Todas las publicaciones (91)

Ordenar por

Curación - por Hiro Boga

 

 On Healing

 

Traducido con Amor desde...https://hiroboga.com/blog/energy-alchemy/on-healing/

 

He estado pensando en la curación: su naturaleza y función; su relación con nuestras vidas y la vida de nuestro mundo; cómo se desarrolla; cuál es su propósito, y más. Aquí hay algunos pensamientos que surgieron de mi breve exploración inicial, sin ningún orden en particular.

La sanación no es lo mismo que la transformación. La sanación puede incluir la transformación, pero la transformación requiere poder y energía que no siempre estarán disponibles cuando te encuentres en medio de un viaje de curación. La curación a menudo precede a la transformación.

No tienes que estar perfectamente curado antes de poder crear. El proceso creativo y la creación de arte son actividades de curación cuando se llevan a cabo sin otra finalidad que no sea tu propio deleite creativo en la creación de tu arte.

La curación es mareal y ondulante. Requiere una amplia atención y respuestas matizadas al movimiento orgánico y al flujo de sus energías. También es un proceso, así como una actividad, lo que significa que se verá diferente en diferentes momentos, y no es lineal ni predecible por naturaleza.

A veces, la curación requiere retirada y vuelta hacia adentro. Otras veces, la curación requiere compromiso con el mundo que te rodea, sabiendo que eres parte de su ecología y tu curación depende de la curación de tu mundo.

La alegría es una fuerza curativa profundamente potente. La alegría disuelve el dolor y sana con la ardiente dulzura de una fogata.

La curación siempre implica un maridaje de lo universal con lo particular.

La sanación es una cualidad de tu alma encarnada, por lo que está dentro de ti como una semilla o potencial. Siempre está disponible para ti.

Tiene su propio ritmo, ritmo y sincronización. Hónralo, y te restaurará a tu totalidad innata.

Requiere de condiciones que son únicas para ti y para tu proceso de curación. Estos son específicos y cambian en diferentes etapas de tu vida. Presta atención a las condiciones que mejor apoyan y promueven tu propia curación, y crea esas condiciones para ti. Confía en ti mismo. Confía en tu propio discernimiento. Rodéate de personas, lugares y condiciones que promuevan tu curación, sin importar cuán extraño o ilógico parezca.

La sanación comienza en el nivel de energía sutil, y se mueve a través de tus diversos cuerpos de energía antes de abrirse paso a través de tu cuerpo físico. Cada capa de este proceso requiere diferentes tipos de soporte.

El hecho de que una modalidad de curación sea "natural" no significa necesariamente que sea el método más efectivo para ti o para lo que te aflige. Las infusiones de hierbas y los remedios homeopáticos, por ejemplo, son poderosos y pueden causar tantos problemas como resuelvan cuando se usan de forma inapropiada. Escucha a tu cuerpo. Tiene una inmensa reserva de conocimiento y sabiduría, así como su propia energía de curación. Te dirá si algo es adecuado para ti o no. También te dirá cuándo es el momento de cambiar a una modalidad de curación diferente, y cuando tu ciclo de curación actual ha llegado a su fin.

No necesitas sahumerios, cristales, arco iris, unicornios, gurús, mantras o círculos de sanación para sanar. Tampoco necesitas tomar medicamentos que causen una "crisis de curación", del tipo en que te sientas mal durante períodos prolongados de tiempo, aunque te digan que es porque el medicamento está funcionando.

La sanación ocurre en un nivel elemental. Restaura las relaciones armoniosas entre los elementos de tu cuerpo y en la interfaz entre tú y el mundo en el que vivimos.

La sanación es personal y ecológica. No se puede curar de la ansiedad, por ejemplo, sin sanar a una sociedad que viola tu libertad, y te separa de tu alma y tus fuentes de poder y nutrición.

La curación tiene sus propios propósitos. 

A veces la curación parece una renovación hacia una vida más vibrante. 

Otras, la curación llega con una muerte pacífica y consciente. Una no es mejor ni moralmente más justa que la otra.

 

Hiro Boga

Resultado de imagen para Hiro Boga

Leer más…

Tu aura y los 12 chakras: Claves del reino

 

Traducido con Amor desde...https://augureye.blogspot.com

 

¿No es sorprendente que el aspecto de nuestra existencia del cual dependemos más, sea el que menos comprendemos? Estoy hablando aquí de la matriz de energía humana; el sistema del Aura y los 12 chakras. Lo primero que debemos entender es que el campo áurico y los 12 centros o chakras son un sistema completo de energía y debe considerarse como tal si lo que buscamos es comprenderlo.

 La mayoría de las personas pasa día tras día sin pensar sobre su sistema de energía, o su condición; Nunca nos damos cuenta de que, aunque es un sistema que puede funcionar de manera automática, está diseñado para responder a nuestras directivas... y solo funciona con la máxima eficiencia cuando ese es el caso. Sin tu intervención directa y mantenimiento regular, tu aura y tus chakras operan en una especie de modo predeterminado. Ahora esto funciona bastante bien por un tiempo, pero eventualmente llevará a una situación en la que en lugar de que tu energía responda a ti... estarás reaccionando a tu energía y a tus emociones. El impacto de esto es quizás mayor cuando se lo expresa en términos visuales.

 

Luego, debemos entender que el aura es un traje corporal bioeléctrico  multi-capas  y multidimensional que NO es generado por el cuerpo, sino que, de hecho, ¡ crea el cuerpo! Esto va en contra del pensamiento popular, principalmente porque la mayor parte del material disponible es solo una nueva versión de la información pasada entre el maestro y el alumno hace años, y es intrínsecamente incorrecta en un par de cuestiones clave. Ahora sabemos que somos seres espirituales que tenemos una experiencia humana; y que la Tierra, habiendo estado en conciencia de tercera dimensión durante eones, ahora está en transición a una resonancia de frecuencia más alta. Para que nuestra resonancia espiritual exista en entornos tan densos y fangosos como el espacio-tiempo tridimensional, se requieren algunos ajustes y adaptaciones, de ahí que la forma humana se manifieste a través de la resonancia e intención que eres tú.

Los chakras son "dispositivos de observación y medición”... vórtices giratorios que funcionan de manera muy parecida a los sensores y escáneres... y también son depósitos de datos, (en absoluto diferentes de un disco CD-Rom) y tenemos  dos conjuntos de ellos, por así decirlo. Primero están los siete chakras tradicionales con los que la mayoría podemos estar familiarizados, asociados con el cuerpo. Luego están los cinco chakras de los que probablemente nunca hayas escuchado, llamados los chakras transpersonales o espirituales. Hay muchos que han escrito sobre el sistema de doce chakras, desafortunadamente no siempre hay una buena continuidad de información entre ellos. Es casi como si al escribir un libro sobre astrología. A diferencia de la astrología, donde cada planeta tiene un nombre universalmente aceptado, tal parece no ser el caso en el tema de los chakras; llevando a mucha confusión por decir lo menos. La información aquí es principalmente del canal Lazaris y es una condensación sintetizada de sus muchas horas de cintas de audio y presentaciones sobre el sistema energético humano. Mi objetivo aquí es proporcionar una guía básica y rudimentaria para el sistema de energía y cómo funciona.

 

La estructura y función de los 12 chakras es la siguiente:

 

st , chakra raíz @ base de la columna, centro de seguridad y comodidad

° Sacral Chakra @ pelvis, centro de la creatividad-sexualidad primigenia

er chakra del plexo solar @diapragma, Una amplia gama de las emociones humanas

° Chakra del corazón @pecho, centro del amor

th Throat Chakra, @,gargantaEl rango completo de expresión humana

º chakra del entrecejo @ frente, centro de la intuición y la sabiduría

 Chakra de la Corona, en la cima de la cabeza, reino del potencial ilimitado

º áurico Chakra, debajo de los pies, reino de la probabilidad ilimitada

º etérico Chakra, justo por encima de la cabeza, el plano causal ~ ámbito de todas las cosas posibles.

10 º Ser Real Chakra (por encima del 9 º) reino del Ser real, trascendente.

11 º Chakra Estrella del Alma, (por encima de 10 º) Reino de la verdadera esencia espiritual.

12 º divina pasarela chakra. (Por encima de 11 º) Conciencia de la fuerza Divina.

 

Aunque el cuerpo humano es físico porque es el recipiente que ocupamos para experimentar esta dimensión de la realidad, los chakras no son físicos, son energéticos, forman parte del cuerpo de Luz. 

El siguiente paso en nuestro recorrido por el sistema energético humano es tal vez el más significativo, ya que detalla exactamente cómo se construye el aura y la plenitud del flujo de esta energía que somos nosotros. Como dice Lazaris; " Ese lugar en el que “Dios-Diosa-Todo lo que es” respira el aliento que se convierte en ti, es el duodécimo chakra, el asiento de la conciencia de la Fuerza Divina".

Desde aquí, la energía desciende en espirales al undécimo chakra, la estrella del alma, que es el reino del ser superior. Teniendo en cuenta el poder absoluto y la magnitud de la energía de la fuerzaDivina, puedes ver fácilmente que una función secundaria de los 5 chakras transpersonales es también funcionar como 'transformadores descendentes', modificando la energía para que sea compatible con el frágil traje biológico humano que es nuestro cuerpo. Desde el undécimo, la energía desciende en espirales hacia el décimo, el Chakra del Ser Real, y el reino de tu Ser verdadero y trascendente. Luego, la energía encuentra el noveno chakra más importante. Digo importante porque es aquí donde encontramos el plano causal y el reino de la posibilidad ilimitada .

 

Todo lo que existe en la Tierra existió primero en el plano causal. Los acontecimientos que ocurren en la Tierra suceden primero en el plano causal, luego aquí; y este noveno chakra, la puerta de entrada al plano casual, descansa solo unas pulgadas sobre la cabeza. Desde aquí, tu energía no procede directamente al chakra de la corona, sino que se expande hacia afuera y hacia abajo formando una concha energética en forma de ovoide, que se conecta con el octavo chakra debajo de los pies, que es el reino de la probabilidad ilimitada . Desde aquí, tu energía se expande nuevamente hacia afuera y hacia arriba, justo dentro del primer caparazón, y luego ingresa al cuerpo físico a través del séptimo chakra, llamado corona, que es el reino del potencial ilimitadoYa sea que nos demos cuenta plenamente o no, somos una entidad energética intemporal e intemporal que existe en el ámbito del potencial ilimitado, entre los reinos de la probabilidad ilimitada y la posibilidad ilimitada. 

Ahora tu energía entra al cuerpo y a los siete centros tradicionales de chakra; llevándolo primero al chakra de la frente, que es el centro de la intuición y la sabiduría. Los chakras tradicionales no solo funcionan como sensores, siempre buscan nuevos datos en su rango de información, sino que también almacenan toda esta información, una función que se aclarará a medida que avancemos. Luego, tu energía encuentra el chakra de la garganta, el centro de energía yang, cuya función es la gama completa de expresión humana. Desde aquí cae en espiral, entrando al chakra del corazón, tu centro de amor ilimitado e incondicional. En espiral hacia abajo de tu energía entra en el chakra del Plexo Solar, nuestro centro de energía yin cuya función es la gama completa de la emoción humana. Luego viene el chakra sacro, de donde proviene toda nuestra sexualidad y creatividad primordial; y finalmente tu energía alcanza el primer chakra,el raíz o chakra base, que es el dominio de la seguridad y el confort

 

En el siguiente aliento tu energía pasa por el kundalini dormido e inactivo, y comienza su viaje de regreso a la fuente. Recordarás que los chakras tienen datos... bueno, al regresar a la fuente, tu energía copia todos los datos de cada centro de chakra respectivo en los siete chakras tradicionales, llevándolos de regreso a la fuente. A su regreso al chakra de la corona, tu energía se expande de nuevo, y regresa al octavo chakra, solo fuera de los caparazones ovoides previamente formados, navega por el chakra áurico y luego se eleva hacia afuera y hacia arriba para reingresar al plano casual en el nivel del noveno chakra, creando la capa externa final del aura a medida que lo hace. De regreso siguiendo su ruta original, tu energía termina donde comenzó, en el duodécimo chakra, donde entrega los últimos despachos de energía de su sistema de chakras. 

 El universo realmente se reorganiza para ajustarse a tu imagen de "realidad". Por ejemplo: si eres un pesimista sarcástico negativo que cree en su mayoría cosas negativas sobre ti mismo, esa será la realidad que se te presente ... por el contrario, si estás lleno de confianza y ves cada día como una nueva oportunidad, tal será reflejado en tu realidad personal también. Solo cuando cambiemos los pensamientos y emociones anticuadas y obsoletas, reemplazándolos con contrapartes positivas que afirmen la vida, veremos un cambio en nuestra realidad percibida. Como se mencionó anteriormente, este elegante sistema de energía puede operar en una configuración automática y predeterminada, pero está diseñado para responder a nuestros pensamientos e intenciones. Al familiarizarse con tu estructura y función, llegas a conocerte a ti mismo como nunca antes.

 Considera tu computadora por un momento. Si nunca realizaste ninguna de las tareas requeridas, como desfragmentación, desempolvado y protocolos antivirus, en pocos meses la velocidad de la computadora se reduciría, al igual que su eficacia en general. Déjalo ir incluso más tiempo y pueden surgir complicaciones graves, como pantallas azules, congelación y colisión. El sistema de energía humano es muy parecido a eso. Va a seguir funcionando forzadamente, pero no estará operando según las "especificaciones del fabricante" y tú tampoco lo harás.


                                                                           
Visualiza la cuerda de un instrumento, digamos un arpa, piano o guitarra. Para mantener la resonancia del sonido verdadera, los músicos mantienen las cuerdas limpias. Una cuerda sucia cambiará la resonancia de la vibración que produce cuando se puntea o golpea. Lo mismo ocurre con tu aura y chakras. Si no se atiende con asistencia rutinaria, el residuo de eventos y emociones negativos y tóxicos puede acumularse en el sistema de energía; embotar los colores del aura y obstruir los chakras. Como una de las funciones del aura es proteger al cuerpo de influencias no deseadas y posiblemente dañinas, en realidad estás bajando la guardia cuando ignoras la condición de tu energía. Cuando echamos un vistazo a las transformaciones que están en marcha en el mundo, cada nuevo día aporta aún más complejidad a la ecuación de supervivencia,

 Debido a que este sistema de energía es tan elegante y funcional, también es bastante fácil mantenerlo limpio. Esta es un área excelente para la visualización guiada y meditaciones de tipo similar. Incluso puedes crearlo tú mismo, después de todo, ¿quién te conoce mejor? El propósito es el principio clave para estructurar cualquier meditación de este tipo; y eso es porque la energía siempre sigue al pensamiento. Esto nos lleva a la fórmula del destino, porque en estos días ¿quién no se está preguntando sobre el destino al menos un poco? 

 

Fórmula del destino

 

Todo es energía,

La energía sigue al pensamiento,

El pensamiento se convierte en creencia,

La creencia crea la realidad, y

¡La realidad determina el destino!

 

Si no te gusta cómo va tu vida, o algunas de las cosas que aparecen en ella, todo lo que tienes que hacer es cambiar tu forma de pensar y de creer. Cuando argumentas a favor de una limitación, se convierte en tuya... a donde vayan tus pensamientos, tu energía los seguirá, sin excepción, y donde quiera que vayan comenzarán a tejer tu realidad, de acuerdo con la naturaleza de esos pensamientos. 

 En el transcurso de un día normal, es una buena apuesta que alguien haga o diga algo que interrumpa un poco su energía, lo que provocará una reacción de aversión por tu parte. Cada vez que esto sucede, esa pequeña interrupción se reducirá a residir en algún lugar de tu aura o chakras, como emoción negativa no resuelta a menos que aprendas a dejarla ir sin aferrarte a ella. La mayoría de las personas no "atrapan y liberan" tales energías; por alguna razón, preferimos tomarlas y aferrarnos a ellas, sin darnos cuenta de cuán tóxica es esa energía. Entonces... piensa que quizás tienea algunos "intrusos" al acecho en su sistema de energía, y quieres desalojarlos. Como dije anteriormente, el sistema de energía humana es bastante fácil de limpiar y mantener, todo lo que tiene que hacer es 'mostrarte' con esa intención y la mitad del trabajo ya está hecho.

Para estar seguro, parece que hay muchas técnicas y meditaciones que están diseñadas para ayudar a mantener el sistema de energía, y sugiero que pruebes todo lo que sea positivo. En mi experiencia personal y práctica, encuentro que absolutamente nada funciona mejor que el sonido, para eliminar el sistema de energía de desechos no deseados. El músico Steve Halpern  es un pionero de la acústica espiritual. Varios años atrás lanzó un CD titulado " Chakra Suite " que equilibra y sintoniza los chakras uno por uno. El músico Jonathan Goldman es otro pionero en este campo.  Recomiendo mucho su trabajo "Chakra Chants", ya que la voz profunda de los cantos tibetanos que emplea hace un magnífico trabajo de limpieza y equilibrio del sistema de chakras. El artista Alex Gray  crea pinturas asombrosamente bellas del humano energético en todo su esplendor, y muchas personas las incluyen en sus visualizaciones guiadas. **

 Pasar por la vida con un aura de color fangoso y chakras bloqueados es como arrastrar una carga de ladrillos cuesta arriba. Una vez que comienzas el proceso de limpiar tu sistema de energía, todo comienza a ser más ligero, más fácil. Una vez que comiences a despejar los bloqueos de los chakras, especialmente el del corazón y el del plexo solar, invariablemente descubrirás viejas heridas emocionales saliendo a la superficie, algunas completamente olvidadas. No dejes que esto te desvíe de tu intento. Cuando surgen tales cosas, es solo una parte normal del proceso, y así es como se maneja. Casi sin excepción, esa energía negativa se asocia con una lección dolorosa que hemos aprendido. Buscamos mantener las lecciones aprendidas al eliminar la carga negativa que se le atribuye. Cuando aparecen estas cosas, simplemente visualiza una batería completamente cargada, cualquier tipo de batería. La batería representa la lección aprendida mientras que la energía interna es tóxica y no deseada. De la manera que sea mejor para ti, sosten esa batería en el ojo de tu mente y luego barre esa visión en seco. Algunos bloqueos pueden haber existido desde hace mucho tiempo, así que repítelo según sea necesario. No tendrás que adivinar si 'funciona' o no, podrás sentir la diferencia a medida que liberes estas densas energías negativas de tu cuerpo de luz.

 

 El sistema de energía humana no es solo un sistema de soporte de vida elegante y complejo para el alma; también es el medio por el cual tenemos acceso a nuestra naturaleza eterna e ilimitada, y al reino de la conciencia de Cristo de donde nos originamos. El aura y los 12 chakras representan la clave, el mapa y el manual del propietario para encarnar en forma humana; y la mayoría de nosotros damos todo por sentado, sin darnos cuenta de que las llaves del reino residen dentro de nosotros, esperando nuestra directiva. 

Chautauqua

 

   https://augureye.blogspot.com/2012/10/your-aura-12-chakras-keys-to-kingdom.html

                                                               

**(Aquí en InterSer la música que se recomienda de Steve Halpern y Jonathan Goldman la he compartido y lo volveré a hacer en breve)

Leer más…

Traducido del Inglés por Tahíta desde... https://www.thebestbrainpossible.com

Tú no eres tus pensamientos.

No importa lo que esté pasando en tu cabeza, hay una parte tuya que está separada de ella. Hay una parte de ti que puede retroceder y observar lo que tu mente está haciendo. Algunas personas llaman a esta capacidad de observación "autoconciencia", "yo superior" o "sabiduría innata". Lo llamo "insertar mi lóbulo frontal".

Sin importar cómo te refieras a él, este yo observador es el poder que tienes para guiar tu mente y ayudar a calmar tu cerebro y cuerpo.

Cómo tu amígdala atrapa tu mente

Tus amígdalas son una pequeña masa en forma de almendra (en realidad, hay dos) ubicadas en lo profundo de los lóbulos temporales de tu cerebro. Son parte del antiguo sistema límbico del cerebro, principalmente responsable del procesamiento de la memoria, la toma de decisiones, la motivación y las reacciones emocionales. Lo que es más importante, tus amígdalas controlan los instintos corporales relacionados con la supervivencia. Son responsables de  nuestras emociones primarias, como el miedo, la ira y el placer.

Tu amígdala actúa como el radar y alarma de tu cerebro. Fue muy útil cuando nuestros antepasados ​​cazaban alimentos o eran cazados para obtener alimento. Cuando la amígdala hace sonar la alarma, tu cuerpo reacciona con una secuencia casi  instantánea de cambios hormonales y fisiológicos  que preparan a tu cuerpo para  luchar o huir . Esto le dio a nuestros antepasados ​​una ventaja evolutiva

Cuando el cerebro entra en modo reactivo,  tu amígdala secuestra tu cerebro y se hace cargo . La mayoría de tus recursos físicos y mentales se usan para asegurartela supervivencia. Tu cerebro racional y racional se apaga. A pesar de que ya no te topas con tigres hambrientos con regularidad, tu amígdala se activa hoy cuando te encuentras con un compañero enojado, un jefe infeliz o un conductor grosero.

No dejes que tu amígdala controle  tu vida

 La investigación  muestra que la amígdala juega un papel crucial en la formación y almacenamiento de recuerdos emocionales, lo que se conoce como " aprendizaje emocional ". Mientras que la amígdala facilita el almacenamiento de la memoria emocional tanto positiva como negativa, los estudios confirman que presta especial atención a las amenazas, lo que resulta en " condicionamiento de miedo " "Esto hace que actúes de acuerdo con lo que tu amígdala ha aprendido a temer".

Tu amígdala influye inconscientemente en tu comportamiento y tus decisiones de hoy en función del aprendizaje emocional pasado. Si los recuerdos emocionales activan tu amígdala y su cerebro lógico se desconecta, tus elecciones en ese momento se vuelven basadas en el miedo y reaccionarias, no en calma, lógicas y orientadas a los objetivos.

Cuando tu amígdala está controlando el espectáculo, tu mente puede correr con pensamientos ansiosos y tu cuerpo reacciona permaneciendo en un estado de estrés crónico en alerta máxima. Es posible que te encuentres en un ciclo continuo de recuerdos dolorosos  que contribuyen a la depresión. Puedes terminar yendo por la vida tratando de evitar lo que tu amígdala recuerda como "malo" en lugar de tomar medidas para alcanzar la felicidad y vivir la vida que deseas.

Activar y guiar tu mente observadora es el poder que tienes para calmar tu cerebro y cuerpo.

¿Cuál es tu yo observador?

Tu yo observador tiene el poder de tomar el control de tu cerebro desde la amígdala. En tu cerebro, este yo observador es solo tu atención enfocada. No es pensamiento o sentimiento. Está activando la conciencia del lóbulo frontal.

Tienes que interrumpir el estado cerebral actual activando diferentes redes neuronales en tu cerebro. Haces esto cambiando conscientemente tu atención a un yo observador. 

Cuando enfocas activamente tu atención en algo que no sea los pensamientos en tu cabeza,  se activa la  red positiva para la tarea (NPT) de tu cerebro . La NPT está formada por la corteza prefrontal lateral, la corteza cingulada anterior, la ínsula y la corteza somatosensorial. La NPT está activa cuando te centras en la experiencia presente, que es  atención plena . Estimular la NPT calma otra actividad en tu cerebro.

"Tú" eres una combinación del yo pensante, el yo físico y el yo observador. Tu yo observador está siempre contigo y disponible para. Por lo general, está oscurecido por un flujo constante de pensamientos. Hay momentos en los que desea que tu yo pensante o tu yo físico estén al mando, pero no todo el tiempo.

En su libro, The Happiness Trap , Russ Harris dijo lo siguiente sobre las cualidades de la observación:

El yo observador es la parte de ti que es responsable de la conciencia y la atención. No tenemos una palabra para eso en el lenguaje común de todos los días; normalmente solo hablamos de la 'mente'. Pero hay dos partes en la mente: el yo pensante, es decir, la parte que siempre está pensando; la parte que es responsable de todos tus pensamientos, creencias, recuerdos, juicios, fantasías, etc. Y luego está el yo observador: la parte de tu mente que es capaz de estar al tanto de lo que estás pensando, sintiendo o haciendo en cualquier momento. Sin eso, no podrías desarrollar esas habilidades de atención plena. Y cuanto más practiques esas habilidades de atención, más te darás cuenta de esta parte de tu mente y podrás acceder a ella cuando la necesites.

Cómo activar tu yo observador

En su libro, Harris explica que para activar la auto observación, todo lo que tiene que hacer es cerrar los ojos y observar tus pensamientos, con una conciencia pasiva y sin prejuicios. Algunas otras formas de "darte cuenta que piensas" como lo llama Russ son:

  1. Cierra los ojos y observa todos los diferentes sonidos que puedes escuchar. Ahora, hazlo de nuevo y sé consciente de que te das cuenta.
  2. Mira a tu alrededor y observa lo que puedea ver. Ahora hazlo con la conciencia de hacerlo.
  3. Nota las sensaciones físicas de tu cuerpo. Siente tus pies en el suelo y tu ropa tocando tu piel. Ahora, toma conciencia de que estás consciente de estas cosas.
  4. Olfatea el aire y nota cualquier olor distintivo que puedas oler o la sensación física del aire que entra y sale de tus fosas nasales. Ahora, hazlo de nuevo con una conciencia del acto
  5. Observa lo que saboreas en tu boca o la posición y sensación de tu lengua contra tus dientes. Hazlo de nuevo con conciencia de que lo estás haciendo.
  6. Mueve los dedos y observa cómo se siente moverlos. Ahora hazlo de nuevo, dándote cuenta de que lo estás haciendo.
  7. Escanea tu cuerpo y concéntrate en cualquier sensación que detectes. Concéntrate en eso Ahora, observando que te estás enfocando en eso.
  8. Haz tres respiraciones lentas y profundas y concentra tu atención en la respiración. Ahora, hazlo con la conciencia de que lo estás haciendo.

 

https://www.thebestbrainpossible.com/calm-mind-brain-thoughts-mindful-self/

¡Hola! Soy ¡Hola! Soy Debbie Hampton. Después de décadas de depresión, un serio intento de suicidio y una lesión cerebral resultante, no solo sobreviví, sino que prosiguió prosperando al descubrir el superpoder que todos tenemos para construir un cerebro mejor y una vida más alegre. Si puedo hacerlo, tú también puedes. Déjame inspirarte y decirte que hagas lo mismo.  Después de décadas de depresión, un serio intento de suicidio y una lesión cerebral resultante, no solo sobreviví, sino que prosiguí prosperando al descubrir el superpoder que todos tenemos para construir un cerebro mejor y una vida más alegre. 

Si puedo hacerlo, tú también puedes. Déjame inspirarte y decirte que hagas lo mismo. 

Leer más…

LA FUERZA DE CURACIÓN INTERNA- Dr Gabor Maté

 

 

Traducido del Inglés por Tahíta desde...http://pathwaystofamilywellness.org

 

“No puedo expresar enojo" -dice el personaje de Woody Allen en Manhattan- "Cultivo un tumor". Mucha más verdad científica está contenida en ese comentario jocoso de lo que muchos médicos reconocerían.

A pesar de todos sus triunfos y progreso técnico, la práctica médica occidental dominante rechaza rotundamente el papel de las emociones en el funcionamiento fisiológico del organismo humano. Su rechazo de la unidad mente/cuerpo es un caso clásico de negación.

En más de dos décadas de medicina familiar, que incluyen siete años de trabajo de cuidados paliativos, me sorprendió lo consistentemente que las vidas de las personas con enfermedades crónicas se caracterizan por una cerrazón emocional: un atascamiento de las emociones "negativas", en particular, el sentimiento y expresión del enojo Este patrón se mantuvo en una amplia gama de enfermedades: desde el cáncer, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple hasta el trastorno inflamatorio intestinal, el síndrome de fatiga crónica y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Las víctimas de asma, psoriasis, migrañas, fibromialgia, endometriosis y una serie de otras afecciones también exhibieron inhibiciones similares. Las personas parecían incapaces de considerar sus propias necesidades emocionales y eran impulsadas por un sentido compulsivo de responsabilidad por las necesidades de los demás. Todos tenían dificultades para decir NO.

Uno de los pacientes bajo mi cuidado era un hombre de mediana edad, director ejecutivo de una compañía que comercializaba cartílago de tiburón como tratamiento contra el cáncer. Para cuando ingresó en nuestra unidad de cuidados paliativos, su cáncer recién diagnosticado se había extendido por todo su cuerpo. Continuó comiendo cartílago de tiburón casi hasta el día de su muerte, pero no porque ya creía en su valor. Olía fatal -el hedor ofensivo era notable incluso a cierta distancia- y solo podía imaginarme a qué sabía. "Lo odio", me dijo, "pero mi socio de negocios estaría tan decepcionado si me detuviera". Lo convencí de que tenía todo el derecho a vivir sus últimos días sin soportar la carga de la decepción de otra persona.

Como médico adicto al trabajo, que necesitaba que todo el mundo me amara y admirara y, sobre todo, que me necesitara, también me resultaba  imposible decir que no. No importa lo ocupado que estuviera, siempre aceptaba a un paciente más, a un cliente más de consejería, a un caso difícil. Mientras lo hacía, sentía cada vez menos espacio para mí en mi propia vida.

El resultado fue dolor de espalda crónico y una depresión constante de bajo grado. Fue cuando mis propias dificultades finalmente me arrastraron a la terapia, patear y gritar, por supuesto, comenzar a reconocer los mismos rasgos en los demás.

La observación de que el procesamiento ineficaz de las emociones predispone a la enfermedad de todo tipo ha sido notada por muchos médicos en el pasado. Ha sido objeto de muchas investigaciones, todas publicadas en publicaciones médicas y psicológicas convencionales. En varios estudios realizados en diferentes países, los psicólogos que entrevistaron a miles de pacientes han podido predecir con abrumadora certeza quiénes y quiénes no desarrollarían cáncer, basándose simplemente en el grado en que un individuo reprimía sus sentimientos y expresiones de enojo. Los estudios a largo plazo de estudiantes de medicina en Johns Hopkins y de estudiantes universitarios en Harvard han confirmado que ciertos rasgos emocionales en los jóvenes tienden a asociarse con la enfermedad más adelante en la vida, independientemente de las influencias del estilo de vida como fumar, beber y hábitos de ejercicio.

Humanos indivisibles

La ciencia nos ha dado una comprensión de cómo la interacción de las emociones y la fisiología afecta la salud. Una nueva disciplina, la psiconeuroinmunología, estudia las conexiones entre las áreas del cerebro que procesan las emociones, las glándulas secretoras de hormonas, el sistema nervioso y el aparato inmune. Y aquí nos enfrentamos a la insuficiencia del lenguaje. Incluso hablar de "conexiones" implica que, de alguna manera, estas son entidades separadas que están vinculadas entre sí. La realidad no conoce esa separación. No existe un sistema emocional distinto de los órganos productores de hormonas, ningún sistema nervioso separado de las defensas inmunes. Uno puede hacer estas divisiones solo en el laboratorio, en muestras de autopsias y en libros de texto. Existe en las personas vivientes un super-sistema del cual los centros emocionales, las vías neurológicas, las glándulas hormonales y los órganos inmunes son todos aspectos. Todos están cableados eléctricamente por fibras nerviosas, y todos hablan el mismo lenguaje químico. No funcionan y no pueden funcionar aislados unos de otros.

¿Cómo predispone la represión emocional a la enfermedad? Como solo hay un sistema, no cuatro separados, lo que suceda en cualquier parte afectará a las otras partes. La represión de la ira conduce a la secreción crónica de hormonas del estrés, como el cortisol, que suprime el sistema inmunitario. Esto desarma las defensas del cuerpo contra la infección del exterior y los cambios malignos desde dentro. Cuando la ira se vuelve contra uno mismo, como lo hace en las personas que no pueden expresarlo de manera saludable, los desequilibrios hormonales pueden inducir al sistema inmune a amotinarse contra el cuerpo. Las enfermedades inflamatorias autoinmunes de las articulaciones, los vasos sanguíneos y los órganos internos pueden seguir, al igual que las condiciones como la diabetes y el Alzheimer. Sería raro encontrar a una persona con cualquiera de estos diagnósticos cuyos patrones de afrontamiento emocionales de por vida no estuvieran marcados por la dificultad con la ira.

.El sistema médico continúa operando como si la nueva ciencia no existiera. La psiconeuroinmunología aún no ha ingresado en los planes de estudios de la mayoría de las escuelas de medicina. Las enfermedades se miran solo desde la perspectiva de sus manifestaciones físicas. Que ocurran en el contexto de la vida real de personas reales rara vez se considera. Es como si las relaciones de una persona, la vida emocional y el estrés cotidiano no tuvieran nada que ver con la forma en que su cuerpo funciona en el nivel biológico. Los pacientes pueden ver a especialistas durante años sin que la unidad de mente y cuerpo probados científicamente llegue a su atención.

¿Por qué este descuido?

Antes del desarrollo de los poderosos medicamentos, instrumentos y herramientas de diagnóstico del siglo pasado, los médicos tenían que confiar en despertar las fuerzas de curación dentro del paciente para que los tratamientos tuvieran éxito. Eso significaba tener que conocer a las personas como individuos, cultivar una relación con ellos, familiarizarse con sus vidas. El advenimiento de la farmacología moderna y las tecnologías médicas aumentaron enormemente la capacidad de los médicos para ayudar a sus pacientes, pero la dependencia de las nuevas modalidades ha causado una atrofia de la antigua sabiduría humana que solía informar a la práctica médica. A principios del siglo XX, Sir William Osler, un médico canadiense considerado uno de los mejores médicos y educadores médicos de todos los tiempos, era muy consciente de la unidad mente-cuerpo. El nombre de Osler todavía se honra, pero el espíritu de sus enseñanzas se ha desvanecido de la práctica de la medicina. En lugar de trabajar junto con los conocimientos tradicionales, la ciencia médica moderna los ha desplazado por completo.

La educación de los médicos los deja mal preparados para aconsejar a los pacientes sobre la relación entre el estrés y la enfermedad. El entrenamiento médico es una experiencia intensamente estresante. Los hombres y mujeres que lo realizan son altamente capaces, pero a menudo altamente motivados. Están demasiado dispuestos a ignorar sus propias necesidades a medida que aprenden y practican su oficio. Al igual que yo, muchos de ellos son adictos al trabajo cuyas vidas profesionales llenan los espacios donde debería haber una existencia personal más profunda y más completa. Desde ese punto de vista, no es probable que tengan conciencia del estrés emocional de otras personas, ni de la empatía hacia ellos. Y, desde una perspectiva puramente financiera, nuestro sistema de tarifas por cada servicio desalienta activamente a los médicos a pasar el tiempo con los pacientes que demandaría una discusión empática y exhaustiva de los problemas emocionales.

Finalmente, en el corazón de la negación está el temor desesperado que tienen los humanos de ser culpados por sus propios problemas. En la década de 1970, estaba en boga hablar de personas que tenían enfermedades "invitadas" en sus cuerpos como "guías". Debido a esas actitudes farisaicas, los pacientes sentían que se los consideraba culpables del hecho de haberse enfermado. . En su famoso ensayo de 1978, "Enfermedad como metáfora", la escritora Susan Sontag, que en ese momento padecía cáncer, escribió que "el (los) mito (s) actual (es) sobre el cáncer proponen que uno es responsable de la propia enfermedad. Pero las imágenes de cáncer son mucho más punitivas: vergüenza asociada a una enfermedad que se cree proviene de la represión de la emoción. La visión del cáncer como una enfermedad del fracaso de la expresividad condena al paciente con cáncer; muestra compasión pero también transmite desprecio. Viviendo en una cultura de culpa, estamos obsesionados con la culpa. El miedo a eso nos hace temer abrazar las verdades científicas.

"Puede sentir que no existe una relación concebible entre el comportamiento de nuestras células, por ejemplo, y la inflamación, y nuestra conducta en la vida cotidiana", escribió el destacado médico e investigador húngaro-canadiense, Hans Selye. "No estoy de acuerdo", afirmó. Selye, quien acuñó la palabra estrés en su uso moderno, entiende el estrés como un conjunto de eventos fisiológicos en el cuerpo, en respuesta a cualquier pérdida o amenaza, real o percibida. No atribuyó ninguna culpa a ello, como tampoco lo hizo Osler cuando sugirió en 1892 que la artritis reumatoide "tiene un origen nervioso". Selye también reconoció que en la vida moderna, los factores estresantes más importantes que actúan sobre los seres humanos son psicológicos.

La omisión del estrés del léxico médico tiene consecuencias desafortunadas. Los pacientes a menudo se sienten frustrados y no escuchados, sus preocupaciones más íntimas ignoradas. Hay muchas pruebas de que las intervenciones psicológicas pueden tener efectos positivos en la curación de una amplia gama de condiciones. Se deben ver los vínculos entre la mente y el cuerpo, no solo para nuestra comprensión de la enfermedad, sino también para nuestra comprensión de la salud. En la curación, cada parte de la información, cada parte de la verdad, puede ser crucial. No informar a la gente de los vínculos entre las emociones, el estrés y la fisiología es privarlos de una herramienta poderosa.

El problema es la responsabilidad sin culpa. Todos nosotros temimos ser culpados, pero todos desearíamos ser más responsables: tener la capacidad de responder con conciencia a nuestras circunstancias, en lugar de solo reaccionar. Queremos ser la persona autorizada en nuestras propias vidas: a cargo, capaces de tomar las decisiones auténticas que nos afectan. No hay una verdadera responsabilidad sin conciencia. Ninguno de nosotros debe ser culpado si sucumbimos a la enfermedad y la muerte. Cualquiera de nosotros puede sucumbir en cualquier momento, pero cuanto más podamos aprender sobre nosotros mismos, menos propensos seremos a convertirnos en víctimas pasivas.

Autor : Gabor Maté, MD

Gabor Maté es un médico y escritor canadiense, autor de varios libros, se especializa en el estudio y tratamiento de las adicciones, trastorno por déficit de atención y experiencias tempranas en la infancia

http://pathwaystofamilywellness.org/Holistic-Healthcare/the-healing-force-within.html

Leer más…

Silenciar los sentimientos puede poner en riesgo tu salud

 

 

¿Cuántas cosas reprimimos todos los días?. Guardamos sentimientos como alguien que esconde un tesoro robado, sin embargo, no robamos sentimientos, por lo tanto, no tiene sentido ocultarlos de forma tan dura. Puedes engañarte o engañar a muchas personas haciendo el papel de una persona agradable o decir mentiras para no herir a tal o cual persona. Puedes esconderte de todo el mundo, pero tu cuerpo siente y reacciona a la agresión que has cometido contra él.

Si continúas con esa relación que no soportas más, con esa rutina que te quita tu alegría, con esas amistades que no te hacen sentir bien, tu cuerpo sentirá estas emociones y, como una batería, se cargará y almacenará esos sentimientos, hasta que un día explotes como una bomba atómica. De niños, nos vemos obligados a reprimir las emociones. Muchos padres enseñan que llorar es signo de debilidad, la masturbación es un pecado, el sexo es vergonzoso y tomar algo de placer es de gente sin vergüenza.

Desde muy temprana edad, vamos siendo castrados en nuestros sentimientos y emociones, y cuando podemos tomar nuestras propias decisiones relacionado con la sociedad. Mantenemos nuestra rabia, nuestra ira evitando hacer lo que realmente queremos; no abrazamos a nuestros amigos, no los besamos por vergüenza, porque nos sentimos ridículos. La chica no abraza a otra chica por miedo a ser llamada “lesbiana”, el niño no abraza a otro niño porque tiene miedo de ser llamado “gay” y los homosexuales ocultan sus sentimientos por temor a ser rechazados por la familia y la sociedad.

Así vamos almacenando sentimientos que tienen que salir de alguna manera, y por lo general, todas las emociones se convierten en ira y/o tristeza, una sombra que se esconde detrás de tu figura aparente. Cuanto más tiempo se sufre en silencio, más enfermo se está. De hecho, al final de cuentas, el mayor perjudicado eres tú.

El punto medio entre la necesidad de expresión y el silencio

Sabemos que el silencio es sabio, y siempre es bueno pensar antes de hablar, sobretodo ante algunas palabras ignorantes. Antes de hacer un comentario fuera de lugar o ante una expresión inadecuada, siempre es mejor cerrar la boca y actuar con más inteligencia antes que habla sin pensar. Pero hay que encontrar un equilibrio entre el silencio y la defensa de nuestras necesidades: Silenciar nuestros sentimientos y nuestros pensamientos permiten a la persona que está delante de nosotros no saber que nos está haciendo daño, aunque esté superando algunos límites.

Nadie puede adivinar los pensamientos de los demás, por eso si no decimos lo que nos duele o no nos duele, las demás personas no lo sabrán. Hay silencios sabios y sabias palabras. Saber cuándo callar y cuándo hablar es, posiblemente, la mejor habilidad que podemos aprender a desarrollar.

No se trata, de ninguna manera, de estar siempre callado o de decir siempre lo que tenemos en mente. Los extremos nunca son buenos. Mantén el equilibrio, pero recuerda siempre que ocultar los sentimientos nos puede hacer daño. Si permites que otros invadan tu espacio personal, al final, serás como una marioneta guiada por otro.

Las palabras silenciadas se convierten en enfermedades psicosomáticas.

No te sorprenderás al saber que la mente y el cuerpo están íntimamente relacionados y conectados. La conexión es tan grande que los expertos advierten que casi el 40% de la población sufre o ha sufrido en su vida alguna enfermedad psicosomática.

El nerviosismo, por ejemplo, altera nuestras digestiones, causa diarrea o el clásico dolor de cabeza. Muchos herpes labiales son provocados por procesos de alto estrés, el nerviosismo y la fiebre. Así que guardar silencio todos los días e interiorizar lo que sentimos y lo que pensamos en nuestro cuerpo genera una gran carga de ansiedad.

Piensa en todas esas palabras que no quieres decirle a tus padres o a tus amigos para no herir sus sentimientos. Ellos actúan contigo pensando que están en lo correcto, cuando en realidad es todo lo contrario. ¿Por qué no le dices la verdad?. Todo eso al final resultará en enfermedades psicosomáticas, migrañas, hipertensión, fatiga crónica, etc..

Di en voz alta tus palabras: la clave para el arrebato emocional

No tengas miedo de escuchar tu propia voz, y mucho menos que otros también lo hagan. Es algo tan necesario como respirar, como comer o dormir. La comunicación emocional es ideal para nuestro día a día, para establecer relaciones más sanas con los demás, y, por supuesto, con nosotros mismos.

Consejos básicos para el éxito

Piensa que todo tiene un límite. Si no decimos en voz alta todo lo que pensamos y sentimos no estaremos actuando con dignidad, perdemos nuestra autoestima y el control de nuestra vida. En primer lugar, ten conciencia de lo que dices y lo que estás pensando.

•Decir lo que piensas no es hacer daño a nadie. Significa informar a la otra persona de una realidad que debe saber.
•No estar preocupado por la reacción de otras personas, no tengas miedo. Si te preocupas demasiado por lo que podría suceder, puedes prepararte antes de las posibles reacciones.
•Piensa las palabras para decir en voz alta lo que sentimos y pensamos es en realidad la mejor forma de liberación emocional que hay.

Practica sabiamente y cuida de ti mismo.

 

http://despiertavivimosenunamentira.com/silenciar-los-sentimientos-puede-poner-en-riesgo-tu-salud/?subscribe=success#blog_subscription-2

 

Leer más…

 https://st-listas.20minutos.es/images/2010-04/211562/2300170_640px.jpg?1303327241

 

 

La ciencia ha derramado poco de luz sobre el hecho de que  percibir el aura humana es en realidad real. Todos nuestros cuerpos emiten un campo electromagnético, y este hecho juega un papel muy importante mucho más allá de lo que se conoce comúnmente cuando se trata de la comprensión de nuestra biología y la interconexión que comparten con toda la vida.

Por ejemplo, ¿sabía que el corazón emite el mayor campo electromagnético de todos los órganos importantes del cuerpo? Estos campos y la información codificada en ellos pueden cambiar en función de cómo nos sentimos, lo que pensar, y diferentes emociones que asumir. El corazón envía señales al cerebro a través de un sistema de neutrones que tienen memoria a corto plazo y largo plazo, y estas señales puede afectar  nuestras experiencias emocionales. La información emocional que está modulada y codificada en estos campos cambia su naturaleza, y estos campos puede afectar a los que nos rodean.Como Rollin McCraty , Ph.D, y director de investigación en el Instituto HeartMath nos dice, "estamos fundamental y profundamente conectados entre nosotros y con el planeta mismo."

resultados de las investigaciones han demostrado que a medida que practicamos la coherencia del corazón e irradiamos amor y compasión, nuestro corazón genera una onda electromagnética coherente en medio del campo local que facilita la coherencia social, ya sea en el hogar, lugar de trabajo, el aula o sentados alrededor de una mesa. A medida que más personas irradian la coherencia del corazón, se construye un campo energético que hace que sea más fácil  que otros puedan conectarse con su corazón. Por lo tanto, teóricamente es posible que suficientes personas obrando en coherencia individual y social puedan contribuir a desarrollar una coherencia global.

La cita anterior proviene de la doctora Deborah Rozman, Presidente de Quantum Intech. Estamos viviendo en tiempos interesantes cuando se trata de la ciencia, y aunque no es enfatizado y estudiado tanto como nos gustaría, la ciencia reconoce que todos somos parte de una red gigante de conexiones que no sólo abarca la vida en este planeta, sino a todo nuestro sistema solar y lo que está más allá de ella.

Así que, ¿qué es exactamente la coherencia del corazón? Bueno, implica orden, estructura, y como el Dr. Rozman expone, "una alineación dentro y entre los sistemas - ya sea en partículas cuánticas, organismos, seres humanos, grupos sociales, planetas o galaxias. Este orden armonioso significa un sistema coherente cuyo funcionamiento óptimo está directamente relacionado con la facilidad y el flujo en sus procesos. "Básicamente, los sentimientos de amor, gratitud, aprecio y otras emociones" positivas "no sólo tienen un efecto sobre nuestro sistema nervioso, sino que tienen un efecto en los que nos rodean, mucho más allá de lo que podríamos haber pensado previamente.

Similres estudios se han realizado en relación con la meditación y la oración de masa. En cuanto a sus efectos en los sistemas físicos, numerosas publicaciones han arrojado resultados estadísticamente significativos. 

Otro punto que ilustra la importancia de la coherencia es el hecho de que varias organizaciones de todo el mundo han llevado a cabo meditaciones sincronizadas, oraciones,  experimentos de intención, y mucho más. Un número de estudios han demostrado que las meditaciones colectivas, la oración o la intención enfocada dirigidos a un determinado resultado positivo pueden tener efectos medibles.

Por ejemplo, un estudio fue hecho durante la guerra entre Israel y el Líbano en la década de 1980. Dos profesores de la Universidad de Harvard organizaron grupos de meditadores experimentados en Jerusalén, Yugoslavia, y los Estados Unidos con el propósito específico de centrar la atención en la zona de conflicto en varios intervalos durante un período de 27 meses. Durante el curso del estudio, los niveles de violencia en el Líbano disminuyeron entre 40 y 80 por ciento cada vez que un grupo meditante estaba en el lugar. El número medio de personas que murieron durante la guerra cada día se redujo de 12 a tres, y las lesiones relacionadas con la guerra se redujo en un 70 por ciento. (1)

Otro gran ejemplo es un estudio que se llevó a cabo en 1993 en Washington, DC, que mostró una caída del 25 por ciento en las tasas de criminalidad, cuando 2.500 meditadores meditaron durante unos períodos específicos de tiempo con esa intención.

la energía de cada individuo afecta al  campo colectivo. Los medios emociones e intenciones de cada persona generan una energía que afecta el campo. Un primer paso en la difusión de la tensión social en el ámbito mundial es que cada uno de nosotros pueda asumir la responsabilidad personal por nuestras propias energías. Podemos hacer esto mediante el aumento de nuestra coherencia personal y elevar nuestra frecuencia vibratoria, lo que nos ayuda a ser más conscientes de los pensamientos, sentimientos y actitudes con que estamos alimentando el campo cada día. Tenemos una opción en cada momento de tomar en serio la importancia de la gestión intencional de nuestras energías. Este es el libre albedrío o libertad local que puede crear una cohesión global. - Dr. Rozman

La Iniciativa de Coherencia Global (GCI)

El GCI en un esfuerzo cooperativo internacional para ayudar a activar el corazón de la humanidad y facilitar un cambio de conciencia global

Las hipótesis de los investigadores y científicos detrás de este proceso son los siguientes:

  • los campos magnéticos de la Tierra son un portador de la información biológicamente relevante que conecta todos los sistemas vivos
  • Cada persona afecta a este campo de información global. Un gran número de personas que crean estados coherentes de amor, aprecio, cuidado y  compasión pueden generar un ambiente más coherente que beneficia a los demás y ayuda a compensar el discordia planetaria actual y la incoherencia
  • Hay un circuito de retroalimentación entre los seres humanos y los sistemas energéticos / magnéticos de la Tierra
  • La Tierra tiene varias fuentes de campos magnéticos que nos afectan a todos. Dos de ellos son el campo geomagnético que emana del núcleo de la Tierra, y los campos que existen entre la Tierra y la ionosfera. Estos campos rodean todo el planeta y actúan como escudos protectores que bloquean los efectos nocivos de la radiación solar, los rayos cósmicos, arena, y otras formas de subproducto espacial.Sin estos campos, el hielo como la conocemos no podría existir en la Tierra. Ellos son parte de la dinámica de los ecosistemas de nuestro planeta

Piense en el estado actual de nuestro planeta. No está, sin duda, en coherencia, con toda la violencia, guerra, odio y codicia que todavía plagan nuestro planeta, tenemos mucho trabajo por hacer. Todavía no sabemos cómo estos pensamientos, emociones y sentimientos están afectando a todo el planeta, y qué tipo de información de estas experiencias se codifican en campos electromagnéticos  y cómo se está interactuando con la Tierra. Las cosas están cambiando, sin embargo. Definitivamente, hay un cambio en las personas que están deseando una mejor experiencia aquí en el planeta Tierra.

Estos campos energéticos son conocidos por los científicos, pero todavía hay muchas incógnitas. La actividad solar y los ritmos que tienen lugar en los campos magnéticos de la Tierra tienen un impacto en la salud y el comportamiento.

La literatura científica también establece firmemente que varios ritmos fisiológicos y comportamientos colectivos globales no sólo se sincronizan con la actividad solar y geomagnética, sino que las interrupciones en estos campos puede crear efectos adversos en la salud y el comportamiento humano.

Cuando se modifica el campo magnético de la Tierra  puede causar problemas de sueño, confusión mental, falta de energía habitual o una sensación de estar en el borde o abrumado por ninguna razón aparente. En otras ocasiones, cuando los campos de la Tierra que son estables y determinados por la actividad solar se incrementan, se informa que en las personas aumentan los sentimientos positivos y tienen más creatividad e inspiración. Esto es probablemente debido a un acoplamiento entre el cerebro humano, el aparato cardiovascular y el sistema nervioso resonando acorde a las  frecuencias geomagnéticas.

La Tierra y la ionosfera generan frecuencias que van desde 0,01 hertzios a 300 hertzios, algunas de las cuales están en el mismo rango de frecuencia del  cerebro, sistema cardiovascular y el sistema nervioso autónomo. Este hecho es una manera de explicar cómo las fluctuaciones en el campo magnético del sol y de la Tierra y pueden influir en nosotros. Los cambios en estos campos también se han demostrado que afectan a nuestras ondas cerebrales, el ritmo cardíaco, memoria, el rendimiento de atletismo, y la salud general.

Sabemos cómo estos campos nos afectan, pero ¿qué pasa con la forma en que afectamos a estos campos?Esa es la verdadera pregunta aquí.Los científicos creen que debido a que las ondas cerebrales y las frecuencias del ritmo cardíaco se superponen resonancia al campo de la Tierra, no sólo somos receptores de información biológicamente relevante, sino también aportamos información al ámbito mundial, creando así un bucle de retroalimentación con los campos magnéticos de la Tierra.

La investigación está indicando que las emociones humanas y la información decodificada de la conciencia individual en el campo geomagnético se distribuye a nivel mundial. Los campos magnéticos de la Tierra actúan como ondas portadoras de esta información que influye en todos los sistemas vivos y la conciencia colectiva.

Esta investigación, que todavía está en pañales, tiene grandes ramificaciones. Nuestras actitudes, emociones e intenciones realmente importan, mucho, y estos factores dentro del ámbito de la ciencia no material puede afectar a toda la vida en la Tierra. La intención coherente, cooperativa podría afectar los acontecimientos mundiales y mejorar la calidad de vida en la Tierra. La práctica del amor, gratitud, aprecio, y mejorarnos a nosotros mismos como individuos es uno de los muchos pasos de acción hacia el cambio de nuestro planeta para mejor.

¿Entonces que puedes hacer?

Así, la próxima vez que usted esté molesto, enojado, o frustrado, trate de observarse a sí mismo y cuál es su reacción. Es una buena práctica para tratar de perder sus disparadores para que no puedan ser presionados, y trabajar en su desarrollo personal. Usted tiene que hacer todo lo posible para sentirse bien, lo que podría que incluir ejercicio, alimentación saludable, minimizar el tiempo con la electrónica, pasar tiempo con amigos, animales y mucho más. Se podría practicar el ser menos crítico y trabajar en sus intenciones. Usted podría ser más agradecido, ayudar a los demás,  tratar a los demás como quieren ser tratados.

Hay una serie de herramientas que puede utilizar, como la meditación, por ejemplo, para ayudarle con estos pasos de acción. En pocas palabras, si usted está en paz consigo mismo, y tiene control sobre sus emociones, usted está ayudando al planeta y los que le rodean. Si usted está enojado constantemente, hace daño a otros o tienen intenciones negativas, podría estar haciendo exactamente lo contrario.

 Arjun Walia

Este artículo fue publicado originalmente en Collective-Evolution.com bajo el título "Lo que la ciencia nos dice acerca de los Campos Electromagnéticos de la Tierra y cómo se conectan a los nuestros".

 
Leer más…

La Mente Curativa

 

 Para definir a la mente pondremos un término sencillo: "la mente equivale a nuestros pensamientos. Así como son tus pensamientos, es tu mente”.

La mente es una herramienta creativa que la naturaleza nos ha dado para, entre otras cosas, poder crear nuestra realidad. Esta máquina estupenda tiene un potencial grandioso, con ella podemos ser capaces de transformar la realidad y de darnos todo aquello que soñamos. La mente es como una varita mágica, con el único problema o desafío de que el instructivo no venía incluido con ella. La forma de usar nuestra mente es para muchos una verdadera aventura de descubrimiento.Cuerpo y mente

MENTE CURATIVA

Entre uno de los talentos de nuestra mente está la capacidad de curarnos. Los grandes maestros de la mente que han caminado por este planeta nos han dado una probadita de este poder, y nos han repetido de muchas formas: “Tu eres capaz de hacer lo que yo hago”.

Jesucristo podía curar a enfermos de lepra, a ciegos, ponía a caminar a los inválidos. Actualmente hay maestros que nos pueden dar evidencia de cómo el cuerpo puede curarse de forma milagrosa. El punto aquí es que hay una parte de nosotros que no cree que esto sea posible. Esa parte de nuestra mente es una parte llena de creencias y paradigmas limitantes, es decir, que no nos permiten usar o cultivar el poder de nuestra mente.

Las creencias o pensamientos limitantes están ahí porque se nos enseñó a pensar de cierta forma. A una gran mayoría de las personas se les ha enseñado que la enfermedad es “mala”, que hay que curarse con medicinas, que hay que sentir miedo, que hay que estar prevenidos, que hay que hacer muchas cosas para estar sanos. La mente lo aprendió bien y ahora es lo que sabe hacer: buscar medicinas, buscar quitarse “el mal” de encima, etc.

Esta es una postura muy limitante respecto a la salud. Para curarse uno mismo, uno necesita entender que la enfermedad es, desde un aspecto espiritual, una bendición.Una bendición es algo que nos trae un “bien”. Y la enfermedad así lo hace. ¿Cómo? Mostrándonos algo que necesitamos ver. Si no nos enfermásemos no tendríamos la forma de detectar lo que está sucediendo en nuestro interior, en nuestra mente, en nuestros sentimientos.

Para curarnos con la mente necesitamos, primero, aprender a no juzgar la enfermedad como algo malo, sino a aprender a ver que nos quiere decir. Las células están dotadas de una inteligencia muy especial. Y cada célula sigue de alguna forma la línea de nuestros pensamientos y actitudes.

La mente no está separada del cuerpo. Cuando decimos que el cuerpo manifiesta enfermedad, lo que estamos diciendo es que tiene alguna limitación o alguna carencia, lo cual equivale a decir que nuestros pensamientos son de alguna forma limitados. ¿Y qué es un pensamiento limitado? Una respuesta sencilla y práctica sería: es un pensamiento que no me hace sentir bien. Y cuando mis pensamientos no me hacen sentir bien, entonces, el cuerpo tampoco se siente bien.Para curarnos con la mente, lo único que habría que hacer es cambiar nuestros pensamientos limitados, por pensamientos ilimitados. Es decir, cambiar los pensamientos que no nos hacen sentir bien, por pensamientos que si nos hacen sentir bien.

¿Y cómo hacemos esto?

Apunta bien: no solo basta pensar “en positivo”, o en cosas lindas o abundantes. No. Esa es sólo una parte del rompecabezas. No es la ruta completa. Se necesita conocimiento para que realmente empieces a generar pensamientos que te hagan sentir poderoso y, digamos, bien.

Si te fuerzas a pensar cosas “lindas” o “positivas” cuando te sientes muy, digamos, mal, entonces no hay efecto poderoso, te agotaras, te desanimaras cuando no veas resultados. ¿Sabes porque no funciona solo pesar positivo? Porque no se trata de ir en contra corriente, la mente es una herramienta de flujo, así es como se hace poderosa. Y si vas en contra de lo que sientes o piensas o crees que deberías hacer, no funcionará. Si te pones a pensar cosas lindas mientras por otro lado tomas y tomas medicina, es un doble mensaje, ¿lo ves?

Se necesita entrenar poco a poco tu mente para que realmente tenga un efecto de poder. Hay que madurar tu mente en el conocimiento de ti mismo. El conocimiento es lo que hará que tu poder curativo se habilite.Primer ejercicio para aprender a curarse con la mente:Observa la enfermedad sin juicio, no la veas como mala ni como buena. Obsérvala como el resultado de una forma de pensar y de sentir. Luego, pregúntate: ¿Qué está pasando por mi mente para que mi cuerpo se sienta así ?Cura enfermedades con tu mente

Las enfermedades no aparecen nada más porque si, son la consecuencia de una serie e hábitos y actitudes las cuales, cuando las modificamos, todo en nuestro cuerpo y entorno se modifica y transforma.

La duda o negación respecto a las capacidades curativas de la mente se debe a que no se tiene una experiencia real acerca de esto, por lo que la persona suele dudar y descartar este enorme potencial prefiriendo seguir las mismas conductas curativas que se vienen enseñando desde hace miles de años. Se ha enseñado durante muchos años a confiar en que la cura viene de un factor externo, y que se requieren muchas complejidades para obtener una curación. Sin embargo, podemos observar que muchas veces, por más cosas que tomamos y hacemos, la cura no viene, incluso a veces parece empeorar: ¿A qué se debe esto? A que no se ha atendido la raíz del problema, el cual reside en nuestra mente.

Por otro lado, habría quien discuta que los remedios externos como la medicina convencional, por ejemplo, si curan y han curado.

Pero habría que considerar que siempre que la sanación sucede, es porque de alguna forma la enfermedad nos puso a reflexionar y revalorar las experiencias y la vida misma, lo cual transformónuestra forma de ver las cosas, o sea, nuestra mente, la cual equivale a todo lo que pensamos. Todas las personas que se curan o han conseguido quitarse de encima enfermedades fuertes o terminales (incluso las que dicen que son incurables), es porque han considerado una nueva forma de entender, confiar y vivir la vida.

No intentamos descartar el uso de la medicina, la cual puede apoyarnos a medida que desarrollamos y confiamos en nuestros poderes mentales. Lo que intentamos con este texto es que la gente empiece a creer mas en sus potenciales curativos los cuales son un don o un regalo natural que se nos ha dado, pero que no nos damos el tiempo, el permiso ni la paciencia de explorar este don extraordinario.

¿Cómo cura la mente?

La mente es como una computadora potente: que no sepamos cómo usarla no significa que esta no sirva para procesar programas avanzados. A medida que conocemos como se usa un procesador, a medida que podemos servirnos y utilizar su potencial. Lo mismo sucede con la mente: para usar sus potenciales debemos estudiarla, entenderla y practicar algunos ejercicios para disciplinarla y educarla, de manera que esta pueda ser una herramienta creadora en nuestra vida, y pueda, entre otras cosas, curarnos.

Bien es cierto que usamos muy poco porcentaje de todos nuestros poderes mentales. Es como si alguien nos hubiese regalado un procesador de extraordinaria capacidad para poder dirigir una empresa, y por no saber cómo usarlo lo utilizáramos nada más para sumar dos más dos. El desperdicio del regalo seria evidente.

Así pues, para empezar a destapar el instructivo de nuestra mente, y empezar a aprender a usarla, es necesario comprender que la mente, para fines prácticos y útiles, equivale a todo lo que pensamos. Cada pensamiento que pasa por nuestra cabeza influye de forma poderosa en nuestra vida y cuerpo, en nuestra realidad. Sin embargo, los pensamientos que más influyen nuestro entorno son aquellos a los que prestamos atención y alimentamos con nuestra palabra, acción y reacción.

Ahora bien: si los pensamientos afectan nuestra realidad y cuerpo, entonces alguien podría decir que “pensando positivo” se solucionarían los problemas, enfermedades y carencias. Sin embargo, “pensar positivo” no es suficiente, pues pensar solamente en lo que a nuestro parecer es “bueno”, equivaldría a creer que, cuando una computadora se descompone o empieza a hacer cosas locas o que no queremos, con tan solo pensar que se va a componer, esta lo haría. Para que la computadora funcione de forma adecuada y coherente, hay que entrar al sistema operativo y ver que provoca que mal funcione. Y entonces, se tiene que re-programar o hacer los arreglos pertinentes para que esta funcione como esperamos.Una enfermedad refleja que nuestra computadora llamada mente está haciendo algo que no queremos. Para reprogramarla, habría que ir a observar que tipo de programaciones tiene nuestra mente y con que hemos alimentado nuestra vida.

El enojo, el miedo, la incertidumbre, etc., solo reflejan ciertas actitudes mentales que nos hacen reaccionar de formas no fluidas, es decir, que no confiamos o estamos esperando demasiadas cosas de los demás o de lo demás. Las enfermedades están sembradas y cultivadas en nuestro mundo emocional. El fruto que llamamos enfermedad solo es la consecuencia de no haber entendido algunas experiencias que nos han provocado dolor, insatisfacción, ira, etc. Estas experiencias se quedan guardadas en nosotros y poco a poco se van reflejando en nuestro cuerpo.

En resumen, podemos decir que todas las enfermedades tienen que ver con cierto grado de infelicidad, la cual es el resultado del apego, el exceso de control, la ira negada o no entendida, etc. Se dice que toda enfermedad es algo que ocultamos. Si al corazón le duele, le irrita, le arde o desilusiona una experiencia, el cuerpo lo reflejara de igual forma: el cuerpo es el reflejo más inmediato de la forma en cómo pensamos y sentimos la vida.

¿Cómo iniciar una curación con la mente?

Lo primero que habríamos que hacer es ponernos en paz con las experiencias que hemos vivido, entendiendo que generar expectativas con los demás, así como depender de otros para ser feliz o no confiar en la grandeza que llevamos dentro para crearnos la realidad que queremos, solo nos trae dolor, confusión y desilusión.

Tendríamos, además, que empezar a ver que todo lo que vivimos es porque hay algo ahí que entender acerca de nosotros, y muchas veces el mayor aprendizaje de una experiencia esta en aprender que hay que dejar de esperar de la vida y empezar a amarnos más para poder amar mas, en darnos paciencia y comprensión, en ser más dulces y compasivos con nosotros mismos, en dejar de criticarnos y exigirnos de más, en gozar lo que tenemos y permitirnos entusiasmar con las cosas desconocidas, como el uso de nuestra mente, por ejemplo, que la naturaleza nos ha dado todo para ser felices. Al estar contentos (y con contentos nos referimos a un estado de crecimiento, descubrimiento y plenitud, y no a la felicidad pasajera la cual se busca por el aburrimiento de repetir actitudes y patrones mentales), segregamos una serie de “líquidos” y electricidad en nuestro cerebro, el cual puede producir y elaborar cualquier medicina que el cuerpo necesite, además de que los estados de felicidad y gozo profundo activan los procesos de rejuvenecimiento del cuerpo, llenándolo de energía, vida y salud.

Ni la mejor farmacia o laboratorio puede igualar la química que nuestro organismo puede elaborar. ¿No lo crees? Prueba. Nada pierdes. Nuestro cerebro tiene una capacidad creativa que realmente te sorprenderá cuando veas los resultados. Se usa aproximadamente el 8% del cerebro, cuando tiene una capacidad de 100%. Y la capacidad curativa es uno de los dones más grandiosos y menos aprovechados que tenemos.

La primera clave: fe y creencias... Incrementa el poder curativo de tu Mente con estas claves iniciales

La clave principal para empezar una curación con tu mente es la fe. Por eso, a muchos les resulta en verdad algo fuera de lógica y muy difícil, porque tener fe es lo que más cuesta en este planeta y algo que no se puede comprar por más oro que tengas. La falta de fe sucede porque en nuestra cultura no se nos han mostrado, en este caso, nuestras habilidades curativas de una forma que la podamos atestiguar para poderla asumir como verdad. Estamos acostumbrados a que la enfermedad es mala y hay que quitarla rápido o pagar mucho o hacer mil malabares para conseguirla. Pues no. No tiene que ser así. Podrías decir simplemente a tu cuerpo que deseas verlo sano, fuerte y en equilibrio, y así tendría que empezar a suceder en lugar de hacerle caso a la primera reacción y salir a comprar medicamentos.

La reacción es una de las cosas con la que tienes que trabajar para tener fe. El cuerpo está hecho de muchas reacciones: el enfado, el miedo, el rechazo o el entusiasmo. Todas las emociones son reacciones. Y las reacciones realmente son hábitos que tenemos ahí por mucho tiempo y que nacen de nuestras creencias y formas de ser, de pensar o ver la vida. Si reaccionas con miedo, estrés, depresión o alegría ante una enfermedad, es que así estás preparado para responder ante lo que te pasa. Lo más seguro es que te hayan hecho creer que la enfermedad es mala y todo eso que hemos dicho.

Pero si alguien te dice: Calma, te puedes curar. No tomes medicamento que no es necesario, entonces puede que se entre en un gran conflicto, porque tus creencias, que son siempre dominantes sobre las creencias nuevas, te estarán diciendo una cosa mientras tu quizá quieras probar a curarte tu mismo y conocer nuevas rutas y poderes en tu mente. Así que hay que empezar por atenuar tus creencias dominantes.Para cambiar las creencias dominantes necesitas empezar por dominar tus reacciones primero. Si no cambias tus reacciones, estas te dominaran, y no podrás sembrar nuevas actitudes ni formas de ver la vida, y no podrás entonces dominar tu cuerpo.

¿Cómo cambiar una reacción en la enfermedad?

Lo primero es aceptar plenamente la forma en que reaccionas. Por ejemplo: cuando estés enfermo de algo, cuando te duela la cabeza o tengas una enfermedad que alguien te dijo era incurable, simplemente observa todo lo que sientes:¿Tienes miedo? ¿No te gusta? ¿Te enfada? Observa y apunta todo lo que piensas respecto a la enfermedad. Y trata de apuntar todo lo que te dijeron acerca de ella. Observa si creciste con medicamentos, o junto a algún enfermo, o si te dijeron que era algo terrible. Es muy importante que apuntes todo lo que viste y crees respecto a la enfermedad. Luego, lee muy bien tu escrito y empieza a analizarlo: ¿Quién puso esta creencia en mí? ¿Por qué tiene que ser así? ¿Quién dice que no es posible curarse? ¿Y todos esos milagros que suceden? ¿Cómo es que hay gente que se ha curado de esto? ¿Qué hizo exactamente?

Recuerda que todo lo que te dijeron y has escuchado, de quien sea, son solo creencias. Y las creencias pueden cambiarse cuando tu decidas. Tu cuerpo quizá se resista y tenga miedo a cambiar algo nuevo, pero si empiezas a tomar consciencia, entonces poco a poco lo iras convenciendo de que existe nuevas formas de curación. Dite a ti mismo:“Claro que puedo curarme, entiendo que en mi cabeza hay una química maravillosa capaz de crear o darme la medicina o los elementos que necesito. La condición del cuerpo es la salud y el equilibrio, y si yo decido pasar este mensaje al cuerpo, así sucederá”Si sientes muy absurdo esto, o fuera de lógica, es porque aun tus creencias están muy fuertes. Sigue insistiendo y pasa a la segunda clave.

Segunda clave: desbarata la energía estancada en tu cuerpo

Detecta donde está el problema, debilidad o enfermedad en tu cuerpo, pues es aquí donde tu energía está más baja de frecuencia y de alguna forma bloqueada. Necesitas descubrir que es lo que le está impidiendo fluir. Así que escribe que es lo que te sucede, los síntomas, si hay dolor, que tan fuerte es, si hay inflamación, irritación, etc. Luego de que detalles bien esto, pregunta a esta parte de ti porque se siente tan mal, que es lo que te quiere decir. Recuerda que la enfermedad nunca aparece nada más porque si, de alguna forma nos quiere decir el cuerpo algo que no estamos escuchando o atendiendo.

Si lo haces consciente, entonces, el cuerpo dejara de volverlo síntoma.

Hay dos preguntas que son indispensables:

¿Estoy realmente siendo feliz?

¿Qué siento no me deja ser libre o actuar como quiero?

Estas dos preguntas pueden tocar la profundidad de tu enfermedad.

 

FUENTE:Evolución Consciente 

Leer más…

El dolor físico y el perdón

El perdón es un proceso complejo que te exige poner en juego muchos de tus recursos emocionales. Difícilmente se produce en forma espontánea, especialmente si la herida ha sido profunda. Por eso es frecuente que sea muy difícil perdonar. Lo malo es que ese rencor puede terminar afectando seriamente tu salud y tu bienestar.

A veces puede dar la sensación de que el dolor físico no tiene explicación. Pero no es así. No imaginas cuántos dolores en el cuerpo se ocasionan realmente en la mente y en las emociones.

Los consultorios médicos permanecen atestados de personas que buscan alivio para esas dolencias y, la mayoría de las veces solo encuentran una receta que enmascara los síntomas. El problema es que, cuando la causa de unos síntomas no es evidente y estos en principio no son preocupantes, no se suelen destinar demasiados recursos a encontrar su origen.

“Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente”

–José Ingenieros–

Todo aquello que está en la mente, repercute en el cuerpo. La razón es muy sencilla: prácticamente todo nuestro organismo está asociado con el sistema nervioso. Este, a su vez, es el encargado de percibir y procesar las emociones. Así, cuando las emociones y/o los pensamientos están alterados y no son procesados, se manifiestan de igual forma.

Muchas veces lo hacen en forma de molestias o de dolor físico en alguna parte del cuerpo. Un dolor para el que no se identifica ninguna causa visible en ningún tipo de prueba que busque una alteración fisiológica. Algo que puede desesperar al paciente, pero también puede hacerlo con el médico si este no está familiarizado con las enfermedades funcionales.

El cuerpo y el perdón

Los estudiosos del tema han podido establecer una clara relación entre el dolor físico y procesos emocionales, como el perdón. Hablamos del perdón porque se trata de uno de esos procesos emocionales complejos, que involucran emociones muy potentes y difíciles de digerir. Está relacionado con la ira, la tristeza, la paranoia y el rencor. Por eso puede causar graves daños emocionales, pero también manifestarse como dolor físico.

El cuerpo grita lo que la palabra calla. No perdonar es vivir en el pasado, atados a un sentimiento que no evoluciona. Un rencor enmascarado que se estanca y se alimenta a sí mismo de una forma muy negativa. Algunos dicen que es como tener un carbón ardiendo entre las manos, a la espera del momento oportuno para arrojárselo a esa persona por la que se siente rencor. Es más el daño que hace a quien lo sostiene, que al otro.

Existen determinados órganos del cuerpo que están especialmente relacionados con las huellas de un perdón que aún nos e ha producido. La garganta, el sistema respiratorio, el cuello, los tobillos, la espalda -entre otras- son zonas del cuerpo que, cuando duelen sin razón aparente, pueden indicar la existencia de un proceso de perdón que no se ha completado.

El mapa del perdón en el cuerpo

Es bueno que estés atento a esos dolores físicos que aparecen y desaparecen reiterativamente, sin que haya una razón específica para que así sea. Lo más probable es que se trate de emociones no resueltas, en particular, de un perdón que no se ha otorgado. Así habla tu cuerpo del perdón:

•Dolor e irritación de la garganta. El dolor de garganta está relacionado con palabras que no se han dicho, o con una incapacidad para expresar el dolor que surgió después de sufrir una afrenta.
La gripe frecuente. Habla de lágrimas que no han sido lloradas, seguramente por orgullo, o porque hay tanta ira que impide reconocer el daño que nos han causado.
El dolor en el cuello. Esta zona del cuerpo refleja la flexibilidad o inflexibilidad de una persona. Si el rencor se ha instalado en la vida, probablemente la región del cuello se verá muy afectada. El rencor es una pasión que induce a una fuerte tensión que se debe sostener por mucho tiempo y por eso termina afectando la musculatura del cuello.
Los tobillos. Cuando no quieres abrir el camino hacia un proceso de perdón, es muy probable que tus tobillos lo reflejen. Es una articulación en la que se proyecta la capacidad de avance en la vida. Cuando sufren dolor, casi siempre es porque te has estancado en un sentimiento negativo.
•El dolor de espalda. En este caso lo que ocurre es que la ausencia de perdón se experimenta como una carga que se rechaza inconscientemente. El rencor origina un peso emocional que se traduce en dolor de espalda, especialmente en la zona media. Si el rencor está relacionado con temas de dinero, es más frecuente que se proyecte en la zona baja.
Molestias en las rodillas. Frecuentemente están asociadas con la resistencia a doblegarse. Es el orgullo el que está dominando los actos. Se cree, consciente o inconscientemente, que perdonar es un acto de sometimiento.
Los dientes y las encías. Estas partes del cuerpo están estrechamente ligadas con todo tipo de sentimientos agresivos. Cuando hay dificultad para expresar el enojo, lo más probable es que los dientes se resquebrajen o las encías se inflamen. Si la ira es mayor, los dientes tienden a perder su posición.

El cuerpo es como un mapa en el que se puede seguir la ruta de esas emociones que están contenidas, que no han sido expresadas.

No somos solo un organismo, o solo una mente.

Mente y cuerpo están unidos, se complementan, se influyen mutuamente.

Por eso, cuando hay dolor físico, siempre se debe reflexionar sobre el componente emocional que puede estar asociado.

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana

Leer más…

La enseñanza de Nisargadatta Maharaj sobre la Enfermedad

Alguien le pregunta a Nisargadatta Maharaj en "El buscador es quien está a la búsqueda de si mismo":

¿Puedo curarme a mí mismo de una enfermedad grave con solo tomar conocimiento de ella?

Sri Nisargadatta Maharaj responde:

“Tome conocimiento de su totalidad, no solo de los síntomas exteriores. Toda enfermedad comienza en la mente. Cuide de la mente primero, rastreando y eliminando todas las ideas y emociones dañinas. Viva entonces y trabaje sin prestar atención a la enfermedad y no piense más en ella. Con la supresión de las causas el efecto no tiene más remedio que partir.

El hombre deviene lo que él mismo cree ser. Abandone todas las ideas sobre usted mismo y encontrará que usted es el presenciador puro, más allá de todo lo que puede acontecerle al cuerpo o a la mente.”

Uno podría plantear que afirmar “Toda enfermedad comienza en la mente” no puede ser verdad, porque hay enfermedades causadas por accidentes, venenos, etc. que no tienen un origen mental. Pero tengamos en cuenta que por “mente”, Sri Nisargadatta Maharaj no está hablando solo de psicología, sino de conciencia espiritual. En un sentido espiritual profundo, aun las enfermedades que obedecen a accidentes o causas no psicológicas sí estarían relacionadas con la “mente” (en este sentido amplio espiritual). Despúes de todo, muchos accidentes son causados o propiciados por decisiones, estados de ánimo o actitudes equivocadas.

De allí que la solución que propone el maestro sea cuidar la mente (en ese sentido amplio espiritual), resolver todas las ideas y emociones dañinas y, lo que me llama mucho la atención, “vivir, trabajar sin prestar más atención a la enfermedad”

Esto último es importante, porque mucha gente está anclada u obsesionada con su enfermedad (posiblemente, porque consciente o inconscientemente, esa enfermedad le permite recibir atención y afecto de los demás, o incluso manipular a otras personas), y en esas condiciones difícilmente podrá curarse. Ha aprendido a depender de la enfermedad.

De allí que la curación pase por cuidar la mente, resolver las ideas y emociones destructivas, vivir y seguir adelante sin concentrarse ni obsesionarse más con los síntomas de la enfermedad.

La medicina actual casi no toma en cuenta el aspecto emocional o espiritual de la mayoría de las enfermedades graves, porque se estima que estas enfermedades no tienen relación alguna con la mente. Sin embargo, otros investigadores, como el Dr.Ryke Geerd Hamer, y también algunos científicos noéticos, han constatado que la “mente” tiene una función esencial tanto en el origen como en la curación de muchas enfermedades.

Estos investigadores dan apoyo científico a las ideas espirituales de Sri Nisargadatta Maharaj y de otros maestros espirituales como Paramahansa Yogananda, quien también sostiene la influencia espiritual en el origen y curación de las enfermedades graves.

Fuente: Ciencia Noética

 

Leer más…

Una ley universal: elimina tu basura mental

Queremos ayudar a erradicar la contaminación y el sufrimiento en este mundo. ¿Por dónde empezamos? Deberíamos empezar por nosotros, pues el mayor contaminante en nuestras vidas es nuestra propia mente: causante de sufrimiento.

La naturaleza de la mente

Lo más importante que necesitamos saber acerca de nuestra mente es que no es algo que existe por separado, individualmente; no es un objeto inanimado.

La mente no es un objeto, es un proceso. El proceso de transmitir constantemente pensamientos. Este flujo de pensamientos es lo que percibimos como mente. Al despaparecer este flujo de pensamientos, la mente desaparece junto con ellos. La naturaleza básica de los pensamientos es que se encuentran en movimiento constante, y es este movimiento el que, casi automáticamente, crea la mente.

Nuestra mente funciona prácticamente de modo automático. Los pensamientos van y vienen todo el tiempo. Sólo es posible tratar de suprimirlos con esfuerzos considerables, e incluso entonces sólo lo conseguimos por un corto periodo de tiempo. Durante la mayor parte de nuestro estado de vigilia, nuestra mente se pierde, ya sea en el pasado o en el futuro. En nuestros pensamientos tratamos nuestras experiencias pasadas, las ofensas que sufrimos, o nuestros planes, metas y miedos futuros.

El movimiento constante del flujo de pensamientos es lo que crea la mente; sin ellos, la mente deja de existir.

Nuestra mente evalúa constantemente las cosas. Significa que no simplemente vivimos nuestras experiencias, sino que también las clasificamoscomo buenas o malas. Juzgamos todo lo que nos sucede a nosotros y a todos los que nos encontramos en nuestras vidas.

Esta categorización permanente puede conducir fácilmente a una percepción distorsionada del mundo, a medida que evaluamos nuestras nuevas experiencias en estas categorías. Si encontramos una experiencia negativa, tenderemos a mantener y reforzar esa categoría para experiencias similares en el futuro. Nuestra percepción, por lo tanto, será selectiva, y sólo aceptaremos los estímulos que refuerzan nuestra categorización, y tendemos a ignorar aquellos que caen fuera de nuestras categorías habituales.

Tipos de Basura Mental

La basura mental en sí misma son pensamientos, concepciones erróneas sobre nosotros mismos, sobre lo que nos pasa en la vida y sobre como son las cosas a nuestro alrededor. Es decir, los juicios realizados sobre otros, sobre nosotros, y sobre cómo funciona el mundo: ¡lo hemos etiquetado todo!

.1. Juzgar y clasificar: Etiquetar

Esta actitud, es claramente basura mental. Constantemente etiquetando, no solo los objetos o las personas, sino también las situaciones, incluso etiquetamos nuestros pensamientos: “no debería pensar esto“, “ese chico es un vago“, “estar de pie en una cola es estresante“. ¿Lo has pensado bien? Cojamos el ejemplo de “estar de pie en una cola es estresante”: ¿has tratado de encontrar el motivo o simplemente has clasificado esta situación como tal?

Al etiquetar la situación y mantener esa etiqueta, cada vez que te encuentres de nuevo en ese momento, inevitablemente te estresarás, pues es la etiqueta que esa situación tiene asignada. Igual sucede al etiquetar a una persona: difícilmente verás más allá de la etiqueta que le has asignado..

2. Creencias limitantes sobre nosotros y sobre cómo funciona el mundo

Estos conceptos equivocados se instalan durante nuestro crecimiento. Quizás has escuchado a personas decir “nada me sale bien”, “no sirvo para esto”, “soy un torpe” o cosas por el estilo, o incluso tu lo has pensado en varias ocasiones.

Mucha gente vive una vida miserable y dolorosa, pero no por que quiera de forma consciente vivir esa clase de vida, viven así porque creyeron en una verdad que no es real. Creyeron que era verdad aquello de “nunca vas a lograr nada en la vida”, “no tienes ambiciones”,”eres un mediocre”.

Las creencias limitantes son conceptos que creemos que son verdad, y por algunas circunstancias accidentales, han logrado instalarse en nuestra mente como verdaderas. Esas creencias, creencias como “el mundo es un lugar cruel”, “hay más malas personas que buenas”, “es difícil ser feliz”, “el amor no existe”… Podría seguir y seguir. Todas estas creencias, no hacen más que cortarte las alas, que limitar lo que puedes llegar a ser.

Esos pensamientos nos impiden prosperar e incluso darnos cuenta cuando una oportunidad se nos presenta frente a nuestros ojos, y luego caemos en la tendencia de pensar siempre igual, pues nos ha llevado toda una vida convertir esa forma de pensar errónea en un hábito, y lo convertimos en una filosofía de vida.

3. Nuestra imagen mental: lo que proyectamos

La mayoría de las personas tienden a identificarse con sus pensamientos e historias personales, es decir, con sus mentes. Muchos de nosotros no estamos satisfechos con lo que somos. Es por eso que creamos una imagen mental de nuestro desarrollo personal, y de las maneras de hacer que el trabajo de nuestras mentes sea más efectivo.

El problema: tratamos de alcanzar la imagen mental que nosotros mismos hemos creado, e intentamos tener nuestras mentes bajo control y ser los dueños de nuestro propio desarrollo. Como no conocemos la naturaleza de la mente, esta aventura está destinada al fracaso desde el principio.

El propósito de la mente es servir como un medio de conexiones, para conectarnos al mundo el uno al otro.

Este juego, al que todos en algun momento hemos jugado, algunos toda la vida, no llegará a buenfin. La razón es bién sencilla. Ese no eres tu. Está bien marcarse objetivos, querer mejorar en un aspecto u otro (si es que se puede, pues ya somos perfectos como somos), pero no debemos confundir el deseo de ser más amable con el hecho de ser la amabilidad en persona, pues, si no sale de un modo natural de tí, y lo fuerzas, te estás disfrazando de aquello que no eres. Tu proyección se está apoderando de ti.

4. No eres tu mente

Ahora podemos ver que el camino que conduce al control sobre nuestras mentes no pasa a través de la supresión de éstas. No es posible controlar la mente en el sentido ordinario de la palabra. En parte porque sólo existe en sus funciones y funcionamiento, y en parte porque no hay nadie para controlarla. Una mitad de la mente, como hemos visto, no controla, sólo suprime a la otra mitad.

Mientras sigas identificandote con tu mente, sufrirás las consecuencias de los pensamientos que haya en ella.

Para poder controlar nuestras mentes, debemos salir de ellas. Esta afirmación puede sonar sorprendente para muchos de nosotros, ya que tendemos a identificarnos completamente con nuestras mentes y sus operaciones. Mientras esta identificación sea fuerte, no podremos salir del círculo vicioso de nuestras mentes; tendremos que meramente sufrir sus consecuencias.

Hoy en día, sin embargo, más y más de nosotros comenzamos a darnos cuenta y a experimentar que somos más que nuestras mentes, más que nuestros pensamientos y emociones, y más que la historia personal que estos pensamientos y emociones acumulan. Nuestra atención ya no está completamente comprometida a contar nuestra historia personal e identificarnos con esa historia personal, y nos volvemos más y más sensibles a las dimensiones más profundas de nuestra vida. Comenzamos a notar las rupturas entre los pensamientos, y comenzamos a girar hacia estas puertas que conducen más allá de la mente.

En estas grietas entre pensamientos, lo que queda es la consciencia vigilante. No es necesario luchar contra la mente, no es un enemigo, es un instrumento que, sin control, tiende a funcionar caóticamente.

Tenemos la oportunidad de conocer la verdadera naturaleza de los pensamientos y las funciones de la mente si nos separamos de ellos, mantenemos una distancia y no los consideramos enemigos. Revelarán sus secretos a la consciencia atenta, observando con afecto, y veremos los sutiles matices de la mente, los juegos que juega y los sueños que evoca.

5. Controlando la mente sin controlarla

Es una actitud toleranteatenta y observadora de las funciones de la mente. Nos dará la capacidad de detener nuestro pensamiento sin esfuerzo. Una vez que el pensamiento ha sido suspendido, la corriente continua de pensamientos se detiene y la mente misma desaparece y deja de funcionar.

Ahora no buscaremos nuestra propia identidad en una identificación con la mente, ya que hemos encontrado nuestro verdadero centro, nuestro ser real, nuestro vigilante alerta, la Conciencia. Seremos conscientes de que los pensamientos y la mente no han desaparecido realmente, todavía están ahí, sólo en un estado inactivo. Nuestra actitud hacia los pensamientos y la mente cambiará por completo en ese momento. La Mente ya no domina nuestra vida, no es más que una herramienta obediente que usamos o no usamos como deseamos.

Es entonces cuando nos damos cuenta de lo maravilloso que es este instrumento nuestro, la mente, y ahora somos capaces de usarlo para su propósito original. Y el propósito de la mente es servir como un medio de conexiones, para conectarnos al mundo el uno al otro. A través de la mente las energías creativas son liberadas al mundo, y crean allí una armonía maravillosa.

Vía: Despierta Magazine

Leer más…

...la tendencia del subconsiente es la PERMANENTE CONSERVACIÓN DEL CUERPO...

 

.."la perfecta armonía en forma de maravillosa salud es el fluir natural del ser en concordancia justa con las leyes universales"..

 

´´Como el cuerpo es su fiel retrato mental"

—Existe una inteligencia que cuida el cuerpo—

 

 La mente subconsciente trabaja sin cesar por el bienestar común—Aunque l hombre obstaculiza el principio innato de armonía..

Es normal estar saludable, vigoroso y fuerte mientras que es anormal estar en ausencia de salud

La  tendencia  del subconsciente es la permanente conservación del cuerpo.

El subconsciente es el constructor del cuerpo, razón por la cual siempre tiende a conservarlo, manteniendo sus funciones vitales.

La mente subconsciente está en contacto permanente con el principio vital de ilimitada e infinita sabiduría; nunca duerme, trabaja las veinticuatro horas del día.

Sus impulsos trabajan por conservar y desarrollar la vida. Está siempre tratando de ayudarle y evitarle daños; urge a amar y salvar la vida de otros.

Por ejemplo: durante el gran terremoto e incendio de San Francisco de California el 18 de Abril de 1906, inválidos y paralíticos postrados durante mucho tiempo, se levantaron y ejecutaron los actos de valentía y esfuerzos más asombrosos.

Cuando el intenso deseo de salvar a otros se derramó dentro de ellos, el subconsciente les correspondió entrando en acción.

Un noventa por ciento de la vida mental es subconsciente; tanto hombres como mujeres olvidan el uso de este asombroso poder, que vive dentro de nosotros entre límites muy reducidos.

Las convicciones más profundas son aquellas que usted no puede argüir (razonar) por cuanto no surgen de la mente consciente; son condicionadas por la mente subconsciente.

El subconsciente le habla con intuiciones, impulsos, tropiezos, insinuaciones, ideas; está siempre ordenándole cómo levantarse; trascender, crecer, aventurarse y avanzar hasta la meta Produce las grandes aspiraciones, visiones e inspiraciones hacia una vida más noble y esplendorosa.

Los grandes artistas, músicos, poetas, oradores y escritores se sincronizan con su subconsciente y llegan a animarse a inspirarse.

Robert Louis Stevenson, decía que su mente interior le daba la trama o argumento de sus cuentos, párrafo tras párrafo, en una forma semejante a una cinta cinematográfica.

Acostumbraba antes de dormirse, suplicarle a  su  subconsciente le inspirase una  historia emocionante cuando su cuenta bancaria estaba bajita. El subconsciente recogía la súplica y se encargaba del trabajo, mientras Stevenson dormía.

Mark Twain confesaba en público que nunca trabajaba. Todo su humor y grandes escritos se producían porque transportaba hacia él la inacabable reserva de su mente subconsciente.

Estos dos casos anteriores testimonian cómo el subconsciente habla en voz baja, diciendo cosas sabias a través de usted; las cuales tu mente consciente desconoce.

 

COMO EL CUERPO ES SU FIEL RETRATO MENTAL

La  interacción (acción conjunta armónica) de  las  mentes consciente y  subconsciente necesitan de una interacción correspondiente similar en el sistema nervioso.

El sistema cerebro espinal es el órgano de la mente consciente; es el camino por el cual se reciben las percepciones conscientes recibidas o captadas por los cinco sentidos, ejerciendo control sobre el movimiento del cuerpo.

Es el canal de acción por donde fluye o se manifieste la mente volitiva o consciente.

El sistema simpático, llamado también sistema nervioso involuntario, es él órgano de la mente subconsciente, tiene su centro en la masa neuroganglionar conocida como plexo solar o cerebro abdominal, localizado frente al estómago. Es el canal de acción por donde fluye la acción mental que inconscientemente soporta las funciones vitales del cuerpo.

Estos dos sistemas pueden trabajar, separados o sincronizados, el Dr Judge Thomas

Trowar comenta: "El nervio vago sale dé la región cerebral como parte del sistema voluntario; con él controlamos los órganos vocales; pasando al tórax; envía ramificaciones al corazón y pulmones; finalmente atraviesa el diafragma, se pierde entre las capas exteriores que distinguen los nervios del sistema voluntario y se llegan a identificar con los del sistema simpático, por anastomosis o sea, la unión entre el sistema simpático y el parasimpático convirtiendo al hombre físicamente en una entidad individual".

"En forma semejante, las diferentes áreas cerebrales indican su conexión con las actividades objetivas y subjetivas de la mente, respectivamente. Hablando en forma general, podemos asignar la porción frontal del cerebro a las actividades objetivas y la porción posterior a las subjetivas mientras que la porción intermedia participa de ambas características".

Una  forma  muy  sencilla  de  comprender  la  interacción  físico-mental  es:  la  mente consciente, al tomar una idea, induce una vibración en los nervios del sistema voluntario; éste a su vez, produce una corriente similar a la generada, en los nervios del sistema involuntario llevando la idea a la mente subconsciente, que es el medio creador.

Todo pensamiento acogido por la mente subconsciente y aceptado como una verdad, lo envía el cerebro al plexo solar, cerebro de la mente subconsciente, para encarnarlo y ser transferido al mundo como una realidad. Así es como sus pensamientos se convierten en hechos, en cosas.

EXISTE UNA INTELIGENCIA QUE CUIDA EL CUERPO

Al estudiar los tejidos de los órganos, tales como: los ojos, oídos, corazón, hígado, vejiga, etc., se observará cómo consistiendo en un grupo de células forman un conjunto o sistema inteligente; para lo cual funcionando juntas son capaces de recibir órdenes y transportarlas a una función deductiva en la sugestión de la mente maestra (mente consciente).

Un estudio más cuidadoso, de un organismo celular simple, le demostrará lo que en realidad ocurre en su complejo organismo. Aún cuando un organismo monocelular no tiene órganos, evidencia y reacción mental representadas en las funciones básicas de movimiento, alimentación, asimilación y eliminación.

Muchas personas dice "hay una inteligencia que conserva el cuerpo, si se la deja sola". 

 Esto es verdad, pero la dificultad está en que la mente consciente siempre interfiere con la evidencia de sus cinco sentidos impresionando según las apariencias exteriores, conduciendo al dominio de creencias falsas, temores y opiniones falsos.

Una vez registrados tales patrones negativos en la mente subconsciente debido a condiciones psicoemocionales, sólo se puede llegar a la mente subconsciente actuando según las condiciones ya impuestas por los patrones establecidos.

 

LA MENTE SUBCONSCIENTE TRABAJA SIN CESAR POR EL BIENESTAR COMÚN

La  subconsciencia  dentro  de  cada  uno  de  nosotros  trabaja  constantemente  por  el bienestar común, refleja un principio natural de armonía y respalda todas las cosas.

Su mente subconsciente tiene voluntad propia, y es algo muy real en sí misma. Actúa noche y día sin descanso, trabaje o no usted.

Es el constructor de su cuerpo, pero usted no puede verlo, oírlo o sentirlo construyendo, porque todo ello es un proceso silencioso. Su subconsciente tiene una vida por si misma, esta siempre moviéndose de acorde a la armonía, salud y paz que reinan en el Universo. Es el patrón divino que en nuestro interior busca la forma de expresarse a todo momento.

 

CÓMO EL HOMBRE OBSTACULIZA EL PRINCIPIO INNATO DE ARMONÍA

Resultado de imagen para PRINCIPIO INNATO DE ARMONÍA

Para pensar científica y ordenadamente, debemos conocer la verdad.

Para conocer la verdad es necesario estar en armonía con la Inteligencia infinita y el Poder de su mente subconsciente que está siempre trabajando para conservar su vida.

Cada pensamiento o acción que no sea armonioso, ya sea por ignorancia o proyección, resultará en toda clase de discordancias y limitaciones.

Los científicos informan que usted construye un nuevo cuerpo cada once meses; así usted sólo tiene, en forma permanente once meses de edad desde el punto de vista físico.

Si usted forma defectos respaldados dentro de su cuerpo por pensamientos de miedo, ansiedad, celos y voluntad enfermiza, no tendrá a quién reclamar sino a usted mismo.

Ustedes Son la suma total de sus propios pensamientos.

Usted puede acoger en su mente fantasías y pensamientos negativos. La forma de salirse de la oscuridad es con luz; la forma de vencer el frío es con calor; la forma de vencer un pensamiento negativo es sustituyéndolo por un buen pensamiento. Afirme la bondad y el mal se desvanecerá.

 

 POR QUÉ ES NORMAL ESTAR SALUDABLE, VIGOROSO Y FUERTE

Resultado de imagen para ES NORMAL ESTAR SALUDABLE, VIGOROSO Y FUERTE

La mayoría de los niños nacen sanos con todos sus órganos funcionando perfectamente. Este es el estado  normal.Nosotros también deberíamos permanecer sanos, vigorosos y fuertes.

El instinto de conservación es el principio vital más fuerte de la naturaleza y constituye la verdad operativa más potente, siempre presente y constante, inherente a su propia naturaleza.

Razón por la cual todos sus pensamientos, ideas y creencias deben actuar con mayor fuerza cuando usted está en armonía con el principio vital innato en usted, siempre está buscando conservarle y protegerle en todo momento.

Por tanto, las condiciones normales pueden restaurarse con mayor certeza y facilidad que las condiciones anormales inducidas.

Es anormal estar enfermo; significa sencillamente que usted está yendo contra la corriente de la vida y pensando negativamente.

La ley de la vida es la ley del desarrollo y del crecimiento; toda la naturaleza testimonia esta  ley  por  la  expresión  constante  de  la  ley  del  crecimiento.  Donde  hay  crecimiento  y desarrollo, hay vida; donde hay vida debe haber armonía y donde hay armonía, hay salud perfecta.

 Cuando su pensamiento está en armonía con el principio creador de su mente subconsciente, estará usted sincronizado con el principio innato de armonía.

Si usted forma pensamientos que no están de acuerdo con el principio de armonía, estos pensamientos le consumirán, fatigarán, preocuparán y finalmente, le conducirán a estados enfermizos, y si persiste en ellos, posiblemente morirá.

En la curación de enfermedades usted debe aumentar el fluido y la distribución de las fuerzas vitales de su mente subconsciente en todo su organismo.

Puede hacerlo eliminando los pensamientos de temores, preocupaciones, ansiedad, celos, odio y todo otro pensamiento negativo que tienda a destrozar y destruir sus nervios y glándulas.

El tejido del cuerpo es el que controla la eliminación de todo material de deshecho.

CURACION DE UN MAL DE POTT

En la Revista Nautilus de Marzo, 1917, aparece un articulo donde se menciona la curación de un muchacho que sufría el Mal de Pott o tuberculosis de la columna vertebral.

Su nombre era Frederick Elias Andrews, de lndianápolis, hoy Ministro de la Escuela de Unidad Cristiana de la Ciudad de Kansas, Missouri. Su médico le pronosticó enfermedad incurable.

Empezó a orar, y desde una parálisis deformante que llegaba hasta rodillas y manos, comenzó a fortalecerse, enderezarse y recuperarse totalmente. Creó su propia afirmación, absorbiendo mentalmente las cualidades que necesitaba.

Afirmó una y otra vez, muchas durante el día: "Yo soy perfecto, saludable, vigoroso, fuerte, alegre, armonioso y feliz". Perseveró y dijo que su plegaria fué siempre la última expresión de sus labios al a-costarse y la primera al levantarse.

Suplicó a otros que enviaran pensamientos de alegría y salud. Esta actitud mental y la forma de orar volvió a él multiplicada muchas veces.

Su convicción y constancia le pagaron con buenos dividendos. Cuando los pensamientos de temor ansiedad o envidia invadían su mente, empezaba inmediatamente a contraatacarlos con afirmación fuerte en su mente.

Su mente subconsciente respondió de acuerdo a la naturaleza de su pensamiento habitual.

He aquí el significado de: "Vete sigue tu camino; tu fé te ha salvado"

https://t00.deviantart.net/veVt4MiZjCcZ7S2OABIEMo3ndHY=/fit-in/300x900/filters:no_upscale():origin()/pre00/e272/th/pre/i/2013/056/8/a/flores_para_papa_by_marazul45-d5w6s47.jpg

CÓMO LA CONVICCIÓN EN EL PODER DE SU SUBCONSCIENTE NOS HACE SANOS

Un  joven,  que  venía  a  mis  conferencias  sobre  el  poder  curativo  de  la  mente subconsciente, tenía  un  problema  grave  en  la  vista  y  el  médico  le  había  diagnosticado operación.

Se dijo a sí mismo: "Mi subconsciente hizo mis ojos y él puede curármelos". Todas las noches al acostarse, cuando caía en el estado de somnolencia, inmovilizaba su atención y la enfocaba 'sobre el ojo del médico. Se imaginó que el médico estaba frente a él, y le oía to- talmente o imaginaba oírle, diciéndole: "Ha sucedido un milagro".

El oía esto una y otra vez, todas las noches, durante-cinco minutos antes de dormirse. Al cabo de tres semanas volvió donde el oftalmólogo, que lo había examinado antes y éste le dijo: "Esto-es milagroso, Qué ha sucedido?.

El joven había impresionado su mente subconsciente usando al médico como instrumento o  medio  de  convicción.

Por  medio  de  la  repetición, convicción y  esperanza, impregnó su mente subconsciente. Su mente subconsciente había hecho sus ojos; dentro de él estaba el patrón perfecto e inmediatamente procedió a restaurarle el ojo.

Es éste otro ejemplo de cómo la convicción en el poder curativo del subconsciente puede hacerlo todo.

 

RESUMEN DE LOS PUNTOS SOBRESALIENTES

 

1. Su subconsciente es el constructor de su cuerpo y trabaja veinticuatro horas al día. Usted lo obstaculiza en sus patrones vitales dando cabida a pensamientos negativos.

2. Encargue al subconsciente con la tarea de darle solución a cualquier problema,  antes de dormirse y  recibirá  la respuesta.

3. Observe sus pensamientos. Cada pensamiento aceptado como una realidad es enviado por su cerebro al plexo solar, su cerebro abdominal, y es materializado como una realidad.

4. Reconozca que usted puede rehacerse por sí mismo con sólo dar un nuevo plan a su mente subconsciente.

5. La tendencia de su subconsciente es la conservación de su vida. El trabaja a través de su mente consciente. Alimente su mente subconsciente con frases afirmativas. Su subconsciente está siempre reproduciéndolas de acuerdo a sus patrones mentales.

6. Usted  tiene  un  nuevo  cuerpo  cada  once  meses.  Cambie  su  cuerpo  cambiando  sus pensamientos y manténgalos así.

7. Es normal estar sano; es anormal estar enfermo. Recuerde que dentro de nosotros mismos está el principio de armonía.

8. Pensamientos de celos, temor, preocupación y ansiedad destrozan y destruyen sus nervios y glándulas, atrayendo enfermedades.

9. Lo que usted afirme consciente y esté convencido de ello, se manifestará en su mente, cuerpo y negocios. 

 

Afirme la bondad y entrará en el campo de la alegría de vivir

 http://1.bp.blogspot.com/-xTlQXjWOpD4/UtygZabjLfI/AAAAAAAAGf0/kZsPNKr30lE/s1600/2559_429705240485198_1792130910_n.jpeg

 Científicos muestran cómo los pensamientos provocan cambios moleculares en los genes

Con la creciente evidencia de que el entrenamiento de la mente o la inducción de ciertos modos de conciencia pueden tener efectos positivos para la salud, los investigadores han tratado de entender cómo estas prácticas afectan físicamente el cuerpo. Un nuevo estudio realizado por investigadores de Wisconsin, España y Francia reporta la primera evidencia de los cambios moleculares específicos en el cuerpo después de un período de práctica intensiva mindfulness. [NdT: También conocido como Conciencia o Atención Plena]

 El estudio investigó los efectos de un día de práctica intensiva de mindfulness en un grupo de meditadores experimentados, en comparación con un grupo de control de sujetos no entrenados que practicaron actividades tranquilas no meditativas. Después de ocho horas de práctica de mindfulness, los meditadores mostraron una gama de diferencias genéticas y moleculares, incluyendo niveles alterados de la maquinaria de regulación génica y la reducción de los niveles de genes pro-inflamatorios, que a su vez se correlacionaban con una recuperación física más rápida luego de una situación estresante. 

"Según nuestro conocimiento, este es el primer trabajo que muestra alteraciones rápidas en la expresión genética de sujetos asociados a la práctica de la meditación mindfulness", dice el autor del estudio Richard J. Davidson, fundador del Centro para la Investigación de Mentes Saludables y profesor de psicología y psiquiatría en el William James and Vilas, de la Universidad de Wisconsin-Madison. 

"Lo más interesante es que los cambios se observaron en los genes que son los objetivos actuales de los fármacos anti-inflamatorios y analgésicos", dice Perla Kaliman, el primer autor del artículo e investigador en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, ​​España (IIBB-CSIC -IDIBAPS), donde se llevaron a cabo los análisis moleculares. 

El estudio fue publicado en el Periódico Psychoneuroendocrinology

Los entrenamientos basados ​​en el mindfulness han demostrado efectos beneficiosos en enfermedades inflamatorias en los estudios clínicos previos y están avalados por la Asociación Americana del Corazón como una intervención preventiva. Los nuevos resultados proporcionan un posible mecanismo biológico para efectos terapéuticos. 

 

La actividad genética puede cambiar según la percepción 

Según el Dr. Bruce Lipton, la actividad genética puede cambiar a diario. Si la percepción en tu mente es reflejada por la química de tu cuerpo, y si tu sistema nervioso lee e interpreta el medio ambiente y luego controla la química de la sangre, entonces puedes literalmente cambiar el destino de las células mediante la alteración de tus pensamientos. 

De hecho, la investigación del Dr. Lipton ilustra que al cambiar tu percepción, tu mente puede alterar la actividad de tus genes y crear más de treinta mil variaciones de productos por cada gen. Él da más detalles al decir que los programas genéticos están contenidos dentro del núcleo de la célula, y se puede volver a escribir esos programas genéticos al cambiar la química de tu sangre. 

En los términos más simples, esto significa que tenemos que cambiar nuestra forma de pensar si queremos curar el cáncer. "La función de la mente es crear coherencia entre nuestras creencias y la realidad que experimentamos", dijo Dr. Lipton. "Lo que esto significa es que tu mente ajustará la biología y el comportamiento de tu cuerpo para que encajen con tus creencias. Si te han dicho que te vas a morir en seis meses, y tu mente se lo cree, es muy probable que vayas a morir en seis meses. A eso se le llama el efecto nocebo, el resultado de un pensamiento negativo, que es lo contrario del efecto placebo, donde la sanidad está mediada por un pensamiento positivo". 

Esta dinámica apunta a un sistema de tres partes: está la parte de ti que jura que no quiere morir (la mente consciente), inventada por la parte de ti que cree que sí (el pronóstico del médico mediado por la mente subconsciente), la cual luego pone en marcha la reacción química (mediada por la química del cerebro) para asegurarse de que el cuerpo se adapte a la creencia dominante. (La neurociencia ha reconocido que el subconsciente controla el 95 por ciento de nuestras vidas.) 

Ahora ¿qué pasa con la parte que no quiere morir - la mente consciente? ¿No está afectando a la química del cuerpo también? El Dr. Lipton dijo que todo se reduce a cómo ha sido programada la mente subconsciente, la cual contiene nuestras creencias más profundas. Son estas creencias las que en última instancia, realizan el voto decisivo. 

"Es una situación compleja", dijo el Dr. Lipton. Las personas han sido programadas para creer que son víctimas y que no tienen ningún control. Estamos programados desde el principio con las creencias de nuestras madres y padres. Así, por ejemplo, cuando nos enfermamos, nos dijeron nuestros padres que tenemos que ir al médico porque el médico es la autoridad con respecto a nuestra salud. Todos recibimos el mensaje durante toda la infancia que los médicos eran la autoridad en materia de salud y de que éramos víctimas de las fuerzas corporales más allá de nuestra capacidad de control. La broma, sin embargo, es que la gente con frecuencia mejoraba cuando se dirigía al médico. Fue entonces cuando la capacidad innata de autocuración entra en acción, otro ejemplo del efecto placebo. 

 

La práctica de Mindfulness afecta específicamente a las vias reguladoras 

 Resultado de imagen para "Yo soy perfecto, saludable, vigoroso, fuerte, alegre, armonioso y feliz"

Los resultados del estudio de Davidson muestran una regulación hacia abajo de los genes que han sido implicados en la inflamación. Los genes afectados incluyen los genes pro-inflamatorios RIPK2 y COX2, así como varios genes de la histona deacetilasa (HDAC), que regulan epigenéticamente la actividad de otros genes mediante la eliminación de un tipo de etiqueta química. Lo que es más, la medida en que algunos de esos genes se regularon hacia abajo se asoció con la recuperación más rápida de cortisol ante una prueba de estrés social que implicaba un discurso improvisado y tareas que requieren cálculos mentales realizados frente a una audiencia y una cámara de vídeo. 

Los biólogos han sospechado durante años que algún tipo de herencia epigenética ocurre a nivel celular. Los diferentes tipos de células de nuestro cuerpo son un ejemplo. Las células de la piel y las células del cerebro tienen diferentes formas y funciones, a pesar de tener exactamente el mismo ADN. Debe haber mecanismos - que no sean del ADN - que se encargan de que las células de la piel permanezcan siendo células de la piel cuando se dividen. 

Tal vez resulte sorprendente, dicen los investigadores, que no hubo diferencias en los genes probados entre los dos grupos de personas en el inicio del estudio. Los efectos observados se vieron sólo en los meditadores luego de la práctica demindfulness. Además, varios otros genes modificadores del ADN no mostraron diferencias entre los grupos, lo que sugiere que la práctica de mindfulness ha afectado específicamente a ciertas vías de regulación. 

El resultado clave es que los meditadores experimentaron cambios genéticos luego de la práctica de mindfulness que no se observaron en el grupo que no meditó, después de otras actividades silenciosas - un resultado que proporciona la prueba del principio de que práctica de mindfulness puede conducir a alteraciones epigenéticas del genoma. 

Estudios previos en roedores y en personas han mostrado respuestas epigenéticas dinámicas a estímulos físicos como el estrés, la dieta o el ejercicio en unas pocas horas solamente.

"Nuestros genes son muy dinámicos en su expresión y estos resultados sugieren que la tranquilidad de nuestra mente puede realmente ejercer una influencia potencial en su expresión", dice Davidson.

"La regulación de las HDAC y las vías inflamatorias puede representar algunos de los mecanismos que subyacen en el potencial terapéutico de las intervenciones basadas en el mindfulness", dice Kaliman. "Nuestros resultados establecen las bases para futuros estudios para evaluar más a fondo las estrategias de meditación para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas."

 http://2.bp.blogspot.com/-ErywCf3Ddd4/UtyiaiRXKbI/AAAAAAAAGgU/AdRR5UP9qM4/s1600/lotus2_c14.jpeg

Las creencias subconcientes son la clave 

 

Demasiados pensadores positivos saben que pensar buenos pensamientos - y recitar afirmaciones durante horas y horas - no siempre trae los resultados que prometen los libros para sentirse bien. 

El Dr. Lipton no discutió este punto, porque los pensamientos positivos vienen de la mente consciente, mientras que los pensamientos negativos contradictorios son usualmente programados en la mente subconsciente, más poderosa.

"El principal problema es que las personas están conscientes de sus creencias y comportamientos conscientes, pero no de las creencias y los comportamientos subconscientes. La mayoría de la gente ni siquiera reconoce que su mente subconsciente entra en el juego, cuando lo cierto es que la mente subconsciente es un millón de veces más potente que la mente consciente y que operamos del 95 a 99 por ciento de nuestras vidas desde programas subconscientes." 

"Tus creencias subconscientes están trabajando ya sea para ti o en tu contra, pero la verdad es que tú no estás controlando tu vida, porque tu mente subconsciente sustituye cualquier control consciente Así que cuando estás tratando de recuperarte desde un nivel consciente - citando afirmaciones y diciéndote a ti mismo que eres saludable - puede haber un programa subconsciente invisible que te está saboteando ".

El poder de la mente subconsciente se revela con elegancia en las personas que expresan múltiples personalidades. Mientras ocupa la mentalidad de una personalidad, el individuo puede ser muy alérgico a las fresas. Luego, al experimentar la mentalidad de otra personalidad, él o ella se las come sin consecuencias. 

La nueva ciencia de la epigenética promete que cada persona en el planeta tiene la oportunidad de convertirse en lo que realmente es, con un poder inimaginable y la capacidad de operar a partir desde, e ir a, las más altas posibilidades, incluyendo la curación de nuestros cuerpos y de nuestra cultura, y vivir en paz.

FUENTE: http://cielodeltao.blogspot.com.ar

Leer más…

LAS CÉLULAS Y LAS EMOCIONES -Prof. Fabián Garella

 

“Cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito hormonal que tendrá impacto en las 30 billones de células que forman un organismo” 

La mente racional –con todos sus pensamientos y sus opiniones sobre nosotros mismos y sobre la vida en general– tiene el poder de mover poderosas energías en nosotros. La mente racional es una creación milagrosa y merece ser tratada como tal.

La mente está continuamente disparando sensaciones y sentimientos en nuestro cuerpo. Nuestra manera de pensar condiciona nuestras sensaciones y, por ende, nuestro campo de energía en el que estamos. El campo energético es muy dinámico y experimenta permanentes cambios que, la mayoría de las veces, empiezan con nuestros pensamientos.

La ciencia moderna compara el cerebro humano con un extraordinario centro de comandos que procesa datos e instrucciones recibidas desde diversas localizaciones del organismo. 
En nuestro cerebro se alojan millones de células llamadas neuronas; se dice que en el sistema nervioso hay tantas neuronas como estrellas hay en nuestra galaxia. 
Esas neuronas se unen formando las cadenas neuronales y todas las cadenas neuronales integran la red neuronal.

Ahora bien, la red neuronal es activada por impulsos eléctrico-químicos generados en el cerebro. Este flujo cargado de información, que recorre de una punta a la otra el sistema nervioso, es llamado info-energía y viaja de una célula a la otra a una altísima velocidad. La info-energía está constituida, entre otros elementos, por los neurotransmisores.
En realidad, los neurotransmisores actúan como mensajeros eléctrico-químicos que las neuronas “usan” para comunicarse unas con otras. Así, un simple pensamiento puede disparar enormes cantidades de neurotransmisores.
Cuando una neurona envía sus neurotransmisores a las otras neuronas con las que está conectada, se genera una experiencia interna en forma de sensaciones y emociones, y la relación entre esas neuronas crea lo que llamamos cadena neuronal.

En síntesis, cuando un pensamiento se presenta, la red neuronal se activa y sucede internamente una experiencia en forma de emoción o de sensación. Pero, si el mismo estímulo, con la misma calidad de info-energía, es enviado una y otra vez, las cadenas neuronales desarrollan una relación muy cercana e íntima que se mantiene a través del tiempo.
Las dendritas y el axón, que son como brazos que poseen las neuronas, se extienden tratando de conectar más y más neuronas vecinas, de modo que la cadena neuronal se fortalece.

Todas las adicciones y compulsiones conocidas se ajustan a este patrón neuro-energético y es esto precisamente lo que resulta en una resonancia electromagnética. Una resonancia es un patrón inconsciente en acción, que manifiesta externamente la realidad con la que está resonando internamente.

El sistema de creencias: Cuando diariamente se usan los mismos patrones de pensamiento, esas relaciones internas son reforzadas, y así se reproduce la misma reacción emocional. Como consecuencia, atraemos externamente las frecuencias que están resonando internamente. A partir de la repetición de los mismos patrones se construye la imagen de sí, que, como sabemos, es una reacción a heridas emocionales o físicas sufridas en el pasado. Es simplemente una imagen y como tal, no es real, nunca fue real y nunca lo será. 
Todas las cosas que alguna vez nos han pasado, están grabadas en las células de nuestro cuerpo, en forma similar a los archivos que han sido guardados en una computadora. De esta manera, lo que esta guardado allí, influencia nuestras relaciones con cada una y todas las cosas, que nos estén sucediendo. Esto afecta la forma en que nosotros realizamos nuestras tareas rutinarias y el modo en que reaccionamos al stress y de como manejamos los desafíos emocionales en nuestras vidas.
Dentro de la memoria celular, están almacenados todas las improntas concientes e inconscientes de comportamientos improductivos, que no nos permiten sentirnos felices, saludables, alcanzar nuestros objetivos despertando a nuestro potencial. 

Candace Pert, Jefa del Área de Bioquímica Cerebral de la Clínica de Neurociencia del National Institute of Mental Health en los Estados Unidos, estudia como la neuro-química influencia la salud humana. Ella expresó recientemente, que “reprimir las emociones negativas pueden ser causales de enfermedades. El no expresarlas apropiadamente, nos provoca ‘cocernos en nuestra propia salsa.”

Día tras día, esta inmersión crónica en la negatividad, produce influencias dañosas para nuestra salud. La clave según Pert, está en unas moléculas complejas llamadas ‘neuropéptidos’. El cerebro contiene cerca de 60 diferentes neuropéptidos, incluyendo endorfinas. Estos neuropéptidos son los condicionantes por los cuales, todas las células en tu cuerpo se comunican unas con otras. Esto incluye mensajes cerebro a cerebro, cerebro a cuerpo, cuerpo a cuerpo y cuerpo a cerebro.

Las células individuales incluyendo las células cerebrales, células inmunitarias y otras células del cuerpo, tienen receptores que reciben neuropéptidos. Las diferentes clases de neuropéptidos disponibles para las células, están cambiando constantemente, reflejando variaciones en tus emociones durante el día. La clase y número de emociones, conectadas con los neuropéptidos disponibles en los receptores de las células, influencian tus probabilidades de sentirte bien o sentirte enfermo.

Candace dice, “Los químicos que circulan en nuestro cuerpo y cerebro son los mismos químicos que están involucrados en las emociones. Conviene entonces que le prestemos más atención a las emociones con respecto a la salud. Bajo la influencia de cantidades masivas de contracciones, nuestras células comienzan a funcionar ineficientemente.”

La carga emocional negativa resultante, impide que los receptores de tus células reciban el mensaje de mantener las funciones básicas.  Ellas no pueden realizar sus tareas rutinarias de producción de proteínas, que es una tarea básica para mantener al cuerpo en un perfecto estado de salud. 
No es que las células crean la enfermedad y los desequilibrios, es la ausencia de equilibrio, lo que la crea.

Aún con una dieta “estricta”, “correcta”, o “ideal”, los nutrientes no pueden ser asimilados eficientemente dentro del cuerpo. Este es un hecho interesante, ya que se ha puesto mucho énfasis en la importancia de la dieta y el ejercicio, para eliminar y prevenir la toxicidad dentro del cuerpo.

En muchas prácticas alternativas, hubo siempre credibilidad y aceptación de que hay un nexo común entre la emoción reprimida y el lugar del cuerpo donde se manifiesta la enfermedad o desequilibrio. 

De acuerdo a la Medicina Oriental, cada órgano o glándula tiene una o más emociones que la influencian. 
Frecuentemente, el trauma emocional comienza a manifestar su desequilibrio en el órgano o glándula correspondiente. Con toda esta sabiduría antigua e investigación científica moderna como evidencia de respaldo, no podemos ignorar por más tiempo el hecho de que la toxicidad emocional juega un rol igual o quizás más dominante en conseguir una óptima salud. 

Eckhart Tolle, el autor del libro The Power of Now (El Poder del Ahora), llama a estos estratos de energía acumulada, “Cuerpo del Dolor” (Pain-Body) y lo describe “como casi una entidad con su propia agenda” que se aloja en nosotros y usa nuestra fuerza vital. Cuando esto sucede, las células de nuestro cuerpo que guardan el dolor físico o emocional del pasado, funcionan en un modelo de supervivencia que “no es real para nadie mas excepto para la persona que lo mantiene”. 

Cuando hay dolores no resueltos, esto causa estancamiento de energía en algún lugar del campo electromagnético humano e impide el flujo de la fuerza vital. Con frecuencia esto ocurre en el órgano, la articulación o el músculo mas relacionado con dicha área del campo energético. 

Hemos observado también que la energía estancada literalmente parte y subdivide al campo electromagnético humano en compartimientos estancos sin posible comunicación entre ellos, creando un estado interno de fragmentación que genera en si mismo mucha incomodidad. Cuando los dolores del pasado no son transformados en forma conciente, si saberlo, estamos permitiendo que se acumulen mas estratos de energía negativa haciendo la situación todavía mas difícil y compleja.

Generalmente, dejamos a un lado lo que no queremos enfrentar ahora y la energía del dolor irresuelto se queda con nosotros. Podemos tratar de distanciarnos de lo ocurrido pero la experiencia pasada esta detenida e irresuelta en nuestro campo electromagnético. Otro modo de responder es el de negar que el trauma sucedió. “entre mi madre y yo todo esta bien, no hay ningún problema”, o “fue una pavada, cosa de chicos”. 

Sin embargo, cuantas más situaciones de dolor o trauma se mantienen irresueltas en nosotros, mas limitaciones vamos a encontrar en nuestras vidas.

Piensa por un momento en la cantidad de energía vital que lleva mantener esas cargas guardadas en las células todo el tiempo! Imagina por un momento como te sentirías trasformándola y haciéndola disponible para simplemente vivir tu vida tal como se presenta, sintiéndote en paz, libre y saludable!

Cuando transformamos la información guardada en la memoria celular no borramos la memoria. Lo que se transforma es la carga que no se procesó en el momento en que el trauma o dolor ocurrió, dejando así que la energía vital de las células sea utilizarla en la sanación y transformación necesaria.
Fabián Garella
Leer más…

EL PODER CURATIVO DE LA CREENCIA Y EL EFECTO PLACEBO-

Traduje y combiné dos artículos desde:  www.newsky24.com y www.psychologytoday.com

 

En los últimos dos años, he estudiado a sobrevivientes de cáncer en la UCLA, tratando de descubrir por qué algunas personas responden mucho mejor a su tratamiento que otras. Al principio, pensé que a algunos pacientes les fue bien porque sus enfermedades no eran tan graves como las enfermedades de los demás. Sin embargo, tras un análisis más detallado, descubrí que la gravedad de la enfermedad era solo uno de los factores que explicaban la diferencia entre los que se recuperan y los que no.

Los pacientes de los que estoy hablando recibieron, después del diagnóstico, cualquier terapia (medicamentos, radiación, cirugía) que demandaran sus casos individuales. Sin embargo, la respuesta a tales tratamientos fue apenas uniforme. A algunos pacientes les fue mucho mejor en sus terapias que a otros. ¿Qué fue eso, entonces, eso fue diferente?

¿Había algo que todos los sobrevivientes tenían en común? Sí.

 

Descubrí que las principales características de estos sobrevivientes eran muy similares. Entre las similitudes están:

* Todos tenían una fuerte voluntad de vivir.

• No tuvieron pánico por su enfermedad.

• Tenían confianza en su capacidad de perseverar.

• A pesar de todos los pronósticos en contrario, creían que podrían hacerlo.

• Ellos fueron capaces de una respuesta alegre.

• Estaban convencidos de que su tratamiento funcionaría.

 

El efecto Placebo

El efecto mente-cuerpo no debe sorprender en vista de la experiencia a lo largo de los años con los placebos. El temido 'placebo' se usa para describir una 'píldora' que no contiene ingredientes médicos pero que a menudo produce el mismo efecto que la medicación genuina.

Los placebos brindan amplias pruebas de que las expectativas pueden tener un efecto en la química corporal.  Según un artículo reciente sobre placebos en Medical World News, los estudios realizados en los últimos años han demostrado que los placebos aliviaron satisfactoriamente los síntomas en un promedio del 35 por ciento de los pacientes evaluados.

Estos síntomas incluyen fiebre, dolor postoperatorio severo, dolor anginoso, dolor de cabeza y ansiedad, entre otras molestias. La explicación de este fenómeno extraño es que la mente humana puede crear cambios reales en la química del cuerpo como resultado de lo que cree. Si, por ejemplo, una persona cree que un determinado medicamento contiene una sustancia que puede satisfacer una necesidad específica, el cuerpo tiende a moverse en esa dirección.

 Un número cada vez mayor de científicos sostiene que el sistema de curación del cuerpo y su sistema de creencias están estrechamente relacionados. Es por eso que la esperanza, la fe y la voluntad de vivir pueden ser factores vitales en la lucha contra las enfermedades. El sistema de creencias convierte las expectativas positivas en factores positivos en cualquier competencia contra la enfermedad.

EXPERIMENTANDO

Hagamos un experimento mental. Reúne a trescientos viajeros agobiados con dolores de cabeza, no es difícil hacerlo en el metro de Nueva York en cualquier hora punta de la jornada laboral. Por supuesto, están gritando y lloriqueando con protestas tan estridentes, que solo empeoran sus dolores de cabeza, que es precisamente lo que no desean. Les aseguras que sus nombres aparecerán en las páginas de la sociedad del New York Timesen como reconocimiento de su servicio público y eso los tranquilizará lo suficiente como para poder reunirlos en tres habitaciones insonorizadas, cien dolores de cabeza por habitación.

Ahora comienza la diversión. No haces nada con los primeros cien. Ellos solo se miran unos a otros. Haces un discurso elocuente al segundo grupo, informándoles que son los destinatarios afortunados de un milagroso analgésico recientemente desarrollado y poderoso. (En realidad, es aspirina con codeína, un analgésico comprobado). Luego también los dejas solos con su dolor, contemplando sus demandas. Haces el mismo discurso al tercer grupo de cien, pero les estás mintiendo. Creen que les estás dando un medicamento para aliviar el dolor. En verdad, reciben una pastilla de azúcar .

Después de media hora, le pides a tus trescientos cautivos que informen sobre sus dolores de cabeza. En el grupo que "no hicieron nada", veinte dicen que sus dolores de cabeza desaparecieron. Ochenta todavía están sufriendo. En el segundo grupo, noventa informan la desaparición completa del dolor; esa droga es ciertamente una poción milagrosa, dice la gente, y se preguntan dónde pueden comprarla. En el tercer grupo, a los que engañaste, cuarenta y cinco todavía tienen dolores de cabeza, pero cincuenta y cinco no. Esa píldora hizo la magia, dicen, abordando felices el metro sin dolor. 

Mira lo que el experimento reveló. Una pastilla de azúcar no tiene acción fisiológica que pueda curar un dolor de cabeza, pero treinta y cinco de sus sujetos sin dolor de cabeza en el tercer grupo proporcionan evidencia de lo contrario. (¿Por qué treinta y cinco y no cincuenta y cinco? Porque los resultados del grupo "que no hicieron nada" demuestran que el dolor de cabeza cesará en el 20 por ciento de sus sujetos después de media hora, independientemente de que hagan algo o no. Por lo tanto, para el 35 por ciento de los sujetos en nuestro pensamiento experimental, la píldora de azúcar era tan milagrosa como el analgésico que recibían los miembros del grupo de "droga real". Esta "cura" en ausencia de cualquier agente verdaderamente terapéutico es el efecto placebo, y es más que una curiosidad. Es un resultado directo de la acción cerebral . ¿Pero cómo?

Antes de responder a esa pregunta, debemos definir con precisión el efecto placebo. No es remisión espontánea. Eso es lo que experimentaron las veinte personas del primer grupo (y presumiblemente veinte más en cada uno de los otros dos grupos). Algunos de nosotros, sin importar la enfermedad, mejoramos por razones desconocidas. El proceso de la enfermedad simplemente se revierte sin ninguna intervención. Si la remisión es mera casualidad o el resultado de algún proceso de autocuración sigue siendo una incógnita.

Tampoco es el engaño del efecto placebo o el autoengaño. Las personas cuyos dolores de cabeza desaparecen después de la ingestión de la píldora de azúcar no son mentirosas, tramposas, simples o dementes. Su dolor desaparece, y no porque lo deseen conscientemente. En estudio tras estudio tanto los sujetos como los experimentadores están "a ciegas" de las condiciones experimentales, es decir, nadie, incluidos los investigadores,sabe quién está obteniendo las mejoras cuantificables y clínicamente replicables en las condiciones de la enfermedad en una fracción considerable de todos los casos.

Además, el efecto placebo no es una aberración estadística pequeña o insignificante. Las estimaciones de la tasa de curación con placebo oscilan entre un mínimo del 15 por ciento y un máximo del 72 por ciento. Mientras más largo sea el período de tratamiento y mayor sea el número de visitas al médico, mayor será el efecto placebo.

Finalmente, el efecto placebo no se restringe a autoinformes subjetivos de dolor, estado de ánimo o actitud. Los cambios físicos son reales Por ejemplo, los estudios en pacientes con asma muestran una menor constricción de los bronquios en pacientes para quienes funciona un fármaco placebo.

El efecto placebo no es un engaño, casualidad, trampa del experimentador o anomalía estadística. Es, en cambio,producto de la expectativa. 

El cerebro humano anticipa los resultados, y la anticipación produce esos resultados. El efecto placebo es una profecía autocumplida, y sigue los patrones que predecirías si el cerebro estuviera produciendo sus propios resultados deseados. Los investigadores han encontrado, por ejemplo: 


• Los placebos siguen la misma curva dosis-respuesta que los medicamentos reales. Dos píldoras brindan más alivio que una, y una cápsula más grande es mejor que una más pequeña. 


• Las inyecciones de placebo son más efectivas que las píldoras de placebo.

 
• Las sustancias que realmente tratan una afección pero que se usan como placebo para otra tienen un mayor efecto placebo que las píldoras de azúcar.


• Cuanto mayor es el dolor, mayor es el efecto placebo. Es como si cuanto más alivio deseamos, más logramos. 


• No tienes que estar enfermo para que un placebo funcione. Los estimulantes de placebo, los tranquilizantes con placebo, incluso el alcohol placebo producen efectos predecibles en sujetos sanos.

Como en todas las acciones cerebrales, el efecto placebo es el producto de cambios químicos. Numerosos estudios han respaldado la conclusión de que las endorfinas en el cerebro producen el efecto placebo. En pacientes con dolor crónico , por ejemplo, se encontró que quienes respondieron al placebo tuvieron concentraciones más altas de endorfinas en su fluido espinal que los que no respondieron al placebo.

En un momento, los investigadores vieron el efecto placebo como un impedimento, una molestia estadística que se interpuso en el camino de evaluar objetivamente la eficacia de terapias potencialmente legítimas. Esa vista ha cambiado. El efecto placebo hoy se ve como una parte importante del proceso de curación. Se ha estudiado como un tratamiento para la enfermedad de Parkinson, la depresión, el dolor crónico y más. Para un gran número de pacientes -los que responden al placebo- la creencia en la terapia creará o mejorará su efectividad.

En algunos aspectos, el efecto placebo ofrece la mejor de todas las alternativas posibles: efectos terapéuticos sin el riesgo de efectos secundarios negativos. Es por eso que docenas de investigadores del cerebro están trabajando para clasificar la complejidad de las numerosas regiones cerebrales y neurotransmisores que producen resultados de placebo. La suya no es una tarea fácil.

 El efecto placebo no es un fenómeno único, sino el resultado de la compleja interacción de factores anatómicos, bioquímicos y psicológicos. 

Lo mismo puede decirse de todas nuestras percepciones, sospecho. Vemos, escuchamos, saboreamos, tocamos y olemos más o menos lo que esperamos.

 

 FUENTES DE LOS DOS ARTÍCULOS TRADUCIDOS:

http://www.newsky24.com

 https://www.psychologytoday.com

 

 

Leer más…

Lo opuesto al estrés - por David R. Hamilton

Traducido del inglés por Tahíta desde… http://drdavidhamilton.com

Todo el mundo sabe cómo se siente el estrés. También sabemos lo que se siente cuando somos amables, cuando alguien es amable con nosotros, o incluso cuando somos testigos de un acto de bondad.

Los sentimientos son opuestos. La mayoría de los efectos dentro del cuerpo son lo opuesto también.

Los sentimientos de estrés generan " hormonas del estrés" en el cerebro y el cuerpo, como el cortisol y la adrenalina.

Los sentimientos de bondad generan oxitocina y óxido nítrico (a los que cariñosamente les llamo ' moléculas de bondad '). El estrés crea tensión en el sistema nervioso, empujándolo a 'luchar o huir'; La bondad relaja el sistema nervioso, guiándolo a "descansar y relajarse".

El estrés aumenta la presión arterial, la bondad lo reduce.

Los sentimientos de estrés generan radicales libres e inflamación en las arterias y el sistema inmunitario, lo que puede conducir a enfermedades cardiovasculares. Los sentimientos de amabilidad reducen los radicales libres en las arterias y el sistema inmune. La bondad es, de hecho, 'cardioprotectora' (protege el sistema cardiovascular).

El estrés debilita el sistema inmune, la bondad lo aumenta.

El estrés nos hace infelices; la bondad nos hace felices

El estrés está relacionado con la depresión; la amabilidad protege contra la depresión.

Y para colmo, mientras que el estrés acelera el envejecimiento, la amabilidad retrasa el envejecimiento.

La ciencia

Aquí hay un poco a modo de explicación simple para algunos de los efectos anteriores.

El estrés está relacionado con la enfermedad cardiovascular. Pequeñas cantidades de estrés están bien e incluso cantidades relativamente grandes, si no demasiado frecuentes, pero el estrés constante se asocia con resultados deficientes de salud al tener un impacto negativo en el corazón, las arterias y el sistema inmunitario. El estrés en última instancia se asocia con una vida útil acortada.

Por otro lado, los sentimientos cálidos que obtenemos a través de la bondad generan oxitocina y óxido nítrico. El óxido nítrico ablanda las paredes de nuestras arterias y mejora el flujo sanguíneo alrededor del cuerpo. Juntos, la oxitocina y el óxido nítrico reducen la presión arterial.

Mientras el estrés aumenta los radicales libres ( estrés oxidativo ) y la inflamación en las arterias y el sistema inmunológico (relacionado con el endurecimiento de las arterias) en investigaciones sobre la oxitocina, se encontró que reduce los radicales libres y la inflamación en arterias y sistema inmune, actuando efectivamente como un antioxidante y antiinflamatorio eficiente.

La investigación también muestra que en las relaciones donde hay más amabilidad, amor y afecto, también hay mucho menos endurecimiento de las arterias. Es casi como si cuando nos endurecimos hacia otros, nos endureciéramos en el interior, pero cuando nos “ablandamos” hacia los demás, también nos suavizamos por dentro. ¡Me encanta esta comparación!

El estrés aumenta la actividad del sistema nervioso simpático , poniendo al cuerpo en alerta. La bondad y la compasión, por otro lado, aumentan la actividad parasimpática , permitiendo que el cuerpo se relaje y regenere. La bondad y la compasión aumentan el tono vagal , que es una medida de la actividad parasimpática.

El estrés puede tener un efecto negativo a largo plazo en el sistema inmune. La bondad, por otro lado, explica el ' Efecto Madre Teresa '; esta es una investigación que mostró que el sistema inmunológico de los voluntarios se fortaleció cuando vieron un video de la Madre Teresa de Calcuta realizando actos de bondad.

La amabilidad también nos hace más felices y es un antídoto contra la depresión. Muchas investigaciones que comparan a personas que realizan actos de bondad con personas que realizan sus actividades normales muestran que las personas que actúan con bondad son más felices. Otros estudios encuentran que, estadísticamente, las personas que hacen trabajo voluntario regularmente son generalmente más felices y sufren menos depresión que las personas que no lo hacen.

Lo que sorprende a mucha gente es que la amabilidad retrasa el envejecimiento. Es bastante obvio, cuando realmente piensas sobre eso. Es de conocimiento común que el estrés acelera el envejecimiento. Todos estamos familiarizados con los relatos de personas cuyo cabello se puso blanco rápidamente cuando comenzaron un trabajo estresante. El estrés causa estrés oxidativo (lo que sucede cuando los radicales libres causan estragos) e inflamación, que acelera el envejecimiento del corazón y las arterias, el sistema inmunológico, las articulaciones, los músculos, el cabello, la piel, el cerebro ... prácticamente todo el cuerpo.

La amabilidad retrasa el envejecimiento de varias maneras. Indirectamente, simplemente evitando el estrés, nos ahorramos algunos de estos efectos. Pero más directamente, los productos de la bondad (oxitocina, óxido nítrico y aumento del tono vagal) ralentizan activamente los procesos internos de envejecimiento, como el estrés oxidativo en la piel, los músculos, las arterias y el sistema inmunitario. Algunas investigaciones, por ejemplo, han demostrado una reducción sustancial del estrés oxidativo en los músculos y la piel cuando hay mucha oxitocina.

Y aquí está la cosa: no puedes obtener oxitocina de la dieta. No puedes comerla ni beberla. La única forma de obtenerla es hacerlo internamente, logrando superar nuestra forma de pensar, sentir y comportarnos. Cuando nuestro pensamiento, nuestros sentimientos y nuestro comportamiento hacia los demás y hacia los animales es amable (¡sí! ... la bondad hacia los animales aumenta la oxitocina) es como si activaramos un kit de oxitocina dentro de nuestros cuerpos, dándonos muchos de estos "efectos secundarios".

No necesitamos hacer algo grande para que califique como un acto amable. Los gestos simples también cuentan. Incluso ese tipo de pensamiento sobre alguien que provoca una sonrisa en tu propia cara es ser amable.

Ni siquiera necesitas pensarlo mucho.

¡Solo sé amable!

Por David R Hamilton, PhD

 

Leer más…

¿Soy un Holograma?

En este artículo me gustaría explorar la posibilidad de que seamos creadores de nuestra realidad sin ser guionistas de ella, que nuestro cuerpo físico sea una proyección holográfica de nuestra consciencia que interacciona con el holograma de nuestra realidad en un multiverso.

Hace dos años el equipo del profesor Truscott de la Universidad Nacional Australiana puso en práctica el experimento de elección diferida de John Wheeler para concluir que nuestro universo, nuestra realidad, tan sólo existe cuando un  observador la mide.

Este tipo de experimentos confirman que como mínimo a nivel atómico no existe nada hasta que nosotros observamos, y es quizá en este punto en el que no puedo compartir las ideas, teorías que defienden que somos creadores en su total magnitud de lo que experimentamos.

Es decir, partimos de un cerebro que actúa como proyector en un cine para generar una película, por lo tanto soy creador de esta película, pero hasta que punto puedo intervenir yo en lo que estoy proyectando, si así fuera tendría la capacidad de realizar cualquier cambio en la misma en tiempo real. Por lo tanto este tipo de experimentos físicos apunta a la idea que somos creadores del mundo que observamos pero en ningún momento ayudan a demostrar las teorías, o más bien opiniones, que defienden que tenemos la capacidad de crear conscientemente lo que queremos experimentar.

Podríamos entrar en este momento en la paradoja que surge cuando alegremente hablamos de nosotros como observadores, obviando que si el experimento apunta a la existencia de un mundo holográfico, nuestro propio cerebro también sería un holograma, por lo tanto ¿Quiénes somos nosotros cuando decimos “el observador”? ¿Podemos ser un holograma experimentando otro holograma?

Por lo tanto todo apunta a que es parece cierto que vivimos en un multiverso holográfico, que nosotros manifestamos la realidad, en ningún momento decidimos que podemos manifestar, es aquí donde paro para recordar a todos aquellos que aplicando ideas como las del “El Secreto” no consiguen manifestar aquello que desean, pese a esfuerzos descomunales, y no creo que hagan nada erróneo, tan sólo que esta idea es incompleta a la vista de los resultados. ¿Somos creadores de nuestra realidad? Casí seguro que sí. ¿Elegimos que realidad manifestamos? No hay ningún tipo de prueba que así sea. 

Y es aquí donde el “libre albedrío” adquiere toda su belleza. El libre albedrío para nosotros decidamos cómo experimentar esta realidad que estamos creando, no podemos elegir lo que creamos, sí que tenemos todo el libre albedrío para elegir como vivir lo que creamos.

En esta maravillosa levedad del ser, no tenemos responsabilidad alguna en las olas que llegan a nosotros, tan sólo tenemos que vivir el instante para experimentar cada una de ellas con todo nuestro abanico de emociones. Dejando ir reconocemos que no tenemos capacidad alguna de cambiar nuestro entorno, sí tenemos todo el poder de cómo lo vivimos. 

Para finalizar nos podríamos plantear infinidad de preguntas como ¿para qué tengo que vivir estas situaciones? ¿quién decide que las tengo vivir? Etc... Quizá nuestro Ego necesite todas esas respuestas, quizá se tranquilice con respuestas de filosofías y religiones que un plan para todo ello, para tanta sufrimiento, para tanto placer, quizá sea más fácil pensar que no hay destino, ni objetivo alguno que no sea embriagar nuestros sentidosescuchando cada una de las notas de esta magnífica obra, nuestra vida, que nadie volverá a tocar sin pensar en que sucederá después del último movimiento. 

Francisco José Martínez

Leer más…

Pensamientos obsesivosUna guía útil sobre los pensamientos obsesivos, repetitivos e indeseados. Descubre en este artículo por qué los tenemos, cuáles son los pensamientos obsesivos más frecuentes y sus peligros, qué tipos y clasificaciones existen, y cómo podemos afrontar y controlar estos pensamientos repetitivos indeseados.

Pensamientos obsesivos y pensamientos indeseados ¿Qué son?

Hay pensamientos que nos vienen a la cabeza de forma repetida y se convierten en pensamientos obsesivos e indeseados. Para hacer una definición clara y exacta de qué es un pensamiento obsesivo, tomamos de referencia los criterios establecidos por el DSM- V:

Definición de pensamiento obsesivo, o pensamiento indeseado persistente:
1. Pensamientos, o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos
2. Los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real.
3. La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos
4. La persona reconoce que estos pensamientos, o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento).

Cuando hablamos de los pensamientos obsesivos, no solo nos referimos a los pensamientos, también a imágenes obsesivas. Y es que, hay personas que tienen una capacidad de imaginación que fluye en forma de imágenes, como si fuera una película. Sin embargo, otras personas funcionan mejor con autoinstrucciones o diálogo interior, aunque todo el mundo podemos utilizar ambas formas de pensar.

Para que un pensamiento/imagen sea obsesivo, no es cuestión, solamente, de su repetida aparición, sino que además, debe causar malestar. Es decir, ser indeseado.

Hago hincapié en este aspecto, porque, a lo largo de la vida, pensaremos en muchísimas cosas que no nos gustan y esto, es algo natural.

Pongo un ejemplo: Podría ocurrir que fuéramos conduciendo y viéramos un balón en la carretera. Acto seguido, nuestra mente, genera la imagen de un coche atropellando a un niño. En el ejemplo anterior, estamos teniendo un pensamiento indeseado, producto de una asociación mental que nuestro cerebro ha realizado. Este pensamiento, en si, no es obsesivo. Sólo lo sería si se repitiera continuadamente durante un periodo de tiempo y afectara a nuestra vida y comportamiento.

Por tanto, repasemos la diferencia entre pensamiento obsesivo y pensamiento indeseado:

  • Pensamiento obsesivo: Repetido + indeseado
  • Pensamiento indeseado: Normal, posible y lógico

Una vez que sabemos a qué nos referimos con pensamiento obsesivo, cabe preguntarse por qué aparecen este tipo de pensamientos en nuestra mente y si nos perjudican.

¿Por qué tenemos pensamientos obsesivos? “¿Cómo puedo pensar eso?”

El proceso por el que un pensamiento indeseado pasa a convertirse en pensamiento obsesivo es precisamente el hecho de preguntarnos “¿Cómo puedo pensar eso?”.

Tener pensamientos intrusos, o indeseados no es raro ni extraño en si mismo. Casi todo el mundo experimentamos este tipo de pensamientos alguna vez, sobre todo, en épocas en las que tenemos mucho estrés, o un bajo estado de ánimo.

Pero, ¿cómo un pensamiento indeseado, o “intruso” se convierte en un pensamiento obsesivo? Según la forma en la que nuestros padres nos han criado, la educación y apego que hemos recibido, nuestras experiencias y desarrollo personal, etc… Generamos una serie de creencias, valores, e ideas sobre nosotros mismos y sobre los demás. Estas ideas rigen la forma en la que nos relacionamos con el mundo. Por eso, mientras una persona puede dar mucha importancia a un pensamiento, para otra persona, puede pasar totalmente desapercibido. 

Un bajo estado de ánimo, o una situación de estrés puede motivar la aparición de pensamientos intrusos, o indeseados. Por ejemplo, ¿qué pasaría si de pronto, entre tus pensamientos, surgiera la idea o impulso de desnudarte en público? Es posible, que para algunas personas ese pensamiento pase desapercibido, y sean capaces de ignorarlo con relativa facilidad.

Pero, ¿qué pasaría si acabas de ser mamá o papá y mientras estás acunando a tu bebé sientes el impulso o el pensamiento de apuñalarlo? Es posible que al principio, pensemos que es una tontería, pero cuando toda nuestra atención comienza a dar vueltas a ese pensamiento “¿Cómo puedo pensar estas cosas tan horribles?, ¿qué clase de mamá/papá soy?, ¿soy un peligro para mi familia?, etc...” ¿Qué crees que puede pasar a continuación?

Es posible que nada, o tal vez, nuestra mente se centre en ese pensamiento intruso y comience a preocuparnos la posibilidad de hacer daño al bebé. El estrés que vivimos puede motivar la aparición de otros pensamientos intrusivos parecidos. Y cuando aparezcan, cada vez, nos asustaremos más. Esta ansiedad, disparará la necesidad de hacer algo para controlarlos. Es el inicio del TOC.

Los pensamientos indeseados, en si mismos, no son algo negativo. Pero si ese pensamiento “intruso” conecta con nuestro sistema de valores, y se vuelve importante para nosotros, toda nuestra atención, se dirigirá a intentar rechazar esas ideas y es cuando se convertirán en una obsesión.

Nuestro cerebro, tiende a completar la información que recibe y a establecer coherencia entre lo que percibimos, pensamos y sentimos. Este proceso lo hacemos inconscientemente con el fin de buscar un equilibrio y armonía. El problema surge cuando tenemos pensamientos que no esperamos, cuando nuestra mente realiza asociaciones automáticas que nos perturban para las que no encontramos una explicación coherente, por lo que nuestra mente comienza a dar vueltas a ese pensamiento incoherente, intentando encontrar una solución y una explicación lógica que nunca llega.

Los peligros de los pensamientos obsesivos

Podemos decir que las obsesiones son peligrosas en el sentido en el que son dañinas para nuestra salud psicológica y emocional.

Los pensamientos obsesivos nos afectan en función del grado de credibilidad que les demos. Algo que nos pasa, con carácter general a la mayoría de seres humanos, es que cuanto más pensamos en una cosa, mas credibilidad le otorgamos. Por el hecho de pensar en algo con mucha intensidad y frecuencia, nos lo creemos, sin embargo, puede no ser real.

Por ejemplo, si una mujer embarazada piensa en clavarse un cuchillo en la barriga cuando cocina, un niño piensa en darle una patada a una anciana, un adolescente piensa que si habla en alto se reirán de él… y se lo creen, afectará en su día a día.

Acabarán desarrollando conductas y hábitos que les ayuden a sortear esas situaciones. No volver a cocinar, cambiarse de acera al ver una anciana, no participar más en clase., etc..

Y es que, en términos de probabilidad, ¿cuánto de probable es que irremediablemente se cumpla lo que yo piense? Imaginaros, todos seríamos ganadores de la lotería, viviríamos en mansiones de lujo y tendríamos nuestros trabajos soñados.

Pongo otro ejemplo, imaginaros que un trabajador denunciara a un empresario por haber pensado en despedirlo, (aún no habiéndolo hecho), o que una madre castigara a un hijo por haber pensado en irse de casa. ¿Absurdo verdad?.

Por eso, es importante tener claro que los pensamientos son nuestros, íntimos, libres y personales. Las acciones son lo real y tangible, lo que existe. No debemos olvidar, que somos responsables y libres de actuar y decidimos si hacer realidad lo que pensamos, o no.

La rumiación

Cabe hacer una diferenciación importante entre pensamientos obsesivos y rumiaciones. Estas últimas, son totalmente voluntarias. Las personas deciden pensar en ellas, se concentran en ellas. No son el tipo de pensamiento que aparece de repente en nuestra mente. No, los individuos eligen las rumiciones a voluntad, aunque exista también un deseo por dejar de hacerlo.

Por ejemplo, seguro que muchos de vosotros os acordáis de haberle dado vueltas repetidas veces a una situación vivida, en la que os hubiera gustado responder de otra manera, pero os pilló de sorpresa, os dejasteis llevar o no encontrasteis las palabras. Después, con sentimiento de frustración, se lo contáis a vuestro amigo/a, novio/a, madre: “es que tenía que haberle dicho…”, “es que tenía que haber hecho”….

Nos quedamos anclados en situaciones pasadas que hubiéramos afrontado de distinta manera, obteniendo consecuencias muy diferentes a las reales “y si hubiera hecho esto… a lo mejor…”, “y si no le hubiera dicho…” y si no hubiera ido…” Esto son las rumiaciones.

Son peligrosas porque nos impiden avanzar. Nos impiden aceptar la situación y nos invalidan. Nos vemos poco eficaces porque no hemos cumplido con nuestras capacidades, por qué sabemos que podríamos haberlo hecho mejor.

Tenemos que darnos cuenta de que no actuar de manera hábil ante una situación, no nos hace inhábiles, menos válidos ni peores personas y que la vida es un conjunto de experiencias que nos ayudan a aprender.

Una clave para asimilar estas situaciones que nos estancan, es afrontarlas como prácticas, que nos ayudarán a ser más eficaces la próxima vez.

Clasificación de las obsesiones y temáticas más habituales de las ideas intrusas

Los pensamientos intrusivos, a menudo van acompañados de un sentimiento de vergüenza o culpa que hace que las personas traten de ocultarlos. Sin embargo, este tipo de pensamientos es mucho más frecuente de lo que imaginamos. Esta es la clasificación de pensamientos obsesivos más frecuentes:

1- Pensamientos obsesivos sobre suciedad

Hablamos de pensamientos que giran en torno a la idea de contaminación, atención focalizada en la suciedad, gérmenes, virus, fluidos corporales, sustancias químicas, pegajosas, etc..

2- Pensamientos obsesivos sobre el miedo al peligro

Ideas recurrentes sobre olvidar cerrar la puerta, olvidar apagar el fuego, caminar solo por la calle siempre por el mismo recorrido.

3- Pensamientos obsesivos sobre el orden y la simetría

Este tipo de pensamientos obsesivos son bastante conocidos por las representaciones que aparecen en televisión. Personas a las que les genera ansiedad ver las cosas fuera de su sitio y su estructura.

4- Pensamientos obsesivos relacionados con el cuerpo o síntomas físicos

Hay personas que tienen pensamientos obsesivos referidos a alguna parte de su cuerpo. Por ejemplo, puede ser que una persona tenga una nariz algo más grande, pero nada inverosímil. Sin embargo, su percepción es otra, como si tuviera una montaña por nariz y tiene ideas obsesivas en torno a esto.

5- Pensamientos obsesivos relacionados con religiosos, sacrílegos o blasfemos

Suele darse en personas muy creyentes y dogmáticas, con unas normas y reglas morales en las que basan su comportamiento y el de los demás. Los pensamientos intrusivos que ellos tienen poseen un contenido que no sería admitido en base a sus creencias ni las de su doctrina.

6- Pensamientos obsesivos de tipo sexual

Ocurre igual que con los anteriores. La persona que los experimenta no los acepta. Muchas veces tienen que ver con personas que han tenido malas experiencias en este terreno o que han crecido con presiones vinculadas al significado de lo sexual.

7- Pensamientos obsesivos sobre acumular objetos inútiles o gastados

Personas que acumulan o coleccionan cosas, y tienen incapacidad para tirar objetos gastados o inútiles, incluso cuando no tienen ningún valor sentimental. Por ejemplo, cromos, calendarios, marca páginas, figuras de navidad, balones, etc.

8- Pensamientos obsesivos de violencia o agresión

Este tipo de pensamientos son los más impactantes porque su contenido es totalmente desagradable para la persona que los experimenta. En realidad, tienen en común el miedo a perder el control y realizar conductas que no quiere hacer. Por ello generan malestar y ansiedad.

Por ejemplo, que una embarazada piense en qué pasaría si cogiera un cuchillo y matara a su bebé, irremediablemente, provocará una reacción de miedo, ansiedad y sensación de falta de control y culpabilidad. Sin embargo, si esa persona, realmente quisiera hacerlo, no experimentaría ese sentimiento.

Cómo controlar los pensamientos obsesivos y repetitivos

Daniel Wegner, publicó s, donde explica algunos métodos que pueden servirnos para luchar contra los pensamientos obsesivos y persistentes. Estas técnicas no son remedios, son hipótesis que pueden ayudarnos a la supresión de los pensamientos obsesivos. Aquí vemos alguna de esas técnicas:

1- Distracción enfocada:  El objetivo de esta estrategia es desconectar nuestra mente del pensamiento que nos perturba. Cuando nuestra mente está distraída y concentrada en otras cosas, es probable que nuestros pensamientos obsesivos se minimicen.

2- Pospón el pensamiento que te perturba para más tarde: Esta técnica sugiere que al posponer nuestras preocupaciones a un tiempo designado de 30 minutos al día, podemos aliviar nuestra mente durante una parte importante de nuestro tiempo.

3- Trata de evitar el estrés: El estrés provoca que los pensamientos obsesivos vuelvan con fuerza.

4- Intenta aceptar los pensamientos indeseados en vez de luchar contra ellos: “Luchar con el blanco de tus pensamientos es como luchar en la arena movediza. Quiero que mires tus pensamientos. Imagina que están saliendo de tus oídos en pequeños letreros sostenidos por soldados marchando. Quiero que permitas a los soldados que marchen en frente tuyo, como un pequeño desfile. No discutas con los letreros, ni los evites, ni los hagas desaparecer. Solo miralos marchar” (Marcks y Woods, 2005, p. 440).

5- Técnica de exposición: La estrategia que mejor funciona para controlar los pensamientos obsesivos, es lo que se denomina en psicología como la técnica de “Exposición”. Consiste en pensar muchas veces, de forma consciente, en aquello que nos produzca ansiedad, para comprobar, que lo que pensamos que puede ocurrir, no tiene por qué ser real. Para realizar esta técnica es necesaria la figura de un especialista en psicología que sepa aplicarla y guiarnos en la realización, puesto que si no se realiza correctamente puede tener consecuencias negativas.

6- La meditación mindfulness: puede ayudarnos a luchar contra los pensamientos obsesivos, porque nos permite concentrarnos en el momento y promueve una actitud de compasión.

7- Escribe en un papel tus pensamientos obsesivos: Expresar tus sentimientos y pensamientos más profundos tiene múltiples beneficios y puede ayudarte a minimizar la persistencia de esos pensamientos indeseados que te atormentan.

https://blog.cognifit.com/es/pensamientos-obsesivos/

Leer más…

Traducido del inglés por Tahíta desde...http://www.greenmedinfo.com

Por la Dra. Kelly Brogan

 

¿Has oído hablar de las remisiones espontáneas?

Ya sabes, una sanación sin intervención médica clásica.

El mundo convencional hace todo lo posible para no se documenten, estudien o incluso reconozcan estos "valores atípicos", muchos de los cuales el Dr Kelly Turner  ahora se dedica a catalogar. De hecho, a la mayoría de los pacientes que se recuperan de diagnósticos como cáncer terminal, se les dice que probablemente comenzaron con un diagnóstico erróneo.

Es por eso que trabajar con el Dr Nicholas González cambió mi vida. Sus meticulosas notas, sus diagnósticos de presentación confirmados radiográficamente y quirúrgicamente, y su dedicación por décadas para alterar el paradigma convencional del cuidado del cáncer continúan obsesionando al sistema convencional de salud. Particularmente sus informes de casos publicados  póstumamente  .

Trabajar con este curandero sagrado me convenció de que no hay límites en lo que es posible en el campo de los viajes radicales y transformacionales de la salud : la hipertensión, la diabetis, la enfermedad de Lyme  y los cánceres terminales se cambiaron por vitalidad a largo plazo en un régimen de salud que estaba total y totalmente bajo el control del paciente.

Él había descifrado el código, en lo que a mí respecta. Su enfoque y el enfoque de su colega sobreviviente, la Dra Linda Isaacs ,se basa en tres pilares:dieta personalizada, suplementos personalizados y desintoxicación que incluye enemas diarios de café. Pero había un ingrediente mágico que me enseñó que era indispensable: la mentalidad 

Los resultados que he logrado en mi práctica desde la incorporación de sus enseñanzas me han llevado a pasar la mayor parte de mi tiempo libre escribiendo informes que demuestran que las etiquetas de enfermedades se pueden descartar. Que los síntomas pueden transformarse Y esa vitalidad puede ser recuperada.

A través de este lente, la enfermedad es más que mala suerte, genes malos y algo a lo que "sobrevivir". La enfermedad, incluso la enfermedad grave e incapacitante es una invitación a su próximo capítulo de vida.

Desde mi perspectiva, este capítulo, esta vida más consciente se basa en el respeto profundo y el reencuentro con el cuerpo, con la naturaleza y con nuestro sentido de totalidad derivado de nuestra contribución única a lo colectivo. Lo que proviene de esta práctica fundamental de curación es una sensación de control y empoderamiento. Es un cambio de mentalidad.

A veces, lo que viene con este cambio de mentalidad es la liberación de energía que de otro modo habría estado dedicada a resistir la realidad. ¿Tal vez solo este cambio sea responsable de la curación en lugar de las intervenciones y cambios reales?

¿Nuestro cuerpo puede expresar lo que nuestra mente consciente no sabe?

Como resultado, la conexión mente-cuerpo no es una carretera entre dos destinos. Está mucho más enredado que eso, como la Dra Candence Pert trató de decirnos hace décadas a través de su investigación científica.

La madre de la psiconeuroinmunología, Pert nos ayudó a entender que el estrés, consciente o no, influye en todos los elementos de nuestra fisiología. Que todo nuestro ser físico también es simultáneamente un ser emocional   un ser pensante. Estamos todos en todas partes a la vez.

Si no respetamos  todos los  aspectos de nuestra experiencia sentida, si reprimimos y oprimimos las emociones negativas como la ira y la tristeza, nuestro cuerpo nos dice que esto no está  bien. Eso es porque aspirar a experimentar solo la satisfacción y una vida libre de estrés requiere segmentarnos y comprometer nuestra autenticidad. Porque la tristeza, el dolor, la ira y el  dolor son parte de la alquimia de la experiencia humana.

Cómo el estrés puede matar

"Cuando el cCerpo dice que No" es la obra del Dr. Gabor Maté sobre las formas en que el estrés impulsa enfermedades como la autoinmunidad y el cáncer. Paseándonos po rel pegajoso umbral del dogma basado en genes, Maté teje una nueva historia científica sobre la naturaleza de las enfermedades crónicas. Este libro toma la posición incontrovertible de que la enfermedad es, en parte, una expresión emocional de una inadecuada respuesta al estrés.

Esta nueva perspectiva sobre la salud y la enfermedad tiene una agenda muy simple: busca  incluir a la persona. La medicina convencional no representa, de ninguna manera, a la persona. Es por eso que los hospitales son famosos por deshumanizar pacientes llamándolos el caso de cirrosis de la cama 304.

La medicina convencional cree que la enfermedad es el resultado de causa y efecto lineales.

Sin embargo, este principio se desgasta por un hecho simple, evidente para todos.

La exposición al riesgo, ya sean cigarrillos o genes comprobables como el "  gen del cáncer de mama", no es suficiente para desarrollar la enfermedad. Estas exposiciones existen en una mayoría que nunca desarrolla una enfermedad clínica diagnosticable. ¿Cómo explicamos estos factores de riesgo en el contexto de los estilos de vida, las personalidades y las experiencias de aquellos que desarrollan enfermedades?

Maté  pregunta: ¿la enfermedad tiene un significado personal? ¿Es una llamada de atención seria  para integrar aspectos de ti mismo que has elegido ignorar?

La ira inexpresada como un conductor de la enfermedad

¿Es posible que las personas agradables se enfermen seriamente más a menudo?

En una investigación reduccionista inspirada en la ciencia que respalda el tipo de personalidad del cáncer, Maté argumenta que las personas complacientes y las que de otra manera suprimen sus propias necesidades emocionales al servicio de los demás corren un riesgo particular de desarrollar enfermedades relacionadas con el sistema inmune.

¿Por qué?

Es bastante simple. Hay un tipo muy particular de estrés crónico relacionado con este tipo de abnegación. Estas personas están emocionalmente controladas por otros. Ellos son relegados a una posición subordinada. Sin poder.

Parece que uno de los verdaderos factores de riesgo para el cáncer y la autoinmunidad es una experiencia de trauma infantil, agudo o crónico, en el que la supervivencia está vinculada al cumplimiento de las expectativas que se auto violan. De hecho, Maté dice que cada uno de sus pacientes ha luchado con la represión emocional como estilo de hacer frente a algo y que ninguno de ellos podría responder  afirmativamente  a la siguiente pregunta:  "Cuando, de niño, te sentías triste, enfadado o enojado, ¿Hubo alguien con quien pudieras hablar, incluso cuando él o ella fuera quien desencadenó tus emociones negativas?

¿A dónde van las emociones?

Maté define la represión como "disociación de las emociones de la conciencia, relegándolas al reino inconsciente" que "desorganiza y confunde nuestras defensas fisiológicas de modo que en algunas personas estas defensas comienzan a fallar, convirtiéndose en destructoras de la salud en lugar de sus protectoras".

En un estudio prospectivo yugoslavo de 10 años citado en el texto de Maté, el mayor factor de riesgo individual para la muerte, pero particularmente el cáncer, era "racionalidad y anti-emocionalidad", señalando que, en ausencia de represión de ira, los fumadores no tenían riesgo de cáncer de pulmón.

Otro estudio prospectivo a largo plazo de estudiantes de medicina realizado en Johns Hopkins también concluyó que "nuestros resultados parecen estar de acuerdo con los hallazgos de que los pacientes con cáncer tienden a negar y reprimir los impulsos y las emociones conflictivas en mayor grado que  otras personas".

Y otro estudio longitudinal sobre el cáncer de mama concluyó que "la propagación neoplásica se asocia con un estilo de personalidad represivo, una expresión reducida de afecto negativo, impotencia-desesperanza, estrés crónico y soñar despierto con comodidad".

Quizás el cáncer es una experiencia altamente personal, en lugar de un diagnóstico, un modelo de tratamiento y pronóstico que no explica de ninguna manera estas variantes caracterológicas.

¿Por qué las células cancerosas inactivas se activan?

Aparentemente, según las autopsias, hasta el 30% de nosotros sobrellevamos cánceres de mama microscópicos, entonces ¿qué convierte esos cambios celulares en cáncermortal?¿Cuáles son las condiciones para que comience este proceso?

La increíble investigación longitudinal ha respaldado que un 75-78% de los que tienen evidencia clínica de cáncer o que han fallecido lo han hecho por ira reprimida o un largo período de desesperanza.

Para complicar las cosas, Maté cita datos que sugieren que los pacientes con cáncer de mama aparentemente sin estrés tienen  más  probabilidades de morir en el seguimiento. El pensamiento positivo y las emociones no son lo mismo que la alegría genuina, aclara. Son una técnica de distracción del terreno emocional. Desafían el significado y la importancia de una serie de emociones "negativas" que informan a nuestro ser auténtico, que se requiere una expresión esencial para la salud vital.

El pensamiento negativo nos permite mirar inquebrantablemente en nuestro propio beneficio lo que no funciona. Hemos visto en estudio tras estudio que los pensadores positivos compulsivos son más propensos a desarrollar enfermedades y tienen menos probabilidades de sobrevivir. El pensamiento positivo genuino, o el ser más profundo y positivo, nos autoriza a saber que no tenemos nada que temer de la verdad.

Entonces, ¿qué es lo que una buena persona tiene por hacer?

Maté nos educa sobre el objetivo de una amplitud de experiencia emocional más completa y cómo enredarnos con emociones que nos asustan.

El escribe:

La competencia emocional requiere:

  • La capacidad de sentir nuestras emociones, de modo que nos demos cuenta cuando estamos experimentando estrés;
  • La capacidad de expresar nuestras emociones de manera efectiva y de ese modo afirmar nuestras necesidades y mantener la integridad de nuestros límites emocionales;
  • La facilidad para distinguir entre reacciones psicológicas que son pertinentes a la situación actual y aquellas que representan residuos del pasado. Lo que queremos y exigimos del mundo debe ajustarse a nuestras necesidades actuales, no a las necesidades inconscientes e insatisfechas de la infancia. Si las distinciones entre el pasado y el presente son borrosas, percibiremos la pérdida o la amenaza de pérdida cuando no exista ninguna y
  • La conciencia de esas necesidades genuinas que sí requieren satisfacciones, en lugar de su represión por obtener la aceptación o la aprobación de los demás.

Si ese es el objetivo, aquí hay algunos consejos para trabajar para lograrlo:

Verdadera prevención

¿Piensa que las mamografías, los exámenes de PSA y los ultrasonidos de tiroides son prevención? Piensa otra vez. Los datos son claros de que el cribado es un camino directo hacia las intervenciones innecesarias y la morbilidad inventadas por las mismas industrias que se benefician del tratamiento farmacéutico a largo plazo.

La verdadera prevención se parece más al auto-amor dedicado.

La prevención puede comenzar exhibiendo una profunda consideración por usted mismo, todos los días. Envíe a su cuerpo, mente y espíritu una señal de seguridad desde múltiples direcciones. Desde mi perspectiva, podemos considerar la meditación,la desintoxicación y la buena nutrición integral. Esta es una práctica de empoderamiento y una que  deja espacio  para que las emociones fluyan a través del terreno como ráfagas de viento, cuando sea necesario. No hay nada que golpear una vez que te despejas así, simplemente se mueven.

Deje de preocuparse y sienta curiosidad

Si aparecen síntomas o incluso un diagnóstico, atienda  con curiosidad. La preocupación no sirve nada. De hecho, perpetúa la respuesta al estrés que puede estar impulsando toda la lucha por su  salud. Pregunte qué debe exponer, honrar  y equilibrar. Luego encuentre el enfoque, la medicina o la curación que explique lo pueda aprender sobre sus necesidades más profundas. Acepte la invitación a ser real con usted mismo y comience de nuevo para que pueda experimentar la maravilla de ser verdaderamente usted mismo, plenamente expresado.

Practique la aceptación radical

Acepta lo que es, eso no significa que te deba gustar, solo que comienzas primero reconociendo que lo que es, ES. Diga,  sí, esto está sucediendo. Luego proceda desde allí. Acepte sus fallas, errores, deficiencias. Acepte  sus síntomas, sus consecuencias e impacto. Acepte y aprende de todo lo que no sabes. Deja que esté bien.

Siente la sensación

Necesitamos sentir. Cuando lo negamos, luchamos, le decimos que no, se pudre y se transforma en síntoma  físico como para encontrar otra forma de decirnos que todo  en nuestro  yo es aceptable. Cuando tenga fuertes emociones, descárguelas con  su cuerpo. Haga ejercicio, ponga música y baile , participe en una práctica de movimiento oriental . Observe en qué parte de su cuerpo lo siente y obsérvelo. Se moverá y se transformará. Así es como salimos de los  estados  "racionales" y desequilibrados que pueden llevar a nuestros cuerpos a expresarse a través de estados de enfermedad.

Abrazar la sombra

Haga espacio, en todas las etapas de la vida, para sentir la oscuridad y la "negatividad". Explore, siéntala, obsérvela. Comprenda que cada persona está construida por polaridades. Podemos tener algunas cualidades más dominantes que otras, pero lo contrario está ahí en alguna parte. Cuando las personas o las experiencias nos hacen enojar, es  nuestra  ira la que provocan. Y esa ira necesita expresión. Quiere y necesita sentirse.

Intente llevar a cabo una práctica de 40 días de  Puños de ira  : una meditación kundalini que moverá esa energía a través de usted y hacia afuera. Comience con solo 3 minutos por día como la mejor prevención contra el cáncer en la que puede invertir.(Abajo hay un Ejercicio parecido)

A medida que nos adentramos en este tiempo increíble en el que la ciencia  nueva refleja la sabiduría más antigua, simultáneamente estamos aprendiendo que llegar a ser “completo” es tan simple como finalmente ser dueños de nosotros mismos y nuestra experiencia completa sin desdeñar nada.

La Dra. Brogan trabaja en Psiquiatría / Medicina Psicosomática / Psiquiatría Reproductiva y Medicina Integral Holística, y practica la Medicina Funcional, un enfoque de la enfermedad como una manifestación de sistemas interrelacionados múltiples. Después de estudiar Neurociencia Cognitiva en el MIT, y recibir su MD de la Universidad de Cornell, completó su residencia en Bellevue / NYU. Es uno de los únicos médicos del país con formación psiquiátrica perinatal que adopta un enfoque holístico basado en la evidencia en el cuidado de los pacientes con un enfoque en medicina y nutrición ambiental. También es madre de dos hijos y un partidario activo de la experiencia del parto de las mujeres. Es la directora médica de Fearless Parent y miembro de la junta asesora de GreenMedInfo.com . Visite su sitio web .

http://www.greenmedinfo.com/blog/what-your-greatest-cancer-risk

 

Leer más…

IKIGA: LA FILOSOFÍA DE VIDA DE QUIENES LLEGAN A LOS 100 AÑOS

Corría el otoño de 1942 cuando Viktor Frankl, un neurólogo y psiquiatra vienés, fue deportado al campo de concentración de Theresienstadt. Más tarde, en 1944, lo trasladaron a Auschwitz. Durante los tres años que pasó en aquellos infiernos, se dedicó a reconfortar a los prisioneros para prevenir los suicidios. Así se percató de que las personas que tenían mayores probabilidades de sobrevivir en aquellas condiciones de sufrimiento extremo, eran quienes tenían una razón para vivir.

En el año 2008 investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tohoku constataron un fenómeno similar en un contexto completamente diferente. Publicaron lo que se conoce como el “estudio Ohsaki”, en el que analizaron a 43.391 personas a lo largo de siete años, durante los cuales se produjeron 3.048 muertes.

Descubrieron que los hombres y las mujeres con ikigai vivían más, no solo tenían un menor riesgo de morir por problemas cardiovasculares sino también por causas externas. Un estudio posterior llevado a cabo en la Universidad Médica de Iwate en el que se les dio seguimiento a más de 73.000 personas durante cinco años, llegó a las mismas conclusiones. 

¿Qué es el Ikigai?

Todo parece indicar que, además de la dieta, otro de los secretos de la longevidad de los japoneses, en especial de los centenarios que viven en Okinawa, radica precisamente en el ikigai, una motivación vital, algo que les da fuerzas para levantarse todas las mañanas y seguir viviendo.

La palabra ikigai proviene de los vocablos ikiru y kai. Ikiru significa vivir y kai hace referencia a la materialización de lo que uno espera. Por tanto, este concepto puede traducirse como “una razón para ser”. Según esta filosofía, todos tenemos un ikigai, pero no todos lo descubrimos porque es necesario una búsqueda profunda que implica un viaje introspectivo de autodescubrimiento.

Abraham Maslow había hecho referencia a esa razón de ser al escribir: “Un músico debe componer canciones, un artista debe pintar y un poeta debe escribir, si quieren vivir en paz consigo mismo. Lo que un hombre puede ser, debe serlo”.

No se trata de buscar la felicidad sino de encontrar lo que hacemos bien y nos apasiona

El objetivo último del ikigai no es la felicidad. De hecho, Japón se ubica en el puesto 51 de los países más felices del mundo. Se trata de un detalle interesante ya que se ha apreciado que quienes buscan la felicidad tienen un mayor riesgo de obsesionarse con ella y ser infelices. La presión por ser felices y el escrutinio constante de nuestras reacciones emocionales suele generar el efecto opuesto y hacer que nos sintamos más insatisfechos y desgraciados.

El objetivo del ikigai es descubrir aquello en lo que somos realmente buenos, que nos reporta placer cuando lo realizamos y que puede aportar algo al mundo. Cuando encontramos nuestro lugar en el mundo y nos sentimos satisfechos, en vez de andar dando tumbos por la vida, la felicidad llega sola. De hecho, una persona puede sentir el ikigai incluso en los días más oscuros porque la adversidad no les arrebata esa profunda convicción ni su pasión.

Cuando encontramos ese propósito todo nos resulta más fácil y placentero, nos divertimos haciendo nuestro trabajo y nos sentimos útiles porque aportamos algo al mundo. Eso genera una agradable sensación de empoderamiento, además de eliminar gran parte del estrés. 

De hecho, varios estudios han comprobado que las personas que refieren haber encontrado una razón de ser tienen una mayor habilidad para integrar las experiencias vitales estresantes experimentando menos conflictos e incertidumbre. Esta habilidad se expresa en una disminución de la ansiedad, así como en una menor activación del sistema nervioso simpático durante los sucesos adversos.

Para encontrar nuestro ikigai también es importante que sintamos que estamos aportando algo valioso a quienes nos rodean, ya que de lo contrario puede sobrevenir la frustración. Nuestro aporte puede ser desde una ayuda directa para solucionar un problema concreto hasta la transmisión de conocimiento, generar alegría o proporcionar sosiego en medio del caos.

Este gráfico muestra el punto exacto en el que encontramos el ikigai:

 

 

¿Cómo encontrar tu ikigai?

En la vida cotidiana, no siempre es fácil encontrar momentos de instrospección. A veces los hábitos, compromisos y presiones nos llevan por un camino que no es el más adecuado para nosotros. Si eso nos sucede, no es extraño que nos sintamos deprimidos, suframos ataques de pánico o experimentemos una profunda frustración o insatisfacción con la vida.

De hecho, quienes llevan muchos años realizando un trabajo que no les gusta o sometiéndose a compromisos sociales que no le satisfacen, suelen pensar que no tienen un ikigai, que no poseen habilidades especiales ni objetivos que cumplir en la vida. Eso se debe a que se han alejado demasiado de sus habilidades innatas y han perdido la conexión con ese sexto sentido para la felicidad. 

Sin embargo, nunca es demasiado tarde para buscar nuestro lugar en el mundo. Existen algunos momentos clave en la vida que facilitan emprender ese camino de búsqueda, uno de ellos es la adolescencia, cuando estamos intentando encontrar nuestro lugar en el mundo y un motivo por el que merezca la pena vivir. No obstante, en este momento no todos logran encontrar su ikigai ya que es muy fácil dejarse influenciar por el discurso normativo del éxito.

Otro momento importante es cuando estamos atravesando por una crisis. Por ejemplo, si hemos perdido el trabajo o nos proponemos cambiar de ciudad o país, es un momento ideal para que nos preguntemos a qué queremos dedicarnos realmente. En las peores crisis, cuando todo se ve negro, puede ser más fácil encontrar el ikigai puesto que tenemos menos que perder y los lazos sociales que nos atan se debilitan. Podemos aprovechar esas situaciones aparentemente negativas para darle un vuelco positivo a nuestra vida.

Estas preguntas pueden ayudarnos a encontrar esa razón de ser:

 

- ¿Con qué te sientes realmente cómodo? Hay personas que se sienten cómodas relacionándose con las demás, otras prefieren actividades más solitarias. Hay quienes aman el riesgo, a otras les da pavor. La idea es que encuentres eso con lo que te sientes cómodo, tan a gusto que te hace sentir que “has nacido para ello”.

- ¿Con qué actividades el tiempo pasa volando? Responder a esta pregunta te permitirá entrar al “estado de flujo” al cual se refiere Mihaly Csikszentmihalyi. Se trata de buscar esa actividad en la que te sumerges por completo, en la que pierdes la noción del tiempo porque toda tu concentración está puesta en lo que estás haciendo. Y lo disfrutas.

- ¿Qué te resulta fácil hacer? Todos tenemos habilidades diferentes, cosas que se nos dan mejor. Se trata de encontrar eso que te viene con facilidad, sin importar cuán intrascendente pueda parecerte en un primer momento. Todas las habilidades pueden encauzarse en actividades útiles que te reporten satisfacción.

- ¿Qué te gustaba cuando eras niño? A medida que crecemos, nos distanciamos de las cosas que más nos gustaban y nos reportaban auténtica satisfacción para plegarnos al deber y la responsabilidad. Sin embargo, todos de niños teníamos “dones naturales”, cosas en las que éramos buenos y nos reportaban una enorme felicidad. Lo que ocurre es que muchos de esos talentos se silencian en la adultez. Para encontrar el ikigai, a veces solo hay que echar la vista atrás.

De la "revelación trascendental" a la práctica mundana

En esa búsqueda debemos ser conscientes de que el ikigai no siempre es una "gran revelación interior" que nos motiva a cambiar radicalmente vida, también puede consistir en mirar con otros ojos nuestra realidad, encontrando en ella los motivos para sentirnos plenos. De hecho, para los japoneses las pequeñas alegrías cotidianas son las que nos llevan a nuestra meta final en la vida.

Un estudio realizado en la Universidad de California corrobora esta idea. Estos psicólogos descubrieron como las personas con ikigai saben adaptarlo a las circunstancias, encontrando en cada situación una manera para desplegar sus mejores habilidades ayudar a los demás. De hecho, a veces lo más difícil no es encontrar el ikigai sino mantenerlo a lo largo de los avatares de la vida.

El secreto radica en conectar contigo, encontrar lo que te apasiona y descifrar cómo puedes llevarlo a la práctica en tus circunstancias, aportándole valor a los demás. Cuando lo logras, el resto de las cosas que deseas llegarán solas.

https://www.rinconpsicologia.com/2017/11/ikigai-filosofia-de-vida.html

Fuentes:

Ishida, R. (2011) Enormous Earthquake in Japan: Coping with Stress Using Purpose-in-Life/Ikigai. Psychology Scientific Research; 2(8): 773-776.

Tanno, K. et. Al. (2009) Associations of ikigai as a positive psychological factor with all-cause mortality and cause-specific mortality among middle-aged and elderly Japanese people: Findings from the Japan Collaborative Cohort Study. Journal of Psychosomatic Research; 67(1): 67-75.

Sone, T. et. Al. (2008) Sense of life worth living (ikigai) and mortality in Japan: Ohsaki Study. Psychosom Med; 70(6):709-715.

Ishida, R. (2006) Effects of a firm purpose in life on anxiety and sympathetic nervous activity caused by emotional stress: assessment by psycho-physiological method. Stress & Health; 22(4): 275–281.

Yamamoto-Mitani, N. & Wallhagen, M. I. (2002) Pursuit of psychological well-being (ikigai) and the evolution of self-understanding in the context of caregiving in Japan. Cult Med Psychiatry; 26(4): 399-417.

Leer más…

Comidas Anti-ansiedad - por Catherine Guthrie

Traducido del inglés por Tahíta desde…https://experiencelife.com

Estas cuatro estrategias nutricionales pueden ayudar a mantener un estado mental más tranquilo.

Vivimos en tiempos de ansiedad Casi uno de cada cinco estadounidenses ha sido diagnosticado con ansiedad, aunque el número real es probablemente mucho mayor: se estima que dos tercios de los pacientes no buscan ayuda médica. Los expertos han vinculado esta epidemia a una compleja maraña de factores externos e internos. La genética, la química cerebral y las circunstancias de la vida desempeñan papeles relevantes. Como resultado, también lo hacen nuestros hábitos alimenticios.

"La dieta estadounidense promedio promueve la ansiedad", dice el psiquiatra James Gordon, fundador del Centro de Medicina Mente-Cuerpo en Washington, DC, y autor de Unstuck: su guía para el viaje de siete etapas fuera de la depresión .

Inundada con grasas no saludables y azúcar y harinas refinadas, nuestra ingesta diaria de alimentos procesados ​​crea condiciones bioquímicas que debilitan la resiliencia emocional y estimulan la ansiedad.

"Este es un sistema dinámico en la intersección de la psicología, la biología, la digestión y el sistema nervioso", explica Gordon.

La naturaleza multifacética de la ansiedad requiere un enfoque global del tratamiento. Millones obtienen alivio de los medicamentos, que en muchos casos salvan vidas. Pero, aunque estos medicamentos tratan los síntomas, no abordan las causas de raíz de la ansiedad .

"La dieta es la única forma en que el cerebro obtiene lo que necesita para fabricar los químicos que llamamos neurotransmisores", dice el psiquiatra integrante Henry Emmons, autor de The Chemistry of Calm . "Experimentar con alimentos integrales y aprender a nutrir su cuerpo y su cerebro a través de la nutrición puede ayudarlo a recuperar su estado natural de salud".

El cerebro produce neurotransmisores: serotonina, dopamina, norepinefrina y ácido gamma-amino-butírico (GABA), que son los ingredientes básicos del estado de ánimo. Estos transmiten señales a través del sistema nervioso del cuerpo, incluido el tracto digestivo, que también es el lugar de origen de muchos neurotransmisores (hasta el 95 por ciento de su serotonina se produce aquí). Mantener un cerebro y un intestino sanos es vital para mantener la ansiedad a raya.

"Lo que incorporamos a nuestro cuerpo hoy se convierte en nuestro cerebro del mañana", sostiene Emmons.

Los síntomas de ansiedad varían y pueden incluir inquietud, tensión muscular, tensión, irritabilidad, problemas para dormir y miedo y pánico intensos. Cualquiera que sea el síntoma que experimente, tendrá más control sobre su bienestar emocional de lo que pueda darse cuenta.

Las siguientes estrategias nutricionales pueden ayudarlo a aliviar los síntomas y desarrollar una mayor capacidad de recuperación para que pueda enfrentar mejor los factores estresantes de la vida.

Estabilizar el azúcar en la sangre

Un cerebro tranquilo requiere niveles estables de azúcar en la sangre, dice el médico naturópata Alan Christianson, autor de The Adrenal Reset Diet . La glucosa (una forma de azúcar) se produce a partir de la digestión de carbohidratos y circula a través de su torrente sanguíneo para alimentar todas las células del cuerpo. Es vital para el funcionamiento de los neurotransmisores, lo que significa que tiene un efecto importante en el estado de ánimo.

Debido a que su cerebro está tan lleno de nervios, consume la mitad de la glucosa de su cuerpo en cualquier momento. Pase demasiado tiempo sin comer, y su cerebro puede quedarse sin combustible. Cuando eso sucede, su cuerpo libera cortisol, una hormona del estrés que se activa con enzimas que provocan más producción de glucosa.

"El cuerpo produce más glucosa al usar cortisol para extraer proteína del tejido muscular", explica Christianson. "Retrasar las comidas activa una demanda constante de producción de cortisol , que descompone el tejido muscular y deja el azúcar en la sangre menos estable".

Este aumento de cortisol puede dejarlo nervioso e irritable, sensaciones que se parecen mucho a la ansiedad.

Los bocadillos azucarados engañan a las células cerebrales para que liberen el neurotransmisor calmante serotonina. "Es por eso que anhelamos carbohidratos y dulces cuando estamos estresados", explica Emmons.

Pero esta estrategia finalmente fracasa. Los dulces, así como otros carbohidratos refinados, hacen que el páncreas libere la hormona insulina para expulsar el azúcar de la sangre hacia las células. La caída de azúcar en la sangre resultante también se siente como ansiedad: fatiga, mareos, palpitaciones del corazón.

Estrategias calmantes

Los expertos recomiendan evitar azúcares refinados y almidones y alimentar tu cerebro cada pocas horas con alimentos ricos en nutrientes, incluidos carbohidratos complejos (verduras, frutas, legumbres, cereales), grasas saludables saciantes (piense en aguacates) y proteínas de alta calidad, como frijoles o semillas (Para obtener más orientación dietética, consulte "Comer para la calma" a continuación).

Cultivar neurotransmisores calmantes

La proteína no solo estabiliza el azúcar en la sangre, sino que sus componentes principales, los aminoácidos, ayudan a su cuerpo a producir serotonina, dopamina y otros neurotransmisores.

La proteína de la dieta contiene varios aminoácidos esenciales, algunos que contribuyen a una sensación de calma y otros que excitan el sistema nervioso. La fenilalanina, por ejemplo, estimula el cerebro al crear norepinefrina, un neurotransmisor que contrae los vasos sanguíneos y aumenta la presión arterial, que necesita para la respuesta de lucha o huida. (La investigación sugiere que varias formas de fenilalanina pueden tratar efectivamente los síntomas de la depresión).

El aminoácido triptófano, mientras tanto, en última instancia tiene un efecto calmante. Pero debido a que es más pequeño que sus equivalentes de aminoácidos, el triptófano tiende a tener dificultades para pasar desde la sangre al cerebro, donde puede ayudar a calmarlo.

"El truco es mantener la glucemia estable para que el transporte de nutrientes continúe el tiempo suficiente como para dar al triptófano una oportunidad", explica Emmons.

Estrategias calmantes

Coma comidas más pequeñas que giren alrededor de proteínas de origen vegetal, como los frijoles y otras legumbres, que disminuyen la digestión.

Los científicos no están de acuerdo con la efectividad de consumir alimentos con alto contenido de triptófano para combatir la ansiedad, pero si desea experimentar, considere incorporar salmón  y huevos en su dieta.

Inflamación Sistémica

Uno de los factores más importantes de la ansiedad puede ser la inflamación sistémica. "La inflamación es la piedra angular de todo lo malo que no desea experimentar, incluida la ansiedad crónica", dice el neurólogo David Perlmutter, autor de Brain Maker: El poder de los microbios intestinales para sanar y proteger su cerebro de por vida .

Una amplia investigación sugiere que un intestino sano promueve una mente tranquila. Los dos se comunican a través del nervio vago, el más largo de los 12 nervios craneales en el cuerpo que se extiende desde el cerebro hasta el abdomen. Trillones de bacterias en el intestino dirigen la función de las células a lo largo del nervio vago, comunicándose a través de neurotransmisores.

Para seguir explorando cómo la salud mental está influenciada por el intestino, los investigadores están experimentando con formas de aumentar el estado de ánimo mediante la promoción de un microbioma intestinal equilibrado. Una vía de promover este equilibrio son los probióticos.

En un estudio reciente publicado en Psychology Research , los científicos informaron que los participantes que comieron más alimentos fermentados ricos en probióticos tenían menos síntomas de ansiedad social.

Los autores especularon que los probióticos en estos alimentos pueden haber reducido la ansiedad de los participantes al calmar la inflamación en el intestino y fortalecer las coyunturas entre las células del revestimiento intestinal. Las coyunturas saludables evitan que las partículas microscópicas de alimentos se filtren y activen el sistema inmune y la respuesta inflamatoria.

Estudios como este refuerzan la creencia de Perlmutter de que la ansiedad es un trastorno inflamatorio con origen en el intestino. "Estamos empezando a darnos cuenta de la relación entre el intestino y el cerebro y la relación funcional entre el microbioma y el estado de ánimo", dice. 

Estrategias calmantes

"Para mantener la flora intestinal sana, todos los signos apuntan a la importancia de comer una dieta rica en nutrientes y alimentos integrales", dice Lisa Nelson, directora de educación médica en el Centro Kripalu de Yoga y Salud en Stockbridge, Massachusetts.

También trate de comer alimentos ricos en probióticos como yogur, chucrut, kéfir y kombucha, así como también alimentos prebióticos como cebollas cocidas y crudas,  puerros crudos, achicoria, espárragos y ajo, que parecen influir en la salud mental. 

Enfócate en las grasas saludables

La grasa constituye casi el 60 por ciento de su cerebro y ayuda a modular la ansiedad al permitir que los neurotransmisores se muevan de manera rápida y eficiente de la neurona a la neurona. Dos grasas de la dieta, ácidos grasos esenciales omega-6 y omega-3, juegan un papel vital en la salud del cerebro. Debido a que su cuerpo no puede fabricar estas grasas por sí mismo, debe obtenerlas de los alimentos.

En términos generales, los omega-6 desempeñan un papel proinflamatorio (desencadenando hinchazón y coagulación de la sangre en respuesta a una lesión, por ejemplo), mientras que los omega-3 son antiinflamatorios. Cuando se consumen en el equilibrio correcto (los expertos recomiendan una relación de  4: 1 y 2: 1), los omega-6 y los omega-3 regulan la respuesta inflamatoria de su cuerpo.

Desafortunadamente, nuestra dieta occidental estándar ofrece hasta 45 veces más omega-6 que omega-3; alimentos procesados ​​y refinados tienden a tener altas concentraciones de omega-6. Esto puede crear un estado de inflamación sistémica que es un factor clave de ansiedad.

Un sistema inmune que siempre está alerta tensiona cada célula de su cuerpo. Dentro de tu cerebro, la inflamación estimula la amígdala, el centro de miedo y ansiedad. Marca la ansiedad al impedir el movimiento de los neurotransmisores dentro de las paredes celulares.

Los omega-3 antiinflamatorios funcionan para mantener las células cerebrales permeables y el movimiento de los neurotransmisores ágil y rápido.

Estrategias calmantes

"Una de las mejores cosas que puede hacer para la ansiedad es comer más grasas omega-3", dice Emmons. Administre la inflamación con una dieta alta en fuentes de alimentos integrales de omega-3, incluidos peces de agua fría como el salmón, el arenque y las sardinas, así como nueces, semillas y verduras de hoja verde; evite los alimentos procesados ​​y envasados, que son ricos en fuentes refinadas de omega-6.

Cafeína y ansiedad

Si eres propenso a los pensamientos acelerados, las palpitaciones del corazón o las palmas sudorosas, es posible que ya hayas descubierto que la cafeína exacerba la ansiedad.

"No considero que la cafeína sea una toxina para la mayoría de las personas, pero puede ser perjudicial cuando su cerebro está hiperactivo", dice Henry Emmons.

La cafeína aumenta la ansiedad de varias maneras. Primero, interfiere con el arco de cortisol normal de su cuerpo. El cortisol es el estimulante natural del cuerpo: una curva saludable llegará a su punto máximo en la mañana cuando se despierte y disminuya gradualmente durante el día. La cafeína puede mantener su cortisol acelerado.

En segundo lugar, le hace tomar el primer lugar en lugar de cederlo a la adenosina, un neurotransmisor calmante. En tercer lugar, engaña a su cuerpo para que libere epinefrina y norepinefrina, lo que desencadena la respuesta de lucha o huida del cuerpo.

"La mayoría de la gente se maneja bien con pequeñas cantidades de cafeína de forma semirregular", dice Alan Christianson. Sin embargo, alienta a las personas que experimentan estrés suprarrenal a eliminar la cafeína, al menos temporalmente, porque además de amplificar la respuesta de lucha o huida del cuerpo, compromete la calidad del sueño.

Si crees que la cafeína contribuye a tu ansiedad, reduce el consumo durante una semana y observa cómo te sientes. Intenta reducir a la mitad el consumo diario normal de café o mezcla con  descafeinado. Si bebe té negro, cambie al verde, que es más bajo en cafeína y contiene polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger las neuronas de su cerebro.

Comer para la calma

La comida tiene un profundo impacto bioquímico en el estado de ánimo y la capacidad de recuperación, dice Lisa Nelson, MD, directora de educación médica en el Centro Kripalu de Yoga y Salud. "Comer alimentos integrales que mantienen los niveles de azúcar en la sangre estables y dan  un equilibrio de macro y micronutrientes es increíblemente estabilizador". Las siguientes son recomendaciones dietéticas para controlar la ansiedad:

• Obtenga muchas proteínas a base de plantas, con énfasis en los frijoles (rojo, negro, pinto, aduki,). Los frijoles son una gran fuente de fibra y antioxidantes, dos excelentes combatientes de la inflamación.

• Coma alimentos ricos en magnesio, como almendras, espinacas, anacardos, semillas de calabaza y aguacates. El magnesio es esencial para más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo que controlan las funciones metabólicas diarias, incluida la inflamación.

• Tome  vitaminas B- Una fuerte evidencia vincula la ansiedad con las deficiencias en B12 y B9 (folato), específicamente. Se puede encontrar vitamina B12 en alimentos vegetales en pequeñas cantidades. Algunos de estos alimentos son: levadura de cerveza, algas, hogos comestibles, germen de trigo y soja. Alimentos de origen vegetal con vitamina B12 pueden ser los cereales enriquecidos con vitaminas. Tres cuartos de una taza de cereales enriquecidos con vitaminas (30 gramos) puede contener hasta 6,4 miligramos. Los vegetarianos estrictos, deben tomar suplementos para mantener unos niveles adecuados de esta vitamina ya que no es posible obtenerla de forma natural en cantidades suficientes. Fuentes de ácido fólico incluyen espinacas, espárragos y lentejas. 

• Reduzca su ingesta de carbohidratos refinados, lo que lo puede llevar a un círculo vicioso de picos y caídas de azúcar que promueven la ansiedad. Para calmar un antojo de azúcar, pruebe el chocolate negro. "Obtendrás un poco de liberación de serotonina pero no lo suficiente como para disparar un alto nivel de azúcar y un choque resultante. Además, los antioxidantes combaten la inflamación ", dice Nelson.

• Consuma una variedad de carbohidratos de alta calidad, que incluyen arroz integral, patatas y calabaza. La diversidad de la fibra es fundamental para ayudar a la flora intestinal a controlar el cortisol y su primo, la cortisona, dice Alan Christianson.

¡AYUDA  EXTRA!

Hierbas y medicinas naturales para la ansiedad

"La ansiedad va de la mano con la vida moderna", dice Aviva Romm, MD, autor de The Adrenal Thyroid Revolution . Además de hacer cambios en la dieta en apoyo de una mente tranquila, Romm recomienda hierbas para tratar los síntomas de la ansiedad. Sus favoritos incluyen:

Lavanda : Una de las hierbas contra la ansiedad más populares y mejor estudiadas, el aceite esencial de lavanda puede agregarse a un baño, rociarse sobre una almohada o diluirse y frotarse en las sienes para promover la relajación a través de la aromaterapia. La lavanda también se puede tomar internamente en forma de tintura madre.

Leonurus cardiaca(cola de león, mano de santa maría): Este suplemento herbal se ha usado con seguridad para combatir la ansiedad. Tiene menos investigación científica detrás que lavanda, pero Romm ha encontrado que es de acción rápida. "Es mi favorita para los momentos de ansiedad o cuando me siento abrumado o estresado", dice. Se puede tomar como infusión, aunque su amargura lo hace más adecuado para la tintura. 

 Hongos Reishi: los médicos chinos usan hongos reishi (también conocidos como ling zhi ) para una amplia variedad de desequilibrios, incluida la ansiedad. Estos hongos son particularmente buenos para el insomnio y el malhumor relacionados con la ansiedad, dice Romm. Debido a que la hierba funciona bien para problemas de sueño, intente tomarla antes de acostarse. Los reishi se toman con mayor frecuencia como tintura. 

Ashwagandha o  Withania somnífera  : una hierba que ayuda al cuerpo al equilibrar el funcionamiento de las glándulas suprarrenales. Mientras que muchos adaptógenos son estimulantes,la ashwagandha calma el sistema nervioso. Mejor utilizada para la ansiedad, la fatiga, el pensamientodisperso y el insomnio inducido por el estrés,  es una de las hierbas favoritas de Romm para pacientes con ansiedad. Generalmente se la encuentra como tintura o cápsula.

Nota de seguridad: para la ansiedad generalizada, la mayoría de las personas sanas no necesitan consultar con sus proveedores de atención médica para probar estas hierbas. Experimente con una o más y vea qué funciona mejor. 

Catherine Guthrie es editora colaboradora de Experience Life .

https://experiencelife.com/article/anti-anxiety-eating

 

Personalmente recomiendo la Tintura Madre de Lúpulo, que utilizo a diario♥

Tahíta

 

Leer más…

Cáncer. Más Allá del Síntoma

La casualidad es el nombre que Dios se da cuando quiere que se le reconozca.
 
Albert Einstein
 
El dolor y las consecuencias negativas de una enfermedad tienen siempre la misma intensidad que el dolor vivido por el alma al no poder satisfacer sus necesidades.
 
Lise Bourbeau
 
Nuestro estado corporal y la manera de pensar y de vivir están conectados. Todo  lo que ocurre en el mundo físico es un reflejo de lo que nos ocurre en los niveles emocionales y mentales. Cuanto más grave es un problema de salud o cualquier otro problema en nuestra vida, más claro hemos de ver que algo voluminoso e importante se esconde en nuestro interior. Algo nos impide escucharnos y puede que ese algo sea la falta de amor hacia nosotros mismos, el permiso para ser lo que somos, instante en instante.
 
El desarrollo del cáncer depende también de lo que ocurre en nuestro interior, de nuestra manera de afrontar los conflictos y relacionarnoscon nosotros mismos y nuestros semejantes. Una enfermedad tan grave nos indica también que somos dirigidos por nuestra mentey no por nuestro corazón, que no nos hemos escuchado y eso nos hace sentirnos impotentes, insatisfechos y frustrados. Hemos dejado de vivir nuestra propia vida, para ser la vida de “otros”.
 
El Universo está siempre en funcionamiento. Con un motón de creencias limitantes encima, nos situamos muy lejos de lo que nuestro corazón necesita. Como formamos parte del inconsciente colectivo, constantemente atraemos personas y circunstancias, que nos ayudan a tomar conciencia de partes de nosotros que nos son difíciles de aceptar. Ante la presencia del otro, nuestro interiorse queda al descubierto. Cada otro es un nosotros mismos, ante la evidencia de algo que nunca podríamos haber visto sin él, el otro nos enseña a conocernos. Esto nos invita a reconocer, a sentir y a abrazarlo todo con amor. Si rechazamos y volcamos hacia fuera nuestro dolor, si no nos hacemos eco del mensaje implícito, otras serán las vías para que dichos mensajes sean escuchados.
 
Muchas veces creemos que es el destino el que dirige nuestras vidas y nos toca estar enfermos, otras que el cáncer y otras enfermedades graves son genéticas o hereditarias, que simplemente, repetimos la biología de nuestros antepasados. Sin embargo, varios estudios, realizados en un gran número de niños adoptados, confirman que no es necesario ser hijo de padres biológicos para heredar su biología. Si los niños siguen el sistema de creenciasdespertado por sus progenitores, las enfermedades familiares se pueden desarrollar. Esto pone en evidencia que el entorno afecta a la expresión de nuestros genes.
 
La célula no produce al mismo tiempo todas las proteínas que le corresponden, por lo que hay mecanismos que “encienden” y “apagan” los genes y regulan su expresión. Tener una información genética que diga: cáncer, no nos hace obligatoriamente víctimas de la enfermedad. Decimos que el efecto de estos mecanismos de apagadoy encendido es epigenético, porque no está determinado por la información contenida en la secuencia del ADN, sino por las proteínasy otras sustancias químicas que rodean la célula y que afectan a la expresión de los genes. Estos mecanismos responden a distintos factores ambientales, sistemas de creencias, formas de vida, exposición a sustancias químicas, hábitos alimenticios...
 
Este entorno en el que la célula se expresa incluye pensamientos conscientes, emociones y creencias inconscientes. En nuestra infancia, aprendemos y reforzamos las creenciasde nuestras familias y estas conforman nuestra biología. Como afirma  Bruce Lypton, en “La biología de la creencia”, “al igual que en las células aisladas, el carácter de nuestra existencia se ve determinado no por nuestros genes, sino por nuestra respuesta a las señales ambientales que impulsan la vida”.
 
Somos nosotros los creadores de nuestro destino, somos nosotros los que decidimos seguir o no el mismo sistema de creencias que hemos aprendido, somos nosotros los que atraemos a nuestra vida todo lo que necesitamos para tomar conciencia. Esto convierte a la enfermedad en un camino de autoconocimiento, esto hace que abramos los ojos a la experiencia de enfermedades graves, como el cáncer y la convirtamos en una experiencia de sanación. Algo ha cambiado en nosotros cuando la curación se produce.
 
Nuestro cuerpo no es una máquina biológica, así que modificar la máquina, parte a parte, no puede modificar nuestra salud. Tampoco el cuerpo puede responder a las sustancias químicas activas que se encuentran en los medicamentos, y al adaptarse a ellos, que los médicos puedan modificar y controlar nuestra vida saludable. Ningún médico puede curarnos, simplemente, si éste es bueno, se convierte en un vehículo para que la curaciónsea posible.
 
Hoy se sabe que el reino de lo inmaterial, de lo no visible es decisivo a la hora de entender lo que nos pasa, se sabe que los pensamientos pueden dar forma al entorno mucho más que la materia física. Según el Dr. Lipton, el verdadero secreto de la vida no se encuentra en nuestro ADN, sino más bien, en los mecanismos de la membrana celular. Cada membrana celular tiene receptores que captan diferentes señales ambientales y este mecanismo controla la "lectura" de los genesdentro de las células. De esta forma, las células pueden optar por leer o no el mapa genético, dependiendo de las señales que reciben del medio ambiente.
 
Todo esto significa que no estamos controlados por nuestra composición genética, sino que la lectura genética, determinada principalmente por nuestros pensamientos, actitudes y percepciones, es decisiva a la hora tanto de enfermar, como de sanar. Cambiar nuestras percepciones, puede dar forma y controlar la propia lectura genética.
 
Los científicos han descubierto que según los comportamientos y las actitudes de las personas, el ADN cambia con el tiempo. La física cuántica dice lo mismo. Nuestra conciencia modela nuestro mundo. Una de las características del epigenoma es que no es estático y puede modificarse. A lo largo de nuestra vida, el epigenoma registra las experiencias de la célula, así como la influencia del ambiente sobre las mismas. Por lo tanto, el epigenoma  es diferente en los distintos tejidos y tipos celulares del organismo, cambia a lo largo de la vida o momento del desarrollo e incluso en los distintos estados de salud.
 
Si adoptamos nuevas actitudes y las ponemos en práctica durante al menos tres meses, se crean nuevas conexiones neuronales y nuestro ADN se modifica. Las nuevas conexiones indican nuevas creencias. No estamos encapsulados en el bagaje genético con el que venimos al nacer. Si se produce un cambioen nosotros, todo lo que percibimos cambia y la expresión física de nuestro cuerpo cambia también.
 
Desde hace tiempo, se ha podido establecer una conexióndirecta entre el cáncer y las emociones reprimidas o entre el cáncer y el estrés. Desde un punto de vista fisiológico, las emociones son descargas eléctricas, químicas y hormonales de nuestro sistema nervioso que afectan en gran medida a nuestro sistema inmunológico. Ante situaciones límite, nos pueden ayudar a permanecer con vida, pero el equilibrio entre el sistema nervioso, nuestro cerebro, las glándulas endocrinas y el sistema inmunológico es fácil de romper, ya que las emociones hacen de vínculo entre ellos.
 
Cuando no reconocemos nuestras emociones o no las dejamos ir, estamos en presencia de emociones reprimidas. Según la Dra. Kelly A. Turner,  investigadora y psicoterapeuta especializada en oncología integrativa, dejar ir las emociones reprimidas es fundamental para lograr una remisión total del cáncer. Turner muestra en su libro “Las 9 claves de la curacion natural del cancer y otras enfermedades.  Los nueve factores que comparten los pacientes de cancer que han sanado totalmente y contra todo pronóstico”. Que la dieta, el estrés, las emociones, la espiritualidad y otros factores afectan profundamente nuestra salud y nuestro bienestar, y explica que las remisiones en todos los casos de cáncer no son tan espontáneas como se dice.
 
En la gran mayoría de los casos, los pacientes contribuyen de manera muy activa a su curación, hacen cambios en su dieta, incluyen en ella, zumos y batidos verdes y llevan una alimentación basada en plantas y verduras. Además eliminan la carne, los lácteos, el azúcar y el trigo. Toman hierbas y ciertos suplementos que sirven para paliar las carencias nutricionales presentes en todos los casos de cáncer. Profundizan en su lado espirituala través de la meditación, la conexión con la naturaleza e incluso la oración. Toman el control de su salud, asumen y entienden que su salud está en sus manos y que depende de lo que hagan, de lo que coman, de lo que piensen, de cómo perciban la vida,…Siguen su intuición y no lo que otros piensan y dicen. Se liberan de las emociones reprimidas. Aumentan las emociones y los pensamientos positivos. Tienen apoyo social y tienen fuertes razones para vivir.
 
Lise Bourbeau añade que las emociones reprimidas están relacionadas a la herida de rechazo. La herida de rechazo se activó la primera vez que nos sentimos rechazados por alguien. En muchas ocasiones, ya estaba activa a la hora de nacer y es tan profunda que la mente se evade para no sentir el dolor que ésta provoca. Ésta es la herida más vinculada al cáncer, porque trae a nuestra vida un sentimiento muy grande de desvalorización, negatividad y un deseo inconsciente de ser amado, reconocido y aceptado, que se expresa en todas las situaciones de nuestra vida. El rechazado siente rechazopor todo y vuelca todo su malestar hacia el exterior. Al final, si su actitud sigue siendo esa, la vida le puede y un cáncerpuede aparecer.
 
Por otro lado, el estrés influye muchísimo en el desarrollo del cáncer. Tanto es así, que aumenta el riesgo de padecerlo en personas sanas y reduce las tasas de supervivencia de las personas que ya lo han desarrollado. Ante muchas situaciones, sentimos estrés, pero cuanto más nos desborden las circunstanciasy más nos sintamos impotentes, más posibilidades habrá de desarrollar un cáncer. Cuando estamos estresados se libera cortisol y adrenalina que estimulan la liberación de sustancias inflamatorias al sistema nervioso simpático y bloquean  a las  células NK, lo que favorece la aparición del cáncer.
 
Las prácticas más indicadas para liberar emociones reprimidas son la meditación, la gratitud, el tapping o EFT, y la escritura en forma de diario íntimo. En todas estas instancias lo que se busca es comenzar a identificar y trabajar patrones negativos de pensamientos y emociones, para llegar a cambiarlos.
 
Tener un cáncer es una oportunidad para transformarse. El amor hacia nosotros mismos y hacia la vida nos cura. Si hemos dejado de lado esas facetas de nuestra vida, la enfermedad vendrá a decirnos que debemos reconducir nuestro camino. Una vez conscientes, tomar esa decisión siempre es posible.
 
“Curarse es liberar todo lo que bloquea nuestra energía. Curarse es encontrar la libertad”
 
Lise Bourbeau
 
Las estadísticas no son más que pronósticos, no son juicios irrevocables. Es creer en ellas lo que las convierte en eso.
 
Lise Bourbeau
 
Mis Reglas Para Ser Feliz

  • Libera tu corazón del odio. Perdona viejos rencores y rencillas del pasado.
  • Libera tu mente de preocupaciones. Aprende a darle la importancia justa a las cosas, haz que los problemas te "resbalen."
  • Vive humildemente y sin grandes pretensiones. Olvídate del consumismo. Vive con poco.
  • Da más, sin la intención de recibir. Lo importante es que ofrezcas cosas que nosotros creemos valiosas e importantes. Espera menos.
  • Sustituye la tristeza y la depresión por alegría y entusiasmo. Sé siempre positivo.
  • Cambia el miedo y la ansiedad por paz y serenidad. Cambia la ira, la envidia y la frustración por paciencia y amor.
  • Amate intensamente y después ama a los demás. Ama a la vida. Aférrate a ella.
  • Toma el control de tu vida y de tu enfermedad. Tú debes ser parte activa de tu enfermedad. No te limites a que los médicos te prescriban un tratamiento. Pregunta, busca, indaga. Conviértete en un paciente activo.

  • Dale las gracias al cáncer. Suena tremendo, pero es así. Gracias a un proceso que te convulsiona la vida puedes darle la vuelta a tus creencias y reinventarte a ti mismo. El cáncer es una oportunidad para cambiar tu vida, reflexionar sobre el pasado y planear un presente y un futuro más espiritual, más consciente y armónico. El cáncer te ayuda a saber quiénes son tus verdaderos amigos y las personas que realmente te aman.
  • Vive en armonía con la naturaleza. Pasea por el campo y la playa con los pies descalzos. Siente la brisa en la cara y la humedad del suelo en tus pies. Si puedes trasládate a vivir al campo.
  • Disfruta de cada momento que te ofrece la vida. Disfruta de cada caricia, de cada sonrisa, de cada abrazo.
  • Viaja. Descubre nuevas y positivas experiencias. Al fin y al cabo eso es lo único que nos llevamos al morir.
  • Confía en tu poder para sanar. Nada es permanente excepto el cambio. Por eso, cualquier enfermedad es reversible. El poder está en nosotros.
  • Aprende a escucharte y confiar en tu instinto.
  • Practica la risoterapia. Ríete. Rodéate de quien te haga sonreír, no de quien te haga sufrir.
  • Aprende a decir No. Primero mira por ti y después por los demás.
  • Recuerda que nada ocurre por casualidad. Si estas reglas han llegado hasta ti es porque has deseado tener esta información.
  • Disfruta del momento y persigue tus sueños.

Odile Fernández
 
En España existe la Asociación de Oncología Integrativa. Por si os interesa visitar su web, os dejo el enlace http://www.oncologiaintegrativa.org/ .
 
Por si queréis conocer el tapping, como forma de liberar las emociones reprimidas, os dejo los siguientes vídeos:


Hablemos a solas - Tapping

¿Qué es el tapping? Video Tutorial en ESPAÑOL (completo)

FUENTES
 
El cáncer. Un libro que da esperanza. Lise Bourbeau. Ed. Sirio, 2013
 
Mis recetas anticáncer. Odile Fernández. Ediciones Urano, 2013
 
Las 9 claves de la curacion natural del cancer y otras enfermedades.  Los nueve factores que comparten los pacientes de cancer que han sanado totalmente y contra todo pronóstico. Kelly A. Turner. Ed. Gaia, 2015
 
Leer más…

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto en  Común Unión con muchos miembros, Aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

LO NUEVO...Enero 2021

7994298897?profile=RESIZE_584x

 

8416250886?profile=RESIZE_180x180

Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler

8373462066?profile=RESIZE_180x180

DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil

8431090091?profile=RESIZE_180x180El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Descubriendo el manantial - Pema Chödrön

8427128054?profile=RESIZE_180x180INTUICIÓN DEL CORAZON - Adam Oakley

8373462066?profile=RESIZE_180x180

¿Qué es la paz interior? (12 caminos hacia la liberación del sufrimiento) - Aletheia Luna

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Virus Corona: ¿una llamada de atención?

8375714070?profile=RESIZE_180x180

Luna Nueva en Capricornio: Activaciones Álmicas -~ por Lindsey

8375714070?profile=RESIZE_180x180

Astrología Intuitiva: Luna Nueva en Capricornio Enero 2021~ por Tanaaz

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Lidia E Silva Aguero commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"gracias"
Hace 2 horas
Martha Lucia Vega Angulo commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias"
Hace 3 horas
Daisy Naquira commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias"
Hace 9 horas
Malú Cabrera Cabrera posted a blog post
   Traducido desde...https://tricycle.org/magazine Hace algunos años, cuando una amiga mía estaba pasando por un divorcio muy doloroso, un vecino dejó una canasta de artículos con una etiqueta de regalo marcada como "Para el cuidado…
Hace 9 horas
Edith Ercilia Müller commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Mucchas gracias. Bendiciones"
Hace 10 horas
Edith Ercilia Müller commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Muchas gracias. Bendiciones"
Hace 10 horas
ISIDRO GARCIA VARGAS commented on Nair Portobello's blog post El monstruo que nos aleja del amor propio - Kelly Branyik
" "
Hace 11 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post “Tener que”-Por Tahíta
"gracias TAHITA bendiciones"
Hace 11 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post ¿Qué es la paz interior? (12 caminos hacia la liberación del sufrimiento) - Aletheia Luna
"muy sabio mensaje
muy hermoso
aprendí mucho
gracias "
Hace 12 horas
lubia echeverri lopez commented on Vila's blog post INTUICIÓN DEL CORAZON - Adam Oakley
"gracias "
Hace 12 horas
Enrique López Aldrete commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Tahíta, buen día. Muchas gracias por compartir este tema tan excelente. Abrazo. NAMASTÉ."
Hace 12 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"muy cierto me encantó"
Hace 12 horas
lubia echeverri lopez commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"muy hermoso gracias"
Hace 12 horas
Graciela Noemi Carello commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Bellísimo"
Hace 14 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Gracias"
Hace 16 horas
Doris Valencia Morales commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Gracias infinitas. Me encantó. Es exactamente como me sucede. Es un trabajo a diario para poder vivir y elegir en conciencia."
Hace 16 horas
Tahíta posted a blog post
Conectar con nuestro ser no supone dejar de actuar en el mundo. Se trata, simplemente, de permitir que nuestros actos surjan de otra fuente, nuestra esencia más auténtica.
Como ya hemos tenido ocasión de observar, el mismo mecanismo mental del…
Hace 17 horas
Esther Merce figuera commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"Precioso . Gracias"
Hace 18 horas
Esther Merce figuera commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Gracias"
Hace 18 horas
Laura del Carmen commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"Graciasss "
Hace 19 horas
Lidia E Silva Aguero commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"Gracias"
Hace 22 horas
Graciela Noemi Carello commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Gracias"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post ¿Qué es la paz interior? (12 caminos hacia la liberación del sufrimiento) - Aletheia Luna
"gracias¡¡"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Descubriendo el manantial - Pema Chödrön in Energías Maestras
"muchas gracias¡¡"
ayer
Héctor Rodríguez Hernández commented on Tahíta's blog post Virus Corona: ¿una llamada de atención?
"Así es y debe ser. Estamos pagando un precio muy elevado por deshacernos de la ignorancia que nos mata. gracias por este articulo."
ayer
Héctor Rodríguez Hernández commented on Tahíta's blog post ¿Qué es la conciencia infinita? –Tahíta
"Feliz 2021 a todas y todos. Gracias Tahita todos estamos inmersos en esa Conciencia infinita ya sea que la percibamos dentro o fuera."
ayer
Enrique López Aldrete commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"María, buen día. Muchas gracias por compartir tan bello tema. Abrazo. NAMASTÉ."
ayer
Daisy Naquira commented on María Tulián's blog post El problema con una cita de Pema Chödrön -  Melissa West
"Gracias"
ayer
ISIDRO GARCIA VARGAS commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post EL AMOR AL DESNUDO - Matt Licata
"Que hermoso aporte, lo copio para compartirlo, buen dia."
ayer
María Tulián posted a blog post
Traducido desde...https://melissawest.com ¿Qué tal esa cita de Pema Chödrön , "Nada desaparece hasta que nos enseña lo que necesitamos saber?"Hoy quiero dedicar un tiempo a desempacar una cita que escucho a menudo en las clases de yoga y que se…
ayer
Más...