?profile=RESIZE_180x180Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones

14034693?profile=RESIZE_180x180

Impecable. ¿Qué significa eso?

14034693?profile=RESIZE_180x180Fluyendo con el río de la vida - Mary O'Malley

6292677?profile=RESIZE_180x180Cómo relajarse

14034693?profile=RESIZE_180x180Mente Funcional y mente pensante- Tahíta

14034693?profile=RESIZE_180x180¿Cómo podemos vivir sin crear más sufrimiento?- Ram Dass

3749119142?profile=RESIZE_180x180"Practicando en la vida diaria" por Joseph Goldstein

Leer más…

Última Actividad

Ana María commented on Simón Kindelan's blog post Joanna Macy sobre el gran despertar que necesita el planeta - Melvin McLeod y Joanna Macy
Hace 54 minutos
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
Hace 2 horas
Ricardo Ronald Leyva Magaña commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
Hace 18 horas
Laura del Carmen commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
Hace 20 horas
PATRICIA PORTESIO commented on Tahíta's blog post Tres medios para la paz: atención plena, compasión y sabiduría - Joseph Goldstein
ayer
PATRICIA PORTESIO commented on Noah Weber's blog post "Practicando en la vida diaria" por Joseph Goldstein
ayer
Lilian Liotti commented on Tahíta's blog post Fluyendo con el río de la vida - Mary O'Malley
ayer
A margarita hernandez santos le gustó la publicación de blog Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones de Tahíta
ayer
Ana Carlota Villalvazo Alonso commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
ayer
Enrique López Aldrete commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
ayer
Adalberto Raúl Pino Rojas commented on Tahíta's blog post MI AMIGA ANSIEDAD- por Tahíta
ayer
Ana Carlota Villalvazo Alonso commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
Viernes
PATRICIA PORTESIO commented on Tahíta's blog post La meditación y la Felicidad- Tahíta
Viernes
Ise esponda commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
Viernes
Claudia Judith Navas Barrera commented on Noah Weber's blog post "Practicando en la vida diaria" por Joseph Goldstein
Viernes
Dora Blanca Maldonado commented on Miguel Urdite's blog post Sé consciente de lo que estás pensando - Dr. Bruce Lipton
Viernes
Dora Blanca Maldonado commented on Ana Kovalevsky's blog post Siete Suplementos que Estimularán tu Cerebro. Por el Dr. David Perlmutter
Viernes
Dora Blanca Maldonado commented on Tahíta's blog post Pure Angel Healing (Pura Sanación Angélica)...un álbum de Stephen Rodhes
Viernes
Dora Blanca Maldonado commented on Tahíta's blog post Cómo su lenguaje y pensamientos afectan su ADN - Steven "Mana" Trink
Viernes
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post Explorando los dones detrás de poderosas coincidencias- Gabriel Jones
Jueves
Tahíta posted a blog post
Jueves
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
America Cristina Cisternas commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
Ana María commented on Nair Portobello's blog post La cita de Eckhart Tolle que me mantiene cuerda durante esta pandemia - Katie Meuse
Jueves
Ana María commented on Tahíta's blog post Para estimular la curación hay que comer color y tener en cuenta las energias sutiles
Jueves
Esther Merce figuera commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
Ise esponda commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
Ana Carlota Villalvazo Alonso commented on Tahíta's blog post "Respirando a Dios": Mantenerse conectado a través de la Respiración - Will Johnson
Jueves
PATRICIA PORTESIO commented on Tahíta's blog post Fluyendo con el río de la vida - Mary O'Malley
Jueves
Marta Lucia Calle commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
Martha Lucia Vega Angulo commented on Nair Portobello's blog post Cómo relajarse
Jueves
Mirian Miranda D. commented on Tahíta's blog post Fluyendo con el río de la vida - Mary O'Malley
Jueves
Martha Lucia Vega Angulo commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Fluyendo con el río de la vida - Mary O'Malley
Jueves
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Impecable. ¿Qué significa eso? in Energías Maestras
Jueves
A Beatriz Casanova le gustó la publicación de blog Fluyendo con el río de la vida - Mary O'Malley de Tahíta
Jueves
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
Jueves
Maria Luisa Abril commented on Noah Weber's blog post "Practicando en la vida diaria" por Joseph Goldstein
Miércoles
Maria Luisa Abril commented on Tahíta's blog post Compasión: aceptar la vida tal como es sin tristeza o reacción emocional
Miércoles
Más...
++++++++++++++