Todas las publicaciones (11)

Ordenar por

Reencontrándome en el jardín – Valerie Brown

8770689678?profile=RESIZE_930xTraducido con Amor desde...https://www.lionsroar.com

 


“Háblame sobre el paisaje en el que vives y te diré quién eres”.
—José Ortega y Gasset

Cultivar un jardín es un acto de amor y esperanza. No se puede plantar un jardín sin ellos. Son tan esenciales como el suelo, el aire y el agua para que el jardín crezca.

Mi amor por cultivar cosas comenzó hace décadas en el norte de Nuevo México, cuando trabajaba en una granja de investigación en el desierto. Allí planté cuarenta libras de ajo, un diente a la vez, rodeado de mesetas, cañones de colores pastel, acantilados, praderas y arroyos. Me enamoré profundamente del suelo, el aire, el agua y el cielo. Fue allí donde comencé a darme cuenta de que cultivar un jardín, plantar un diente de ajo o una semilla, o un árbol, es la teología viva del amor. Es regar las semillas del amor, la paz y la compasión.

La construcción de este jardín me enseñó a cavar profundo.

Toda mi vida, he sido una fanática de la belleza. Prefiero estar sin comida que sin belleza. Pero durante años estuve enterrada bajo los escombros de una vida de demasiada dureza y poca ternura. Había perdido de vista el amor y la esperanza, después de haber pasado gran parte de mi vida tratando de convertirme en algo y alguien. Corrí de Brooklyn a la universidad, luego a la escuela de posgrado, la facultad de derecho y finalmente a un gran e importante trabajo como abogada. Solo había un problema: el trabajo estaba matando mi espíritu.

En unas vacaciones en Nuevo México, finalmente me di cuenta de que estaba hambrienta de belleza, o al menos, no podía ver la belleza que me rodeaba. Un punto de inflexión llegó en el alto desierto de Nuevo México. Subí a la cima de una gran colina, me quité la mochila y miré hacia el cielo. Por primera vez, vi verdaderamente las nubes. Vi el cielo azul y noté cómo las nubes se movían a través de él. En ese momento asombroso, me di cuenta de que estaba alienada no solo con el mundo natural sino también conmigo misma. Décadas de intentar asimilarme como mujer negra a la cultura dominante blanca me habían dejado alienada de mí misma, de mi cuerpo, de relaciones más profundas y del mundo natural.

La primera base de la atención plena es la conciencia del cuerpo. La conciencia plena invita al practicante a ver, tocar, saborear y oler, a estar plenamente vivo en el momento presente al gran regalo de la vida. La atención plena es una cualidad innata en cada persona que apoya el despertar a la naturaleza no recurrente de todos y cada uno de los momentos de la vida diaria. Para mí, la jardinería se convirtió en una teología del amor que me invitó a volver a mis sentidos, que estaban amortiguados por el exceso, la prisa y la estructuración.

Hace doce años, cuando mi esposo David y yo nos mudamos a un granero en las afueras de Filadelfia, comencé a soñar con el jardín que plantaría. Pero el matrimonio fue ahogado por la tristeza, el aislamiento y un amor ambiguo. David se mudó durante una ola de enojo excesivo en julio, y mientras se alejaba, mi corazón se hizo añicos, activando las emociones como semillas de vergüenza, desesperación y aislamiento. Como abogada, no sabía nada sobre el divorcio compasivo y amoroso. Tenía una mentalidad de adversario bien cuidada que contribuyó al final del matrimonio. Una voz molesta en el fondo de mi cabeza decía: Los maestros de Dharma no se divorcian. Viven una vida familiar feliz, satisfecha y equilibrada. 

El divorcio fue un final necesario cargado de potencial. Me propuse recuperar mi jardinero interior, regar las semillas de la paz, la comprensión y el amor dentro de mí. Reemplacé la madera podrida y pinté mi granero. Saqué montones de basura y árboles enfermos que amenazaban con caer sobre la casa. Reemplacé el techo de la cabaña y pinté grafiti. Luego me volví hacia un pequeño estanque de koi que alguna vez había sido una fuente de alegría, pero que con los años se había estancado, como mi matrimonio, con agua fangosa, cubierto de espadañas y puntas de flecha, y sin peces. Palada tras palada, trabajé con un par de amigos y ayudantes para mover plantas y rocas, quitar las malas hierbas crecidas y recuperar el suelo con materia orgánica.

Cada mes traía un nuevo desafío en el jardín: marmotas, abejas carpinteras, avispas y tierra arcillosa dura como una roca. Y mientras el jardín renacía, mi hermano moría. Murió en febrero del año pasado, y esto fue seguido por meses desesperados de cuarentena, aislamiento y distancia física, por el impacto desproporcionado de Covid-19 en comunidades negras, latinas, inmigrantes y de bajos ingresos.

Era un día soleado de julio y había pasado casi un año sin mi pareja. Salí y miré el lugar que no hacía mucho había sido un agujero en el suelo con agua estancada. Ahora se oía el sonido del agua corriendo de una fuente cristalina. Había colibríes, mariposas y jilgueros en mi alimentador de semillas. Había Echinacea purpurea rosa , Artemisia schmidtiana blanca como una pluma, híbrida de Crocosmia rojo vivo y Coreropsis verticilata amarillo limón .. Me acerqué al helecho cuerno de ciervo gigante y lo bajé para regarlo bien. Días antes, había notado que un pequeño gorrión cantor había construido un nido de agujas de pino detrás de la planta. Mientras metía la boquilla profundamente en la cavidad del helecho, me detuve. Allí, amontonados, había puesto cinco huevos diminutos con manchas marrones.

En la tradición de Plum Village de Thich Nhat Hanh, nos invita a despertar al sufrimiento dentro y alrededor de nosotros, a mantener el sufrimiento con cuidado, llegar a conocerlo y transformarlo en compasión, paz y amor. Estamos invitados a cultivar un refugio seguro con cada respiración para nosotros y para todos los seres vivos. La construcción de este jardín me enseñó a cavar profundo, aún más profundo, a saber que el amor es un gran cavador.

 8770691060?profile=RESIZE_180x180

Valerie Brown es profesora de dharma en la tradición de Plum Village fundada por Thich Nhat Hanh. 

https://www.lionsroar.com/finding-myself-in-the-garden/?goal=0_1988ee44b2-8f165e160e-22673481&mc_cid=8f165e160e&mc_eid=3f231f604d

 

Leer más…

Regeneración global a través de árboles - Karin Kiser

 8526853055?profile=RESIZE_930x

Traducido desde...http://karinkiser.com

 

¡Abrazando la maravilla de los árboles!

Los árboles juegan un papel importante en el mundo más brillante que estamos creando ahora. Son más que los pulmones de la Tierra y recipientes de almacenamiento de dióxido de carbono. Tienen varias claves para el destino de la humanidad, la principal de ellas, la sabiduría antigua y poderosas propiedades curativas. ¿Cómo logramos la regeneración global a través de los árboles? Tres formas: conectar, proteger y plantar.

Conecta

Ya sea en el patio trasero, en un parque del vecindario o en un bosque, podemos conectarnos con la paz y la belleza a través de los árboles. ¿Has tocado o abrazado un árbol últimamente? Es natural sentirse atraído por los árboles. ¡Los humanos compartimos el veinticinco por ciento de los mismos genes con ellos!

Quizás ya tengas un árbol que visitas regularmente. Si no es así, estate atento a un árbol que te hable de alguna manera. La clave para desbloquear el poder del bosque para la regeneración y la curación está en nuestros seis sentidos. Conéctate con el árbol usando tu vista, oído, olfato y tacto. Suaviza tu mirada y siente el campo de energía del árbol. Respira profundamente y aspira el aire rejuvenecedor. Practica la escucha interior mientras colocas tus manos en el árbol. Simplemente mantente en presencia silenciosa con él. Da gracias. Has una ofrenda o recoge la basura a su alrededor.

El abrir nuestros sentidos, cierra la brecha entre nosotros y el mundo natural. Y cuando estamos en armonía con el mundo natural podemos empezar a sanar.

- Dr. Qing Li, baños de bosque

8526853488?profile=RESIZE_930x

Protege

Antes de 1900, los bosques constituían el treinta por ciento de la masa terrestre del mundo. Ahora es solo el diez por ciento. Los humanos destruyen un área de bosque del tamaño de un campo de fútbol cada dos segundos, todos los días. Eso equivale a la asombrosa cantidad de 80,000 acres (32,374 hectáreas) de árboles talados diariamente. Entonces, ¿qué puede hacer una persona para no solo detener sino revertir esto?

Podemos retirar nuestro apoyo a las principales industrias responsables de la pérdida mundial de árboles: carne de res, soja y aceite de palma. Cambiamos esto mejorando la forma en que comemos, adoptando una dieta basada en plantas y evitando los alimentos que contienen aceite de palma. ¡Bien por nosotros e incluso mejor para el planeta!

También podemos proteger los bosques existentes apoyando los esfuerzos de conservación de bosques antiguos. Los parques estatales de California, por ejemplo, albergan el sesenta por ciento de los bosques de secuoyas antiguas que quedan en el mundo, incluidos el árbol General Sherman y General Grant, ambos con más de 2000 años de antigüedad. Estos árboles han sido testigos de toda nuestra historia moderna. Imagínese la sabiduría que contienen. Proporcionan una fuente de inteligencia natural que es parte de la base que afecta a millones de especies, incluidos los humanos.

Planta

Además de proteger los bosques y árboles existentes, podemos regenerar la Tierra plantando árboles nosotros mismos. Un solo árbol puede absorber cuatro kilogramos y medio de contaminantes del aire al año. Podemos plantar un árbol en nuestro jardín o ayudar a grupos de plantación de árboles en nuestra comunidad. Podemos apoyar a los pueblos indígenas como administradores de la Tierra y unirnos a otros que están restaurando la armonía y el equilibrio de la Tierra, un árbol a la vez.

 

8526876499?profile=RESIZE_400x

Karin Kiser, autora de reconocidos best sellers como Lighten Your Load, que acaba de publicar dos nuevas guías de bolsillo. Muchas personas han estado compartiendo sus propias experiencias a lo largo del Camino. El sentimiento de ayuda y cooperación con otras personas son dos aspectos mutuos de esta gran experiencia vital. Sus libros son un auténtico ejemplo para quien busca su voz interior.

http://karinkiser.com/global-regeneration-with-trees/

 

Leer más…

Amor a los Reinos -Trigueirinho

8491013694?profile=RESIZE_930x

La naturaleza es el aspecto femenino de la Creación. Los reinos se relacionan con distintos aspectos de la naturaleza. Esta gran Madre, es el manto que nos cubre, nos sana, alimenta y protege.
Poco sabemos sobre los reinos. Ellos son escaleras y puentes de indivisible tarea en común con el reino humano. Tenemos que tener una actitud más elevada, más devota con los reinos y comenzar a tener una relación adulta de amor y servicio como haría un responsable y amoroso hermano mayor y no una actitud de abuso y desprecio; pues esas cargas vuelven a nosotros en forma de situaciones de violentas catástrofes. El reino vegetal es una vida única, ella está para servicio y se dona como principio de manifestación de amor.

Son evidentes las colaboraciones ínter reinos sólo los humanos quebramos esa línea del Plan, debido al obsceno usufructo del que hacemos objeto a los demás reinos, debemos entrar en la sintonía del servicio.

 El reino vegetal es el reino que más ha cumplido su parte del plan evolutivo. Este reino tiene en sí mismo la capacidad de curar por ley, toda enfermedad que surja en el plano terrestre, nuestro reino tiene veladas algunas llaves de ese conocimiento debido a su torpe relación y al abuso y comercio planteado antes.

El manto verde que cubre la Tierra es de una colaboración inmensa para la armonía del planeta, armonía reflejada en el firmamento y en la tierra. Ese orden planetario nos está diciendo cual debe ser la búsqueda de armonía y servicio a través de la donación y el servicio y finalmente olvido de sí en la entrega al Todo. El camino de humildad nos sugiere ver la perfección en los movimientos y leyes del Cosmos. Sin esa primera lectura de aceptación, de armonía universal, la puerta de la humildad aún se encuentra cerrada para comenzar siquiera a recorrerla.

Sólo el respeto y la devoción nos darán las indicaciones para la que correcta relación se plasme en el plano físico. El humano ha prostituido a los reinos, comercializando y abusando permanentemente. El respeto y devoción restablecen la relación entre los reinos y nos aporta la consciencia de que hacer y como colaborar. Si maduramos encontramos las llaves que nos conectan con la verdad y por consiguiente con el plan a realizar.

Unión con los reinos

Debemos ver las situaciones con nuestros sentidos internos, ver las cosas a través del Espíritu, a través de nuestra alma. El reino animal posee un alma grupal, a la cual el reino humano debería guiar para su manifestación superior. El reino humano sería el canal para su espiritualización, debe ser el puente, el canal, el transmisor del reino espiritual hacia los otros reinos. Podemos observar que poco que realizamos de modo correcto nuestra tarea.

Tenemos las herramientas "más cerca que nuestras manos o nuestros pies". El reino humano ha producido santos; tal vez, los más sublimes de estos sean desconocidos para la humanidad toda, ellos manifestaron ese nivel de santidad en silencio. Los santos son vehículos hacia el reino espiritual, pueden oficiar de puentes. El ser humano como grupo tomo la decisión del libre albedrío, por lo cual para que el acercamiento del mundo espiritual se dé, la personalidad debe ser entregada y ser expresamente buscado el acercamiento al mundo invisible; esa es una decisión que debe tomar como individuo y encaminarse hacia allí con perseverancia y esfuerzo constante, valiéndose de las herramientas que haya conocido.

Los animales nos enseñan con muchas actitudes su generosidad, su falta de rencor, su tolerancia su amor incondicional y además de ello trasmutan las vibraciones del ambiente y las nuestras; por ellos nos libramos de muchas energías inferiores, algunas de ellas nos podrían impedir vivir. Ellos transmutan las emociones bajas, absorben las emociones instintivas que ya deberíamos haber trascendido al dejar atrás la vibración animal, más debido a la alimentación y a violencias ejercidas contra los reinos aún seguimos vibrando demasiado abajo del nivel que nuestro potencial nos permitiría. Ellos nos liberan de fuerzas y energías que no son actuales para el trabajo y nosotros somos los encargados de llevarles la energía espiritual. Dentro del reino animal hay al menos cuatro especies que ya cuentan con conciencia de individuo, esto es acercamiento al núcleo anímico, el elefante, el caballo, los gatos y los perros son por eso los mayores exponentes de la interacción ínter reinos y de la evolución realizada, esta evolución esta demorada por nuestra demora a avanzar. Demora que se podría dar por el miedo a lo desconocido que tiene aún gran parte de la humanidad. Un modo de actualizar la relación es en función al trato que le damos, deberíamos tratar al reino animal como humanos ya que corresponde ver al reino humano como almas en manifestación corpórea.

Somos santos en potencial, de hecho, esa sería la verdadera etapa a vivir hoy. Santifiquemos la vida, los reinos son hermanos de camino, en cuanto perjudiquemos los demás reinos creamos karma violento, somos nosotros los responsables por los mal llamados reinos menores. Debemos reconocer que lo espiritual es la próxima etapa, más sin entregar en sacrificio aquello que somos, no se manifestará aquello es debe ser. Lamentablemente, la mayoría de nosotros no sabemos qué es lo que hacemos en el planeta, o no tenemos consciencia o bien no aplicamos aquello que por la información dada a esta humanidad debería plasmarse como conocimiento mediante la experiencia fáctica cotidiana.

El trabajo de los santos es ejercer de puentes entre el nivel espiritual y los niveles de la personalidad, ellos renunciando al actual estado alcanzado descienden de plano para donarse en servicio,  olvidados de sí, para acercarnos sus manos como puentes, estos puentes son activados por Gracia Divina.

¿Qué soy? ¿Quién soy? ¿Dónde voy? ¿Qué hago aquí? No son sólo preguntas, son también indicadores que podríamos seguir para despertar para el camino correcto, para entrar dentro del espíritu y del plan evolutivo que integra a nuestra Tierra. Debemos tomar una decisión en cuanto a la posición que debemos tener y actuar con consciencia en consecuencia. Debemos encender en el ámbito humano el camino de la fraternidad.

Si tenemos la Gracia de ayudar al reino animal a acercar las llaves de ese puente hacemos un gran servicio planetario, servicio a la Creación (-Idea Reino Espiritual = son aquellas consciencias que comprendieron los fundamentos de la evolución y se donaron a eso.)
Ese nivel, esa energía espiritual proveniente desde otro nivel de consciencia debe impregnar la materia terrestre. Este momento presente nos impone una gran responsabilidad y es una gran oportunidad de corregir muchas cosas hechas en el pasado por nosotros mismos, debemos tener gratitud por tener la oportunidad de servir en estos tiempos y así poder ordenar nuestros débitos kármicos

Tenemos libre albedrío, debemos escoger la meta superior a seguir. Sin esa determinación, sin esa decisión consciente y correctamente asumida seguiremos girando en círculos. Éste es el momento de decidir.


Notas y apuntes propios tomados en el marco del estudio de Trigueirinho del día 16 de Junio de 2013

Leer más…

Nuestros maestros los Árboles

8448613071?profile=RESIZE_930x


Un árbol dice: “En mi vida se oculta un núcleo una chispa, un pensamiento,

soy vida de la vida eterna.

Única es la tentativa y la creación que en mí ha osado la Madre Eterna.

Única es mi forma y únicas las vetas…de mi piel,

único el juego más insignificante de las hojas de mi copa

y la más pequeña cicatriz de mi corona.

Mi misión es dar forma y presentar lo eterno en mis muescas singulares”.

Un árbol dice: “Mi fuerza es la confianza;

no sé nada de mis padres, no sé nada de los miles de retoños

que todos los años brotan de mí.

Vivo hasta el fin el secreto de mi semilla,

no tengo otra preocupación.

Confío en que Dios está en mí,

confío en que mi tarea es sagrada y vivo de esta confianza”.

 

Los árboles tienen pensamientos dilatados, prolijos y serenos, así como una vida más larga que la nuestra.

Son más sabios que nosotros, mientras no los escuchemos.

Pero cuando aprendemos a escuchar a los árboles, la brevedad, rapidez y apresuramiento infantil de nuestros pensamientos adquiere una alegría sin precedentes.

Quien ha aprendido a escuchar a los árboles, ya no desea ser un árbol. No desea ser más que lo que es.

 

– Herman Hesse, El viandante. –

 

Leer más…

Agricultura natural: Los principios de Masanobu Fukuoka

8448607665?profile=RESIZE_584x

Parece increíble pensar que la revolución agrícola comenzó hace ya más de 50 años atrás gracias a la labor del filósofo, biólogo y agricultor Masanobu Fukuoka.

Ha sido justamente su forma de repensar la manera en que sembramos lo que le ha valido una distinción fundamental en este ámbito y ha sentado las bases de la permacultura y de una « agricultura natural ».

Aunque su acercamiento filosófico a la naturaleza tenga raíces taoístas e incluso holísticas, es la sencillez de su concepción donde realmente radica su genialidad. Pero si le interesa conocer más a fondo cómo el maestro Fukuoka desarrolló sus ideas, le recomendamos que no deje de leer sus obras: La revolución de una brizna de paja y La senda natural del cultivo.

¿Qué es la agricultura natural?

Si alguna vez se ha preguntado si existe una forma más sencilla de sembrar o de generar cultivos, es debido a que por alguna razón no se ha enterado del Método Fukuoka. De hecho, los principios que rigen su filosofía parecen contradecir todo lo que hasta ahora habíamos conocido sobre los métodos de siembra tradicional. Pero como él mismo lo ha dicho, hay una delgada línea entre una y otra, pero ambas están unidas por un estrecho vínculo científico.

8416739300?profile=RESIZE_710x
En su método, él enfatiza el concepto taoísta del no hacer, que en realidad se traduce en el no intervenir o intervenir lo menos posible con los ciclos naturales y su armonía intrínseca. La idea principal es cultivar con la mayor naturalidad posible, evitando el uso de maquinaria agrícola, pulverizadores, abonos, omitiendo el trabajo del suelo (los únicos aperos autorizados son la grada de discos y los cultivadores que hacen un trabajo del suelo superficial) y permitiendo que la sinergia del ecosistema produzca los resultados.

Ya que el ser humano ha tratado de controlarlo todo, especialmente lo que come, para Fukuoka la mayoría tiene una idea equívoca al pensar que somos quienes producimos el alimento. De hecho la naturaleza, mucho antes de que el hombre apareciera, generaba lo necesario para las criaturas que habitaban el mundo. En su arrogancia, la humanidad solo ha acelerado la destrucción de los suelos, la biodiversidad y los ecosistemas.

Cuáles son los principios fundamentales?

Para que tenga un poco más claro las nociones fundamentales que ha establecido el maestro Fukuoka, veamos con más detenimiento los principios que han guiado su legado:

8416740274?profile=RESIZE_710x

Evitar el trabajo del suelo. Esto implica esencialmente dejar el suelo intacto, en las condiciones primigenias que tiene. Gran parte del esfuerzo empleado en el cultivo tradicional está en preparar la tierra para sembrar, por lo que con este principio se deja de lado el gasto de energía.
Dejar que las plantas se desarrollen naturalmente. Lo que Fukuoka nos transmite con esta idea, es una de dejar ser a la naturaleza. Aunque nosotros insistamos en alterar el desarrollo de la planta para fines comerciales, su crecimiento natural, sin poda, fertilizantes o agentes químicos, siempre dará mejores resultados con otro tipo de controles.
Prescindir de herbicidas y permitir la maleza. En pocas palabras, todas las plantas, incluso aquellas que consideramos dañinas, tienen cierta utilidad. La autorregulación de los sistemas permite controlar aquellos agentes perjudiciales para beneficio del ecosistema.
Evitar los abonos, fertilizantes o pesticidas. La industria agroquímica debe en gran parte su éxito al cultivo tradicional. Parecería impensable prescindir de algo que ya forma parte indivisible de este proceso. Sin embargo, para Fukuoka es todo lo contrario. El uso de pesticidas, de técnicas artificiales y de agroquímicos no solo es inconsecuente sino altamente perjudicial.

Técnicas de la agricultura natural(Método Fukuoka)

Como parte de la sencillez de su método, el maestro Fukuoka desarrolló una técnica de cultivo a la que se le denomina Nendo Dango, que son unas pequeñas bolas de arcilla. La particularidad de este sistema es que elimina por completo cualquier idea de laboriosidad, trabajo arduo o pesado asociado con la dinámica de sembrar cultivos.

La simpleza del método consiste en incorporar las semillas a una pequeña bola de barro o arcilla de unos 2 ó 3 cm para protegerla. A partir de ahí, solo hay que ponerlas en el suelo que se desea cultivar. Una vez que aparezca la lluvia, la arcilla se deshace y comienza el proceso de germinación. Así se pueden cultivar grandes o pequeñas extensiones de terreno.

Las bolitas son muy versátiles para cosechar gran variedad de cultivos. De hecho, el japonés enfatiza que la zona a utilizar debería contener toda clase de plantas y evitar el monocultivo, que se ha utilizado para fines comerciales. La rotación y el policultivo generan relaciones de simbiosis entre plantas, aves e insectos que además de realzar la biodiversidad, hacen innecesaria la aplicación de productos tóxicos o el uso de maquinaria agrícola.

Es por ello que la mezcla va acompañada de tréboles blancos, que no solo crecen más rápido, sino que sirven como protección para el suelo y a su vez como plantas cuando cumplen su ciclo natural. Lo que hacen es aportar nitrógeno al suelo, llenándolo de los nutrientes necesarios para cosechar. Además, evitan la aparición de la maleza, lo que implica que no hace falta el uso de herbicidas.

Aunando a este sistema, se aplica otra técnica muy sencilla y eficaz para potenciar los ciclos de la naturaleza. Para no tener que labrar el campo, sólo hace falta recubrirlo con el material vegetal que ha quedado del ciclo de cultivo previo. Esto va a producir una capa natural de compost que retiene la humedad, los nutrientes y que además evita la aparición de maleza.

Entonces, la agricultura natural repiensa completamente la manera de considerar la relación hombre-naturaleza, devolviendo a ésta su estado « natural ».

 

Fuente: concienciaeco.com.ar

Leer más…

LA DIFERENCIA ENTRE NATURAL Y ANTINATURAL- Masanobu Fukuoka

 

Crónica: El abuelo de la agricultura natural | EL PAÍS Semanal

 

Durante 30 años he vivido en mi campo y he tenido poco contacto con personas de fuera de mi comunidad. Durante estos años me he dirigido en línea recta hacia el método agrícola de “no hacer nada”.

La manera habitual de desarrollar un método es preguntarse, “¿Por qué no intento esto?”, o ¿Qué tal si intento esto otro?”, probando técnica tras técnica. Esta es la agricultura moderna y solo consigue que el/la agricultor/a esté más ocupad@.

Mi camino fue el opuesto. Estaba buscando una manera natural y placentera de agricultura que significara hacer el trabajo más fácil en vez de más difícil. “¿Qué ocurre si no hago esto? ¿Qué ocurre si no hago esto otro?” Esta fue mi manera de pensar. Al final llegué a la conclusión de que no había necesidad de arar la tierra, ni de utilizar fertilizantes, ni de hacer compost, ni de usar insecticidas. Si lo analizas a fondo, hay pocas prácticas agrícolas que sean realmente necesarias.

La razón por la que las técnicas humanas parecen necesarias es que el equilibrio natural ha sido tan dañado previamente por esas mismas técnicas, que la tierra se ha vuelto dependiente de ellas.

Esta corriente de razonamiento no solo se aplica a la agricultura, sino también a otros aspectos de la sociedad humana. Los doctores/as y la medicina se vuelven necesarios cuando creamos un ambiente enfermo. La educación en escuelas no tiene un valor intrínseco, pero se vuelve necesaria cuándo la sociedad crea condiciones en las que uno debe ser “educado” para arreglárselas.

Antes del final de la guerra, cuándo fui al campo de cítricos para practicar lo que entonces pensaba que era agricultura natural, no pode ningún árbol y deje los frutales a su suerte. Las ramas se enredaron, los árboles fueron atacados por insectos y 2 acres (más de 8000 m2) de árboles de mandarinas se marchitaron y murieron. Desde entonces, la pregunta, “¿Cuál es el patrón natural?” siempre estuvo en mi mente. En el proceso de llegar a la respuesta, destruí otros 400 acres (más de 1.6 km2). Finalmente pude decir con certeza: “Este es el patrón natural.”

Podar y exterminar insectos se vuelve necesario desde el momento en que los árboles se desvían de su forma natural; la escolarización se vuelve necesaria desde el momento en que la sociedad humana se separa a sí misma de una vida cerca de la Naturaleza. En la Naturaleza, la escolarización formal no tiene función. (…)

Casi todos pensamos que la “naturaleza” es algo bueno, pero pocos pueden percibir la diferencia entre lo natural y lo antinatural.

Si un único capullo de árbol frutal es cortado, es probable que esto traiga un desorden que no puede ser deshecho. Cuándo crecen de forma natural, las ramas crecen desde el tronco de manera alternativa y las hojas reciben luz del sol uniformemente. Si esta secuencia se rompe, las ramas entran en conflicto, se echan unas encima de otras y se enredan, y las hojas crecen en zonas dónde el sol no puede penetrar. Entonces se desarrollan problemas con los insectos. Si un árbol no es podado, el próximo año aparecerán más ramas debilitadas.

Muchas veces, los seres humanos con sus interferencias hacen algo incorrecto, dejan el daño sin reparar, y cuándo los resultados adversos se acumulan, trabajan con todo su esfuerzo para corregirlos. Cuándo las acciones correctoras parecen ser satisfactorias creen que han conseguido algo.

Las personas hacen esto una y otra vez.

Masanobu Fukuoka in La Revolución en una Brizna de Paja


https://revolucionaltruista.org/2016/08/27/la-diferencia-entre-natural-y-antinatural/

Leer más…

El camino del granjero - Masanobu Fukuoka

8416647094?profile=RESIZE_710x

 Traducido desde...https://www.awakin.org

 

La extravagancia del deseo es la causa fundamental que ha llevado al mundo a su difícil situación actual.

Más rápido que lento, más que menos: este llamativo "desarrollo" está directamente relacionado con el inminente colapso de la sociedad. Solo ha servido para separar al hombre de la naturaleza. La humanidad debe dejar de satisfacer el deseo de posesiones materiales y ganancias personales y, en cambio, avanzar hacia la conciencia espiritual. 

La agricultura debe cambiar de grandes operaciones mecánicas a pequeñas granjas vinculadas solo a la vida misma. La vida material y la dieta deben tener un lugar simple. Si se hace esto, el trabajo se vuelve agradable, y el espacio de respiración espiritual se vuelve abundante. 

Cuanto más aumenta el agricultor la escala de su operación, más se disipan su cuerpo y su espíritu y más se aleja de una vida espiritualmente satisfactoria. Una vida de agricultura a pequeña escala puede parecer primitiva, pero al vivir una vida así, es posible contemplar el Gran Camino. Creo que si uno comprende profundamente su propio vecindario y el mundo cotidiano en el que vive, se revelará el más grande de los mundos. 

Lao Tzu, el sabio taoísta, dice que se puede vivir una vida completa y decente en un pequeño pueblo. Bodhidharma, el fundador del Zen, pasó nueve años viviendo en una cueva sin bullir. 

Preocuparse por ganar dinero, expandir, desarrollar, cultivar cultivos comerciales y enviarlos no es la forma de un agricultor. Estar aquí, cuidando un pequeño campo, en plena posesión de la libertad y la abundancia de cada día, todos los días, esta debe haber sido la forma original de la agricultura. 

Partir la experiencia a la mitad y llamar a un lado físico y el otro espiritual es estrecho y confuso. Las personas no viven dependientes de la comida. En definitiva, no podemos saber qué es la comida. Sería mejor si la gente dejara de pensar en comida. Del mismo modo, sería bueno que la gente dejara de preocuparse por descubrir el "verdadero significado de la vida"; nunca podemos saber las respuestas a grandes preguntas espirituales, pero  está bien no entender. Hemos nacido y estamos viviendo en la tierra para enfrentar directamente la realidad de la vida. 

Vivir no es más que el resultado de nacer. Lo que sea que la gente come para vivir, lo que la gente piense que debe comer para vivir, no es más que algo que han pensado. El mundo existe de tal manera que si las personas dejan de lado su voluntad humana, y en su lugar se guían por la naturaleza, no hay razón para esperar morir de hambre. 

Solo para vivir aquí y ahora, esta es la verdadera base de la vida humana. Cuando un ingenuo conocimiento científico se convierte en la base de la vida, las personas llegan a vivir como si solo dependieran del almidón, las grasas y las proteínas, y las plantas del nitrógeno, el fósforo y la potasa. 

Y los científicos, no importa cuánto investiguen la naturaleza, no importa cuán lejos investiguen, solo se dan cuenta al final de lo perfecta y misteriosa que es realmente la naturaleza. Creer que mediante la investigación y la invención la humanidad puede crear algo mejor que la naturaleza es una ilusión. Creo que la gente está luchando por nada más que por conocer lo que podríamos llamar la vasta incomprensibilidad de la naturaleza. 

Entonces para el agricultor en su trabajo: servir a la naturaleza y todo está bien.

- Masanobu Fukuoka

https://www.awakin.org/read/view.php?tid=915

Leer más…

Arboles - Herman Hesse

8291299267?profile=RESIZE_930x

 Traducido desde https://www.scienceandnonduality.com

 

Para mí, los árboles siempre han sido los predicadores más penetrantes. Los venero cuando viven en tribus y familias, en bosques y arboledas. Y aún más los reverencia cuando están solos. Son como personas solitarias. No como ermitaños que se han escapado por alguna debilidad, sino como grandes hombres solitarios, como Beethoven y Nietzsche. En sus ramas más altas susurra el mundo, sus raíces reposan en el infinito; pero allí no se pierden, luchan con toda la fuerza de su vida por una sola cosa: realizarse según sus propias leyes, construir su propia forma, representarse a sí mismos. Nada es más santo, nada es más ejemplar que un árbol hermoso y fuerte. Cuando un árbol es cortado y revela su herida mortal desnuda al sol, se puede leer toda su historia en el disco luminoso e inscrito de su tronco: en los anillos de sus años, sus cicatrices, toda la lucha, todo el sufrimiento, toda la enfermedad, toda la felicidad y prosperidad están verdaderamente escritas, los años estrechos y los años lujosos, los ataques resistidos, las tormentas soportadas. Y todo joven granjero sabe que la madera más dura y noble tiene los anillos más estrechos, que en lo alto de las montañas y en peligro continuo crecen los árboles más indestructibles, más fuertes, ideales.

Los árboles son santuarios. Quien sepa hablarles, quien sepa escucharlos, puede conocer la verdad. No predican conocimientos y preceptos, predican, sin dejarse intimidar por los detalles, la antigua ley de la vida.
Un árbol dice: Una semilla se esconde en mí, una chispa, un pensamiento, soy vida de la vida eterna. El intento y el riesgo que la eterna madre se llevó conmigo es único, único la forma y las venas de mi piel, único el más pequeño juego de hojas en mis ramas y la más pequeña cicatriz en mi corteza. Fui hecho para formar y revelar lo eterno en mi más mínimo detalle especial.

Un árbol dice: Mi fuerza es la confianza. No sé nada de mis padres, no sé nada de los mil niños que cada año brotan de mí. Vivo el secreto de mi semilla hasta el final y no me importa nada más. Confío en que Dios está en mí. Confío en que mi labor sea santa. De esta confianza vivo.

Cuando estamos afectados y no podemos soportar más nuestras vidas, entonces un árbol tiene algo que decirnos: ¡Estate quieto! ¡Mírame! La vida no es fácil, la vida no es difícil. Esos son pensamientos infantiles ... El hogar no está ni aquí ni allá. El hogar está dentro de ti, o el hogar no está en ninguna parte.

Un anhelo de vagar desgarra mi corazón cuando escucho árboles susurrar en el viento al atardecer. Si uno los escucha en silencio durante mucho tiempo, este anhelo revela su núcleo, su significado. No se trata tanto de escapar del sufrimiento de uno, aunque pueda parecerlo. Es un anhelo de hogar, de un recuerdo de la madre, de nuevas metáforas de la vida. Lleva a casa. Cada camino conduce a casa.

De modo que el árbol susurra al anochecer, cuando nos sentimos inquietos ante nuestros propios pensamientos infantiles: los árboles tienen pensamientos largos, respiratorios largos y tranquilos, al igual que tienen vidas más largas que las nuestras. 

Son más sabios que nosotros, siempre que no los escuchemos. 

Pero cuando hemos aprendido a escuchar a los árboles, entonces la brevedad y la rapidez y la prisa infantil de nuestros pensamientos logran una alegría incomparable. Quien ha aprendido a escuchar a los árboles ya no quiere ser árbol. No quiere ser nada excepto lo que es. Ese es el hogar. Esa es la felicidad. 

 

https://www.scienceandnonduality.com/article/trees

 

Leer más…

Amazonas-770x480.jpg

 

Fenómenos nuevos exigen palabras nuevas. Así, ciudadanía se deriva de ciudad y florestanía, de floresta. Esta nueva palabra, florestanía, ha sido creada en el Estado de Acre, bajo el gobierno de Jorge Viana, y representa un concepto nuevo de desarrollo y de ciudadanía en el contexto de la floresta o selva amazónica.

La floresta-selva y el ser humano viven un pacto socio ecológico inclusivo, donde el ser humano se entiende parte de la selva y esta se convierte en un nuevo ciudadano, respetado en su integridad, biodiversidad, estabilidad y exuberante belleza junto con otros ciudadanos humanos. Ambos se benefician: el pueblo y la selva, porque se abandona la lógica antropocéntrica y utilitaria de la explotación y se asume la lógica ecocéntrica de la mutualidad que implica respeto mutuo y sinergia.

El propósito es implementar la ciudadanía de los pueblos de la selva, de los indígenas, de los seringueros y de los ribereños, lo cual debe traducirse en inversiones públicas en la educación, en la sanidad y en las formas de producción extractivista, teniendo como referencia principal la floresta y su derivación, la florestanía.

“El ser humano se entiende parte de la selva y esta se convierte en un nuevo ciudadano respetado en su integridad, biodiversidad, estabilidad y exuberante belleza”

Esta comprensión abre espacio para un posible enriquecimiento del concepto de ciudadanía desde la reflexión ecológica más avanzada. Ahora se trata de la floresta no solo como ciudadanía en la floresta sino como ciudadanía de la floresta. Por lo tanto, la floresta o selva es considerada un nuevo ciudadano.

El entendimiento que subyace a esta declaración, que ha entrado en las constituciones de Ecuador y Bolivia, reside en el hecho de que la naturaleza y la Tierra son condiciones necesarias para la vida. Ésta solo existe porque está sustentada por factores físico-químicos y ecológicos terrestres sin los cuales no habría vida. Si la vida tiene dignidad, un hecho aceptado por todos, ella engloba también la dignidad de los elementos que la hacen posible en el planeta.

Además, la naturaleza y la tierra tienen valor en sí mismas, independientemente de la existencia humana, que irrumpió casi al final del proceso cosmogénico. Si tienen valor en sí mismas, Tierra y naturaleza, deben ser respetadas. El mismo ser humano debe comprenderse parte de la naturaleza y de la propia Tierra, formando con ellas una entidad grande y única. Este es el legado que los astronautas nos transmitieron desde su nave espacial y desde la Luna: Tierra, naturaleza y humanidad forman una entidad única y compleja.

“Si la vida tiene dignidad, un hecho aceptado por todos, ella engloba también la dignidad de los elementos que la hacen posible en el planeta”

Desde este punto de vista, que sostienen cada vez más la biología y la cosmología modernas, la floresta como floresta, la naturaleza y la Tierra son vistas como sujetos y como ciudadanos y como tales, titulares de derechos.

Esto se hizo más claro cuando la ONU, en una sesión solemne el 22 de abril de 2009, decidió llamar Madre Tierra a la Tierra, dándole el mismo tratamiento que dedicamos a nuestras madres: respeto, cuidado y veneración.

Por lo tanto, es necesario extender la personalidad jurídica a la floresta, a los ecosistemas y a la Tierra como Gaia. Como bien dijo el pensador Michel Serres: «La Declaración de Derechos Humanos de 1789 tuvo el mérito de decir ‘todos los hombres tienen derechos’ y el defecto de pensar ‘solo en los hombres’». Los indígenas, los esclavos y las mujeres han tenido que luchar para ser incluidos en ‘todos los hombres’. Y hoy esta lucha incluye a las florestas y a otros seres de la naturaleza también sujetos de derechos y, por lo tanto, nuevos miembros de la sociedad ampliada.

Finalmente, la Tierra misma, como Gaia, superorganismo vivo, debe incluirse en la lista de ciudadanos. Sería esa realidad ciudadana la que crea las condiciones para todos los demás tipos de seres, como la condición de su valor intrínseco y de sujetos de ciudadanía.

fern-770x480.jpg

¿QUÉ ES LA AMAZONIA?

 Es el bosque tropical más grande del mundo, con una superficie de 5,5 millones de kilómetros cuadrados. Abarca gran parte del noroeste de Brasil (allí se encuentra el casi el 60% de la selva amazónica) y se extiende hasta Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela. Famoso por su biodiversidad, alberga a la cuarta parte de todas las especies vegetales y animales de la Tierra. Está entrecruzado por cientos de ríos, incluido el caudaloso Amazonas, el más grande del mundo. Es de vital importancia para absorber el carbono que se genera en nuestra atmósfera y liberar oxígeno, fundamental para garantizar la vida de las especies que habitan el planeta. La deforestación y la caza indiscriminada han ido vulnerando esta región y, con ella, el ecosistema global.

Las nuevas ciencias, la astrofísica y la cosmología nos aseguran que el universo no resulta de la suma de todos los seres existentes y por existir como si estuvieran yuxtapuestos entre sí. Todos están inter-retro-conectados. El universo es el conjunto articulado de conexiones de todo con todo en todos los puntos y momentosTodos los seres no solo son portadores de masa y energía, sino también de información intercambiada, reelaborada y almacenada de una manera única y propia de cada ser.

 

“Una vez que creamos la amenaza de destrucción de Tierra-Gaia, ya no podemos excluirla del nuevo pacto social”

 

A partir de esto, científicos eminentes admiten que el universo y cada ser son portadores de niveles diversificados de conciencia y tienen algún tipo de subjetividad, resultado de las interrelaciones que mantienen entre todos. La diferencia entre la subjetividad humana y la del universo o la de las selvas o la de otros seres no es de principio sino en grado.

En nosotros, en un grado altamente complejo y, por lo tanto, autoconsciente; en el universo y en la selva amazónica en otro, menos complejo, pero igualmente con su propio grado de conciencia y subjetividad. Por eso la selva interactúa, siente, sufre, se regocija, da sus señales, responde y nos da lecciones, algunas sabias y otras duras. Pero muestra que quiere ser escuchada, atendida, respetada e incluida en el cuidado humano.

Si la florestanía se asume en el sentido amplio que se postula aquí, como ciudadanía en la floresta y de la floresta, veremos algo inaudito en el mundo. En la región de la mayor biodiversidad del planeta, en la selva amazónica, se inaugurará un nuevo ensayo de civilización, una posible referencia para las demás selvas tropicales de la Tierra, asumidas y respetadas como ciudadanos. Y se comprobará la realidad de un desarrollo no depredador, de un ser humano convertido en el ángel bueno de la Tierra y no su satanás amenazador.

*Leonardo Boff, teólogo brasileño. Publicado en Koinonia .

Leer más…

Relación entre jardín y jardinero - Michael J. Roads

 

7946101660?profile=RESIZE_710x

Traducido con Amor desde...http://thehealthyplanet.com

Hay muchos jardineros en el mundo, pero pocos son excepcionales. ¿Qué es lo que hace que un jardinero en particular se distinga de tantos otros? En primer lugar, es la relación que el jardinero tiene con su jardín. ¡Y es una relación! Algunos jardineros disfrutan cuidando el jardín, y tienen un jardín muy bonito, mientras que para muchos otros, que en realidad no califican como jardineros, es la perdición cortar el césped, cortar los setos, arrancar las malas hierbas, uh, podar rosas, ouch. ¡Suficiente!

Seamos claros; Puedes ser un muy buen jardinero siguiendo los libros y haciendo lo que ellos sugieren. La repetición puede convertir a una persona en un buen jardinero. No es nada difícil ser un buen jardinero, ¿pero sobresaliente? Eso toma algo extra; algo más allá de la técnica, algo más allá del conocimiento, algo más allá de seguir un programa subconsciente de éxito en jardinería.

Aquí es donde la relación realmente se pone de relieve. Amando el jardín, amando la tierra, amando las plantas

La Naturaleza es realmente amorosa: esto crea una relación consciente con la Naturaleza. En esta gran relación, el jardín es su lugar de encuentro con la naturaleza. Pero se requiere algo extra...

La naturaleza vive en el momento eterno. Las plantas no están pensando en nosotros, o en su lugar en el mundo. Simplemente están creciendo y viviendo el momento. Pensamos…desafortunadamente, pensamos salir del momento.  No podemos pensar en nuestro camino. Esto significa, en efecto, que mientras toda la vida natural está conscientemente en el momento, la humanidad está tan ocupada pensando que vivimos subconscientemente. Rara vez somos conscientes de estar en el momento. Vivimos subconscientemente, la naturaleza vive conscientemente. Lo siento, pero la plena conciencia y la subconsciencia nunca se pueden encontrar, ni siquiera en el jardín. ¡No puedes ser inconscientemente consciente!

No puedes subconscientemente amar a la Naturaleza. De hecho, no puedes amar inconscientemente. El amor, el verdadero amor, requiere plena conciencia. No puedes ser un jardinero subconsciente y amar el jardín. Como jardinero, puedes pelear o discutir con su cónyuge, pero nunca con el jardín. Para este tipo de jardinero, el jardín es un refugio, un refugio contra las tormentas. Lo siento, pero no eres excepcional 

Puedes ser un jardinero que quiera, y logre, el jardín más floreado de la calle. Muy bonito, un buen jardinero; lo siento, pero no eres excepcional .No puedes ser un jardinero destacado y utilizar el jardín como una salida para tus frustraciones o ambiciones. Energía equivocada Cuando entras en un jardín pensando en problemas, preocupándote, enojándote o en cualquier otra distracción negativa, tu campo de energía cambia; bajas la intensidad y la calidad de tu energía de luz. Esto, a su vez, tiene un efecto negativo en el campo de energía del jardín. No hay posibilidad de ser un destacado jardinero. Dejemos a todas las personas de jardinería habituales y centrémonos en el destacado jardinero.

Un jardinero destacado está completamente involucrado con el jardín todo el tiempo que está en él. ¿Por qué es esto tan importante? Un jardín es un gran campo de energía; Tú, también, eres un campo de energía. Si esta energía pudiera verse físicamente, aparecería como Luz. Cuando era un joven adolescente en Inglaterra, conocí a una dama de unos noventa años. Ella me mostró su jardín. Era un pequeño jardín en medio de una hilera de casas adosadas, cada jardín dividido de los demás por una pared de ladrillos muy alta. La luz del sol luchaba para entrar en su jardín, pero durante la mayor parte del año estuvo llena de una gran cantidad de plantas con flores. Era un gran jardinero y sabía que no había suficiente sol para hacer que esas plantas florecieran. Pero mientras la observaba, sintiendo el amor que sentía por su jardín, me di cuenta de que ella era el sol en su jardín. Aprendí que cuando amas el jardín y sus plantas, como ella lo hacía, puedes tirar el libro de reglas. Ella fue la primera jardinera sobresaliente que he conocido. Nunca la olvidé, o lo que ella me enseñó.

Una de las grandes lecciones que aprendí conscientemente de la Naturaleza en un jardín es sobre estar con, mientras hago. Estamos tan ocupados, haciendo, haciendo, haciendo, todo mientras pensamos en nuestro día. Haciendo, pero no estando en lo que estamos haciendo. Si está arrancando las malezas, tenga en cuenta lo que está haciendo; manténgase en contacto con ello, y gradualmente se volverá consciente de una mayor conexión con la Naturaleza. La naturaleza habla, pero nadie escucha.  La escucha tiene lugar en el momento, ¡pero no hay nadie en casa! La jardinería consciente significa que estás aprendiendo a ser consciente en la vida, y tu maestro es la Naturaleza. El jardín es el lugar de encuentro, tú eres el alumno. La naturaleza te ofrece la relación más maravillosa posible, llevándote más allá de lo mundano y hacia lo magnífico. Todo esto desarrollando una relación profunda y creativa entre el jardín y el jardinero.

Algunas personas hablan del espíritu de la naturaleza…este se encuentra como una energía superior en los jardines de los verdaderos amantes de los jardines. Estas son las personas 'pulgar verde'. Sus jardines pueden ser enormes y hermosos, o una extensión de plantas aparentemente desordenadas, pero en cuanto a energía, tienen el factor X. Igualmente, un jardín puede ser pequeño, pero la relación con el jardín puede ser enorme. Cuando puedas seguir los 'sentimientos' intuitivos que tienes como jardinero, al colocar las plantas en el suelo donde 'ellas' quieren crecer, podrá desarrollar esa preciosa relación Naturaleza / humano en todo su potencial. Esto es cuando te das cuenta de los claros paralelos entre la vida y el jardín.

Quitar el crecimiento extenso y espinoso de las rosas equivale a eliminar la maraña de actitudes espinosas que hemos desarrollado, que dificulta nuestro crecimiento. Si estamos conscientes mientras eliminamos las malezas no deseadas del jardín,  también podemos liberar las malezas de nuestros viejos hábitos de pensamiento, dando espacio para la expansión y el crecimiento de nuestro propio potencial. 

Todo esto surge… ¡de la relación entre un jardín y el jardinero!

 Michael J. Roads

Michael_-115_Banner2-1500x430.jpg?profile=RESIZE_400x

Nacido en Inglaterra en 1937, Michael Roads descubrió a temprana edad que podía comunicarse con la naturaleza e ir más allá del tiempo y el espacio lineal. Emigró a Australia en 1963, donde fue  granjero y prominente en el movimiento orgánico temprano. Escribió el primer libro sobre jardinería orgánica en Australia, que fue un éxito de ventas inmediato. Después de un despertar espiritual en 1986, Michael escribió sobre sus experiencias metafísicas y desde entonces ha publicado 14 libros sobre el amor incondicional y el equilibrio emocional.

http://thehealthyplanet.com/2011/06/the-relationship-between-the-garden-and-the-gardener/

Leer más…

Un día, hija mía, todo esto será tuyo - John Tarrant

7945998500?profile=RESIZE_1200x

Traducido con Amor desde... https://www.lionsroar.com

 

El maestro zen John Tarrant sobre el cambio climático, los incendios australianos y la magia del bosque primigenio.

“¿Qué criaturas tienen los bosques? Me siento movido a enumerarlos, como los nombres de dios, como para alabarlos. Hay koalas, criaturas arbóreas, parecidas a perezosos, entrañables pero muy lentas por su dieta de hojas. Es difícil para ellos escapar de los incendios ". Foto de Daniel Norris.

Apaga el fuego al otro lado del océano.
—Zen koan

Northern Winter
Reunidos en las semillas de cardo, los
pinzones dicen: "Seremos
tus flores de invierno".

 

Mientras tanto, en Nueva Gales del Sur, una urraca común ha aprendido el canto de las omnipresentes sirenas de los camiones de bomberos. Ha capturado el ascenso y la caída y la urgencia, la mezcla de alarma, desesperación y esperanza. Es su único comentario sobre los incendios en Australia, o el único comentario que entendemos. Ella está haciendo lo que puede.

He estado pensando en los viejos bosques del sur de Queensland y el norte de Nueva Gales del Sur desde que se están quemando. Son vestigios de una época lejana en la que Australia y la Antártida se unieron en el supercontinente de Gondwana. Los árboles encontrados como fósiles en la Antártida, viven en Australia, a menudo a una ligera elevación en los espolones erosionados de volcanes antiguos. Esas zonas no se parecen a nada en el continente. Algunos de los árboles son en sí mismos seres antiguos, abedules de varios miles de años, con sus grandes estructuras de raíces cubiertas de musgo, epífitas y helechos; de ellos salen múltiples troncos.

El mundo en sí es una escuela de misterios y nos enseña lo que necesita. Nos da tareas imposibles y viajes imposibles.

Me acerqué a esos bosques cuando, como muchos jóvenes, me sentí fuera de la vida y busqué una manera de entrar. No podía encajar en ninguna de las soluciones disponibles en ese momento, o tal vez en ningún tiempo, y además mi mente seguía mordiéndose, como un animal tratando de liberarse.

Este es el tipo de condición por la que los textos antiguos dicen: "¿Has probado la meditación?" pero ni siquiera había oído hablar de tal cosa. Sabía lo que era estar dentro de la vida como lo hacen los niños, pero era un evento ocasional e impredecible. Había pensado en mi camino hasta donde pude en el "¿De qué se trata todo esto?" como pregunta, y me di cuenta de que más filosofía no me ayudaría.

7945999478?profile=RESIZE_710x

“En el bosque, dejé de querer que las cosas fueran de cierta manera. Dejé de querer salir de donde estaba, dejé de convertir el mundo visible en evaluaciones y olvidé quién era yo. Esta fue una muestra de lo que los antiguos maestros budistas llamaban 'vacío’”.

 

Quería encontrar mi lugar en el orden de las cosas y eso significó un cambio de opinión de algún tipo. Yo estaba cerca de algunos aborígenes, que escuchaban la vida con dulzura y atención, y se sentían muy conectados con el monte, así que eso parecía ser una pista. Empecé a pasar la noche solo en los bosques de Gondwana en el sur de Queensland, sin saber muy bien por qué.

Los árboles viejos tenían una presencia misteriosa, una cualidad tolkieniana de ser restos de otro mundo. Tenía la sensación en el rabillo del ojo de que incluso podrían moverse lentamente por la noche cuando nadie más los miraba. Las orquídeas colgaban de las cascadas y había árboles de hojas anchas que picaban y desanimaban el contacto, pero por los que yo sentía un cariño especial. Los antiguos linajes de pájaros cantores permanecían en las copas de los árboles, aunque los pájaros mismos no eran fáciles de ver.

Cuando cayó la noche, el bosque cobró vida. Los escarabajos luminosos parpadeaban intermitentemente mientras recorrían sus senderos de escarabajos entre la hojarasca. Hongos elegantes brillaban suavemente, azulados, verdes o rojos. Me encontré con grandes hileras de luciérnagas como si me hubiera topado con un palacio de hadas. Los pájaros nocturnos llamaban y se escuchaba el ruido sordo ocasional de un ualabí o el susurro de un pequeño canguro del tamaño de una rata llamado potoroo. Puede que esté lloviendo fuerte en el dosel alto, pero todavía podría estar bastante seco sentado debajo.

A medida que avanzaba la noche, la acompañé de manera perezosa, a la deriva, sin pensar en mis pensamientos habituales y, a veces, quedándome dormido apoyado en un árbol. El silencio tenía textura. Poco a poco, mi mente se fue abriendo a lo que me rodeaba. Al menos durante el período en el bosque, dejé de querer que las cosas fueran de cierta manera. Era algo más simple de lo que había estado buscando, en realidad, y no tenía una conexión completa con eso, pero fue maravilloso. Dejé de salir de donde estaba, dejé de convertir el mundo visible en evaluaciones y olvidé quién era yo. Esta fue una muestra de lo que los antiguos maestros budistas llamaban "vacío". Con el tiempo aparecería la luz gris y llana del amanecer y yo estaba más en paz.

Más tarde, cuando supe que existía la meditación, pensé: "Oh, me enseñé a meditar allí en el bosque viejo". Aunque eso no estuvo del todo bien. Era más modesto y más exacto considerar lo que el viejo bosque me había enseñado. Estaba tratando de encontrar mi lugar en la vida, y el bosque me acogió, mostrándome que estaba menos solo de lo que imaginaba. Cuando los pensamientos desaparecieron de mi mente, me volví parte del misterio, y fui transportado, incluido y me sentí bienvenido en el cosmos del cual el bosque parecía ser una porción inmediata y visible.

7945999877?profile=RESIZE_584x

 

Esos bosques han sufrido un gran incendio ahora, esos lugares que viven en mi sangre y mi tuétano, y siento un tremendo dolor por su pérdida. Más de la mitad del antiguo bosque de Gondwana se ha quemado y con él el 80 por ciento del Área del Patrimonio Mundial de las Montañas Azules cerca de Sydney. Los incendios han sido enormes, doce millones de acres. Han estado tan calientes que la capa de tierra se quemó y viajaron tan rápido que incluso los pájaros grandes y rápidos como los loros y los galahs se confunden y mueren. Los bosques se han convertido en vastos cementerios con animales muertos que yacen entre árboles carbonizados.

¿Y qué otras criaturas tienen los bosques? Me siento movido a enumerarlos, como los nombres de dios, como para alabarlos. Hay pájaros lira, con colas en forma de instrumento musical, que hacen más sonidos imitativos que las urracas. Hace años, cuando enseñé retiros Zen tradicionales en lo profundo de la selva en Nueva Gales del Sur, los pájaros lira reproducían perfectamente los sonidos de las campanas del templo. La gente aparecía repentinamente para las entrevistas o regresaba temprano al dojo. Los pájaros lira proporcionaron un elemento de belleza y sorpresa.

Luego están los koalas, criaturas arborícolas parecidas a perezosos, entrañables pero muy lentas debido a su dieta de hojas. Es difícil para ellos escapar. Hay equidnas, mamíferos que ponen huevos con un andar de reptil ondulado, espinas afiladas y mala vista, criaturas de diseño antiguo. Patrullan el suelo del bosque, comiendo hormigas, termitas y larvas. Los wombats son parientes de los koalas, pero horizontales y más activos. Viven en madrigueras palaciegas y sus bolsas miran hacia atrás para que no se llenen de tierra cuando excaven. Una familia de wombat vivía debajo de un castaño en el centro de retiro donde la pájaro lira tocaba las campanas y, a menudo, al anochecer los veíamos ir y venir. Los wombats pueden sobrevivir a los incendios en sus madrigueras si todavía hay oxígeno, aunque, por supuesto, es probable que mueran de hambre después.

 7946000273?profile=RESIZE_710x

“Hay pájaros lira, con colas en forma de instrumento musical. Hace años, cuando enseñé retiros Zen tradicionales en lo profundo de la selva en Nueva Gales del Sur, los pájaros lira reproducían perfectamente los sonidos de las campanas del templo ". Foto de Ken Griffiths / Alamy Stock Photo.

 

Australia ha sido durante mucho tiempo una ecología del fuego, pero la situación actual es extrema: es el cambio climático. Estamos en un mundo diferente al que esperábamos, y es probable que las selvas tropicales desasparezcan. Los bosques seguirán existiendo en cierto sentido, como los ríos de la era del hielo y los mamuts que nadaron a través de ellos, y los lagos e hipopótamos que todavía están tallados en rocas sobre las dunas del Sahara. Ahora los bosques también se están moviendo hacia el mundo invisible. Cuando llegue mi momento y entre en el bardo, quizás esos caminos estén ahí y los vuelva a recorrer.

Nuestra época es, sin duda, difícil, e incluso loca. Estamos en un tiempo del inframundo. Sabemos que estamos talando árboles antiguos, quemando combustibles fósiles, derritiendo el hielo que los sustenta, encontrando líderes que fingen que no somos parte de los cambios que nos abruman. Sufrimos de fuerzas más grandes que nosotros y también de nosotros mismos; nosotros también somos fuerzas que escapan a nuestro control.

Entonces, ¿cómo hacer una práctica? Se requiere algo más que tratar de calmar la mente y simplemente hacer que la mente se vuelva a llenar de pensamientos perturbadores, jugar al toque con lo que surja. "Detén el fuego al otro lado del océano", dice el koan, dándonos una tarea imposible: esa es una descripción honesta de lo que tenemos.

La urraca está ofreciendo su propia respuesta a la tarea imposible de cómo detener el incendio. Me imagino que siente las grandes fuerzas y llama a los camiones de bomberos del tiempo de los sueños para que vengan y salven a sus amigos.

No había pensado que estaba estableciendo un patrón en esos bosques nocturnos de Queensland, pero ahora estoy atascado. En lo profundo de la noche aquí en California, me siento a meditar y ese asombro todavía está conmigo. La oscuridad me envuelve, los grandes búhos cornudos llaman dentro de mí y los gansos hacen ruido al volar (¿qué están haciendo despiertos a esta hora de la noche y tan tarde en la temporada?). Una pareja de zorros grises pasa a la deriva en un silencio tan intenso que parece un manto. A la suave luz de la luna creciente, no los veo ir o venir, simplemente están aquí y luego se van, el Sr. y la Sra. Slyboots.

7946000670?profile=RESIZE_710x “Los wombats viven en madrigueras palaciegas y sus bolsas miran hacia atrás para que no se llenen de tierra cuando excaven. Pueden sobrevivir a los incendios en sus madrigueras si todavía hay oxígeno, aunque, por supuesto, es probable que mueran de hambre después ". 

 

Es demasiado pronto para desesperarse; siempre es demasiado pronto para desesperarse. El mundo en sí es una escuela de misterios y nos enseña lo que necesita. Nos da tareas imposibles y viajes imposibles, y todo lo que podemos decir es que amamos al mundo sin conocer los resultados, porque es el único mundo que tenemos y porque nunca conocemos los resultados. No puedes explicar tu vida ni llegar a una conclusión al respecto.

Una crisis puede durar siglos, y durante ese tiempo, incluso las dificultades son el regalo. Es como escuchar el bosque por la noche: cuando estamos ansiosos o asustados, sentimos el tiempo y nuestro lugar en él, y todavía es bueno estar vivo.

La infinitud de las estrellas nocturnas nos llega y nos ayuda, como a todos, zorros, búhos y escarabajos parpadeantes. En el universo alternativo de la sesión nocturna, aparecen sorpresas y la luz ancestral es una gran fuerza que lo abraza. Existe incluso dentro de los problemas imposibles. Recibiremos ayuda imprevista en el viaje porque siempre lo hacemos.

Y finalmente, ¿qué puedo decirle a mi hija frente a los bosques en llamas, la negación del cambio climático, el liderazgo oligárquico y el calentamiento global catastrófico, mientras que también tengo en cuenta el sonido de la lluvia que siempre está en casa, el impacto de las flores de albaricoque, la forma en que los pinzones actúan como flores para el invierno, y la forma en que, cuando me olvido de quién soy, todos tienen un rostro hermoso

"Un día", digo, "un día, hija mía, todo esto será tuyo".

 

 John Tarrant - Rebel Buddha -

John Tarrant es el autor de "Bring Me the Rhinoceros and Other Zen Koans to Bring You Joy" y "La luz dentro de la oscuridad: Zen, alma y vida espiritual". Dirige el Pacific Zen Institute, escribe el curso de koan en línea Zenosaurus y publica la nueva revista Zen en línea Uncertainty Club.

 https://www.lionsroar.com/one-day-my-child-all-this-will-be-yours/?goal=0_1988ee44b2-0fb2264126-22673481&mc_cid=0fb2264126&mc_eid=3f231f604d

 

 

Leer más…

flowers nature gif | WiffleGif

  Inter Ser es  la continuidad de la tarea iniciada en Comunidad Consciencia, creada el 29 de Julio de 2012,adaptada a los profundos cambios Conscienciales

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

nature, gif and spsss - image #6561302 on Favim.com

 

 

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

 

Saturday Morning | Nature gif, Nature images, Cinemagraph

LO NUEVO...Abril 2021

8552701076?profile=RESIZE_584x

 

8745394264?profile=RESIZE_180x180

El problema con los problemas - Judy Lief

8745394264?profile=RESIZE_180x180

El camino del jardín - Cheryl Wilfong

8745394264?profile=RESIZE_180x180

Salud Espiritual- Tahíta

8779886698?profile=RESIZE_180x180¡Vive la Totalidad ! - Emilio Carrillo

8745394264?profile=RESIZE_180x180

Esta vida, que es maravillosa e impermanente- Blanche Hartman

8745394264?profile=RESIZE_180x180

Ser paz en todo momento - Richard Miller 

8745394264?profile=RESIZE_180x180

La biología del amor – Charla con el Dr. Bruce Lipton

8745394264?profile=RESIZE_180x180Ensayando el sufrimiento - Sister Dang Nghiem

8745394264?profile=RESIZE_180x180Reencontrándome en el jardín – Valerie Brown

8767561281?profile=RESIZE_180x180

¿Es usted un pensador excesivo? 11 formas innegables de saber - Elyane

Leer más…

ULTIMA ACTIVIDAD

Laura del Carmen commented on Tahíta's blog post El camino del jardín - Cheryl Wilfong
"Graciasss "
Hace 10 minutos
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post El problema con los problemas - Judy Lief
""Podemos viajar juntos.......
unidos por el Amor"
GRACIASSS Amada Tahita por tu valioso compartir...."
Hace 1 hora
ruben rueda commented on Tahíta's blog post El problema con los problemas - Judy Lief
"gracias
 "
Hace 4 horas
Ise esponda commented on Tahíta's blog post El camino del jardín - Cheryl Wilfong
"Gracias"
Hace 11 horas
Ise esponda commented on Tahíta's blog post El problema con los problemas - Judy Lief
"Gracias "
Hace 11 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post El problema con los problemas - Judy Lief
"Gracias"
Hace 13 horas
Tahíta posted a blog post
 Traducido con Amor desde...https://www.lionsroar.com
 
A medida que avanzamos en la vida, enfrentamos muchas alegrías y descubrimientos y muchos problemas y dificultades. Tenemos continuos altibajos. Con el tiempo, la mayoría de nosotros…
Hace 14 horas
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Esta vida, que es maravillosa e impermanente- Blanche Hartman
"gracias¡"
Hace 15 horas
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Salud Espiritual- Tahíta
"gracias¡¡"
Hace 15 horas
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post Ser paz en todo momento - Richard Miller 
"agradecida por tus letras tan hermosas¡¡"
Hace 15 horas
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post La biología del amor – Charla con el Dr. Bruce Lipton
"gracias tahita¡¡"
Hace 15 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post El camino del jardín - Cheryl Wilfong
"GRacias"
Hace 15 horas
Stella Maris Daquila commented on Tahíta's blog post Arboles - Herman Hesse
"Fantástico. Gracias Tahita "
Hace 15 horas
Tahíta posted a blog post
Traducido con Amor desde...https://www.lionsroar.com
Un amigo que trabaja en una granja orgánica trajo a casa dos bandejas de seis paquetes de plántulas de lechuga. Las llamadas plántulas no solo estaban listas para ser trasplantadas, también…
Hace 16 horas
Stella Maris Daquila commented on Tahíta's blog post Comunicados por Siempre- Tahíta
"GRACIAS QUERIDA HERMANITA es verdad todo conlleva un costo. Gracias por la inmensidad de tu ser, tiempo y amor para tu tarea. GRACIAS
SIEMPRE HAS DADO TODO
GRACIAS POR CADA REFLEXIÓN
GRACIAS POR ESTA PARTE DEL CAMINO. Perdón por la falta de…"
Hace 16 horas
Ana María commented on Kali's blog post Vientos fuertes Raíces fuertes: lo que los árboles nos enseñan sobre la vida - Por Dennis Merritt Jones
"Los árboles, nuestros maestrosGracias, bendiciones"
Hace 16 horas
Más...
++++++++++++++