robert adams (4)

LOS 4 PRINCIPIOS - Robert Adams

¿Qué es lo primero en tu vida?...
No me lo digas sino tan solo piensa.
¿Qué viene primero en tu vida?...
¿Puedes llevarlo contigo cuando mueras?...

Vives en un mundo de cambio constante. La única cosa permanente en la vida es el cambio. Todos los hechos cambian. Solo la verdad es real. Tienes que encontrarla por ti mismo.
Un devoto o estudiante sincero pondrá ésto primero en su vida y luego él o ella empezará a ver resultados. Pero si todavía estás preocupándote y temiendo algo y piensas que otras obligaciones vienen primero, entonces, tienes que trabajar en ti mismo.
Esto es por lo que te doy ciertas cosas que puedes hacer antes que entres en la Auto-realización. Justo antes que devengas Auto-realizado empiezas a sentir ciertas cosas. Y son los cuatro principios. Vienen automáticamente a ti.
Pero, tienes que devenir consciente de esos principios. No puedes pensar en ellos solo en tu tiempo libre. Tienes que arreglarte para persuadir a la mente. Tienes que persuadir a tu mente a pensar en los cuatro principios tan pronto como abras los ojos por la mañana.

Así pues, cuando abras tus ojos al despertarte por la mañana, puedes hacer dos cosas: puedes preguntarte: "¿Quién soy Yo?" , "¿quién soy Yo que ha dormido esta noche?", "¿quién soy Yo que acabo de despertar?", "¿quién es este Yo que existe ahora?", "¿De dónde viene el Yo?".

O puedes pensar en los cuatro principios. Lo que sea conveniente para ti. 
Pero si deseas la Auto-realización y deseas devenir libre y deseas liberarte del océano del Samsara y devenir dichoso, entonces, depende de ti.
Puedo compartir estas cosas contigo pero no puedo hacerlas por ti.

¿Qué viene primero en tu vida?...
Lo que sea primero en tu vida, eso es lo que devienes.
Al final vas a tener que dejar tu cuerpo, tus pensamientos, tus posesiones, tus seres queridos. Al final vas a dejar todo. La persona sabia busca la verdad ahora e intenta devenir libre ahora.

Los 4 Principios son:

1. Tienes un sentimiento, una comprensión completa, de que todo lo que ves, todo en el universo, en el mundo, emana de tu mente.
2. Tienes un fuerte sentimiento, una profunda realización de que eres no-nacido. No has nacido, no experimentas una vida, no desaparecerás, no mueres.
3. Eres consciente y tienes una comprensión profunda de que nada tiene ego.
4. Tienes un profundo sentimiento, una comprensión profunda de que lo que es realmente la Auto-realización de la noble sabiduría.

Tan pronto como abras tus ojos por la mañana tienes que decirte: “Siento, me doy cuenta y comprendo, que todo, absolutamente todo es una proyección de mi mente”. 
Y piensa en lo que eso significa. Olvida los otros tres. Trabaja en eso. “Todo, todo, siento, me doy cuenta y entiendo que todo es una proyección de mi mente."

 Y luego puedes pensar en los problemas que tienes y decirte: “¿Si todo es una proyección de mi mente, de dónde vienen estos problemas?".
Entonces comprendes: “Porque vinieron de mí. Los proyecté. Los creé.”

Y entonces dices: "¿Quién es este Yo que los creó?".

Ahora estas llegando a la parte jugosa, la sustancia: “¿Quién es Yo que creó toda esta ilusión en mi vida? ¿De dónde viene? ¿Quién le dio nacimiento?... Mi mente.

¿De dónde viene mi mente?... El Yo. Porque ambos son lo mismo. El yo y mi mente son lo mismo.


Piensa a lo largo de estas líneas: “¿De dónde viene la mente o el yo y a quién viene?”.

Y profundiza, profundiza dentro de ti mismo.

Si lo haces correctamente, comprenderás que no hay ningún “yo”, no hay mente, de modo que no hay problema y se acabará, empezarás a reírte.

Realmente empiezas a reírte de ti mismo.

Robert Adams 

 

Leer más…

TRASCENDER EL KARMA DEFINITIVAMENTE, ROBERT ADAMS

Alguien me pidió que hablara sobre "La ley del karma". Que explicara las claves para trascender esta ley de causa y efecto. 
Si creemos que somos el cuerpo y la mente, caemos bajo las leyes del karma, o de causa y efecto.
La causa y efecto existen debido al tiempo y al espacio. Si no hubiera tiempo y espacio, no habría causa y efecto. 
En realidad no existe el tiempo y el espacio, y no hay causa y efecto. Pero en el mundo relativo, en el mundo de las apariencias, existen. 
La causa y efecto es otro nombre para la ley de retribución —lo que siembras, cosecharás— o la ley del karma.

Imagina que estás mirando a través del ojo de una cerradura y todo lo que puedes ver a través del ojo de la cerradura es a alguien que es asesinado por otra persona. Ves a un hombre matar a una mujer a través del ojo de la cerradura, y todos tus conceptos giran entorno a eso. Así es como vemos el mundo, a través del ojo de una cerradura. Vemos solo una parte de la imagen.
Pero digamos que abres la puerta en vez de mirar por el ojo de la cerradura. Podrías mirar hacia la izquierda, y ver tal vez en una vida anterior a la mujer matando al hombre. Es a la inversa. 
Ahora, en esta vida el hombre está matando a la mujer, y entenderías lo que está pasando. De ahí irías hacia adelante. Podrías mirar a la derecha y ver que los dos están juntos de nuevo, riendo y pasando un buen rato, y te darías cuenta de que nadie ha matado y nadie ha muerto. Es todo un juego. Podrías ver el cuadro completo. Pero mientras estés mirando sólo a través del ojo de la cerradura vas a tener una visión limitada de las cosas y harás juicios parciales.


Es por eso que se nos dice que no juzguemos, porque sólo tenemos una imagen limitada.


Cada cosa que ves en tu vida, la estás mirando a través del ojo de una cerradura. Cuando despiertas, la puerta se abre. Eso es todo. Entonces comprendes por qué todo está sucediendo, y de dónde viene.

La mayoría de las personas reaccionan a todo lo que oyen, ven, huelen, tocan y gustan. Siempre están enojados, siempre están enfadados porque no están consiguiendo lo que quieren. Esto es mirar a través del ojo de la cerradura.
Esta es la razón por la cual los sabios permanecen tan tranquilos y nunca reaccionan ante nada. No es porque no les importe. Ellos ven la imagen completa. La puerta se ha abierto para ellos. Y luego ven la imagen final, y se ríen de todo el juego. Porque nadie ha perdido nada y nadie ha ganado nada.

Para cada acción hay una reacción igual y opuesta. Esa es la ley de la física. Es lo mismo que la ley de causa y efecto. Todo lo que haces tiene una consecuencia, no hay escape de ella. A menos que te gires hacia dentro y ya no reacciones a nada. Entonces trasciendes la ley y eres libre. Pero mientras creamos todavía que somos el cuerpo, estamos bajo esta ley.

Así es como funciona:
La tierra es tu mente y las semillas son tus pensamientos. Todas aquellas semillas que se siembren en la tierra, van a dar sus frutos, por tanto, todos aquellos pensamientos en tu mente, van a tener sus consecuencias. 
La causa es la siembra de la semilla en la Tierra, es decir, el pensamiento en tu mente. Y el efecto es el resultado que se obtiene de la siembra de semillas, es decir, las consecuencias de los pensamientos en tu mente.

Estamos constantemente sembrando semillas y por tanto recibiendo sus frutos.
Si no queremos experimentar determinadas cosas, como el sufrimiento, no debemos crear la causa. Es decir, si no deseamos sufrir, no debemos tener pensamientos negativos, ni generar sufrimiento a los demás.
Pero aún cuando no generamos sufrimiento en los demás, si aparece una experiencia de dolor y sufrimiento, es debido a las semillas que sembraste en una vida anterior. Creaste la causa en ese momento y el efecto vuelve ahora a ti después de muchas vidas. 
Por eso hay situaciones que no comprendemos, porque no nos acordamos de lo que hicimos en vidas anteriores. No recordamos lo que sembramos en vidas pasadas.
Por ejemplo, cuando Mahatma Gandhi murió, le dispararon. 
¿Por qué un hombre tan honorable como él recibiría un disparo? 
Las últimas palabras que dijo a su atacante fueron: "Te perdono y te doy las gracias hijo mío". Porque se daba cuenta de que en alguna otra vida anterior había puesto en marcha la causa. Y éste era el efecto que él recibía. Esto es lo que se llama "Karma Retardado".

Luego está el karma instantáneo. Cuando tienes la intención, el pensamiento de dañar a alguien que está justo a tu lado y el que acaba dañado eres tú. Esto se llama karma instantáneo.

Tomemos otro ejemplo: 
Henry me invita a su casa. Entro en su casa, voy al frigorífico y digo: "¿Qué hay para comer?" Y empiezo a comer todo lo que tiene en la casa. 
Entonces le digo a Henry: “¿me prestas tu coche?” Y Henry que es un buen chico me dice: "claro". Así que tomo prestado el coche y destrozo su coche. Le rompo los faros, el parabrisas y lo vuelvo a aparcar como si nada hubiera pasado. Y Henry que es un buen chico, no dice nada. 
Entonces le digo: "Henry ¿me puedes prestar quinientos dólares?" Así que Henry que es un buen chico dice: "claro". Y yo sin esperar nunca devolvérselo, tomo el dinero. 
Ahora, ¿qué sucede?
Al no reaccionar, Henry se convierte en neutral. 
Cuando eres neutral, no acumulas karma de nuevo. Has terminado con esa parte de tu vida. Cuando reaccionas, acumulas karma.

 ¿Qué me sucederá? Tendré que experimentar el efecto en algún momento, de alguna manera, de lo que le he hecho a Henry. Tiene que volver a mí de alguna manera. Tal vez no en esta vida, pero volverá en una próxima vida, no hay escape. 
Por eso, cuando vemos ciertas cosas en la vida que no entendemos, no debemos juzgar, porque todo está desarrollándose como se supone que debe hacerlo. 
Todo está bien y todo se desarrolla como debe.

Otro ejemplo: 
La gente va en busca de un Satguru, un maestro. 
Ellos van a todas las personas que pueden encontrar. ¿Y qué es lo que hacen? Tratan de aprender todo lo que pueden. 
Maman del Satguru hasta dejarlo seco. Tratan de absorber todo su conocimiento. Pero ¿le dan sus corazones? ¿Se entregan a él? ¿Cuidan de él? ¿Hacen algo por él? 
La mayoría de los occidentales no. Ellos sólo vienen a tomar, pero no a dar de sí mismos o cualquier otra cosa. Y cuando han escuchado lo suficiente se van a alguien más y hacen las mismas cosas. Así veinte años pasan, y luego se preguntan por qué no han hecho ningún progreso. 
La vida es algo recíproco. Ambas partes tienen que dar y luego se funden en una. Pero si una parte da y la otra parte toma, caen bajo la ley de causa y efecto. Y consiguen exactamente lo que dan.

Aquí está otro ejemplo: 
Decidí que mañana voy a robar el Security Pacific Bank. 
Así que llega mañana y escribo una nota. Y la nota dice: "Tengo 25 granadas de mano, un bazoka y una ametralladora en mi bolsillo, denme inmediatamente quinientos mil dólares o vuelo el banco". 
Lógicamente quien lee la nota está asustado, y me da los quinientos mil dólares. Y me alejo sin problemas, nadie me atrapa. Voy a Canadá. Pasan diez años. Entro en los negocios y tengo éxito, pero luego algo sucede y los recaudadores de impuestos vienen tras de mí. Hay un gravamen de impuestos de todos mis tratos con mi negocio y les debo quinientos mil dólares, que ellos recuperan de mí. Me voy a la quiebra y estoy de vuelta donde empecé.

Todos somos la misma esencia, Consciencia Pura. Todo lo que hacemos a los demás, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. Si dañamos a los demás, nos dañamos a nosotros mismos, y la vida reunirá las circunstancias precisas para que eso suceda. 
Si beneficiamos a los demás, nos beneficiamos a nosotros mismos. Todo es por ley de causa y efecto, ley del equilibrio. Pero, si no reaccionamos, esta ley del karma desaparece.
No hay errores. 

La ley se cumple. La única manera de escapar de esta ley es NO REACCIONAR A CUALQUIER COSA QUE VIENE A TI. Porque todo lo que te sucede es de naturaleza kármica. 

Si reaccionas, tú mismo estás creando más karma y estás acumulando más karma. Pero, si te das cuenta de que no eres el fenómeno cuerpo-mente, llegas a ser totalmente libre y absuelto y emancipado. Y ya no hay más un ir y venir para ti. Te vuelves totalmente libre.

- “Tal vez podría darnos algunos consejos sobre cómo no reaccionar, puesto que parece tan difícil.”
- Es muy sencillo, cada vez que te enfrentas a un reto o a un problema, actúa pero no reacciones. 
- “¿Cuál es la diferencia?” 
- Cuando actúas eres espontáneo. Cuando actúas no piensas, es la misma vida manifestándose a través de tu cuerpo-mente. Haces lo que hay que hacer, y se acabó. En cambio, cuando reaccionas, sí hay pensamientos, los pensamientos vienen a tu mente. Y los pensamientos están condicionados; tienes miedo, ira, celos, cólera, frustración, venganza, lo que sea y luego reaccionas. Por tanto, reaccionas desde tus pensamientos condicionados. Pero cuando actúas, no hay pensamientos, no hay condicionamientos, simplemente actúas desde el no-pensar, actúas desde el corazón, desde el ser, desde esa profundidad espontánea. Esa es básicamente la diferencia.

- “¿Qué pasa con las emociones? Quiero decir, ¿reaccionamos a las emociones?”
- Es lo mismo. Tu mente no conoce la diferencia entre un pensamiento y una acción. Tú sí. Así que cuando estás planeando matar a alguien, tu mente cree que ya has actuado y lo has hecho, incluso si nunca lo llevas a cabo. Y eso acumula más karma para ti. Los pensamientos son objetos, son conceptos, son cosas.

Por ejemplo, la mente no conoce la diferencia entre un cáncer y un resfriado. Pero tú crees que el cáncer es mortal y un resfriado se pasa rápido. Así que si coges un resfriado, el sistema hará que pase rápido. Pero si tienes un cáncer, el sistema considera que es como la muerte. Por lo tanto viene el miedo, viene la preocupación y finalmente mueres. Pero tú has puesto en marcha la causa por tu creencia, así es como funciona. Por tanto, los pensamientos y las acciones son lo mismo. No hay diferencia.

Lo importante es liberarte de los pensamientos. No pensar más allá de tus narices. Date cuenta cada vez que piensas, y pregúntate: "¿A quién vienen estos pensamientos? ¿Quién piensa estos pensamientos? ¿A quién vienen?" Y te darás cuenta de que vienen a mí. Yo pienso estos pensamientos. 
Todo está conectado al yo. Todos tus pensamientos están conectados al yo. Deshazte del yo y todos tus problemas se irán con él. Sigue al yo hasta su fuente, su fulminación. Concéntrate en la fuente del yo y descubrirás que el yo no existe, y serás libre.

El yo te conduce a la nada, a la libertad, a la liberación. Así que si tomas como lo principal en tu vida el auto-indagar en el “yo”, llevar tu atención al “yo” todo el tiempo, llegará un momento en que te liberarás, ya que el “yo” desaparece, pues no existe en realidad, el “yo” es un pensamiento, va y viene, y todo lo que va y viene, no es real. 
Siempre y cuando tengas un sentido del yo, tienes problemas. Porque siempre dices: "Yo estoy enfermo, yo soy pobre, yo soy feliz, yo soy infeliz," y así sucesivamente. Y estás viviendo en el mundo de la dualidad. Así que cuando sigues al yo hasta su fuente, todos los conceptos desaparecen con el yo y no queda nadie que piense. Finalmente eres libre.

También deberías preguntarte: "¿Para quién es el karma? ¿Quién tiene que experimentar karma? ¿Quién tiene que experimentar la causa y el efecto?" Pronto te darás cuenta de que esto es sólo para tu ego, no para ti. Tú eres libre y no tienes nada que ver con eso. Al trascender el ego, el karma se va y te vuelves totalmente libre.

Cuando comienzas a ir hacia adentro, cuanto te tomas tiempo para olvidarte un poco del mundo, y comienzas a preguntarte, "¿De dónde viene el mundo?" y empiezas a investigar dentro de ti mismo, "¿De dónde viene mi mundo? ¿Cómo se originó?" Al comenzar a hacer esto cada día, cada día, cada día, a medida que comienzas a cuestionarte a ti mismo, "¿Por qué he nacido? ¿Quién soy yo? ¿Por qué estoy pasando por esta experiencia? ¿Quién está pasando por esta experiencia?" cuanto más lo haces, y cuanto menos reaccionas a tus condiciones, más pronto despertarás. Te liberarás.

Así que despertar no es algo que tienes que buscar. Despertar no es algo que alguien te puede dar. Despertar es darte cuenta de tu verdadera naturaleza. Es ver tu verdadero ser. Tú ya estás despierto, pero crees que estás dormido. Crees que eres un ser humano, crees que todas tus experiencias son reales.

Y si vas un poco más alto, crees que todas tus experiencias son kármicas. Pero no hay karma. Tú eres brillante y resplandeciente tal como eres. Pero si quieres jugar al juego del karma, puedes hacerlo. Es un juego.

Entonces, ¿de dónde viene el karma? Lo creaste con tu mente. Tú creas tu propio destino.

Y sigues regresando una y otra vez, y otra, y otra, y otra, y otra vez, teniendo todo tipo de experiencias, hasta que en un siglo a partir de ahora, o mil millones de años a partir de ahora, te cansas de jugar al juego y dices: "Espera un momento. Me parece que estoy dando vueltas en círculo. ¿Alguna vez se acabará?" 
Y luego, finalmente, te preguntas, "¿Para quién es el juego? ¿Quién cree en su humanidad? ¿Quién cree en sus experiencias? ¿Quién es el que parece sufrir o quién es el que parece ser feliz?"
Recuerda que la felicidad humana y el sufrimiento humano son dos caras de la misma moneda. No hay ninguna diferencia.  Es la Ley Universal de polaridad: cada cosa son polos opuestos de una misma cosa. 
Uno se cansa de todo el asunto. Así que te planteas la pregunta, "¿Para quién es este karma? ¿Para quién es este mundo? ¿Para quién es este juego? ¿Quién tiene que pasar por estas cosas?"
Pero en vez de hacer esto la mayoría de la gente va a los psiquiatras, a los psicólogos, a los predicadores, a los sacerdotes y demás, a buscar respuestas. Estamos buscando respuestas por medios externos, y nunca puedes obtener una respuesta a tus problemas o cualquier cosa del mundo, porque el mundo cambia continuamente. Una vez la respuesta puede ser de una manera y en otro momento la respuesta puede ser de otra manera, según las circunstancias, dependiendo del momento. Todo esto es imperecedero.
La verdadera respuesta está dentro de ti mismo. La solución está dentro de ti. Sin embargo lo haces incorrectamente cuando estás tratando de resolver un problema con otro problema, que es tu mente.
No puedes utilizar tu mente para resolver un problema, porque para empezar tu mente es la causa del problema. Y no puedes pedir a nadie más la solución, ya que están utilizando su mente para darte la solución de lo que ellos piensan que es correcto.

La respuesta por supuesto es conocer tu Ser. Cuando enfocas la atención en el Ser, el problema se resuelve automáticamente. 
¿Cómo enfocas tu atención en el Ser?  Preguntándote: "¿Quién soy yo?" o "¿Qué es lo que soy?" 
Cuando algo sucede en tu vida que deseas cambiar, no trates de cambiar lo que te está molestando, porque si lo haces, va a surgir en otro lugar. Ve directo a la fuente. 
"¿Cuál es la fuente de mi depresión? Yo. Yo estoy deprimido. 
¿Quién es el yo que está deprimido? ¿Quién es este yo?" 
Nunca respondas. Sólo ten una actitud de observar cuando haces la pregunta. Y te darás cuenta de que algo muy interesante comienza a suceder cuando llegas a esta etapa. Te darás cuenta de que comienzas a sentirte mejor y mejor y mejor, e incluso comienzas a reírte de ti mismo. ¿Por qué?  Porque vas a la fuente del yo. Y la fuente del yo es la Realidad absoluta, la consciencia pura. Lo que significa, que el yo no existe. Nunca existió. Es una ilusión óptica. 

Tú no eres un yo. Y si no eres un yo, no tienes ninguno de los problemas que vienen con él. Esto significa que tú no eres el fenómeno cuerpo-mente.

Tú no eres el hacedor. No eres el sufridor. No eres la persona que crees que eres. 

Ya que todas estas cosas están unidas al yo, si este yo desaparece, todo desaparece con él y tú devienes totalmente libre.
Entonces empiezas a sentir omnipresencia, porque tu verdadero Ser no es personal. Tu verdadero Ser es el Ser del universo. Tu verdadero Ser es todo. Todo es el Ser. 
Basta con que te deshagas de todos tus conceptos de cuerpo, mente y yo. Todo ocurrirá por sí mismo. 
Tu trabajo consiste en eliminar el concepto del “yo”. 

- "¿Quién es el tú que se dirige al yo?"
- Tú mismo. Tu Ser.
- "¿Y eso no es lo mismo que yo?"
- Lo mismo, sí. Yo, mí, todo es lo mismo. 
La mente vuelta hacia fuera es el yo; vuelta hacia dentro es el Ser.

El yo es el primer pensamiento. A partir del primer pensamiento “yo”, surgen todos los demás pensamientos, surge el mundo. Por eso es importante auto-indagar en el “yo”, llevar la atención en el “yo” y reposar ahí. Así es como el “yo” desaparece y lo que queda es Silencio, libertad.

Si te preguntas, "¿A quién viene el karma?" Dices: “A mí". Otra vez el “yo”. Aférrate al yo, mantén tu atención al yo y verás que el yo no existe, desaparece y lo que queda es la realidad, la Realidad Absoluta. Y la realidad se encarga por sí sola. 
Así que no estamos en busca de la realidad, no estamos buscando la realidad, estamos simplemente tratando de dejar ir las otras cosas. En la medida en que dejas ir las otras cosas, en esa misma medida, te vacías de conceptos y la realidad viene por sí misma. Y entonces, hay liberación.  

Cuando te sumerges totalmente en el Ser, te conviertes en algo difícil de explicar, ya no eres tu cuerpo, has entrado en el cuarto estado de consciencia, más allá de la vigilia, más allá del dormir, más allá del soñar. Has expandido tu conciencia.
No tienes que tener miedo de perder algo si entras en el cuarto estado de consciencia, tu cuerpo seguirá siendo el mismo, en cuanto a las apariencias se refiere. Harás un mejor trabajo que nunca antes en tu vida, serás más cariñoso, serás más amable, tendrás una gran compasión en lo que a tu cuerpo se refiere. Sin embargo, te darás cuenta de que, "Yo soy el Ser". ("Yo soy", es el Ser). 
"Yo soy el que soy". Quedará muy claro para ti y harás que tu vida sea simple. No encontrarás ningún defecto. No reaccionarás. Serás simplemente el Ser, y serás más feliz de lo que nunca lo has sido en tu vida.

Recuerda que tu verdadera naturaleza es luz, es consciencia. No estás tratando de ser auto-realizado, no estás tratando de lograr la iluminación, simplemente debes deshacerte de las cosas que te dicen que no lo eres. Tienes que vaciarte de todos los conceptos.
Si quieres liberarte y despertar a tu Ser, entonces negarás todo lo que tenga que ver con el yo. No trates de cambiar las cosas en el mundo, todo comienza y termina en tu mente.

Cuando auto-indagas sobre el yo, esto es pura meditación. Esta es la más alta meditación, seguir al yo hasta su fuente.
Comienza por preguntar ¿quién es este yo? ¿Quién soy yo? ¿Qué es lo que realmente soy? ¿Dónde está el yo cada noche cuando voy a dormir? ¿Dónde estoy cuando voy a dormir? ¿A dónde voy yo?
Pregúntate ¿Quién necesita esas cosas mundanas? ¿Quién sufre cuando se han perdido? ¿Y quién se siente feliz cuando las tienes? 
Observa tus apegos. Sé consciente de lo que realmente eres.
Mira lo que más te molesta, lo que más te enoja, lo que te hace enfadar, lo que te perturba. Obsérvate a ti mismo. Y siempre date cuenta de que lo que le está ocurriendo al yo, no eres tú. Tú no eres el yo. Porque el yo acaba desapareciendo. Lo que tú eres realmente es consciencia. Eres Realidad Absoluta. Esa es tu verdadera naturaleza. 
Y la forma de descubrir tu verdadera naturaleza es siguiendo al yo hasta su fuente. Ver la fuente de donde surge el yo, y ver la fuente donde el yo desaparece. Al practicar estas cosas estás practicando pura meditación, y serás libre.   

"El Ser es siempre tal como es. No puede ser alcanzado ni mejorado. Cuando dejamos de identificar el cuerpo con nosotros mismos, lo que queda es el propio Ser.
La única vía para lograr el éxito es retrotraer a la mente cada vez que intenta ir hacia el exterior y fijarla en el Ser. No hay necesidad de meditación o mantras o japa o dhyana, ni nada por el estilo, porque ésta es nuestra naturaleza real. Lo único que se necesita es abandonar el pensamiento de los objetos distintos al Ser. La meditación no es tanto pensar en el Ser, sino abandonar los pensamientos sobre el no-ser. Cuando tú te desembarazas del pensamiento de los objetos exteriores e impides que tu mente huya hacia el exterior y la introviertes en tu interior y la fijas en el Ser, lo único que hay es el Ser". (Sri Ramana Maharshi)

 


Robert Adams

https://caminoaldespertarr.blogspot.com.ar/2017/09/trascender-el-karma-definitivamente.html

Leer más…

4 principios profundos del Advaita - Robert Adams

1. PRINCIPIO NÚMERO UNO:

Tienes un sentimiento, la total comprensión de que todo lo que ves, todo en el universo, en el mundo, emana de tu mente.

En otras palabras, sientes esto. No tienes que pensar en ello, o tratar de provocarlo. Viene por sí mismo. Se convierte en una parte de ti.
La comprensión de que todo lo que ves, el universo, las personas, los gusanos, los insectos, el reino mineral, el reino vegetal, tu cuerpo, tu mente, todo lo que aparece, es una manifestación de tu mente.
Tienes que tener ese sentimiento, esa profunda comprensión, sin pretenderlo.

Entonces te preguntas, “¿En qué pienso todo el día?”
Por supuesto, si tienes miedo de algo, si estás preocupado, si crees que algo anda mal en alguna parte, si piensas que estás sufriendo por una pérdida, o limitación, o enfermedad o cualquier cosa, entonces estás fuera de ello por completo, porque no estás comprendiendo que todas estas cosas son simplemente una manifestación de tu propia mente.
Y si estás preocupado por estas cosas, te estás apegando a la falsa imaginación. Has estado apegado a la energía del hábito durante muchos años y todos esos apegos y creencias provienen de la energía del hábito.

Es como ver un programa de televisión y te identificas con uno de los personajes, cuando sabes que ni siquiera estás en la televisión. Pero crees que eres uno de los personajes de la serie de televisión. Lo mismo sucede con el mundo.
No te involucres. No me refiero a que te vuelvas pasivo. Me refiero a que tu cuerpo hace lo que se supone que tiene que hacer. Recuerda, tu cuerpo vino a esta tierra para hacer algo. Él hará algo sin tu conocimiento. Se cuida de sí mismo, no te preocupes. Pero no identifiques tu cuerpo con tu Ser. Son diferentes. Tu cuerpo no es tu Ser.

Por lo tanto, el primer principio para ver lo cerca que estás de la auto-realización es: No sientes que te estás identificando con el mundo. Estás separado y te sientes feliz, porque tu estado natural es la felicidad pura.
Una vez que te identificas con las cosas del mundo, lo estropeas. La felicidad desaparece, se disipa. Pero cuando estás separado de las cosas mundanas la felicidad es automática, hermosa, felicidad pura. Viene por sí misma. Así que ese es el primer principio.

2. PRINCIPIO NÚMERO DOS:

Tienes que tener un fuerte sentimiento, una comprensión profunda, de que eres no-nacido.
Tú no has nacido, no experimentas una vida y no desapareces, no mueres. Tú no has nacido, no tienes una vida y no mueres.
Tienes que sentir esto, que eres de lo no-nacido. ¿Te das cuenta lo que esto significa? No hay una causa para tu existencia. No hay una causa para tu sufrimiento. No hay una causa para tus problemas.

Algunos de ustedes todavía creen en la causa y el efecto. Esto es cierto en el mundo relativo (el mundo de las apariencias), pero en el mundo de la realidad no hay una causa. Nada ha sido hecho jamás. Nada ha sido creado jamás. No hay creación. Sé que es difícil de comprender.
¿Cómo puedo yo existir si no he nacido, no tengo vida y no desaparezco en la vejez?
Tú existes como Yo-soy, siempre has existido y siempre existirás. Tú existes como inteligencia pura, como realidad absoluta. Esa es tu verdadera naturaleza. Tú existes como sat-chit-ananda. Existes como consciencia bienaventuranza, pero existes. Existes como vacuidad, como nirvana, pero existes. Así que no te preocupes de ser no-existente. Pero no existes como el cuerpo. No existes como persona, lugar o cosa. ¿Sientes eso?
Si tienes un fuerte sentimiento acerca de eso, entonces estás cerca de la auto-realización.

3. PRINCIPIO NÚMERO TRES:

Tú eres consciente y tienes un profundo conocimiento de la no egoidad de todas las cosas, que todo no tiene ego.
No estoy hablando sólo de los seres sintientes, estoy hablando del reino mineral, el reino vegetal, el reino animal, el reino humano. Nada tiene un ego. No hay ego. ¿Y te das cuenta de lo que esto significa? Significa que todo es sagrado. Todo es Dios.
Solo cuando el ego viene, Dios desaparece, lo que llamamos “Dios”.
Todo se convierte en Dios, tienes veneración por todo, cuando no hay ego, tienes veneración por todo el mundo y todas las cosas.

Así que tienes que ser consciente de la no egoidad de todas las cosas. Los animales no tienen ego, los minerales no tienen ego, los vegetales no tienen ego, y los humanos no tienen ego. No hay una causa, por lo que no puede haber un efecto. Sólo hay consciencia divina, y todo se convierte en la consciencia divina. Así que si miras a tu prójimo y a los animales y todo lo demás como siendo sin ego, los verás como a tu Ser. ¿No puedes verlo?

Es el ego lo que causa separación. Cuando estoy lleno de ego, me hago fuerte dentro de mí. Me vuelvo totalmente separado. Así que cuanto más te gustas como persona, más grande es tu ego. Dices: “Entonces, ¿yo no debo gustarme a mi mismo?”. Debes amarte a ti mismo, pero ¿de qué yo estamos hablando? No estamos hablando de tu yo-cuerpo, porque este va y viene. Estamos hablando de tu Ser permanente que siempre ha estado aquí. Y tu Ser permanente es yo, es usted, es el mundo, es el universo, es todo, eso es tu Ser permanente, no egoidad.
Ese es el único momento en que puedes amar a tus semejantes, cuando no tienes ego.
Así es como puedes saber donde estás, si estás cerca de la auto-realización.

4. PRINCIPIO NÚMERO CUATRO:

Tienes una convicción profunda, una comprensión profunda, un sentimiento profundo de lo que es realmente la auto-realización de la noble sabiduría.
¿Qué es la Realización del Ser de la Noble Sabiduría para ti?
Nunca puedes saberlo tratando de averiguar lo que es, porque es la realidad absoluta. Sólo puedes saberlo averiguando lo que no es.
Así que dices: “No es mi cuerpo, no es mi mente, no es mis órganos, no es mi pensamiento, no es mi mundo, no es mi universo, no es los animales, o los árboles, o la luna, o el sol, o las estrellas, no es ninguna de esas cosas”.
Cuando has pasado por todo y no queda nada, eso es lo que es; nada, vacuidad, nirvana, la unicidad última.

LOS 3 MÉTODOS PARA LOGRAR LA AUTO-REALIZACIÓN

1. PRIMER MÉTODO: Es la auto-entrega, cuando nos entregarnos completamente a Dios, o al Ser.
Pero esto es difícil de hacer para la mayoría de la gente. Parece fácil, pero no lo es. Esto significa que no tienes vida propia.
Entregas completa y totalmente todo a Dios. Cada parte de tu vida va a Dios. “No mi voluntad, sino la tuya”. Eso es devoción, bhakti.
Una vez más, parece fácil para algunas personas, pero no lo es cuando te adentras en ello, porque significa que cada decisión que tengas que hacer queda en manos de Dios.
Entregas tu mente a Dios, total, completa y absolutamente. Y eso te lleva a la auto-realización.

2. SEGUNDO MÉTODO: Es la atención plena, cuando somos el testigo. Observándote a ti mismo continuamente. Observando tus pensamientos. Observando tus acciones. Sentándote en meditación y observando lo que ocurre en tu mente. No trates de cambiar o corregir nada. Sólo observar. Siendo el testigo de tus pensamientos en la meditación y de tus acciones en el estado de vigilia.

3. TERCER MÉTODO: Es la auto-indagación.
Pregúntate: “¿A quién vienen estos problemas? ¿A quién viene este karma? ¿A quién viene este sufrimiento? ¿Viene a mí?
Bien, ¿qué es mí? Yo soy mí.
¿Quién soy yo? ¿De dónde viene el yo?”
Y sigue al yo hacia su fuente.

Puedes utilizar cualquiera de los tres métodos, el que más te convenga. Pero por favor haz algo, no desperdicies tu vida con frivolidades, trabaja en ti mismo si quieres ser libre.
Esto no significa que tienes que dejar de ir al cine o a trabajar, ni nada. No dejas de hacer nada. Simplemente que seas consciente de lo que estás haciendo.
Te conviertes en un ser consciente. Te vuelves consciente de tus acciones. Te conviertes en amoroso, compasivo, amable con todas las personas. Dejas de estar pendiente por ser el número uno. La mayoría de nosotros dice: “El número uno. Soy el número uno”. Olvídalo. Así es como sufres, eso es ego. Es difícil de entender, cuando renuncias a tu ego, ¿cómo puedes tener una vida mejor? Pero la tienes. Pruébalo y verás.

Cuando dejas de pensar acerca de ti mismo, y empiezas a reflexionar en ti mismo, sin embargo tú mismo te vuelves omnipresente, eso significa que estás pensando en los demás como tú mismo. Así que si cualquier ser humano sufre, tú sufres también.
En otras palabras, si quieres ayudar a tus semejantes, si quieres hacer de este mundo un mundo mejor en el que vivir, encuéntrate a ti mismo primero, y todo lo demás se cuidará de sí mismo.

Robert Adams

Leer más…

No hay Problemas por Robert Adams

Robert: Buenas noches. Me alegro de estar de nuevo con ustedes, y sé que algunos de ustedes no pueden esperar hasta que empiece a hablar, pero os digo en verdad, que es en el silencio donde se recibe el mejor mensaje. El silencio es otro nombre para Dios. Quietud es un nombre para la consciencia, la paz. Todo se encuentra en el silencio, no tanto en las palabras, en la quietud. Deberían tratar de estar en silencio durante todo el tiempo que puedan, especialmente cuando están en casa. Traten de sentarse en el silencio y la tranquilidad durante todo el tiempo que puedan. Es en el silencio donde recibirán el mensaje. Es en el silencio donde la conciencia pura se revela. Nunca tengan miedo de sentarse en el silencio. Es su mayor baza.

Recibo muchas llamadas telefónicas. Una de las peticiones más frecuentes que recibo es cómo resolver problemas personales. Tuve una esta mañana, una llamada telefónica. Y esta persona tenía tantos problemas, a pesar de que había estado meditando desde hace veinticinco años todavía tiene problemas. Sólo hay una forma de eliminar todos los problemas. No importa lo grande que pueda ser el problema. No importa qué tan grave creas que es. Hay una manera de eliminar todo. Y esa manera es darse cuenta de que “yo no soy el hacedor”. En otras palabras, el problema no tiene absolutamente nada que ver contigo, aunque lo parezca, es sólo una apariencia.

¿Qué es un problema realmente? Un problema es algo que no va como tú quieres. El mundo no gira de la manera que tú quieres, eso es un problema. Las cosas no están yendo en la dirección que te gustaría o que las cosas están ocurriendo sin que tengas el control, por lo tanto crees que tienes un problema. Pero si te fijas en cualquier individuo de esta tierra, el problema de unas personas normalmente no es el problema de otras personas.

¿De dónde vienen estos problemas? Se nos ha dicho lo que es bueno y lo que es malo, así que si no tenemos lo bueno que pensamos que deberíamos tener, tenemos un problema. Pero en realidad, nada es bueno y nada es malo, sino que el pensamiento lo hace así. Por lo tanto, si te deshaces de tu mente, no tendrás ningún problema. El principal aspecto de nuestra enseñanza es aniquilar la mente y el ego. Cuando la mente y el ego son trascendidos un poder misterioso se hace cargo y cuida mejor de ti de lo que podrías hacer tú mismo. Pero antes, la mente y el ego tienen que irse.

Es difícil para la mayoría de los estadounidenses hacer este tipo de cosas porque se nos ha enseñado a utilizar la mente. La mente lo es todo y la mayoría de ustedes creen que si no usan la mente serán como vegetales.

Por el contrario, ¿qué es la mente? Es sólo un conglomerado de pensamientos del pasado y del futuro. Por lo general, te preocupas por el pasado y tienes miedo del futuro. Porque la mente nos presenta todo tipo de cosas, no sólo de esta vida, sino de experiencias de vidas pasadas, samskaras, tendencias que tienes.

Si comienzas a darte cuenta de que “yo no soy el hacedor” ¿dónde está el problema? Para empezar, el universo es tu amigo y no puede hacerte daño. El sustrato de toda existencia es el amor. Por consiguiente, si desarrollas una consciencia de amor, no habrá problemas, porque el amor cuidará de todo. El amor es lo mismo que la conciencia absoluta, inteligencia pura. El amor es lo mismo que Parabrahman. Una vez más, es el sustrato de toda existencia. Así que si tienes suficiente amor no hay problema.

El único problema surge cuando crees que eres humano y piensas que eres el hacedor, en otras palabras, cuando crees que si no hago esto o aquello algo terrible va a suceder. Pero de nuevo, el algo terrible es sólo una idea preconcebida, no es la verdad. Algo terrible es algo que te han lavado el cerebro para creer. Crees que tienes que vivir de cierta manera y si no puedes vivir de esta manera, es terrible. Crees que tienes que tener ciertas posesiones, ciertas cosas en tu vida. Si no las tienes es terrible. Cuando empiezas a comprender lo que significa “yo no soy el hacedor”, te liberas de todos los problemas.

¿Qué quieres decir cuando dices: “Yo no soy el hacedor?” (Y esto es lo que deberías hacer cada vez que piensas que tienes un problema.) Para empezar, primero te das cuenta de que todo, y me refiero a todo, estaba determinado antes de venir a esta tierra. Todo ha sido planeado para ti. Hasta el día en que vas a dejar el cuerpo. Todo está predestinado. Si aceptas esto y sientes esto, ¿dónde está el problema? ¿Qué es lo peor que te puede pasar en la vida? Si realmente lo analizas, no es tan malo. Parece algo malo, pero no lo es. Y recuerda cómo funciona la apariencia. Es como la serpiente y la cuerda. Un hombre sale de la bañera en la oscuridad y pisa una cuerda y él piensa que es una serpiente y tiene un miedo tremendo. Cuando se entera de que es sólo una cuerda el miedo se disipa así como el problema de tener miedo otra vez.

Así que, en la misma instancia, cuando crees, y crees, y piensas, y piensas que tienes un problema, es como la serpiente y la cuerda. En realidad no es un problema, es sólo una idea preconcebida de lo que va a pasar si no consigues lo que quieres. Porque de nuevo has sido educado para creer que tu vida tiene que ser de cierta manera, cuando en realidad no tiene por qué ser de ninguna manera.

Por ejemplo, si voy a casa esta noche y me entero de que un ladrón ha robado en mi casa, y se ha llevado todo de mi casa, ¿es eso un problema? Todo ha sido predestinado. Esto fue determinado antes de venir a esta tierra en mi cuerpo. No voy a reaccionar negativamente. No reaccionaré en absoluto. Porque siento que yo soy el universo y todo está bien. No hay errores. Por lo tanto, bendeciré al ladrón, no hay problema alguno. Si voy caminando por la calle y un coche se salta un semáforo en rojo y me golpea, no es culpa del conductor. Todo ha sido predestinado. Entonces, ¿por qué me voy a enfadar? La cuestión es que todo, todo lo que te ocurra, ha sido determinado de antemano. No hay nada malo ni equivocado.

Entonces, ¿cómo debo manejar las cosas? El primer concepto es darte cuenta de que “yo no soy el hacedor”. Cuando te das cuenta de que no eres el hacedor significa que tu cuerpo está pasando por la experiencia, pero tú no. Lo siguiente que haces es que te preguntas: “¿Quién está teniendo esta experiencia? ¿A quién viene? Viene a mí. Siento la depresión. Me siento herido. Me siento mal. Siento que me han robado o golpeado con un coche. Estoy enfadado. Estoy furioso. ¿Quién es este yo? ¿Cómo puede ser que el yo sea tantas cosas, enfadado, deprimido, herido, furioso?” Por tanto te aferras a la sensación del yo. Te aferras a ese sentimiento y lo sigues hasta su fuente. Cuando lo sigues hasta su fuente, la fuente del yo es siempre la consciencia o conciencia absoluta. Pero ahora, la única manera de seguirlo hasta su fuente es olvidarte de tu problema, ya que no puedes hacer dos cosas a la vez.

Por lo tanto, tienes que apartarte resueltamente de tu problema, totalmente lejos del problema, como si no existiera, y aferrarte al yo. Aférrate al yo que piensa que tiene un problema. Tan pronto como empiezas a aferrarte al yo, el problema comenzará a disiparse por sí mismo, y tú comenzarás a reír, lo harás. Porque es prácticamente imposible que tu Ser real tenga un problema. Porque tu Ser real es omnipresente, absoluto. Tu verdadero ser es vacuidad, nirvana, inteligencia pura. Tu verdadero Ser es omnipresente, está presente en todas partes al mismo tiempo. Cuando comprendes quién eres, nunca nada te molestará de nuevo.

Ahora la gente me pregunta: “Si desarrollo un sentido del yo y lo sigo hasta su culminación, ¿significa que nunca tendré un problema de nuevo?” Y tengo que reír cuando la gente me pregunta eso, porque tan pronto como te identificas con el yo, es el yo el que tiene el problema. Así que cuando dices: “¿Nunca tendré un problema de nuevo?” estás rechazando tu propio propósito. Porque el yo está lleno de problemas, no sólo de esta vida, sino de existencias anteriores. El truco está en seguir al yo hasta su fuente, y entonces el yo desaparecerá totalmente, completamente, absolutamente. Y cuando el yo desaparece, también lo hace el problema. En otras palabras, el mundo no cambia, pero tú sí. Tus reacciones cambian. Al igual que la pantalla y sus imágenes. Cuando llega el momento en que has trascendido el yo, te conviertes en la pantalla y en las imágenes mostradas en la pantalla. Lo que significa que el mundo no cambia. Todo en el mundo se presentará ante ti como siempre lo hace, pero será como el agua en la espalda de un pato. No estará apegado a ti nunca más. Ahora estarás identificado con la pantalla, o con el Ser.

¿Estoy siendo claro en esto? En otras palabras, la pantalla y las imágenes son lo mismo, pero la pantalla es consciente de sí misma y también de sus imágenes, y no se ve alterada por el tipo de imágenes que muestras. Puedes mostrar un atraco a un banco que está teniendo lugar en la pantalla, un asesinato que está siendo cometido, personas haciendo el amor, casas quemándose, guerras estallando. ¿Cómo afecta todo eso a la pantalla? Nada. La pantalla no se ve afectada, sin embargo, las imágenes cambian, una tras otra.

De la misma manera, tu Ser es como la pantalla. Nunca se ve afectado por problemas de ninguna clase ni de ningún tipo. Los problemas se encuentran sobre la pantalla, vienen y van, pero tú sigues siendo el Ser para siempre. Tú nunca cambias.

¿Cómo comienzas a ser de esta manera? Cada vez que piensas que tienes un problema debes preguntarte: “¿A quién viene el problema? Después de todo, yo no soy el hacedor. Yo no soy el cuerpo. Yo no soy la mente. Así que ¿A quien viene el problema?” Y, por supuesto, la respuesta será: “A mí. Yo siento este problema. El problema viene a mí”. Te aferras al yo, permaneces en el yo, y vas profundizando, y profundizando, y profundizando dentro de ti mismo, permaneciendo en el yo-consciencia. Mientras haces esto todos los días, cada vez que aparece un problema, pronto llegará finalmente el día en que trasciendes tu sentido del yo. Lo trasciendes totalmente. El sentido del yo desaparece y te convertirás en la consciencia pura. Eso es todo.

Robert Adams, 11 octubre 1990 

Leer más…

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

LO NUEVO...Enero 2021

7994298897?profile=RESIZE_584x

 

8406800466?profile=RESIZE_180x180VOZ DEL SILENCIO, VOZ DE DIOS - Omraam Mikhael Aïvanhov

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Un anuncio- Jeff Foster

8373462066?profile=RESIZE_180x180

LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran

8467715883?profile=RESIZE_180x180El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor

8373462066?profile=RESIZE_180x180

¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman

8448616458?profile=RESIZE_180x180Nuestros maestros los Árboles

8373462066?profile=RESIZE_180x180

LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Cocina consciente: preparar comidas con conciencia plena- Adam Brady

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Daisy Naquira commented on Simón Kindelan's blog post VOZ DEL SILENCIO, VOZ DE DIOS - Omraam Mikhael Aïvanhov
"Gracias"
Hace 24 minutos
Aida Luz Cardona commented on Tahíta's blog post LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta
"Agradecida. Bendiciones.
 "
Hace 54 minutos
Humberto Panchi commented on Tahíta's blog post ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman
"Dios con su infinita bondad, perdona todos nuestros errores. La vida no perdona, hasta que pague la última equivocación. Ojo por ojo, diente por diente. Cuando alcanzamos perdón, es que se alarga en cuotas módicas de pago. pero lo que tiene que…"
Hace 1 hora
Humberto Panchi commented on Tahíta's blog post LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran
"Gracias.
Lo que somos es el reflejo en el espejo de nuestro pasado."
Hace 2 horas
Simón Kindelan posted a blog post
  Sucede a veces, que ciertas personas se encuentran frente a un ser que les supera en competencia, sabiduría y nobleza, y en lugar de guardar silencio y escuchar, se ponen a hablar o incluso a interrumpirle cuando habla. Pues bien, no es esta una…
Hace 3 horas
margarita hernandez santos commented on Tahíta's blog post LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran
"gracias¡"
Hace 14 horas
LUZ MARLEN RINCON commented on Tahíta's blog post Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta
"Una reflexión que me transporta a la inmensidad del occeano, donde me siento libre. Gracias."
Hace 15 horas
Victoriano Ponguillo commented on Angel Areilsa's blog post Cómo calmar a tu crítico interno que regaña, sermonea y avergüenza- Jeremy Mohler
"Muy buena reflexión, muchas gracias"
Hace 16 horas
Ana María commented on Tahíta's blog post Cómo estar presente y en paz cuando no puedes dejar de pensar-  Blon Lee
"Gracias, muy buenos consejosBendiciones"
Hace 16 horas
Martha De Lucia commented on Kali's blog post Escuchar el silencio
"Mil graciasss!!!"
Hace 16 horas
Martha De Lucia commented on Tahíta's blog post La espléndida práctica espiritual del silencio - por Joseph Dispenza -
"Graciassss"
Hace 17 horas
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Virus Corona: ¿una llamada de atención?
"Un llamado para que reflexionemos, gracias"
Hace 17 horas
Liliana Adelia Lanzetti commented on Nair Portobello's blog post Astrología Intuitiva: Luna Nueva en Capricornio Enero 2021~ por Tanaaz
"Gracias"
Hace 17 horas
Liliana Adelia Lanzetti commented on Nair Portobello's blog post Luna Nueva en Capricornio: Activaciones Álmicas -~ por Lindsey
"Gracias, gracias, todo está bien, suelto y confio.......comienzo de nuevo, bendiciones"
Hace 17 horas
PATRICIA PORTESIO commented on Tahíta's blog post LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta
"Muchas graciassss.....
Lluvia de bendiciones❣️❣️❣️"
Hace 18 horas
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
 Recibido por email el 21 de Enero de 2021,de Jef Foster , a quien he traducido para ustedes
 
Mis queridos amigos,
 ¡Les envío todo mi amor en este momento único en la historia del mundo!
Quiero hacerles saber a todos que voy a tomarme un tiempo…
Hace 20 horas
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran
"Gracias"
Hace 21 horas
Tahíta posted a blog post
 
Hay una metáfora que ayuda a ver con más claridad lo que somos en realidad y lo que no somos.
Esta unidad, esta conciencia que está aquí sin hacer ningún esfuerzo, que es también inamovible, que no cambia ni evoluciona, la podríamos comparar con…
Hace 21 horas
Daisy Naquira commented on Vila's blog post El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor
"Gracias"
ayer
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman
"Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post DEL HACER ADICTIVO AL HACER INSPIRADO - Dora Gil
"Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Malú Cabrera Cabrera's blog post Golpea tu cabeza contra la pared - Noelle Oxenhandler
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post La llave hacia lo desconocido- Tahíta
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post EL HOGAR ES LA VIDA MISMA - Emma Vázquez
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Cocina consciente: preparar comidas con conciencia plena- Adam Brady
"Genial Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta
"Gracias"
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Tahíta's blog post ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman
"Gracias "
ayer
ALEJANDRA CHAVEZ ROJAS commented on Vila's blog post El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor
"Gracias "
ayer
Vila posted a blog post
 Traducido del Inglés desde...https://www.psychologytoday.com El asombroso efecto de presenciar actos de bondad ¿Por qué tenemos experiencias cumbre cuando vemos que las personas son amables entre sí? Tengo un amigo que solía vivir en Pakistán,…
ayer
Más...
++++++++++++++