Angry-face-1.png?profile=RESIZE_710x

La ira es una de las emociones más difíciles que experimentamos los seres humanos, tanto a nivel personal como relacional. Precisamente porque es difícil lidiar con ella, la ira suele tener mala fama y tendemos a relacionamos con ella a partir de una dicotomía: para algunos (entre ellos muchas personas interesadas en la meditación) la estrategia a menudo consiste en reprimirla por miedo a las consecuencias de expresarla o para sostener una identidad pacífica, espiritual o «mindful»; par