Todas las publicaciones (287)

Ordenar por

¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman

8467705101?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde… https://tricycle.org

 

Cuando le pregunto a un salón lleno de estudiantes, "¿Quién no ha causado daño a alguien con sus palabras y acciones?" no se levanta ni una sola mano. Todos hemos hecho cosas de las que nos arrepentimos. De manera similar pregunto si hay alguien que no haya causado daño de alguna manera a través de su sexualidad. Una vez más, rara vez se levanta una mano. Es lo mismo cuando pregunto si hay alguien que no se arrepienta de actuar o de decir alguna tontería en un momento de pasión y reactividad.

Cometer errores, tener poco juicio y hacer cosas que sabemos que no deberíamos en el calor del momento son una parte natural de la condición humana. Entonces, ¿por qué somos tan duros con nosotros mismos? ¿Cómo explicamos toda la culpa que cargamos? Podemos rastrear esta patología de la auto recriminación al crítico y a un estándar idealizado e imposible de comportamiento humano.

Una de las cosas que más he apreciado de mis años de práctica de meditación es haber hecho las paces con mi humanidad. No es que no aspire a crecer, desarrollarme y trabajar en mí mismo. Pero ya no me aferro a un ideal imposibleCuanto menos espero ser perfecto y nunca cometer errores, más probabilidades tengo de avanzar hacia el perdón. Soy más capaz de liberarme de la pesada carga de culpa que he estado cargando por las cosas dolorosas que hice en el pasado, por las cosas de las que me arrepiento.

A veces miro hacia atrás y me avergüenzo de lo que solía decir, las opiniones que defendía y la arrogancia egocéntrica de la juventud. Pero eso también es parte de vivir, de crecer, los inevitables dolores de crecimiento de ser humano. Cuando descubrí la meditación por primera vez, era como un “meditador nacido de nuevo” y trataba de convencer con entusiasmo a todos mis amigos y familiares de que debían meditar. En mi arrogancia juvenil, estaba ansioso por señalar todas las formas en que no estaban iluminados y lo que debían hacer al respecto. Ahora mi familia se burla de mí por eso.

Una comprensión particular que debo a mi entrenamiento en meditación es la comprensión de que no hay más tiempo que el ahora. El futuro es una ilusión, el pasado es ahora un sueño y la única realidad a la que tenemos acceso es el presente. En ese sentido, el perdón a uno mismo es la voluntad de dejar de intentar arreglar nuestro pasado o mejorarlo. Es perder toda esperanza de mejorar lo que ya ha sucedido. Lo hecho, hecho está.

Si esto es cierto, ¿por qué nos esforzamos tanto en arreglar el pasado? Es porque no podemos soportar vivir con el doloroso hecho de que hicimos y dijimos todas esas cosas que lamentamos y desearíamos poder retirar. Lo hacemos como una forma de intentar detener el dolor que aún persiste en el presente debido a eventos pasados. La mente tiene una resistencia profundamente arraigada a sentir dolor, incluso si sucedió hace mucho tiempo. Es por eso que pasamos tanto tiempo en nuestra cabeza, pensando, repitiendo, repitiendo, discutiendo, en lugar de reconocer la parte tierna y vulnerable de nosotros mismos y dejar entrar la tristeza y la pérdida que acompañaron al dolor cuando ocurrió.

Fui a la escuela en una zona peligrosa de la ciudad. Había peleas físicas constantes y abundaba el hostigamiento severo. Como tanto dolor humano, se transmitió a lo largo de la cadena, de los niños mayores a los más pequeños. Estaba en el extremo receptor de un montón de dolorosos acosos y burlas psicológicas. Sin embargo, también aprendí a repartirlo. Transmitía el ridículo psicológico recibido a otros, cuando no había riesgo de ser amenazado físicamente al hacerlo.

Solía ​​mirar atrás con horror y vergüenza a la forma en que me burlaba de un compañero de clase. ¿Cómo podía yo, quién sabía lo doloroso que era ser ridiculizado en público, hacer lo mismo? Dado el espacio de tiempo y una reflexión sabia, ahora puedo ver que era solo un engranaje en la rueda, simplemente transmitiendo lo que había aprendido, tratando de sobrevivir a mi manera y de mantener el acoso lejos de mí. Encuentra un chivo expiatorio y mantente a salvo era el lema. Por supuesto, eso no lo justifica de ninguna manera ni lo corrige. Todavía me pregunto hasta el día de hoy sobre el impacto que mis palabras y acciones tuvieron en mi pobre compañero de clase, y todavía me siento triste por haber elegido actuar de esa manera.

Y es el perdón a mí mismo lo que me permite comprender las condiciones de ese período de mi vida y sentir el dolor de todos los involucrados; al mismo tiempo me permite liberar el juicio y la vergüenza. A pesar de que yo era el que estaba siendo cruel, en el fondo de mi corazón también sabía que era cruel y que estaba alimentado por mi propio dolor y miedo. Era lo que era. Sucedió debido a un conjunto doloroso de causas y condiciones, y puedo sentir ternura hacia mí mismo, el compañero de clase y todas las formas en que tales acciones continúan hoy en día debido a la ceguera, el miedo y el odio.

¿De qué manera te juzgas a ti mismo por tus errores pasados? ¿En qué áreas de la vida estás tratando de mejorar tu pasado? ¿De qué manera eres incapaz de aceptar quién y qué eras? No se trata de negar lo sucedido o de mejorarlo todo. Se trata de encender la luz directamente sobre las áreas de doloroso arrepentimiento y extenderles una mano amorosa.

Siempre que tengamos una cantidad inusualmente grande de espacio y tiempo en nuestras manos, nuestra mente rumiará los caminos de antaño. Esto es en parte el cerebro que repite experiencias pasadas en un intento de aprender para el futuro. En esos momentos, las cosas del pasado oscuro y distante que aún no están resueltas aflorarán en nuestros corazones. Esto es especialmente cierto para aquellos que han tenido roces con la muerte, están muy enfermos o enfrentan una enfermedad terminal. Dado que somos criaturas sociales, en estos momentos nuestro corazón puede hacer una revisión de vida, con un enfoque particular en cómo hemos actuado en relación con los demás. Sin duda, esto puede ser sobre nuestra historia romántica, pero también incluye nuestras relaciones con la familia, los amigos, los colegas y los vecinos.

Noté esta tendencia en mi padre a medida que crecía. De vez en cuando me preguntaba cómo era él como padre cuando yo era joven. En particular, preguntaba si estaba lo suficientemente cerca o si se había ausentado demasiado. Sirvió en la Marina Real Británica, por lo que estuvo ausente durante largos períodos de tiempo cuando yo era un bebé. Me di cuenta de que pesaba mucho en su corazón. No había nada que pudiera hacer al respecto ahora, sin embargo, algo en su corazón necesitaba consolarlo y tranquilizarlo. Y por mucho que pueda ofrecer seguridad, como siempre, en última instancia, tiene que venir de perdonarnos a nosotros mismos.

Cualquier consideración de nuestras relaciones revelará inevitablemente tanto alegrías como desafíos. Y, por supuesto, es comida fácil para el crítico, que se meterá en todas las formas en que hemos defraudado a la gente, hablado falsamente, herido a nuestros seres queridos o simplemente no mostramos como amigos de la manera que hubiéramos deseado. A menudo se trata de recuerdos tiernos y dolorosos de albergar. Es importante que guardemos estos recuerdos con compasión y amabilidad, no con recriminaciones. Es demasiado fácil para el juez con una visión retrospectiva de 20/20 ver todas las formas en que podríamos haberlo hecho mejor. Es importante recordar que siempre hacemos lo mejor que podemos con la información, las habilidades y los recursos que tenemos disponibles en ese momento.

Entonces, como parte de la curación del corazón y el pasado que sigue cayendo en cascada hacia el presente, practicamos el perdonarnos a nosotros mismos por nuestras decisiones y acciones pasadas. Nuestro objetivo es aceptar plenamente lo que sucedió, asumir la responsabilidad de ello y formar una fuerte intención de aprender de nuestro pasado y vivir de manera más inteligente, con más cuidado y compasión. También nos perdonamos a nosotros mismos en el presente y para el futuro, sabiendo que, siendo humanos, tomaremos otras decisiones de las que podemos vivir para lamentarnos. Aspiramos a mantenernos fieles a nuestra intención de actuar con la mayor integridad y amabilidad que podamos, pero nos perdonamos a nosotros mismos cuando inevitablemente nos equivocamos.

De esta manera, su práctica del perdón se convierte en un hábito mental positivo que le permite liberar el juicio, el arrepentimiento y el tormento de la vergüenza del pasado y el presente. Y eso abre la capacidad para que el corazón amoroso crezca en todas direcciones.

PRÁCTICA: FOMENTAR EL PERDÓN A UNO MISMO

Volcarnos hacia nuestros errores con perdón en lugar de juzgar o culpar contribuye significativamente a sentir paz en nuestro corazón. Es como llevar un bálsamo calmante a partes dolorosas de nosotros mismos que hemos rechazado durante mucho tiempo. Cuando podemos acceder a esta actitud de perdón en momentos de angustia por algo que hemos dicho o hecho, puede permitirnos liberarnos de esa experiencia y estar más tranquilos.

Esta meditación te ayudará a desarrollar un sentido de perdón a ti mismo.     

1-Encuentra un lugar donde no te molesten durante al menos 10 minutos. Sentado en una silla en la que puedas estar erguido pero relajado, adopta una postura cómoda.

2-Cierra suavemente los ojos y siente la respiración en el centro de tu corazón (el centro de tu pecho).

3-Recuerda una forma particular en que has dañado a otros a través de tus palabras o acciones. Puede ser un dolor mental, emocional o relacional que fue causado.

4-Tómate unos momentos para sentir la experiencia y el sufrimiento de quienes están involucrados en estos recuerdos. ¿Puedes estar con su dolor y angustia con una amable atención?

5-Sostén ese dolor con atención cariñosa y ofrécete estas palabras lenta y significativamente a ti mismo:   No importa lo que haya hecho, consciente o inconscientemente, que haya causado dolor y sufrimiento a otros, por mis pensamientos, palabras o acciones, por lo que he hecho, dicho o no dicho, por lo que he hecho o no hecho, o por lo que he pensado, me ofrezco perdón tanto como sea posible en este momento. Repite estas frases varias veces mientras recuerdas lo que sucedió. Trata de mantenerte conectado con tu corazón y permite que todos tus sentimientos estén presentes. Si el crítico surge y te recuerda lo malo que eres y por qué deberías sentir vergüenza, desvía tu atención del juicio. Agradécele su opinión, luego vuelve a centrar tu atención en la meditación y las frases de perdón.

6-Ahora recuerda una forma particular en la que te has lastimado. Puede ser un daño físico o emocional, causado por el descuido o por la forma en que te castigas, maltratas tu cuerpo o te menosprecias en público.

7-Sostén el dolor de ese incidente con atención cariñosa y ofrécete estas frases lenta y significativamente a ti mismo:  No importa lo que haya hecho, consciente o inconscientemente, que me haya causado dolor y sufrimiento, por mis pensamientos, palabras o acciones, por lo que he dicho o no he dicho, por lo que he hecho o no he hecho, o por lo que he pensado, me ofrezco perdón tanto como sea posible en este momento. Estate presente ante cualquier sentimiento, reacción o dolor que surja. Trata de traer tanta presencia amorosa a ti mismo, a los sentimientos y al dolor como sea posible. Di estas frases varias veces, lenta y genuinamente, para que puedas dejar entrar cualquier sentimiento que pueda estar presente.

8-Cuando te sientas listo para terminar esta meditación, abre lentamente los ojos y muévete y estírate suavemente.

 

Sabe que cuando se trata de perdonarte a ti mismo, es posible que, al principio, no sientas mucha piedad en absoluto. La frase clave en esta práctica es "tanto como sea posible en este momento". Hacemos lo mejor que podemos para comenzar el lento y paciente camino del perdón. Aprender a perdonar lleva tiempo, a veces años. Así que ten paciencia mientras incorporas un poco de perdón en tu rutina diaria como una forma de fortalecer tu capacidad de perdonar.

También es importante recordar que no hacemos este ejercicio de perdón para pasar por alto cualquier maldad dañina, pasada o presente. Practicamos el perdón al mismo tiempo que asumimos toda la responsabilidad por lo que hicimos. Y luego aspiramos a no repetir tal comportamiento en el futuro.

Una vez que aprendas a hacer esto en la meditación formal, puedes recordar las frases de perdón donde quiera que estés.

Extraído del libro Make Peace with Your Mind de  Mark Coleman

8467705499?profile=RESIZE_400x

Mark Coleman es un profesor de meditación, autor y fundador del Mindfulness Institute. Desde que comenzó a enseñar hace casi dos décadas, ha dirigido retiros de meditación en los cinco continentes. Lo anterior es un extracto de su libro más reciente, Make Peace With Your Mind, que enseña cómo usar la práctica de la meditación para calmar nuestras voces internas negativas.

https://tricycle.org/trikedaily/why-are-we-so-hard-on-ourselves/

Leer más…

8427000883?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde...https://lonerwolf.com

 

Tener un ataque de nervios fue una de las mejores cosas que me pasó.

Antes de llegar al final absoluto de mi umbral de estrés, nunca pensé que era posible encontrar la paz interior, especialmente para una persona muy sensible y propensa a la ansiedad. La paz era un concepto completamente extraño para mí.

Pero después de pasar por múltiples instancias de colapso mental, finalmente aprendí qué es la paz interior. Y no es lo que esperaba.

La paz interior es el deseo secreto de todos.

Pero, ¿qué es realmente? ¿Y cómo la 'encontramos' o 'logramos'?

¿Qué es la paz interior?

La paz interior es lo que sentimos cuando nuestro cuerpo, mente, corazón y alma están en reposo. En lugar de esforzarnos por controlarnos o resistirnos a nosotros mismos y a los demás, sentimos una profunda aceptación, perdón, amor y compasión. La paz interior es sinónimo de estar en contacto con nuestra verdadera naturaleza Y sobre todo, la paz interior solo puede ocurrir y siempre en el momento presente (que es todo lo que realmente tenemos).

La clave para encontrar la paz interior

En pocas palabras, la paz interior es el subproducto de dejar ir y entregarse.

No se trata de perseguir, esforzarse y tratar de "ganarse" la tranquilidad. No puedes. Tratar de "luchar" por la paz interior es contradictorio y sin sentido: simplemente profundiza nuestro sufrimiento.

En cambio, encontrar la paz interior consiste en renunciar a nuestra necesidad de controlar y luchar. Básicamente, se podría decir que se trata de entregarse, pero no de una manera que nos debilite. Más bien, es una forma de rendición  que se basa en una comprensión más profunda de que la vida está orquestando perfectamente todo lo que estamos experimentando para nuestro crecimiento y expansión. Entonces, ¿por qué la necesidad de resistir constantemente todo?

“¿Pero no significa esto que me convertiré en un presa fácil o un felpudo del que la gente puede abusar? Te preguntarás. No. Vivir la vida desde un lugar en el que se deja ir y se entrega no se trata de dejar que nos utilicen o abusen de nosotros. Todavía tenemos que la práctica del autocuidado, la autoestima y el amor propio. Esto puede significar establecer límites, decir no y alejarnos de situaciones dañinas. Pero también significa renunciar a nuestro resentimiento, culpa y odio hacia los demás. ¿Ves la diferencia? La vida se trata de equilibrio.

Probemos con un ejercicio simple que te ayudará a comprender visceralmente cómo es la paz interior:

Siéntate en un lugar tranquilo. Luego, tensa todo el cuerpo. Imagínate que está siendo aplastado en una bola apretada. Sostén eso durante 30 segundos. Conviértete en lo más contraído posible. Ponte muy rígido e incómodo. Luego, suelte. ¿Puedes sentir lo espacioso que es tu cuerpo ahora? Así es la paz interior, excepto que se  irradia de adentro hacia afuera.

12 formas de encontrar la paz interior

8427025483?profile=RESIZE_930x

Como sabemos ahora, la paz interior es un movimiento de apertura, entrega y liberación.

Pero, ¿qué dejamos ir exactamente?

Como siempre, primero miremos dentro de nosotros mismos y veamos todas las formas de conflicto interno que cargamos. Esta puede ser una práctica dolorosa y desafiante de manejar para nuestro ego , pero es profundamente importante.

Aquí se resumen doce formas de encontrar la paz interior:

1-Se consciente de tu exigencia de superación personal

2-Deja de esperar que la vida y las personas sean diferentes

3-Libera rencores y resentimientos

4-Siéntate con tus emociones (y abrázalas)

5-Deja de perderte en el pasado o en el futuro

6-Se consciente de tu obsesiva necesidad de controlar

7-Acepta ser desagradable

8-Deja de jugar al mártir o víctima

9-Perdónate a ti mismo (y por tanto a los demás)

10-No necesitas ser "perfecto"

11-Libera la necesidad de tener razón

12-Deja de vivir en el pasado (o el futuro)

Lo explicaré a continuación:

1-Se consciente de tu exigencia de superación personal

La búsqueda espiritual en sí misma puede ser contraproducente. El deseo de mejorar, arreglar y curarnos constantemente puede (¡muy rápidamente!) Convertirse en una especie de cinta de correr que nos atrapa. No hay nada de malo en buscar el crecimiento y el cambio. Pero sabe que en un nivel básico, ya estás CompletoTu mente puede estar fragmentada, sí, pero tu esencia ya es Total y Completa. Comprender esto puede ahorrarte mucho estrés y agotamiento, lo que te impide saborear la paz que ya existe en tu interior.

Entonces, en este contexto, lee el resto de este artículo con la mente y el corazón ligeros. Todo sucederá cuando sea necesario. Los siguientes consejos son simplemente sugerencias que puedes decidir explorar y profundizar. Sin estrés, sin prisas.

Entonces, con esa advertencia, pasemos a la siguiente contracción mental que te priva de la paz:

2-Deja de esperar que la vida y las personas sean diferentes

Esta es la realidad: puede esperar, esperar, esperar y esperar... pero ¿qué sucede al final del día? Te sientes agotado, resentido, amargado, estresado y sin esperanza. ¡Qué pérdida de tiempo, energía y esfuerzo! Gran parte de nuestra infelicidad proviene de las expectativas. Y, por lo general, nuestras expectativas son totalmente inconscientes, es decir, no somos conscientes de que exigimos tanto a los demás y a la vida misma. ¿Por qué las expectativas son onerosas? Las expectativas no cambian nada en absoluto. ¿Puedes cambiar a otras personas? No. Y así es la vida. La gente solo cambia cuando así  lo  decide. Comprender esto es el comienzo de la paz interior.

Reflexión:

¿Preferirías resistirte a la verdad de este momento presente o preferirías convertirte en un abrazador de la realidadTrata de identificar las expectativas elevadas y poco realistas que tienes para otras personas. Aquí hay algunos ejemplos, “Mi esposo debería ser más ordenado”, “Mi jefe debería preocuparse más por mis sentimientos”, “Mi amigo no debería ser tan ruidoso; Ojalá pudiera ser diferente "," ¡Ese conductor debería aprender a conducir correctamente! " etc. Observa la prevalencia de la palabra "debería" aquí. ¿Qué hacer en su lugar? Deja que la gente sea lo que es, entendiendo que cuando sea el momento adecuado, cambiarán (o no). En última instancia, no es su tarea forzar el cambio dentro de ellos (porque no puedes).

3-Libera rencores y resentimientos

Rencor + resentimientos = justicia propia... y seamos sinceros, sentirte indignado con justicia es extremadamente adictivo de una manera tóxica. Cuando guardamos obsesivamente las malas acciones de los demás, esencialmente nos estamos diciendo a nosotros mismos: "Tengo derecho a perpetuar mi propia miseria". Pero en tu lecho de muerte, ¿realmente te importará quién tiene razón y quién no? Aferrarse a los rencores no solo es infantil, sino que también se dedica mal el tiempo a concentrarte en los detalles de la vida.

Reflexión:

Las visualizaciones y los rituales  pueden ayudarlo a dejar atrás el dolor del pasado y comenzar un nuevo capítulo en la vida. Por ejemplo, es posible que desees escribir en una hoja de papel lo que alguien te hizo. Una vez que hayas terminado, quema ese pedazo de papel hasta que se convierta en cenizas. Este es un ritual poderoso que puede ayudar a simbolizar el "dejar ir". Alternativamente, es posible que desees concentrarte en cultivar el perdón enfocándote primero en cómo perdonarte a ti mismo .

4-Siéntate con tus emociones (y abrázalas)

A ninguno de nosotros le gusta sentir emociones incómodas, por lo que es muy común que las reprimas, resistas o evites. Desafortunadamente, esto crea una represión emocional que bloquea la paz interior. Aquí está la cuestión: ocultar tus sentimientos no es lo mismo que lidiar con ellos. El hecho de que tus sentimientos desaparezcan temporalmente no significa que se hayan ido por completo. De hecho, cuanto más los reprimes, más crecen. Y cuanto más grandes se vuelven estas emociones, más se siente una falta extrema de paz interior.

Reflexión:

Elije dejar que tus emociones surjan con suavidad y compasión sin resistencia ni juicio. Comprende que no eres tú, eres el espacio que los experimenta. Si vienen los juicios, que surjan y se desvanezcan. Si bien al principio puede ser muy difícil permitirse sentir sus emociones, a la larga lo agradecerás sinceramente. (Nota: recuerda buscar un lugar tranquilo para hacer esto y respira profundamente).

5-Deja de perderte en el pasado o en el futuro

La realidad es que el pasado y el futuro no existen en este momento presente; todo lo que existe ahora es AHORA. Si bien esto tiene sentido para la mayoría de las personas, la mayoría de nosotros no lo tomamos en serio. Al perdernos en remordimientos pasados ​​o miedos futuros, perdemos completamente el contacto con el momento presente fundamentado. Inevitablemente esto = dolor de corazón, tensión y sobrecarga es… ¡de lo que están hechos los ataques de nervios!

Reflexión:

Utiliza tus emociones como disparadores de  atención plena. Alternativamente, usa las sensaciones incómodas en tu cuerpo como llamadas de atención para conectarte a tierra. ¿Tu corazón se acelera? Tómalo como una señal de que se está adentrando en el mundo de su mente. Utiliza  técnicas de conexión  a tierra para regresar asentarte. Esto te ayudará a reconectarte con un sentimiento de paz interior.

8427029880?profile=RESIZE_930x

6-Sea consciente de su obsesiva necesidad de controlar

Como ex 'fanática del control', sé lo mucho que apesta estar constantemente en un estado agotado y cableado. Si tienes la obsesiva necesidad de controlar todo, serás un planificador maestro que intentará predecir y obligar a cada situación a que sea lo que quieres o sientes que puedes manejar. Por supuesto, esto equivale a enormes cargas de estrés y ansiedad, la antítesis de la paz interior.

Reflexión: 

El control es producto del miedo, de la desconfianza hacia uno mismo y su capacidad para manejar lo que la vida te depare. Una vez que veas la resistencia y la fuerza innatas de tu espíritu, comenzarás a confiar en ti mismo y, por lo tanto, te abrirás a la vida. La necesidad obsesiva de controlar también está íntimamente ligada a ser perfeccionista. Aprender a amarse a ti mismo es un poderoso antídoto para el perfeccionismo.

7-Acepta ser desagradable

La paz interior comienza en el momento en que elige no permitir que otra persona o evento controle tus emociones.

- Pema Chodron

Querer agradar a todo el mundo es un gran problema en nuestra sociedad. En un mundo donde se nos enseña a ganar nuestra autoestima a partir de logros externos y lo populares que somos, es casi inevitable que casi todos caigamos en esta trampa. Dejamos que nuestro miedo a lo que piensen los demás controle nuestras vidas. Los pensamientos percibidos por los demás se convierten en nuestras celdas de prisión.   Tenemos una base tan pobre de autoestima y amor que casi siempre la buscamos en fuentes externas a nosotros mismos. Cuando anulamos nuestro yo auténtico para ser más agradables y aceptables, regalamos nuestro poder personal.

Reflexión:

Aprenda a aceptar ser inaceptable para los demás. Aprenda a abrazar lo peor: ser desagradable. Esto no significa ser un idiota, pero sí significa aprender a honrar tus necesidades y deseos. Imagínate lo peor que podría suceder si no le agradas a alguien, por ejemplo, "Mis conversaciones con ellos pueden ser incómodas, pueden chismear sobre mí...", etc. Me arriesgaría a adivinar para decir que sí, ¡puedes! Aprender a practicar la autocompasión es una forma poderosa de ver a través de la falacia de querer agradar a todos. Todo comienza con compasión.

8-Deja de jugar al mártir o víctima

Adoptar el papel de mártir o víctima en cualquier circunstancia es un acto de autosabotaje a nivel inconsciente. ¿Qué es una víctima? Una víctima es alguien que cree que no tiene poder personal y que es una víctima del destino. Se definen por la autocompasión. ¿Qué es un mártir? Un mártir es una persona que se sacrifica innecesariamente por otros, utilizando esto como una forma de manipulación. Están definidos por el autosacrificio. Ambos roles mantienen el caos y el estrés, lo opuesto a la paz interior.

Reflexión:

Piensa en las creencias que tienes sobreti, los demás y la vida. Las víctimas y los mártires son sostenidos por un aluvión de creencias poco realistas, ilógicas y dañinas como, "No puedo cambiar mi destino", "La humanidad siempre es egoísta", "La vida está en mi contra", "Mi autoestima viene de cuánto doy ”, etc. 

9-Perdónate a ti mismo (y por tanto a los demás)

Negarte a perdonarte por cualquier error, desorden, fracaso percibido, defecto o deficiencia del pasado es a menudo producto de una baja autoestima. Y cuando vamos a las raíces de esta baja autoestima, a menudo encontramos creencias centrales tóxicas que nos dicen que somos “innatamente malos”, “no lo suficientemente buenos”, etc. Lamentablemente, la falta de perdón a uno mismo significa que es más probable que te aferre al resentimiento y la amargura hacia los demás. ¿Por qué? Cuando no sabemos cómo perdonarnos a nosotros mismos, no sabemos cómo perdonar a los demás. ¿Cómo puedes dar a otros de una taza vacía?

Reflexión:

Aprende a convertirte en tu mejor amigo. Empieza el viaje de aprender a practicar el cuidado y el amor propio. Estás contigo mismo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, así que recuerda lo importante que es tratarte con amabilidad. También se beneficiará de examinar de cerca tus creencias fundamentales si la falta de perdón a ti mismo es un problema para ti.

10-No necesitas ser "perfecto"

El perfeccionismo promueve el estrés crónico y el agotamiento. He pasado gran parte de mi vida queriendo hacer todo a la perfección, decir todo perfectamente y, en esencia, ser la persona perfecta. ¡Qué pérdida de tiempo! Intelectualmente sabemos que nadie puede ser perfecto, pero de alguna manera todavía tendemos a quedarnos atrapados en este tipo de ciclos negativos, generalmente de manera inconsciente. Si nunca estás del todo contento con lo que haces o con lo que eres, es probable que seas un perfeccionista. Recuerda que realmente no existe la perfección en la vida, ya que la vida se trata de crecimiento y cambio. La perfección, por otro lado, es un estado inmutable, un estado de muerte, un estado que no es posible lograr en la vida.

Reflexión:

Comprende que no existe la perfección, es totalmente mitológico, falso y poco realista. Está bien ser imperfecto. Está bien tener defectos. De hecho, aceptar tus defectos a través de una práctica como el trabajo con la sombra te hará más atractivo para los demás. La gente se siente atraída por la vulnerabilidad. Lo más importante es que aceptar tu imperfección te ayudará a sentir más paz interior.

8427037492?profile=RESIZE_930x

11-Libera la necesidad de tener razón

Crecí en una familia religiosa que siempre sintió la necesidad de proteger su sentido de estar "en lo correcto", hasta el punto de discutir constantemente y debatir cruelmente entre ellos y otras personas de diferentes perspectivas. No pasó mucho tiempo antes de que también adoptara el hábito (y desde entonces he trabajado duro para liberarlo).

Es absolutamente agotador tratar de proteger tu necesidad de sentirte “correcto” y superior a los demás. Aceptar la posibilidad de que estés equivocado genera una mentalidad abierta, empatía, humildad y paz interior. No siempre tenemos la razón, y eso está bien.

Reflexión:

Comprende que puedes aprender y crecer si aceptas que estás equivocado. Negarte a equivocarse conduce a un tipo de estancamiento interior, una forma de muerte interior en la que estás firme y obstinadamente bloqueado en una posición. Eso me suena como un cadáver congelado. La naturaleza de la vida es cambio y transformación. Sí, estar equivocado es un aguijón para el ego, pero eso es mucho mejor que permanecer en una posición egoísta y sin salida de la rectitud que roba tu paz interior. Si tienes dificultades para liberar la necesidad de tener razón, siempre puede probar una práctica como las afirmaciones matutinas.. Las afirmaciones ayudan a reprogramar los hábitos inconscientes. Decir una afirmación como, "Está bien estar equivocado", "Acepto el dolor de aprender y crecer" o "Acepto la humildad innata dentro de mí" te ayudará a abrirte a nuevas perspectivas.

12Deja de vivir en el pasado (o el futuro)

Hay muchas razones por las que elegimos vivir en el pasado o en el futuro, pero todas son inútiles. Vivir en el pasado es vivir en la muerte porque vivimos en lo que fue más que en lo que es, ahora mismo. Cuanto más estemos atrapados en el pasado, menos podremos vivir nuestras vidas al máximo en el presente. Lo mismo se aplica al futuro:  aún no ha sucedido.  Deja de retrasar tu alegría y paz interior por algún momento fantástico o situación idealista en el futuro que probablemente nunca sucederá.

Quizás el mayor peligro de vivir en el pasado o el futuro es que nunca te sientes realmente vivo en el momento presente (que es el único momento). No puedes sentirte agradecido por lo que ya tienes. No puedes absorber la magia y la belleza que te rodean. No solo es trágico, sino que es una gran razón por la que muchos de nosotros carecemos de paz interior.

Reflexión:

Practica la gratitud o encuentra alegría en lo que ya tienes, ahora mismo.  Aprende algunas prácticas de atención plena , que es un camino hacia la conciencia del momento presente.

Otras formas de experimentar la paz interior

Ahora que hemos explorado las principales mentalidades y hábitos internos que crean sufrimiento, aquí hay algunas otras prácticas simples de paz interior que puedes explorar:

1-Pasa tiempo a menudo en la naturaleza : esta es una forma poderosa de conectarte con tu fuente interior de paz y tranquilidad.

2-Haz espacio para la soledad: pasar tiempo solo te ayuda a reorientarte hacia la serenidad innata de tu corazón y tu alma.

3-Adopta el esencialismo y el minimalismo : simplifica tu vida y tus compromisos y prioriza tu paz interior (el mundo externo influye en stu mundo interno y viceversa)

4-Medita todos los días, incluso si no eres "un buen meditador", date cuenta de que hay muchas formas de meditación que puedes probar, desde mantras y visualización, hasta baile y vipassana.

Obviamente, hay muchos caminos para invitar a una mayor paz interior a su vida, pero estos son los esenciales. 

***

Recuerda que  tu núcleo  es la quietud y la paz interior que buscas.

La liberación no se trata de buscar y buscar: se trata de dejar ir. Se trata de conectarse con lo que ya está y siempre aquí debajo de la turbulencia de la mente. Cuanto más consciente seas de las contracciones de tu mente y los patrones condicionados, más liberado estarás de morar en el Océano de tu Ser, en lugar de simplemente quedar atrapado en las olas.

 

Sobre Aletheia Luna

8427037270?profile=RESIZE_400x

Aletheia Luna es una influyente escritora espiritual cuyo trabajo ha tocado las vidas de millones de personas en todo el mundo. Después de escapar del culto religioso en el que se crió, Luna experimentó una profunda crisis existencial que la llevó a su despertar espiritual. Como consejera espiritual y autora, la misión de Luna es ayudar a otros a encontrar amor, fuerza y ​​luz interior incluso en los lugares más oscuros.

https://lonerwolf.com/inner-peace/

Leer más…

VIVIR EN PAZ CON LA VIDA- Emma Vázquez

8406810690?profile=RESIZE_930x

 

¿Qué se necesita para vivir en Paz? Conocer cómo funcionamos (ciencia) y abrirnos a la Vida (espiritualidad). No te puedes quedar sólo con la ciencia porque la Vida es mucho más que el conocimiento, que la teoría. Y tampoco sólo con la espiritualidad porque entonces te puedes perder en ella.

Somos ambas. Somos yin y yang. Cielo y Tierra. Mente y Corazón. Conocimiento intelectual y sabiduría experimental. Y si quieres estar en Paz contigo mismo y con el Mundo, necesitas de ambas.

En estos momentos, mi referente en la parte científica es David del Rosario. Para quien no le conozca, es un investigador español pionero en el campo de la Neurociencia aplicada al día a día. Un campo interdisciplinario que ofrece la posibilidad de aprender a vivir la vida de forma coherente con la manera de funcionar de nuestra mente, nuestro organismo y de la vida

Os recomiendo que veáis sus vídeos donde nos comunica de una manera muy clara cómo funciona nuestra mente, qué son los pensamientos y por qué científicamente sufrimos y nos alejamos de la felicidad.

Os adjunto una entrevista que le hicieron donde lo explica:

Pero, como he dicho, la teoría por sí misma cojea cuando hablamos de la Vida. De vivir. De la Realidad. Del Sentir. De la Piel. Del Corazón. Por ello, mi otro referente es Jeff Foster. Alguien que nos habla desde la más profunda honestidad y experiencia sobre la vida misma.

Si yo tuviera que definirme de alguna manera, sería una mezcla de ambos. Estuve una parte de mi vida bailando sólo con la ciencia y otra sólo con la espiritualidad. Y en las dos etapas sentía que me faltaba algo. Que no estaba Completa. Hasta que descubrí que era la UNIÓN de las dos. Que una no excluía a la otra. Que se complementaban.

Evidentemente, las palabras (enseñanzas) por sí mismas no te enseñan nada si no hay una experiencia que las acompañe. Si no lo vives en tu propia carne. Por muchos cursos que hagamos sobre la mente, por muchas charlas y retiros a los que acudamos para vivir en paz, la integración de todo ello se realiza en tu día a día. En tus relaciones. En tu trabajo o no trabajo. En tu interior y tu exterior. En tus alegrías y en tus penas. En tus vacíos, en tus iluminaciones y en tus soledades.

Vivir no es evitable. Sentir no es evitable. Pensar no es evitable. Morir no es evitable. El duelo no es evitable. A veces, nos sentiremos inseguros. Tendremos miedo. Nos caeremos. Nos perderemos. Nos desolaremos. Nos doleremos... Y otras, estaremos pletóricos. Alegres. Contentos. Plenos. Felices. Y Llenos.

Tenemos que Saber estar en todos y cada uno de los momentos que la Vida nos va a ofrecer. Incluirlos. Aceptarlos. Y, para ello, es imprescindible conocer a nuestra mente, descubrir el verdadero significado del AMOR INCONDICIONAL y asumir lo que significa VIVIR.

Cada uno de nosotros caminará sus pasos. Y cada paso será una invitación a descubrirse a sí mismo. A VER las mentiras que nos hemos contado y estamos contando. A DECIDIR si queremos volar o cortarnos las Alas.

Nada está bien. Nada está mal. Tan sólo son posibilidades que tenemos a nuestra disposición TODOS para vivir de una manera o de otra.

Para Vivir en Paz con la Vida es imprescindible incluir la no-Paz en ella. Porque cualquier cosa, pensamiento, emoción, experiencia... que temamos, que rechacemos, nos estará alejando de esa posibilidad.

Y la inclusión, la aceptación, el abrazo, el Amor..., es una DECISIÓN que tomamos cada uno de nosotros. Amo o no amo. Acepto o rechazo. Lucho o no lucho.

¿Incluyo el miedo dentro de mi Idea de Paz-Felicidad? ¿Incluyo todas y cada una de las emociones, Sentires? ¿Incluyo-(Amo-Acojo)  al Mundo tal y como ya Es, a mí tal y como ya Soy, en mi Idea de Paz-Felicidad?

Depende de ti. Depende de mí.

 

https://lasletrasdeemma.wordpress.com/2021/01/09/vivir-en-paz-con-la-vida/

 

Leer más…

8406051063?profile=RESIZE_584x

Traducido con Amor desde...https://innerself.com

 

A juzgar por lo que veo en la televisión y en mi correo electrónico, uno pensaría que mentir se ha vuelto aceptable. Los comerciales de televisión utilizan situaciones en las que el personaje miente para vendernos un producto, los programas de televisión presentan personajes "adorables" que mienten a sus amigos y empleadores para "protegerse". Nuestro correo electrónico diario contiene correos electrónicos no solicitados que tienen en la línea de asunto "en respuesta a su correo electrónico" o que le agradecen por registrarse en su lista cuando nunca lo hizo.

Ahora, por supuesto, dado que lo que vemos "ahí fuera" es un reflejo de nosotros mismos, tenemos que echar un vistazo a cómo mentimos en nuestras propias vidas para lidiar con la situación. Solo podemos cambiarnos a nosotros mismos y el Universo nos envía "consejos" sobre lo que hay que investigar ... incluso a veces en forma de correos electrónicos no deseados. 

¿Mea culpa? (¿Culpa mía?)

Me criaron con el concepto de "mentiras piadosas". No sé si eso es solo en la religión católica, pero así es como lo entendí. Había dos clases de mentiras: la mala, mentiras graves reales (los que pueden ir al infierno por), y luego estaban las mentiras que eran más o menos "OK", las mentiras blancas. Esas no estaban del todo bien, pero posiblemente encajan en la categoría de "errar es humano ...".

Sin embargo, ¿cuándo una mentira no es mentira? ¿Cuándo es solo una verdad parcial? ¿Cuándo tiene buenas intenciones? Cuando ocultamos o camuflamos la verdad, nos estamos engañando a nosotros mismos y a los demás, sin importar el "tamaño" de la mentira. Por supuesto, la mentira más común e "inofensiva" es cuando le damos un cumplido a alguien sin quererlo, o cuando nos negamos a decirle la verdad a alguien para "no herir sus sentimientos".

Muchas veces no decimos la verdad, así que no "sacudiremos el barco". Ha habido momentos en mi vida en que la gente no me decía algo para no herir mis sentimientos ... pero quizás necesitaba escuchar esa verdad para ayudarme a crecer, para ayudarme a avanzar en mi camino espiritual. Quizás pensaron que me estaban protegiendo, o que estaban "siendo amables" conmigo, cuando en realidad estaban ocultando la información que necesitaba. Por ejemplo: si estuviera siendo grosero y nadie me lo dijera, entonces seguiría siendo grosero. ¿Cómo voy a aprender?

Hay "lo que dices" y hay "cómo lo dices"

No se trata tanto de decir la verdad como de "cómo" decir la verdad. Recuerdo que cuando tenía veintitantos me dijeron: "Estás segura de que eres honesta, ¿no?" ... La persona me dijo esto como si fuera algo malo ... Más tarde me di cuenta de que lo que quería decir era que yo era hiriente en mi honestidad. En otras palabras, era directa. Simplemente soltaba la verdad de cualquier manera que se me venía a la mente. No hacía el esfuerzo de hacer que mi "decir la verdad" no fuera amenazante, sin prejuicios y sin culpa, ridículo, burla, etc. Sí, era honesta, pero también crítica y mi "decir la verdad" a veces llevaba un cuchillo en la mano.

Años más tarde, cuando tenía empleados, aprendí que había diferentes formas de decir la misma verdad. Si alguien comete un error, tienes la opción de cómo comunicar esa "verdad". Puedes decir algo como "eso fue realmente estúpido" (lo cual puede ser honesto, pero seguramente no te apoye ni sea amable), o tal vez puedas decir: "Veo que realmente estás trabajando duro en esto. Quizás si lo intentas de esta manera lo hará más fácil ". Mismo mensaje, diferente entonación y, por supuesto, un efecto diferente en el destinatario de su comentario.

Hay una diferencia entre el tacto y la mentira. Se puede decir la verdad con cariño y compasión, con miras a dar un mensaje positivo, en lugar de uno hiriente y degradante. Quizás si siempre habláramos con amor en lugar de con indiferencia o falta de atención, nuestros mensajes serían de apoyo.

Cuando el culpable soy yo

Y luego están aquellos casos en los que la mentira no es proteger al "otro" sino protegernos a nosotros mismos. Hemos hecho algo que no queremos admitir. Sin embargo, no importa cuánto pretendamos y mentimos, nunca podremos ocultarnos la verdad. Sabremos que mentimos, y el daño causado a nuestra autoestima por ese conocimiento es mucho mayor que el daño de admitirle a alguien que cometiste un error, o lo que sea en lo que estés mintiendo.

Cuando mentimos, terminamos sintiéndonos como un mentiroso, y cargamos con la energía y la culpa (conscientemente o no) de la mentira que dijimos. Entonces tenemos que gastar aún más energía recordando la mentira para poder seguir así y no ser atrapados más tarde. ¡Ah, qué telaraña tejemos cuando practicamos por primera vez para engañar! (Sir Walter Scott)

Humpty Dumpty se sentó en una pared

Si queremos crear una vida mejor para nosotros y las personas que nos rodean, no podemos basarnos en mentiras. Siempre que le has mentido a alguien, se forma un muro entre ti ... tanto por la culpa como porque tienes que seguir fingiendo la mentira. Ya no puedes permitirte ser completamente honesto y abierto con esa persona. Y créeme, la otra persona lo sabe (conscientemente o no). Pueden sentir algo en tu actitud o leer algo en tu lenguaje corporal; quizás ya no puedas mirarlos a los ojos cuando les hablas.

Cuando tenemos una mentira entre nosotros y alguien más, la verdadera comunicación y el amor no pueden tener lugar. Como no somos fieles a nosotros mismos, nos volvemos "falsos" en nuestra relación. Nos dividimos. Y la relación se desequilibra a partir de ese momento. Ya no hay una comunicación verdadera y abierta porque la mentira está ahí, entre ustedes dos, como una cortina de humo ... o una pared semitransparente.

¿Tu seguridad es solo una ilusión?

Para algunos de nosotros, mentir se ha convertido en una segunda naturaleza. Mentimos sobre lo que almorzamos porque no queremos que la gente sepa que no estamos siguiendo nuestra dieta. Mentimos sobre cuánto gastamos en un vestido nuevo porque no queremos que la otra persona sepa que gastamos "demasiado" o quizás "muy poco". Mentimos sobre "cosas pequeñas" que creemos que no importan, y mentimos sobre "cosas grandes" porque creemos que es más seguro que decir la verdad. Creemos que nuestro mundo será más seguro si pretendemos y encubrimos la verdad.

Sin embargo, si vivimos una mentira, entonces nuestra felicidad y paz también es una mentira y seguramente no es segura. Puede parecer, en el exterior, que nuestras relaciones y nuestra vida funcionan sin problemas, pero si todo se basa en una red de mentiras, entonces en algún momento esa red no sostendrá toda la farsa ... y todo se vendrá abajo.

Es mucho más difícil lidiar con la verdad que sale a la luz cuando la has camuflado durante años ... Lo que comenzó como una "pequeña mentira", después de años (o meses) de ser reformulado y construido, resulta ser una gran brecha en la comunicación y la confianza entre dos seres.

Las mentiras no son una base para relaciones íntimas y armoniosas

A veces, en la "escena de las citas", alguien dirá "pequeñas mentiras" para verse bien, pero más tarde, cuando la verdad detrás de esas mentiras se vuelve obvia, la otra persona puede perder la confianza y la confianza en ti. Después de todo, si has mentido sobre una cosa, ¿sobre qué más estás o podrías estar mintiendo?

Las relaciones armoniosas, deben basarse en el amor y la apertura. ¿Y cómo podemos estar abiertos cuando ocultamos mentiras? Hace que nuestra vida sea un laberinto de complicaciones.

¿Quieres tener una vida tranquila? Se honesto contigo mismo y con los demás. Se consciente de las pequeñas falsedades que dices; sé consciente de las verdades que incluso te ocultas a ti mismo. Muchas veces las cosas que escondemos son las mismas cosas que nos liberarían. Nuestro ego cree erróneamente que nos está haciendo un favor al ocultar la verdad. Sin embargo, el amor y la apertura, no la simulación, son la clave para lograr la paz interior.

Podemos optar por vivir una vida de pretensión y "medias verdades". O podemos elegir ser conscientes de nuestras palabras, nuestros sentimientos, nuestro conocimiento interno y nuestra verdad. Podemos tomar conciencia de nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos, respetando lo que sea cierto para nosotros en ese momento.

Cuando vivimos con atención y conciencia, vivimos nuestra vida sobre una base de respeto: respeto por nosotros mismos y respeto por los demás. Y el respeto implica confiar lo suficiente en alguien para decirle "nuestra verdad", y hacerlo con amor.

 

marie.gif?profile=RESIZE_180x180

Marie T. Russell es la fundadora de InnerSelf Magazine (fundada en 1985). 

 

https://innerself.com/content/personal/relationships/communication/6403-is-lying-acceptable-is-it-healthy-can-it-bring-peace-of-mind.html

 

Leer más…

ELEGIRTE A TI TAMBIÉN DUELE - Emma Vázquez

8375591068?profile=RESIZE_930x

2 enero, 2021

 

A veces, la Vida nos adentra en una Oscuridad interna para que podamos decir NO. Para que nos demos cuenta de lo prisioneros que éramos de nuestras obligaciones autoimpuestas. Para que Veamos el daño que nos estamos haciendo al elegir a los demás antes que a nosotros.

Elegirte a ti también duele. Porque, para eso, tienes que romper con hábitos, con papeles, con personajes que llevas interpretando toda la vida. Y eso implica mucha responsabilidad, valentía y también dolor y culpa inconsciente. Muchas lágrimas que nos habíamos tragado por no sernos fieles a nosotros mismos y que saldrán a borbotones cuando destapes tu Caja de Pandora.

Por CREERnos (y hacernos) responsables de la felicidad de los demás a costa de la nuestra.

Pero es necesario despedirse de la persona de la que te has disfrazado para poder ser la persona que Eres. Una persona libre de condicionamientos. Libre de actuar por chantajes emocionales externos y/o internos. Libre de la etiqueta de buena hija, de buena hermana, de buena tía, de buena amiga… De buena.

Porque, ¿de qué te sirve ser buena si ser buena no te hace feliz?

A veces, la Vida te lleva hasta lo más profundo de ti, hasta el sufrimiento que estás escondiendo, para que lo Sientas en toda tu Alma, en cada poro de tu piel y, entonces, puedas ser capaz de Comprenderlo, abrazarlo y liberarte de aquello que lo provoca.

Y, sí. Duele. Duele dar el paso de alejarte de personas a las que amas, pero que no te hacen bien en ese momento. Sean quienes sean.

Elegirte a ti no es un signo de egoísmo. Es una consecuencia del Amor que tienes hacia ti.

No siempre coincidirá con lo que los otros sientan o piensen. Pero que los demás no se elijan o hayan elegido a ellos, no significa que tú debas cometer los mismos errores.

A veces, necesitamos olvidarnos de todo y de todos para Recordarnos a nosotros. Necesitamos distanciarnos de los demás para poder acercarnos a quien realmente Somos.

ESCÚCHATE. Tus emociones, tu cuerpo, tus sensaciones, te están hablando.

ATRÉVETE. A romper con todo y todos aquellos que no te aportan Paz.

Y si te tienes que quedar sola, HÁZLO. La Soledad y el Vacío no tienen nada que ver con estar solo, sino con Sentirse solo. Y te sientes solo cuando a quien has perdido es a ti.

ENCUÉNTRATE. Haz lo que sea necesario para Volver a Ti. Sé honesto con lo que sientes de verdad. Porque si no lo haces, jamás podrás ni ser feliz ni vivir en Paz. Ni contigo ni con los demás.

Nunca es tarde para volver a Empezar. Sólo necesitas tomar la Decisión de ELEGIRTE A TI.

 

“Que la Vida me perdone las veces que no la viví” (anónimo)

 

https://emmavazquezoficial.wordpress.com/2021/01/02/elegirte-a-ti-tambien-duele/

Leer más…

EL EFECTO MARIPOSA Y CÓMO USARLO

8347890293?profile=RESIZE_710x

 Traducido con Amor desde...https://medium.com

 

“Este efecto otorga el poder de causar un huracán en China a una mariposa que agita sus alas en Nuevo México. Puede llevar mucho tiempo, pero la conexión es real. Si la mariposa no hubiera batido sus alas en el punto exacto en el espacio / tiempo, el huracán no habría ocurrido ".

http://fractalfoundation.org/resources/what-is-chaos-theory/

 

 

El efecto mariposa es una teoría que establece que todo lo que existe está conectado y lo que pase con un componente afecta la totalidad de los otros componentes, que componen el universo.

En términos simples; usted, su hijo, su perro o cualquier criatura viviente que haga cualquier cosa, afecta a todo lo demás en el universo, al igual que derribar una ficha en un juego de dominó. Cada criatura viviente en el universo toca tantas otras vidas, que no puede evitar tener una profunda influencia en el resto de la existencia.

Por ejemplo, se ha dicho, que si una mariposa bate sus alas, en un continente, puede causar un huracán semanas más tarde, en otro.

El concepto es que incluso el cambio más sutil y discreto afecta a otras cosas, que se complementan entre sí y que eventualmente pueden resultar en un cambio masivo.

Puede sentir que el concepto es una tontería filosófica o espiritual, pero uno puede seguir con una percepción racional de esta teoría, paso a paso y tiene sentido.

Por ejemplo, un hombre se golpea el dedo del pie y llega tarde al trabajo. Debido al dolor en el dedo del pie, cojea y tarda más en prepararse. No tiene tiempo para afeitarse, por lo que lleva su afeitadora eléctrica y decide afeitarse en el auto. Debido a que se estaba afeitando en el auto y una ardilla decidió cruzar de un al otro lado de la calle, se desvía y mata a una joven llamada Jane, que estaba tratando de cruzar la calle. Por tanto, se podría decir que el golpe en un dedo del pie fue la causa de la muerte de Jane.

El accidente obviamente afecta a Jane y al conductor, pero también a la familia de Jane, que perdió a un ser querido. Sin embargo, esto también afecta a los familiares de los dos familiares directos y amigos de esos familiares. Afecta al rendimiento en el trabajo y afecta a los compañeros de trabajo. Afecta todas las vidas que la vida de Jane habría tocado en el futuro, pero ya no lo hará. Afecta a todas las vidas con las que interactuará el conductor, porque la tragedia seguramente tendrá un efecto en él, lo que lo convertirá en una persona diferente; alterando así sus interacciones futuras.

Además, piense en el efecto acumulativo que tendría el accidente en la vida de tantas personas, el tiempo dedicado a consolar a los demás y planificar el funeral, el estado mental y los cambios en la toma de decisiones futuras. Incluso afecta su visión del mundo y cómo viven sus vidas.

El efecto se traslada a los familiares inmediatos a los parientes y luego a los parientes de los parientes y a los amigos de los parientes y luego a sus amigos y familiares de esos amigos. Se traslada a las interacciones comerciales e incluso a las personas con las que pueden o no encontrarse en la calle. En la mayoría de los casos, es un efecto dominó interminable que se mueve hacia afuera.

Recuerde, este escenario ficticio comenzó con un simple golpe. Entonces puedes ver cómo algo, que realmente parece absolutamente insignificante, realmente puede tener un efecto profundo en el mundo.

Con suerte, puede imaginarse cómo la propagación de los cambios es como verter una gran bolsa de canicas en el suelo y verlas rodar en todas direcciones.

Imagínese una gota de agua que cae del grifo de agua a un fregadero lleno, donde crea una onda que se expande hacia afuera, yendo de un extremo al otro del fregadero. Todo eso parte de una pequeña gota.

Cada uno de nosotros somos pequeñas gotas de agua, a nuestra manera. El cuerpo humano, por ejemplo, es 60% agua. El hecho de que nuestras acciones se propaguen a través de una red de formas de vida basadas en el agua y el efecto se expanda hacia afuera es más apropiado de lo que parece inicialmente.

Tres cosas que la gente puede no darse cuenta inmediatamente sobre el efecto mariposa son:

 

  1. Cualquier criatura viviente es parte de la red involucrada en El efecto mariposa, pero lo mismo podría decirse de los objetos inanimados.

Las cosas también tienen un efecto sobre el patrón y el marco del universo.

Piénsalo. Cuando su automóvil no arranca y lo hace llegar tarde al trabajo, ¿cómo afecta a las personas, los horarios y el trabajo?

¿Qué sucede si necesita hacer una llamada importante, pero su teléfono celular no funciona, o algo aún más importante, como su método anticonceptivo, falla?

Los objetos tienen energía espiritual o una carga kármica positiva o negativa. Uno puede reflexionar sobre el hecho de que las cosas a menudo parecen tener vida propia y, a menudo, se rompen en el peor momento posible. Ya sea que esté de acuerdo o piense que la idea es absurda, puede ser motivo de reflexión.

Un caballero tenía una videograbadora temperamental, que dejó de funcionar. Cuando el VCR dejó de funcionar, lo llevó a un taller de reparación, pero especuló que las vibraciones del automóvil de alguna manera arreglaron el VCR al empujar una conexión suelta a su lugar, ya que el VCR funcionó bien una vez que lo llevó al taller de reparaciones.

Esto sucedió un par de veces y dado que el viaje al taller de reparaciones parecía inconveniente y era vergonzoso para el hombre afirmar que la videograbadora tenía un problema grave, cuando el técnico seguía teniendo la impresión de que en realidad no había nada malo, el hombre bromeó que el VCR simplemente quería salir e ir a dar una vuelta de vez en cuando.

Por lo que la humanidad sabe, las videograbadoras y las rocas no tienen pensamientos, sentimientos o karma, pero una cosa es definitiva y es que tienen un efecto considerable en el efecto mariposa, al igual que las personas.

Si una llanta explota, durante un viaje temprano en la mañana al trabajo, cambia todo, no solo para esa persona, sino para todas las personas con las que el conductor interactuará o no durante ese día.

Si una casa se incendia, tiene un efecto profundo en el vecindario y la gente del área, extendiéndose para tener un pequeño efecto en millones de vidas, que a su vez se extiende a miles de millones. Todo cambia.

 

  1. No puedes escapar del efecto mariposa, no importa cuánto lo intentes.Cualquier cosa que hagas, incluso si parece que no estás haciendo nada, tiene un efecto profundo en el universo. Esto se debe a que siempre podrías estar haciendo algo y lo que podrías estar haciendo, pero no lo estás, tiene tanto efecto en las cosas como cuando estás en acción.

Por ejemplo; podría decir, “¡No quiero ser parte de este Efecto Mariposa! Estoy aburrido, deprimido e insatisfecho con mi vida. No quiero la responsabilidad de influir y afectar las cosas que me rodean y en todo el universo. Solo voy a encerrarme en mi casa y ver televisión, comer Hot Pockets y jugar videojuegos ".

Si hace esto, este joven puede pensar que efectivamente se ha eliminado del Efecto Mariposa, pero no funciona de esa manera. En la superficie, parece que su falta de acción lo ha alejado del mundo exterior y, por lo tanto, lo ha separado del Efecto Mariposa, pero en realidad, su falta de acción sigue siendo una acción, en sí misma.

Sus elecciones frecuentes, no hacer nada más productivo o sustancial, siguen siendo elecciones que está tomando y al elegir no ser productivo, estas elecciones tienen un efecto tremendo en el universo, quizás más que si fuera un miembro productivo de la sociedad.

Solo considere, si hubiera salido de su casa y vivido una vida más plena y más conectada, podría haber sido el mejor amigo de alguien y eso podría haber evitado que se suicidara. Pudiera haberse topado con alguien en la multitud, lo que los retrasaría un cuarto de segundo, y evitaría que un automóvil los golpeara y los matara.

Este joven, que se queda solo en su casa, pensando que no tiene ningún efecto en nada, podría haberse convertido en el próximo presidente de Estados Unidos y haber afectado a miles de millones de personas. Podría haber cambiado las leyes, corregir los errores y mejorar la existencia humana.

Como ve, lo que no haces es siempre tan importante como lo que haces, porque el potencial siempre está ahí y actúa sobre el universo de forma positiva o negativa, nos guste o no.

No se puede negar su efecto en el universo. Todo lo que haces o no haces altera el tapiz de la existencia.

 

  1. Puedes aprender a usar El efecto mariposa para beneficiarte en tu vida y hacer del mundo un lugar mejor. ¿Cómo? Simple.

Cada acto que hagas, grande o pequeño, tiene un efecto profundo en el universo, así que sonríe a los extraños que pasan, recoge un pedazo de basura fuera de lugar, dale un cumplido a alguien o, mejor aún, un abrazo. A medida que el efecto de estos pequeños gestos se propaga, eres inmensamente importante para hacer del universo un lugar mejor.

 8347923468?profile=RESIZE_710x

CINCO MANERAS DE APROVECHAR EL EFECTO MARIPOSA

 

Aquí hay 5 formas en que puede utilizar el efecto mariposa para mejorar tu vida:

  1. Comprende que fingir solo te finge a ti mismo.

Cuando alguien intenta ser alguien que no es, pone una cara para el público y mantiene oculta su verdadera cara, pero cuando consideras que cada decisión que tomas o no tomas es derribar dominós a lo largo de la existencia, puedes imaginar lo difícil que es vivir una mentira.

¿Estás enviando señales negativas que cambian todo nuestro universo y esperas que nadie se dé cuenta? Seguro que los cambios son a menudo sutiles, pero con el tiempo es casi seguro que las ondas de una mentira lleguen a una playa donde alguien que conoces está vadeando.

  1. Amplía tu círculo de familiares

Date cuenta de que El Efecto Mariposa se disemina por todo el universo, así que, si quieres hacer grandes cambios en el universo, cuanta más gente puedas reunir a tu alrededor, más rápido y más fácil será manifestar estos cambios.

Algunos dicen: "No es lo que sabes, sino a quién conoces". Eso no es cierto, pero “a quién conoces” ciertamente ayuda y los círculos de influencia no son motivo de risa.

Si quieres cambiar el mundo de una buena manera, programa tus fichas de dominó de positividad y amor y configúralas para que se derramen en los juegos de otras personas.

  1. Date cuenta de que no puedes ser un participante pasivo

Ten en cuenta que no puedes "optar por no participar" del efecto mariposa. No importa lo que elijas, tomarás una decisión y habrás afectado profundamente al universo.

Incluso si decides no participar matándote, tu ausencia enviaría una gran onda a través de la existencia. Estarías eliminando todas las posibilidades de todas las cosas que podrías haber hecho, todas las vidas en las que podrías haber influido, todas las situaciones que tu presencia podría haber alterado.

No se puede evitar. Debes tomar decisiones y participar. La única pregunta es, ¿elegirás afectar al mundo de una manera negativa o positiva?

  1. Comprende la importancia de tus acciones

Considera que tu menor acción cambia para siempre el planeta y todas las vidas en él. Considera que, si la Tierra es diferente, su efecto sobre el universo cambiará, aunque sea levemente. Y si nuestro universo cambia, también cambiará nuestra galaxia y así sucesivamente.

El Efecto Mariposa extiende sus alas perpetuamente, así que comprende que prácticamente todo es posible. Averigua lo que quieres y no te sientas pequeño. ¡Siéntete empoderado! Tu más mínima acción cambia el universo para siempre.

Ahora piensa en lo que podrías hacer si te lo propones.

Hazlo bien

¡Agita tus alas! Haz del mundo un lugar mejor.

Si quieres hacer grandes cambios, sé una gota de lluvia que hace olas. Puede pasar.

El efecto mariposa es tu llamada a la acción.

Si te has dicho a ti mismo que "lo que pienso no importa y lo que siento no importa, ese voto no importa", debes recordarte que Roma no se construyó en un día y cada pequeño poco ayuda.

La mayoría de las cosas ocurren en etapas, hay un efecto acumulativo y los componentes siempre actúan entre sí.

El efecto mariposa es una de las razones más importantes para creer que una sola vida puede tener un impacto profundo en el mundo. Por supuesto, esto ya ha sido probado por muchas personas famosas y elogiadas, que han cambiado el mundo con su valentía, empuje y visión; pero para muchos que nunca obtendrán fama, grandeza o cualquier forma de notoriedad pública, El Efecto Mariposa debería hablarles, porque a su manera, para el universo, eres tan importante e influyente al poner la mesa, como los de mayor estatura pública. Date cuenta de que tus elecciones siguen siendo vitales.

La vida es como una máquina tragamonedas. Cuando cada individuo actúa, es como tirar de la palanca de un bandido armado. La pequeña rueda gira, pero en realidad no pasa mucho. Pero dentro de la máquina se están produciendo cambios. Cada tirón acerca el mecanismo un paso más a dar sus frutos.

Eventualmente, una vez que suficientes personas hayan tirado de esa palanca, vendrá la recompensa. Puede que lleve algún tiempo. Puede que sean necesarias muchas personas para actuar, pero seguramente llegará el momento.

Y lo sorprendente es que nunca sabemos quién será esa persona. ¿Quién inclinará la balanza? ¿Quién ganará el premio gordo?

Podría ser Mahatma Ghandi o Martin Luther King, o podría ser tu vecino del otro lado de la calle, o el repartidor de pizzas, o la chica del puesto de perfumes, o incluso… tú.

 

https://medium.com/@evanmarquisee/the-butterfly-effect-ce9cc48ba1d3

 

Leer más…

egocentrismo-humildad_9f5a7569_1200x1200.jpg?profile=RESIZE_710x

 

23 de diciembre de 2020 · 08:00

Las personas demasiado centradas en sí mismas suelen tener una herida que provoca ese comportamiento. ¿Cómo sanarla para conectar con los demás y ser más feliz?

¿Qué pasaría si cada persona se sintiese más especial que nadie, mejor, con más derechos; o más desgraciada, más doliente, con más necesidad de ser cuidada? Probablemente la vida se convertiría en una pesadilla de la que todos querrían despertar. ¡Un infierno de avidez!

Detrás del sentimiento de "yo", de ser alguien bien diferenciado de los demás y, naturalmente, bastante especial, hallamos dos tendencias humanas básicas: la de aferrarse a las cosas que proporcionan satisfacción o bienestar, y la de evitar todo cuanto genera malestar o dolor.

Sobre esta base se asientan el sentido de identidad y la seguridad en uno mismo, a partir de los cuales se adquieren las demás cualidades y habilidades que nos definen como seres humanos.

La psicología afirma que este sentido de identidad, este "yo", es lo que hace posible la construcción de la personalidad. Sin él no tendríamos referentes para vivir: seríamos como barcos a la deriva, incapaces de evolucionar. Las tradiciones espirituales, por su parte, presentan diferentes vías para trascender el "ego", si bien un "ego" bien construido y equilibrado suele ser el punto de partida del camino espiritual.

 

Asimismo, sin el sentimiento de identidad y de autorrespeto no puede desarrollarse la capacidad para protegerse y se acaba siendo más vulnerable a la dependencia emocional, el abuso o la depresión.

 

Sin haberse sentido amado y valorado como alguien especial durante los primeros años de vida nadie puede lograr autoestima y seguridad personal.

 

¿Cómo es una persona egocéntrica?

 

Como en todo, el exceso se torna peligroso, y en este caso conduce al egocentrismo. Si esa necesidad natural de exaltar la propia personalidad y ser alguna vez el centro de la reunión deviene excesiva el egocentrismo puede resultar problemático.

 

Esta tendencia se halla en todos nosotros y se expresa, por ejemplo:

  • Cuando una persona habla básicamente de sí misma y reclama la atención.
  • Cuando nos sentimos ofendidos porque no nos hacen caso.
  • Cuando exageramos nuestros logros o capacidades para impresionar a los demás y recabar su admiración, esperando un trato singular.
  • Cuando nos aprovechamos de alguien en beneficio propio, creyendo que tenemos más derechos.
  • Cuando desacreditamos a un compañero o difundimos rumores para ser más valorados en el trabajo.
  • Cada vez que pasamos por alto los sentimientos ajenos.
  • Cuando nos enfadamos a raíz de una crítica y reaccionamos con sentimientos de rabia, vergüenza o humillación, aunque no los expresemos.
  • Cuando establecemos relaciones interesadas o presionamos para que los demás se adapten a lo que necesitamos o deseamos.
  • Inclusocuando estamos tan preocupados que nuestros pensamientos no van más allá de nuestra necesidad y nuestro dolor, permaneciendo ciegos a todo lo demás.

Si este comportamiento es predominante, entonces es posible que tengamos un problema de ego.

 

¿Cuáles son las causas y consecuencias del egocentrismo?

 

Es importante tener en cuenta que al egocentrismo también se puede llegar a través del dolor. Un sufrimiento físico o psicológico muy intenso, una importante inseguridad que conlleva la necesidad exagerada de valoración externa, puede tornar a una persona tremendamente exigente. Da entonces por sentado que los demás deben estar a su lado y ayudarle siempre que se sienta mal.

El dolor puede revestir también la forma de preocupación excesiva. El miedo a perder el trabajo, a que el problema de un hijo, por ejemplo, evolucione a peor, a que todo se tuerza… puede hacer que toda la atención permanezca focalizada en aquello que preocupa sin poder ver más allá ni a nadie más. Esto resulta especialmente duro en la vida familiar o de pareja, puesto que los demás se sienten desatendidos o ninguneados.

Nadie se siente cómodo junto a alguien que no se preocupa por los demás, que no conecta emocionalmente, que solo se relaciona por interés.

 

Una actitud egocéntrica dificulta mucho la toma de decisiones, la gestión de los conflictos y la resolución de las dificultades más sencillas; es incómodo permanecer con una persona que se siente ofendida tan fácilmente. Sus reacciones airadas, sus prontos, terminan dañando o fatigando a los demás.

 

Estar junto a alguien tan inseguro y ávido de atenciones y cuidados, que vive inmerso en un mundo de exigencias y resentimientos, de anhelos, de miedo y de culpa, resulta no solo exasperante sino agotador. Se acaba huyendo, simplemente para sobrevivir, con lo que los temores de abandono y soledad de una persona tan centrada en sí misma se cumplen fatalmente.

Cuanto más nos aferramos a los demás, más se provoca que estos se alejen porque se sienten invadidos y atrapados. Y cuanto más dependemos de la admiración o valoración ajena, más vulnerables y menos libres somos.

¿Cómo dejar de ser una persona egocéntrica?

 

Siendo conscientes de cómo el egocentrismo empobrece la vida y de cuántas oportunidades vitales hace perder, conviene ocuparse firmemente de canalizar o minimizar esta tendencia. Para ello, basta con cambiar la mirada.

El apoyo de la humildad

La humildad ayuda a conjurar todo cuanto puede incitar al orgullo y la prepotencia, a creer que se es mejor que los demás; que uno está siendo amenazado o juzgado o que es necesario protegerse de las críticas o demostrar que se es especial.

Se trata de una cualidad que aporta una gran calma interior. La persona humilde sabe que no siempre hace las cosas bien e, incluso, que en ocasiones no sabe qué hacer ni cómo. Pero la humildad sienta las bases de la aceptación y la confianza, lo que hace posible el crecimiento personal.

Quien es humilde entiende que la vida está llena de infinitas posibilidades de aprendizaje y sabe que se aprende observando a los demás, relacionándose con ellos, pidiendo ayuda, ofreciéndola...

 

Cuando los muros que nos separan de los demás pierden altura, aunque persistan sus bases, saboreamos la verdadera dicha.

 

Descubrir a los demás con interés genuino

 

Buscar activamente algo que resulte admirable de cada persona con la que se entre en relación. El reto crece cuando la persona no cae bien de entrada; habrá pues que indagar...

Cada persona tiene su camino, sus dificultades específicas, sus retos y una biografía única. Se llega a este mundo con unas capacidades y en unas circunstancias particulares. Por eso es tan difícil e injusto juzgar a los demás desde fuera. Si se siente poca simpatía por alguien, es bueno preguntarse cómo sería la vida de uno estando en su piel, habiendo tenido que vivir con sus conflictos y acontecimientos. Si se desconocen, es útil averiguarlos.

Entablar relación con personas de muy diversa procedencia y cultura; conocer gente distinta a uno mismo; escuchar mucho y hablar menos; interesarse genuinamente por las opiniones, puntos de vista y criterios de los demás es la mejor forma de ampliar la perspectiva y abrir la mente a una realidad más compleja que la propia.

Y al mismo tiempo, si por un momento se pudiera ver a las personas más allá de su profesión, su situación familiar o sus circunstancias vitales y materiales, ¿se hallarían tantas diferencias? Qué fácil es olvidar que todos los seres humanos son esencialmente iguales; que todos comparten un mismo deseo de bienestar.

 

Reflexionar sobre cuanto uno tiene en común con otras personas ayuda a desarrollar un profundo sentimiento de empatía.

 

Reflexionar amplia y honestamente sobre estas cuestiones, alimentar las tendencias prosociales y altruistas nos abre a los demás, diluye el egocentrismo, nos hace más felices y nos sitúa en esa frontera sagrada entre la psicología y la espiritualidad. La posibilidad de cruzar el umbral dependerá, sobre todo, de la capacidad para traducir toda esa inspiración en acciones que redunden en el beneficio de los "compañeros de viaje".

En vez de pensar tanto en las propias necesidades, conviene preguntarse: ¿Qué puedo hacer por esa persona? ¿Cómo podría contribuir a la solución del problema? ¿De qué modo puedo mejorar la relación? Y, naturalmente, intentar llevarlo a la práctica.

Reconocer la interdependencia

 

¿Existe algo, por pequeño que sea, que uno pueda lograr sin que nadie haya contribuido directa o indirectamente a ello? Recordar que todos necesitamos a los demás y que todos influimos, de manera recíproca, en la vida de otras personas ayuda a relativizar la propia importancia.

Puesto que todos estamos de un modo u otro interconectados, puesto que los demás nos brindan grandes oportunidades de aprendizaje, puesto que todos somos esencialmente iguales y tenemos nuestro propio lugar en el mundo... alegrarse sinceramente por los logros de los demás mejora sensiblemente las relaciones sociales y permite contrarrestar la envidia y el malestar que esta genera.

El altruismo ayuda a ver más allá de las propias preocupaciones y a no obsesionarse con los propios males. Ofreciendo servicio desinteresado se desarrollan habilidades, se aprenden lecciones muy valiosas y se fortalecen los lazos de afecto y amistad con otras personas. También se contribuye a mejorar la sociedad. Eso no implica que uno no deba ocuparse de sus problemas, pero todo resulta más fácil si se hace en su justa medida.

 

Apreciar lo que se tiene y desarrollar la gratitud

La satisfacción no depende de la situación económica o material ni de lo que hagan o cómo sean las personas que nos rodean. Desear más y más cosas de modo insaciable o lamentarse inútilmente por cuanto no está al alcance de uno conduce a la amargura. Buscar los aspectos positivos de la propia vida y de las relaciones, aceptar y alegrarse por lo que se tiene, no impide fijarse objetivos de mejora.

Escuchar a personas que han tenido pérdidas importantes puede ayudar a relativizar el valor de algunas cosas y no perder de vista lo esencial. Si te hallases en el lecho de muerte, ¿qué valorarías más en ese momento? ¿Qué sería más importante para ti? ¿Qué es lo último que desearías perder o no tener?

A partir de alguno de estos elementos esenciales o algún logro personal del que uno se sienta satisfecho, podemos hacer el ejercicio de reconocer al menos a cinco personas concretas que hayan aportado su ayuda en algún momento. No dejar pasar ninguna oportunidad de agradecer el apoyo y el afecto recibidos a los seres queridos y también a aquellas personas con las que la relación es más difícil.

Aprender a valorar a los demás ayuda a superar el egocentrismo y genera bienestar en ellos y en uno mismo. Reconocer lo que las otras personas hacen por nosotros permite minimizar una actitud victimista o centrada en uno mismo.

Sugerimos las siguientes reflexiones:

Pensar en el beneficio recibido de los padres, familiares, maestros y otras personas durante la infancia y la juventud: los cuidados físicos y emocionales que brindaron, la protección, desde lo más básico (ropa, cobijo, comida) hasta la nutrición afectiva y la orientación para la vida.

Darse cuenta de lo que se aprendió en el periodo escolar, y no solo de los conocimientos: las cualidades y habilidades que se adquirieron, todo el tiempo que padres y educadores le dedicaron a uno…

¿Cuántas personas habrán intervenido en la confección de la ropa que uno lleva? ¿Cuántas personas, cuántos seres vivos, incluidos los microorganismos, han contribuido directa o indirectamente a que exista la comida que tomamos, generándola, elaborándola, transportándola? Fuese cual fuese su motivación, la cuestión es que su esfuerzo ha sido de gran beneficio.

Imaginar cuánta gente –no solo sanitarios– hace posible que podamos llamar al teléfono de emergencias (112) o ser atendidos en un hospital. Miles de personas, cada una en un lugar diferente, cumpliendo funciones diversas y complementarias, cada una con sus propias motivaciones pero "ahí".

Recapacitar, por último, sobre lo recibido de quienes le han dañado a uno. Quizá su crítica mostró una debilidad e impulsó un cambio, o tal vez su negativa nos obligó a afrontar una dificultad y emergieron recursos interiores de los que no éramos conscientes.

 

https://www.cuerpomente.com/psicologia/egocentrismo-a-humildad-todos-nos-necesitamos

 

Leer más…

El monstruo que nos aleja del amor propio - Kelly Branyik

8344369075?profile=RESIZE_710x

Traducido desde...https://www.elephantjournal.com

 

"Traté de amarte, pero no pude amarme lo suficiente".

Muchos de nosotros hemos estado ahí.

Ha estado en ese lugar donde no estamos completamente dispuestos o listos para darle a una persona el amor que se merece. Luchamos por encontrar la fuerza para ser el amor ideal que vemos en las películas. Sin embargo, la verdad es que simplemente no tenemos la capacidad para hacerlo. Simplemente no tenemos suficiente amor por nosotros mismos . Al menos no lo suficiente como para presentarnos ante la otra persona.

¿Qué es este terrible monstruo que nos derriba?

Es depresión.

He estado allí. Sentí la falta de amor que siempre tuve por mí mismo. Han sido necesarios años de arduo trabajo para recuperar ese amor propio. Se necesita mucho más esfuerzo para recuperarse de la depresión que el esfuerzo que se necesita para caer en ella.

He estado en un lugar donde mi propia depresión y falta de amor propio me han convertido en una pareja terrible, una pareja insegura y una pareja ansiosa. Mi incapacidad para amarme a mí mismo ha alejado de mí a muchas personas.

He estado en un lugar donde las cosas negativas que me digo me llevan a un vacío lúgubre, golpeando mi alma tan sin sentido, que no puedo imaginar dar nada a nadie, incluyéndome a mí mismo.

Ese enorme e infinito agujero en el que me metía en espiral no me dejaba mucho espacio para curarme y seguir adelante. No me permitió la felicidad ni el entusiasmo por la vida. No me permite encontrar el buen amor que sé que todos merecemos. Es simplemente ... vacío, solitario y confuso. Este vacío fastidioso e inexplicable, quién sabe de dónde salió, pero me cansa. No me da mucho descanso.

Son canciones como "Monster" las que me recuerdan que no estoy solo en ese sentimiento. Que alguien se sienta así también: una inexpresable falta de capacidad para amarse a sí mismo o a los demás. Hay momentos en que no somos lo suficientemente fuertes como para amar lo que somos para amar a otra persona.

Al escuchar canciones como esta, me acuerdo de los hombres con los que he estado. Los que han estado en este mismo vacío asfixiante. Los que me dicen: "No soy lo suficientemente bueno para ti". Los que son tan incapaces de amarse a sí mismos, que tratan desesperadamente de amar, o tal vez, como yo, incapaces de hacerlo con integridad y voluntad.

Es difícil sentir empatía por alguien que está tan perdido, que duele y que es incapaz de amarte. Es difícil entender a alguien que no puede amarte porque lucha con su propio amor propio. Es difícil no gritarles y decirles: “¡Ámate a ti mismo! ¿Es realmente tan difícil?

A veces, realmente lo es. Es un monstruo familiar con el que muchos de nosotros nos hemos enfrentado.

Muchos de nosotros hemos establecido relaciones lamentables con nuestras depresiones. Hemos dejado que ese monstruo nos agobie de formas vergonzosas ante las que nos avergonzamos en retrospectiva.

 Pero no estamos desesperadamente perdidos cuando se trata de encontrar un buen amor. 

Los demás también están luchando contra monstruos similares.

 

Kelly Branyik 

 

  https://www.elephantjournal.com/2020/12/the-ugly-monster-that-keeps-us-from-self-love-kelly-branyik/

Leer más…

La psicología y la espiritualidad se complementan- Mariana Caplan

8326328272?profile=RESIZE_930x

Solemos entrar en alguna práctica espiritual porque queremos ser más felices, sufrir menos, tener más poder o ser especiales. Pero la práctica en sí misma es inteligente y acaba mostrándote las verdaderas razones. Y te acaba transformando. A ti y al mundo en el que vives.

 

 

Entrevista realizada por: Marié Morales.

 

¿Qué es eso de "la iluminación"? ¿De qué hablamos cuando hablamos de maestros, maestras, gurus o personas iluminadas? ¿Existe ese estado que en la literatura espiritual o filosófica se da en llamar el "despertar" o la "iluminación"?

Si haces una pequeña encuesta por la calle, la mayoría de personas se imaginan a una especie de buda, una santo o santa, tal vez un "pirado" que vive en la Inopia, en otro mundo, medio dormido (o dormido entero) a las emociones, a las sensaciones, lo cual comúnmente se considera un auténtico desperdicio de la experiencia y la magnífica oportunidad de vivir. Y sin embargo, por definición, se trata de un estado de "despertar" del sueño de la ignorancia, de "iluminación" de una vida sombría. Sabiduría, pues, luz e intensidad.

 

¿En qué consiste la iluminación? 

Es un término que se ha utilizado demasiado y supongo que ha acabado perdiendo su sentido. Mucha gente imagina algo transcendental, aparte o fuera del mundo. Pero, en realidad, las personas iluminadas (y no hay muchas que yo haya conocido) son gente de gran compasión, dedicación y servicio, que utilizan su vida para ayudar a las demás. Aunque no necesariamente ayudarlas en sus objetivos más materialistas, sino a ser más felices. Pero son personas que continúan enfrentando los desafíos humanos (enfados, dolor, tristeza), sólo que han aprendido a afrontarlos de una manera especial. Con madurez espiritual, que no es lo mismo que la madurez humana.

 

¿Cuál es la diferencia?

En la madurez humana (el crecimiento personal), yo tengo aspiraciones de ser una buena persona, de superarme. En el crecimiento espiritual, podemos llegar a percibir aspectos del espíritu muy profundos. Son realidades que no se pueden entender completamente sólo a través de la mente, si  no tienes una experiencia personal. Por ejemplo, comprendes que nuestra percepción de lo que es un ser humano está muy limitada, que la realidad humana es mucho más grande y profunda. Te conecta con un cierto tipo de sabiduría (no mental ni intelectual) que te permite no sólo disfrutar de la vida a un nivel más intenso sino también hacer un trabajo interno de transformación.

 

¿Disfrutar más, dices? La imagen de la persona iluminada que no siente ni padece, ¿es entonces un tópico?

Pues sí: no es que dejes de sentir sino que desarrollas una capacidad de sentir más cosas; tus percepciones son muchas más, más diversas y más intensas. El mundo que te envuelve se transforma por el mero hecho de que ha tenido lugar una transformación en ti.

 

¿Cómo se traduce esto en la práctica? ¿Qué le aporta a la vida cotidiana?

Uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el ser humano a lo largo de su vida consiste en cómo manejar las emociones. Aplicándote  en las prácticas espirituales, poco a poco aprendes a manejar esta realidad; a percibir más y, al mismo tiempo, a manejar el mundo emocional que normalmente te domina. A mi manera de ver, ésta es la aportación más valiosa, mucho más que experimentar "viajes místicos", que suele tener lugar al principio, pero cuidado, porque se puede convertir en una trampa. Yo creo que los frutos del camino espiritual tienen mucho más que ver con la capacidad de servir al mundo de una manera efectiva que con cualquier estado de alteración de la conciencia, por atractivo y placentero que resulte.

 

¿Cuál debería ser, pues, la motivación para iniciarse en la práctica espiritual? ¿Existen motivaciones egoístas o equivocadas?

Normalmente, al principio las motivaciones no son muy puras, pero no importa. Solemos entrar en alguna práctica espiritual, la que sea, porque queremos ser más felices, sufrir menos, tener más poder o ser especiales. Sobre todo, porque queremos salir del sufrimiento. Lo bonito del camino es que la práctica en sí misma es inteligente y acaba mostrándote las verdaderas razones. Sólo tienes que meterte, con cualquier motivación, quedarte en una practica concreta (rechazando la tentación de ir de aquí allá, picoteando en una escuela y en otra) y la práctica en sí misma te acaba transformando. Pero atención, el proceso puede requerir años.

 

Incluso la mejor motivación, de servicio a las demás personas, puede esconder algo de vanidad, de deseo de poder. ¿Cómo detectarlo?

Es bastante probable. Si una persona es vanidosa, aparecerá la vanidad en cualquier cosa que haga, incluida la práctica espiritual; si es insegura, lo mismo. Y lo mismo si es egocéntrica, feliz, depresiva, etc. Pero no pasa nada, el camino te enseñará a detectarlo y a trabajarlo. En general, casi siempre empezamos de una forma ingenua, insegura y arrogante. Escuchamos esos conceptos de humildad, servicio, desapego, etc. y nos parece que los entendemos, al menos intelectualmente. Pero en la práctica nos salen mezclados con todas nuestras tendencias personales.

 

¿Cómo detectarlas, trabajarlas?

 En primer lugar, con valentía, honestidad y humildad, porque si no, no vamos a poder verlas. Y, no menos importante, ojalá que cuentes con buenos amigos y amigas espirituales que te ayuden, lo que en budismo se conoce como la Sangha. Siempre recordaré que en los primeros años de mi práctica (debía tener unos 26 años) compartía una habitación con una monja de 65 años, que llevaba años de experiencias y retiros; para mí era una maestra. Al final de la semana me preguntó qué de negativo había visto en ella durante la convivencia. Me impactó: con su edad y su experiencia aún estaba abierta a las percepciones de una chica de 26 años, prácticamente recién llegada. Para hacer una pregunta así hay que ser valiente y arriesgarse a oír cosas que no te van a gustar. Pero es la única manera de afrontarlas y trabajarlas.

 

¿Tan importante es la atención y la autoindagación? ¿No corres el peligro de deprimirte?

Seguro. En el camino espiritual hay mucho espacio y ocasiones para la autodecepción, porque somos seres inseguros e inflados a la vez. Pero hacerse las preguntas adecuadas y vivir con ellas es muy conveniente. El autoconocimiento es imprescindible, y para ello se requiere mucha humildad y la voluntad de pedir la opinión de quienes te rodean. Eso es lo que te ayuda a mantenerte centrada, porque si no, hay muchos riesgos de perderse en el camino. A mí me interesa mucho la Psicología y nunca he abandonado ese campo de estudio, que fue con el que empecé. Creo que la psicología y la espiritualidad se complementan.

 

¿Qué diferencia hay entre las experiencias místicas y la iluminación?

Las experiencias místicas son una especie de estados alterados de la conciencia, una experiencia de conexión con una realidad no material y que interpretamos como sagrada, de conexión con Dios o la Unidad o como quieras llamarlo. La iluminación es un estado de comprensión de las cosas más allá de su apariencia, un tipo de comprensión que te transforma.

 

¿Qué le aportan las experiencias místicas a la vida cotidiana?

Nos despiertan a una realidad más amplia. Este tipo de experiencias es lo que normalmente conduce a la gente al camino espiritual, ya sea por una tragedia personal, la muerte de un ser querido, una pérdida importante o cualquier cosa que resulte tan dolorosa que acabas traspasando la barrera del dolor y conectando con algo más profundo. Pero hay otras formas de alcanzar experiencias místicas: a través del sexo, las drogas, etc. Lo importante es no engancharte con esto, como quiera que haya llegado a tu vida. La conciencia se abre y está bien, puede servir de inspiración, de motivación. Pero lo importante es si esa experiencia te ha transformado o no. Si te sirve para funcionar mejor en tu vida cotidiana; para amar mejor y servir mejor.

 

La práctica, el crecimiento o la inteligencia espiritual, ¿sirven de algo si no sirven para funcionar mejor en nuestra vida cotidiana? ¿Cómo puede una persona "iluminada" o "despierta" enfadarse, frustrarse o deprimirse cuando las cosas  personas que le rodean no son "como deberían ser"?

Porque esa persona no está "iluminada" completamente, es muy raro que esto ocurra. Es más fácil que se haya "iluminado" una parte; por ejemplo, que comprenda la realidad de que las cosas son como son y las emociones no son más que tus preferencias (la alegría de que sean como quieres o la tristeza de que no lo sean), o la no-dualidad, o la vacuidad del ego, etc. Pueden haber tenido una realización o iluminación, pero otras partes de su comprensión siguen oscuras, lo que les permite enfadarse, o hacer uso y abuso de poder, etc. Un gran maestro como Claudio Naranjo me explicó una vez que se mantuvo en un estado de iluminación durante tres años y de repente desapareció durante diez años. Hasta que comprendió que esa "luz" tenía que ser sacrificada para percibir todo lo que todavía estaba a oscuras. No se desmotivó, supo seguir en el camino.

 

Y eso le puede pasar a cualquiera...

Por supuesto. También a tu maestro, a tu maestra. Suele ocurrir que, si tu guía cae en depresión o enferma, o se separa de su pareja, te desilusiona. Te dices: "¡Pero si es un guía espiritual!" ¿Y qué? También es un ser humano en el proceso. Hay que vivir con esa paradoja. Quédate con lo que te transmite, con lo que aprendes y creces a su lado. Lo demás forma parte de su propio proceso de crecimiento espiritual. Y quizás tú puedes usarlo también para el tuyo propio, si lo miras con sabiduría y compasión. Recuerda: el camino espiritual es un trabajo de toda una vida; no sólo para ti, también para tu guía.

 

En este trabajo de toda una vida, ¿cómo nos ayuda la disciplina moral? ¿Y cómo nos obstaculiza? ¿Cómo utilizarla?

Efectivamente, tiene sus ventajas y sus riesgos. Pero, sobre todo al principio, es muy necesaria. La disciplina moral consiste en unas normas básicas de comportamiento y al principio, cuando la persona está perdida y a merced de la tiranía de sus emociones, es muy conveniente contar con unas herramientas que nos permitan desarrollar la energía del sacrificio y el esfuerzo, por ejemplo, para no correr detrás de cualquier deseo, emoción, etc. La disciplina moral nos ayuda a mantener unos hábitos que previamente hemos adoptado y, a través de ellos, desarrollar la conciencia.

 

¿Cuáles son sus riesgos?

 Caer en la rigidez, por ejemplo, en la excesiva autoexigencia, en la auto decepción; o bien creernos especiales y superiores porque nuestra conducta moral es "superior" a la del ser humano común y corriente. En este caso, también es muy importante la humildad. Por ejemplo, si te comprometes a "no mentir", ya vale con que te preocupes de mentir menos, o que seas consciente de cuándo lo estás haciendo, o cuándo no estás diciendo la verdad aun cuando aparentemente no dices mentiras. Y lo mismo con "no matar", etc. Sé consciente de las formas sutiles en que traicionas tus compromisos, pero sigue utilizándolos para alumbrar tu camino.

 

¿Hay algún momento en que ya no necesitas hacer uso de la disciplina moral?

Sólo cuando esos valores ya están tan interiorizados que no necesitas recurrir a ellos porque forman parte de ti y actúan de manera natural. Mientras no ocurra así, hay que recurrir a la ayuda de la disciplina moral. Pero hazlo de una forma generosa y amable contigo misma y con las demás personas. Sin caer en la autoindulgencia. Como en todo, siempre hay dos lados (o trampas) en los que puedes caer: por una parte y por su opuesta.

 

Las trampas del camino espiritual.

8326350854?profile=RESIZE_400x

Hay muchas trampas y muchas ocasiones, cada día y prácticamente en cada situación.

El supermercado espiritual.

una tentación andar de sitio en sitio, de escuela en escuela, de grupo en grupo, buscando experiencias fuertes y sin establecer un compromiso de autoinvestigación y práctica profunda en una disciplina concreta.

Usarlo como hobby. Un entretenimiento placentero o intelectual, con escasa implicación personal. Como decía la antropóloga y maestra zen Joan Halifax, "hay aficiones peores" (y sabía bien lo que decía, ella que trabajaba en las cárceles). Pero si te lo tomas como un mero entretenimiento, no es fácil que se dé la transformación personal profunda.

Autodecepción. Leemos libros y escuchamos a maestros y maestras que nos transmiten conceptos como el desapego, la compasión, la humildad. Por un momento nos engañamos pensando que hemos alcanzado una comprensión de esas cosas, pero más adelante observamos en nuestra experiencia que no, que no está integrado, que cuesta. Puede que te desmotives por un momento, pero tienes que aprender a aceptarlo (aceptarte) y seguir avanzando.

La adicción a las experiencias místicas. Durante la meditación puedes llegar a experimentar estados alterados de conciencia de gran gozo, intensidad y felicidad profunda. No te obsesiones con volver a alcanzar esos estados porque es impredecible. Ábrete a ellos pero no los persigas demasiado porque podría ser causa de decepción y desmotivación -especialmente porque cuanto más los persigues más te rehúyen.

La inflación del ego.

 Incluso puede parecerte que has alcanzado la realización (comprensión profunda) del sentido de la vida y cosas así. Puede que hasta te creas que has alcanzado la iluminación o el despertar. No te entusiasmes demasiado y sigue practicando. Lo que importa es como aplicas todo eso a tu vida cotidiana y a tus relaciones con las demás personas.

 Abandonar tus responsabilidades.  A veces, ciertas experiencias místicas o "realizaciones" (como la experiencia de la vacuidad o que la realidad no existe tal como interpretas) pueden conducirte a observar el mundo de una manera "pasota", como si no fuera contigo, como si tú ya estuvieras más allá, y abandonar tus responsabilidades. Te equivocas, eso no te acerca más al camino espiritual, sino que te aleja de él. Practicar la sabiduría en los conflictos cotidianos muchas veces es más difícil que retirarse a una cueva a meditar, fuera del mundanal ruido.

8326352656?profile=RESIZE_400x

Mariana Caplan es doctora en Filosofía, Psicología, y Antropología; colaboradora habitual en radio y televisión, escritora y consejera. Nacida en Washington, ha estudiado y vivido en varias comunidades de Centroamérica, Estados Unidos, la India y Europa. Profesora universitaria, imparte clases en el Instituto de Estudios Integrales de California. Es autora de "¿Necesitas un guru?" (Hara press) y "A medio camino" (Kairós), entre otros. Su página web es www.realspirituality.com

http://crecejoven.com/espiritualidad--mariana_caplan

ACABO DE SUBIR A LA BIBLIOTECA SU LIBRO...Con los Ojos Bien Abiertos...EN EL ENLACE DE DEBAJO

 

https://interser.ning.com/biblioteca/con-los-ojos-bien-abiertos-libro-de-mariana-caplan

 

Leer más…

8283034681?profile=RESIZE_710x

Traducido desde...https://tinybuddha.com

 

“Toca las campanas que todavía pueden sonar.

Olvida tu ofrenda perfecta.

Hay una grieta, una grieta en todo.

Así es como entra la luz. ”

~ Leonard Cohen

Los seres humanos somos criaturas sociales. En su mayor parte, nos gusta estar con la gente, y queremos que a la gente le guste estar con nosotros. El problema es que todos estamos involucrados en tratar de mostrar una versión de nosotros mismos que creemos que la gente encontrará atractiva.

Queremos parecer exitosos, interesantes, en control, ¡y  ganadores! Para mantener esta imagen, trabajamos duro para ocultar las partes de nosotros mismos de las que no estamos seguros, o sentimos que no funcionan tan bien. Lo último que queremos hacer es parecer débiles, o de alguna manera insuficientes. Por lo tanto, proyectamos algún tipo de versión perfecta de nosotros mismos que garantizará que seamos amados y deseados.

La verdad es que es imposible sostener esta actuación. Inevitablemente, llega un momento en que algo nos afecta con tanta fuerza que ya no podemos fingir. Aparecemos como realmente somos: imperfectos, valientes, luchadores y absolutamente humanos.

Este es el momento en que podemos experimentar la vulnerabilidad como una superpotencia. Cuando nos permitimos ser vulnerables, no estamos fingiendo, no nos estamos escondiendo, simplemente estamos presentes con lo que está sucediendo dentro de nosotros. Irónicamente, es este sentimiento de autenticidad lo que atrae a la gente hacia nosotros, no el esfuerzo del perfeccionismo.

Tolerancia cero a la vulnerabilidad

Para muchos de nosotros, nuestra educación no nos enseñó cómo ser vulnerables; hemos tenido que aprender a medida que nos enfrentamos a los desafíos que la vida nos presenta.

Mi madre era protestante del Ulster de una gran familia de clase trabajadora sin paciencia para los lujos emocionales. Su familia era cariñosa pero dura, y ella me crió de la misma manera. Fui su primer hija, emocional, sensible, curiosa, y tuve que soportar la peor parte de todo lo que echaba de menos de Irlanda cuando decidió casarse con un inglés y establecerse en Londres.

Desde mis primeros años puedo recordar a mi madre instándome a ocultar mis sentimientos a otras personas y nunca, nunca, dejarles ver cuándo me dolía. Ella me advirtió que si lo hacía, mostraría debilidad, y sería una oportunidad para que se aprovecharan de mí y, en última instancia, hacer el ridículo.

Ella era mi madre, y estaba tratando de protegerme inculcándome los valores con los que ella misma había crecido. Me tomó años, y a veces todavía retrocedo, darme cuenta de que la voz en mi cabeza que me insta a no hacer el ridículo, a mantener mi distancia, es la internalización de los temores de mi madre durante mi infancia.

La idea de encontrar fuerza para permitirme ser vulnerable fue un parpadeo remoto en el borde de mi conciencia.

La vergüenza como enemigo implacable de la vulnerabilidad

Brené Brown es una investigadora líder en vergüenza y vulnerabilidad. Ella define la vergüenza como "el sentimiento o la experiencia intensamente dolorosa de creer que somos imperfectos y, por lo tanto, indignos de amor y pertenencia".

Kristen Neff, conocida investigadora de la autocompasión, nos dice que la vergüenza era la forma evolutiva de ocultar nuestros defectos a los demás para que nos incluyeran en el grupo. Ser expulsado de la tribu significaba una muerte segura.

Para que la vergüenza exista necesita secreto, silencio y sentido del juicio. Es muy difícil para nosotros hablar sobre las cosas de las que nos avergonzamos. Entonces, cuando cometemos un error, es más automático tratar de ocultarlo o culpar a alguien más que admitir que algo está mal, porque entonces estaríamos demostrando que somos vulnerables.

Mi propia historia de vergüenza y vulnerabilidad

Llegó un momento en mi vida cuando se hizo evidente que no podía tener hijos. Siempre había querido una familia numerosa, y la idea de no tener hijos fue devastadora.

Por supuesto, había que lidiar con un dolor tremendo, pero lo que me tomó por sorpresa fue el intenso sentimiento de vergüenza. Mis hermanas menores formaban familias, al igual que varias de mis amigas, y me sentí excluida de un importante rito de iniciación femenino. La decepción de mis padres era palpable: no importa que otras áreas de mi vida estuvieran yendo bien, no iba a ser madre.

Recuerdo lo atraída que estaba por los bebés y los niños pequeños, viéndolos como si estuvieran al otro lado de una gran brecha. Un horrible día me encontré caminando por el departamento de bebés de una gran tienda, mirando todos los pequeños atuendos y juguetes. Me di cuenta de lo nerviosa que estaba, mirando culpablemente sobre mi hombro para ver si alguien me estaba mirando.

Había una voz en mi cabeza que decía: “No eres la mujer adecuada. No te quedes aquí, ellos te echarán. ¡No tienes derecho a estar aquí!

Fue tan insidioso que salí de la tienda.

En lugar de preocuparme por mi dolor y aceptar mis sentimientos de vulnerabilidad, me sentí desvalorizada y avergonzada. Parecía que era la peor persona del planeta, alguien que no tenía derecho a pensar siquiera en ser madre. Finalmente tuve la suerte de encontrar un excelente consejero en un centro de mujeres que me ayudó a resolverlo y aceptar mi situación sin vergüenza.

Reconocer la vulnerabilidad de otra persona te ayuda a aceptar la tuya

Recuerdo sentirme tan avergonzada de no poder tener hijos que olvidé a todas las demás personas que descubren que son infértiles por una razón u otra. Mi sensación era que yo era lo más bajo de lo bajo y que nadie podía ser tan patético como yo. Muchos años después, mientras recibía tratamiento de radioterapia, se me abrió una perspectiva muy diferente.

Cualquier persona que haya tenido cáncer y se haya sometido a un período de radioterapia sabe que se trata de una visita diaria al hospital, cinco días a la semana, durante varias semanas. Te presentas en el mismo lugar todos los días y conoces al mismo personal del hospital: te conviertes en un habitual.

Lo que no piensas tanto es que, tal como apareces todos los días, también lo hacen muchas otras personas. Puedes reconocer algunos de ellos, incluso puedes hablar un poco. La mayoría de las veces las personas vienen con una pareja, un familiar o un amigo.

Siempre se puede saber qué persona está enferma: tienen un aire de vulnerabilidad. Puedes ver a sus amigos haciendo todo lo posible para cuidarlos. Había una profunda sensación de cuidado e incluso amor en la sala de espera.

Recuerdo a una mujer mayor que obviamente ya había recibido quimioterapia. Llevaba una peluca, pero no le quedaba tan bien. Vi a su esposo enderezarla suavemente sobre su cabeza con tanta ternura. Me recordó que la vulnerabilidad es parte de la condición humana.

Todos tenemos que enfrentar cosas que nos desafían y nos asustan. Nadie es inmune al sufrimiento y al dolor. Como seres humanos, todos estamos en el mismo bote, haciendo nuestro mejor esfuerzo para navegar a través de lo que la vida pone en nuestro camino.

Ver a otras personas como vulnerables me ayudó a aceptar mi propia vulnerabilidad. Permitirme ser vulnerable fue un gran alivio, un punto de partida para algún tipo de autoconciencia.

Al observar a todas estas personas que enfrentan sus miedos y ansiedades con paciencia y dignidad tranquila, me di cuenta de que es cuando nos permitimos ser vulnerables que podemos encontrar nuestro más profundo coraje y fortaleza.

El arte japonés de Kintsugi

 

Kintsugi: el arte japonés que resalta la belleza de las cicatrices

Encontré esta forma de arte casi por accidente. La cerámica rota se repara con laca mezclada con oro en polvo, plata o platino. En lugar de tratar de reparar las piezas de manera invisible, ocultando el hecho de que alguna vez se rompieron, las grietas se transforman en decoraciones. Las piezas se vuelven más valiosas debido a sus defectos.

Para mí, este es el símbolo perfecto de vulnerabilidad como superpotencia. Pasamos de tratar de ocultarlo a aceptar que está allí y llegar a un lugar donde podemos transformar las lecciones que hemos aprendido en sabiduría y comprensión.

 

8283038689?profile=RESIZE_180x180

Maureen Cooper dirige Awareness in Action, y ofrece talleres, cursos en línea y orientación sobre cómo integrar la meditación y la amabilidad a todos los aspectos de la vida cotidiana.

https://tinybuddha.com/blog/how-to-make-vulnerability-your-new-superpower/

 

 

Leer más…

Desarrollando la Autocompasión - Kristin Neff

8267798456?profile=RESIZE_584x

 

“Si tu compasión no te incluye a ti mismo, es incompleta” -Jack Kornfield.

“No siempre podemos obtener lo que queremos. No siempre podemos ser la persona que queremos ser. Cuando negamos o resistimos esta realidad, el sufrimiento surge en forma de estrés, frustración, y auto-crítica. Sin embargo, cuando esta realidad es aceptada con benevolencia, generamos emociones positivas como la compasión y el cuidado, las que nos ayudan a enfrentar nuestra situación” – Kristin Neff.

La actitud de la compasión parte por una percepción clara del sufrimiento de otro. Mindfulness ayuda a generar esta percepción clara a través del cultivo de una actitud abierta y no juzgadora de la experiencia presente. Pero la compasión no consiste sólo en percibir el sufrimiento, sino en dejarse tocar por el mismo y sentirse movilizado a aliviarlo. La compasión es el llamado a ofrecer nuestra presencia amable a otro ser que sufre, es prestar una mano a otro que la necesita para atravesar un momento difícil. La compasión involucra relacionarse con los errores y debilidades de los demás sin juzgar a la persona como esencialmente mala, sino que viendo estas debilidades o errores en el contexto de nuestra compartida vulnerabilidad humana: todos somos falibles y estamos juntos en el mismo barco.

La auto-compasión es esta misma actitud de cuidado y amabilidad, sólo que en vez de estar dirigida hacia otros, está dirigida es uno mismo. La investigadora Kristin Neff identifica tres componentes de la autocompasión. El primero es la amabilidad, que en este contexto consiste en ser comprensivo y compasivo con uno mismo cuando uno se siente inadecuado, incompetente, inepto, poco atractivo, etc. El segundo componente es la común humanidad, y consiste en revertir la tendencia a aislarnos cuando estamos sufriendo, pensando que “sólo a mí me pueden pasar estas cosas”. En la actitud auto-compasiva hacemos lo contrario, tomando perspectiva y recordando que nuestro sufrimiento es compartido por muchos, y más aún, que la imperfección y el dolor es parte de la experiencia humana. El tercer componente es la atención plena que aquí se entiende como la capacidad de observar abiertamente nuestra experiencia sin identificarnos con ella. Desde la actitud auto-compasiva tomamos una perspectiva balanceada hacia nuestras emociones, de manera que nuestro dolor no es negado o reprimido, pero tampoco nos identificamos completamente con él.

¿Qué NO es auto-compasión? La auto-compasión no es sentir lástima hacia uno mismo. En la auto-lástima uno ve los propios dolores como más profundos y más importantes que el de los demás, reforzando el sentido de un ego separado. Además, la auto-lástima nos inmoviliza bloqueando nuestra energía creativa, dejándonos enfrascados en nuestros lamentos.

La auto-compasión tampoco consiste en tener una alta auto-estima. La auto-estima se basa en nuestra evaluación de nuestras cualidades (inteligencia, fuerza, apariencia, riqueza, éxito, performance, etc.) en comparación con otros. Si nos situamos por sobre el promedio, nuestra autoestima es relativamente alta. Pero como es obvio, ¡no podemos estar todos por sobre el promedio al mismo tiempo! Por esto, la auto-estima está ligada a una mirada competitiva de nuestra vida, y a una mirada cosificante de nosotros mismo, al vernos como productos competitivos (laboralmente, intelectualmente, educacionalmente, sexualmente, económicamente, etc.).

Mientras que la alta auto-estima es relativamente inestable, depende de factores externos y se correlaciona con el narcisismo, la auto-compasión es más estable, depende de factores internos (actitud) y no tiene relación con el narcisismo.

Finalmente, la auto-compasión no es auto-indulgencia. Ser compasivo con uno mismo no implica que uno vaya a permitirse estar echado viendo tele y comiendo helado todo el día, lo cual estaría más cercano a la “compasión idiota” dirigida hacia uno mismo. De hecho, de acuerdo a diversas investigaciones las personas auto-compasivas tienden a ser también efectivas y a cumplir sus objetivos. Esto se debe a que su motivación para hacer las cosas es interna y no impuesta desde afuera, y porque están menos preocupadas por la posibilidad de obtener un resultado negativo en sus intentos. La auto-crítica y auto-exigencia nos motivan a hacer las cosas, y lo que nos motiva en ellas es el miedo al fracaso. Pero el miedo como motivación tiene importantes costos para la salud mental y física. La auto-compasión, en cambio, provee un espacio amplio desde el cual actuar sin preocuparnos excesivamente por el éxito/fracaso, funcionando como una motivación por amor, en vez de una motivación por temor.

Práctica

Veamos algunas maneras efectivas de practicar la auto-compasión.
Al momento de enfrentar emociones difíciles, en vez de aumentar el sufrimiento a través del juicio automático, puede ser útil hacer una pausa, comenzar a respirar profundamente, llevar una mano hacia el vientre o el centro del pecho y repetir internamente estas frases:

Este es un momento doloroso
El dolor es parte de la vida
Puedo ser amable conmigo mismo
Puedo ofrecerme la compasión que necesito.

Estas frases incluyen los tres elementos de la auto-compasión antes mencionados. La primera línea involucra atención plena, la segunda involucra la común humanidad, y las dos finales involucran la amabilidad. Puedes hacer tus propias frases que calcen mejor con tu propio estilo y memorizarlas para tenerlas a mano. Si practicas con frases, es muy importante que estén cargadas de intención, y no sea una simple repetición vacía.

Otra idea que puedes ser efectiva, especialmente en momentos difíciles, consiste en evocar imaginariamente la presencia de alguien que sientas que te conozca profundamente y que te ame con todas tus virtudes y tus debilidades. Si es difícil pensar en alguien en concreto, puedes evocar la presencia de un ser bondadoso que admires, un guía espiritual, o un hombre o mujer sabia imaginarios. Luego haz la pregunta ¿Cómo me miraría y qué me diría esta persona en este preciso momento? Hazlo lentamente, sin apuros, y simplemente absorbe lo que surja. Incluso puedes usar la información que recibas de esta imaginería para escribirte una carta a ti mismo(a) desde el punto de vista de este amigo(a) incondicional. Luego de escribirla, puedes dejar esa carta, y volver a leerla horas o días después y ver qué surge en tu experiencia.

Finalmente, la práctica de meditación mindfulness, es un modo concreto de cultivar una actitud auto-compasiva a largo plazo, como lo demuestran ya varios estudios. Dejar un rato cada día para sentarte a estar presente con tu experiencia inmediata desde una actitud abierta de aceptación y curiosidad, cambiará tu actitud hacia ti mismo hacia una que apoye tu propia felicidad y la de los demás.

https://gonzalobrito.wordpress.com/tag/kristin-neff/

Leer más…

 8238089089?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde...https://lonerwolf.com

 

¿Tienes un ego inflado?

Irónicamente, nos estremecemos tanto ante esta pregunta que instantáneamente nos hace entrar en modo de negación. "NO ... tengo un ego bastante normal gracias", somos propensos a pensar. Luego, podríamos proceder a buscar a una persona en nuestras vidas con la que podamos sentirnos enojados y con justicia propia y comenzar a reflexionar sobre cuánto detestamos su ego inflado.

Gracioso, ¿no crees?

El ego niega la existencia del ego, y al ego le gusta encontrar a alguien más a quien culpar, que es precisamente por eso que seguimos terminando en los mismos surcos emocionales deprimentes una y otra vez. Cuando nos negamos a reconocer la medida en que nuestro ego dirige nuestras vidas, no conseguimos crecer auténticamente ni encontrar una paz interior profunda en la vida.

Pero reconocer que tienes un ego descomunal es muy difícil. ¡Oh si!

Se necesita humildad, apertura y honestidad radical para llegar a un punto en el que puedas decir: "SÍ, tengo un EGO MASIVO, y apesta". Se necesita mucho valor para admitir que estás equivocado y que no eres tan bueno ni tan justo como alguna vez pensaste. ¿Por qué? Porque para mucha gente esto significa MUERTE, la muerte del ego; muerte de la estabilidad, muerte de la certeza, muerte de la confianza, muerte de la autoestima.

Pero escúchame ahora ... ¡no necesitas odiarte a ti mismo para admitir que tienes un ego inflado! Por el contrario, admitir esto ante ti mismo es uno de los mayores actos posibles de amor propio, y es un regalo directo del Alma poder admitir tu egoísmo y, sin embargo, respetar quién eres en un nivel conmovedor.

5 tácticas del ego inflado que te mantienen dormido

Cuando estás "dormido" no te has despertado a la verdad de la vida, de tu realidad. Cuando hablamos de "despertar" o de un " despertar espiritual ", nos referimos a una persona que ha probado la autenticidad del ser, no las mentiras y medias verdades de la existencia hecha por el hombre.

Entonces, ¿te has despertado o estás casi dormido? Quizás estás en el medio y existes en un limbo entre la verdad y la mentira, la realidad y la irrealidad. Descúbrelo a continuación:

1-Necesito la ira y el miedo para lograr un cambio.

He escuchado esto tantas veces, incluso de mí mismo, que es alucinante. Los activistas, en particular, sufren este tipo de trucos del ego, creyendo que la única forma de crear un cambio real es acercarse a las personas desde un lugar de ira. He visto y escuchado a muchos veganos, misioneros religiosos y activistas de los derechos de los animales en particular usar la culpa, la vergüenza y el miedo para tratar de convertir a las personas a una "mejor forma de vida". Sin embargo, esto a menudo solo resulta en discusiones alimentadas por el ego, resentimiento y, lo peor de todo, negación.

La realidad es que la ira genera ira. La guerra engendra guerra. Pero el amor engendra amor. La paz engendra paz. Y el amor, el amor verdadero en mi experiencia, no es un estado inactivo de sentarse en su propia baba; es activo y proviene de un lugar de comprensión.

¿A quién probablemente tomarías en serio? ¿A una persona que te llama "pecador" o "asesino egoísta" que es "inconsciente, poco ético y la escoria de la tierra", o a alguien que te enseña empatía, comprensión verdadera y compasión no solo por ti mismo, sino por todo en la vida?

 2-Necesito ser “más espiritual” para ser más feliz.

Cuando piensas en una persona espiritual, ¿qué te imaginas? Quizás pienses en un yogui, en un sanador energético o en un psíquico. Pueden surgir imágenes de cristales, limpieza de chakras o meditación. Y aunque todas estas cosas son muy útiles y extremadamente beneficiosas, en realidad no es necesario que "seamos una persona espiritual" para encontrar un gozo profundo y permanente.

¿Por qué es este el caso? Porque el acto de perseguir una imagen de espiritualidad le quita al acto la pura vivencia del Ser. Cuando constantemente deseamos e intentamos ser algo diferente de lo que somos de forma innata, creamos una inmensa insatisfacción y ruptura en nuestras vidas. Constantemente sentimos como si estuviéramos "casi allí"; casi el epítome de la espiritualidad, cuando todo el tiempo estamos persiguiendo nuestras colas en círculos. En realidad, lo que hemos deseado desde el principio ya está aquí debajo de todas las capas de nuestros pensamientos, creencias, deseos, condicionamientos y metas.

¿Cómo puedes saber esto con seguridad? Tómate un momento para detener lo que estás haciendo ahora mismo. Detén tu búsqueda, deja de correr, deja de resistirte a lo que sea que esté sucediendo en tu vida en este mismo momento. Deja que todo sea como es. Esto no significa ser un pusilánime o un felpudo; significa ser inteligente y no luchar con la realidad. Detener todo es la mejor manera de experimentar la alegría innata que ya ha existido debajo de todo desde el principio.

 3-Necesito sufrir para encontrar satisfacción.

Esta mentalidad es similar a la forma compleja de ver la vida como un mártir. Si bien es innegable que el sufrimiento nos ayuda a crecer y aprender, pensar que el sufrimiento es un requisito previo para experimentar la plenitud es como pensar que debes cortarte un dedo para tener un gran día.

La realidad es que no es necesario sufrir para encontrar la plenitud, aunque encontrar la plenitud a menudo es el resultado del sufrimiento. ¿Suena como un montón de jerga del Dr. Seuss?

A menudo nos apegamos mucho a nuestras historias de sufrimiento justificado. ¿Por qué? Porque nos hacen sentir especiales y con derecho. Sin embargo, lo que nos olvidamos de darnos cuenta es que el ego es el que dirige el espectáculo aquí: no necesitas ser un mártir para experimentar el Alma . No necesitas nada más que el cultivo de la presencia consciente, ahora.

 4-Esa cosa / esa persona es responsable de mi sufrimiento.

Estamos condicionados desde que nacemos al nombre, la culpa y la vergüenza. Esencialmente, señalar con el dedo a otras personas y situaciones por nuestra desgracia e infelicidad es nuestra herencia, y una que llevamos como una carga inmensa.

Sí, es posible que su hijo no le esté hablando; sí, es posible que su pareja no esté aceptando sus metas y sueños; sí, es posible que le hayan diagnosticado una enfermedad terrible, pero estas personas y eventos en su vida no son responsables de tu sufrimiento por sí mismos. Tu resistencia a ellos lo es. Tu deseo de que sean cualquier otra cosa de lo que son.

Por supuesto, esto no significa rendirse y dejar que las personas y las situaciones te pisoteen. No significa no hacer lo mejor para ti y aprovechar al máximo su vida. Pero sí significa asumir la responsabilidad de tus reacciones, pensamientos y sentimientos. Significa aceptar que tu felicidad es un reflejo directo de tus decisiones.

 5-Necesito ESO para tener ESTO.

A continuación, se muestran algunos ejemplos comunes:

Necesito mucho dinero para darme seguridad. Necesito tu amor y aceptación para hacerme sentir íntegro y completo. Necesito perder peso para sentirme segura y sexy. Necesito rebelarme contra lo que hacen para hacerme una mejor persona. Necesito tener éxito para sentirme realizado en la vida. Necesito ser agradable para ser aceptable.

¿Es todo esto cierto?

La realidad es que nada fuera de ti puede darte genuinamente lo que no puedes darte desde dentro. Esto se debe a que todo lo que esté fuera de tu control está sujeto a desaparecer o perderse en cuestión de segundos.

Tu turno …

¿De qué manera te ha esclavizado o dominado el ego a lo largo de la vida? Quizás hayas perdido el contacto con tu Alma como resultado de escuchar la voz de tu ego con demasiada frecuencia. Por último, ¿puedes proporcionar más ejemplos de cómo el ego inflado se apodera de nuestras vidas?

 8238091498?profile=RESIZE_400x

Aletheia Luna es una influyente escritora espiritual cuyo trabajo ha tocado las vidas de millones de personas en todo el mundo. Después de escapar del culto religioso en el que se crio, Luna experimentó una profunda crisis existencial que la llevó a su despertar espiritual. Como consejera psicoespiritual y autora, la misión de Luna es ayudar a otros a encontrar amor, fuerza y ​​luz interior incluso en los lugares más oscuros.

https://lonerwolf.com/inflated-ego/

Leer más…

Todo lo que me enseñó Eckhart Tolle - sobre el amor-  Billy Manas

8212486455?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde...https://www.elephantjournal.com

 

Recientemente he sentido un cambio profundo y fundamental dentro de mí.

Durante los últimos dos años me siento como si hubiera estado involucrado en una búsqueda infructuosa de una pareja. Era como si pensara que podría encajarme como una pieza de rompecabezas en otra persona y el "felices para siempre" estuviera a la vuelta de la esquina.

Todo esto parecía estar sucediendo inconscientemente, a veces con concertaciones de citas, a veces con situaciones sociales, pero siempre, cada minuto de cada día.

La semana pasada, estaba en la filmación de un video musical, y mientras estaba sentado en la silla de maquillaje, la maquilladora me felicitó por mi actuación. Dijo que nunca hubiera sabido que yo no tenía experiencia haciendo algo así antes. Estaba lleno de los mismos buenos sentimientos que tengo cuando la gente se me acerca después de un concierto y me dice lo bueno que fue o cuando alguien deja caer un billete de $ 20 en mi frasco de propinas. Y al igual que esos sucesos, la buena sensación dura unos cinco minutos.

El ego es un monstruo hambriento que nunca se satisface.

Este pensamiento me llevó a la epifanía sobre mis comportamientos con las mujeres. Nada de lo que estaba haciendo resultó en amor porque todo estaba arraigado en el ego, y donde hay ego, no puede haber amor.

Entonces, me propuse cambiar todo lo que estaba haciendo. Empecé a anhelar la iluminación. Tomé El Poder del Ahora de Eckhart Tolle y empecé a leer con mucho cuidado. Mientras tanto, detuve mi búsqueda sin sentido, borré mi perfil de citas de Plenty of Fish y me permití tiempo para reflexionar.

Tolle explica que, en nuestro estado natural, somos solo la mitad de una polaridad energética. Usando el ejemplo de la relación heterosexual, un hombre tiene dificultades para sentir una sensación de plenitud sin el equilibrio de la energía femenina y viceversa.

Cuando somos capaces de conectarnos sexualmente, tenemos la oportunidad de sentirnos completos, y este sentimiento puede ser tan intenso que el resto del mundo a veces puede pasar a un segundo plano. Esto es algo que suele ocurrir al comienzo de una relación romántica. Desafortunadamente, para muchas personas, esta es solo una etapa que pasará con el paso de unos meses, y se revelarán los defectos inherentes del otro en una relación basada principalmente en la atracción química.

Para aquellos que no están interesados ​​en la iluminación, este patrón incesante solo trae una corriente interminable de euforia y tristeza, año tras año, década tras década. Todo parece comenzar tan perfecto: caminar sobre el aire, la conexión física, la novedad, el romance. Poco a poco las cosas empiezan a degradarse.

Para algunos, se siente como si se hubieran precipitado a la intimidad sin conocer realmente a la otra persona. Para otros, parece que su pareja los engañó para ganarse su afecto y luego reveló su verdadera naturaleza una vez que se logró el objetivo final.

Tolle explica que la gente no hace esto con malicia. Lo hacen por un sentido de necesidad percibida. Para llenar el doloroso vacío interior, la mayoría de la gente dirá y hará casi cualquier cosa y, sí, se creerán a sí mismos mientras está sucediendo.

La erosión que comienza a ocurrir a medida que pasa el tiempo no es el gran cambio que la mayoría de la gente piensa que es. Es la misma disfunción que existía en la primera parte de la relación, solo que, en lugar de manifestarse como sexo impetuoso y una incapacidad para pensar en otra cosa, ahora aparece como posesividad, manipulación, resentimiento tácito y distancia emocional o abuso.

La peor de estas situaciones incluso resulta en violencia. Son dos caras diferentes de la misma moneda: es más fácil ver la disfunción cuando las características más desagradables son visibles y aún más fácil verlas en su pareja que en usted mismo.

Este tipo de relación oscilará entre los aspectos placenteros y los aspectos dolorosos durante un período de tiempo indeterminado hasta que el dolor supere al placer hasta tal punto que una o ambas personas resuelvan poner fin a la unión.

Entonces, ¿cómo puede ser que dos personas que supuestamente estaban tan enamoradas, que pasaron años desnudas y vulnerables entre sí, se convirtieran en enemigos tan tóxicos al final de una cita romántica? ¿Dónde, exactamente, se fue el amor?

La respuesta es que nunca fue realmente amor. El amor en su forma más pura no tiene opuesto. El amor, explica Tolle, es amor. Es eternoNo tiene principio ni fin. Esto que muchos de nosotros experimentamos durante la mayor parte de nuestra vida adulta se puede describir mejor como apego, adicción o lo que algunos se sienten más cómodos con el etiquetado de codependencia. Todas estas son variaciones de los mismos fenómenos y todo se origina en el ego.

El ego es el mentiroso en nuestra cabeza que nos sigue engañando haciéndonos creer que la felicidad existe en la relación inalcanzable, el amante emocionalmente distante, el automóvil que no podemos permitirnos y el dinero que nos matamos tratando de ganar. Está, como me di cuenta en ese sillón de maquillaje, perpetuamente insatisfecho.

En lo que a mí respecta, me he embarcado en un viaje espiritual que incluirá soledad, meditación y más lectura; Sin embargo, hay formas más fáciles y agradables para que cualquiera aprenda a separarse del ego, que incluyen:

1 -Se consciente de tus quejas. Esa voz en tu cabeza que te recuerda lo molesto que es ese embotellamiento, cómo nunca saldrás adelante financieramente y cómo nada de lo que intentas hacer funciona, eso es ego. Mantén tus ojos en eso. Cuando aprendas a apaciguarlo, tu ego se moverá lentamente desde el centro del escenario.

2 -Se agradecido. La gratitud es el enemigo mortal del ego. Cuanto más puedas tomarte el tiempo para recordar lo afortunado que eres de, digamos, vivir en un país donde hay comida y refugio fácilmente disponibles, o lo bueno que es estar conectado al mundo a través de tu computadora, menos tendrás que lidiar con ser poseído por el ego.

3 -Deja ir la necesidad de defenderte. En determinadas situaciones, es útil aceptar las críticas sin ceder a la necesidad de explicar tu versión de los hechos. Sí, este es un ejercicio muy difícil, pero realmente ayuda a disminuir el papel del ego. Esto podría ser algo que suceda en el trabajo, con un ex o pareja actual, o incluso con un amigo iracundo. Como mencioné, no es muy fácil, pero vale la pena intentarlo.

 

Cuando finalmente nos separamos del ego, podemos conocer el amor. Sin embargo, esto no es una hazaña pequeña y es precisamente esta la razón por la que muchas personas vivirán toda su vida sin experimentar realmente el amor en su forma más verdadera.

Sin embargo, divorciarnos del ego no es imposible. Simplemente requiere compromiso.

8212500290?profile=RESIZE_400x

Billy Manas es  poeta , conductor de camión, padre y un cantautor veterano que actúa en todo el valle de Hudson

Manas ha crecido como escritor. En algún momento de junio de 2017, comenzó a publicar en el sitio web mundial de atención plena Elephant Journal. No pasó mucho tiempo después de que se convirtió en un columnista dedicado y finalmente en un autor destacado. Otros créditos de escritura el año pasado han sido con The Good Men Project, Yourtango y Urban Howl. También en 2017, Billy Manas publicó un libro de autoayuda sobre recuperación de adicciones,llamado "Kickass Recovery".

Vive en New Paltz, Nueva York.

https://www.elephantjournal.com/2019/07/everything-eckhart-tolle-taught-me-about-love-billy-manas/

Leer más…

8171139899?profile=RESIZE_930x

 

 Traducido con Amor desde...https://lonerwolf.com

Seamos realistas por un momento.

Llega un momento en que nuestras prácticas espirituales nos perjudican más que nos ayudan.

Sin embargo, la mayoría de nosotros estamos tan comprometidos en proteger nuestros frágiles egos de la verdad, que vivimos en un estado de negación u olvido total de lo que está sucediendo.

Cuando nuestras prácticas espirituales refuerzan e inflan de manera solapada nuestros sentidos del yo (es decir, nuestro ego), esto es materialismo espiritual. Y es una forma tóxica de espiritualidad.

¿Qué es el materialismo espiritual?

8171141073?profile=RESIZE_710x

 

Originalmente acuñado por el maestro de meditación budista Coyán Trampa Rinpoche en su libro Cortar el materialismo Espiritual, el materialismo espiritual es lo que sucede cuando usamos conceptos, prácticas y herramientas espirituales para reforzar el falso sentido del yo, el ego. Como el ego es la fuente de todo nuestro sufrimiento, reforzar el ego a través de la práctica espiritual está totalmente en desacuerdo con el objetivo del camino espiritual.

Como escribe Trungpa,

No importa cuál sea la práctica o la enseñanza, al ego le encanta tender una emboscada a la espiritualidad apropiada para su propia supervivencia y ganancia.

Necesitamos ser honestos con nosotros mismos y darnos cuenta de que no somos inmunes al materialismo espiritual. Como todos tenemos un ego , su misión es sobrevivir, cueste lo que cueste, porque le aterra la perspectiva de la no existencia. Sin embargo, estar libre del ego es la definición misma de la iluminación de acuerdo con las principales tradiciones espirituales no dualistas. 

Ejemplos de materialismo espiritual

8171143459?profile=RESIZE_930x

Hay un lío dentro de ti: limpia el exterior.

- Buda

 

Examinando nuestros propios caminos y prácticas de cerca, la mayoría de nosotros podremos encontrar ejemplos de materialismo espiritual con bastante facilidad. Todo lo que tenemos que hacer es preguntar, " ¿cómo esta creencia / práctica / herramienta refuerza el ego (el sentido separado del yo)?” 

De hecho, cuanto más miremos, más ejemplos de materialismo espiritual encontraremos. Pero el punto no es juzgar, sino ser conscientes y compasivos con nosotros mismosLa mejor manera de aprender es a través de nuestros errores, y siempre reflexionar con un ojo perspicaz sobre nuestros propios impulsos e incentivos.

Pero a menudo, puede ser difícil volvernos un ojo objetivo. A veces, es mejor aprender de los ejemplos o del comportamiento de los demás.  

Aquí hay cuatro ejemplos comunes de materialismo espiritual que a menudo se pueden encontrar en el mercado espiritual de la vida:

  • "Poseer" y reclamar indirectamente un estatus especial debido a ciertos dones (p. Ej., Clarividencia, habilidad para leer auras, comunicarse con espíritus, etc.) que refuerzan el sentido separado del yo o ego
  • Comprar literalmente en el mercado espiritual: perseguir un sinfín de talleres, métodos, herramientas, baratijas y técnicas que prometen convertirte en una persona más sabia, más intuitiva, más dichosa y más “espiritual”.
  • Practicar la meditación con la agenda oculta de tratar de evitar el sufrimiento volviéndonos pacíficos / desapegados todo el tiempo (cuando la realidad es que las emociones / mente siempre están fluctuando, lo cual es normal y natural, no podemos evitarlas para siempre)
  • Usar la ley de la atracción para atraer todos tus deseos (porque eso "te haría más feliz" que estar agradecido por lo que ya tienes)

… Y la lista continúa.

Ahora llega el momento difícil: ¿puedes reconocer algo de este comportamiento dentro de ti?

Se necesita honestidad y humildad para admitir dónde nos hemos perdido. Pero estar dispuestos a decir la verdad sobre nosotros mismos es una parte central del camino espiritual. 

 

11 señales de que estás cayendo en el materialismo espiritual

8171144857?profile=RESIZE_930x

 

El materialismo espiritual es un apego al camino espiritual como un logro o posesión sólida. Se dice que el materialismo espiritual es el más difícil de superar. La imaginería que se utiliza es la de cadenas de oro; no estás solo en cadenas, estás en cadenas de oro. Y amas tus cadenas porque son tan hermosas y brillantes. Pero no eres libre. Estás atrapado en una trampa mejor y más grande. El objetivo de la práctica espiritual es liberarse, no construir un grifo que pueda tener la apariencia de una mansión pero que sigue siendo una prisión.

- M. Caplan

¿Ha caído en el materialismo espiritual?

No se preocupe si dice un "sí" vacilante, todos lo hemos hecho hasta cierto punto. Nadie es perfecto. Sin embargo, mirarnos honestamente a nosotros mismos es una parte importante del trabajo en la sombra: nos ayudará a evitar que tropecemos, caigamos y nos desviemos en el futuro. Puede ser doloroso admitirlo, pero es un trabajo muy importante.

Aquí están los once signos cruciales del materialismo espiritual a los que debemos prestar atención:

  1. Elitismo espiritual

… Usando 'logros' o 'dones' espirituales para desconectarse y sentirse superior a los demás.

  1. Apropiación cultural

… Usando palabras, prácticas o formas de vida específicas de otras culturas para su propio beneficio / autoimagen (al mismo tiempo que las trivializa).

  1. Crear un currículum espiritual

… Manteniendo una lista de todas las personas espirituales importantes, talleres, certificaciones, etc. que ha logrado para impresionar a los demás y a sí mismo.

  1. Juergas espirituales de compras

... comprando habitualmente baratijas / herramientas / artículos espirituales o acumulando las bendiciones e iniciaciones de sabios, chamanes, santos, etc. para sentirse de alguna manera más “especial”, “despierto”, “alineado” o espiritualmente digno.

  1. Obsesión por el futuro

... creyendo que "si lo hago ___, llegaré a este estado especial elevado en el futuro" sin vivir en el momento presente o sin reconocer el egocentricidad fundamental de esta creencia impulsora

  1. Espiritualidad Plus

... buscando prácticas / maestros espirituales que siempre sean más grandes y mejores, y que prometan "alegría / abundancia / felicidad / iluminaciones instantáneas" y soluciones rápidas

  1. Centrarse solo en lo positivo

... para que el ego evite la realidad de su propia sombra (es decir, su dolor, heridas y engaños ocultos), se centra en los aspectos puramente positivos de la espiritualidad, también conocido como. "Piense en pensamientos positivos", "tenga mucha vibra", "amor y luz", " solo buenas vibraciones "

  1. InstaSpiritualidad

... enfocándose en prácticas espirituales agradables estéticamente que son “dignas de Instagram” mientras descuidan los aspectos más profundos y desordenados de la transformación espiritual que no pueden encajar en una imagen bonita

  1. Espiritualidad de Hollywood

... en lugar de honrar la magia ordinaria de la vida cotidiana, busca la espiritualidad de luces y glamour y busca experiencias sobrenaturales como visitas angelicales, ver visiones, conocer ovnis, guías espirituales, maestros con habilidades 'extrasensoriales', etc.

  1. Adicción a la superación personal

... revolotear de maestro en maestro, de práctica en práctica, en busca de volverse "más curado", espiritualmente despierto, etc. sin darse cuenta de que al tratar constantemente de mejorarse a sí mismo, nunca es feliz y está constantemente reforzando el ego ilusorio que siente roto

  1. Narcisismo espiritual (también conocido como ego espiritual )

... este es el resultado culminante del materialismo espiritual: el ego se vuelve tan grande, tan a prueba de balas, que no solo cree inconscientemente que está más "despierto" que los demás, sino que hará cualquier cosa para reforzar esa "especialidad", incluido el daño a los demás mediante la arrogancia. y narcisismo

Wow ... esta es una lista de confrontaciones, ¿no? 

Sentémonos con estos once signos y seamos honestos con nosotros mismos. ¿Con cuántos puedes identificarte?

Como podemos ver, el materialismo espiritual es lo que ocurre cuando la espiritualidad alimenta el ego, cuando tomamos algo Divino y tratamos de poseerlo como propio, cuando estamos impulsados ​​por motivos egocéntricos. Una vez más, todos tenemos esta tendencia, así que no hay nada de qué avergonzarse. 

Cómo detener el materialismo espiritual

 

8171145490?profile=RESIZE_710x

La realidad es que mientras sigamos apegados a nuestros egos, siempre habrá algún nivel de materialismo espiritual en nuestros caminos arrastrándose aquí y allá.

Hasta el momento del reconocimiento, el momento en el que pasamos del ego a la Unidad , la No-Dualidad, la Conciencia Cósmica, como sea que lo llames, el ego encontrará formas de usar la espiritualidad para reforzar su existencia.

¿Cómo detenemos el materialismo espiritual? Encontramos momentos de liberación a través de prácticas como:

  • Conciencia de sí mismo
  • Trabajo con la sombra
  • Auto-indagación 
  • Meditación 

También podemos buscar orientación y opiniones de amigos de confianza y consejeros / mentores espirituales. Simplemente preguntando: "¿En qué áreas podría estar engañándome?" para nosotros mismos y para los demás es de gran ayuda para liberarnos del autoengaño y practicar el discernimiento espiritual.

Así que dime …

¿Cuál es tu experiencia con el materialismo espiritual?

 

8171145694?profile=RESIZE_400x

Aletheia Luna es una influyente escritora espiritual cuyo trabajo ha tocado las vidas de millones de personas en todo el mundo. Después de escapar del culto religioso en el que se crió, Luna experimentó una profunda crisis existencial que la llevó a su despertar espiritual. Como consejera psicoespiritual y autora, la misión de Luna es ayudar a otros a encontrar amor, fuerza y ​​luz interior incluso en los lugares más oscuros.

 

https://lonerwolf.com/spiritual-materialism/

Leer más…

8167525495?profile=RESIZE_584x

Traducido con Amor desde… https://spiritualityhealth.com

 

"La fuerza y ​​el quebrantamiento no son opuestos"

 

A la mitad de mi primer encuentro con él, Eric tenía la cabeza colgando hasta las rodillas. Su voz se volvió más angustiada al resumir por qué había decidido probar la terapia: “He pasado por tres matrimonios, estoy separado de mis hijos, soy un adicto al trabajo. ¡Qué lío que he hecho con mi vida! " Luego hizo una pausa, levantó la cabeza, me miró a los ojos y dijo con un tono más suave: "¿Cómo puedes sentarte ahí y no juzgarme?"

“No es difícil no juzgarte porque conozco mi propio quebrantamiento”, dije.

Le hablé a Eric de la conferencia en la que escuché a un prestigioso psicólogo referirse a sí mismo como "polimorfamente patológico". Era su forma de decir que había experimentado al menos una de las muchas condiciones de salud mental que trataba. Aunque estoy en un matrimonio de 35 años, no estoy separado de ninguno de mis hijos y nunca me he considerado un adicto al trabajo, he pasado por una depresión profunda que me aplastó el alma.—Del tipo que te deja preguntándote si alguien a quien conoces volverá a verte como un ser humano pleno. Ese tipo de quebrantamiento vino con un regalo inesperado: mi inclinación a juzgar el quebrantamiento de los demás se redujo a casi cero. (Digo "casi cero" en lugar de "cero" porque el lugar más difícil para practicar el no juzgar a los demás es el círculo íntimo y privado de nuestras vidas. La esfera personal que esperamos sea un refugio en un mundo duro es el lugar donde se desencadenan más fácilmente el dolor y el juicio).

Las personas acuden a terapia por varios problemas de la vida, pero todas necesitan la misma experiencia terapéutica: encontrar empatía y no juicio cuando corren el riesgo de hablar sobre el quebrantamiento de sus vidas. La empatía y el no juzgar son relevantes incluso cuando un terapeuta necesita decirle a alguien que sus comportamientos son adictivos o abusivos. Las personas responden mejor al fuerte desafío de un terapeuta cuando saben que no proviene de la condena, sino de la auténtica claridad sobre la dignidad y el valor de cada ser humano.

Crecí como cristiano y ocasionalmente hago referencia a historias de esa tradición si mi paciente las conoce. El poder de la falta de juicio permitió a Jesús dejar sin palabras a sus críticos cuando dijo a una multitud reunida para apedrear a una mujer por cometer adulterio: "Que los que nunca hayan pecado arrojen sus piedras". Según cuenta la historia, todos dejaron sus piedras y se alejaron.

Un detalle importante de la historia es que antes de pronunciar su clásica declaración de falta de juicio, se detuvo, se arrodilló y garabateó en la arena. Veo esto como una ruptura de la atención plena, una desaceleración para poner un espacio entre el estímulo y la respuesta. Al defender radicalmente el no juzgar el quebrantamiento humano, presentó un desafío más profundo y de mayor alcance que si hubiera condenado directamente la inhumanidad de matar a alguien por un error sexual.

Hace muchos años, una pareja en terapia me dijo que su patrón habitual era ir a la iglesia todos los domingos y luego visitar un establecimiento que facilitaba el sexo en grupo. “Cuéntame más sobre cómo te está funcionando eso”, dije, sin sentir la necesidad de juzgar la aparente contradicción entre ir a la iglesia y el sexo en grupo. Su sola presencia en mi oficina sugirió un quebrantamiento que necesitaba mi comprensión empática más que cualquier juicio reactivo sobre cómo habían estructurado sus vidas. Cuando miro hacia atrás a los 35 años de escuchar a la gente, nunca he encontrado a un ser humano con el coraje de contarme sobre su quebrantamiento que necesitara una lluvia de juicio verbal.

Hace varios años, una mujer se reunió conmigo solo unos días después del trauma de interrumpir el intento de suicidio de su esposo. "Necesito aguantar y volver a ser fuerte", me dijo. Estaba claro que se sentía destrozada por lo que había pasado y lo que podría significar para su futuro.

Las palabras "quédate rota" me vinieron a la mente de inmediato y las compartí con ella. Ciertamente quería ayudarla a reunir sus fuerzas para lidiar con el impacto que había ocurrido en su vida, pero no quería que se perdiera el regalo que podría venir con la conciencia de un profundo quebrantamiento. Mi esperanza era darle permiso para que se rompiera sin sentirse como un fracaso si no podía juntar los fragmentos de su vida rápidamente. La fuerza y ​​el quebrantamiento no son opuestos. La conciencia compasiva de nuestro quebrantamiento puede convertirnos en personas capaces de estar al lado de los demás en situaciones difíciles con empatía y sin juicio.

Pienso a menudo en la perspicacia de Jon Kabat-Zinn: cuando somos conscientes, tratamos de no juzgar, y cuando juzgamos, tratamos de no juzgarnos por juzgar. No hay perfección en darnos a nosotros mismos o a los demás la falta de juicio. Pero la conciencia de nuestras experiencias más profundas de quebrantamiento puede transformarnos en sanadores heridos que practican el no juzgar a diario y que tratan de no juzgarse al juzgar.

 8167525876?profile=RESIZE_180x180

Kevin Anderson, es psicólogo, coach de vida, autor y orador. Sus libros recientes incluyen Ahora es donde vive Dios: meditaciones anidadas para deleitar la mente y despertar el alma y La sorpresa inconcebible de vivir: sustentar la sabiduría para los seres espirituales que intentan ser humanos. 

https://spiritualityhealth.com/articles/2020/11/04/brokenness-expands-our-capacity-for-non-judgment

 

Leer más…

Un nuevo concepto de sustento - Joel Goldsmith

8160027854?profile=RESIZE_930x


Un nuevo concepto de sustento.

  El sustento es una de las manifestaciones más fáciles que un estudiante espiritual puede hacer, pero hay una gran diferencia entre la verdad espiritual del sustento y la percepción humana de éste. En la verdad espiritual el suministro no es entrada; es salida. Para el sentido humano, la verdad es lo contrario de esto. Sin embargo, desde el punto de vista espiritual, no hay modo de manifestar el sustento. No se puede hacer porque todo el sustento que existe en los cielos o en la tierra existe dentro de ti en este momento y, por lo tanto, todo intento de manifestar el sustento debe resultar un fracaso. No hay sustento fuera de tu ser. Si quieres disfrutar la abundancia de suministros, debes abrir un camino para que este suministro escape. El modo de abandonar este sustento por medio de la donación se te revelará en tu comunión con Dios.

  Cuando alguien te llama y te pide ayuda para conseguir una conciencia de sustento y busca instrucciones, es legítimo y necesario llamar su atención al principio de sustento del siguiente modo: "te ayudaré, pero puedes empezar a conseguir esta conciencia de sustento intentando encontrar algún lugar donde puedas dar en el que no hayas estado dando ya –no a tu familia, porque probablemente eso ya lo estás haciendo, sino a alguien que no es miembro de tu familia o incluso a alguien que en este momento es tu enemigo -. Busca en tu ropero o en tu despensa para ver si hay algo allí que puedas compartir. Comienza la corriente de dar y comenzaras la corriente del sustento".

  Tu conocimiento de la verdad de lo infinito y la naturaleza omnipresente del sustento liberará a tu paciente de la creencia de la escasez y la limitación; y cuando empiece a abandonar las formas de sustento y desarrolle más una actitud de dar que una de obtener, el sustento comenzará a fluir. No hay límite para lo que un estudiante espiritual puede comenzar a dar. Este dar no tiene relación con cantidades – con el número de dólares o algo parecido. Dar no tiene que ver con el grado de la dádiva. Es el reconocimiento de que el sustento se recibe de afuera, no se recoge.

  Dar no comienza necesariamente con la donación de cualquier cosa material, dinero o cosas- con dar cualquier cosa. Puede que empiece con dejar algunas cosas; dejar el resentimiento, los celos, el odio; dejar el deseo de obtener el reconocimiento, la recompensa, la remuneración, la gratitud y la cooperación. A la vez que este dejar llegara el dar de la paciencia, la cooperación, el amor y el perdón. Dar comprendiendo que no es lo que consigues lo que es tu sustento: es lo que das.

  Puede ser que hayas estado aferrándote al dinero con demasiada fuerza. En este caso tendrás que aprender cómo dejarlo y soltándolo, pones en movimiento la corriente que inevitablemente vuelve a ti. Esto no quiere decir que lancemos el dinero o cualquier bien pródiga y descuidadamente. A nadie se le pide nunca más de lo que dicta el sentido común o la sabiduría. Lo que se pide es un cambio de actitud y una voluntad de en un momento determinado comenzar a dar con la idea de que allí está ese cuarto de dólar o ese dólar para ponerlo en circulación y lo importante es que comience a circular.

  Esto no es una idea nueva. Las escrituras nos han dado esta enseñanza bajo el nombre de diezmo, es decir, dar a Dios una décima parte de los ingresos de uno. Hay mucha gente que cree que ellos no pueden permitirse dar tal cantidad porque en sus corazones creen que eso sería demasiado desagüe para sus carteras y puede que para ellos intentarlo pudiera ser desastroso al principio. Podría ser más sensato para estas personas que comenzasen el diezmo con una cantidad menor – el 5%, el 4%, el 3%, el 2% o cualquier cantidad – siempre que se aparte una suma o un porcentaje determinado que tenga prioridad sobre otros gastos y que sea empleado para algún fin impersonal, no a la familia, no para beneficio propio, sino para algo completamente impersonal.

  Probablemente la mayoría de las personas creen que la donación de ese diezmo se debería tomar de lo que sobra después de que se hayan cubierto todos los gastos. Sin embargo, el secreto de la donación es no dar a Dios lo sobrante, sino " los primeros frutos" y, además, dar estos primeros frutos de manera secreta siempre que sea posible para que sólo el donante sepa de dónde vienen.

  Después de aprender lo fácil que es dar el 2 o el 3% de los ingresos de uno, en poco tiempo la cantidad se podría incrementar al 4 o el 5% y luego el 10%. Es bastante interesante el hecho que raramente se para en la donación en el 10%. Conocí a tres personas que donaron el 80% de todos sus ingresos y por muy sorprendente que pudiera parecer, esas personas tenían más sobrante para vivir del que podían gastar por mucho que derrochasen.

  Permíteme repetir este importante aspecto del principio del sustento: el sustento no es obtener; el sustento es dar. El pan que arrojas al agua es el pan que regresa a ti. No es el pan de tu vecino; es tu propio pan; y si no lo arrojas al agua, no habrá pan que regrese a ti. Todo el pan que está en el agua está marcado para que vuelva a la persona que lo ha enviado.

  De un modo u otro debes arrojar el pan a las aguas. Si no has aprendido cómo hacerlo, ésta es tu primera gran lección. Debido a la naturaleza infinita de tu ser, no puedes añadirte salud a ti mismo o riqueza u oportunidad o compañía. Todo lo que puedes hacer es reconocer que personificas todo lo que Dios es y tiene. No debes intentar conseguir; no debes intentar tener; no debes intentar guiarte; debes aprender como dejar que el infinito fluya fuera de ti. El reintegro del pan es una acción que refleja que tiene lugar por su propio impulso, igual que si lanzamos una pelota de goma contra la pared. La lanzas, pero bota de vuelta por su propio impulso.

  Cuando arrojes tu pan a las aguas, encontrarás la gracia de Dios fluyendo a la expresión en forma de la armonía de tu ser. Si ignoras este importante punto en la enseñanza espiritual o si piensas que después de todo no es demasiado importante, lo más probable es que pierdas el camino, porque cuanto más tiempo te mantengas encadenado a la creencia de que puedes conseguir algo – incluso de Dios – más tiempo te estás separando del contacto con tu bien. En el momento en que puedas comprender la instantaneidad del ahora y el yo del ser, desde ese momento miras fuera de este mundo comprendiendo con alegría:

 Gracias, Padre. No necesito nada más que Tu Gracia. Permíteme vivir a cada minuto como estoy viviendo éste, amando este universo y amando a todo el mundo en él. No tengo nada contra ningún hombre. Nadie que necesite perdón puede entrar en el terreno de mi conciencia, porque ya lo he perdonado – mil veces -.

  Una segunda e igualmente importante parte del principio del sustento es que éste es invisible. No puedes ver, oír, tocar, degustar u oler el sustento; nunca has visto el sustento porque no existe en el reino visible. El sustento es Espíritu o Vida, de naturaleza completamente invisible e infinita.

  Hoy no hay menos sustento que el que Jesús, Moisés, Elisha, o Elijah tuvieron. Ellos sabían que tenían un infinito y lo probaron. Tú tienes exactamente ese mismo infinito, ni un cuarto de penique menos. Pero hasta que tengas claro que Dios constituye el ser individual, no puedes entender la naturaleza infinita de tu propio ser y siempre estarás buscando el sustento y la seguridad fuera de ti mismo, la seguridad en los dólares o incluso en billetes de mucho más valor.

  La creencia de que el dinero y la propiedad constituyen el sustento ha sido aceptada durante tantos años que la mayoría de las personas confían en ellos para su seguridad; y entonces, cuando por la devaluación de la moneda o por una crisis mundial o por alguna otra razón que este fuera de su control los billones desaparecen, sienten que su mundo se ha hundido. Los estudiantes de la sabiduría espiritual deben llegar a comprender que no tienen sustento fuera de su propio ser, que el sustento subyace en algo que no se puede conocer a través de los sentidos físicos: el sustento es el Infinito Invisible.

   El sustento es algo que está dentro de tu propio ser; es la verdad que Dios constituye en tu ser. Cuando reconozcas a Dios como tu ser, no tendrás otra necesidad más que conocerle a Él adecuadamente. Si tienes a Dios, tienes sustento; pero lo importante es: ¿Tienes a Dios? En espíritu, sí, en teoría, sí, todo el mundo tiene a Dios; pero si todo el mundo tuviese a Dios, no habría escasez o limitación en todo este mundo. La verdad es que la gente solamente tiene a Dios como algo potencial o como una posibilidad. Tener a Dios significa conocerle de manera consciente y acertada, ser un tabernáculo de Él de manera consciente, estar en comunión con Él de manera consciente que es todo el yo de tu ser. Teniendo esto, tienes la fuente de todo sustento.

   Moisés tuvo a Dios y por eso pudo observar el maná cayendo del cielo cuando lo necesito; Elijah tuvo a Dios y por eso él, en el desierto, pudo alimentarse de los cuervos o pudo encontrar una mañana y encontrar dulces cocidos en las piedras frente a él. ¿De dónde? De nada – de nada visible o tangible. Estas cosas salieron de su consciencia de Dios apareciendo como la substancia y la forma de la vida, Dios apareciendo como comida. Teniendo a Dios lo tenían todo.

  El mundo se está perdiendo en afirmaciones como: "Dios cuidará de esto", "Dios hará esto" o "Dios hará aquello" – y Dios no lo hace de ninguna manera. Sólo se hace en proporción a la experiencia de Dios. Finalmente, todo el mundo debe llegar a comprender que, teniendo a Dios, lo tiene todo; y no teniendo a Dios, por muchas otras cosas que pueda tener, no tiene nada. Nada se retiene, nada se pierde y nada está ausente de la persona que ha alcanzado la conciencia de Dios.

  "Si, si", al leer esto puedes pensar: "Si, todo eso suena muy bien sobre el papel, pero, ¿cómo puedo llegar a la conciencia de ese sustento que continuamente me rehúye?"

  Volvamos a nuestra premisa original. Ya que Dios es infinito, no existe nada más que Dios. Cuando percibes el infinito de Dios y ese Dios en Su infinidad está más cerca de ti que el respirar, puedes entonces comenzar a pedir para ti una abundancia infinita. Haciendo tal petición, no estarás insultando a tu inteligencia porque lo que estás pidiendo ahora es la presencia de Dios en ti, la presencia del Dios infinito y omnipresente.

  Para nadie es fácil despejar por completo de su mente toda preocupación por saber de dónde va a venir su próximo automóvil, sus próximas vacaciones o, en algunos casos, incluso su próxima comida: no es fácil poner en práctica las enseñanzas del Maestro: "No os preocupéis por vuestra vida, que comeréis, o que beberéis; ni por vuestro cuerpo, con qué vestiréis"; en cualquier caso uno de los pasos más importantes en el desarrollo de una consciencia de sustento es despejar de tu mente estas preocupaciones porque las formas del bien no son más que las cosas añadidas. Es decir, por tu bien exterior no es más que el símbolo de la omnipresencia del sustento.

   Si no tienes consciencia de sustento, no tendrás los símbolos de sustento en tu bolsillo. Primero, debe existir la consciencia del sustento y luego los símbolos le siguen. Cuando tienes la consciencia de la presencia de Dios dondequiera que estés, cuando tienes la comprensión de que el lugar donde estás es tierra santa y de que: "Hijo tú siempre estás conmigo y todo lo que poseo es tuyo" – cuando adquieres esa conciencia, aparecen los símbolos en la forma que se los necesita. Los símbolos varían de un día a otro; toman la forma de dinero un día, transporte o estancia en un hotel al siguiente, comida, ropa o cualquier otro bien al siguiente día. Cualquier cosa aparece en la forma que se necesita ya que no es más que el símbolo de la expresión exterior del sustento.

  Permíteme repetir de nuevo: el sustento en sí mismo no puede conocerse nunca a través de los sentidos. El sustento es Dios; el sustento es el Espíritu; el sustento es la presencia del Señor que está contigo; el sustento es la fuerza de la Vida que funciona a través de ti.

  ¿Qué más pruebas de esta verdad necesita la persona espiritualmente receptiva que la de ver al árbol frutal cuando no hay fruta y ni siquiera ha florecido? ¿Vas a cortar el árbol porque sea estéril? ¿Por qué no? No hay sustento allí – no hay sustento visible. Para toda apariencia el árbol es estéril. ¡Ah!, pero tú sabes más. Sabes que hay una fuerza de Vida trabajando dentro y a través del árbol, una fuerza Vital que forma la savia que ascenderá por el tronco hacia las ramas y que más tarde aparecerá en forma de flores y después como fruta. No te confundes por la apariencia de un árbol estéril creyendo que el árbol no tiene suministro de fruta o que es un árbol inútil.

  ¿Por qué no aplicar el mismo principio a tu propia vida y a tus asuntos y confiar independientemente del estado de tu sustento visible en un momento determinado? Si llegase un huracán y arrasase todo tu mundo, todavía permanecerías en tierra santa, esa tierra que es la del "Señor, y de Éste la plenitud", porque yo estoy allí y esa fuerza Vital invisible, infinita y que ama a todo todavía estaría trabajando en tu conciencia. Con un poco de paciencia, las flores y la fruta aparecerán de nuevo en forma de billetes de dólar o en la forma que se necesite. Todo lo que se necesita es el reconocimiento de esta verdad.

  Créelo o no, como quieras: hay una fuerza Vital trabajando en ti, del mismo, del mismo modo que está trabajando en el árbol. Pero puedes preguntarte: "¿Por qué no se ha hecho visible en mayor medida? ¿Por qué debo luchar continuamente con este problema de escasez?"

  ¿Puede ser porque tu conciencia no está en armonía con lo Invisible, sino sólo con lo visible? ¿Puede ser que la mayor parte del tiempo hayas estado intentando y todavía estés intentando crear sustento de lo visible? Los panes y los peces no pueden multiplicarse desde nada visible, ni tampoco pueden los billetes. Si alguien intentase multiplicar, debe hacer su multiplicación en lo Invisible. ¿Y la manera? Comprende que Dios es infinito y que tu sustento es tan infinito como Dios.

  ¿Y qué hay de esos que dejan que su fruta se quede en el árbol, los que no la recogen? Qué rápidamente aprenden que un árbol puede secarse y no dar más fruta. Sólo cuando recolectas la fruta y recoges las flores comienza su trabajo de multiplicación la fuerza Vital, produciendo el doble de cantidad que antes.

  Tu sustento comienza a hacerse evidente sólo en la proporción en la que amas a tu vecino - da amor, da perdón, da cooperación - pero da siempre sin esperar la vuelta. Sólo el vulgar materialista da y luego espera una devolución. La verdadera luz espiritual se desprende de la plenitud de un corazón generoso, sin buscar la vuelta. No hay necesidad de ningún tipo de vuelta: Dios es suficiente reintegro para uno.

  Entender esto es entender uno de los mayores principios sanadores de El Camino Infinito: tu conciencia de la verdad determina tu sustento, no un Dios en algún lugar, ni un Cristo en algún lugar, ni un Espíritu en algún lugar, sino tu conciencia - tu estado de conciencia desarrollado. Casi siempre es cuestión de desarrollar esa conciencia. La conciencia de los discípulos pescadores era un estado desarrollado de conciencia. La conciencia de Saúl de Tarso desarrollada en la conciencia de San Pablo. San Agustín en los primeros años de su vida estaba lejos de ser una luz espiritual, pero también se convirtió en un estado desarrollado de la conciencia espiritual.

  El secreto es que la fuente de tu sustento es tu propia conciencia de Dios como sustento - tu estado desarrollado de conciencia. Si buscas sustento mediante la ayuda de un sanador, entonces tu sustento depende de la conciencia espiritual desarrollada de tu sanador. Pero eso no será una manifestación permanente porque más tarde o más temprano te verás en una situación en la que tendrás que confiar en tu propio estado de conciencia desarrollada, recordando siempre que la conciencia desarrollada es la conciencia de Dios revelándose como tu conciencia individual.

  Es entonces cuando comienzas a caer en una medida de sentido personal de sustento y llegas a un gran y magnifico momento en tu vida en el que todo el mundo cae de tus hombros, en el que dices y crees con todo tu corazón:

  "El Padre es mi sustento”. Mi sustento es invisible y lo llevo conmigo donde quiera que vaya.

 

  Algunos que buscan lo espiritual sostienen erróneamente la fantástica idea de que, misteriosamente, Dios es mucho mejor con ellos que con el resto del mundo. ¡Que Dios tan terrible seria ese! Cierto, la ignorancia de la verdad puede llevar a tu vecino a encontrarse cara a cara con la insuficiencia y dejarle bajo una petición de escasez o limitación, pero Dios no concede Sus bienes más ligeramente sobre unos que sobre otros. La única diferencia es que algunos y particularmente los que están en el Camino, son más conscientes de la presencia de Dios manifestada como forma.

    Ningún investigador se atreva a creer que una nación, una raza o una religión tiene más acceso a Dios que otra o que alguna persona tiene un status especial con Dios. La infinidad de Dios es universal, pero es tu aprehensión de esa verdad lo que constituye tu manifestación del bien. Cuando asumas que la comprensión de la presencia de Dios conduce a la manifestación y a la expresión verdadera de la abundancia, no creerás que a través de algún tratamiento milagroso o rezo todo se ha aumentado, sino que entenderás que lo que ha ocurrido es que te has hecho más consciente de lo que ya existía desde el principio en su plenitud.

   En la misma ciudad una persona experimenta la escasez y la limitación y otra disfruta de la abundancia. La ciudad no es responsable, ni lo es el tiempo. Podría haber un año de crisis o uno de prosperidad. El año no es responsable; muchas personas han perdido todas sus posesiones en los años boom. El lugar ni puede hacerte ni hundirte. Tu, tú mismo, te conviertes en una ley para tu experiencia en proporción al grado al que llegues en comprender que Dios es la sustancia de toda forma.

  Si Dios es la sustancia de toda forma, ¿puedes agrandar la forma? ¿es Dios la sustancia de la forma limitada' No, la forma ya es infinita, tan infinita como la sustancia de la que está hecha. El secreto subyace en el reconocimiento de Dios como omnipresente - más que eso, como la Omnipresencia en Si Misma, la presencia de tu ser y, por lo tanto, la presencia del Infinito. Tu conciencia de la presencia del Infinito revela donde ha existido escasez.

  Todo lo que aparece sale de la sustancia de lo Invisible y es infinito. Por ejemplo, no hay modo de aumentar tu suministro de cultivos, dinero, tierra, o de cualquier otra cosa por la que el mundo reza. No hay un rezo milagroso que haga salir conejos de un sombrero. Nadie puede hacer eso a menos que los conejos estuviesen allí previamente. No hay aumento o disminución: sólo hay Infinito expresándose a Sí Mismo. Si tú no eres el recipiente de las bondades del Infinito, no es porque no esté allí, es debido a tu falta de conciencia de lo infinito.

  Demasiados metafísicos están intentando demostrar formas del bien mientras que, en todo momento, no hay forma del bien separado y distinto del Bien en Sí Mismo. En la proporción en que la conciencia de Dios se demuestre aparece esa presencia del Bien en la forma necesaria para ese momento, a veces del modo más milagroso.

   A lo largo de la Biblia, desde el Génesis hasta la Revelación, este milagro se cuenta una y otra vez. Cada profeta, santo, vidente o sabio ha tenido conciencia de la presencia de Dios, ha vivido conscientemente en esa Presencia y ha encontrado su protección, comida, seguridad y resguardo apareciendo en el modo que les era necesario. Pero ¿fue todo el mundo cuidado del mismo modo en tiempos bíblicos? ¿Es todo el mundo cuidado hoy en día del mismo modo? Sabes la respuesta. Entonces, ¿a quién le ocurrió, a quien le ocurre y a quien le ocurrirá? A la persona consciente de la presencia de Dios, la persona que vive, se mueve y tiene su ser en Dios de manera consciente. El Maestro no multiplicó los panes y los peces: el Maestro sólo sabía algo - la presencia del Padre en su interior - y Su Conciencia de la presencia del Padre en su interior se apareció exteriormente en forma de multiplicación de peces, así como curaciones y la superación de la muerte.

   Cuando aprendas a dejar de usar el poder mental - esforzándote en concluir en algo con verdad o intentando hacer de la mente humana una central de energía - y te conviertas en silencioso y receptivo hasta que el Mundo comience a fluir, conocerás el significado de la armonía y del infinito.

   Observa el milagro cuando tu mente deja la lucha de crear, de aumentar, de sanar, de ahorrar o de redimir. Observa el milagro que tiene lugar en tu vida cuando aprendes a relajarte comprendiendo que la naturaleza infinita de Dios hace a Dios el único Es, y que incluso las formas en las que Dios se aparece deben ser infinitas. Así declaran los cielos la gloria de Dios mostrando la infinita belleza y bondad de Dios; la tierra muestra la obra de Dios, la gloria de Dios en infinita forma, variedad, color, perfume y cantidad.

  El infinito es la medida de Dios. Sin embargo, en el momento en que intentes manifestar manzanas, habrás descendido a lo finito; en el instante en que intentes manifestar una casa, salud o riqueza, estás en lo finito. Pero, si manifiestas la compresión de la presencia de Dios, tienes la presencia de Dios apareciendo como infinita y en formas infinitas de bien. La presencia de Dios no manufactura una forma especial de armonía.

 La presencia de Dios es Ella Misma la forma de todo bien.

 

 Extraído del libro "El Arte de la Curación Espiritual" de Joel Goldsmith

 

 

Leer más…

 8152734495?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde...

 

Soy doctor en medicina y neurocientífico. 

Estudio la ansiedad; es el trabajo de mi vida. (Yo también tengo ansiedad).

Por eso, trabajo para comprender y tratar la ansiedad, para mejorar mi vida y la vida de los demás.

Aquí hay 10 cosas que la mayoría de las personas (incluidos los médicos y terapeutas) no saben sobre la ansiedad:

 

  1. La ansiedad se origina en tus pensamientos repetitivos y te convence de que esos pensamientos te salvarán.

¡Pero la verdad es que tus pensamientos solo te ponen más ansioso! Los pensamientos compulsivos y ansiosos comenzaron como una forma de (sobre) protegerte cuando eras niño, advirtiéndote sobre todo lo que podría salir mal. Esto tiene la ilusión de ayudarte, pero te mantiene atrapado en tu cabeza. La mayor mentira de la ansiedad es que tus pensamientos te mantendrán protegido. Lo contrario es mucho más probable; tus pensamientos te provocarán más ansiedad y te harán sentir menos seguro.

 

  1. La ansiedad es indolora.

Así es; la ansiedad son solo pensamientos de la mente. El dolor que asocias con la ansiedad es un estado de alarma en tu cuerpo. Sigue leyendo y te lo explicaré.

 

  1. La ansiedad en la mente es diferente a la alarma en el cuerpo. 

Hay una energía que nosotros, los preocupados, llevamos en nuestros cuerpos. A eso le llamo alarma de energía. Es el residuo de trauma no resuelto que llevamos escondido en nuestros cuerpos, típicamente desde la niñez, aunque puede ser un trauma de adultez. Esta es la fuente del dolor que llamamos ansiedad.

La mayoría de los psiquiatras y psicólogos no hacen esta distinción específica (y crítica) entre pensamientos ansiosos de la mente y alarma en el cuerpo. Y al pasar por alto esta diferencia, pierden un camino crítico hacia la comprensión y el tratamiento. Mi comprensión de la ansiedad hace esta distinción clave entre el pensamiento ansioso de la mente y la sensación de alarma   en el cuerpo.

No culpo a la mayoría de los terapeutas, ya que solo vi esta distinción durante un viaje terapéutico con LSD hace cinco años. Una vez que separé la ansiedad de la mente de la alarma en el cuerpo, finalmente comencé a ver una forma de curarme de décadas de preocupación crónica.

 

  1. La ansiedad es solo pensamientos ansiosos; no tienen poder para lastimarte al menos que los creas

Si le digo a una paciente que está embarazada, es posible que se ponga extremadamente ansiosa. Pero si le digo a un hombre que está embarazado, no habrá ansiedad porque no hay ninguna creencia, no se lo cree. Sin creencia en la mente, no hay alarma en el cuerpo, ni dolor.

 

  1. Culpas a la ansiedad por el malestar que sientes, pero lo que realmente duele es el estado de alarma en tu cuerpo.

Piensas: "Me duele la cabeza". ¿Es doloroso ese pensamiento? No, porque es solo un pensamiento. Incluso el pensamiento, "podría tener cáncer", es sólo un pensamiento. Si simplemente lo ves como palabras unidas por la mente, no puede lastimarte.

Los pensamientos ansiosos solo pueden lastimarte si los crees y, de nuevo, esa creencia solo crea dolor al agravar la alarma en el cuerpo.

 

  1. Se cree que la ansiedad en el pensamiento clásico es un "estado de ánimo", pero en realidad, es un "estado del cuerpo". 

Por tanto, la mejor forma de tratarla es utilizando el cuerpo. No se puede vencer los pensamientos ansiosos con más pensamiento. Me gusta decir: "No se pueden vencer los pensamientos en su propio terreno". ¡Sal de tu mente tan pronto como puedas!

 

  1. Entonces, la “ansiedad” es una combinación de proyecciones de ansiedad y miedo de la mente y un estado de alarma en el cuerpo.

Esas proyecciones aterradoras, cuando se creen, activan la alarma en el cuerpo. Cuando se activa la alarma del cuerpo, este estado fisiológico aterrador crea más preocupaciones en la mente porque la mente es una máquina compulsiva que crea significado.

Cuando sientes la incómoda activación de la alarma (de un antiguo trauma no resuelto) en el cuerpo, creas pensamientos igualmente incómodos en la mente para "dar sentido" al sentimiento doloroso. Se crea un circuito de retroalimentación: pensamientos psicológicos ansiosos de la mente alimentan la alarma fisiológica en el cuerpo. Y la alarma fisiológica en el cuerpo alimenta los ansiosos pensamientos psicológicos de la mente. A esto lo llamo el "ciclo de alarma de ansiedad".

 

  1. La "ansiedad" es un pensamiento fuera de control.

Y dado que no se puede superar el pensar con más pensamientos, lógicamente, la ansiedad solo puede tratarse activando la alarma en tu cuerpo. Estás calmando la única parte del ciclo que puedes controlar. Cuando estás "ansioso" (en realidad, debería llamarlo "alarmado"), encontrar sensaciones en tu cuerpo es la única manera de romper el ciclo de ansiedad-alarma y la única manera de sacarte de la cabeza.

 

  1. La ansiedad y los pensamientos ansiosos siempre se refieren al futuro.

(Incluso si son sólo cinco minutos a partir de ahora). Por lo tanto, traerse al presente le protege de estas suposiciones basadas en el futuro. Concentrarse en su respiración, frotar las yemas de los dedos, tocarse la cara o el pecho con la mano u oler un aceite esencial lo llevará al momento presente.

Cuando tienes la intención de conectarte con tu cuerpo, eres perfectamente capaz de sentir exactamente cómo te sientes en ese momento exacto. Pero no tienes idea de cómo te sentirás mañana a esta hora exacta; solo puedes sentir en el ahora. Cuando te sientas alarmado, intenta concentrarte intensamente en la sensación.

Como resultado, la energía que se centró en impulsar la rueda de hámster del pensamiento destructivo en tu mente ahora se reutiliza y se redirige para enfocarse en los sentimientos constructivos en tu cuerpo. Como resultado, queda menos energía para impulsar las aterradoras proyecciones del futuro, y más energía se destina a sentir la sensación del momento presente en el ahora. 

 

  1. La ansiedad se cura al aprender a crear un lugar seguro en tu cuerpo y disciplinarte para ir allí cuando estés "ansioso”, de maneraconstante. 

En lugar de dejarte seducir por más pensamientos, lo que simplemente te atrapa en bucles de pensamientos sin fin, entrena para pasar de la rumiación a la sensación. Cuando te encuentres inmerso en pensamientos o preocupaciones obsesivos, ten la intención consciente de moverte hacia la sensación de tu cuerpo con la respiración, el tacto, el olfato, cualquier otra cosa que te lleve a la sensación y a la explicación. 

 

Cuando aprendes a cambiar tu enfoque de tu mente hiperactiva e hipervigilante y  lograsa concentrarte intensamente en la sensación en tu cuerpo, hacse tres cosas críticas:

 

>> Matas de hambre de energía a los pensamientos (ya que tu atención ahora está en la sensación y no en rumiar). 

>> Enseñas a tu sistema a crear un lugar seguro en tu cuerpo. 

>> Te introduces en el momento presente. Y debido a que todos los pensamientos ansiosos están basados ​​en el futuro, te alejas aún más de sus poderes seductores al conectarte a la sensación del momento presente.

 

Debes saber que tus pensamientos ansiosos son como sirenas en la orilla que solo traen dolor y muerte a los marineros que los siguen.

Cambia el curso de pensar a sentir.

Cuando te sientas alarmado, ten la firme intención de alejarte de los pensamientos de la mente y dirigirte hacia el único camino verdadero de seguridad: la sensación del momento presente en tu cuerpo.

 8152737262?profile=RESIZE_400x

 

Dr. Russell Kennedy es médico y autor del libro: Anxiety Rx: una nueva receta para aliviar la ansiedad. El Dr. Kennedy conoce la ansiedad tanto como médico como como paciente, y se convirtió en un experto en ansiedad en un esfuerzo por curar su propia preocupación crónica. Junto con su título de médico, tiene un título adicional en neurociencia y formación avanzada en psicología del desarrollo.

https://www.elephantjournal.com/2020/11/10-things-that-doctors-and-therapists-dont-know-that-will-help-you-understand-and-heal-anxiety/

Leer más…

7 instintos intestinales que NUNCA debes ignorar - Mateo Sun

 8148055268?profile=RESIZE_710x

Traducido con Amor desde...https://lonerwolf.com

 

Para cumplir tu propósito espiritual en esta vida, debes recorrer el camino menos transitado.

Y para recorrer el camino menos transitado, debes abrazar a tu instinto primordial.

Él es quien te guiará y protegerá con coraje, integridad e inteligencia

Pero aquí está la cuestión: debes escucharlo.

El problema es que nuestros instintos intestinales a menudo están contaminados por miedos, prejuicios y desorden mental.

En este artículo, quiero compartir los siete instintos viscerales que nunca debes ignorar. También aprenderás a diferenciar la voz del miedo de la voz de la sabiduría primordial.

¿Qué es el instinto intestinal?

Tu instinto es la reacción física que tienes ante el mundo que te rodea y dentro de ti.

Cuando experimentas un "presentimiento" abrumador, tu cuerpo está llevando a cabo una respuesta primaria a la información subconsciente. El propósito final de tu instinto es protegerte. Como tu instinto es el “sexto sentido” más antiguo y primordial que tienes, es en el que más puedes confiar.

Un ejemplo de tu instinto en acción sería decidir evitar espontáneamente caminar por una calle de noche porque algo "se siente mal". Ese sentimiento es tu instinto que te advierte que el peligro está al acecho. A continuación, puedes vislumbrar una pandilla de hombres intimidantes por la calle mientras pasas de prisa; tu instinto te acaba de salvar de ser robado, golpeado, violado o algo peor.

¿Cómo funciona el instinto intestinal?

En pocas palabras, tu cuerpo es como la pantalla de televisión en la que tu subconsciente (las ondas de radio) transmite su información. Cuando aprendas a leer tu cuerpo, podrás aprender a sintonizar con precisión tu instinto.

A los seres humanos nos gusta creer que estamos separados de los animales. Sí, podríamos ser más sofisticados. Pero en el fondo, seguimos siendo animales, animales humanos. Nuestros impulsos primarios y orígenes evolutivos no desaparecen simplemente porque nos sentamos y leemos el periódico cada mañana o nos limpiamos el trasero con papel higiénico con aroma a lavanda.

Como señaló el antropólogo Clifford Geertz:

... el hombre es un animal suspendido en redes de importancia que él mismo ha tejido.

En lugar de enfadarnos por el hecho de que somos animales realmente avanzados, ¿por qué no aceptarlo? Al honrar la sabiduría de la mente subconsciente y su impacto en el cuerpo para producir 'instinto intestinal', podemos salvarnos de mucho sufrimiento.

 

¿Cuál es la diferencia entre el instinto intestinal y la intuición?

 

8148058886?profile=RESIZE_710x

El instinto intestinal y la intuición se utilizan a menudo como sinónimos. Y sí, están interconectados. Pero no son exactamente iguales.

Entonces, ¿cuál es la diferencia?

En pocas palabras, el instinto es tu sabiduría primordial. La intuición es tu sabiduría espiritual. Necesitamos ambos si queremos caminar por nuestros caminos espirituales con valentía e inteligencia.

La intuición es muy cerebral, es una sensación clara y tranquila de "saber". Por otro lado, el instinto es muy visceral y físico: lo sientes en tu cuerpo.

La intuición se puede expresar a través del cuerpo y el instinto intestinal se puede expresar a través del conocimiento intuitivo. Pero, en general, ambos son claramente discernibles y sorprendentemente diferentes en su experiencia.

Además, el instinto es mucho más emocional y reactivo (ya que está conectado en el cerebro primario), mientras que la intuición es más neutral y tranquila.

Ejemplos de instinto intestinal

Algunos lo llaman una "corazonada", otros un "indicio", pero en este artículo, nos referiremos a él como el instinto. Aquí hay algunos ejemplos que se toman del reino animal y el comportamiento humano del instinto intestinal:

Una manada de cebras siente el peligro mientras pasta. No pueden ver a los leones acechando en la sabana circundante, pero algo está claramente "fuera de lugar". Una cebra relincha y la manada comienza a galopar con fuerza.

1-Una manada de elefantes deambula por los desiertos en busca de agua. Instintivamente saben en qué dirección moverse para encontrarla.

2-Un gato se sienta en el borde de una casa de tres pisos y quiere encontrar un camino hacia abajo. Se desliza hasta el borde y mira al suelo aparentemente a punto de saltar, pero luego cambia de opinión. Ella baja al techo del primer piso y luego da el salto, aparentemente consciente en un nivel instintivo de que saltar desde una distancia mayor lo lastimaría.

3-Una persona se te acerca en un bar con ganas de coquetear contigo. Empiezas a corresponder, pero algo se siente mal. Sientes una cualidad depredadora en esta persona. No confías en ella. Te disculpas y te vas.

4-Dos excursionistas se pierden en un sendero entre las montañas. Sin una brújula ni ninguna forma de determinar la dirección de regreso al campamento, se sientan en silencio y sintonizan con los árboles circundantes. De repente, uno de ellos señala hacia el oeste, "¡Tengo la sensación de que es el camino de regreso!" Una hora más tarde han regresado a la base de operaciones.

5-Conduces por una autopista de noche. De repente, el impulso te adelanta de cambiar de carril inmediatamente. Obedece el impulso y, un par de segundos más tarde, ves una gran púa de vidrio que podría haber pinchado tu neumático y dejado varado en el costado de la carretera.

6-Una mujer joven está sentada en clase en la universidad. De la nada, siente el extraño impulso de volver a casa. Ella abandona la clase y toma un taxi, un pozo de pavor se cierne sobre su estómago. Cuando llega a casa, encuentra a su madre en el suelo sufriendo un infarto. Si hubiera ignorado su instinto, lo más probable es que su madre hubiera muerto sola.

7-Un hombre tiene dos ofertas de trabajo. Uno de ellos paga menos y el otro paga más. Lógicamente, elegiría el trabajo que paga más, pero no puede deshacerse del nudo de pavor que se forma en su estómago cada vez que considera aceptar la oferta mejor pagada. Decide elegir el trabajo que paga menos. Dos meses más tarde, se siente aliviado de haber elegido la oferta correcta, ya que la empresa que pagaba más quebró debido a una demanda.

¡Espero que ahora tengas una buena idea de cómo funciona el instinto!

Señales de que has experimentado un instinto intestinal

8148060053?profile=RESIZE_930x

Presta atención a estos signos:

1-Un sentimiento repentino de pavor o miedo (que está fuera de contexto)

2-Un fuerte impulso de hacer algo (se siente como un empujón o un tirón interno)

3-Escalofríos en todo el cuerpo, piel de gallina u "hormigueo" en la columna

4-Náuseas o malestar físico

5-Hipervigilancia repentina (o estar en "alerta máxima")

6-Una voz clara y firme en su interior que le indica que haga o no haga algo.

 

Es posible que experimentes todos estos signos a la vez o solo uno o dos de ellos.

¿Es Miedo? ¿O es tu instinto intestinal?

¡No los confundas!

Pero tampoco te preocupe si ya lo has hecho. Lo más probable es que nunca te hayan enseñado la diferencia entre los miedos mentales superficiales y el verdadero instinto.

La mente puede engañarnos fácilmente, sobre todo en lo que respecta al instinto. Después de todo, sentimos nuestras emociones dentro de nuestro cuerpo. Cuando tienes miedo, lo más probable es que tengas las manos húmedas, mariposas y un aumento de la frecuencia cardíaca, ¿verdad?

De manera similar, cuando experimentamos un instinto, también recibimos sensaciones físicas.

Entonces, ¿cómo diablos podemos distinguir entre los dos?

Mi respuesta es prestar atención a tu mente. ¿Cuál es la calidad de tus pensamientos? ¿Tu mente está acelerada, frenética o caótica? Si es así, estás experimentando miedo.

Por otro lado, si tu mente es relativamente neutral, pero tu cuerpo está experimentando reacciones fuertes (como una sensación de muerte inminente, por ejemplo), estás experimentando un instinto.

En otras palabras, cuando necesites distinguir entre la voz del miedo y tus instintos, siempre presta atención a tu mente.

¿Por qué?

Los instintos intestinales son espontáneos: surgen de la nada. No tienen tiempo para acumularse en el cerebro, por lo tanto, el cerebro está relativamente quieto y neutral. No hay un “hmm, ¿debería? ¿No debería? pasar. Hay un HAZ ESTO / NO HAGAS ESTO inmediato.

Los miedos, por otro lado, se acumulan. Por lo general, son más vagos, molestos, poco claros y tumultuosos. Si tu mente está dando vueltas, si tus pensamientos están en todas partes, estás experimentando miedo, no instinto.

7 instintos intestinales que NUNCA debes ignorar

 8148064061?profile=RESIZE_930x

 

Obviamente, debes ser el juez. Pero hay algunas situaciones en la vida en las que tus instintos brillan más.

Si bien es fácil ignorar la mayoría de las sensaciones molestas, nunca ignores las siguientes:

  1. "Estoy en peligro"

Recuerda que tus instintos reflejan lo que tu mente subconsciente ya sabe. Aunque es posible que no puedas identificar cuál es exactamente el peligro, escucha esta advertencia interna. Podría ser la diferencia entre la vida y la muerte.

  1. "Están en peligro"

Sí, puede que suene como loco. Sí, es posible que te sientas avergonzado o perplejo. Pero si realmente sientes que alguien está en peligro, díselo. No tienes nada que perder. Puedes simplemente evitar que la persona cometa un gran error o se ponga en peligro.

  1. "Esta no es la elección correcta"

Si tienes una fuerte y clara sensación de que lo que estás haciendo no está bien, presta atención. Incluso si no hay una razón moral o lógica por la que debas sentirte así, presta atención.

  1. "Necesito ayuda"

Tu instinto no solo te advierte del peligro, sino que también ayuda a preservar tu bienestar emocional. Si recibes una fuerte sensación de que necesitas ayuda (ya sea física, emocional, mental o espiritual), búscala. No te demores.

  1. "Necesito ayudarlos"

En algún momento de nuestras vidas, surgirá el abrumador deseo de ayudar a alguien. Puede que no haya ninguna razón racional para ello. La otra persona puede parecer perfectamente bien en la superficie. Pero no dejes que las apariencias te engañen. Ten una conversación con la persona. Pregúntele cómo está. Esto puede hacer que se sienta vulnerable o incómodo, pero al menos hará que la persona se sienta especial y, como mucho, le salvará la vida.

  1. "Algo se siente mal en mi cuerpo"

A menos que seas hipocondríaco (lo cual es poco probable), tus instintos intestinales rara vez mienten sobre el estado de tu salud. Si surge un deseo fuerte y claro de ver a un profesional médico, hazlo. Obtén una evaluación de salud completa e incluso si no surge nada, siéntete orgulloso de ti mismo por practicar el cuidado personal.

  1. "¡Esto es!"

A menudo, cuando se presenta la vocación de vida perfecta, el camino espiritual, el trabajo, la casa, la decisión, la opción, etc., tu instinto te notificará de inmediato. Si recibes un sentimiento fuerte y claro que prácticamente grita “SÍ” ¡no lo ignores! Esta es una de las razones más importantes por las que es esencial escuchar tu instinto. Podría ser la diferencia entre tomar una decisión que satisfaga la vida y una que te complique todo..

Confía en tu instinto

Siempre que seas capaz de distinguir entre la voz del miedo y los sentimientos espontáneos de tu instinto, es seguro confiar en tu instinto.

Confiar en tus instintos es una habilidad de vida invaluable y una que te beneficiará enormemente en el camino espiritual. Después de todo, este instinto está integrado en nuestro ADN, así que, ¿por qué no aprovecharlo al máximo?

Como recomendación final, sugiero que practiques la meditación de atención plena si te cuesta confiar en tu instinto. La meditación de atención plena te ayudará a tomar conciencia de tus pensamientos y sensaciones corporales. Cuanta más conciencia puedas desarrollar, más fácil será hacer la distinción; se convertirá en una segunda naturaleza para ti.

 

Mateo Sun

8148064293?profile=RESIZE_180x180

Sobre Mateo Sol

Mateo Sol es un destacado maestro psicoespiritual cuyo trabajo ha influido en la vida de millones de personas en todo el mundo. Nacido en una familia con antecedentes de adicción a las drogas, abuso y enfermedad mental, Mateo Sol aprendió sobre la difícil situación de la condición humana desde una edad temprana. Como mentor espiritual y guía del alma, la misión de Sol es ayudar a otros a experimentar la libertad, la plenitud y la paz en todas las etapas de la vida.

 

https://lonerwolf.com/gut-instincts/

Leer más…

 8134812695?profile=RESIZE_710x

 

Traducido desde...https://www.lionsroar.com

 

Todos podemos sentir el impacto de estos tiempos inciertos y desafiantes en nuestro cor-azón y en nuestro sistema nervioso. Si bien hay partes de nuestra crisis actual que no podemos controlar, eso no significa que seamos impotentes. Cuando nos enfrentamos al cambio, la incertidumbre y el estrés, la resiliencia es la clave para navegar la vida y emerger con más felicidad y satisfacción.

Podemos cultivar la resiliencia a través de las prácticas de atención plena y compasión. Este es el milagro de la neuroplasticidad: lo que practicas se fortalecePodemos abrir caminos de mayor claridad, coraje y compasión mediante la práctica.

Los cinco pasos a continuación nos ayudan a enfrentar emociones difíciles, volver a centrarnos y encontrar la calma. Estos pasos no tienen que realizarse a la perfección. Piense en la dirección, no en el destino. La clave es la práctica.

Meditación

 

1-NÓMBRALO PARA DOMARLO

Es útil recordar que nuestras emociones están aquí por una razón. A menudo sirven como una alarma de humo, avisándonos sobre un incendio inminente. Cuando ignoramos o reprimimos nuestras emociones, podemos generar problemas mayores.

La atención plena nos enseña una forma diferente de manejar las emociones difíciles: reconocer y nombrar lo que sentimos. A esto se le llama "nómbralo para domarlo". Las investigaciones muestran que cuando reconocemos y nombramos nuestras emociones, esto permite que el cuerpo se calme fisiológicamente. Nombrar una emoción frena su reactividad, regula negativamente el sistema nervioso y le permite ver con claridad.

 

2-DA LA BIENVENIDA A TUS EMOCIONES

Las emociones tienen un lapso de tiempo limitado, que generalmente dura solo de treinta a noventa segundos. Surgen, bailan y desaparecen, como las olas en el océano. Cuando recordamos que este doloroso sentimiento no durará para siempre, se vuelve más manejable.

A través de la práctica, podemos aprender a acoger todas nuestras emociones con una actitud de bondad y curiosidad. Esto implica interesarse por la emoción y la experiencia sentida en el cuerpo. Por ejemplo, puede sentir la tristeza como una opresión en la garganta o el miedo como una contracción en el abdomen. Todas las emociones tienen una firma en el cuerpo.

 

3-SEA AMABLE CON USTED MISMO

La autocompasión no es nuestra respuesta típica cuando nos enfrentamos a un desafío, hemos cometido un error o sentimos dolor. Con demasiada frecuencia, en lugar de ser amables, nos juzgamos, nos avergonzamos y nos criticamos. Pero el juicio propio y la vergüenza no ayudan. De hecho, cierran los centros de aprendizaje del cerebro e inhiben nuestra capacidad para sanar, cambiar y crecer.

El antídoto es la autocompasión, aprender a traer bondad a nuestro dolor. La forma más fácil de practicarlo es tratarnos a nosotros mismos como trataríamos a un querido amigo que enfrenta una situación similar. La voluntad de afrontar el dolor en nosotros mismos y en la vida requiere mucho coraje. A medida que practicamos la autocompasión, aprendemos no solo a crecer a partir de nuestras propias luchas y dolores, sino también a conectarnos con el sufrimiento de los demás.

 

4-RECONOCER NUESTRA HUMANIDAD COMÚN

Es natural sentirse temeroso y abrumado en este momento. No estamos solos en nuestros sentimientos. Hay muchos otros en este momento en todo el mundo que también están asustados y abrumados. A medida que reconocemos nuestra humanidad común, nuestro aislamiento comienza a disminuir y entendemos que estamos todos juntos en esto. Puede ser útil enviar compasión tanto a usted mismo como a todos los demás que están sufriendo.

 

5-PRÁCTICA, NO PERFECCIÓN

El quinto paso es darse cuenta de que no realizará ninguno de los primeros cuatro pasos a la perfección. No se trata de perfección. Se trata de practicar. Los pequeños cambios conducen a grandes cambios. De hecho, uno de los descubrimientos más importantes de la ciencia del cerebro, la neuroplasticidad, muestra que el cerebro tiene la capacidad de establecer nuevas conexiones neuronales a lo largo de la vida. Este es un mensaje muy esperanzador porque significa que todos tenemos la capacidad de cambiar, sanar y crecer. La perfección no es posible, pero la transformación sí lo es.

8134812263?profile=RESIZE_400x

Shauna Shapiro, PhD, es profesora en la Universidad de Santa Clara. Su libro más reciente es Good Morning, I Love You: Mindfulness and Self-Compassion Practices to Rewire Your Brain for Calm, Clarity, and Joy.

https://www.lionsroar.com/resilience-self-care-for-tough-times/

 

Leer más…

8128060673?profile=RESIZE_584x

Traducido con Amor desde...https://www.elephantjournal.com

 

 

“Pero la bondad amorosa, Maitri, hacia nosotros mismos no significa deshacerse de nada. Maitri significa que todavía podemos estar locos después de todos estos años. Todavía podemos estar enojados después de todos estos años. Todavía podemos ser tímidos o celosos o estar llenos de sentimientos de indignidad. El punto no es intentar cambiarnos a nosotros mismos. La práctica de la meditación no consiste en tratar de deshacernos de nosotros mismos y convertirnos en algo mejor. Se trata de hacernos amigos de quienes ya somos. La base de la práctica es usted o yo o quienquiera que seamos en este momento, tal como somos. Ese es el terreno, eso es lo que estudiamos, eso es lo que llegamos a conocer con tremenda curiosidad e interés”. ~ Pema Chödrön

~

Tengo una pila de libros de desarrollo personal en la biblioteca de mi casa.

¡Todos son increíbles!

He leído lo suficiente como para seguramente haber encontrado la única cosa que me ayudará a crear una vida de alegría, abundancia y paz.

El alquimista en todos nosotros es un buscador del Santo Grial. No podemos evitarlo. Somos curiosos por naturaleza, exploradores del misterio. Es instinto deconstruir sistemas que fueron construidos para nosotros por generaciones pasadas y crear nuestras propias verdades y realidades. Construimos comunidad y sociedad a través de la conversación y el pensamiento profundo.

Sin embargo, nuestra mente y nuestro ego conspiran en una pregunta constante: ¿qué saben "ellos" que yo no? 

La verdad es que el desarrollo personal o la autoayuda son muy populares por una sola razón: no confiamos en nuestra guía interna y miramos hacia afuera en busca de pepitas de sabiduría.

Ahora, puedes sentir que estoy siendo un poco descarada al decir esto como un mentor intuitivo. ¿No entreno a otros en su viaje? ¡Absolutamente! Y acabo de admitir que busqué esa sabiduría externa. Después de todo, soy humana, y lo digo no para ser el Capitán Obvio, sino porque es importante para nosotros valorar nuestra humanidad, nuestra sagrada encarnación física.

Acabo de compartir este artículo de autoayuda o consejo que necesitarás. Apuesto a que pasó desapercibido porque siempre estamos buscando algo profundo.

Pero en realidad es bastante simple: está bien ser 100% humano, valorar tu eseidad física tal como es.

Cuando soy 100 por ciento humana, acepto el caos como algo normal e incluso útil. Mis defectos y fallas percibidos son simplemente parte de mi hermoso yo total, junto con mis triunfos y activos percibidos. O lo que considero activos. ¿Quizás lo tengo todo cambiado? Es otra cosa que puedo explorar.

Cuando soy 100 por ciento humana, no tengo que dejar de lado esas partes de mí mismo que la sociedad dice que no son bienvenidas, puedo ver mi evolución perfectamente sincronizada y maravillosamente perfecta. Hay una ternura que podemos extendernos a nosotros mismos cuando sabemos que no estamos “equivocados” en nuestra piel. No hay nada que buscar más que la alegría de ser uno mismo.

Cuando soy 100 por ciento humana, practico Maitri, la bondad amorosa hacia mí mismo. Cuando intentamos escapar de ser humanos, comenzamos a juzgar nuestra propia existencia.

 

"Tú eres el Universo, expresándote como humano por un tiempo". ~ Eckhart Tolle

 

Cuando soy 100% humana, valoro mi intuición por encima de las opiniones de los demás. Podemos buscar, leer, descubrir, aprender, conversar, destilar y, al final, volvemos a casa con nuestro propio conocimiento.

Pero ¿y si no lo sé? ¿Qué pasa si no puedo confiar en mí misma para la respuesta final?

Grandes preguntas ... pregunta, ¿por qué no? ¿Quién te dijo que no podías? ¿Qué situación te enseñó a rechazar esa voz interior tranquila? ¿Cuándo silenciaste a tu guía interior para mantenerte a salvo o ser bueno?

Si profundizas lo suficiente, puedes recordar que viniste con un sistema de navegación en el que se puede confiar, que sabías cosas internamente, que a veces anulaste ese sistema y probaste algo que tal vez te dolió más tarde, o que te metió en algún tipo de problema. Todo es parte de aprender quién eres, qué quieres o no quieres.

No significa que no se pueda confiar en ti para tomar las decisiones correctas, significa que eras una encarnación física de un ser espiritual y querías experimentar todos los niveles de la vida en la tercera dimensión, donde la vida puede ser un caos o paz, dolor o alegría, risa o lágrimas, está bien que sea todas esas cosas.

Perseguimos la calma y queremos que alguien nos diga cómo lograr eso sin el caos. No hay ningún libro o ideología de autoayuda de gurú que nos pueda dar eso. En esta existencia tridimensional basada en la dualidad, debemos encontrar la paz dentro de las cosas que no podemos comprender.

Se humano. Completamente humano. Esto es lo que viniste a hacer. Abrázalo. Prueba toda la vida. Dale significado viviendo el corazón primero.

Todo lo que he dicho aquí debería ser desmantelado y reconstruido por tu intuición: ¿Algo de esto es verdad? ¿Para ti? ¿Para el ser sabio que eres inherentemente? Este ser humano, ¿realmente importa?

Hemos construido toda una industria sobre la base de nuestra falta de confianza en nosotros mismos.

Puedes confiar en ti mismo. Te lo aseguro. Se su propio maldito gurú.

“A veces tienes que dejar la ciudad de tu comodidad y adentrarte en el desierto de tu intuición. Lo que descubrirás será maravilloso. Lo que descubrirás es a ti mismo ". ~ Alan Alda

~

Monika Carless

8128067898?profile=RESIZE_400x

Monika Carless es autora, mentora intuitiva y nutricionista holística certificada que vive para los momentos en que las palabras se encuentran con el espíritu.

 

https://www.elephantjournal.com/2019/10/the-only-self-help-advice-youll-ever-need-is-not-something-major-or-profound-monika-carless/

 

 

Leer más…

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto en  Común Unión con muchos miembros, Aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

LO NUEVO...Enero 2021

7994298897?profile=RESIZE_584x

 

8406800466?profile=RESIZE_180x180VOZ DEL SILENCIO, VOZ DE DIOS - Omraam Mikhael Aïvanhov

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Un anuncio- Jeff Foster

8373462066?profile=RESIZE_180x180

LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran

8467715883?profile=RESIZE_180x180El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor

8373462066?profile=RESIZE_180x180

¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman

8448616458?profile=RESIZE_180x180Nuestros maestros los Árboles

8373462066?profile=RESIZE_180x180

LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Cocina consciente: preparar comidas con conciencia plena- Adam Brady

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Daisy Naquira commented on Simón Kindelan's blog post VOZ DEL SILENCIO, VOZ DE DIOS - Omraam Mikhael Aïvanhov
"Gracias"
Hace 30 minutos
Aida Luz Cardona commented on Tahíta's blog post LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta
"Agradecida. Bendiciones.
 "
Hace 1 hora
Humberto Panchi commented on Tahíta's blog post ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman
"Dios con su infinita bondad, perdona todos nuestros errores. La vida no perdona, hasta que pague la última equivocación. Ojo por ojo, diente por diente. Cuando alcanzamos perdón, es que se alarga en cuotas módicas de pago. pero lo que tiene que…"
Hace 2 horas
Humberto Panchi commented on Tahíta's blog post LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran
"Gracias.
Lo que somos es el reflejo en el espejo de nuestro pasado."
Hace 2 horas
Simón Kindelan posted a blog post
  Sucede a veces, que ciertas personas se encuentran frente a un ser que les supera en competencia, sabiduría y nobleza, y en lugar de guardar silencio y escuchar, se ponen a hablar o incluso a interrumpirle cuando habla. Pues bien, no es esta una…
Hace 3 horas
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran
"gracias¡"
Hace 14 horas
LUZ MARLEN RINCON commented on Tahíta's blog post Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta
"Una reflexión que me transporta a la inmensidad del occeano, donde me siento libre. Gracias."
Hace 15 horas
Victoriano Ponguillo commented on Angel Areilsa's blog post Cómo calmar a tu crítico interno que regaña, sermonea y avergüenza- Jeremy Mohler
"Muy buena reflexión, muchas gracias"
Hace 16 horas
Ana María commented on Tahíta's blog post Cómo estar presente y en paz cuando no puedes dejar de pensar-  Blon Lee
"Gracias, muy buenos consejosBendiciones"
Hace 16 horas
Martha De Lucia commented on Kali's blog post Escuchar el silencio
"Mil graciasss!!!"
Hace 17 horas
Martha De Lucia commented on Tahíta's blog post La espléndida práctica espiritual del silencio - por Joseph Dispenza -
"Graciassss"
Hace 17 horas
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Virus Corona: ¿una llamada de atención?
"Un llamado para que reflexionemos, gracias"
Hace 17 horas
Liliana Adelia Lanzetti commented on Nair Portobello's blog post Astrología Intuitiva: Luna Nueva en Capricornio Enero 2021~ por Tanaaz
"Gracias"
Hace 17 horas
Liliana Adelia Lanzetti commented on Nair Portobello's blog post Luna Nueva en Capricornio: Activaciones Álmicas -~ por Lindsey
"Gracias, gracias, todo está bien, suelto y confio.......comienzo de nuevo, bendiciones"
Hace 17 horas
PATRICIA PORTESIO commented on Tahíta's blog post LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta
"Muchas graciassss.....
Lluvia de bendiciones❣️❣️❣️"
Hace 18 horas
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
 Recibido por email el 21 de Enero de 2021,de Jef Foster , a quien he traducido para ustedes
 
Mis queridos amigos,
 ¡Les envío todo mi amor en este momento único en la historia del mundo!
Quiero hacerles saber a todos que voy a tomarme un tiempo…
Hace 20 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran
"Gracias"
Hace 21 horas
Tahíta posted a blog post
 
Hay una metáfora que ayuda a ver con más claridad lo que somos en realidad y lo que no somos.
Esta unidad, esta conciencia que está aquí sin hacer ningún esfuerzo, que es también inamovible, que no cambia ni evoluciona, la podríamos comparar con…
Hace 21 horas
Daisy Naquira commented on Vila's blog post El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor
"Gracias"
ayer
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman
"Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post La llave hacia lo desconocido- Tahíta
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post EL HOGAR ES LA VIDA MISMA - Emma Vázquez
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Cocina consciente: preparar comidas con conciencia plena- Adam Brady
"Genial Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta
"Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Vila's blog post El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor
"Gracias "
ayer
Vila posted a blog post
 Traducido del Inglés desde...https://www.psychologytoday.com El asombroso efecto de presenciar actos de bondad ¿Por qué tenemos experiencias cumbre cuando vemos que las personas son amables entre sí? Tengo un amigo que solía vivir en Pakistán,…
ayer
Más...
++++++++++++++