Jack Kornfield se formó como monje budista en Tailandia, Birmania e India, y enseña, desde 1974, meditación en distintos países del mundo. Es uno de los maestros más relevantes en la introducción en Occidente del budismo theravada.

   A lo largo de muchos años su trabajo se ha centrado principalmente en integrar y dar vida a las grandes enseñanzas espirituales orientales, de un modo accesible a la mentalidad occidental.

   Jack es licenciado en psicología clínica. Esposo, padre, psicoterapeuta y maestro fundador de la Insight Meditation Society y del Spirit Rock Center.

   De mentalidad abierta y curiosidad infinita, ha impartido cursos de espiritualidad e integración junto a Stanislav Grof.

Despertando  amor - Jack Kornfield

 

Traducido con Amor desde...https://jackkornfield.com

 

El Buda enseñó que podemos desarrollar la bondad amorosa al visualizar cómo una madre cariñosa sostiene a su amado hijo. El amor es nuestra verdadera naturaleza, pero a menudo está cubierto por una capa protectora de miedo. El camino budista utiliza entrenamientos sistemáticos para cultivar el amor. . Fortalecen nuestra capacidad de amor, compasión, alegría y paz. Las prácticas que desarrollan estas cualidades combinan repetidos pensamientos, visualización y sentimientos. Estos entrenamientos han sido empleados por millones de practicantes para transformar sus propios corazones.

El amor bondadoso  o práctica de la bondad amorosa es el primero de estos entrenamientos. En la práctica de la bondad amorosa, los estudiantes se visualizan y repiten cuatro o cinco frases tradicionales de buenos deseos, tales como "Que yo esté seguro y saludable". Que yo sea feliz”. Junto con la recitación, se establece un sentido corporal de amor y se invitan los sentimientos de bondad amorosa.

La bondad amorosa se desarrolla mientras repetimos estas frases miles de veces, durante días y meses. Inicialmente, puede sentirse difícil ofrecerse amor a nosotros mismos, puede desencadenar sentimientos de indignidad. Sin embargo, es importante practicar con nosotros mismos en este entrenamiento, porque todo lo que no amamos en nosotros mismos, no lo aceptaremos en otro. Las enseñanzas budistas explican: "Puedes buscar en todo el universo y no encontrar un ser más digno de amor que tú".

Pero debido a que la bondad amorosa es difícil para algunas personas, también puede comenzar enviando deseos amorosos a otra persona, quienquiera que evoque su atención con mayor facilidad. Esto puede ser un niño o un amigo querido. El principio general en la práctica de la bondad amorosa es elegir lo que más fácilmente abra el corazón.

Si comienzas con otra persona, luego de un tiempo puedes imaginar cómo naturalmente desearían lo mismo para ti. Y al aceptar su amor, puedes cambiar y dirigir las frases de cuidado y de bondad amorosa hacia ti mismo.

Después de muchas repeticiones, puedes establecer un amor fuerte y afectuoso por ti mismo. Entonces, la práctica de la bondad amorosa se extiende sistemáticamente a los demás por categorías. Primero visualizamos y ofrecemos amor a nuestros benefactores, luego a seres queridos, amigos, personas neutrales y, finalmente, a personas difíciles, e incluso a nuestros enemigos. A continuación, extendemos los buenos deseos de bondad amorosa, a los seres humanos, animales e insectos, a los seres de la tierra, el agua y el aire, a los seres grandes y pequeños, jóvenes y viejos, visibles y no visibles, todos los seres están incluidos. En cada paso del proceso, extendemos deliberadamente nuestro campo de conciencia amorosa. Si encontramos dificultades para abrirnos a la siguiente área de la bondad amorosa, tratamos de soltar y perdonar gradualmente, ofreciendo repetidamente intenciones amorosas hasta que los obstáculos se disuelvan.

La experiencia de practicar el amor bondadoso ilumina nuevas posibilidades. Por ejemplo, cuando cambiamos nuestra atención de benefactores y amigos a personas neutrales, se abre una nueva categoría de amor. En la práctica de la bondad amorosa, las personas neutrales se definen como personas a las que vemos regularmente pero a las que no les prestamos mucha atención. Podríamos utilizar a nuestro cajero bancario habitual o a una camarera en un restaurante local como nuestra primera persona neutral. En un largo retiro, elegí un viejo jardinero local. Pasé varios días y noches imaginándolo y deseándole lo mejor en mi meditación. Más tarde me encontré inesperadamente con él. A pesar de que no sabía su nombre, estaba tan feliz de verlo, meconmoví. "¡Oh, mi amada persona neutral!" Entonces me di cuenta de cuántas personas neutrales había ignorado. A medida que los incluí en la práctica de la bondad amorosa, mi amor se hizo más profundo a mi alrededor.

Desde personas neutrales, la práctica de la bondad amorosa se extiende a personas difíciles y enemigos. Pero aquí no es donde empezamos. Al trabajar con el amor, comenzamos con los temas más fáciles, nosotros mismos y aquellos por quienes naturalmente sentimos amor. Solo entonces, cuando nuestro corazón está abierto y nuestra bondad amorosa es fuerte, traemos a alguien por quien tenemos una fuerte aversión, alguien por quien nos hemos sentido perjudicados, alguien a quien hemos llegado a considerar como un enemigo. Mientras lo hacemos, al principio el corazón se encoge y se cierra. "Después de lo que me hicieron, nunca los amaré ni los perdonaré jamás". Pero a medida que surge este odio, perdemos la alegría de nuestro corazón abierto. Al ver esto, entendemos el costo del odio. Nos damos cuenta, por nuestro propio bien, de que el costo es demasiado alto. Finalmente, pensamos, "Bien, perdonaré, le incluiré incluso a él/ella en mi amorosa bondad, un poco al principio, para que pueda mantener mi corazón abierto”. A través de esta práctica repetida, aprendemos a mantener nuestro corazón abierto incluso en dificultades. A medida que cultivamos este entrenamiento con amabilidad, terminamos irradiando amor a todos los que nos encontremos.

A menudo recomiendo un año de desarrollo de la bondad amorosa para uno mismo. Debido a la vergüenza y la indignidad que llevamos, amarnos a nosotros mismos se convierte en una práctica particularmente poderosa. No crea amor. Abre el camino al oro de nuestro amor natural. Entonces puede derramarse para bendecir a todos los que tocamos.

 

Práctica: Meditación sobre la bondad amorosa.

https://jackkornfield.com/awakening-love/

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de InterSer para agregar comentarios!

Join InterSer

Comentarios

This reply was deleted.

 

Jack Kornfield - Budalibros

  Inter Ser es  la continuidad de la tarea iniciada en Comunidad Consciencia, creada el 29 de Julio de 2012,adaptada a los profundos cambios Conscienciales

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

 

 

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

 

++++++++++++++