Todas las publicaciones (317)

Ordenar por

9081078877?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde… https://www.elephantjournal.com

 

Decisiones decisiones…

Desde ver nuestro programa favorito de televisión a elegir el mismo elemento en un menú, caemos en hábitos predeterminados que terminan eligiendo por nuestras nosotros. Nos convertimos en autómatas robóticos confiando en lo que sabemos para guiar la trayectoria de nuestras decisiones diarias. Creamos los hábitos, luego ellos nos crean a nosotros.

Pero, ¿por qué es eso? ¿Por qué es tan dolorosamente fácil entrar en rutinas que no cuestionamos?

El famoso poema de Robert Frost, " El camino no tomado ", normaliza nuestra confusión más común cuando se trata de tomar decisiones. Tendemos a mirar la elección a través de una lente binaria. Tenemos que girar a la izquierda o a la derecha, elegir esto o aquello, decir sí o no ... o simplemente evitar una decisión por completo.

Todo se reduce a nuestro miedo a perder, a la aversión a la pérdida y al sesgo hacia el statu quo.

Tomar decisiones puede producir el temor de perder, de lo que podría haber sido o de lo que podría ser. La posibilidad de pérdida atribuida a tomar una decisión es lo que nos empuja a no tomar decisiones en absoluto.

En el campo de la neurociencia, la toma de decisiones, en lo que respecta al mantenimiento del status quo, ocurre en concierto con toda una serie de actividad neuroquímica. Un área en particular que se destaca en la investigación se conoce como el núcleo subtalámico (STN), un área del cerebro que nos impide actuar mientras estamos en el proceso de tomar una decisión.

En última instancia, nuestro cerebro nos está cuidando.

Espera a que nos sintamos lo suficientemente motivados para tomar una decisión comprometida y luego nos indica que tomemos la acción correspondiente. Sin embargo, si nos cuestionamos demasiado, nos impedirá iniciar cualquier acción. Este es el efecto "ciervo en los faros delanteros". Es por eso que nos condenamos a no hacer ninguna elección, concediendo ese poder a nuestro entorno. Es gracias a nuestros antepasados ​​paleolíticos que tomar una decisión puede parecer una cuestión de vida o muerte. Para ellos, lo era.

Cada vez que no tomamos una decisión porque hay demasiados resultados posibles, no solo le decimos a nuestro cerebro que tememos tomar ese tipo de decisiones, sino que también nos desempoderamos. Adquirimos el hábito de creer que no somos capaces de tomar decisiones difíciles en absoluto. Aceptamos un sistema de creencias que no nos sirve a nosotros ni a nuestras metas.

En el campo de las ciencias del comportamiento, existe una tendencia conductual conocida como sesgo del status quo. En resumen, tomamos por defecto lo que ya sabemos. Se siente más seguro. Es familiar.

En estos espacios familiares, que también son conocidos, cambiar nuestro entorno significa cambiar quiénes somos. Nuestro cerebro está tan comprometido con la continuidad, los patrones y la seguridad que esto se siente como un ataque.

El cambio podría costarnos lo que solíamos ser.

Nuestro cerebro no es fanático de esto, quiere que nos quedemos donde estamos.

“El sesgo del status quo puede tener un impacto serio en una amplia variedad de decisiones diarias. Por ejemplo, puede encontrarse pidiendo el mismo artículo del menú cada vez que visite su restaurante favorito. Algunos de los elementos más nuevos del menú pueden parecer tentadores, pero ya sabe que estará satisfecho con su antiguo favorito. En lugar de probar un plato nuevo y correr el riesgo de que no le guste, prefiere quedarse con su favorito probado y verdadero. Esto minimiza el riesgo de posibles pérdidas (no estar satisfecho con lo que ordenó), pero también se pierde los posibles beneficios, como encontrar un nuevo plato favorito ".

El miedo a una pérdida potencial también nos aleja de la posibilidad de ganancias futuras. Merecemos tanto ganancias como pérdidas. No debemos temer las pérdidas, pero nuestro cerebro está programado para evitarlas a toda costa, incluidas las ganancias potenciales o el aprendizaje sobre nosotros mismos, los demás y / o nuestro entorno.

La evolución nos dio la adaptación del pensamiento binario porque nuestros antepasados ​​vivían en un entorno que los obligaba a pensar en términos de vida o muerte. Si tomaban un camino equivocado, podría costarles la vida o la vida de un ser querido. Sin embargo, vivimos en tiempos diferentes, lo que significa que debemos pensar de manera diferente.

Sí, todavía hay peligros existenciales a considerar. No, esto no es un llamado a la ingenuidad ciega. La perspectiva es clave.

Tenemos la capacidad de percibir la elección de manera muy diferente a la de nuestros antepasados ​​que vivían en cuevas. Esto por sí solo debería darnos suficiente motivación para ver más allá de nuestro propio cableado cultural e histórico y reconocer que necesitamos un enfoque muy diferente para tomar decisiones diarias.

Curiosidad.

Las investigaciones han demostrado que cultivar un ritual de curiosidad aleja los miedos que parecen estar tan naturalmente conectados con la toma de decisiones. Si queremos romper el ciclo de ansiedad en torno a equivocarse, tenemos que dejar de pensar que la curiosidad pertenece solo a los niños y, en última instancia, adoptar la mentalidad de un niño.

Se ha demostrado que volverse curioso nos ayuda a salir de los ciclos, las dudas y los bucles de indecisión. Una forma de sacarnos de este ciclo de miedo paralizante es desafiar nuestras creencias existentes sobre la elección.

No hay solo dos opciones, una correcta y otra incorrecta. "Hacerlo mal" está bien. Aprender de nuestras decisiones, incluso de nuestros " errores ", es parte de un proceso mucho más amplio de crecimiento y progreso.

Si podemos comenzar a ver decisiones fuera del alcance de un conjunto simplista de etiquetas, podríamos abrirnos a la posibilidad de que tomar una decisión sea ​​un fin en sí mismo.

Podríamos ver que las decisiones ocurren en un continuo, en lugar de una bifurcación poética en un camino. Y en un continuo, podemos comenzar a comprender que nuestro papel no es quedarnos congelados por la ansiedad, sino sentir curiosidad por ver qué hay a la vuelta de la esquina.

Tomar decisiones es una forma de arte, y la única forma de mejorar en cualquier arte es seguir practicándolo.

George Elerick

 

9081079680?profile=RESIZE_400x

George Elerick es  científico del comportamiento y  psicólogo social especializado en neurociencia aplicada. 

https://www.elephantjournal.com/2021/06/why-making-decisions-feels-like-life-or-death-according-to-neuroscience/

Leer más…

Practicando el sutil arte del desapego - Shreya Dalela

 3930592946?profile=RESIZE_710x

 

Traducido cpn Amor desde...https://medium.com

 

De todo lo que recuerdo de mi vida hasta ahora, puedo decir una cosa con absoluta certeza.

He sido una persona extremadamente apasionada.

Apasionada por todo. Ya sea la vida en general, el trabajo, las amistades, las relaciones. Llena de energía, siempre me ha gustado dedicar mi corazón, mi alma, mi mente y mi energía por completo a las cosas que me importan.

Doy el salto y entro como si no hubiera un punto medio.

Y eso siempre pareció funcionar para mí. Siempre estaba en la ola alta, haciendo las cosas, manteniendo las relaciones más felices y creyendo con certeza que podía lograr absolutamente cualquier cosa. Hasta que llegué a un día en que las cosas que realmente me importaban estaban en un punto de colapso y colapsé junto con ellas. Y mi historia no es realmente única en este sentido.

La fatiga mental y el agotamiento son la epidemia del siglo. Algunas de las personas más brillantes con inmensa energía y pasión pasan por esta fase de agotamiento extremo que podría durar meses o incluso años.

 3930597135?profile=RESIZE_710x

 

Y eso es porque hay una desventaja de ser demasiado apasionado. En pocas palabras, cuando se trata de atribuir su felicidad, su existencia y el significado de su vida demasiado profundamente con su trabajo, sus relaciones o cualquier otra cosa, se arriesga.

Porque con el apego viene un impulso muy fuerte de controlar las circunstancias.

Si bien puede ejercer cierto control sobre lo que sucede en su vida, eso nunca eliminará la posibilidad de que las cosas se vuelvan locas o que sus planes y ambiciones no se conviertan en realidad. 

Sentir demasiada pasión y apego hacia algo puede distorsionar nuestra percepción de ello.

Puede hacer que no estemos dispuestos a aceptar la posibilidad de que las cosas salgan mal. Puede hacer que no estemos dispuestos a ver las fallas en nuestro plan. Puede hacernos ajenos a la verdad que está justo en frente de nosotros. Ya sea en nuestro trabajo, en nuestras relaciones o en cualquier otra cosa en nuestra vida que nos apasione, todos tenemos una tendencia a mirarlo de manera sesgada.

 

“El apego es el gran fabricante de ilusiones; la realidad solo puede ser obtenida por alguien que está desapegado. "
Simone Weil

Entonces, si el techo se rompe y las cosas salen mal una tras otra, porque a veces lo hacen a pesar de sus mejores esfuerzos, es posible que tenga muchas dificultades para sobrellevarlo.

¿Pero eso significa que la pasión es algo malo? ¿Nunca deberías entregarte completamente a algo? ¿No deberías amar incondicionalmente y de todo corazón? ¿No deberías abrazar la vida con entusiasmo y estar preparado para correr riesgos?

No lo creo.

Pero siempre debes apegarte a una idea de "yo" que sea independiente de cualquier otra cosa en tu vida.

 

"Permanece en el mundo, actúa en el mundo, haz lo que sea necesario y, sin embargo, permanece trascendental, distante, desprendido, una flor de loto en el estanque".
-Osho

 

¿Queda algo cuando le quito a tu vida tu trabajo y tus relaciones más profundas por un tiempo? ¿Hay un núcleo dentro de ti que está separado, separado y en paz, independientemente de cómo van las cosas en tu vida?

¿O estás constantemente en una montaña rusa en función de lo que sucede? Emocionado porque grandes cosas están sucediendo en el trabajo, miserable porque el último lote de pedidos no se entregó a tiempo y los clientes dejaron malas críticas. Emocionado porque las cosas van bien en tu relación, miserable porque de repente dejó de darte suficiente tiempo.

3930608875?profile=RESIZE_710x

Dejar que las cosas que te apasionan dicten tu estado de ánimo, tus niveles de energía y tu entusiasmo general por la vida no es un enfoque muy saludable, ya que confías en algo externo, algo que no está completamente bajo tu control para dictar tu vida.

La única diferencia entre las personas que colapsan después de una falla / pérdida y las que se desempolvan y comienzan de nuevo rápidamente es que estas últimas conocen y practican el arte del desapego.

¿Qué es exactamente el arte del desapego?

Es el arte de retirar el deseo de las cosas menores, dejándolas caer, para aprovechar su poder para alcanzar las alturas de lo que un ser humano puede alcanzar.

Se puede alcanzar las mayores alturas solo separándose de las cosas que le importan hasta cierto punto y dando un paso atrás.

Y eso no significa que siempre debas sentirte desapegado tampoco. Simplemente significa que debes ser capaz de practicar el desapego cuando sea necesario. Estar apegado es vivir con el temor de que lo que quieres no se materialice y te atrapa en un estado continuo de deseo.

En mi experiencia, he encontrado útil practicar el desapego en las siguientes formas:

  1. Desapego de los objetivos materiales

Hay demasiadas personas que están demasiado apegadas a las cosas que poseen y demasiado adictas a comprar y atesorar más y más cosas sin hacer esta simple pregunta: "¿Es lo suficientemente importante?"

Cuando se separa de la compulsión de poseer cosas solo por el hecho de poseerlas, comienza a experimentar verdadera libertad y alegría de las cosas que realmente importan.

"El desapego no es que no debas ser dueño de nada, sino que nada debe ser dueño de ti".

Recuerde, menos es más.

3930615883?profile=RESIZE_710x

Dé un paso atrás para comprender qué cosas agregan valor a sus vidas. Al despejar el desorden del camino de la vida, todos podemos dejar espacio para los aspectos más importantes de la vida: salud, relaciones, pasión, crecimiento y contribución.

  1. Desapego en las relaciones

La mayoría de las personas luchan más con este aspecto del desapego y es natural. La mayoría de nosotros no entendemos que el amor se trata de aferrarse realmente a la otra persona, tratar de arreglarlos y cuidarlos de todas las formas posibles, incluso si se trata del costo de descuidar su propio bienestar. Se pone aún peor cuando dejamos que nuestras vidas giren en torno a ciertas relaciones.

Puede ser una relación con tus padres, tu cónyuge, tus mejores amigos o cualquier otra persona que tenga una gran influencia en tu vida.

En todas las relaciones, es necesario practicar una cierta cantidad de desapego.

El desapego es necesario para que no te tomes todo personalmente porque no controlas sus reacciones. El desapego es necesario para que no busque su validación en la medida en que sus propias opiniones comiencen a disminuir. El desapego es necesario para comprender que el amor se trata de aceptación y no de control.

Es necesario comprender que solo usted es el dueño de sus propias vidas y necesita trazar límites para que otros no lo controlen.

3930620576?profile=RESIZE_710x

El desapego en el amor es necesario para mantener esa distancia óptima que es más esencial para el crecimiento. Ninguna línea resume el pensamiento sobre el desapego amoroso como estas líneas del poema de Kahlil Gibran

“Pero que haya espacios en tu unión,
y que los vientos de los cielos bailen entre ustedes.
Ámense los unos a los otros, pero no formen un vínculo de amor:
más bien sea un mar en movimiento entre las costas de sus almas”.

 

  1. Desapego de tus experiencias

La vida está destinada a ser vivida y no a ser demasiado analizada. Sin embargo, la mayoría de las veces nos encontramos atrapados en nuestra cabeza contando experiencias, en su mayoría desagradables una y otra vez hasta que nos deprimen.

No solo eso, también tendemos a llevarlas con nosotros. Forman nuestros prejuicios y prejuicios sobre nuestra visión del mundo. Tendemos a generalizar en exceso y asumir cosas cuando nos aferramos demasiado a nuestras experiencias pasadas.

Una cosa es tomar los aprendizajes de una experiencia y avanzar más en la vida con nueva sabiduría y es totalmente otra cosa llevar la amargura, la culpa y el arrepentimiento por las experiencias pasadas y dejar que contaminen sus días presentes.

Esto sucede a menudo cuando fallamos en aceptar completamente y dejar ir nuestras malas experiencias.

Cuando sucede algo malo, siéntase libre de sentir el dolor, llorar y dejarse llevar. Solo a través de la aceptación, puede liberarse del peso y desprenderse de él.

 

  1. Desapego de tu trabajo

“No eres tu trabajo, no eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el auto que conduces. No eres el contenido de tu billetera”.

Chuck Palahniuk

El desapego del trabajo significa que cuando abandonas tu lugar de trabajo, dejas tus preocupaciones relacionadas con el trabajo allí. El desapego del trabajo significa que no define su valor personal demasiado cerca de su desempeño en el lugar de trabajo o de la validación que recibe en el trabajo. El desapego del trabajo significa que no confías solo en el trabajo para darte una sensación de plenitud y para darle un sentido a tu vida.

 

3930627599?profile=RESIZE_710x

De hecho, el desapego del trabajo puede aliviar la presión de estar en su mejor momento todo el tiempo, lo que le permite dar un paso atrás, relajarse y concentrarse en el trabajo sin ninguna ansiedad. Puede mejorar su estado de ánimo general, su rendimiento e incluso puede conducir a ideas más creativas.

 

  1. Desapego de sus propios pensamientos.

De todas las formas de practicar el desapego, considero que esta es la más profunda en la forma en que me ayuda a crecer. La mayoría de nosotros estamos demasiado apegados a nuestros pensamientos y nuestros patrones de pensamiento obsesivo.

Muy pocos de nosotros somos capaces de dar un paso atrás para ejercer un cierto control sobre nuestros pensamientos. Se convierte en un problema cuando confundimos nuestros pensamientos con sentimientos y terminamos tomando acciones por impulso. De alguna manera, llegamos a la conclusión de que cada pensamiento necesita ser actuado y no resulta muy bien.

El desapego de los pensamientos, a menudo practicado a través de la meditación hasta que se convierte en una práctica habitual, le permite ver sus pensamientos como un extraño, dejándolos ir y venir sin permitirse sentir demasiado por ellos.

Esto le permite practicar una cierta cantidad de desapego y comienza a ver que no todos los pensamientos son importantes. Te das cuenta de que la mayoría de ellos te nublan la cabeza y será mejor liberarte de ellos.

3930631926?profile=RESIZE_710x

Separarse de sus pensamientos requiere una comprensión del hecho de que: nuestros pensamientos son solo pensamientos. No son la verdad o realidad suprema.

Entras en un estado mental en el que eres testigo, clara y tranquila, con buena voluntad, de lo que sea que estés viendo, oyendo, pensando, disfrutando o sufriendo. Observe sus problemas, miedos y desafíos como si no estuviese atado o preocupado por ellos, sino viéndolos con calma: un testigo.

Con práctica, sus pensamientos turbulentos y emociones negativas perderán su control sobre su mente. No podrán conducirlo ni distorsionar su potencial interno y su bienestar.

"La mente puede ser tu mejor amiga o tu peor enemiga".

  1. Desapego del sentido del tiempo.

Muchas de nuestras ansiedades son causadas por pensamientos de no tener suficiente tiempo para todo lo que queremos hacer. Tenemos grandes planes para meses e incluso años cuya enormidad nos dificulta vivir nuestro tiempo presente de la mejor manera posible hoy, el único momento que tenemos seguro.

 3930637429?profile=RESIZE_710x

El desapego del sentido del tiempo puede ayudarlo a tomar conciencia de la naturaleza transitoria de nuestras vidas y ayudarlo a sentirse cada vez más tranquilo a medida que comprende que el único momento sobre el que tiene control es ahora, este momento presente. Todo lo que ha pasado antes y todo lo que está por venir es irrelevante.

Con todo, la paz mental incondicional debería ser la única constante en la vida y practicar el desapego puede ayudarnos a lograrla. 

3930648686?profile=RESIZE_180x180

Soy Shreya Dalela , cofundadora de Speaking Walls , una marca de estilo de vida inspirada en el arte . Escribo sobre temas relacionados con la salud mental y la psicología. A través de mis escritos, mi objetivo es dar a conocer, inspirar y apoyar a las personas que están en un viaje similar.

 

https://medium.com/personal-growth/practicing-the-subtle-art-of-detachment-b3f94b91fcf2

Leer más…

Deje de empujar: el arte del logro relajado - Shannon Kaiser

8994454457?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde...https://tinybuddha.com/

 

“Algunas personas piensan que es la sujeción lo que hace a uno más fuerte, a veces es soltar”. ~ Desconocido

 

Hace unas semanas, tomé un sorbo de mi té de la mañana con la esperanza de que el día fuera mejor que los anteriores. De alguna manera había tropezado con las grietas de la vida y parecía que no podía retroceder. Me había despertado con ganas de empezar un nuevo día, pero como todos los días de mi vida, en las primeras horas, las cosas se habían desviado.

Estaba atrapada en un vórtice descendente de miedo, ansiedad y burlas hacia mí misma. Leí el mensaje de mi bolsita de té Yogi: “No es la vida lo que importa; es el coraje que le aportamos ".

Contuve mis lágrimas porque mi coraje se sentía increíblemente desinflado. Estaba harta de esforzarme tanto.

¿Cuánto coraje realmente necesitamos para vivir nuestras vidas?

Entonces me di cuenta de que toda mi vida me había sentido como un fraude. Estaba alquilando la vida de otra persona, tratando de fingir que era yo. Mi única consistencia fue mi inconsistencia con no ser sincera y honrarme a mí misma. Es agotador ser alguien que se supone que no debes ser.

La sociedad me condicionó a creer que si quieres algo tienes que trabajar duro para conseguirlo. Y trabajé muy duro aceptando el hecho de que se suponía que la vida era una lucha cuesta arriba. Todas mis relaciones fueron superficiales. Forzaba una sonrisa para ocultar el hecho de que me sentía completamente sola.

Todos los que conocía querían hablar sobre lo último en moda, quién ganó American Idol o cuál fue el último drama de Snookie. Fingí estar interesada, pero tenía más curiosidad por el tirón de mi corazón. Seguía picando y molestando como si dijera: "Hay más que esto, cariño".

Durante más de una década viví esta delirante pesadilla de codependencia y búsqueda de seguridad con éxito.

Elegí todas mis relaciones románticas con cuidado para escapar de la dolorosa realidad de mi ansiedad. También elegiría parejas que fueran adictas a adormecer su dolor. Saldríamos de la vida drogándonos juntos y bebiendo por el miedo.

Finalmente reuní el valor suficiente para reconocer que la relación no era saludable y la terminaría solo para encontrarme de nuevo en los brazos de otra adicción: comer en exceso, hacer ejercicio, trabajar en exceso; más hombres, más drogas. Me quedé en un estado constante de negación, consumida por mi mente basada en el miedo.

Siempre estaba esperando que sucediera lo siguiente: el próximo ascenso, el próximo novio, lo siguiente que me sacara de la depresión. Nunca se me ocurrió que "empujar" fuera el problema. Mi impulso interior era en realidad solo un grito de ayuda, un llamado de amor.

Creía que la raíz de mi depresión era mi trabajo en marketing. Entonces, después de muchos intentos, finalmente abandoné ese puesto para perseguir un nuevo sueño. Una vez más, el empuje se apoderó de mi mundo. Declaré que sería escritora de viajes y me abrí camino en esa industria. 

Fue como escalar una montaña para llegar a la cima solo para ver que solo has llegado a la mitad. Empecé a conocer gente importante en el mundo editorial. Los autores más vendidos eran ahora mis mejores amigos y me publicaban en revistas de viajes.

Pero detrás de escena, era un desastre. Mi constante necesidad de aprobación impulsó mi nueva carrera. No fue diferente a antes. Estaba tan drogada con el éxito y el reconocimiento como en mi trabajo anterior.

Me impulsaron los reflejos externos del éxito, pensando que mi valía estaba envuelta en cuántos trabajos de viajes podía precisar. Comencé a compararme con otros escritores de viajes, creyendo que mi importancia estaba ligada a la cantidad de seguidores que tenía en Twitter.

Esto es lo que tiende a hacer la mente basada en el miedo. Tiene una forma de hacer que nos mantengamos en el miedo al desarrollar delirios de separación. Mi ego estaba al mando, así que continué con mi cansado empuje.

Un día, un editor me llamó para invitarme a un viaje de prensa. Pero para mi sorpresa, llegar a esta llamada telefónica no requirió ningún empujón. De hecho, aterrizó en mi regazo.

Empecé a darme cuenta de que mi vida no tiene por qué ser tan dura. Dejé una carrera con las inseguridades y el miedo que me sobraron solo para volcarlos en mi nueva carrera. No podría seguir adelante y crecer a menos que aprendiera las lecciones.

Cuando dejé el mundo empresarial, me prometí a mí misma seguir siempre mi corazón. Cuando sigo a mi corazón, siempre hay un tirón. Es como una fuerza magnética que me lleva a mi bien mayor. El estar siempre empujando es el monstruo. Es la mente temerosa que nos dice que no somos lo suficientemente buenos; no somos lo suficientemente guapos o lo suficientemente inteligentes.

¡Basta ya! Detén la locura. No es de extrañar que la mayor parte del mundo esté atrapado en depresión, recesión y agresión.

¿Qué pasaría si todos cambiamos nuestros pensamientos a pensamientos amorosos? ¿Qué pasa si todos dejamos de presionar y dejamos que nuestros corazones nos guíen?

El día que tuve esta epifanía estaba sentada junto a mi abuela de 92 años. Reconocí que su realidad era muy diferente a la mía.

Era una mujer que había vivido tanto, desde la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial, el Movimiento por los Derechos Civiles, la Crisis de los Misiles Cubanos, hasta la Asignación del Presidente Kennedy, el 11 de septiembre y el Primer Presidente Negro.

Pero allí estaba sentada, con un suave brillo sutil. La abuela siempre sonreía y tenía una chispa de paz en sus ojos. Me di cuenta de que mis mini dramas, el auto desprecio y la preocupación por mi próxima tarea eran bastante superficiales en comparación.

Le pregunté a esta hermosa mujer de 92 años: "En tu vida, ¿cómo superaste los momentos difíciles?" Ella me miró y simplemente respondió: “Bueno, al final todo sale bien, ¿no? No tiene sentido preocuparse cuando las cosas siempre salen bien ".

Una sonrisa inundó mi rostro, al reconocer que hay una clara diferencia entre empujar y tirar. Empujar tiene que ver con el miedo.

Hasta hace unas semanas, estaba en la trampa del éxito de sentir que mi recompensa vendría de "ahí afuera". Tuve que cortar los hilos y confiar en que el éxito es un sentimiento en el corazón. Ahora, en lugar de empujar, siento una paz natural desde dentro.

¿En qué parte de tu vida estás luchando? ¿De qué manera te estás agotando empujando? Si sientes que vas cuesta arriba en un área de tu vida, detente y da un paso atrás.

Entonces conéctate con tu propósito. Pregúntate por qué estás haciendo lo que estás haciendo. No te preocupes por cómo o cuándo sucederá, pero pregunta si... ¿Estás ayudando a otros? ¿Cómo estás sirviendo al bien mayor?

Cuando nos enfocamos en la intención en lugar de las pequeñas cosas, como cómo vamos a ganar dinero o cuándo conoceremos a nuestros próximos clientes, nos sentimos motivados por nuestro propósito, en lugar de impulsados ​​por nuestras preocupaciones.

Toma la decisión consciente de actuar desde el amor, no desde el miedo. El miedo es la fuerza que empuja, manipula y controla, y el amor es la fuerza en tu corazón que te guiará por el camino de menor resistencia.

Por último, escucha a la abuela. Confía en que todo saldrá bien, porque al final siempre sale bien.

 

8994466065?profile=RESIZE_400x

Shannon Kaiser es fundadora de playwiththeworld.net. Escritora de viajes, autora y adicta a la aventura a tiempo completo, inspira a las personas a "amar su vida al máximo" y aprovechar al máximo cada momento.

 

https://tinybuddha.com/blog/stop-pushing-the-art-of-relaxed-achievement/

 

Leer más…

Dejar ir, confiar y permitirse ser feliz y libre -  Claire Obeid

8993694053?profile=RESIZE_930x

 

Traducido con Amor desde...https://tinybuddha.com

 

"Dejar ir nos da libertad y la libertad es la única condición para la felicidad". ~ Thich Nhat Hanh

Primero, aclaremos algo ...

Rendirse no se trata de renunciar, entregar el poder o fallar. No es ondear la bandera blanca de la derrota.

Estamos tan acostumbrados a esforzarnos tanto por un resultado que cualquier cosa fuera de esa fórmula parece un auto sabotaje.

No lo es. De hecho, la rendición es el pináculo del comportamiento evolucionado e iluminado.

La rendición es el hermoso y suave espacio de la aceptación. Es un permitir, permitir que la vida se desarrolle y sea lo que es, independientemente de nuestras agendas, expectativas y juicios.

Es esa energía de brazos abiertos la que está profundamente arraigada en la confianza. Relajarse y confiar en que, aunque las cosas no parezcan perfectas o no estén de acuerdo con nuestro plan, todo saldrá de la manera en que está destinado para nuestro mayor bien.

¿Por qué queremos abrazar la rendición? Porque así es como nos salimos de nuestro propio camino.

Así es como experimentamos una vida de verdadera libertad. Libres de nuestras creencias limitantes , bloqueos emocionales y diálogo interno negativo, todo lo que impide el crecimiento y la transformación reales. En última instancia, lo que nos impide tener una vida extraordinaria, una vida sin límites.

Al principio, el viaje hacia la rendición puede ser muy desestabilizador. Tenga la seguridad de que lo cuestionarás, resistirás y tratarás de forzar las cosas a que sucedan, pero eventualmente, cuando lo dejes ir por completo, descubrirás que la rendición es el espacio donde todo comienza a cambiar.

La entrega nos permite entrar en nuestras vidas listos para recibir, completamente capaces de manifestarnos y dispuestos a abrazar todo, lo bueno, lo malo y lo feo, con el corazón abierto. Es desde este lugar donde ocurre la verdadera magia.

Para entender realmente la rendición, debemos mirar su opuesto.

¿Puedes identificarte con alguno de estos escenarios?

1 - Ha ocurrido algo inesperado y te sientes un poco deprimido.

¿Te sientes cómodo avanzando rápidamente? ¿O te quedas atascado en cómo crees que debería haberse desarrollado una situación?

Fíjate si guardas rencor notoriamente o no puedes manejarlo cuando las cosas no salen según lo planeado. La única persona que sufre en esta situación eres tú. Convertir una situación molesta en una crisis no ayuda ni hace nada para cambiarla.

2 - Estás trabajando en un proyecto que realmente te importa. Has chocado contra una pared, una meseta.

¿Ves eso como una clara señal de que necesitas retroceder? ¿O agarras las riendas con más fuerza y ​​te esfuerzas aún más?

Si insistes en hacer más, ir más allá, seguir adelante, incluso cuando sea el momento de tomar un respiro, ¡este comportamiento te enviará directamente a estar atascado en una situación sin creatividad ni alegría!

3 -En una discusión o charla, ¿es posible que admitas cuando estás equivocado, digas que lo sientes o te comprometas?

¿O es a tu manera o de ninguna manera?

¡Tomen nota, fanáticos del control confesos y sabelotodo! Este tipo de actitud es una ruta directa al auto sabotaje. Este comportamiento de mente estrecha te impedirá experimentar diferentes perspectivas y desapegarte de las ideas limitantes.

¿No sería increíble estar libre de esta energía de control, apego, resistencia y miedo? ¿Qué tipo de vida podrías vivir si no tuvieras límites? ¿Libre? ¿De todo corazón?

 

En retrospectiva, veo que el universo me ha estado persuadiendo para que me deje ir desde muy joven. Creo que tal vez nací aguantando. ¿A qué, no estoy segura, a mi lugar en el mundo?

Pero sé que mi agarre estaba fuerte. Siempre he sido alegre y feliz, pero debajo de eso vivía una capa de esfuerzo, tan estructurado y controlado que al final no hice nada. Detenida, la carretera me bloqueaba. La vida era innecesariamente agotadora.

Hace diez años, la rendición ni siquiera era un concepto con el que estuviera familiarizada, y mucho menos una que pudiera comprender. No tenía idea de que estaba a punto de embarcarme en una clase magistral de rendición.

¿Cómo llegamos a rendirnos?

Hay tres formas distintas en las que podemos llegar a un punto de entrega.

Una falta de control

A veces miras tu vida y te preguntas si puedes cambiar o dejar una situación negativa. Cuando la respuesta es un no rotundo, es en ese momento que lo único que queda es la aceptación.

Honestamente, eso es la mayor parte del tiempo. A menudo no tenemos control sobre la situación, pero sí tenemos control sobre lo que elegimos hacer, lo que pensamos y cómo nos sentimos; eso es rendición.

Cuando todo se derrumba

Todo un infierno se desata. Crisis en sus muchas formas, muerte por incendios, pestes, todo está pasando. La rendición, ya sea que se dé cuenta o no, ha llamado a tu puerta.

Si no escuchas, vas a hundirte en llamas, en sentido figurado. En lugar de armarte, listo para luchar, tal vez una respiración profunda y un recordatorio de confianza te arrojen a salvo a los brazos de la rendición. Una respuesta más pacífica.

Por elección

A través de la conciencia, el crecimiento personal y la intuición, podemos invitar a la entrega. Es una elección hecha en el momento presente. Ver la realidad tal como es y abrirse a ella de todo corazón.

Durante los últimos treinta y un años, me he tropezado en muchos momentos, pero solo ha sido en los últimos diez que casi podía escuchar las palabras “¡Ríndete! ¡Rendirse!" repicando en mis oídos con cada tropiezo.

Parece que el mensaje había caído en oídos sordos, ¿verdad? Quiero decir, ¿por qué si no seguiría viniendo a mí?

Bueno, somos criaturas de hábitos y los hábitos son difíciles de romper. Es posible que tengamos que caer unas cuantas veces antes de que el mensaje llegue y nos demos cuenta de que el camino que estamos recorriendo nos lleva a un callejón sin salida.

No fue hace tanto tiempo que me caí un par de veces antes de escuchar la llamada a rendirme. Tenía una lesión en la espalda que me impedía avanzar en mi práctica de yoga. Traté de manejar la lesión, pero en realidad no estaba escuchando su llamada. Me resistí y, por supuesto, la lesión persistió.

La energía fluye hacia dónde va la atención. Y mi atención ciertamente estaba atrapada en las limitaciones de mi espalda. Todo lo que podía pensar era cómo solucionarlo. Estaba tan frustrada con mi cuerpo.

La rendición finalmente vino a mí cuatro semanas antes del día de mi boda. Le envié un correo electrónico a mi maestra para hacerle saber que volvería pronto. Ella respondió: "Tómate tres meses de descanso, practica en casa y rompe el ciclo".

Mientras leía sus palabras, pude sentir que me agarraba con más fuerza a mi rutina, mi práctica, mi yoga. Incluso entonces, un año después de que sufrí esta lesión por primera vez, seguía resistiendo y controlando.

Curiosamente, en unos días me di cuenta de que su correo electrónico era un mensaje divino. Entonces escuché. Las cuatro semanas previas al día de mi boda fueron los días más increíbles. Practiqué sin ton ni son, fui a clases de yoga al azar, practiqué al aire libre o no practiqué en absoluto.

La ironía era que me sentía más fuerte, más equilibrada y más conectada de lo que me había sentido en mucho tiempo. Ella tenía razón. Tuve que rendirme para romper el ciclo

Hoy, sé que la entrega es parte de mi viaje divino. Estoy todavía en el tren rendición. Creo que nunca dejaré de aprender, ni tú tampoco.

La belleza, sin embargo, es que ahora sé cómo se ve la rendición, cómo se siente y se ajusta a mi cuerpo.

Ahora sé que dejar ir, justo en esos momentos en los que realmente no quiero, siempre es lo correcto para mí, así que respondo más rápido cuando escucho la llamada. Sé que la vida que realmente deseo, ilimitada, libre y abundante, proviene de ese espacio de entrega pura y sincera.

Es desde ese rico territorio de rendición que finalmente dejamos ir la energía limitante del control y la fuerza.

Y cuando no estamos controlando, nos hemos salido completamente de nuestro propio camino. Estamos listos para recibir, aprovechar las abundantes posibilidades disponibles para nosotros y manifestar una vida libre de restricciones y restricciones.

 

Claire Obeid

8993686683?profile=RESIZE_180x180

Claire Obeid, fundadora de The Wellness Project , es Coach y profesora de yoga Holistic Health  Life. Ella acaba de lanzar un nuevo ebook: INSPIRED - A DIY Guide to Distil Your Dreams. Claire también es la autora de Get out of your own way: 17 formas de rendirse y la creadora de The Freedom Project: un curso sobre la vida sin límites.

 

https://tinybuddha.com/blog/letting-go-trusting-allowing-happy-free/

 

Leer más…

Reimaginando las etapas del duelo- Dra. Connie Zweig

 

8956958653?profile=RESIZE_584x

 

Traducido con Amor desde… https://medium.com

 

Con el paso del tiempo, una parte clave de la reparación emocional es aprender a vivir con nuestro dolor. A medida que las pérdidas siguen llegando, ya sea hoy por el virus o por otra enfermedad, un divorcio, un hogar, un rol o el fallecimiento de nuestros seres queridos, comenzamos a habitar el dolor. ¿O nos habita?

Al igual que el envejecimiento en general, el dolor es un camino individual y subjetivo. No es un camino ordenado y lineal con un principio y un final, con una forma correcta e incorrecta de hacerlo. Ocurre en contextos: solo, con familias, con grupos de apoyo. Sucede si tenemos creencias religiosas o espirituales, si vivimos en áreas urbanas o rurales, y si somos ricos o pobres.

Afortunadamente, Elisabeth Kubler-Ross, en su trabajo sobre la muerte y el morir y, posteriormente, sobre el dolor, nos dibujó un mapa. No es un conjunto de pasos, sino un patrón que puede ayudarnos a identificar el momento específico en el que nos encontramos durante el duelo. Sus puntos de referencia se han vuelto tan famosos como los puntos de referencia en la autopista de la costa del Pacífico de California desde Los Ángeles hasta San Francisco.

Sin embargo, cuando me senté con mi propio dolor una tarde (dolor por el clima, dolor por la democracia y dolor personal muy doloroso) me di cuenta de que necesitaba agregar otra dimensión a su marco. No estoy redibujando el mapa, sino agregando los portales de: la conciencia de la sombra, la conciencia pura y la conciencia de la mortalidad para expandirlo y profundizarlo. Es como si el mapa hubiera sido dibujado antes de que tuviéramos una vista de 360 ​​grados de nuestras vidas.

Negación: Este tema está enterrado dentro de cada obstáculo interno para el cambio de rol humano a alma. Pero la defensa psicológica de la negación también tiene un valor: nos da tiempo para adaptarnos a noticias impactantes, un diagnóstico, una pérdida. Así como dosificamos un medicamento a la dosis correcta para que nuestros cuerpos se adapten, dosificamos nuestra conciencia con la negación. Evitamos la verdad completa por un tiempo; nos distraemos con cosas de menor peso. Y nos ayuda a aclimatarnos al permitir que ingrese una cantidad limitada de información y una cantidad limitada de emociones.

En algún momento, podemos comenzar a sintonizarnos con nuestros sentimientos y voces internas. Desde la sombra escuchamos: “No, no puede ser verdad. Tal vez los médicos se equivoquen y sea otra cosa”. “No, no puede dejarme ahora. ¿Quién soy yo sin él? Y así detectamos la negación.

Escondida dentro de ella se encuentra la negación de la conciencia de la mortalidad. "No es mi momento." "No tengo límites". "Mi madre vivió hasta los 100 años".

Ira: Cuando este sentimiento brota, la sombra busca un objetivo a quien culpar: "Es su culpa, su estilo de vida". “Es ese cirujano. Se equivocó ". “Es mi jefe. Es despreciable ". “Odio a Dios. Es tan injusto ".

Pero debajo de esta emoción secundaria se encuentran sentimientos más profundos y vulnerables de miedo, abandono, frustración y traición. En nuestra impotencia, nuestra incapacidad para controlar una situación que parece fuera de control, la ira nos da una sensación momentánea de poder. Energiza al Luchador en nosotros y puede motivarnos a actuar en nombre de otro o en nombre propio.

La ira también nos ciega a la conciencia de la mortalidad. A medida que la adrenalina recorre el cuerpo, no sentimos la vulnerabilidad y la verdad más profunda de las limitaciones y la muerte.

Negociación: en esta etapa, estamos contando la historia de nuestra pérdida en un esfuerzo por encontrarle significado. Estamos negociando con médicos, seres queridos o poderes superiores para cambiar el resultado que se nos ha dado. La sombra dice: "Si tan sólo ... entonces lo haré ..." Cuando detecte esta voz, se encontrará en un momento de negociación.

Para algunas personas, debajo de la negociación, la autoculpa está latente. Si llevamos una culpa inconsciente y nos culpamos en secreto, estamos negociando para expiar un pecado. La sombra, en este caso, apunta al negociador. Y es esencial sintonizarnos con este proceso inconsciente y decidir, de manera más consciente, si somos responsables de alguna manera de esta situación o si se trata de un antiguo patrón de autoculparse por la sombra.

Depresión: Ahora, el luchador concede. El Negociador descansa. Y nos hundimos en un momento de desesperación vacío y sin sentido. La sombra habla: "Sin ese trabajo, no soy nada". "Sin ella, no soy nadie". “No hay futuro para mí ahora. No tengo esperanzas."

Para algunos, la depresión es una respuesta apropiada a una crisis o pérdida. Abrumados por el sentimiento y desprovistos de sentido, nos hundimos con el peso de la nueva realidad. Pero es vital moverse a través de él sin atascarse y con un cambio interno. 

 Aceptación: esto es lo que yo llamo estar presente con lo que es. No es una respuesta pasiva e impotente a una situación; ya no es un intento de cambiarlo o arreglarlo. Más bien, es una cualidad activa de adaptarse a una nueva realidad. Y es una profunda confianza en que hay algún propósito invisible, alguna dirección evolutiva escondida en el sufrimiento.

La pérdida siempre implica Dejar ir, la lucha por liberar los preciosos apegos a los seres queridos, los objetos amados y los sistemas de creencias amados. Es posible que las circunstancias nos obliguen a soltarnos de repente y a llorar contra nuestra voluntad. Esto puede hacer surgir la negación al principio, luego la ira y la negociación. O podemos optar por dejar ir un trabajo o un hogar familiar, por ejemplo. Pero en cada caso, la pérdida requiere la liberación de una realidad pasada y su significado para nosotros.

La depresión es un tiempo en el que flotamos un rato, desencajados de nuestra realidad pasada. Este período, entre el pasado y el futuro, en el que se pierde nuestra identidad y significado, puede ser aterrador y desorientador.

Con el tiempo, salimos a otra realidad: estamos enfermos, ahora somos viudos, jubilados, cuidadores. La palabra "aceptación" no implica del todo el resultado completo. La renovación, más bien, sugiere que hemos atravesado una transición transformadora y aceptado que somos, ahora, una persona diferente en una realidad diferente. Estamos cambiando de rol a alma.

Para que el dolor nos inicie de esta manera, necesitamos experimentar la conciencia pura. Cada pérdida nos lleva más allá del control del ego. Cada pérdida nos lleva hacia un sacrificio. Con una práctica que ofrece la experiencia de la conciencia pura, podemos presenciar más fácilmente nuestro dolor y desorientación, volver más fácilmente al centro y recordar quiénes somos.

No estoy proponiendo que la conciencia de las sombras, la conciencia de la mortalidad y la conciencia pura sean "curas" para el dolor. Más bien, estoy sugiriendo que pueden profundizar nuestro viaje a través del dolor para que se convierta, como la edad misma, en un rito de iniciación que permita la evolución del alma.

 

8956959053?profile=RESIZE_180x180 

La Dra. Connie Zweig es autora de los libros: Meeting the Shadow, Romancing the Shadow, Meeting the Shadow of Spirituality. Ella está escribiendo The Inner Work of Age

 

https://medium.com/@conniezweig/reimagining-the-stages-of-grief

Leer más…

Trabajo en la sombra: la guía definitiva - Aletheia Luna

8956556659?profile=RESIZE_584x

 Traducido con Amor desde...https://lonerwolf.com

 

Todos llevamos demonios adentro.

A veces los vislumbramos fugazmente, a veces los presenciamos en un caos frontal total, pero en su mayor parte, ignoramos y enterramos su existencia por miedo, culpa o pura vergüenza. Sin embargo, descubrir y poseer nuestros demonios es una parte vital de nuestro viaje espiritual.

Como señalaron los autores y psicoterapeuta Steve Wolf:

Debajo de la máscara social que usamos todos los días, tenemos un lado oscuro oculto: una parte impulsiva, herida, triste o aislada que generalmente tratamos de ignorar. La Sombra puede ser una fuente de riqueza emocional y vitalidad, y reconocerla puede ser un camino hacia la curación y una vida auténtica.

En otras palabras, la Sombra no es solo la parte herida de nosotros, sino también el camino hacia una vida más auténtica y plena. Para reparar, sanar y crecer a nivel mental, emocional y espiritual, necesitamos practicar el Trabajo de la Sombra.

El trabajo en la sombra es una práctica que nos ayuda a estar completos nuevamente. Funciona sobre la premisa de que debes hacerte cargo 100% de tu Sombra, en lugar de evitarla o reprimirla, para experimentar una sanación profunda.

Esta tarea desalentadora y a menudo aterradora es un requisito de todas las personas. Pero no tienes que hacerlo solo.

En esta guía larga y detallada, te ofreceré una mano amiga. Después de haber estudiado y trabajado con la Sombra durante años, compartiré con ustedes algunas de las mejores herramientas, conocimientos y consejos que he reunido hasta ahora.

Ten en cuenta: los ejercicios de trabajo con la sombra no deben realizarse si tienes problemas de baja autoestima. Explorar tus demonios probablemente te hará sentir un millón de veces peor contigo mismo y puede convertirse en una espiral de odio hacia ti mismo. Antes de hacer el trabajo en la sombra, te animo enérgicamente y enfáticamente a trabajar en el amor propio. El trabajo en la sombra solo debe ser realizado por aquellos que tienen una autoestima sana y estable, y una relación amistosa con ellos mismos.

Por qué concentrarse solo en la luz es una forma de escapismo

Durante la mayor parte de mi vida, crecí creyendo firmemente que lo único digno de guiarme era la "luz" y el "amor". Ya sea a través del entorno familiar en el que crecí o de los mitos culturales a los que me crie aferrándome, una vez creí que todo lo que realmente necesitabas hacer en la vida para ser feliz era concentrarte en todo lo bello, positivo y espiritualmente "recto". Estoy seguro de que también te criaron creyendo una historia similar. Es una especie de "Receta para el bienestar".

Pero hace unos años, después de luchar contra los problemas de salud mental en curso, me di cuenta de algo impactante:

Estaba equivocada.

No solo está mal, sino completamente fuera de lugar. Centrarse solo en "el amor y la luz" no curará tus heridas en un nivel profundo. De hecho, he aprendido a través de mucho trabajo interior pesado, que no solo enfocarse únicamente en la "santidad" en la vida es un lado de la ecuación, sino que en realidad es una forma de eludir espiritualmente tus problemas más profundos y oscuros que, te lo aseguro, definitivamente existen.

Es muy fácil y cómodo concentrarse solo en el lado luminoso de la vida. Mucha gente en el mundo de hoy sigue este camino. Y aunque puede proporcionar algún apoyo emocional temporal, no llega a las profundidades de tu ser: no te transforma en un nivel central. En cambio, te deja aferrado superficialmente a lugares comunes cálidos y difusos que suenan bien, pero que no representan ningún cambio real.

Sin embargo, lo que SÍ toca las profundidades de tu ser es explorar tu Sombra.

¿Qué es la sombra humana?

8956557871?profile=RESIZE_584x

En resumen, la sombra humana es nuestro lado oscuro; nuestro yo perdido y olvidado repudiado. Tu sombra es el lugar dentro de ti que contiene todos tus secretos, sentimientos reprimidos, impulsos primitivos y partes consideradas "inaceptables", vergonzosas, "pecaminosas" o incluso "malvadas". Este lugar oscuro que acecha dentro de tu mente inconsciente también contiene emociones reprimidas y rechazadas como la rabia, los celos, el odio, la codicia, el engaño y el egoísmo.

Entonces, ¿dónde se originó la idea del Yo Sombra? El concepto fue originalmente acuñado y explorado por el psiquiatra y psicoanalista suizo Carl Jung. En las propias palabras de Jung:

Todos llevan una sombra, y cuanto menos encarnada en la vida consciente del individuo, más negra y densa es.

Cuando la Sombra humana es rechazada, tiende a socavar y sabotear nuestras vidas. Las adicciones, la baja autoestima, las enfermedades mentales, las enfermedades crónicas y diversas neurosis se atribuyen al Yo de la Sombra. Cuando nuestras Sombras son reprimidas o reprimidas en el inconsciente el tiempo suficiente, incluso pueden superar nuestras vidas y causar psicosis o formas extremas de comportamiento como engañar a la pareja o dañar físicamente a los demás. Los intoxicantes como el alcohol y las drogas también tienden a desencadenar la Sombra.

Afortunadamente, hay una forma de explorar la Sombra y evitar que devore nuestra existencia, y eso se llama Trabajo con la Sombra.

¿Qué es el trabajo con la sombra?

El trabajo con la sombra es el proceso de explorar tu oscuridad interior o “ Yo de las Sombras ” ” Como se mencionó anteriormente, tu Yo Sombra es parte de tu mente inconsciente y contiene todo lo que te avergüenza de pensar y sentir, así como cada impulso, idea reprimida, deseo, miedo y perversión que, por una razón u otra, has “bloqueado”. lejos” consciente o inconscientemente. A menudo, esto se hace como una forma de mantenerse dócil, agradable y "civilizado" a los ojos de los demás.

El trabajo de la sombra es el intento de descubrir todo lo que hemos ocultado y cada parte de nosotros que ha sido repudiada y rechazada dentro de nuestro Yo de la Sombra. ¿Por qué? Porque sin revelarnos a nosotros mismos lo que hemos escondido, seguimos agobiados por problemas como la ira, la culpa, la vergüenza, el disgusto y el dolor.

¿Todos tenemos un yo en la sombra?

Sí, TODOS tenemos un Yo Sombra.

Por incómodo que parezca, hay un lado oscuro dentro de cada ser humano. ¿Por qué es este el caso? La razón por la que todos los seres humanos tienen una sombra se debe a la forma en que fuimos criados como seres humanos, a menudo llamado nuestro "condicionamiento".

“¡Pero soy una buena persona! No tengo un lado 'sombra’”, podrías estar pensando. Bueno, la realidad es que sí, puede que seas una buena persona. De hecho, podrías ser la persona más generosa, amorosa y desinteresada del mundo entero. Puedes alimentar a los hambrientos, salvar cachorros y donar la mitad de tu salario a los pobres. Pero eso no te excluye de tener una Sombra. Aquí no hay excepciones. La naturaleza del ser humano es poseer tanto un lado luminoso como uno oscuro, y debemos abrazar eso.

A veces, cuando la gente escucha que tiene un lado de la Sombra (o cuando se le señala), hay mucha negación. Se nos ha enseñado a percibirnos a nosotros mismos de una manera muy bidimensional y limitada. Nos han enseñado que solo los criminales, asesinos y ladrones tienen un lado sombrío. Este pensamiento en blanco y negro es una de las principales causas de nuestro sufrimiento.

Si la idea de tener un lado de la Sombra te perturba, tómate un momento para considerar si has desarrollado un yo idealizado. Los signos de un yo idealizado incluyen actitudes como:

  • "No soy como esa gente, soy mejor".
  • "Nunca me he desviado".
  • "Dios está orgulloso de mí".
  • "Los criminales y los malhechores no son humanos".
  • "Todo el mundo ve lo bueno que soy”
  • "Soy un modelo a seguir".
  • "Debería ser validado y aplaudido por mis buenas acciones".
  • "No tengo malos pensamientos, entonces, ¿por qué los demás?"

 

Tales percepciones sobre uno mismo son poco realistas, malsanas y en gran medida delirantes. La única forma de encontrar la paz interior, la felicidad, el amor auténtico y la realización personal es explorar nuestra Sombra.

¿Cómo se forma nuestro lado sombrío?

8956558476?profile=RESIZE_584x

Tu lado de la Sombra se forma en la infancia y es tanto (a) un producto del desarrollo natural del ego como (b) un producto del condicionamiento o socialización. La socialización es el proceso de aprender a comportarse de una manera aceptable para la sociedad.

Cuando nacemos, todos estamos llenos de potencial, con la capacidad de sobrevivir y desarrollarnos de diversas formas. A medida que pasa el tiempo, aprendemos más y más para convertirnos en cierto tipo de persona. Poco a poco, debido a nuestras circunstancias y preferencias, comenzamos a adoptar ciertos rasgos de carácter y a rechazar otros. Por ejemplo, si nacemos en una familia que muestra poca calidez interpersonal, desarrollaremos rasgos de personalidad que nos harán autosuficientes y quizás distantes u orientados a la mente. Si nacemos en una familia que premia el cumplimiento y evita la rebelión, aprenderemos que ser sumiso funciona y, por lo tanto, lo adoptaremos como parte de la estructura de nuestro ego.

Como escriben los autores y terapeutas junguianos Steve Price y David Haynes:

Pero, a medida que desarrollamos nuestra personalidad del ego, también hacemos algo más al mismo tiempo. ¿Qué ha pasado con todas esas partes de nuestro potencial original que no desarrollamos? No dejarán de existir simplemente: seguirán ahí, como atributos de personalidad potenciales o parcialmente desarrollados, luego rechazados, y seguirán viviendo en el inconsciente como una alternativa al ego despierto. Entonces, por el mismo acto de crear una personalidad del ego específicamente delineada, también hemos creado su opuesto en el inconsciente. Esta es la sombra. Todo el mundo tiene una.

Como podemos ver, desarrollar el Yo Sombra es una parte natural del desarrollo.

Pero también formaste un alter ego debido al condicionamiento social, es decir, tus padres, familiares, maestros, amigos y la sociedad en general contribuyeron a tu Sombra.

¿Cómo?

Bueno, aquí está la cosa: la sociedad educada opera bajo ciertas reglas. En otras palabras, se aprueban ciertos comportamientos y características, mientras que se rechazan otros. Toma la ira, por ejemplo. La ira es una emoción que comúnmente se castiga durante el crecimiento. Nuestros padres y maestros desaprobaban las rabietas, las palabrotas y la destrucción de cosas. Por lo tanto, muchos de nosotros aprendimos que expresar enojo no estaba "bien". En lugar de que nos enseñaran formas saludables de expresar nuestro enojo, a veces nos castigaban físicamente (con bofetadas o castigados) y, a menudo, emocionalmente (retirada del amor y el afecto).

Hay innumerables comportamientos, emociones y creencias que son rechazadas en la sociedad y, por lo tanto, son rechazados por nosotros mismos. Para encajar, ser aceptados, aprobados y amados, aprendimos a actuar de cierta manera. Adoptamos un papel que aseguraría nuestra supervivencia mental, emocional y física. Pero al mismo tiempo, llevar una máscara tiene consecuencias. ¿Qué pasó con todas las partes auténticas, salvajes, socialmente tabú o desafiantes de nosotros mismos? Estaban atrapados en la Sombra.

¿Qué pasa a medida que crecemos?

Con el tiempo, aprendemos a disfrutar y despreciar nuestros egos socialmente aprobados porque, por un lado, nos hacen sentir bien y “amables”, pero, por otro lado, se sienten falsos e inhibidos.

El terapeuta Steve Wolf tiene una analogía perfecta que describe este proceso:

Cada uno de nosotros es como Dorian Gray. Buscamos presentar un rostro bello e inocente al mundo; un comportamiento amable y cortés; una imagen joven e inteligente. Y así, sin saberlo, pero inevitablemente, rechazamos aquellas cualidades que no encajan con la imagen, que no mejoran nuestra autoestima y nos enorgullecen, sino que nos avergüenzan y nos hacen sentir pequeños. Introducimos en la oscura caverna del inconsciente esos sentimientos que nos inquietan (odio, rabia, celos, codicia, competencia, lujuria, vergüenza) y aquellos comportamientos que la cultura considera incorrectos (adicción, pereza, agresión, dependencia). creando lo que podría llamarse contenido oculto. Como la pintura de Dorian, estas cualidades finalmente cobran vida propia, formando un gemelo invisible que vive justo detrás de nuestra vida, o justo al lado de ella ...

Pero mientras que el Yo de la Sombra puede ser retratado como nuestro "gemelo malvado", no está lleno solo de cosas "malas". En realidad, hay oro dentro de la Sombra.

¿Qué es la Sombra Dorada?

8956560693?profile=RESIZE_710x

Jung dijo una vez que "la sombra es oro puro en un noventa por ciento". Lo que esto significa es que nuestro lado de la Sombra nos ofrece muchos regalos hermosos si nos tomamos el tiempo de mirar. Por ejemplo, gran parte de nuestro potencial creativo está sumergido en nuestra oscuridad porque nos enseñaron cuando éramos pequeños a rechazarlo.

No todo dentro de nuestra Sombra es pesimismo. De hecho, la Sombra contiene algunos de nuestros dones y talentos más poderosos, como nuestras aptitudes artísticas, sexuales, competitivas, innovadoras e incluso intuitivas.

La 'Sombra Dorada' también nos presenta la oportunidad de un tremendo crecimiento psicológico y espiritual. Al hacer el trabajo en la sombra, aprendemos que cada emoción y herida que poseemos tiene un don para compartir con nosotros. Incluso las partes más desagradables, "feas" o vergonzosas de nosotros mismos proporcionan un camino de regreso a la Unidad. Tal es el poder de la Sombra: es un viaje aterrador, pero en última instancia es un camino hacia la Iluminación. Cada camino espiritual necesita el trabajo en la sombra para evitar que sucedan los problemas que exploraremos a continuación.

¿Qué sucede cuando rechazas tu sombra?

Cuando se descuida el trabajo de las sombras, el alma se siente seca, quebradiza, como un recipiente vacío. - S. Wolf

 

Rechazar, reprimir, negar o repudiar a tu Sombra, ya sea consciente o inconscientemente, es algo peligroso. Lo que pasa con el Yo Sombra es que busca ser conocido. Anhela ser entendido, explorado e integrado. Anhela ser mantenido consciente. Cuanto más tiempo permanezca la Sombra enterrada y encerrada en su celda en lo profundo del inconsciente, más oportunidades encontrará para hacerte consciente de su existencia.

Pasar por alto espiritualmente la oscuridad interior de uno resulta en una amplia gama de problemas serios. Algunos de los problemas de la Sombra más comunes y recurrentes que aparecen en la comunidad espiritual / religiosa incluyen la pedofilia entre los sacerdotes, la manipulación financiera de los seguidores entre los gurús y, por supuesto, la megalomanía, el narcisismo y los complejos de Dios entre los maestros espirituales.

Otros problemas que surgen cuando rechazamos nuestro lado sombrío pueden incluir:

  • Hipocresía (creer y apoyar una cosa, pero hacer la otra)
  • Mentiras y autoengaños (tanto hacia uno mismo como hacia los demás)
  • Explosiones incontrolables de rabia / enfado
  • Manipulación emocional y mental de los demás.
  • Codicia y adicciones
  • Fobias y compulsiones obsesivas
  • Comportamiento racista, sexista, homofóbico y otros comportamientos ofensivos
  • Ansiedad intensa
  • Enfermedad psicosomática crónica
  • Depresión (que puede convertirse en tendencias suicidas)
  • Perversión sexual
  • Ego inflado narcisistamente
  • Relaciones caóticas con los demás
  • Autodesprecio
  • Ensimismamiento
  • Autosabotaje

… y muchos otros. Esta no es de ninguna manera una lista completa (y es probable que existan muchos otros problemas). Como veremos a continuación, una de las mejores formas en que rechazamos nuestras Sombras es a través de la proyección psicológica.

La sombra y la proyección (una mezcla peligrosa)

8956565054?profile=RESIZE_710x

 

Una de las formas más grandes de rechazo de las sombras es algo llamado proyección. Proyección es un término que se refiere a ver cosas en los demás que realmente están dentro de nosotros.

Cuando emparejamos la proyección y el Yo de la Sombra, tenemos una mezcla peligrosa.

¿Por qué?

Porque como escribe el psicoterapeuta Robert A. Johnson:

Por lo general, buscamos castigar aquello que nos recuerda más incómodos acerca de la parte de nosotros mismos con la que no hemos llegado a un acuerdo, y a menudo "vemos" estas cualidades repudiadas en el mundo que nos rodea.

Hay muchas formas diferentes en que "castigamos" a aquellos que son espejos de nuestras cualidades de la Sombra. Podemos criticarlos, rechazarlos, odiarlos, deshumanizarlos, o incluso en casos extremos, buscar física o psicológicamente destruirlos (pensemos en países que van a la guerra con los “enemigos”). Ninguno de nosotros es inocente en esta área. TODOS hemos proyectado partes de nuestro yo rechazado en los demás. De hecho, la proyección de la  sombra es una de las principales causas de disfunción y ruptura de las relaciones.

Si buscamos traer paz, amor y significado a nuestras vidas, absolutamente DEBEMOS reclamar estas proyecciones. A través del trabajo con la sombra podemos explorar exactamente lo que hemos repudiado.

Doce beneficios del trabajo en la sombra

En primer lugar, quiero decir que tengo el mayor respeto por el trabajo con la sombra. Es el camino más importante que he tomado para descubrir mis heridas centrales, creencias fundamentales, traumas y proyecciones. También he observado cómo el trabajo en la sombra ha ayudado a crear una profunda claridad, comprensión, armonía, aceptación, liberación y paz interior en las vidas de los demás. Es un trabajo verdaderamente profundo que hace cambios a nivel del alma que apuntan a las raíces mismas de nuestros problemas, no solo a los síntomas superficiales.

Hay MUCHO que ganar haciendo que el trabajo en la sombra sea parte de tu vida y de tu rutina diaria. Estos son algunos de los beneficios que se experimentan con más frecuencia:

  1. Amor y aceptación más profundos de ti mismo
  2. Mejores relaciones con los demás, incluidos su pareja e hijos
  3. Más confianza para ser tu yo auténtico
  4. Más claridad mental, emocional y espiritual
  5. Mayor compasión y comprensión por los demás, en particular por aquellos que no le agradan.
  6. Creatividad mejorada
  7. Descubrimiento de dones y talentos ocultos
  8. Comprensión más profunda de sus pasiones y el propósito fundamental de su vida.
  9. Mejora de la salud física y mental.
  10. Más coraje para enfrentar lo desconocido y vivir la vida de verdad.
  11. Acceso a su alma o yo superior
  12. Un sentimiento de plenitud

Es importante recordar que no existen soluciones rápidas en el trabajo en la sombra, por lo que estos beneficios que cambian vidas no ocurren de la noche a la mañana. Pero con perseverancia, eventualmente emergerán y bendecirán tu vida.

Siete consejos para abordar el trabajo en la sombra

 8956565674?profile=RESIZE_584x

Antes de comenzar el trabajo en la sombra, es importante que evalúes si estás listo para embarcarte en este viaje. No todo el mundo está preparado para este trabajo profundo, y eso está bien. Todos estamos en diferentes etapas. Así que presta atención a las siguientes preguntas y trata de responderlas con sinceridad:

  • ** ¿Ya has practicado el amor propio? ** Si no, el trabajo en la sombra será demasiado abrumador para ti. He destacado este punto porque es fundamental que lo consideres. El trabajo en la sombra no debe ser intentado por aquellos que tienen poca autoestima o luchan contra el desprecio por sí mismos.  En otras palabras: si tienes problemas con la autoestima muy baja, no intentes realizar el trabajo en la sombra. Te advierto enfáticamente que no lo hagas. ¿Por qué? Si luchas con una autoestima extremadamente baja, explorar tus Sombras probablemente te hará sentir diez veces peor contigo mismo. Antes de caminar por este camino, es absolutamente necesario que establezca una imagen de ti mismo fuerte y saludable. No, no tienes que pensar que eres un regalo de Dios para el mundo, pero tener una autoestima promedio es importante. 
  • ¿Estás preparado para hacer tiempo? El trabajo en la sombra no es una práctica tibia. O estás todo dentro o todo fuera. Sí, es importante tomate un descanso de vez en cuando. Pero el trabajo con la sombra requiere dedicación, autodisciplina y perseverancia. ¿Estás dispuesto a dedicar tiempo cada día de forma intencionada? Incluso diez minutos al día es un buen comienzo.
  • ¿Estás buscando ser validado o encontrar la verdad? Como probablemente ya sepas, no se trata de hacerte sentir especial. No es como los típicos caminos espirituales que se centran en el bienestar. No, el trabajo con tu sombra puede ser brutal y extremadamente desafiante. Este es un camino para los buscadores de la verdad, no para aquellos que buscan ser validados.
  • Busca entrar en un espacio tranquilo y neutral. Es importante intentar relajarte al realizar el trabajo en la sombra. El estrés, el juicio o actitudes críticas inhibirán el proceso. Por lo tanto, intenta incorporar una meditación relajante o una técnica de atención plena en todo lo que hagas.
  • Comprende que no eres tus pensamientos. Es esencial que te des cuenta de que no eres tu pensamiento para que el Trabajo con la Sombra sea sanador y liberador. Solo desde tu Centro tranquilo y silencioso (también conocido como tu Alma) puedes realmente estar consciente de tus aspectos de la Sombra. Al tenerlos en conciencia, los verás claramente por lo que son y te darás cuenta de que, en última instancia, no te definen; son simplemente fenómenos mentales ascendentes y descendentes.
  • Practica la autocompasión. Es de suma importancia incorporar la compasión y la autoaceptación en tu práctica de Trabajo con la Sombra. Sin mostrarte amor y comprensión a ti mismo, es fácil que el trabajo con la sombra sea contraproducente y te haga sentir terrible. Así que concéntrate en generar amor propio y compasión, y podrás liberar cualquier vergüenza y abrazar tu humanidad.
  • Graba todo lo que encuentres. Lleva un diario escrito o un diario personal en el que anotes o dibujes tus descubrimientos. Registrar tus sueños, observaciones y análisis te ayudará a aprender y crecer de manera más efectiva. También podrás realizar un seguimiento de tu proceso y hacer conexiones importantes.

Cómo practicar el trabajo con la sombra

Existen muchas técnicas y ejercicios de trabajo en la sombra. En esta guía, proporcionaré algunas para ayudarlo a comenzar. También compartiré algunos ejemplos de mi propia vida:

  1. Presta atención a tus reacciones emocionales

En esta práctica, aprenderás que aquello a lo que le das poder tiene poder sobre ti. Déjame explicarte:

Una práctica de trabajo con la sombra que disfruto mucho es prestar atención a todo lo que me impacta, me perturba y en secreto me emociona. Esencialmente, esta práctica se trata de descubrir a qué le he dado poder en mi vida de manera inconsciente, porque:

aquello a lo que damos importancia, ya sea bueno o malo, dice mucho de nosotros.

La realidad es que aquello a lo que reaccionamos, o lo que nos enoja y angustia, nos revela información extremadamente importante sobre nosotros mismos.

Por ejemplo, al seguir adónde me han llevado mis "demonios", ya sea en las redes sociales, círculos familiares, espacios de trabajo y lugares públicos, he descubierto dos cosas importantes sobre mí. La primera es que soy una fanática del control; Odio sentirme vulnerable, impotente y débil…simplemente me asusta muchísimo. ¿Cómo descubrí esto? A través de mi intensa aversión a presenciar escenas de violación en películas y programas de televisión, mi reacción negativa a experiencias novedosas (por ejemplo, paseos en montaña rusa, hablar en público, etc.), así como mi incomodidad por compartir información sobre mi vida con otros en conversaciones. Además, al seguir a donde mis "demonios" me han guiado, descubrí que estoy siendo agobiada por un exasperante complejo de culpa que desarrollé a través de mi educación religiosa. Una parte de mi quiere sentirse indigna porque eso es lo que he desarrollado el hábito de sentir desde la niñez (por ejemplo, “eres una pecadora”, “es tu culpa que Jesús fue crucificado”), y, por lo tanto, eso es lo que secretamente me siento cómoda sintiendo: indigna. Entonces mi mente escoge cualquier cosa que pueda haber hecho "mal", y me quedo con la sensación de ser "mala", a lo que estoy acostumbrada, pero, sin embargo, esto es destructivo para mi bienestar.

Gracias a esta práctica, he dado la bienvenida a más compasión, atención plena y perdón en mi vida.

Prestar atención a tus reacciones emocionales puede ayudarte a descubrir exactamente cómo tus heridas centrales te afectan a diario.

Cómo prestar atención a tus reacciones emocionales

Para prestar atención de manera efectiva a tus reacciones emocionales (yo lo llamo "seguir el rastro de tus demonios internos"), primero debes cultivar:

  Autoconciencia

Sin ser consciente de lo que estás haciendo, pensando, sintiendo y diciendo, no progresarás mucho.

Sin embargo, si estás bastante seguro de que eres consciente de ti mismo (o lo suficiente para iniciar el proceso), deberás: Adoptar una mentalidad abierta. Deberá tener el coraje y la voluntad de observar TODO lo incómodo en lo que te da importancia y preguntarte "¿por qué?" ¿Qué quiero decir con la frase "dar importancia a"? Con esto, quiero decir que, a todo lo que te irrita, escandaliza, enfurece, perturba y aterroriza, debes prestar atención. 

Probablemente, descubrirá patrones que surgen constantemente en tu vida. Por ejemplo, puedes sentirte indignado o avergonzado cada vez que aparece sexo en un programa de televisión o una película que te gusta (posiblemente revelando represión sexual o creencias erróneas sobre el sexo que ha adoptado a lo largo de la vida). O puede que te aterrorice ver la muerte o personas muertas (posiblemente revelando su resistencia a la naturaleza de la vida o un trauma infantil). O podrías sentirte disgustado por estilos de vida políticos, sexuales y espirituales alternativos (posiblemente revelando su deseo oculto de hacer lo mismo).

Hay tantas posibilidades por ahí, y te animo a que vaya despacio, te tomes tu tiempo y elijas uno por uno a aquello a lo que le das importancia.

“Pero NO le doy importancia a las cosas asquerosas, malas o perturbadoras de la vida, ¿cómo podría hacerlo? ¡No me preocupo por ellos! " podrías estar preguntándote.

Bueno, piensa por un momento. Si no le dieras tanta importancia a lo que te enoja, disgusta o molesta… ¿Por qué reaccionarías tanto? El momento en que reaccionas emocionalmente a algo es el momento en que le has dado poder a esa cosa sobre ti. Solo lo que no despierta emociones en nosotros no es importante para nosotros.

Ve a qué reaccionas y escucha lo que tu Sombra está tratando de enseñarte.

  1. Expresa artísticamente tu yo sombrío

El arte es la forma más elevada de autoexpresión y también es una excelente manera de permitir que tu Sombra se manifieste. Los psicólogos suelen utilizar la arteterapia como una forma de ayudar a los pacientes a explorar su interior.

Empieza por permitirte sentir (o aprovechar cualquier emoción oscura existente). Elije un medio artístico que le llame la atención, como bolígrafo y lápiz, acuarela, crayón, pintura acrílica, álbumes de recortes, escultura, etc. y dibuja lo que sientas. No es necesario que te consideres un 'artista' para beneficiarte de esta actividad. Ni siquiera necesitas planificar lo que crearás. Simplemente deja que tus manos, bolígrafo, lápiz o pincel hablen. Cuanto más espontáneo, mejor. La expresión artística puede revelar mucho sobre tu mitad más oscura. El psicólogo Carl Jung (quien conceptualizó la idea del Yo Sombra) incluso fue famoso por usar mandalas en sus sesiones de terapia.

  1. Inicia un proyecto

El acto de la creación puede ser muy frustrante y puede dar lugar a algunos de tus elementos más oscuros, como la impaciencia, la ira, la competitividad sedienta de sangre y la duda. Al mismo tiempo, comenzar un proyecto también te permite experimentar sentimientos de satisfacción y alegría.

Si aún no tienes un proyecto personal que estés emprendiendo (como construir algo, escribir un libro, componer música, dominar una nueva habilidad), encuentra algo que te encantaría comenzar a hacer. Usando la autoconciencia y la autoexploración durante el proceso de creación, podrás cosechar conocimientos más profundos de tu oscuridad. Pregúntate constantemente: "¿Qué estoy sintiendo y por qué?" Observa las fuertes emociones que surgen durante el acto de creación, tanto buenas como malas. ¡Probablemente te sorprenderá lo que encuentres!

Por ejemplo, como persona que me considero no competitiva, esa suposición ha sido desafiada por el hecho de escribir este blog. Gracias a este proyecto, la Sombra que llevo dentro de la competitividad despiadada ha mostrado su rostro, permitiéndome entenderme más profundamente.

  1. Escribe una historia o lleva un diario de tu sombra

La historia de Goethe, Fausto, es, en mi opinión, una de las mejores obras que presenta el encuentro de un ego y su Yo Sombra. Su historia detalla la vida de un profesor que se ve tan separado y abrumado por su Sombra que llega al borde del suicidio, solo para darse cuenta de que la redención del ego solo es posible si la Sombra es redimida al mismo tiempo.

Escribe una historia en la que proyectes tus elementos de la Sombra en los personajes; esta es una excelente manera de aprender más sobre tu oscuridad interior. Si las historias no son lo tuyo, llevar un diario puede arrojar luz sobre los elementos más oscuros de tu naturaleza. Leer a través de sus pensamientos y emociones oscuros puede ayudarlo a recuperar el equilibrio que necesitas en la vida al aceptar las emociones claras y oscuras dentro tuyo.

  1. Explora tus arquetipos de sombras

Tenemos una serie de variedades de sombras, también llamadas arquetipos de sombras. Estos arquetipos a veces se definen como:

  • El hechicero
  • El dictador
  • La víctima
  • La bruja de las sombras
  • El adicto
  • El idiota
  • El embaucador
  • El destructor
  • El esclavo
  • La Madre Sombra
  • La bruja
  • El ermitaño

Sin embargo, tengo mi propia clasificación de arquetipos de sombras, que incluiré a continuación.

13 arquetipos de la sombra

8956567863?profile=RESIZE_710x

Aquí están mis trece clasificaciones que se basan en mis propias autoobservaciones y análisis de los demás:

  1. La sombra egoísta

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: arrogancia, egocentrismo, pomposidad, desconsideración, autocomplacencia, narcisismo, orgullo excesivo.

  1. La sombra neurótica

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: paranoia, obsesión, desconfianza, comportamiento quisquilloso, exigente y compulsivo.

  1. La sombra indigna de confianza

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: reservado, impulsivo, frívolo, irresponsable, engañoso, poco confiable.

  1. La sombra emocionalmente inestable

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: temperamental, melodramático, llorón, sobreemocional, impulsivo, cambiante.

  1. La sombra controladora

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: suspicaz, celoso, posesivo, mandón, obsesivo.

  1. La sombra cínica

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: negativo, demasiado crítico, condescendiente, resentido, cascarrabias.

  1. La sombra colérica

Este Arquetipo de las Sombras muestra las siguientes características: despiadado, vengativo, malicioso, irascible, pendenciero.

  1. La sombra rígida

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: tenso, intolerante, racista, sexista, capacitado, homofóbico, obstinado, intransigente, inflexible, de mente estrecha.

  1. La Sombra superficial

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: superficial, astuto, inconsistente, mundano.

  1. La Sombra Fría

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: emocionalmente desapegado, distante, indiferente, poco emocional.

  1. La sombra pervertida

Este Arquetipo de la Sombra muestra las siguientes características: masoquista, lascivo, sádico, vulgar, libidinoso.

  1. La sombra cobarde

Este arquetipo de la sombra muestra las siguientes características: de voluntad débil, pasivo, tímido, temeroso.

  1. La sombra inmadura

Este Arquetipo de la Sombra presenta las siguientes características: pueril, ilógico, simplón, vacío.

Tenga en cuenta que los arquetipos de sombras anteriores no son de ninguna manera exhaustivos. Estoy segura de que hay muchos otros que me he perdido. Pero eres libre de usar este desglose para ayudarte a explorar tus propias sombras. También puedes agregar a esta lista o crear tus propios arquetipos de sombra, lo cual recomiendo encarecidamente. Por ejemplo, podrías poseer una Sombra crítica y dogmática a la que llamas "La Monja", o una Sombra sexualmente desviada a la que llamas "La Desviada". Juega con algunas palabras y etiquetas, y descubre qué se adapta mejor a tu sombra.

  1. Ten una conversación interna

También conocido como "Diálogo interno", o como lo expresó Carl Jung, " Imaginación activa ", tener una conversación con tu Sombra es una manera fácil de aprender de ella.

Entiendo si puedes sentir una punzada de escepticismo hacia esta práctica en este momento. Después de todo, nos enseñan que "solo los locos se hablan a sí mismos". Pero el diálogo interno se usa regularmente en psicoterapia como una forma de ayudar a las personas a comunicarse con las diversas subpersonalidades que tienen, y todos poseemos varias caras y lados de nuestro ego.

Una forma fácil de practicar el diálogo interior es sentarse en un lugar tranquilo, cerrar los ojos y sintonizar el momento presente. Luego, piensa en una pregunta que le gustaría hacerle a tu Sombra y dila en silencio dentro de tu mente. Espera unos momentos y ve si 'escuchas' o 'ves' una respuesta. Registra todo lo que surja y reflexiona sobre ello. Incluso es posible mantener una conversación con tu Sombra usando este método. Solo asegúrate de tener una mentalidad abierta. En otras palabras, no intentes controlar lo que te dice, simplemente déjelo fluir de forma natural. ¡Probablemente te sorprenderás con las respuestas que recibas!

La visualización es otra forma útil de entablar un diálogo interno. Recomiendo traer a la mente imágenes de bosques oscuros, cuevas, agujeros en el suelo o el océano, ya que todos estos representan la mente inconsciente. Asegúrate siempre de entrar y salir de tu visualización de la misma manera, por ejemplo, si estás caminando por un camino, asegúrate de volver por el camino. O si abres una puerta en particular, asegúrate de abrir la misma puerta cuando regreses a la conciencia normal. Esta práctica te ayudará a entrar y salir de las visualizaciones sin esfuerzo.

  1. Usa la técnica del espejo

Como hemos aprendido, la proyección es una técnica de la Sombra que nos ayuda a evitar lo que hemos repudiado. Sin embargo, no solo proyectamos los aspectos más profundos y oscuros de nosotros mismos en los demás, también proyectamos nuestra luz y atributos positivos. Por ejemplo, una persona puede sentirse atraída por otra que muestra una feroz autoafirmación, sin darse cuenta de que esta cualidad es con lo que anhela reunirse en su interior. Otro ejemplo común (esta vez negativo) es el juicio crítico. ¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir "él / ella es tan crítico!" Irónicamente, la misma persona que dice esto no se da cuenta de que llamar a otra persona 'crítica' es en realidad pronunciar un juicio en su contra y revelar su propia naturaleza crítica.

La técnica del espejo es el proceso de descubrir nuestras proyecciones. Para practicar esta técnica, debemos adoptar un enfoque consciente y honesto hacia el mundo: ¡debemos estar preparados para reconocer lo que hemos repudiado! Ser radicalmente sincero con nosotros mismos puede ser difícil, por lo que requiere práctica. Pero, esencialmente, debemos adoptar la mentalidad de que otras personas son nuestros espejos. Debemos entender que quienes nos rodean sirven como el lienzo perfecto sobre el que proyectamos todos nuestros deseos y miedos inconscientes.

Comienza esta práctica examinando tus pensamientos y sentimientos sobre aquellos con los que entras en contacto. Presta atención a los momentos en los que estás emocionalmente desencadenado y pregúntate: "¿Estoy proyectando algo?" Recuerda: también es posible proyectar nuestras propias cualidades a otra persona que realmente posee las cualidades. Los psicólogos a veces se refieren a esto como "proyectar sobre la realidad". Por ejemplo, podríamos proyectar nuestra rabia en otra persona que, de hecho, es una persona llena de rabia. O podríamos proyectar nuestros celos en otro que realmente está celoso.

Pregúntate: "¿Qué es mío, ¿qué es de ellos y qué es de los dos?" No todas las situaciones desencadenantes revelan una proyección, pero la mayoría de las veces lo hacen. También busca las cosas que amas y adoras de los demás, y descubre las proyecciones ocultas allí.

La Técnica del Espejo te ayudará a arrojar mucha luz sobre las cualidades de la Sombra que has rechazado, reprimido o repudiado

 

Preguntas y respuestas sobre el trabajo en la sombra

8956569661?profile=RESIZE_710x

A continuación, se muestran algunas preguntas frecuentes sobre el trabajo en la sombra:

¿Qué es el trabajo en la sombra?

El trabajo de sombras es la práctica psicológica y espiritual de explorar nuestro lado oscuro o la parte 'oscura' de nuestra naturaleza. Todos poseemos un lugar dentro de nosotros que contiene nuestros secretos, sentimientos reprimidos, recuerdos vergonzosos, impulsos y partes que se consideran "inaceptables" y "feas". Este es nuestro lado oscuro o yo de la sombra, y a menudo se simboliza como un monstruo, un diablo o un animal salvaje feroz.

¿Cómo hacer trabajo de sombra?

Hay muchas formas de practicar el trabajo de sombras. Algunas de las técnicas más poderosas y efectivas incluyen escribir un diario, expresar artísticamente tu lado oscuro (también conocido como terapia de arte), usar un espejo para conectarte con esta parte tuya (trabajo en el espejo), meditaciones guiadas, explorar tus proyecciones y examinar tu sombra. arquetipos.

¿Qué es la sombra espiritual?

Hay luz y oscuridad en todas las áreas de la vida y la espiritualidad no está exenta. La sombra espiritual es lo que ocurre cuando caemos en las trampas del materialismo espiritual, un fenómeno en el que usamos la espiritualidad para impulsar nuestro ego y volvernos arrogantes, ensimismados e incluso narcisistas

Sé dueño de tu sombra y serás dueño de tu vida

Si estás buscando una sanación seria, auténtica y duradera en tu vida, el trabajo con la sombra es la manera perfecta de experimentar una profunda transformación interior.

Recuerda que lo que internalizas casi siempre se exterioriza de una forma u otra.

Aquí hay algunas palabras inspiradoras finales:

 

Ttodos nosotros, sin excepciones, tenemos cualidades que no dejaremos que nadie vea, incluyéndonos a nosotros mismos: nuestra Sombra. Si nos enfrentamos a nuestro lado oscuro, nuestra vida puede recibir energía. Si no es así, el diablo tiene que pagar. Este es uno de los proyectos más urgentes de la vida. -  Larry Dossey (Palabras curativas)

Si no cambiamos, no crecemos. Si no crecemos, realmente no estamos viviendo. El crecimiento exige una cesión temporal de la seguridad. -  Gail Sheehy

¿Quién no ha sentido en un momento u otro una amargura, ira, egoísmo, envidia y orgullo, que no supo qué hacer o cómo soportar, levantándose en él sin su consentimiento, arrojando una negrura sobre todos sus pensamientos? … Es sumamente bueno y beneficioso para nosotros descubrir este fuego oscuro y desordenado de nuestra alma; porque cuando se conoce y se trata correctamente, también puede ser el fundamento del cielo como lo es del infierno. - Ley de William

Enfrentar a una persona con su propia sombra es mostrarle su propia luz. - Carl Jung

 

 

Sobre Aletheia Luna

8956572254?profile=RESIZE_180x180

Aletheia Luna es una influyente escritora espiritual cuyo trabajo ha tocado las vidas de millones de personas en todo el mundo. 

 

https://lonerwolf.com/shadow-work-demons/

Leer más…


8933530492?profile=RESIZE_930xTraducido con Amor desde...
https://www.elephantjournal.com


Desde que tengo uso de razón, he tenido grandes expectativas sobre mí misma.

Consciente e inconscientemente.

No importa cuánto trate de cambiarlo, soy una perfeccionista, lo cual es doloroso y difícil y una lección que estoy desesperada por dejar ir. Porque no importa cuánto anhele esa parte inconsciente de mí encontrar ese ideal idealizado en mi mente, sé que no sucederá.

La parte lógica y racional de mí sabe que la perfección no existe.

La parte del sentimiento dentro de mí, sin embargo, todavía quiere creer desesperadamente que sí. Después de todo, me he pasado la vida esforzándome por lograrlo, evaluándome a mí misma en relación con la forma de alcanzarlo.

He pasado años deshaciéndome suavemente del juicio personal, de esa voz exigente, a menudo aparentemente intolerante, dentro de mi cabeza. Años de pasar frente a oleadas de negatividad que parecen tener como objetivo simplemente hacerme sentir mal, un aparente intento de evitar que intente nada en absoluto.

Al principio, fue doloroso sentarme y escuchar las palabras que pronunciaba esa voz; podía ser tan mala. Pero a través del tiempo, la atención y la conciencia, aprendí a distanciarme de ella.

Aprendí que ella no soy yo.

Su voz puede sonar como la mía, pero sé que sus palabras no son mías.

Con el tiempo, he cultivado un cariño hacia mí misma, una bondad, una ternura, una comprensión amorosa.

Una reacción instintiva de ser amorosa.

Incluso cuando siento que quiero juzgarme por no saber algo o por no hacer algo que creo que debería haber podido hacer, casi instantáneamente respondo internamente con un más cálido, más cariñoso, “Está bien. Estamos bien. Estamos aprendiendo ".

Creo que muchos de nosotros somos así. Parece ser algo que nos afecta a muchos de nosotros.

Y es algo que espero que todos podamos suavizar y dejar ir.

La vida es un proceso; es un desarrollo continuo. Todos tenemos lecciones y estamos aprendiendo. Todos estamos haciendo lo mejor que podemos.

Si lo supiéramos mejor antes, lo habríamos hecho mejor. Si supiéramos mejor ahora, lo haríamos mejor ahora.

“Haz lo mejor que puedas hasta que te conozcas mejor. Luego, cuando sepas mejor, hazlo mejor ". ~ Maya Angelou

Siempre que me siento molesta o incómoda por algo, por algo que estoy haciendo (o no estoy haciendo), algo que no sé qué debería sentir, me digo a mí misma estas palabras:

Estoy haciendo lo mejor que puedo.

Siempre que digo estas palabras, todo mi cuerpo se ablanda. Mi mente se ablanda. Es seguido.

Cualquier energía tensa que ocupa mi espacio se suaviza; se disuelve.

Porque mi alma sabe que es verdad.

Solo podemos hacer nuestro mejor esfuerzo.

No podemos saber más de lo que sabemos. No podemos hacer más de lo que somos capaces actualmente. No podemos hacerlo mejor que lo mejor que podamos.

Es fácil de juzgar en retrospectiva: ah, debería haber ... podría haberlo hecho ... Si tan solo hubiera sabido, lo hubiera hecho ... ¿Por qué no lo hice ... Cómo podría no haberlo hecho ... Desearía ... y así sucesivamente.

Pero hicimos lo mejor que pudimos en esos momentos.

Y si hacemos nuestro mejor esfuerzo en estos momentos actuales, en todos nuestros momentos, si somos sinceros y puros con esa intención y acción, entonces eso es todo lo que podemos hacer.

Y eso es hermoso.

Deje que estas palabras lo calmen en los momentos en que está luchando o no siente que está rindiendo de alguna manera que cree que debería:

Estoy haciendo lo mejor que puedo.

Di estas palabras. Siéntelas. Respira en ellas.

Deja que se hundan en ti.

Y observa cómo te sientes.

 

Lisa Erickson 

 8933565669?profile=RESIZE_400x

Lisa Erickson es escritora, pensadora y sobreanalizadora en recuperación. 

 

https://www.elephantjournal.com/2021/04/6-words-to-repeat-to-yourself-when-youre-struggling-lisa-erickson/

Leer más…

8900961677?profile=RESIZE_930x

 Traducido desde...https://www.danielroqueo.com/

 

A medida que avanzamos por el camino del despertar, la expansión y la curación, de vez en cuando, nos toparemos con períodos en los que no nos sentimos demasiado bien y por alguna razón, a menudo inexplicable, experimentamos una sensación de agitación, inquietud, incomodidad y frustración.

Inicialmente, esta puede ser una experiencia desconcertante e incluso preocupante, ya que no sabemos qué está sucediendo.

El individuo promedio a menudo se inclina hacia la pregunta por qué. " ¿Por qué pasó esto?" o "¿Por qué me siento así?" son preguntas que a menudo se hacen a sí mismos.

Como el Espíritu siempre responde a todas nuestras preguntas, obviamente, si persisten en hacer estas preguntas, serán respondidas. Sin embargo, las únicas respuestas que se pueden revelar a estas preguntas son historias de por qué siempre se encontrarán experimentando o sintiendo de esta manera.

Y así, lo que han encontrado al hacer la pregunta: por qué se convierte en excusas, liberándolos de la responsabilidad propia.

Sin embargo, como aventureros espirituales los invito a ser conscientes de que buscar la razón de algo nunca revela el camino a atravesar.

Y también nos invito a, en lugar de hacer preguntas de "por qué", hacer preguntas de empoderamiento como " ¿Qué hay de bueno aquí que actualmente no puedo ver?" o " ¿Qué voy a aprender a través de esta experiencia?" o, " ¿Cómo puedo superar esto?"

Entonces, lo que debemos darnos cuenta es que cuando no nos sentimos bien, a menudo es porque algo ha salido a la superficie para que lo liberemos y lo dejemos ir. No es evidencia de que algo esté mal, sino que es evidencia de que algo realmente está bien.

Es una evidencia de que ha llegado el momento de trabajar en torno a lo que ha surgido para que podamos liberarlo y dejarlo ir.

Se ha dicho que el 100% de todo el crecimiento espiritual se trata de liberar y dejar ir aquello que ya no nos sirve, pero para que esa liberación y el dejar ir suceda, primero debemos ser conscientes de ello.

Y luego, debemos abrazarlo y permitir que sea, para dejarlo ir con amor.

Y así, cada vez que surgen cosas; Ya sean percepciones, creencias, opiniones o perspectivas pequeñas y limitadas, siempre elijamos ser amorosos y bondadosos con nosotros mismos. La culpa, la crítica o el juicio no tienen ningún poder curativo.

En otras palabras, encontremos una manera de trabajar todo tipo de resistencia hacia lo que pueda llegar a nuestra conciencia.

A medida que nos damos cuenta de lo que está sucediendo y aprendemos a abrazar y permitir que se produzca esta dulce liberación, el viaje se vuelve mucho más suave.

Fue el Dr. Ernest Holmes quien acuñó este proceso de química de liberación dulce.

No hay forma de evitarlo (a menos que queramos tener que volver a experimentarlo en algún momento futuro), así que debemos atravesarlo.

Entonces, mi invitación para todos nosotros es que siempre que no nos sintamos demasiado bien, simplemente: abrazar y permitir, y que cualquier forma de pensamiento y patrón que dé lugar a que no nos sintamos bien pueda ser liberado y soltado.

Daniel Roquéo

 8900966693?profile=RESIZE_180x180

Daniel Roquéo es sanador y presentador del popular podcast The Path to Freedom.

Con amor, compasión y pasión, Daniel busca inspirar, empoderar y elevar a las personas para que desarrollen una conciencia sanadora y puedan estar cada vez más abiertos y disponibles para que el Espíritu fluya hacia ellos, como ya través de ellos

 

 https://www.danielroqueo.com/

Leer más…

El camino de la paciencia - Dzigar Kongtrul Rinpoche

8890128854?profile=RESIZE_584x

 Traducido con Amor desde...https://tricycle.org

 

Si miramos nuestras vidas, ya tenemos cierta paciencia. Podemos soportar bastante bien muchas circunstancias difíciles. Por ejemplo, todos tenemos que soportar enfermedades leves como resfriados y dolores de cabeza. Tenemos que lidiar con cosas que no nos gustan. Aguantamos mosquitos y ratones y muchas otras criaturas que nos causan problemas menores.

En lugar de buscar constantemente eliminar todas las pequeñas irritaciones de nuestras vidas, podemos usarlas como base para desarrollar más paciencia. Si enfatiza la comodidad sobre la práctica de la paciencia, su mente se debilitará cada vez más. Si desea constantemente que su vida esté libre del desafío de necesitar paciencia, su mente estará en constante temor. Se sentirá cada vez más amenazado, cada vez más provocado, cada vez más paranoico. Esto Le llevará a actuar de manera más negativa y a rechazar a gran parte del mundo.

Hay que ir en la dirección opuesta. Necesitamos tener un poco de entusiasmo para trabajar con todos los desafíos que enfrentamos. Mucha gente se pregunta: "¿Por qué mi vida tiene tanta lucha?" Pero no existe una vida libre de luchas. No existe una vida en la que nada nos amenace. Entonces, en cambio, deberíamos preguntarnos: "¿Por qué mi vida no tiene más empuje?"

Es interesante que sea más fácil tener paciencia con cosas o seres que no pueden ser considerados responsables, como el clima o los bebés. También debemos notar que es relativamente fácil reunir nuestra tolerancia hacia las personas que queremos complacer o impresionar, como aquellas que encontramos atractivas o nuestros superiores en el trabajo. Estos ejemplos muestran cuán capaces somos de gestionar nuestras mentes. Si utilizamos estas situaciones más fáciles como campo de entrenamiento, también seremos capaces de extender nuestra paciencia a situaciones o personas que tienden a provocar nuestra ira con más fuerza.

El punto aquí es que desarrollar la paciencia depende mucho de nuestra confianza en nosotros mismos y nuestra propia imagen. Si nos vemos nerviosos, temblorosos e irritables, nuestras experiencias tenderán a seguir esa imagen. Por lo tanto, debemos cambiar nuestra actitud para vernos tolerantes y no molestos fácilmente. Esto marcará una gran diferencia en cómo reaccionamos a las condiciones externas y pondrá en marcha formas más favorables para que las cosas se desarrollen. Cuando nos veamos a nosotros mismos bajo una luz tan positiva, será fácil tolerar pequeñas perturbaciones, soltarnos y seguir adelante con una paciencia cada vez mayor. A medida que nuestra mente se vuelva más ágil y esté preparada para hacer uso de la incomodidad y la adversidad, ganaremos más fuerza para afrontar con tolerancia las grandes perturbaciones de la vida.

Nuestras reacciones a situaciones, personas y nuestros propios estados mentales se basan en cómo condicionamos nuestras mentes. Por ejemplo, si se ha habituado a ser valiente en la batalla, ver su propia sangre puede darle aún más valor para luchar. Pero si ha habituado su mente a la debilidad y la hipersensibilidad, puede desmayarse o entrar en pánico incluso cuando vea la sangre de otra persona. Su respuesta en ese momento proviene de cómo ha desarrollado Sus hábitos en el pasado.

Puede entrenar su mente para que sea fuerte y resistente, o puede entrenar su mente para ser pusilánime y desanimarse fácilmente. Es Su elección. No es viable actuar como un perro débil y salir corriendo con el rabo entre las piernas, sucumbiendo a sus reacciones habituales. Necesitamos pasar por innumerables desafíos, por lo que debemos deshacernos de cualquier tendencia hacia la cobardía.

En estos tiempos modernos, particularmente en Occidente, es común que las personas se den por vencidas fácilmente. Muchas personas tienden a juzgarse a sí mismos con demasiada dureza y luego se desaniman. Parte del problema es que quieren ser demasiado buenos. Entonces, cuando ven sus neurosis y sus imperfecciones, tienen dificultades para aceptarse a sí mismos. Esto se debe a tener expectativas poco razonables. Es una mentalidad puritana. Escucho a la gente decir: “He estado practicando durante los últimos veinte años. ¿Cómo puedo estar pasando por esto? ¿Cómo pude hacer esto? ¿Cómo puedo tener este pensamiento, este sentimiento? " Esto suele suceder justo cuando creen que han progresado. El resultado puede ser un profundo desaliento.

Nuestros pensamientos, sentimientos y reacciones surgen debido a una gran cantidad de circunstancias interdependientes. Cuando las circunstancias perfectas convergen para que usted tenga una reacción particular, es casi imposible no tener esa reacción, al menos inicialmente. Como resultado, no importa cuánto tiempo haya practicado, es muy poco probable que ya nada le moleste. No es realista pensar que estará exento de frustrarse o perder los estribos. La marca de un verdadero practicante no es lo que surge en su vida y en su mente, sino cómo trabaja con lo que surge.

Todo se reduce a su perspectiva y su confianza en sí mismo, su empuje. Ahora puede pensar: “¿Qué puedo hacer al respecto? Simplemente no soy una persona segura de sí misma ". Es importante saber que la confianza en uno mismo no es algo con lo que nacemos. Todos pueden desarrollar la confianza en sí mismos si lo desean. Pero debemos entender que aquí estamos hablando de una auténtica confianza en uno mismo, no de la versión hinchada del ego, que es más como arrogancia.

El proceso comienza con su voluntad de arriesgarse. En lugar de tener todo absolutamente claro y predecible de antemano, debe estar dispuesto a adentrarse en lo desconocido. Esto puede requerir un acto de fe: fe en su propia mente y en su sabiduría y habilidad innatas. Luego, habiendo dado ese salto, debe trabajar con su inteligencia, con habilidad, atención y paciencia, a medida que se desarrolla la situación. Pasar por este tipo de proceso repetidamente aumentará su confianza en sí mismo, especialmente cuando encuentre dificultades y encuentre formas de revertirlas o lograr el mejor resultado posible.

Es aconsejable entrenarnos para cultivar cualidades positivas comenzando con cosas relativamente pequeñas. Este es un enfoque realista y factible para desarrollar cualquier atributo deseable en su mente. Por ejemplo, es posible que desee ser una persona generosa, pero se da cuenta de que no es muy generoso. Resignarse a ser tacaño por naturaleza no le llevará a ninguna parte. Eso es solo una excusa basada en la pereza.

Si está realmente interesado, siempre puede encontrar pequeñas formas de ser generoso. Incluso puedes practicar dando dinero o algún objeto al que está apegado a otra persona.  Comenzar poco a poco servirá como un comienzo efectivo para su práctica de generosidad, que luego puede llevar tan lejos como desee.

Especialmente con paciencia, podemos usar las pequeñas irritaciones que surgen en nuestras vidas como maravillosas oportunidades para entrenar. Por ejemplo, a veces nos sentimos ofendidos, pero al mismo tiempo nos damos cuenta de que es una tontería sentirse ofendido. Aquí tenemos una gran oportunidad de aplicar el humor que ya vemos en la situación. Este humor se basa en darnos cuenta de la ironía de lo que está sucediendo: estamos culpando a alguien más, pero el verdadero problema es nuestro propio ego, manifestándose en forma de una ridícula tensión. 

Este tipo de humor irónico no es solo un parche que usamos para encubrir el dolor. Es una percepción que puede convertir la irritación en una risa o sonrisa genuina, lo que nos da una sensación de liberación. Una perspectiva humorística nos ayuda a superar el leve dolor de la ofensa y nos permite convertir ese dolor en sabiduría. Entonces podemos apreciar el dolor como lo haríamos con el dolor de una vacuna. Necesitamos aprovechar estas situaciones, que están a nuestro alcance para trabajar con éxito. Si renunciamos a esas oportunidades de practicar de pequeñas maneras, entonces creer que seremos pacientes cuando surjan cosas más importantes es solo una ilusión.

Debido a que el humor y apreciar la ironía son medios tan efectivos para superar las irritaciones, me gustaría compartir una contemplación que tuve una vez, que encontré divertida y útil. Se me ocurrió que la gente viene con diferentes tallas de zapatos, pero eso no me molesta. Tienen diferentes tallas de pantalones y gorras. Eso tampoco me molesta. Entonces, ¿por qué debería molestarme que la gente venga con diferentes tamaños de ego? Así como no tengo que usar los zapatos de otras personas, no tengo que usar el ego de otras personas. Puedo dejar que usen sus propios egos, sea cual sea su tamaño. ¿Por qué debería tomar personalmente el tamaño del ego de otra persona y dejar que me moleste? Es de ellos y solo de ellos. Puedo dejarlos en paz.

El tamaño del ego de otra persona puede hacer que se sienta muy molesto e incómodo. Pero si puede encontrar otras formas de ver su irritación, especialmente usando el humor, entonces tiene más posibilidades de ser paciente. De esta forma, tu paciencia aumentará no solo en situaciones triviales sino también en situaciones graves donde el humor y la ironía son más difíciles de encontrar.

Extraído de Peaceful Heart: The Practice of Patience por Dzigar Kongtrul © 2020.

8890130485?profile=RESIZE_400x

Dzigar Kongtrul Rinpoche 

 es autor y fundador de Mangala Shri Bhuti, una organización del linaje Longchen Nyingtik del budismo tibetano.

 

https://tricycle.org/magazine/dzigar-kongtrul-patience/

Leer más…

668528426?profile=RESIZE_710x

 

Traducido con Amor desde… https://www.patheos.com

 

La primera vez que publiqué esta historia fue hace poco más de dos años, pero se ha quedado conmigo y nuevamente estoy contemplando este enfoque único de la vida. Se basa en una premisa simple: "¿Qué pasaría si confiaras lo suficiente en el flujo de la vida y dijeras 'sí' a todo lo que la vida te trae?"

¿Qué pasaría si te dejas ir total y completamente? ¿Qué pasa si dejas de tomar decisiones y empiezas a decir sí a lo que sea que se te presente? ¿Se desarrollaría la vida de la forma en que se suponía que lo hiciera, en lugar de la forma en que la obligaste a suceder?

Estas son el tipo de preguntas que llevaron a Michael A. Singer a probar algo que llamó  El experimento de rendición. Es el título de un libro que detalla los sorprendentes giros y vueltas que dio la vida de Singer cuando dejó de pensar y analizar cada decisión que tomó, y comenzó a decir sí a todo lo que la vida le había traído.

Primero algunos antecedentes sobre Singer. Probablemente sea más conocido por su libro de 2007,  The Untethered Soul , pero su libro más reciente revela algo aún más interesante, la historia detrás de la historia.

Singer era un "hippie" autodenominado que vivía cerca de Gainesville, Florida, cuando emprendió una búsqueda para acallar la voz entrecortada dentro de su cabeza, la que analizaba y a menudo criticaba cada uno de sus movimientos. Comenzó un proceso en el que, a través de largas sesiones de meditación, aprendió a calmar esta parte de su cerebro, sin juzgar, solo seguir el flujo de la vida. Y la vida lo lleva en un viaje salvaje.

Mientras estaba en un Radio Shack un día a fines de la década de 1970, se interesa en una de las primeras computadoras personales. Después de hacer algunos viajes a la tienda para "jugar" con el modelo de pantalla, él compra una y se enseña a sí mismo a escribir en código de computadora. Finalmente, termina escribiendo un programa de facturación para el consultorio de un médico y, a través de una serie de eventos sincrónicos, crea la empresa de software médico más grande del país.

Hay mucho más en la historia, pero primero veamos la forma de pensar de Singer que lo llevó a un lugar donde disfrutó de tal éxito. En este pasaje, resume el enigma diario que la mayoría de nosotros enfrentamos:

La batalla entre la voluntad individual y la realidad de la vida que se desarrolla a nuestro alrededor termina consumiendo nuestras vidas. Cuando ganamos la batalla, estamos felices y relajados; Cuando no lo hacemos, estamos perturbados y estresados.

Singer se pregunta si tiene que ser así. Especula que "si el desarrollo natural del proceso de la vida puede crear y cuidar todo el universo, ¿es realmente razonable que asumamos que no pasará nada bueno a menos que lo obliguemos a hacerlo?" Para combatir los efectos negativos de forma constante de estar luchando con la vida, Singer planea otro curso:

Decidí dejar de escuchar toda la charla sobre mis preferencias personales y, en cambio, comenzar la práctica voluntaria de aceptar lo que el flujo de la vida me estaba presentando.

Literalmente pone a la vida a cargo, dándose cuenta de que "la vida me pedía que me apartara del camino y la dejara hacer lo suyo". Esto es más fácil decirlo que hacerlo porque a menudo significa decir que sí cuando la parte crítica de él quiere decir no, pero Singer había pasado años preparándose para esta tarea. Meditó durante horas todos los días y construyó un "templo" en su tierra en Florida, donde visitantes afines venían para practicar yoga y debates espirituales.

Un punto importante que debo mencionar aquí es que no debemos confundir "rendirse" con pasividad o debilidad. En el mundo de Singer, " requería toda la fuerza que tenía para ser lo suficientemente valiente como para seguir lo invisible hacia lo desconocido”. Continúa diciendo que "me solté y permití que lo que se presentaba, fuera".

Al aceptar el "desafío de servir la energía que se me presentó", Singer puede crear una empresa nacional masiva, que en la cima de su éxito es derribada por un ex empleado inescrupuloso. Uno de sus mejores vendedores es arrestado por el gobierno por tomar sobornos y para salvar su cuello, lo que implica a Singer en el plan. Un fiscal federal de gran alcance persigue a Singer en un caso que queda atado en los tribunales durante años.

Los cargos finalmente se retiraron y regresó a su templo, donde había comenzado sus sesiones de meditación  40 años antes. A lo largo de los años, gracias a su éxito comercial, su propiedad había crecido a más de 100 acres y varias estructuras, y contaba con servicios tanto de la mañana como de la tarde. En sus palabras, "porque me había rendido en cada paso del camino, no quedaron cicatrices en mi psique". Regresé a casa en paz.

Había aprendido que las lecciones más importantes de su vida eran para él, que al poner la vida a cargo, todo saldría como se suponía. A continuación se muestran las palabras de despedida de Singer, ligeramente editadas, que resumen su experiencia:

Todo lo que hice fue dar lo mejor de mí para servir lo que estaba delante de mí y dejar ir lo que se agitaba dentro de mí. Alegría y dolor, éxito y fracaso, alabanza y culpa, todos habían tirado de lo que estaba tan profundamente arraigado dentro de mí. Cuanto más solté, más libre me hice. Me di cuenta hasta lo más profundo de mi ser que la vida sabía lo que estaba haciendo. Una vez que estés listo para dejarte llevar, la vida se convierte en tu amigo, tu maestro, tu amante secreto. Cuando el camino de la vida se convierte en tu camino, todo el ruido se detiene y hay una gran paz.

 668531595?profile=RESIZE_180x180

Michael A. Singer utiliza los eventos extraordinarios que llevaron a su exitosa vida exterior para enseñar el proceso de rendición interna profunda que conduce a la liberación espiritual.

https://www.patheos.com/blogs/wakeupcall/2017/11/the-surrender-experiment-saying-yes-to-everything-in-life/

 

Leer más…

7867352688?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde… https://www.treehugger.com

La muerte es parte de la vida.

Es un cliché. Pero los clichés existen por una razón.

El hecho es que estamos rodeados de muerte todos los días. Cada vez que salimos a nuestro jardín, vemos abundancia de vida. Pero también estamos viendo la muerte, la decadencia y el renacimiento inherentes a los ciclos de la vida.

Tiene sentido intuitivo, entonces, que una conexión más cercana con la naturaleza pueda ayudarnos a aceptar mejor la muerte y el proceso de duelo.

Esa ayuda puede tomar muchas formas, y cualquier intervención restauradora y curativa temprana debe considerarse una herramienta importante para prevenir el desarrollo de problemas más graves que puedan requerir medicación.

Enseñándonos los hechos de la vida (y la muerte)

En un nivel, la naturaleza proporciona un marco de referencia intelectual para la muerte y el morir, recordándonos que la muerte es un fenómeno natural del que no podemos escapar ni ignorar. Ese contexto no debe subestimarse, particularmente en una cultura que a menudo busca un significado más alto o una razón para la muerte de un ser querido. No es casualidad que muchos libros para niños sobre el duelo sigan temas basados ​​en la naturaleza, como "La caída de Freddy la hoja" de Leo Buscaglia:

“Esta historia de Leo Buscaglia es una historia cálida, maravillosamente sabia y sorprendentemente simple sobre una hoja llamada Freddie. La forma en que Freddie y su compañero cambian con el paso de las estaciones, cayendo finalmente al suelo con la nieve del invierno, es una alegoría inspiradora que ilustra el delicado equilibrio entre la vida y la muerte”.

Los poderes regenerativos de la naturaleza

El papel alegórico que juega el mundo natural en nuestro duelo no acaba enseñándonos que la muerte ocurre. La naturaleza también proporciona una evidencia física innegable de otro cliché antiguo: la vida continúa.

En un artículo sobre la conciencia de la naturaleza como terapia curativa, Kirsti A. Dyer, explica esta cualidad curativa clave de la naturaleza en lo que respecta al dolor:

“Al estar en la naturaleza uno se vuelve consciente del círculo infinito de la vida. Hay evidencia de decadencia, destrucción y muerte; también hay ejemplos de rejuvenecimiento, restauración y renovación. El ciclo interminable de nacimiento, vida, muerte y renacimiento puede poner la vida y la muerte en perspectiva e impartir un sentido de continuidad después de experimentar una pérdida o muerte que cambia la vida ".

Conexiones emocionales

También en un nivel puramente emocional, la naturaleza puede proporcionar consuelo en el dolor, que en el fondo es una respuesta a la pérdida de alguien o algo con lo que hemos formado un vínculo. Dicho apoyo emocional puede tomar la forma de nuevos vínculos con animales, plantas o paisajes naturales, o puede implicar encontrar consuelo visitando sitios o paisajes que eran queridos tanto por quien partió como por quien experimenta el duelo.

Soluciones basadas en la naturaleza para la salud en general

No debe olvidarse que la naturaleza desempeña un papel de apoyo en el fomento de nuestro bienestar y salud en general, un factor clave para ayudar a alguien a superar el dolor y evitar los riesgos de una depresión prolongada.

En un artículo sobre biofilia (un término elegante para nuestra afinidad natural con la naturaleza), Neil Chambers describe el creciente campo de investigación en un enfoque basado en la naturaleza para el cuidado de la salud, cuyos beneficios incluyen mejores tiempos de recuperación en los hospitales, mejor concentración y menos trastornos del comportamiento en niños en edad escolar y aumento del bienestar emocional y mental:

Nuestra salud física y mental está directamente relacionada con la biofilia. Como especie que existe dentro de la naturaleza, estamos increíblemente afectados por su ausencia y presencia. Sin embargo, funcionamos en ciudades y edificios que en gran medida carecen de conexión con el medio ambiente. Los estudios indican que esta desconexión ha causado innumerables problemas que ahora esperamos que se corrijan con la medicina moderna y la farmacoterapia. Desde principios de la década de 1980, los estudios han explorado cómo la biofilia afecta nuestra salud física, y los hallazgos son reveladores. El simple hecho de volver a conectar a las personas con los elementos naturales genera tasas de recuperación más rápidas, reduce el estrés y alivia los síntomas de los trastornos físicos y mentales ".

Entonces, ¿cómo podemos utilizar conscientemente la naturaleza para ayudar en el proceso de curación? A continuación, se muestran algunos puntos de partida para la exploración.

Explore los rituales basados ​​en la naturaleza

Las flores y las plantas han sido durante mucho tiempo una parte simbólica de nuestros rituales en torno a la muerte, pero hay un movimiento creciente que busca crear ceremonias y procesos más profundamente basados ​​en la naturaleza. Desde entierros en el bosque hasta retiros a pie de duelo, hay una gran variedad de opciones para incorporar la naturaleza en los rituales que adoptamos.

Salir más

Simplemente establecer una rutina para salir más en la naturaleza puede ser una excelente manera de seguir moviéndose después de la pérdida de un ser querido. Eso podría tomar la forma de una caminata regular que realiza solo, caminando con amigos o incluso buscando un grupo para caminar que esté específicamente diseñado para aquellos que están en duelo.

Usar visualización

Dyer también nos recuerda que el simple hecho de tener imágenes de la naturaleza en nuestra mente, y en particular imágenes de las propiedades curativas y regenerativas de la naturaleza, puede proporcionar una poderosa inspiración para seguir adelante cuando sentimos que nuestro mundo se ha venido abajo:

“Las fuerzas curativas de la naturaleza pueden servir como poderosas imágenes de recuperación para aquellos que han experimentado una muerte u otra pérdida significativa. Las imágenes del renacimiento en la naturaleza pueden ser útiles como símbolos de las fuertes fuerzas internas, brindando esperanza de sobrevivir a la pérdida. Desde eventos monumentales de interés periodístico hasta sucesos insignificantes ordinarios, uno puede presenciar el increíble poder destructivo y las asombrosas capacidades curativas de la naturaleza ... "

Iniciar un jardín

Desde oportunidades para hacer ejercicio hasta proporcionar alimentos saludables, la jardinería tiene muchas cualidades terapéuticas potenciales. Para aquellos que están en duelo, también puede ser una excelente manera de motivarse y de formar una conexión directa e íntima con los tipos de procesos de curación que hemos tratado, en la naturaleza. IdeaStream informa sobre una comunidad en Ohio que llevó este concepto al siguiente nivel lógico, comenzando un “Jardín de Duelo” con el propósito intencional de hacer frente a una tragedia imprevista.

Ser creativo

No existe una forma "correcta" de experimentar el dolor y no existe una forma "correcta" de utilizar la naturaleza para afrontarlo. Cada uno de nosotros tiene su propia visión de la naturaleza, nuestras propias oportunidades para conectarnos con ella y nuestras propias necesidades en términos de nuestro bienestar físico y emocional. Si está sufriendo o está buscando ayudar a alguien que está sufriendo, tómese un tiempo para buscar ideas, actividades y rituales que funcionen para usted.

Sami Grover

Sami Grover on Muck Rack

Escritor, ambientalista-

https://www.treehugger.com/how-nature-can-help-us-heal-from-grief-4863066?utm_campaign=pubexchange_article&utm_medium=referral&utm_source=huffingtonpost.com

Leer más…

¿Qué puedo hacer con el Burnout? -  Karen Kissel Wegela

 8805513056?profile=RESIZE_930x

 

(Burnout: El síndrome de Burnout consiste en un estado de agotamiento físico, mental y emocional causado por el cansancio psíquico o estrés que surge de la relación con otras personas en un dificultoso clima laboral)

 Traducido con Amor desde...https://www.lionsroar.com

 

Esta semana, mi esposo Fred y yo estábamos parados en una pequeña habitación sin ventanas con nuestro veterinario, mirando las radiografías de uno de nuestros perros, Ziji. El veterinario, Alan, señaló un área en el pulmón e indicó que había una masa que podría ser maligna.

En ese momento sentí una ola de mareo y calor, y sentí que estaba a punto de derrumbarme. Fred y Alan se dieron cuenta rápidamente y vinieron en mi ayuda. Me acompañaron hasta la sala de espera y me atendieron, sugiriendo que me sentara y bajara la cabeza. En realidad, nunca me he desmayado en mi vida, así que estaba bastante sorprendida y asustada por cómo me sentía.

Físicamente, el agotamiento puede manifestarse en agotamiento, tensión muscular, torpeza y mareos. Emocionalmente, podríamos encontrar que tenemos una reactividad de gatillo, sentimientos de ira, tristeza, depresión e insuficiencia.

En los últimos meses me he sentido abrumada por una variedad de eventos en mi vida personal y profesional. Entre otras cosas, estoy a punto de dejar el cargo después de quince años como directora del programa de maestría en psicoterapia contemplativa en Naropa, y siento que estoy entregando a “mi bebé” en otras manos.

Como dije antes en esta columna, las transiciones, incluso las que buscamos, son un desafío. Estoy experimentando lo que los ayudantes llaman “Burnout” y se está manifestando en mi cuerpo, mis emociones y mi mente.

El Burnout se refiere al tipo de agotamiento o sensación de sobrecarga que a veces experimentan los profesionales y otros ayudantes cuando han asumido más de lo que sienten que pueden manejar de manera cómoda o adecuada. Físicamente, el agotamiento puede manifestarse en agotamiento, tensión muscular, torpeza y mareos. Emocionalmente, podríamos encontrar que tenemos una reactividad de gatillo. Los sentimientos de ira, tristeza e incluso depresión no son infrecuentes. Podríamos sentirnos desesperados e inadecuados.

Los arrebatos de ira y las lágrimas pueden estallar ante cosas aparentemente tontas, y nuestras mentes pueden sentirse repletas de pensamientos que giran rápidamente de un tema a otro. Uno de los síntomas más perniciosos del agotamiento es la creencia de que debe haber algo terriblemente mal en nosotros para encontrarnos en tal estado. Perdemos todo sentido de maitri (amabilidad incondicional hacia todos los aspectos de nuestra experiencia). En cambio, nos volvemos auto-agresivos. Esto es especialmente fácil de hacer para los ayudantes. Es probable que habitualmente compremos una historia sobre nosotros mismos como personas útiles, y en situaciones en las que esa historia no está respaldada, es un golpe para nuestros intentos de crear un ego basado en vernos a nosotros mismos como "ayudantes". Las dudas sobre quiénes somos se suman a nuestros otros sentimientos de angustia.

Final del formulario

A menudo, la forma en que lidiamos con lo que se nos presenta es la raíz del Burnout. Hay mucho que podemos hacer para trabajar para prevenirlo, así como para trabajar con él cuando ocurre.

Una de las principales causas del agotamiento es la desincronización del cuerpo y la mente.

Primero ignoramos las pequeñas señales de que no estamos completamente presentes: no dormimos lo suficiente o no comemos, o nos sobre-programamos. Esto conduce a una mayor separación del cuerpo y la mente, a medida que aceleramos para lograr más. Si ignoramos estos signos iniciales de agotamiento, podríamos enfermarnos físicamente o incluso tornarnos más agotados mentalmente.

Una causa adicional se suma a los resultados. Si nos centramos en lo que sucederá en el futuro, perdemos la pista del momento presente. Esto sucede mucho con los ayudantes profesionales: queremos tanto que la situación mejore, queremos que la persona a la que estamos tratando de ayudar se sienta mejor. Esto es agotador y nos hace menos útiles ya que solo estamos parcialmente presentes.

Hay cuatro ideas clave para trabajar y prevenir el agotamiento. El primero es ponernos en contacto con el ahora. El segundo es aprender a tomar decisiones realistas sobre lo que podemos y no podemos lograr. El tercero es el cultivo de maitri. El cuarto es obtener ayuda de otros en lugar de intentar hacerlo solo.

Para sincronizar la mente y el cuerpo, necesitamos reconectarnos con el ahora de este mismo momento. Debajo de todas nuestras preocupaciones obsesivas, nuestro aturdimiento sin sentido y nuestro mal juicio está el hecho de que el cuerpo y la mente no están juntos.

Si podemos regresar suavemente a este momento, a este cuerpo, a este lugar, podemos empezar a relentizar nuestras mentes salvajes. Volver a conectar el cuerpo y la mente en el momento presente nos ayuda a discriminar entre lo que realmente está sucediendo y lo que tememos o esperamos que esté sucediendo. Esta es una ayuda enorme. Tomar decisiones sobre lo que podemos y no podemos hacer de manera realista también se basa en estar arraigados en el momento presente.

Lo más sencillo es respirar.

Respirar un poco y prestar atención a esa experiencia puede ayudarnos a sentirnos enraizados. Cuando nos sentimos agotados, especialmente si estamos ansiosos, tendemos a contener la respiración.

Darnos cuenta de nuestras percepciones sensoriales puede ayudarnos a reorientarnos hacia este lugar en este momento. Mientras escribía esta mañana, de repente me di cuenta de que me había olvidado de encender la olla de barro para la cena. Me apresuré a ocuparme de ello y luego me fui a mis citas del día. De camino a casa, me olvidé de recoger al gato y tuve que dar un rodeo de regreso a casa del veterinario.

Entonces, ahora que estoy de vuelta en mi computadora, estoy tomando algunos de mis propios consejos. Estoy disfrutando de algunas respiraciones conscientes. Miro hacia arriba y noto los árboles y los campos fuera de la ventana. Me levanto y acaricio a Ziji donde descansa esperando su cirugía pulmonar. Estas cosas me están ayudando a estar aquí, ahora mismo. Mi mente se está desacelerando un poco y mi corazón se está ablandando. Mientras les cuento las cosas sin sentido que hice hoy, siento algo de humor y maitri. Estoy practicando sentir lo que surja y dejar que sea lo que es, en lugar de lo que preferiría que fuera. Estas son algunas formas de practicar las tres primeras ideas clave.

La cuarta cosa que puedo hacer es obtener ayuda y apoyo de mis amigos, familiares y colegas. Puedo salir a caminar con un amigo. Puedo pedirle a alguien que me ayude a recoger y dejar animales. Y para los ayudantes profesionales, siempre es importante participar en la supervisión continua o la consulta entre pares para evitar que las dificultades personales afecten el trabajo de uno con los demás.

Lo más importante es que puedo entrar en mi sala de meditación y sentarme en mi cojín. Puedo soltar la falsa sensación de urgencia de que hay algo más que debo estar haciendo en este segundo.

Hace algunos años trabajé con un cliente que era estudiante de Naropa y practicante de meditación. Me dijo algo sobre lo que reflexiono a menudo. “Sabes”, dijo, “cuando estoy realmente ocupado y no tengo tiempo para practicar la meditación, nunca tengo suficiente tiempo. Pero si practico, entonces de alguna manera hay más espacio y tengo suficiente tiempo para todo ".


8805512883?profile=RESIZE_400x

Karen Kissel Wegela, PhD, es psicóloga en práctica privada y profesora en el departamento de Psicoterapia Contemplativa y Psicología Budista de la Universidad de Naropa. Su libro más reciente es Fundamentos de la psicoterapia contemplativa: enriqueciendo su práctica con la psicología budista.

https://www.lionsroar.com/burnout/?goal=0_1988ee44b2-67bb6c7765-22673481&mc_cid=67bb6c7765&mc_eid=3f231f604d

 

Leer más…

Emociones y guía por la sabiduría interior - Clive Duffy

7459397499?profile=RESIZE_710x

Traducido desde...https://upliftconnect.com

 

Encontrar las respuestas dentro

En el centro de tu ser tienes la respuesta: sabes quién eres y sabes lo que quieres. - Lao Tse

 

¿Cómo sabe una persona si la dirección de su vida está impulsada por sus sentimientos emocionales o guiada por su conocimiento y sabiduría internos?

Ambas experiencias son internas, pero como muchas personas son más conscientes del mundo exterior que del interior, es posible que no puedan distinguir la diferencia. Sin embargo, los resultados de seguir los sentimientos emocionales o seguir la sabiduría pueden ser significativamente diferentes. 

Las emociones son muchas e intensas en la niñez, por ejemplo, los niños se ríen, lloran, gritan de ira, etc. Si a emociones intensificadas similares se les da el mismo poder en la vida de un adulto, pueden resultar en que esa persona se comporte como un niño al tratar de lidiar con una experiencia que requiere conocimiento y sabiduría de un adulto. Nuestro niño interior es útil para divertirse, pero aún requiere la guía de la sabiduría para evitar el abuso, la estupidez o el peligro. La alegría es un sentimiento espiritual que los niños y adultos sienten y conectan con el sentimiento emocional de felicidad y mantiene a la persona en equilibrio.

Sentir caos en mi interior es una señal de que estoy permitiendo que las emociones controlen mi vida. Creo que as emociones nos dan información rápidamente, pero requieren nuestra sabiduría interna para guiarnos de la mejor manera para responder, incluso sin hacer nada. 

La relación entre el ser humano y el ser dentro de nosotros

Somos seres humanos. El humano es la parte que vive en la Tierra, actualmente en la tercera dimensión. El Ser a menudo se llama la Fuente de todo lo que es, alma o espíritu o Dios o universo. Es eterno y nunca muere y es una energía a la que podemos conectarnos. El corazón es nuestro centro, física, emocional, intelectual y espiritualmente.

El fondo del corazón sirve al Ser y, a veces, se le llama corazón profundo. La parte superior del corazón sirve al lado humano y está fuertemente influenciada por lo que nos enseñan de niños. Esta programación se llama condicionamiento y los sentimientos emocionales se utilizan para reforzar que la seguimos. Por ejemplo, culpa. Me enseñaron que cuando me sentía culpable es porque estaba haciendo algo 'mal', y tenía que volver inmediatamente al programa condicionado.

Todos nacen con el conocimiento (intuición) y la sabiduría en lo profundo de su corazón para guiar su vida de una manera amorosa y compasiva. Es desde aquí que podemos ver, escuchar, sentir el verdadero camino de nuestras vidas. Esto es auto-empoderamiento. La programación que nos dio nuestra sociedad, nunca nos permitió seguir nuestra sabiduría interna y saber cuándo era contraria a su condicionamiento. Nos enseñaron que los sentimientos emocionales son nuestros guías, no nuestra sabiduría. Pero ahora, como adulto, cuando me siento culpable, verifico con mi corazón para asegurarme de que estoy siguiendo los principios y valores que encajan con mi viaje espiritual y continúo siendo así o ajustándome en consecuencia.

Entiendo que mis sentimientos emocionales me brindan información sobre lo que está sucediendo en mi vida, pero mi corazón me dice la mejor manera de lidiar con esa información, incluso no hacer nada y dejarla pasar. Sé que estoy conectado con mi corazón cuando me siento en paz y calma por dentro. 

El miedo emocional y la ansiedad me dicen que están sucediendo cosas desconocidas en mi vida. Debido a que todavía tengo mucho que aprender, necesito reconocer la señal del miedo y luego buscar desde lo más profundo de mi corazón para identificar en qué aspecto de mi vida está ocurriendo esto. A partir de ahí, se dispone de sabios consejos sobre qué hacer o no hacer al respecto. De esta manera, valoro que mis sentimientos emocionales me estén dando una advertencia y que, manteniéndome con mi paz interior, calma y sabiduría, puedo elegir qué es lo mejor para hacer al respecto. Entonces puedo usar mi inteligencia cerebral para aplicar esto en mi vida

Una nueva forma de vivir la vida

COVID-19 nos está ayudando a cambiar el patrón anterior. Si sentimos miedo por el virus y seguimos el sentimiento emocional, nos comportaremos por miedo e incluso por pánico. Si podemos reconocer que el miedo nos dice que hay nueva información y muchas incógnitas en este cambio, entonces podemos usar nuestra sabiduría interna para guiarnos a través de él. Mi sabiduría interna reconoce que el consejo de salud de mantener distancia y lavarme las manos es algo que debo seguir. Entonces, cuando la sabiduría de mi corazón profundo reverbera con información de fuera de mí, puedo elegir seguirla y aún tener el control de mi propia vida.

Es importante aprender a saber si la guía interior que estás siguiendo proviene de tus emociones, que hacen mucho 'ruido' y resultan en un sentimiento caótico, o de la paz y la calma del conocimiento profundo del corazón (intuición) y la sabiduría. Los dos pueden estar sucediendo al mismo tiempo, pero si el 'ruido' es dominante, es posible que no escuche la sabiduría. 

Antes de COVID-19, algunas personas seguían el "ruido y el brillo afuera" en la vida, pero ahora con las restricciones, pueden sentirse temerosas de la tranquilidad y el aislamiento, y eso se debe a que es algo desconocido, no porque esté mal.

2020 puede ser un momento en el que esta tranquilidad, algunas personas pueden comenzar a escuchar su conocimiento interno, intuición y sabiduría. Puede permitir una nueva conciencia de la guía interior; de auto-empoderamiento tranquilo. 

Cuando el ser humano está desconectado del Ser, el Alma o la guía espiritual, puede sentirse sola. Si un humano se conecta con su corazón profundo, puede sentirse valorado y apoyado por su Ser. Esta experiencia a veces se llama amarte a ti mismo.

Conectando con tu corazón profundo

Conectarse con lo profundo de su corazón es cuando permite que la conciencia de su mente se suelte del mundo exterior y se mueva hacia el interior. La mayoría de las personas cierran los ojos cuando hacen esto. Muchas técnicas de meditación llevan a la gente a la paz y la calma, o la quietud o la nada del corazón profundo. A medida que mueve su conciencia hacia abajo, puede encontrar muchas distracciones cuando ingrese a la parte superior del corazón. Estos pueden ser provocados por emociones sobre el pasado. Estos no están en su vida presente (aquí y ahora) y son como una bruma o niebla que no tiene forma física y, por lo tanto, no deben seguirse. A medida que avanza hacia abajo, puede comenzar a sentir algo de paz y tranquilidad. Continúe y su conciencia entrará en un espacio silencioso y tranquilo. Este es el corazón profundo.

Muchos de los que lean esto pueden reconocer que son una persona amorosa y compasiva. Es probable que ya tenga una conexión con su corazón profundo, aunque es posible que no sea consciente de ello. A veces se le llama persona de buen corazón.

En este período de cambio de COVID-19, el Ser Humano y el Ser se están uniendo más para ser Uno. Esto requerirá que el ser humano pase el liderazgo al Ser del corazón profundo. Los sentimientos emocionales, la intuición, el conocimiento y la sabiduría se convertirán en un equipo, cada uno haciendo el trabajo para el que está diseñado. En consecuencia, Paz, Amor y Benevolencia, Honestidad y Verdad serán la nueva forma de vida.

 

https://upliftconnect.com/emotions-and-g

Leer más…

El cuerpo del dolor…vivir con él- Adam Oakley

7435932082?profile=RESIZE_1200xTraducido con Amor desde...https://www.innerpeacenow.com

 

El cuerpo del dolor es la intensificación del ego en forma de emoción negativa. El término cuerpo del dolor parece haber venido (hasta donde yo sé) de las enseñanzas de Eckhart Tolle. No puedo pensar en ningún otro nombre que realmente le quede mejor que este. Podría llamarlo sufrimiento, dolor pasado, energía emocional dolorosa, energía del dolor, vasana o conciencia del dolor.

Me limitaré a llamarlo cuerpo del dolor. El cuerpo del dolor es una especie de energía que se alimenta del dolor emocional. Consiste en un dolor emocional pasado que no ha sido aceptado o liberado por completo, y se alimenta de él para sobrevivir.  Puede experimentarlo como ansiedad, ira, depresión o algún otro estado emocional negativo.  Puede experimentarlo con fuerza o puede ser muy débil: una leve molestia de fondo.

El cuerpo del dolor puede ser personal, heredado a través de su familia o parte del cuerpo del dolor humano colectivo. No importa de dónde venga, ya que la forma de tratarlo es siempre la misma.

¿Alguna vez se ha preguntado por qué experimenta emociones negativas o dolorosas cuando preferiría no hacerlo? Parece indeseable, pero, aunque sufre con ello lo mantiene. Esto se debe a que el cuerpo del dolor lo disfruta.

Esté alerta a algo dentro de usted que busca mantenerlo enojado, temeroso, estresado o de alguna manera negativo. 

A medida que sienta dolor, observe si algo disfruta de ello. Este es el cuerpo del dolor. Tu conciencia sobre él rompe la identificación con el mismo, lo que por lo tanto lo debilita. El único error que debe corregirse es ver que no es usted. Es una energía separada que está unida a usted. 

Su cuerpo del dolor se activa por sí solo. Se alimenta a sí mismo hablando sobre su corriente de pensamiento y cargando cada pensamiento con su propia energía emocional. El pensamiento alimenta aún más la emoción, y el bucle pensamiento-emoción continúa durante un tiempo mientras sigue sintiendo dolor emocional. A menos que le brinde atención consciente, esto continúa, si le atiende, se apacigua. Luego desaparece hasta que se despierta de nuevo en un momento posterior.

Su cuerpo del dolor puede activarse por muchas cosas: situaciones, eventos, actividades, personas o pensamientos inconscientes.

Uno de los aspectos más fuertes del dolor corporal que experimenté personalmente fue un calor intenso en todo el cuerpo, junto con una corriente de pensamientos que se sentía frenética, impaciente, enojada, incómoda. Se estaba volviendo tan malo que ni siquiera podía comer o lavar los platos sin tener un ataque de dolor en el cuerpo. Sé por experiencia que el sencillo método que se muestra a continuación es eficaz para liberarte de tus propias emociones dolorosas.

 

Cómo ser libre

El cuerpo del dolor requiere su conciencia para sobrevivir. Esto significa que para su supervivencia hay que identificarse con él. Tiene que creer que usted es el creador de estos sentimientos, por ejemplo, "Estoy nervioso" o "Estoy estresado". Si hay algún "yo" en los sentimientos, eso significa que el cuerpo del dolor lo tiene controlado.

El cuerpo del dolor no es usted en absoluto. Se activa por sí solo y desaparece por sí solo. Recuerde esto mientras observa su cuerpo del dolor.

No intente controlar o resistir activamente su emoción negativa. En realidad, esto le da fuerza y ​​realidad. Tampoco trate de pensar en salir de ella, ya que todos sus pensamientos en ese momento son los pensamientos del cuerpo del dolor de todos modos.

En cambio… déjalo ser completamente. La conciencia pura es todo lo que se requiere para romper la identificación con su cuerpo del dolor.  Una vez que rompe la identificación, pierde poder sobre usted y comienza a debilitarse.

Realmente no hay nada que pueda hacer excepto ser consciente de ello. Cuando es consciente de ello, se crea una brecha entre usted y la emoción. Lo que solía ser "Estoy nervioso" ahora es solo un sentimiento temporal dentro de su espacio de conciencia.

Eso es todo: no se deje engañar por el cuerpo del dolor para que piense que nunca será libre, o que no debería sentir una emoción, o que debe haber algo que tenga que hacer o resistir para eliminar esta energía del dolor.

No lo juzgue ni se resista, ya que esto lo hace más fuerte. Los juicios y la resistencia que surgen al dolor es el propio cuerpo del dolor: sus juicios y resistencias se fortalecen. Permítalo por completo, sienta el poder detrás de él y cómo afecta sus pensamientos. Esto le ayuda a recuperar su propia conciencia.

Habite en su cuerpo interior o sea consciente de su respiración. Sienta que usted es el espacio en el que esta emoción y / o flujo de pensamientos se está desarrollando. Sáquese "usted mismo" de lo que está sucediendo y simplemente observe. Cállese y mira, sienta.

De repente no parece tan malo, la sensación está ahí y hay un fondo de amplitud y paz emergiendo. Todo es parte del "ser" del momento presente, que es todo lo que la vida es.

Incluso puede sentir que ya no le importa que el dolor o la emoción estén allí; puede irse cuando quiera. Mientras tanto, permanece como la conciencia observadora pacífica.

 

El sufrimiento es tu maestro espiritual

Trate su dolor como una forma de despertarse. Es un maestro, un limpiador, un purificador que le fuerza a un estado elevado de conciencia y a un contacto más cercano con lo que realmente es.

Dice "si no aceptas el momento presente y todo lo que hay en él, sufrirás aún más. Es tu elección". Te obliga a la iluminación cuando lo tratas de la manera correcta.

Parece que la mayoría de nosotros tenemos que pasar por un sufrimiento como este antes de que podamos despertar de nuestro falso sentido de nosotros mismos.

Así que de la bienvenida a cualquier sufrimiento que surja. Esto elimina su poder sobre usted por completo y le pone en paz instantáneamente porque está dando la bienvenida al momento presente.

 

La aceptación se transforma en paz

La mayor parte de nuestro sufrimiento emocional proviene de la resistencia a cualquier sufrimiento. Si aceptara completamente el dolor (emocional o físico), no lo encontraría tan insoportable. La resistencia al dolor es parte del dolor mismo. Esto se expresa bien en esta cita de Herman Hesse:

"El sufrimiento solo duele porque le temes. El sufrimiento solo duele porque te quejas de ello. Te persigue solo porque huyes de él.

No debes huir, no debes quejarte, no debes temer. Debes amar.

Porque sabes muy bien, en el fondo de ti, hay una sola magia, un solo poder, una sola salvación y una sola felicidad, y eso se llama amar.

Bueno, entonces ama tu sufrimiento. No te resistas, no huyas de él.

Prueba lo dulce que es en su esencia, entrégate a él, no lo enfrentes con aversión.


Es solo la aversión lo que duele, nada más".

 

- esto implica una entrega completa, una conciencia plena, una aceptación total de su estado interior. Sin resistencia y, de hecho, un abrazo amoroso del dolor puede ser muy útil. Esto transmuta el dolor en paz, amor y conciencia lo más rápido posible, ya que el sufrimiento (especialmente el sufrimiento emocional) no puede sobrevivir por mucho tiempo en presencia del amor, la aceptación y la no resistencia.

Entonces, incluso en medio de un cuerpo de dolor activado, puede ser libre. Ser libre no significa necesariamente que no haya dolor en su interior. Simplemente significa que no le afecta. Es tan libre que no le importa si está ahí o no, sigue siendo el mismo. Esto le lleva más allá del sufrimiento.

La resistencia también surge cuando experimenta dolor físico, es como si el dolor físico controlara sus pensamientos con una voz de resistencia y angustia emocional.

El cuerpo del dolor se trasciende a través de la conciencia, el no juzgar y la aceptación. Entonces puede permitir que el cuerpo del dolor esté sin apartarlo. Paradójicamente, cuanto menos resistencia y esfuerzo haga para deshacerse del dolor emocional, más rápido se irá.

 

"Lo que resistes persiste, lo que miras desaparece.

- Neale Donald Walsh

7435955855?profile=RESIZE_400x

Adam Oakley

 

https://www.innerpeacenow.com/inner-peace-blog/pain-body

Leer más…

Ensayando el sufrimiento - Sister Dang Nghiem

8772616890?profile=RESIZE_710x

Traducido con Amor desde… https://tricycle.org

 

Un obstáculo importante para la meditación es la tendencia de nuestra mente a atascarse en pensamientos negativos. La mente "ensaya" los escenarios que nos molestan, en última instancia, porque quiere resolver el problema y encontrar una salida. Desafortunadamente, puede atascarse en su pista como la aguja del gramófono atascada en un surco, repitiendo la misma pista sin cesar.

Las personas que han sobrevivido a un trauma o sufren de angustia psicológica frecuente a menudo se sienten preocupadas por pensamientos intrusivos repetitivos. La mente ha sido comparada con un motor de búsqueda: inicias un pensamiento y te da otros pensamientos relacionados con él. Pero si seguimos albergando pensamientos de odio, incluso si no actuamos en consecuencia, pueden generar más odio y violencia. Arno Michaelis, un ex supremacista blanco, ha escrito sobre cómo sus pensamientos de ira llevaron a charlas que apoyaban la violencia contra las personas de color. Después de su conversión al budismo, cuando se le preguntó cómo la gente podía infligir dolor a los demás e incluso asesinarlos, respondió: “Practica. Cuando practicas el odio y la violencia, tu vida es tan miserable que nada más que el homicidio seguido del suicidio parece tener sentido. Cosas como el amor, la compasión, el perdón, la bondad y todos los aspectos más hermosos de nuestra experiencia humana no solo te resultan desconocidos, sino que te repugnan ".

Todo lo que hacemos habitualmente puede entenderse como práctica y ensayo. Con esta conciencia, aprendemos a utilizar nuestro motor de búsqueda (mente) de forma consciente y poner selectivamente en nuestra barra de búsqueda solo los elementos positivos. En neurociencia, se sabe que las neuronas que "disparan juntas se conectan entre sí". Cuando ciertas neuronas se activan juntas continuamente, con el tiempo la conexión se vuelve más fuerte entre esas neuronas. El factor desencadenante puede ser un pensamiento, una palabra u oración, o una acción, y luego una vía neuronal particular se activa inmediatamente, a través de impulsos eléctricos y después de la liberación de neurotransmisores una reacción en cadena completa tiene lugar instantáneamente. La reacción más usada se convierte en un camino habitual.

Las vías neuronales que se activan con frecuencia pueden comenzar a funcionar automáticamente, manifestándose como un hábito o un patrón habitual, y esto se convierte en su personalidad con el tiempo. De manera similar, para las personas con traumas solo necesitan escuchar un sonido repentino, ver algo que se desencadena o incluso simplemente pensar en una experiencia desagradable, e inmediatamente se produce una cascada completa de reacciones, pensamientos, habla y comportamientos. Alguien que ha sido abusado puede sentir repulsión por el toque de su amante, o un soldado de combate puede comenzar a gritar exactamente como si estuviera en una zona de guerra. De esta manera, el trauma no ocurre solo una vez; ocurre fisiológicamente cada vez que lo revivimos traumáticamente con nuestros pensamientos. Incluso cuando tienes una pesadilla, todo tu cuerpo la atraviesa: se liberan neurotransmisores.

Cuando hace o dice algo negativamente la primera vez, puede sentirse mal por ello, pero la segunda vez puede sentirse menos inquietante. Puede que se diga a sí mismo "No eres digno", o puedes gritarle a tu cónyuge o golpear la pared; la primera vez que lo haces, es un shock. Pero la segunda vez puede sentirse menos mal. Y entonces el comportamiento puede convertirse en un hábito. Cada vez que te enojas, golpeas la pared. Puede volverse incontrolable. Un hábito se convierte en personalidad, que luego determina el curso de tu vida y tu destino.

Tenemos que ensayar de manera positiva, para que sea más fácil ver el lado positivo de una situación. Esto se relaciona con cómo percibimos nuestra realidad. El signo o apariencia del objeto o situación puede ser exactamente el mismo, pero el estado mental determina cómo percibimos la situación. A través de la práctica, podemos entrenar nuestra mente para que esté en un estado de amplitud: tranquila, positiva y capaz de percibir la situación con más claridad, ecuanimidad y sentido de posibilidad.

Para aquellos de nosotros que tendemos a ser sombríos y desesperados fácilmente, agravados con el sufrimiento del pasado, nuestro estado de ánimo habitual hace que sea aún más difícil manejar y transformar la situación. Entonces realmente necesitamos tener la visión correcta y el pensamiento correcto. Nos entrenamos para ser conscientes de lo que estamos pensando y respirar con ello, relajarlo y cambiarlo a una visión más equilibrada, reconociendo las buenas condiciones que aún están disponibles para nosotros. Podemos recordarnos a nosotros mismos, “Sonríe. Elije pensar en ello de una manera positiva ". Es completamente posible crear hábitos nuevos, conscientes y positivos. Sin duda, esto es posible con la práctica del habla amorosa y la escucha profunda de nosotros mismos. La positividad y la gratitud se convierten lentamente en un nuevo hábito consciente.

 

Práctica: ¿Crees que sí?

A petición mía, Thay [el maestro zen Thich Nhat Hanh] me escribió una vez una caligrafía que decía: "¿Tú lo crees?" Hacer esta pregunta es una buena práctica para verificar nuestras percepciones. Nos ayuda a reexaminar nuestros puntos de vista y percepciones profundamente arraigados, de modo que podamos descubrirnos desde diferentes ángulos y en niveles más profundos.

En mi vida espiritual, me he encontrado teniendo que ceder y liberar capa tras capa de puntos de vista, percepciones y actitudes que alguna vez pensé que eran sólidas e inamovibles. Dejar ir las opiniones fijas me ha permitido aceptarme a mí misma y ser aceptada por los demás; experimentar alegría, estar bien con ello y no aferrarme a mi sufrimiento.

Practicar la auto-indagación con la pregunta: "¿Tú lo crees?" me ha enseñado mucho sobre cómo pienso sobre el sufrimiento. Cosas erróneas como: "¡Es mío! No lo entiendes. Mi dolor es mayor que el tuyo ". Se necesita mucho coraje para liberar y dejar ir nuestra negatividad.

Probemos esta práctica. Por ejemplo, digamos que tienes un pensamiento negativo hacia ti mismo, como "¡Eso es horrible!" o "Fue realmente tonto lo que dije". Respira, sonríe y pregúntate: "¿Eso crees?"

Continúa respirando, sonriendo y escuchando por un rato.

¿Ha cambiado algo?

¿Eso crees?

 

Adaptado de Flowers in the Dark: Reclaiming Your Power to Heal Trauma through Mindfulness por la hermana Dang Nghiem © 2021

8772618869?profile=RESIZE_400x

La hermana Dang Nghiem  nació en 1968 en Vietnam, hija de una madre vietnamita y un soldado estadounidense. Perdió a su madre a los doce años y emigró a los Estados Unidos a los diecisiete años. Al vivir en varios hogares de acogida, obtuvo un título médico de la Universidad de California en San Francisco. Eventualmente dejó su práctica como doctora para vivir en Plum Village de Thich Nhat Hanh, donde fue ordenada monja en 2000. Es autora de un libro de memorias, Healing: A Woman's Journey from Doctor to Nun (2010), y Mindfulness as Medicina: una historia de sanación y espíritu (2015). Su último libro es Flowers in the Dark , una guía para curar el trauma con la práctica de la atención plena.

https://tricycle.org/trikedaily/sister-dang-nghiem-suffering/

Leer más…

8766781293?profile=RESIZE_710x

Traducido con Amor desde… https://www.elephantjournal.com

 

Hay mucho ruido en una tormenta emocional.

Las emociones se intensifican y la situación se vuelve muy cargada. Todo se siente personal. Las tormentas emocionales ocurren en todas partes.

No existe un lugar perfecto donde la gente viva libre de angustia. Algunos se apresuran a decir que atraemos esto a nuestras vidas. Me inclino más a decir que lo acepto como parte de los ciclos y lecciones de la vida. La forma en que resolvemos estos problemas puede afectar profundamente nuestros niveles de angustia, salud y bienestar y los de otras personas.

He escuchado muchos relatos muy cargados de tormentas de este tipo. Yo he tenido la mía propia en mis experiencias personales. Siempre hay una experiencia compartida de dificultades, aunque varían en cierto grado entre los individuos.

Incluyen y no se limitan a:

>> “Odio mi trabajo. Mi jefe es un canalla narcisista que favorece a cierto personal. Me siento despreciado y subvalorado ".

>> “Amo mucho a mi esposa, pero siento que nunca podré complacerla. No quiero que mi matrimonio termine, pero simplemente estamos juntos por el bien de los niños. Ya no hay calidez ni cercanía ".

>> “Siempre me pasan por alto y nunca se me dan las mismas oportunidades que a los demás. También podría darme la vuelta y hacerme el muerto porque estoy seguro de que nadie se dará cuenta de mí ".

>> “Siempre dejo esa interacción sintiéndome mal conmigo mismo. Ella siempre parece querer mostrarme que es mejor que yo o que lo hace mejor que yo. ¿Por qué mantengo esta amistad? “

>> “Mi hija me habla tan irrespetuosamente y siempre encuentra la manera de lastimarme. Tú también beberías si tuvieras una hija como la mía ".

>> “Es demasiado tarde en mi vida para cambiar algo. También podría seguir haciendo lo que siempre he estado haciendo. Estos jóvenes no conocerían una vida difícil incluso si los abofetearan. Mi vida nunca fue fácil y ahora soy demasiado mayor para hacer una maldita cosa al respecto ".

>> “Sí, sé que trabajo los fines de semana y hasta altas horas de la noche, pero ¿qué puedo hacer porque si no lo hago, mi trabajo no se terminará y ¿contrataran a otra persona para que lo haga? "

Podemos pasar años e incluso décadas dando vueltas en un ciclo angustioso de eventos y nunca superar la angustia. A veces deseamos que, si seguimos quejándonos de nuestras situaciones, alguien escuche y luego cambie su comportamiento o la situación y entonces podamos estar “bien” y sentirnos mejor.

¿En serio? ¿Realmente no tenemos opciones?

Cuando pensamos que no tenemos opciones, estamos creando una sensación de impotencia que solo sirve para aumentar nuestros niveles de angustia. Lo que pasa con aceptar las opciones que tenemos es que detienen el ciclo de culpar y ponen la responsabilidad en nuestras manos. Podríamos decir que nos gusta esto, pero nos sentimos más cómodos culpando porque no es necesario ningún esfuerzo o cambio para hacer lo último. El cambio es abrumador para todos.

Todos tenemos cuatro opciones que podemos hacer para resolver nuestros problemas dentro de nuestras tormentas:

1-Resuelve el problema

Podemos cambiar la forma en que abordamos el problema. Esto puede incluir aprender habilidades interpersonales más efectivas para obtener lo que queremos y necesitamos, podemos manejar y regular nuestras emociones y podemos encontrar un enfoque equilibrado de la vida.

Esto podría significar desarrollar una respuesta sabia y pausada a los problemas tal como se presentan en lugar del ciclo de provocar conflictos y "librarse" de la naturaleza altamente cargada del conflicto. Cuando realmente queremos cambiar la forma en que nos enfrentamos a un problema, lo demostramos en nuestro compromiso y nuestras acciones y no solo en nuestras palabras. Las palabras surgen demasiado fácil en algunos de nosotros. Sabemos las cosas correctas que decir para parecer conscientes.

Otra solución consciente para resolver el problema es dejar la situación para siempre. Irse no es cobardía. Se necesita coraje y valentía para irse.

Cuando nos damos cuenta de que quedarnos no cambia nuestra situación, o que otros no cambiarán a pesar de todos nuestros esfuerzos, o, sobre todo, si quedarnos nos convertirá en personas venenosas y resentidas, entonces irnos es para el mayor bien.

Existe la opción de irnos incluso cuando nos sentimos enojados y descontentos. Necesitamos ser dueños de la elección de irnos. A veces podemos amenazar con irnos para ganar poder y control y satisfacer nuestras necesidades. Esta no es una opción para irse.

Elegimos irnos porque no podemos crecer si nos quedamos.

Nos vamos cuando nuestros valores no están alineados.

Nos vamos cuando reconocemos que la situación no cambiará.

2-Siéntete mejor con el problema

Estas son cosas que podemos hacer para sentirnos menos angustiados por nuestros problemas. Algunas personas deciden permanecer en relaciones y / o situaciones laborales y aprenden a sentirse menos angustiadas por sus circunstancias.

Por ejemplo, algunas personas deciden permanecer en sus trabajos y concentrarse en las opciones realmente satisfactorias que les brinda. Descubren que quedarse tiene más ventajas que desventajas. Algunos deciden que pueden seguir viviendo con sus parejas como amigos y sienten una sensación de alivio al saber que la relación ha terminado pero la compañía permanece.

A veces, esto puede incluir concentrar nuestra energía en no cambiar la situación del problema, sino en elegir nuestras respuestas y reacciones ante ella. Si experimentamos soledad en nuestras vidas, podemos aceptar que en este momento estamos solos, pero no es necesario que eso nos impida hacer cosas en nuestras vidas que pueden ser agradables. No necesitamos esperar a que alguien venga y haga cosas con nosotros o por nosotros. Podemos recordarnos a nosotros mismos que estar solos no significa que no seamos dignos de ser amados, sino que hacer nuevos amigos puede ser difícil. Podemos hacer mucho para reducir nuestro sufrimiento si la situación no cambia.

3-Tolera el problema

A veces es posible que no seamos capaces de resolver un problema de inmediato, y ciertamente podemos no sentiremos angustiados por ello. Cuanto más compleja sea la situación, más nos llevará más tiempo sentir que una solución es clara. Simplemente no hay soluciones rápidas. En situaciones como estas, todavía tenemos la opción de reducir nuestro propio sufrimiento.

Es en momentos de angustia intensa que podemos practicar la aceptación radical, la atención plena, las prácticas de autocuidado, la confianza, la conexión con los demás, buscar apoyo y sabiduría para hacer lo que necesitamos para superar nuestro sufrimiento con menos desapego y evitación. Tolerar que la vida pasa y surgen problemas que pueden necesitar tiempo para encontrar una solución no significa que debamos estar mal hasta que se encuentre una solución. Necesitamos ser psicológicamente flexibles y enfocarnos en nuestro bienestar y no dejar que se deteriore durante estos tiempos.

4-Mantente miserable

También podemos optar por no hacer nada y seguir siendo miserables. Es una elección. También podemos optar por quedarnos y empeorar la situación. Esta también es una elección.

Muchos de nosotros a veces podemos pensar que no tenemos opciones, por lo que nos autodestruimos e impactamos a los que nos rodean. A menudo, impactamos a los más cercanos a nosotros. No cambiamos. O nos volvemos pasivos o simplemente hacemos cosas sin sentido que no hacen nada para resolver el problema excepto para empeorarlo.

 

Quejarse, ser divisivo, conmover, chismorrear, preocuparse crónicamente, apuñalar por la espalda son formas en las que empeoramos el problema y, lo que es más importante, empeoramos nuestra salud y bienestar, y el de aquellos a nuestro alrededor, produciendo sufrimiento.

Imagínese si hiciéramos una pausa y dijéramos: “Voy a elegir no ser eficaz y empeorar mi tormenta de mierda.” Podría ser una dosis de realidad que hemos necesitado durante mucho tiempo para darnos cuenta de nuestra responsabilidad en nuestros problemas.

Tener opciones para mí ha sido liberador al enfrentar situaciones desagradables y angustiantes. No ha significado que tomar la decisión sea fácil o que todo se desarrolle sin problemas una vez hecha la elección.

Cuando tenemos un buen sentido de los valores que guían nuestras vidas y según las etapas de nuestro propio viaje de recuperación, la forma en que elijamos entre las cuatro opciones cambiará. Lo que cambia es que nos tomamos tiempo para considerar y reflexionar sobre las decisiones que tomamos. Hacemos una pausa, no reaccionamos a nuestra angustia y no hacemos las cosas impulsivamente.

Decimos: “Yo elijo.” Y nos subimos al asiento del conductor de nuestro propio coche.

No podemos decir que acabamos de hacer esto o que alguien me hizo aquello. Ya no somos víctimas de nuestras circunstancias, incluso si las situaciones son injustas. Incluso si no causamos el problema, sigue siendo nuestra vida y nuestra responsabilidad seguir adelante. También es vivir sabiamente a través de todos los desafíos de la vida.

En el momento en que nos concentremos en cómo es la vida, en lugar de cómo debería ser, menos agonizante será y menos sufriremos. No somos tontos por quedarnos o irnos. Estamos eligiendo cómo vivimos, cómo nos quedamos y cómo nos vamos.

Escojamos los caminos que nos mantienen siempre siendo humanos con autenticidad y sinceridad, pero sobre todo, seres contentos, asumiendo responsabilidades y construyendo una vida digna de ser vivida.

8766784266?profile=RESIZE_400x

Giselle Naidu ha sido psicóloga en ejercicio durante más de 19 años con un interés particular en el crecimiento personal, el desarrollo y el aumento de la conectividad social

 

Elephantjournal.com /2021/03/4-mindful-choices-for-getting-unstuck-from-our-emotional-shtstorms-giselle-naidu/

Leer más…

8755557453?profile=RESIZE_584x

 

Traducido con Amor desde… https://www.elephantjournal.com

 

He sido editora de  Elephant Journal durante más de tres años y todavía estoy sorprendida (y muy agradecida) de que me paguen, en parte, para buscar en Internet enseñanzas e inspiración conscientes y luego compartirlas con otros.

Y las mejores enseñanzas suelen ser las que más resuenan conmigo en un momento determinado.

La semana pasada ha estado llena de incógnitas para mí.

Problemas médicos aterradores, pérdidas inesperadas y demasiadas preguntas sin respuesta me han dejado con mucha curación por hacer.

Mientras me desplazaba por las citas, buscando algo para publicar en nuestras páginas de Facebook con el que los lectores pudieran conectarse, encontré una de Pema Chödrön que se destacó al instante.

Nunca la había leído antes, pero era lo único en días que tenía algún sentido para mí.

“Dejar espacio para el no saber es lo más importante de todo. Cuando hay una gran decepción, no sabemos si ese es el final de la historia. Puede que sea solo el comienzo de una gran aventura. La vida es así. No sabemos nada. Llamamos a algo malo; o lo llamamos bueno. Pero en realidad simplemente no lo sabemos ".

Lo leo de nuevo, y luego de nuevo.

No sabemos nada.

Bueno, ¿no es esa la maldita verdad?

Siento que paso gran parte de mi vida preguntándome por qué. Tratando de resolver las cosas. Tratando de arreglar lo que parece roto. Tratar de vivir una vida que tenga sentido, sea lo que sea lo que signifique.

Pero la verdad es que no sé nada. No puedo explicar por qué mi vida se ve como se ve o toma los giros que tiene. Puedo hacer planes, tomar medidas y trabajar hacia una meta determinada, pero no siempre puedo controlar el resultado.

A veces, la vida es lo que es, lo entendamos o no. Nos guste o no. Queremos que sea así o no.

Si duele o no.

Así que voy a intentar dejar de preguntar por qué. Voy a intentar dejar de querer resolver las cosas. Voy a intentar dejar de pensar en los grandes cambios como comienzos o finales . Voy a intentar dejar de etiquetar las cosas como buenas o malas.

No soy yo renunciando o abandonando lo que quiero o evitando la vida. Soy yo admitiendo que simplemente no lo sé, y tal vez ese sea el primer paso para dejar ir .

O tal vez no. Quiero decir, ¿quién sabe?

 

8755572672?profile=RESIZE_180x180

Nicole Cameron , jefa de redacción de Elephant Journal

https://www.elephantjournal.com/2019/02/a-pema-chodron-teaching-for-when-life-doesnt-make-a-damn-bit-of-sense/

 

Leer más…

8745546652?profile=RESIZE_710xTraducido con Amor desde...https://innerself.com/

La inclinación de los seres humanos a descubrir lo diferentes que son, lo distintos que son, todo tiene que ver con el ego. Ahora hemos logrado "crear" lo diferentes que somos. Y en esa diferencia viene la falta de armonía.

Donde necesitamos poner la energía ahora es en qué tan similares somos, cuánto tenemos todos que es similar que se puede compartir. Cuán parecidos somos todos, en términos de alegría, dolor, sufrimiento y júbilo. Y necesitamos compartir esa información ahora.

Cómo progresar ...

No se puede avanzar celebrando nuestras diferencias. Lo hemos hecho.

Ahora estamos en un estado de masa crítica. Estamos tan aislados, con nuestras diversas individualidades distintas, que podemos causar estragos en otra persona y esperar o pensar que nos beneficiamos de ello. Estoy hablando de terrorismo; Estoy hablando de crímenes de odio. . . cualquier cosa por el estilo. Que de alguna manera si somos capaces de eliminar un reflejo de nosotros mismos, nos volveremos más completos. Es un punto de vista muy retorcido.

Entonces eso es lo que tenemos que reconocer, que todos estamos, en un sentido umbilical, conectados a la misma fuerza. Como volver a conectar cuerdas. Porque hemos perdido esa conexión, ese entendimiento de que la grandeza de cada individuo depende de la grandeza de la otra persona, al reconocer su grandeza, no su incapacidad. Esto simplemente se reduce a reconocer que cada criatura tiene la grandeza inherente a ella. Y el sufrimiento de uno es el sufrimiento de toda la humanidad.

La ilusión de la felicidad relativa

Hay una manera de que todos estén felices y no dependan de lo que yo llamo felicidad relativa. Esa felicidad tiene que ver con tener o no más o menos que otro individuo en términos de bienes materiales, atractivo o todos esos estratos que se han creado. Es una energía muy destructiva, relativa felicidad.

La felicidad absoluta que viene de adentro, es eterna. No es a expensas de todos los demás. Cuando las personas se permiten volver a experimentar eso, reconocen la alegría que hay en todo.

En la ilusión de muchas personas, la prosperidad es lo que les permitirá financiar la felicidad en algún lugar. Eso es lo que significa la prosperidad para ellos. "Ahora puedo ser feliz, porque ahora puedo comprar la casa que me va a traer felicidad". Conozco mucha gente solitaria con casas muy grandes.

Experimentar y convertirse en gozo

En cambio, hablemos de experimentar la alegría. Fuimos puestos en este planeta para experimentar la alegría. Para comprender la belleza, la profundidad, la emoción de la experiencia de vida. Encarnarla a fondo, gozar de ella y, al hacerlo, ser compasivo con otras personas. 

El problema es que estamos buscando en los lugares equivocados lo que creemos que es alegría, y hemos aceptado otros conceptos en los que creemos que la alegría se experimenta. O desconfiamos de la alegría que estamos experimentando por no ser válida y no tener valor social. Entonces, la conclusión aquí es: la alegría es algo que existe, puede suceder dentro de ti y puede ser parte de la luz en cada segundo de tu ser si eliges vivir de esa manera. Y cuando lo experimente, todo lo demás estará resuelto. No tienes que preocuparte.

Debe permitirse confiar en su fuerza vital y no dudarlo. Confía en tu instinto. Es una suma total de toda tu existencia. Es una vasta biblioteca de información. Nos cegamos a nosotros mismos cuando cerramos nuestro acceso a nuestra biblioteca. Está incorporando toda esa existencia, todo ese trabajo, en este único momento en el tiempo. Y respirar a través de él y permitir que ese embudo cree el tipo de fuerza que alterará la existencia ... que cambiará vidas.

 

De libro...Solomon habla sobre reconectar su vida
por el Dr. Eric Pearl y Frederick Ponzlov.

https://innerself.com/

 

Leer más…

No te dejes arrastrar por cualquier viento - Melody Beattie  

 

8730770664?profile=RESIZE_930x

No te dejes arrastrar por cualquier viento.

 

Yo soy una reaccionaria.

 Ese pensamiento me hacía mella profundamente en la conciencia un día que estaba sentada en mi oficina.  Había escuchado a la gente hablar sobre lo que es reaccionar, pero hasta ese momento no había entendido qué tanto había reaccionado yo.   Había reaccionado a los sentimientos, conductas, problemas y pensamientos de otras personas.  Había reaccionado a mis propios sentimientos, mis propios pensamientos, mis propios problemas.  Mi punto fuerte parecía ser el de reaccionar a las crisis, pensaba que casi todo era una crisis. Reaccionaba en exceso.  Dentro de mí se cocinaba un pánico oculto (que rayaba en la histeria) la mayor parte del tiempo. A veces reaccionaba escasamente. Si el problema que enfrentaba era significativo, a menudo usaba el arma de la negación.  Reaccionaba a casi todo lo que entraba en mi conciencia y en mi medio ambiente.  Mi vida entera había sido una reacción a las vidas, deseos, problemas, fracasos, éxitos y personalidades de otras personas.  Hasta mi baja autoestima, en la cual hurgaba como en una bolsa de pestilente basura, había sido una reacción.  Era como una marioneta con las cuerdas colgando, invitando y permitiendo que las jalara cualquier persona o cosa.

La mayoría de los codependientes son reaccionarios. Reaccionamos con ira, culpa, vergüenza, odio a nosotros mismos, preocupación, sentimientos heridos, gestos controladores, acciones solícitas, depresión, desesperación y furia. Reaccionamos con miedo y ansiedad. Algunos de nosotros reaccionamos tanto que nos resulta doloroso estar cerca de la gente, y torturante encontrarnos dentro de un grupo grande de personas. Es normal reaccionar y responder a nuestro medio ambiente.  Reaccionar es parte de la vida.  Es parte de interactuar, es parte de ser humano y de estar vivo. Pero nos permitimos irritamos tanto y distraernos tanto. Pequeñeces, cosas mayores —lo que sea— tienen el poder de descarrilarnos. Y nuestra respuesta después de que reaccionamos a menudo no es la que más nos conviene.

Podemos haber empezado a reaccionar y a responder urgente y compulsivamente con patrones que nos lastiman. El solo hecho de sentir urgencia y compulsión es suficiente para herirnos. Nos mantenemos en un estado de crisis, fluyendo la adrenalina y tensos los músculos, listos para reaccionar ante emergencias que generalmente no son tales.

Alguien hace algo, de modo que nosotros debemos hacer algo a la vez. Alguien se siente de determinada manera de modo que nosotros debemos sentirnos de otra determinada manera. BRINCAMOS DENTRO DEL PRIMER SENTIMIENTO QUE NOS ATRAVIESA Y LUEGO NOS EMPANTANAMOS EN ÉL.  Pensamos en el primer pensamiento que cruza por nuestra cabeza y luego elucubramos sobre él. Decimos lo primero que nos viene a la lengua y a veces nos arrepentimos. Hacemos lo primero que nos viene a la mente, generalmente sin pensarlo. Ese es el problema: reaccionamos sin pensar, sin haber pensado honestamente lo que necesitamos hacer y cómo queremos manejar la situación. Nuestras emociones y conductas controladas   —disparadas—   por cualquier persona o cosa en nuestro entorno. Indirectamente estamos permitiendo que los demás nos digan qué hacer. Eso significa que hemos perdido el control. Estamos siendo controlados.

Cuando reaccionamos abdicamos a nuestro poder personal, dado por Dios, para pensar, sentir y actuar de acuerdo con nuestro mejor interés. Permitimos que otros determinen cuándo nos sentiremos felices; cuándo nos sentiremos en paz; cuándo nos sentiremos irritados; y qué es lo que diremos, haremos, pensaremos y sentiremos.  Abdicamos a nuestro derecho de sentirnos en paz al capricho de nuestro medio ambiente. Somos como un trozo de papel a merced de la tormenta, dejándonos arrastrar por cualquier viento.

He aquí un ejemplo de la manera en que suelo reaccionar (una entre tantas): mi oficina está en mi casa, y tengo dos hijos pequeños.  A veces, cuando estoy trabajando, comienzan a alocarse en las otras habitaciones:  pelean, corren, revuelven toda la casa, comen y beben todo lo que encuentran en la cocina. Mi primera reacción instintiva es gritarles: “¡Párenla!”; la segunda es gritarles más.  Me viene de una manera natural. Reaccionar de esa forma parece más fácil que abandonar mi oficina, ir hasta el cuarto de lavado y luego dirigirme al piso de arriba. También me parece más fácil que pensar cómo manejar la situación. Lo cierto es que bramar y gritar no sirven de nada. En realidad, no representan la salida más fácil. Me irrita la garganta y enseña a mis hijos cómo hacer para que yo me siente en mi oficina y dé alaridos.

8730774875?profile=RESIZE_930x

 

Reaccionar casi nunca funciona.  Reaccionamos   demasiado aprisa, con demasiada intensidad y urgencia. Rara vez podemos hacer lo más adecuado cuando nos encontramos en ese estado mental, Resulta irónico que no se nos requiera para hacer las cosas en este estado mental. Poco hay en nuestras vidas que no podamos hacer mejor si permanecemos apacibles. Pocas situaciones —no importa qué tanto parezcan demandarlo— pueden mejorarse si perdemos los estribos.

Entonces, ¿por qué lo hacemos?

Reaccionamos porque estamos ansiosos y temerosos de lo que está sucediendo, de lo que podría suceder y de lo que ha sucedido.

Muchos reaccionamos como si todo fuera una crisis porque hemos vivido tantas crisis durante tanto tiempo que la reacción a la crisis se ha convertido en un hábito.

Reaccionamos porque pensamos que no deberían estar sucediendo las cosas como suceden. Reaccionamos porque no nos sentimos bien con nosotros mismos.

Reaccionamos porque la mayoría de la gente reacciona. Reaccionamos porque pensamos que tenemos que reaccionar. No tenemos que hacerlo.

 

No debemos tener tanto miedo de la gente. Son gente como nosotros.

No tenemos que abdicar a nuestra paz. No sirve de nada.  Disponemos de los mismos recursos y hechos cuando estamos en paz que de los que disponemos cuando estamos en un estado frenético y caótico. De hecho, disponemos de más recursos porque nuestras mentes y emociones están libres de actuar a su mayor potencial.

No debemos abdicar a nuestro poder para pensar y sentir por cuenta de los demás. Tampoco eso se requiere de nosotros.

No tenemos que tomar las cosas tan a pecho (a nosotros mismos, a los eventos y a las otras personas). Sacamos las cosas fuera de toda proporción — nuestros sentimientos, pensamientos, acciones y errores—. Hacemos lo mismo con los sentimientos, pensamientos y acciones de otras personas. Nos decimos a nosotros mismos que las cosas son temibles, terribles, una tragedia y el fin del mundo. Muchas cosas pueden ser tristes, muy malas o desagradables, pero lo único que es el fin del mundo es el fin del mundo. Los sentimientos son importantes, pero son sólo sentimientos. Los pensamientos son importantes, pero son tan sólo pensamientos y todos pensamos en muchas cosas diferentes, y nuestros pensamientos están sujetos a cambio. Lo que hacemos y decimos es importante, lo que otros dicen y hacen es importante, pero el mundo no pende de ninguna frase o acción en particular.  Y si es particularmente importante decir o hacer algo, no nos preocupemos: sucederá. Aligérate. Date a ti mismo y a los demás, espacio para moverse, para hablar, para ser lo que somos: humanos.  Dale oportunidad a la vida para que las cosas se den solas.  Date a ti mismo oportunidad para disfrutarlo.                     

No debemos tomar la conducta de otras personas como el reflejo de nuestra autoestima  No tenemos que sentirnos avergonzados si alguien a quien amamos se comporta en forma impropia. Cada persona es responsable de su propia conducta. Si otro se comporta de manera inadecuada, deja que él o ella se avergüencen de sí mismos. Si tú no has hecho nada que te haga avergonzarte, no te sientas avergonzado. Sé que esta es una tarea difícil, pero puedes lograrlo.

No tenemos que tomar el rechazo como reflejo de nuestra autoestima. Si alguien importante para ti (o aun alguien que no lo sea) te rechaza a ti o a lo que has elegido, tú sigues siendo real, sigues teniendo el mismo valor que si no hubieras sido rechazado.  Asume cualquier sentimiento que pueda acompañar al rechazo; habla acerca de tus pensamientos no des en prenda tu autoestima sólo porque otro rechazó o desaprobó lo que tú eres o lo que has hecho. Aun si la persona más importante para ti te rechaza, tú sigues siendo real, y sigues estando bien. Si has hecho algo impropio o necesitas solucionar un problema o cambiar una conducta, sigue los pasos adecuados para ocuparte de ti mismo. Pero no te rechaces, y no le des tanto poder al rechazo de los demás. No es necesario.

No tenemos que tomar las cosas de manera tan personal.   Tomarnos a pecho cosas que no valen la pena de tomarse tan a pecho.   Por ejemplo, decirle a un alcohólico: “si me amaras no beberías", tiene tanto sentido como decirle a alguien que tiene pulmonía: ‘‘si me amaras no toserías". Las víctimas de la pulmonía toserán hasta que tengan tratamiento adecuado para su enfermedad. Los alcohólicos beberán hasta que consigan lo mismo. Cuando la gente que tiene un trastorno compulsivo hace cualquier cosa que se sienta obligada a hacer, no quieren decir que no te aman, lo que están diciendo es que no se aman a sí mismas.

Tampoco tenemos que tomarnos de una manera personal las pequeñeces. Si alguien ha tenido un mal día o está enojado, no asumas por ello que tiene algo que ver contigo. Puede tener algo que ver contigo o no. Si así es, lo descubrirás. Generalmente las cosas tienen mucho menos que ver con nosotros de lo que pensarnos.

Una interrupción, el mal humor de otro, una lengua aguda, un mal día pensamientos negativos, problemas o el alcoholismo activo no tienen por qué manejar o arruinar nuestro día, ni siquiera una hora de nuestro día. Si la gente no quiere estar con nosotros o actuar de una manera saludable, esto no es reflejo de nuestra autoestima.  Refleja, en cambio sus propias circunstancias actuales.  Al practicar el desapego podemos disminuir nuestras reacciones destructivas hacia el mundo que nos rodea. Sepárate de las cosas.  Déjalas estar, y deja que la gente sea como es. ¿Quién eres tú para decir que la interrupción, el estado de ánimo, las palabras, el mal día, el pensamiento o el problema no son una parte importante y necesaria de la vida? ¿Quién eres tú para decir si este problema no será en último término benéfico para ti o para alguien más?

No tenemos que reaccionar. Tenemos opciones. Esta es la alegría de la recuperación de la codependencia. Y cada vez que ejercitamos nuestro derecho para elegir cómo queremos actuar, pensar, sentir y comportarnos, nos sentimos mejores y más fuertes.

“Pero”, podrán ustedes protestar, “¿por qué no debo reaccionar?  ¿Por qué no debo replicar? ¿Por qué no debo irritarme?  Él o ella se merecen cargar con el peso de mi torbellino”.  Podría ser, pero no debes hacerlo.   Estamos hablando aquí de tu falta de paz, de serenidad, de tus momentos desperdiciados.  Como solía decir Ralph Edwards, “Esta es tu vida”.  ¿Cómo quieres usarla? 

Somos como cantores de un gran coro. Si el que está junto a nosotros desentona, ¿debemos hacerlo nosotros también? ¿No le ayudaría más a él, y a nosotros, tratar de seguir entonado?  Podemos aprender a cumplir con nuestra parte.

No necesitamos eliminar todas nuestras reacciones hacia la gente y hacia los problemas. Las reacciones pueden ser útiles. Pueden ayudarnos a identificar lo que nos gusta y lo que nos hace sentirnos bien. Nos ayudan a identificar los problemas dentro de nosotros y a nuestro alrededor. Pero la mayoría de nosotros reaccionamos demasiado.  Y gran parte de las cosas a las que reaccionamos son tonterías. No son tan importantes, y no ameritan el tiempo ni la atención que les damos. Algunas de nuestras reacciones son respuestas a las reacciones que los demás tienen frente a nosotros. (Estoy furiosa porque él se puso furioso; él se puso furioso porque yo estaba enojada; yo estaba enojada porque pensé que él estaba enojado conmigo; pero no estaba enojado sino herido porque...)

Nuestras reacciones pueden ser el eslabón de una cadena de reacciones tal que a menudo los involucrados están irritados y nadie sabe por qué. Simplemente están irritados. Luego, todos están fuera de control y a la vez son controlados. A veces la gente se comporta de cierta manera para provocar que nosotros reaccionemos de otra. Si dejamos de reaccionar de esta cierta manera, la privamos de lo divertido que esto le resulta. Quedamos fuera de su control y le quitamos el poder que tiene sobre nosotros.

A veces   nuestras   reacciones   provocan   que los demás   reaccionen   de cierto   modo.   (Pero   no necesitamos seguir haciéndolo, ¿o sí?) A veces el reaccionar estrecha nuestra visión en tal forma que nos quedamos varados reaccionando a los síntomas o a los problemas. Podemos estar tan ocupados reaccionando que no tenemos tiempo ni energía para identificar el problema real, y mucho menos para descubrir cómo solucionarlo. Podemos pasar  años  reaccionando  ante  cada  incidente  provocado  por la bebida  y la crisis resultante,  ¡fallando  completamente  en reconocer  que el verdadero  problema  es el alcoholismo!  Aprende a dejar de reaccionar de maneras que no son necesarias y que no funcionan.   Elimina las reacciones que te lastiman.

8730780292?profile=RESIZE_930x

Siguen algunas sugerencias para ayudarte a desapegarte de la gente y de tus reacciones negativas hacia ella. Estas son sólo sugerencias.  No existe una fórmula específica para lograr el desapego.  Necesitas encontrar tu propia manera, una que te funcione a ti.

 1-Aprende a reconocer cuando estás reaccionando, cuándo estás permitiendo que alguien o algo tire de tus cuerdas. Generalmente cuando empiezas a sentirte ansioso, temeroso, indignado, rechazado, avergonzado, preocupado, confundido o a padecer autoconmiseración, hay algo en tu medio ambiente que te respecto.)  Emplear las palabras ha hecho nudos.  (No afirmo que esté mal experimentar estos sentimientos.  Probablemente cualquiera se sentiría así.  La diferencia estriba en que estamos aprendiendo a decidir por cuánto tiempo deseamos seguir sintiéndonos así, y qué queremos hacer al “ella, o él o eso me hicieron sentir” a menudo indica que estamos reaccionando.  Perder nuestra sensación de paz y serenidad probablemente es el indicador más poderoso de que estamos atrapados en algún tipo de reacción.

 2-Ponte cómodo.  Cuando reconoces que estás en medio de una reacción caótica, di o haz lo menos posible hasta que puedas restaurar tu nivel de serenidad y de paz. Haz cualquier cosa que necesites hacer (que no sea destructivo para ti ni para nadie más) que ayude a relajarte. Inhala profundamente unas cuantas veces. Sal a caminar.  Limpia la cocina.  Siéntate en el baño. Ve a casa de un amigo. Acude a una junta de Al-Anón.  Lee un libro de meditación. Vete a la playa.  Mira un programa de televisión.  Encuentra una manera de separarte emocional, mental (y si es necesario) físicamente de aquello a lo que estás reaccionando. Busca una forma de librarte de la ansiedad. No tomes un trago ni manejes por la calle a 100 kilómetros por hora. Haz algo que no sea arriesgado y que te ayude a restaurar tu equilibrio.

3- Analiza lo que ha sucedido. Si se trata de un incidente menor, serás capaz de sobreponerte tú solo. Si el problema es serio, o si te perturba seriamente, tal vez quieras discutirlo con un buen amigo que te ayude a aclarar tus pensamientos y emociones.  Las dificultades y los sentimientos crecen cuando tratamos de apresarlos en nuestro interior. Habla acerca de tus sentimientos. Asume la responsabilidad de ellos. Siente verdaderamente lo que estés sintiendo. Nadie te hizo sentir así. Alguien pudo haberte ayudado a que te sintieras de determinada manera, pero el sentimiento lo sentiste tú. Manéjalo. Luego, esclarece tú mismo la verdad sobre lo que sucedió. 27! ¿Estabas alguien tratando de molestarte?  (Si hay duda al interpretar algo como un insulto o rechazo, prefiero creer que eso no tuvo nada que ver conmigo.  Me ahorra tiempo y me ayuda a sentirme bien conmigo misma.)  ¿Estabas tratando de controlar a alguien o algún evento?  ¿Qué tan serio es el problema o el asunto?  ¿Estás tomando la responsabilidad de otro? ¿Estás enojado porque alguien no adivinó lo que en realidad querías o lo que en verdad querías decir? ¿Estás tomando la conducta de otro de un modo demasiado personal?

¿Alguien oprimió tus botones de culpa o de inseguridad?  ¿Es en verdad el fin del mundo, o es meramente algo triste y decepcionante?

4- Toma tus decisiones basándote en la realidad y tómalas en un estado de ánimo apacible. ¿Necesitas pedir disculpas? ¿Quieres olvidarte del asunto?

¿Necesitas hablar con alguien de corazón a corazón? ¿Necesitas tomar otra decisión para cuidar de ti mismo? Cuando tomes tu decisión ten en mente cuáles son tus responsabilidades. No tienes la responsabilidad de que los otros “vean la luz” y no necesitas “enderezarlos”.  Tienes la responsabilidad de ayudarte a ti mismo a ver la luz y de enderezarte.  Si no te sientes en paz con alguna decisión, olvídala.  No es tiempo para tomarla todavía.  Espera hasta que tu mente esté consistente y tus emociones estén tranquilas.

 5-Cálmate. No necesitas sentirte tan asustado. No necesitas sentirte tan frenético. Mantén las cosas en perspectiva.  ¡Hazte la vida más fácil!

 

Actividad

 

1) ¿Gastas demasiado tiempo reaccionando ante alguien o ante algo en tu entorno? ¿Quién o qué? ¿Cómo estás reaccionando? ¿Es así como te gustaría comportarte o sentirte si tuvieras la posibilidad de elegir?

 2)  Revisa los pasos previos del desapego y aplícalos a cualquier cosa o persona que te esté molestando más. Si necesitas hablar con alguien escoge un amigo de confianza. Si es necesario busca ayuda profesional.

 3) ¿Qué actividades te ayudan a sentirte cómodo y en paz? (Una ducha de agua bien caliente, una buena película y bailar son mis opciones favoritas.)

                                          ...................................................................................................

 

TOMADO DEL LIBRO YA NO SEAS CODEPENDIENTE ♥

8730785860?profile=RESIZE_180x180

Melody Beattie es una autora estadounidense de libros de autoayuda sobre relaciones codependientes.

Nacida como Melody Vaillancourt en Minneapolis, Beattie se graduó de la escuela secundaria con honores. Comenzó a beber a los 12 años, era una alcohólica en toda regla a los 13 y una adicta a los 18.

Beattie es autora de otros 18 libros, entre ellos Codependent No More , Beyond Codependency , The Language of Letting Go y Make Miracles in Forty Days: Turning What You Have into What You Want , publicado en 2010. Varios de sus libros se han publicado en otros idiomas.

Beattie, junto con Janet G. Woititz y Robin Norwood, fueron divulgadores de la ciencia, ayudando a digerir y explicar el trabajo del psiquiatra Timmen L. Cermak , autor de Diagnóstico y tratamiento de la codependencia .

Leer más…

8705930069?profile=RESIZE_710x

Traducido desde...https://www.eomega.org/

 

¿Lo hacemos solos o nos abrimos camino juntos? Estas son nuestras dos opciones para emprender el difícil viaje por la existencia.

Estas opciones están representadas por las dos tradiciones budistas prominentes: el budismo Hīnayāna, que busca la iluminación personal ( Hīnayāna significa pequeña balsa), y el budismo Mahāyāna, que busca la iluminación mutua con los demás ( Mahāyāna significa gran balsa).

El psicólogo James Hillman nos recuerda que estas distinciones también son evidentes en las filosofías de Sigmund Freud y Carl Jung, “Freud argumentó que el yo es verdaderamente no comunitario, fundamentalmente individual. Jung dijo que todos somos pesos pesados ​​en la balanza, que lo que haces en tu vida psicológica inclina la balanza del mundo de una forma u otra ".

Cuando estamos heridos y confundidos, podemos detenernos y creer que solo podemos confiar en nosotros mismos. Cuando nos empujamos crudamente al sufrimiento, nos abrimos rápidamente a una definición más amplia del yo en la que somos interdependientes con los demás y con la Vida Total.

Así que siempre elegimos entre la pequeña balsa y la gran balsa, entre ir solos o hacer nuestro camino juntos. Cada uno tiene sus dones y cada uno tiene sus cargas.

¿Conectado o competitivo?

Nuestro sentido de comunidad depende de nuestra comprensión fundamental de la vida. Si cree en un mundo que no está conectado ni es interdependiente, pero que es principalmente competitivo, existe un límite para el grado de confianza que puede encontrar en la vida y un límite para el grado de compasión que puede liberar de todo corazón.

Sin embargo, si crees en un mundo que está infinita e irrevocablemente entretejido, en el que un poder espiritual anima y conecta a todos los seres vivos, entonces no hay límite para la confianza que puedes invocar más allá de tu vida solitaria.

A través de esa confianza, no hay límite para el grado de compasión que puede convocar hacia otros seres vivos, y no hay límite para el parentesco que puede descubrir con todos los aspectos de la vida.

Todos los días nos enfrentamos a un punto de elección fundamental que determina si podemos vivir juntos o no. Se nos pide que valoremos la vida y las personas por encima de las cosas o que subordinemos la vida a las propiedades y fortificaciones que nos rodean. Cualquier sistema religioso o social puede unirnos o destrozarnos, según cuál de estos caminos apoye.

Cuando lo hacemos solos y nos protegemos de la dureza de la vida, tendemos a definir las cosas negativamente, por lo que no son, y por eso perdemos la fuerza para definir las cosas por lo que son.

Pero definir las cosas negativamente solo nos da la mitad de la historia. Nosotros, en Occidente, a menudo definimos ahimsa como "no violencia", lo que nos dice lo que no es. Pero para comprender verdaderamente la importancia de ahimsa, tenemos que profundizar en lo que es, una vida de comprensión y compasión comprometidas.

Detener la violencia por sí solo no cultivará la comprensión y la compasión. Por eso, a medida que pasaba el tiempo, Gandhi definió ahimsa como "armonía entre comunidades".

De manera similar, Martin Luther King Jr. creía firmemente que la desegregación no era lo mismo que la integración. Sintió que detener la segregación por sí solo, aunque necesario, solo produciría una sociedad donde los hombres estén físicamente separados y espiritualmente separados, donde los codos estén juntos y los corazones separados.

Nos da unión social y separación espiritual. Nos deja con una igualdad de igualdad estancada en lugar de una igualdad constructiva de unidad.

Creando una familia global

Si queremos crecer, si vamos a pasar de la pequeña balsa a la gran balsa, tenemos que hacer más que detener la violencia y los prejuicios. Tenemos que comprometernos a comprender sus opuestos en nuestros corazones y aceptarnos unos a otros como parte de una familia global.

Cualquier verdadero sentido de comunidad reside en mantener el compromiso de explorar y defender lo que somos, en lugar de criticar solo lo que no somos.

En la tradicional ceremonia del té en Japón, las casas de té se mantienen pequeñas para invocar la humildad al obligarnos a dejar todo lo extraño afuera. El contrato del verdadero aprendizaje es como una pequeña casa de té. Solo nos deja entrar con la mente y el corazón, dejando afuera nuestras armas y suposiciones para que aprendamos profundamente.

Algunos dicen que la gran balsa es imposible, que la Comunidad Amada es una fantasía, que el camino de ahimsa no es realista. Sin embargo, aunque muchos nunca los alcanzamos, todo lo que importa depende de nuestro compromiso de seguir alcanzando.

Fue Sir Thomas More (1478-1535) quien utilizó por primera vez la palabra utopía en su libro de 1516 con el mismo nombre. En él, un explorador visita la isla de Utopía, que significa "tierra de ninguna parte", una tierra que no puede existir y, sin embargo, es una tierra que vale la pena buscar.

En Utopía, de More, todas las cosas son de propiedad común, hay educación universal para hombres y mujeres y se celebran las diferencias religiosas. Si bien esto siempre ha parecido imposible, vale la pena intentar vivir juntos de esta manera. El compromiso de aspirar a nuestro bien común es un pacto de humanidad.

Si la creación de una Comunidad Amada parece abrumadora, lo que importa es la bondad que vivimos al tratar de encontrarla. Lo que importa es el compromiso de aspirar a nuestro bien común.

La Comunidad Amada, tal como la imaginamos, puede que no exista, pero es una tierra que vale la pena buscar. Quizás, el corazón de la Comunidad Amada se realiza por cómo vivimos juntos a lo largo del camino.

En 1955, después de la devastación de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno japonés autorizó a su Agencia de Asuntos Culturales a honrar a individuos o grupos cada año como Conservadores de Propiedades Culturales Intangibles Importantes (Jūyō Mukei Bunkazai Hojisha).

A raíz de un daño impensable, ha surgido una manera de nombrar a los artistas y artesanos que mantienen vivas las tradiciones de la comunidad. Estos preservadores de lo intangible se conocen popularmente como Tesoros Nacionales Vivientes (ningen kokuhō).

Ser designado Tesoro Nacional Viviente es un reconocimiento a la excelencia en un campo artístico o social. En esencia, el premio establece al receptor como un embajador cultural, responsable de la difusión, perpetuación y desarrollo futuro de su forma artística de comunidad.

En nuestros tiempos tensos y polarizados, necesitamos especialmente los Tesoros Humanos Vivientes para preservar los importantes intangibles que nos mantienen conectados y benevolentes, que nos despiertan al hecho inevitable de que el mundo es la mayor balsa de todas.

 

Extraído de More Together Than Alone: ​​Discovering the Power and Spirit of Community in Our Lives and in the World, de Mark Nepo.

 https://www.eomega.org/article/are-you-living-on-a-little-raft-or-a-big-raft

 

Leer más…

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto en  Común Unión con muchos miembros, Aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

LO NUEVO...Junio 2021

8552701076?profile=RESIZE_584x

 

 

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Inteligencia, Contemplación y Compasión – Tahíta  

 

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Cómo nuestras creencias «crean» nuestra realidad- Nisargadatta

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Calma en medio del caos - Sharon Salzberg

 

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Dejar ir todo lo que significa – Josh Korda

9104134265?profile=RESIZE_180x180Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav

9104052675?profile=RESIZE_180x180La paciencia, un preventivo del estrés pasado por alto - Maria Pinar Merino Martin

9095995087?profile=RESIZE_180x180Una conversación con Matt Kahn

9021593684?profile=RESIZE_180x180

La gran reducción y Henry David Thoreau -  Richard Henry Whitehurst

 

9090517862?profile=RESIZE_180x180La compasión podría ser la frecuencia más alta de la mente

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Calma en medio del caos - Sharon Salzberg
"Muy buen mensaje, tiene que ver con el desapego, hay  cosas que no podemos manejar y podemos o debemos cambiar el sufrimiento por la aceptación., ser ecuánimes. Gracias, bendiciones"
Hace 3 horas
Héctor Rodríguez Hernández commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"Muchas gracias por compartirlo es necesario aligerar la carga de ignorancia que asotanuestro mundo,"
Hace 5 horas
María Cristina Benitez commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"GRACIASSS Vila....Maravillosa reflexión!!!!!!"
Hace 7 horas
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post Inteligencia, Contemplación y Compasión – Tahíta  
"GRACIASSS Querida hermana por compartirnos esta gran enseñanza para reflexionarla y aplicarla....
GRACIASSS....GRACIASSS....Infinitas GRACIASSS....."
Hace 7 horas
Mari commented on Tahíta's blog post Inteligencia, Contemplación y Compasión – Tahíta  
"Gracias Tahita por tu verdad tan hermosa que nos transmite a reflexionar. "
Hace 11 horas
Tahíta posted a blog post
 

 
Si contemplamos directamente la Luz Que somos, no nos sorprenderán los constantes movimientos y las diversas formas en las que se expresa. Todas las formas cambian.
Esa Luz infinita cambia solo en la temporalidad. Los cambios…son hijos del…
Hace 21 horas
Stella Maris Daquila commented on Tahíta's blog post Calma en medio del caos - Sharon Salzberg
"Maravilloso.  GRACIAS  aplica a todo este mundo.  En mi viene muy bien "
Hace 22 horas
Ana Maria Leon commented on Miguel Urdite's blog post Úsalas o piérdelas - Peter Taylor
"Gracias "
ayer
Ana Maria Leon commented on Tahíta's blog post SENTADO EN LO SIN RESOLVER: Nuestra verdadera meditación – Jeff Foster in Energías Maestras
"Muchas gracias "
ayer
Lidia E Silva Aguero commented on Miguel Urdite's blog post Una conversación con Matt Kahn
"Gracias"
ayer
Laura del Carmen commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"Muy bello. Graciasss "
ayer
Ana Loreto commented on Tahíta's blog post La vida secreta de las plantas: cómo memorizan, comunican, resuelven problemas y socializan- Sterfano Mancuso
"Mil gracias por tan interesante tema"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on ZULLY RINCÓN's blog post La paciencia, un preventivo del estrés pasado por alto - Maria Pinar Merino Martin
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Dejar ir todo lo que significa – Josh Korda
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Calma en medio del caos - Sharon Salzberg
"Gracias "
ayer
Pablo A. Churin commented on Tahíta's blog post La vida secreta de las plantas: cómo memorizan, comunican, resuelven problemas y socializan- Sterfano Mancuso
"Excelente nota, muchas gracias."
ayer
Gladys Pérez commented on ZULLY RINCÓN's blog post La paciencia, un preventivo del estrés pasado por alto - Maria Pinar Merino Martin
"MUY BUENO!!
GRACIAS Y BENDICIONES!!"
ayer
Gladys Pérez commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"Gracias, bendiciones."
ayer
Luz Elena Sánchez commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"GRACIAS VILA"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post La vida secreta de las plantas: cómo memorizan, comunican, resuelven problemas y socializan- Sterfano Mancuso
"buen tema ...gracias¡¡"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post LA ESPIRITUALIDAD NO TE SALVARÁ - Amoda Maa
"gracias¡"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Calma en medio del caos - Sharon Salzberg
"gracias¡"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Dejar ir todo lo que significa – Josh Korda
"gracias tahita¡"
ayer
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post La gran reducción y Henry David Thoreau -  Richard Henry Whitehurst
"muchas gracias¡¡"
ayer
Tahíta posted a blog post
 
Esta última reflexión, nos remite al yo superficial. Este, es la autoimagen y el conjunto de ideas y creencias en los que asentamos erróneamente el sentido básico de nuestra identidad.
Pensemos en cómo, cuando éramos aún muy pequeños, empezamos a…
ayer
Enrique López Aldrete commented on ZULLY RINCÓN's blog post La paciencia, un preventivo del estrés pasado por alto - Maria Pinar Merino Martin
"Zully, buen día. Muchas gracias por compartir. Abrazo. NAMASTÉ."
Jueves
Enrique López Aldrete commented on Tahíta's blog post Calma en medio del caos - Sharon Salzberg
"Tahíta, buen día. Muchas gracias por compartir tan excelente tema. Abrazo. NAMASTÉ."
Jueves
Enrique López Aldrete commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"Vila, buen día. Muchas gracias por compartir tan excelente tema. Abrazo. NAMASTÉ."
Jueves
Esther Merce figuera commented on Vila's blog post Coronavirus: el meollo de la cuestión – Gary Zukav
"Gracias"
Jueves
Más...
++++++++++++++