Todas las publicaciones (94)

Ordenar por

Microbiota inmunidad y alimentación- Dra.África Villaroel

9237834873?profile=RESIZE_930x

 

En las últimas décadas hemos asistido a la aparición de nuevas enfermedades que se añaden a otras bien conocidas, algunas de las cuales (como la diabetes tipo 2, el sobrepeso etc), están experimentando un crecimiento exponencial, y todo ello tiene relación en gran parte con los cambios en nuestros hábitos de alimentación y con el nexo de unión existente entre microbiota e inmunidad.

Alimentación o Nutrición

25 siglos atrás, Hipócrates nos decía “Deja que la comida sea tu medicina y la medicina, tu comida”, es decir, que este concepto no es nuevo: hace siglos que se sabe que nuestra salud depende directamente de nuestros hábitos de alimentación (y de otro tipo de hábitos en los que no voy a centrarme).

Hoy sabemos que esto es debido en gran parte a su influencia sobre la microbiota humana: a través de la alimentación podemos cuidar y mejorar nuestra microbiota…o, todo lo contrario, lo que incidirá de forma directa en nuestra salud.

En primer lugar, vamos a diferenciar alimentación de nutrición:

La ALIMENTACIÓN es el acto voluntario por el cual las personas consiguen, eligen, preparan e ingieren alimentos para satisfacer el hambre o, más bien, en nuestros días y en nuestro medio, las ganas de comer (el hambre es otra cosa). Es, por tanto, un proceso educable y consciente.

La NUTRICIÓN es el proceso fisiológico, involuntario e inconsciente, que nuestro organismo realiza mediante la digestión, absorción y transporte de nutrientes, para capturarlos y asimilarlos, con el fin de mantenerse con vida.

Pues bien, la alimentación moderna, plagada de errores nutricionales (como el exceso de azúcares, el abuso de alimentos precocinados y altamente procesados, los métodos de cocción poco adecuados, la adición de conservantes y colorantes artificiales…) supone una agresión constante a nuestra microbiota, favoreciendo junto con otros factores que aparezca lo que conocemos como disbiosis intestinal.

La microbiota y sus funciones: un breve recordatorio

El ser humano es, entre otras muchas cosas, el hogar de una gran colonia de bacterias amigas: la microbiota humana.

Billones de bacterias, conviven con nosotros en una relación de simbiosis, es decir, nosotros les damos alimento y cobijo, y ellas nos aportan grandes beneficios. Se localizan en el tracto gastrointestinal, genitourinario, la cavidad oral, la nasofaringe, el tracto respiratorio y la piel. Constituyen un gran órgano metabólico cuyas funciones van más allá de la digestión…mucho más allá. Así, estas bacterias ejercen funciones indispensables para nosotros:

1.- Regulación de la inmunidad, colaborando en el desarrollo del sistema inmune desde el nacimiento, a la vez que ejerce una función defensiva, de barrera, evitando que otros patógenos se adhieran a la mucosa y causen enfermedades.

2.- Nutrición: participando en el metabolismo de algunos nutrientes (lactosa, proteínas y grasas), facilitando su digestión y absorción, sintetizando vitaminas (K, B6, B12, ácido fólico, ácido nicotínico…), aumentando la disponibilidad de minerales como el calcio, cobre, zinc o hierro…

3.- Modulación del crecimiento y diferenciación celular (factor protector frente a algunos tipos de cáncer)

4.- Modulación del sistema nervioso central: la microbiota, el intestino y el cerebro están ampliamente conectados y relacionados. Se sabe que la microbiota es responsable de la producción y almacenamiento de sustancias químicas como la serotonina y la dopamina, que son moduladores del sistema nervioso indispensables en nuestro rendimiento y estado de ánimo. Así, se ha visto como alteraciones en la microbiota, pueden influir en la percepción del dolor, la reacción al estrés, la aparición de depresión, síndrome de fatiga crónica…

5.- Regulación de la inflamación sistémica mediante la producción de sustancias anti y pro inflamatorias cuyo equilibrio es indispensable para evitar la aparición de enfermedades.

Factores que influyen en la microbiota humana

Cada persona presenta una microbiota única, con gran variabilidad en su composición que estará determinada por factores genéticos y ambientales, y que irá cambiando a lo largo de la vida bajo la influencia de distintas circunstancias.

Dentro del útero materno el feto dispone de su propia microbiota fetal (localizada en la placenta, líquido amniótico, cordón umbilical y meconio), y en el momento del nacimiento el tracto gastrointestinal del bebé es colonizado por las bacterias de la madre, así:

  • El medio ambiente y la microbiota materna durante el parto
  • La vía de nacimiento (vaginal o cesárea)
  • El tipo de alimentación recibida en la primera infancia (lactancia materna o artificial),

son factores decisivos que determinarán nuestra microbiota futura.

Cambios a lo largo de la vida

Con el paso de los años la composición microbiana ira cambiando, así, en los primeros 2 años de vida, la microbiota está dominada por las bifidobacterias, pero posteriormente la composición microbiana se diversifica influenciada por factores como:

  1. Lugar de residencia,
  2. Ingesta de ciertos fármacos
  3. Padecimiento de distintas enfermedades
  4. Exceso de grasa corporal
  5. Tipo de alimentación y hábitos que mantengamos

Composición de la microbiota

La composición de la microbiota alcanzará su máxima complejidad en el adulto, con cientos de filotipos pertenecientes a tres grandes familias: Firmicutes (gram-positivos), Bacteroidetes (gram-negativos) y Actinobacterias (gram-positivos).

Una vez establecida sufrirá escasas variaciones a lo largo del tiempo, a no ser que nos dediquemos a agredirla o existan circunstancias que la modifiquen: eso podrá provocar o favorecer una alteración en su equilibrio.

Un desbalance, una modificación en la proporción de bacterias “buenas y malas” a favor de estas últimas, podría producir respuestas adversas en el individuo que las hospeda, apareciendo lo que conocemos como disbiosis, y, con ella, la enfermedad.

Causas de disbiosis

La disbiosis ha sido asociada con afecciones tan diversas como el asma, las enfermedades inflamatorias crónicas, las enfermedades autoinmunes, las alergias, las migrañas, la obesidad, la diabetes y la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) entre otras…merece la pena cuidar nuestras bacterias, ¿no?

El uso de ciertos medicamentos (como los antibióticos, antiinflamatorios, antiácidos o los laxantes), el estrés, el exceso de proteínas y azúcares simples en la dieta, la ingesta escasa de fibra, el consumo de alimentos procesados…hábitos muy frecuentes en la población occidental, pueden ser algunos de los factores causantes de la disbiosis intestinal.

Pero también puede aparecer disbiosis en pacientes con enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten, infecciones, enfermedades intestinales (pancreatitis, diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinal…), en el post operatorio de ciertas cirugías etc.

9237899895?profile=RESIZE_930x

Alteración de la microbiota y de la inmunidad

He comentado más arriba que una de las múltiples funciones de la microbiota es la de la regulación de la inmunidad.

El sistema inmune lo conforman un conjunto de órganos, tejidos, células y productos derivados de estas células que se encuentra distribuido por todo el organismo y que, en condiciones normales y de forma muy resumida, se encarga de protegernos. Para ello, realiza dos procesos fundamentales: el reconocimiento y la defensa.

Así, el sistema inmune reconoce de forma permanente aquello que forma parte del organismo (tejidos, células), y nos defiende de lo que es extraño a él y que potencialmente puede agredirnos, bien desde el exterior (virus, bacterias, otros patógenos) o bien desde el interior (células degeneradas o tumorales).

Del adecuado funcionamiento del sistema inmune y su integridad dependerá nuestra supervivencia, y si el sistema inmune se altera, podremos tener una mayor predisposición a presentar infecciones, disfunciones autoinmunes, alergias etc.

La microbiota como modulador del sistema inmunitario

La microbiota ejerce una función moduladora del sistema inmune a través del reconocimiento de elementos agresores por parte de componentes intestinales, la promoción de la producción de mediadores y la generación de respuestas para mantener la homeostasis intestinal inmunológica.

Además, induce el desarrollo de la inmunidad innata y específica o adquirida, estimulando y coordinando la respuesta inmune del tracto gastrointestinal, lo que implica la existencia de un equilibrio entre el sistema inmune, la microbiota y la mucosa intestinal.

La microbiota como sistema de defensa de nuestra inmunidad

Pero también ejerce una función defensiva, por un lado, su amplia superficie funciona como una gran “barrera” que evita que los microorganismos patógenos se adhieran a la mucosa intestinal y causen enfermedades, y por otro lado, es capaz de secretar sustancias antimicrobianas y de acidificar el medio al segregar ácidos orgánicos que pueden eliminar algunos microorganismos indeseables.

Por último, la microbiota mantiene sanas a las células epiteliales favoreciendo y regulando el proceso de renovación constante y, de esta forma, fortaleciendo la defensa.

De modo que, si la composición de nuestra microbiota se altera, podrá aparecer un desequilibrio en la inmunidad que nos hará más propensos a padecer distintas enfermedades.

9237905480?profile=RESIZE_930x

¿Cómo podemos mejorar la microbiota, y por tanto la inmunidad, a través de la alimentación?

Los factores genéticos, la alimentación de nuestras madres durante el embarazo, o el haber sido alimentados en la infancia de una u otra forma…ya no lo podemos cambiar, pero SÍ podemos optar por unos hábitos más saludables, que cuiden nuestras bacterias, que mantengan el equilibrio adecuado y, por tanto, prevengan la aparición de enfermedades relacionadas con la disbiosis…pero sobre todo, y más importante que esto, al cuidar nuestra alimentación, estaremos dejando a nuestros hijos una herencia preciosa, de un valor incalculable…unos hábitos de alimentación que les proporcionen y mantengan nuestro bien más preciado: la salud.

Algunas reglas para mejorar nuestra inmunidad a través de la microbiota y la alimentación

Así que, para cuidar nuestras bacterias, deberíamos cambiar, educar y mejorar nuestra alimentación (recordad que no es lo mismo que nutrición), y eso pasa por:

Vegetales

1-Consumir verduras a diario y en todas las comidas principales, preferentemente enteras (no en puré) para preservar la fibra (prebiótico), y cocinadas, para disminuir el efecto flatulento, las verduras deberían ser la base de nuestra alimentación.

2-Aumentar el consumo de setas comestibles, cuyos polisacáridos, generalmente pertenecientes a la familia de los betaglucanos, parecen tener un efecto estimulante sobre el sistema inmune e inmunomodulador.

3-Consumir regularmente tubérculos, que poseen efecto prebiótico, es decir, incluyen en su composición ingredientes no digeribles que estimulan el crecimiento o la actividad de un número ilimitado de bacterias del colon.

4-Consumir fruta con moderación. Dada la cantidad de fructosa (azúcar) que contienen, no debemos excedernos en su consumo, pero son indudables sus propiedades beneficiosas (efecto prebiótico), así, se aconseja dar preferencia a frutas con fibra soluble (manzana, membrillo, higo, plátano, pera, ciruela…)

Almidones

Consumir fuentes naturales de almidón resistente, con efecto prebiótico; ejemplos de ello son la fécula de patata, el plátano macho, boniato, yuca, lentejas, guisantes, castañas, trigo sarraceno y el arroz y patata cocinados y consumidos después de enfriarse.

Grasas

Aumentar el consumo de grasas saludables ricas en ácidos grasos Omega 3: aceite de oliva virgen extra, frutos secos, pescado azul (evitando los de gran tamaño, por su elevado contenido en mercurio)

Proteína

Consumir una cantidad adecuada de proteínas de calidad y de origen animal (a no se r que, por motivos éticos, se decida evitar su consumo), dando preferencia al pescados, huevos y carnes de ave.

Microbiota

Sabemos que existen cepas específicas que pueden ayudar a modular y reforzar el sistema inmune, como Lactobacillus plantarum, Lactobacillus reuteri, Lactobacillus casei, Lactobacillus paracasei u otros, así que esta parece una opción interesante como coadyuvante para evitar y prevenir la disbiosis y para ayudar al sistema inmune a protegernos de microorganismos agresores, algo fundamental en estos momentos, y sí, también en personas sanas.

Otros consejos

Consumir fibra insoluble, que ayuda a la formación del bolo fecal y favorece el tránsito intestinal, dando preferencia a la procedente de vegetales en lugar de hidratos de carbono acelulares como los cereales.

Evitar la toma de antibióticos cuando no sean necesarios: los antibióticos no son útiles en las infecciones víricas, que son la mayoría.

Abandonar para siempre el azúcar puro y refinado, los productos altamente procesados, precocinados, conservantes, colorantes…para siempre.

Promover una alimentación sana de la madre durante el embarazo y lactancia, así como favorecer la lactancia materna…será un seguro de salud para nuestros hijos.

Comer comida y no productos, así de simple.

Conclusiones

La microbiota humana ejerce funciones indispensables para el mantenimiento de la salud, entre ellas, la regulación de nuestro sistema inmune.

La composición de nuestra microbiota depende de múltiples factores, unos no modificables, como la herencia, y otros modificables como la alimentación.

El sistema inmune se encarga de protegernos, y dada la influencia de nuestra microbiota sobre el adecuado funcionamiento del sistema inmune, si la composición de la misma se altera, podrá aparecer un desequilibrio en la inmunidad que nos hará más propensos a padecer distintas enfermedades.

Podemos modular y mejorar la composición de la microbiota a través de la alimentación y la Microbioterapia: nuestra salud depende en gran medida de nuestros hábitos de alimentación.

 

Bibliografía

  • Hill DA, Artis D. Intestinal Bacteria and the Regulation of Immune Cell Homeostasis. Annu Rev Immunol. 2010;28(1):623-67.
  • Kau A. L., Ahern P. P., Griffin N. W., Goodman A. L., Gordon J. I. «Human nutrition, the gut microbiome and the immune system», Nature. 2011; 474:327-360
  • Nova, E., Montero, A. y Marcos, S. G. A. «La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario», Soporte Nutricional en el Paciente Oncologico. 2012; 1(1): 9-21.
  • Maynard CL, Elson CO, Hatton RD, Weaver CT. Reciprocal interactions of the intestinal microbiota and immune system. Nature. 2012 Sep 13;489(7415):231-41.
  • M.E. Icaza-Chávez. Microbiota intestinal en la salud y la enfermedad. Rev Gastroenterol México. 2013;78(4):240-8.
  • Lynch SV, Pedersen O. The Human Intestinal Microbiome in Health and Disease. N Engl J Med. 2016;375(24):2369-2379.
  • Le Doare, K., Munblit, D., Todryk, S. M., Prentice, S. «They Are what You eat: Can Nutritional Factors during Gestation and early infancy Modulate the Neonatal immune Response?», Immunol. 2017; 8(8): 16413389-1641.
  • José María Esteban Fernández. Probióticos: ¿Terapias con el microbioma humano? Revista profesional de formación continuada Aula de la Farmacia. Abril de 2018;14(25);44-56.

Dra. África Villaroel

9237833664?profile=RESIZE_180x180

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca (2000). Médico Especialista en Endocrinología y Nutrición formada en Hospital Universitario La Paz de Madrid (2005).

Volcada en una labor constante de divulgación, es la creadora del blog «Cómo entender a tu endocrino.

 

Leer más…

Jin Shin Jyutsu: 6 toques energéticos para el autocuidado

 

 

 

 
jin-shin-jyutsu_b4c0873f.jpg?profile=RESIZE_710x

 

Conecta con la fuente de la vida

Este ejercicio en serie permite cultivar la armonía con la energía armonizadora o la fuente de la vida. Realízalo a diario.

  • Apoya sobre la cabeza un dedo, varios o toda la palma de la mano derecha. Mantenlos ahí hasta el último paso.
  • Lleva la mano izquierda hacia la frente y con un dedo o varios toca la zona entre las cejas. Así revitalizas la energía profunda.
  • Desplaza los dedos de esa misma mano izquierda a la punta de la nariz. Estás estimulando la energía superficial.
  • La parte alta del esternón es la siguiente parada.
  • Llévala luego a la boca del estómago.
  • El pubis es el último punto de conexión. Deja la mano izquierda ahí y, para acabar, lleva la mano derecha de la cabeza al coxis. Puedes apoyar los dedos, la palma o el dorso.
jin-shin-jyutsu_2894a5de.jpg?profile=RESIZE_710x

Armoniza ambos lados

Existen energías que fluyen de arriba abajo, de izquierda a derecha y en diagonal.

  • Con el brazo izquierdo estirado, haz que se toquen las puntas de los dedos pulgar y anular, que formarán como un círculo. Este simple mudra –gesto realizado con las manos– ayuda a despejar (limpiar) el pecho.
  • Coloca la mano derecha sobre el hombro izquierdo. Déjala ahí apoyada, como si dejaras un abrigo en una percha. Este contacto revitaliza la energía ascendente del organismo.
  • Junta levemente las rodillas y los muslos. Los pies pueden estar más o menos juntos, como sea más cómodo. Esta posición revitaliza la energía descendente. •
  • Para equilibrar la energía lateral repite los gestos pero con los brazos cambiados.
jin-shin-jyutsu_63454007.jpg?profile=RESIZE_710x

 

Hazlo en cualquier lugar

  • Cruza los brazos delante del pecho y cógete los bíceps entre los pulgares y el resto de los dedos. Esto armoniza los circuitos energéticos respiratorios y digestivos. Puedes hacerlo de pie o sentado, mientras esperas el autobús o haces cola. Relájate y lleva la atención a las zonas tensas.
  • Siéntate encima de las manos o los dorsos. Así armonizas los circuitos energéticos ascendentes y descendentes.

Mantén cada contacto durante 3 o 4 minutos o hasta que sientas una pulsación en la zona.

jin-shin-jyutsu_92e7a00d.jpg?profile=RESIZE_710x

 

Libera todas las tensiones

Integra las energías de los sistemas emocional, digestivo y físico.

  • La palma de la mano izquierda se apoya ligeramente sobre el lado interior del muslo derecho, y la palma de la mano derecha sobre el interior del muslo izquierdo. Así actúas benéficamente sobre la energía descendente.
  • Este gesto, que puedes hacer durante una pausa en el trabajo, libera las tensiones que causan molestias respiratorias, digestivas, hinchazón, obesidad y alteraciones nerviosas.
  • Si tienes una mano ocupada porque, por ejemplo, estás hablando por teléfono, puedes tocarte el muslo con la mano opuesta libre. Sentirás como se reducen la ansiedad y el cansancio.
jin-shin-jyutsu_90fef099.jpg?profile=RESIZE_710x

 

"Me conozco y me cuido"

  • Coloca uno o varios dedos sobre los lados derecho e izquierdo de la base del cráneo. Lo puedes hacer estando sentado, de pie o tumbado.
  • Mientras realizas esta conexión puedes permanecer con los ojos cerrados y atento a las sensaciones que proceden del cuerpo. Puedes concentrarte en la respiración.
  • Acostúmbrate a descubrir dónde se hallan las tensiones y piensa cuál puede ser su origen para ponerles remedio.
  • Para terminar, junta las palmas delante del pecho, como si rezaras, sin tensar los hombros, que deben quedar bajos. Siente cómo te relajas y cómo fluyen las energías armonizadoras.
jin-shin-jyutsu_10a5c611.jpg?profile=RESIZE_710x

 

Equilibra las emociones con un gesto

Cada dedo es como una terminal de nuestro sistema energético, y cada uno de ellos está asociado con un órgano y con una emoción concreta.

  • Envuelve cada dedo. Toma conciencia de cuál es tu principal sentimiento en este momento. Por ejemplo, si sientes preocupación, rodea el pulgar de tu izquierda con los dedos de la mano derecha.
  • Se puede aplicar la palma, todos los dedos o la punta de un dedo. No hace falta ejercer presión. Mantén el contacto hasta que sientas una pulsación en la zona (unos 3 o 4 minutos).

Con la práctica habitual la conciencia se habitúa a descubrir y prevenir las tensiones tanto físicas como emocionales.

 

JIN SHIN JYUTSU, EL ARTE DEL AUTOCUIDADO

Un conocimiento sencillo que permite hacer un alto en cualquier lugar y momento para estimular la tendencia natural del organismo a recuperar el equilibrio por sí mismo.

Una estrategia que es complementaria a cualquier tratamiento, que tiene en cuenta las relaciones entre lo mental y lo físico y que no produce efectos secundarios.

Todo esto es el Jin Shin Jyutsu, un saber antiquísimo. A principios del siglo XX, el maestro japonés Jiro Murai recuperó una antigua tradición sanadora que había sido conocida por los pueblos antiguos, pero que se había olvidado.

DESBLOQUEAR LA ENERGÍA
 

Según Burmeister, una energía revitalizadora recorre el cuerpo por 12 canales, subiendo por la parte posterior y bajando por la anterior.

Esta energía se puede bloquear en uno o varios puntos concretos del organismo por culpa de los abusos que cometemos a nivel físico, mental, emocional o digestivo. Como consecuencia aparecen molestias y síntomas de enfermedad.

El Jin Shin Jyutsu propone toques, presiones y gestos tan sencillos como agarrarse un dedo que liberan las tensiones y favorecen el funcionamiento adecuado de los órganos y sistemas fisiológicos, pero es mucho más que una terapia manual o una mera técnica.

Su sentido como "arte de la longevidad", "arte de la felicidad" y "arte de la benevolencia" se basa en una idea: conocerse para ayudarse.

El Jin Shin Jyutsu es una habilidad para el autocuidado, pero también se utiliza en centros de salud modernos y multidisciplinares. Por ejemplo, en el Centro Oncológico Markey, dependiente de la Universidad de Kentucky, forma parte del tratamiento integral a los pacientes.

Gracias al Jin Shin Jyutsu se descubre que dentro de cada persona se halla la armonía con el universo que lleva al bienestar físico, mental, emocional y espiritual. A través de esta toma de conciencia se hacen evidentes los sentimientos de paz completa y unidad interna.

EL ARTE QUE AYUDA A CAMBIAR DE ACTITUD

La conciencia dirigida a uno mismo hace que evitemos todo aquello que nos va a crear tensiones.

Por eso se dice que el Jin Shin Jyutsu es un estilo de vida o un arte, pues nuestras actitudes y comportamientos cotidianos se modifican.

El Jin Shin Jyutsu no permite realizar un diagnóstico, tampoco cura por sí mismo. Es a la vez un "no hacer nada" y un "hacer algo" para que la sabiduría del cuerpo se ponga en marcha. En realidad lo estamos utilizando siempre de forma natural.

 

Un bebé se chupa el dedo y obtiene beneficios de ello. Cuando nos hacemos adultos dejamos de hacerlo, pero nos tocamos donde nos duele.

El Jin Shin Jyutsu nos conecta con nuestras necesidades. En este camino pueden acompañarnos los practicantes que han recibido la formación adecuada a través de las asociaciones que protegen la fidelidad a las enseñanzas de Mary Burmeister (en España, a través de jsj-spain.com).

 

https://www.cuerpomente.com/salud-natural/ejercicios/jin-shin-jyutsu-toque-energetico_2149/6

Leer más…

9035534277?profile=RESIZE_930x

 

Traducido con Amor desde… https://www.alwayswellwithin.com

 

De acuerdo con el antiguo arte de Jin Shin Jyustu, puedes armonizar tus emociones, reducir el estrés y nutrir tu cuerpo sosteniendo cada uno de tus dedos en secuencia. Personalmente, he utilizado este enfoque de autoayuda sutil pero poderoso con gran efecto durante muchos años. 

La investigación científica también ha validado la eficacia de la autoayuda de Jin Shin Jyutsu®. Por ejemplo, un estudio publicado en marzo de 2021 encontró que la autoayuda de Jin Shin Jyutsu® reduce el estrés de la enfermera.

¿Qué es Jin Shin Jyutsu?

Jin Shin Jyutsu es un arte antiguo que es anterior al nacimiento de Moisés y Gautama Buda. Fue redescubierto por Jiro Murai a principios del siglo XX. La estudiante estadounidense de Murai, Mary Burmeister, trajo a Jin Shyin Jyutsu a Occidente en la década de 1950.

En esencia, la práctica de Jin Shin Jin Shin Jyutsu libera tensión, que se cree que es la causa de una variedad de síntomas en nuestro cuerpo. Implica colocar suavemente las manos o las yemas de los dedos en diferentes puntos o áreas del cuerpo para desbloquear y equilibrar el flujo de energía vital.

La importancia de los dedos para nuestra salud y felicidad

En Jin Shin Jyutsu, cada dedo está asociado con una actitud que puede desequilibrar una función y un sistema de órganos correspondientes a través de los canales de energía sutil que se cree que recorren el cuerpo de manera invisible.

 9035535462?profile=RESIZE_930x

 

Pulgar: el pulgar está asociado con la preocupación, la superficie de la piel y los órganos del bazo y del estómago. Cuando este sistema está en equilibrio, existe la capacidad de dar y recibir alimento.

Dedo índice: el dedo índice está asociado con el miedo, el sistema muscular, los riñones y los órganos de la vejiga. Nos liberamos del miedo y descubrimos la alegría cuando este sistema está en equilibrio.

Dedo medio: el dedo medio está asociado con la ira, la esencia de la sangre y los órganos del hígado y la vesícula biliar. Cuando este sistema está en equilibrio, nuestra capacidad de compasión aumenta.

Dedo anular: el dedo anular está asociado con la tristeza y el dolor, la piel profunda y los pulmones y los órganos del intestino grueso. Cuando este sistema está en equilibrio, existe la capacidad de recibir y dejar ir.

Dedo meñique: El dedo meñique se asocia con "intentar" (fingir), el sistema esquelético y los órganos del corazón y del intestino delgado. Juzgar, comparar, etiquetar y preguntar "por qué" desequilibra este sistema. Cuando este sistema está en equilibrio, nos movemos más allá de la actitud de "intentar" y sentimos confianza y receptividad a la inspiración del universo.

Cómo utilizar la autoayuda de Jin Shin Jyutsu

"Mi destino está en mis propias manos". María Burmeister

Mantener los dedos en secuencia es una práctica versátil que se puede realizar siempre que se sienta estresado, abrumado o desequilibrado.

Por ejemplo, puede tomar un descanso de 10 minutos en el trabajo y sostener discretamente los dedos mientras está sentado en su escritorio. ¿Se siente aburrido o molesto durante una reunión de personal o una sesión de Zoom? Simplemente mantenga cada dedo uno por uno debajo de la mesa o fuera de la vista de la cámara. 

¿Agotado mientras viaja? Sostenga sus dedos mientras espera que el avión llegue a la puerta. ¿Tienes una discusión con tu pareja? Pida un descanso, retírese a un lugar tranquilo y sostenga los dedos uno por uno.

Si tiene poco tiempo o está preocupado por una emoción o desequilibrio en particular, puede sostener solo el dedo asociado con su problema hasta que sienta que recupera el equilibrio.

También puede optar por el enfoque más relajado. Acuéstese en su cama o sofá mientras hace la práctica.

Utilice la práctica como medida preventiva cuando también se sienta bien. Diez minutos diarios le ayudarán a mantener sus energías fluyendo espléndidamente.

 9035535885?profile=RESIZE_710x

Cómo sujetar los dedos para la autoayuda de Jin Shyin Jyutsu

Siga estos pasos para hacer una sesión completa. Tardará unos 10 minutos.

  • Siéntese cómodamente, relájese, descanse las manos en su regazo, exhale y reciba la inhalación. Alternativamente, puede acostarse en una cama.
  • Luego, envuelva ligeramente el interior de una mano alrededor del pulgar de la otra. Utilice los cuatro dedos o tantos como le queden cómodos alrededor de un dedo en particular. No apriete el dedo como si estuviera a punto de caerse.
  • Una vez que sienta que ha pasado un pulso o dos minutos, invierta y cierre el pulgar opuesto con la otra mano. Poco a poco, trabaje con los cinco dedos. O bien, puede hacer una mano completa a la vez y luego pasar a la siguiente.
  • Durante el ejercicio, mantenga su atención ligeramente puesta en el dedo que está sosteniendo mientras hace todo lo posible para permitir que los pensamientos y emociones pasen como nubes en el cielo.
  • Si lo desea, puede mejorar el efecto de sujetar cada dedo coordinándolo con la respiración. Exhale lentamente y cuente cada serie de exhalaciones e inhalaciones hasta 36 veces por dígito.

Si no está seguro de cuál es la mejor manera de envolver uno de sus dedos con la mano, mire la descripción de 1 minuto en el video a continuación.

 

 

 

Pensamientos finales

Sostener los dedos es solo una de las muchas rutinas de cuidado personal que ofrece la práctica de Jin Shin Jyutsu. Encontrarás muchos más en El Toque Sanador de Alice Burmeister. Es uno de mis recursos de autoayuda favoritos.

Una práctica tan simple como mantener los dedos en secuencia puede ser una forma poderosa de calmar sus emociones, aliviar el estrés y devolver el equilibrio a su cuerpo. Pruébelo durante dos semanas y vea si hace una diferencia para usted.

 

Gracias por su presencia, sé que su tiempo es precioso.

 

https://www.alwayswellwithin.com/blog/2013/02/17/balance-your-emotions-and-body

Leer más…

9021460059?profile=original

 

Los pulmones y la microbiota intestinal se influencian mutuamente, es decir, están conectados y esa relación contribuye a mantener sanos los pulmones. Por ese motivo, las personas deben de ser conscientes de la salud de ambas zonas del cuerpo, a propósito de los riesgos de contagio del SARS-CoV-2, virus que provoca la COVID-19.

Los cuidados para evitar las transmisiones del nuevo coronavirus deben extremarse porque científicos han confirmado la presencia de SARS-CoV-2 en las muestras de heces de personas que han dado positivo de COVID-19. Adicional a esto, se ha detectado una composición desequilibrada de la microbiota intestinal de algunos pacientes de ese mal, con menos bacterias beneficiosas, como Lactobacillus y Bifidobacterium, recoge una publicación del portal ABC.

 “(Si bien) no hay forma de que nuestro microbioma intestinal ejerza una protección directa contra la COVID-19, disponemos de sólidas pruebas de la existencia de una relación estrecha entre microbiota y sistema inmunitario. Una microbiota sana y equilibrada favorece la homeostasis inmunitaria (condición estable del organismo), evitando así la hiperreactividad del sistema inmunitario de una persona”, explica Joël Doré, director de investigación del Instituto Nacional para la Investigación Agronómica de Francia, cita ABC.

Una respuesta inmunitaria excesiva, deficiente o equivocada causa trastornos del sistema inmunitario. Una respuesta inmunitaria hiperactiva puede llevar al desarrollo de enfermedades autoinmunes, en las cuales se forman anticuerpos contra los tejidos del propio cuerpo.

Los científicos consideran que un microbiota intestinal sano podría contribuir a prevenir las reacciones inmunitarias proinflamatorias en los pulmones y demás órganos vitales afectados por COVID-19.

 “Cuidar de nuestra salud intestinal y en especial, mantener una microbiota muy diversificada mediante una dieta rica en una amplia gama de fuentes vegetales como fruta y verdura, semillas y frutos secos favorecerá una salud intestinal robusta e indirectamente, aumentará nuestra capacidad de combatir ataques virales en cada órgano, incluidos los pulmones”, enfatiza Joël Doré a ABC. (I)

 

https://www.eluniverso.com/noticias/2020/11/06/nota/8038966/buena-microbiota-reduciria-infeccion-covid19/

Leer más…

"La relación entre cerebro e intestino es fascinante"

8829616665?profile=RESIZE_710x

La médico y divulgadora Giulia Enders 

Acaba de publicar "La digestión es la cuestión", donde explica de forma clara y amena cómo funciona el intestino, "el órgano más infravalorado del cuerpo humano"

  • La médico y divulgadora Giulia Enders se ha convertido en un fenómeno viral en la red con sus monólogos sobre el intestino

 

Cuando tenía 17 años, un buen día le apareció una pequeña herida en la pierna derecha que no había manera de que se curara. Después de visitar varias veces al médico, de probar pomadas y tratamientos, y de que el cuerpo entero se le llenara de aquellas heridas, topó con un informe sobre un hombre al que le había sucedido algo parecido después de tomar antibióticos. ¡Y ella también los había tomado un par de semana antes de que empezara su calvario! Entonces empezó a investigar porque quería entender qué relación había entre sus problemas de piel, su intestino y los millones de micro ocupas que lo habitan, la microbiota.

Así fue como Giulia Enders decidió estudiar medicina y especializarse en gastroenterología y ahondar más en todo lo que ocurría en su aparato digestivo. Sus compañeros de piso, explica, solían avasallarla a preguntas -¿cómo se hace la caca?- y se encontraba en muchas fiestas hablando sobre las curiosidades del intestino.

Tras presentarse hace tres años a un concurso de ciencia para jóvenes – al estilo de los monólogos científicos que organiza la Fecyt- y ganarlo, su charla se convirtió en un fenómeno viral en YouTube. Y decidió escribir un libro, “La digestión es la cuestión” (Ed. Urano, 2015), sobre el que seguramente es el órgano más infravalorado del cuerpo, el intestino.

El cerebro está de moda, se publican muchos libros de neurociencia. También sobre el corazón. Pero, ¿sobre el intestino?

[Ríe] ¡Para mí es muy sexy, mucho más que el cerebro! Entiendo que ir al lavabo no es lo más fascinante del mundo cuando no se sabe mucho acerca de este increíble órgano. Pero simplemente saber un poquito más sobre él, sobre cómo nos cuida y todo lo que hace por nosotros, nos haría caer a sus pies.

¿Como por ejemplo qué?

¿Sabías que tienes dos esfínteres en el ano, uno exterior y otro interior, que trabajan de manera coordinada? El de dentro se encarga de supervisar el estado del intestino, de ver cuándo hace falta evacuar, ya sea caca o pedos. Entonces avisa al de fuera, que se comunica constantemente con el cerebro y recibe órdenes de él: “Aquí no podemos, es un lavabo público” o “¡No! Que te pueden oír u oler!”. Cuando el cerebro dice no, este esfínter se cierra en banda y no hay nada que hacer. Yo soy muy fan del musculito interior, que sólo se preocupa por mi bienestar. ¡Es una de mis partes del cuerpo preferidas! Ahora cuando él me avisa y me dice ‘Eps, hay que ir al baño’, ¡yo lo apoyo! Y hay más cosas fascinantes sobre el intestino. ¿Sigo?

Adelante

El cerebro está ahí arriba, aislado, y necesita para funcionar bien información, que le llega de los oídos, de los ojos, de la piel pero también del intestino que sabe qué comemos, cómo nos sentimos. Además el sistema inmune alberga muchas células del sistema inmunitario. Cuando enfermamos, son sentimos emocionalmente chafados. O cuando tenemos mucha hambre, estamos de un humor de perros. Me parece fascinante esa relación entre neuronas e intestino, que es aún más evidente en algunas enfermedades. Por ejemplo, las personas que padecen colon irritable o Crohn o síndrome inflamatorio del intestino tienen un riesgo incrementado de padecer depresión. O el estrés.

Mal moderno.

Cuando hay estrés, el cerebro le manda al intestino un mensaje: ‘Necesito energía extra’, y el intestino, solidario, reduce sus funciones. Hay menos flujo de sangre en el intestino, y también menos mucosa protectora recubriendo sus paredes. Cuando la situación de estrés se mantiene durante mucho tiempo y deja de ser excepcional para convertirse en habitual, esa barrea protectora se hace más finas, y las bacterias se acercan a la pared del intestino y las sustancias químicas que producen inflaman el intestino y también pueden pasar a la sangre. Y como el intestino y el cerebro está conectados, eso puede hacerme sentir aún más estresada.

¿Qué papel ejerce la microbiota?

Está conectada a un sinfín de cosas, como el peso. En estudios con ratones, cuando le damos a los ratones con la dieta unas determinadas bacterias, por ejemplo, que suelen ser frecuentes en los intestinos de la gente obesa y los roedores engordaban. Y cuando les das bacterias de las tripas de gente delgada, adelgazan, aunque coman la misma comida. Estudios recientes sugieren que la microbiota influencia nuestro estado de humor. Piensa que tenemos 23.000 genes humanos y más de dos millones de genes microbianos. Tenemos más ADN de bacteria que humano. La bacterias que tenemos en nuestro organismo nos ayudan a adaptarnos a cambios en el entorno. Llevamos conviviendo con ellas millones de años.

En su libro dice que la bacteria Helicobacter Pylori, que a tantas personas les provoca problemas de estómago, es una de “las mascotas más antiguas que tenemos”.

¡Así es! Y no es tan mala como la pintan. De hecho, ejerce un papel protector contra enfermedades autoinmunes, porque es capaz de enseñar a nuestras defensas a ser algo más tolerantes ante sustancias inocuas, como el polen o el gluten. Pero es cierto que algunos Helicobacter tienen genes distintos y entonces pueden atacarnos. Por eso la OMS dice que hay que erradicarlo sólo si tienes problemas. Si no, mejor conserva a tu mascota.

¿Hay alguna dieta mejor que otra para el aparato digestivo?

No me gusta recomendar dietas, creo que cada uno debe encontrar aquello que le funciona. Porque si sigues consejos de unos y de otros, al final hay tantos y algunos contradictorios, que es para volverse majareta. En mi caso, yo dejé de comer gluten porque tenía un problema en la piel y a mí me fue bien. Pero si alguien no tiene problemas, ¿por qué no comerlo? Cada uno debe experimentar qué le sienta mejor. Eso sí, podemos mimar a nuestras mascotas, las miles de millones de bacterias que viven en el intestino y nos ayudan a digerir los alimentos y también entrenan nuestro sistema inmunitario, con prebióticos: espárragos, alcachofas, plátanos, cebolla, centeno, avena, puerro, trigo integral.. El que más le guste a cada uno.

¿Lo tiene en cuenta cuando cocina?

¡Qué va! Lo que pasa es que hay algunos prebióticos que me chiflan y los pongo en todas partes. A la hora de cocinar y de comer, me dejo llevar por mi apetito. El único momento en que escojo a conciencia y desde el cerebro mi dieta es en épocas de mucho trabajo, o de exámenes, en las que vivo mucho aquí arriba [se señala la cabeza]. La vida se ha vuelto muy estresante; antes la gente se enfrentaba a una tarea estresante pero luego se relajaba. Ahora siempre estamos estresados. Hemos perdido por completo la conexión con nuestro cuerpo, todo el día centrados en la pantalla del ordenador, dejando de lado el resto. No puede ser, hay que reconectarnos, ver cómo nos sentimos en cada momento. Por eso, cuando estoy super estresada decidido parar de manera consciente y cuidar un poco a mis bacterias, que tanto hacen por mí. Y darles prebióticos. Les encanta la fibra. Yo las cuido, ellas me cuidan.

Por cierto, ¿tiene lavabo turco en casa?

¿Me preguntas si hago caca en cuclillas? ¿Es eso? [Ríe a carcajadas] No, no, qué va. Vivo en un apartamento compartido con otros cinco estudiantes en un edificio muy viejo de Fráncfort. Y tenemos un baño tradicional. En el libro recomiendo que aquellas personas que tienen problemas prueben a hacer caca agachados, va muy bien. Si no se puede, pueden probar a ponerse una caja o algo que les levante las piernas cuando están sentados en el retrete; y que echen el cuerpo hacia delante, de manera que quede en la misma postura que si estuvieran en cuclillas. Mano de santo. Si no tienes problemas, puedes hacer caca como quieras y donde quieras.

http://www.lavanguardia.com/ciencia/quien/20150724/54433591348/giulia-enders-la-digestion-es-la-cuestion.html

Leer más…

Por qué necesitamos Horarios y cómo funciona el Reloj Circadiano

8720270262?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde… https://www.smartsapiens.net

 

Todos los organismos de la Tierra están sometidos a cambios cíclicos de la naturaleza. ¿Cómo hacen para medir el tiempo? ¿Cómo pueden saber si es de día o de noche? ¿Cómo saben cuál es la época más adecuada para la reproducción? ¿Es tan importante la medida del tiempo para la supervivencia de una especie?

Nuestros antepasados no sabían la hora del día. No tenían relojes, ni agendas, ni calendarios. Solo conocían los ciclos del sol y las estaciones del año.

La capacidad de medir el tiempo en la antigüedad era limitada, con relojes de arena y solares. Hasta los siglos XIV y XV, con el desarrollo de la mecánica del reloj, no se pudo medir el tiempo con precisión.

Desde entonces, el reloj ha pasado a dominar nuestra vida.

¿Qué ha sucedido? En el siglo XXI, la iluminación artificial, la tecnología y la sociedad de las 24 horas nos separa de la naturaleza por completo. Como resultado, pasamos demasiado tiempo en el interior o de despiertos por la noche con demasiada luz. Y las consecuencias para la salud son interrupciones de nuestros ritmos circadianos. Y te preguntarás que son…

Estos son un tipo de ritmo biológico que abarca 24 horas (del latín circa que significa alrededor, y dies, día). Hay otros tipos de ritmos biológicos de diferentes duraciones, más largos y más cortos que un ciclo circadiano, pero todos se ven influidos por el ambiente y la genética.

Los estímulos del ambiente que afectan, modifican y sincronizan los ritmos biológicos se conocen como zeitgebers (o sincronizadores). De ellos, la luz es el más potente. Estos zeitgebers pueden alterar los ritmos biológicos, como es el caso del “jet lag”.

El problema es que la mayoría de las personas viven como trabajadores a turnos sin ser conscientes de ello.

Hemos reemplazado los ritmos naturales de la vida por los ritmos artificiales de las oficinas y las fábricas. Nos conectamos con la tecnología, pero nos desconectamos de nuestra biología.

El artículo de hoy trata sobre la importancia de conectarnos de nuevo a nuestros ritmos naturales.

Nuestro problema con el tiempo

A lo largo de la historia, los humanos hemos desarrollado instrumentos, para medir el tiempo. Pero no somos los únicos. Si nos fijamos bien, la naturaleza está llena de relojes: desde los movimientos orbitales de las galaxias hasta el batir de las alas de un insecto, prácticamente todo lo que nos rodea tiene un ritmo. ¿Por qué hay ritmos en todas partes? ¿Es el ritmo la esencia de la vida?

Si tenemos en cuenta cómo percibimos el tiempo, parece avanzar en una sola dirección. Para nosotros, el tiempo nunca retorna. Y por este motivo, necesitamos aprovechar el instante que estamos viviendo antes de que desaparezca.

Como explican en El Club de los Poetas Muertos, «Carpe Diem» es la expresión del latín para decir “aprovecha el momento”. Es decir, vive cada instante como si fuese el último, porque tal vez lo sea. 

El tiempo no es únicamente un concepto filosófico. Para cada uno de los seres vivos, el sentido del tiempo significa mucho. Conocer el tiempo permite saber cuándo es el momento correcto para realizar una actividad.

Poder predecir el tiempo nos convierte en seres más eficientes.

Para nuestros antepasados el conocimiento de los cambios naturales les permitía encontrar el momento adecuado para plantar, cosechar o cambiar de hogar antes de que llegara el frío. Para ellos era imprescindible conocer el paso del tiempo y seguirlo.

Todos los organismos vivos fluctúan en su comportamiento, de modo que tanto las plantas como los animales y las personas presentan oscilaciones periódicas en su conducta y en sus funciones fisiológicas.

El ritmo es la manera de contabilizar el paso del tiempo de los organismos vivos.

El ritmo es la esencia de la vida; si hay vida, hay ritmo.

Por lo tanto, estar fuera de sincronía con nuestros ritmos naturales es fatal para el bienestar físico, mental y emocional. Es lo que se conoce como cronodisrupciones

La necesidad biológica de los ritmos

Los ritmos tienen una frecuencia determinada. Por ejemplo, si el corazón late demasiado deprisa o demasiado lento indica alguna anomalía, sea una alteración física o psicológica, como por ejemplo la ansiedad.

Por lo tanto, la respuesta a por qué hay ritmos en los seres vivos es que generan orden, permiten una mayor eficiencia y ahorran energía en los organismos.

Los ciclos indican el orden en que se suceden los diferentes estados, y los ritmos, el tiempo que tarda en producirse el ciclo completo. La principal característica de los ritmos es el período, que es, por lo tanto, el tiempo que tarda en producirse una oscilación completa.

Aunque estos ritmos se modifican con nuestras acciones diarias, la realidad es que no podemos detenerlos nunca.

No somos capaces de dejar de respirar, de hacer que el corazón deje de latir o que nuestras neuronas dejen de funcionar.

El ritmo es demasiado importante para nuestra vida.

Tratar una enfermedad como el cáncer teniendo en cuenta los ritmos circadianos ayuda a la velocidad de reparación del ADN de las células dañadas. En ratones se probó que cuando se tomaba la medicación por la noche, el ADN se reparaba a sí mismo siete veces más rápido.

En humanos, los problemas creativos o analíticos se ven afectados por el momento del día en el que se realizan. Las personas que realizan sus comidas más pronto durante el día, adelgazan más rápido. Quienes se exponen a una luz brillante y mantienen un tiempo de vigilia constante son más felices. En el caso de corredores, son más rápidos. Nuestros órganos son más eficientes según la hora. Y también nuestras bacterias.

La existencia de los ritmos circadianos es consustancial al propio funcionamiento del organismo.

Si no estás sincronizado con tu tiempo interior, estás trabajando en contra de tu propia biología. ¿Cuándo ha sido eso una buena idea?

No hace falta cambiar radicalmente tu vida para aprovechar el poder del «cuándo» hacer las cosas. Sólo tienes que cambiar algunos horarios para sincronizar tus relojes biológicos.

Funcionamiento del reloj biológico

Todos tenemos una noción intuitiva de lo que es el reloj biológico, ese cronómetro interno que adapta nuestra fisiología a las diferentes fases del día y hace que experimentemos desórdenes como el jet lag cuando se produce un cambio temporal en nuestro entorno. Pero, ¿cómo funciona exactamente?

Cada ser vivo tienen un reloj central, que regula su fisiología.  En el caso de los humanos, este reloj se forma por miles de neuronas situadas el núcleo supraquiasmático, que mantienen los ciclos de manera autónoma, pero necesitan estímulos externos para evitar desincronizarse, los zeitgebers (o sincronizadores) de los que hemos hablado al principio.

El principal sincronizador de este reloj central es la luz, de ahí la importancia de exponernos a la luz solar durante el día y minimizar la luz artificial por la noche.

Además, los órganos se componen de relojes periféricos que les hace mantener sus propios ritmos circadianos. No todos responden de igual manera a la luz, pero si lo hacen a otras señales como puede ser la comida.

La expresión de miles de genes tanto en el reloj central (en el cerebro) como los periféricos (el resto del cuerpo), varía a lo largo del día, siguiendo su ciclo circadiano. Por eso, ciertos fármacos deben administrarse a horas específicas para optimizar su efectividad.

8720276066?profile=RESIZE_710x

Esquema de las funciones fisiológicas en un ritmo circadiano

 

Pero ¿qué causa esos ritmos circadianos?

El mecanismo de funcionamiento del reloj depende de la expresión de varios genes mediante un mecanismo de retroalimentación negativa.

En resumen, el reloj central actúa como el director de una orquesta, y el resto de células del cuerpo son los músicos. Si dentro de esta orquesta, van cambiando las partituras (señales ambientes) cada día, es muy difícil mantener un funcionamiento óptimo.

Todos los relojes pueden funcionar de forma aislada durante un tiempo, pero necesitan estar conectados para sincronizarse con señales ambiente.

El estilo de vida moderno nos ha desconectado de los patrones naturales de luz-oscuridad, de alimentación-ayuno, de movimiento-reposo, etc.

En una sociedad que van tan rápido, tendemos a pensar que el estilo de vida es la suma total de cuántas calorías consumimos en un solo día, cuántos minutos registramos en una cinta de correr, o cuántas horas de sueño acumulamos.

Pero es lo contrario.

Pon todos tus hábitos en un solo horario y haz de eso el centro de tu día, porque estos hábitos funcionan todos juntos. De lo contrario, te expondrás a crono disrupciones con el tiempo.

Sufrimos crono disrupciones sin saberlo

Toda la historia de la humanidad se puede resumir como una carrera contra el reloj, dado que los ritmos han evolucionado para predecir y adaptare al entorno.

Desde el principio, nuestra actividad estaba determinada por las horas de luz solar, y por ello, fue primera herramienta que nos permitió ganar tiempo. Gracias al dominio del fuego aprendimos que cazar por la noche es más fácil y cocinar los alimentos los hacía digeribles y seguros.

El periodo que duraba el fuego tuvo un efecto especial en nuestra vida. Nos reuníamos por la noche alrededor de la fogata y desarrollamos así la cultura, el arte, la ciencia y la filosofía. Sin embargo, la luz anaranjada del fuego no afecta a la producción de melatonina en la glándula pineal. Eso nos permitía resetear los relojes biológicos a cero cada día. De hecho, las comunidades actuales que no tienen acceso a la electricidad, se suelen ir a dormir pronto y se despiertan al alba.

Más tarde, la luz se hizo más barata y permitió que la preparación de la comida y las técnicas de conservación nos diera comida disponible a todas horas. Además, nos permitió colonizar la noche y hacerla productiva.

En ese momento, el modo de vida moderno desequilibró el código universal y profundamente enraizado en la salud de todos los seres vivos.

Si perturbamos nuestros ritmos diarios con comida a todas horas y pobre contraste entre el día y la noche, los relojes no pueden enviar los mensajes correctos a los genes y el cuerpo no funciona como es debido.

Por desgracia, un empleo normal sumado a las tareas domésticas regulares es como trabajar dos turnos e irse a dormir después de medianoche. Incluso salir de fiesta una noche puede desequilibrarnos tanto como viajar un huso horario. A esto lo llamamos jet lag social. El problema es que actualmente casi todas las personas viven como trabajadores a turnos. El 87% de los adultos padecen jet lag social y se van a dormir como mínimo dos horas más tarde los fines de semana.

Un cerebro que trabaja a turnos no es capaz de tomar buenas decisiones. De hecho, un solo turno de noche tiene efectos cognitivos que pueden durar una semana. Eso significa, fallos de memoria y atención que nos hacen proclives a los malos hábitos. Además, los hijos de este tipo de personas también tienen peores hábitos.

Muchas personas echan mano del alcohol o las pastillas para poner remedio. Pero desequilibrar el reloj biológico trae consecuencias: debilita el sistema inmune, causa molestias en el estómago, mayor obesidad, diabetes y todo tipo de enfermedades. De hecho, la causa principal de los bomberos no son los accidentes, sino las enfermedades coronarias, probablemente por el desajuste circadiano.

Todos los trastornos de los ritmos circadianos coinciden en que el malestar que producen es a causa de una desincronización entre nuestro reloj biológico interno y el ritmo del día, es decir, lo que ocurre en el medio externo y que normalmente anticipamos.

Si vivimos como trabajadores a turnos estamos en peligro. Tenemos que comprender como funciona el reloj circadiano y optimizar nuestra forma de vida para facilitar el ritmo natural del cuerpo.

Por fortuna, no es complicado volver a conectarse. Podemos actualizar los relojes en solo unas semanas.

Cómo crear ritmos circadianos fuertes

Las exigencias de los trabajos modernos y a la conectividad 24/7 conduce a un jet lag autoimpuesto, durmiendo, comiendo y haciendo ejercicio a tiempos que no coinciden con los ritmos naturales del cuerpo. Pero hay buenas noticias.

No eres tú el culpable; es tu horario.

Los relojes de los diferentes órganos se sincronizan como en una orquesta para crear tres ritmos principales que conforman los fundamentos esenciales de la salud: el sueño, la nutrición y la actividad. Es más, estos ritmos están interrelacionados y bajo nuestro control.

El sueño afecta a tu peso y a tu estado físico.

Tu dieta afecta tu sueño y tu claridad mental.

Tu ejercicio diario mejora tu sueño, tu nivel de energía y la elección de los alimentos que ingieres.

Cuando los relojes funcionan a la perfección estamos conectados a nuestro ritmo biológico. Cuando uno de ellos descarrila, se crea un círculo vicioso de mala salud.

Ajustarnos al reloj circadiano es un estilo de vida. Empieza con identificar cuando comer y cuando apagar las luces. Con solo prestar atención a esas dos pequeñas partes del día daremos un gran paso para sincronizarnos.

Apunta en un diario tus registros de sueño, actividad física, comidas y relajación.

Serán como los semáforos de tráfico para no perder tu ritmo.

Ritmo 1: el sueño

Antes de que nos despertemos por la mañana, el reloj interno prepara el cuerpo para dejar de dormir. Empieza a reducir la producción de melatonina, aumenta la producción de cortisol, se acelera la respiración, crece la presión sanguínea y aumenta la temperatura.

El equilibrio de la salud depende de los ritmos diarios. Por la mañana, tener buena salud significa despertarse con la sensación de haber descansado y estar fresco después de haber dormido bien, defecar las toxinas que hemos eliminado por la noche y sentirnos lúcidos y despiertos.

Por la noche, tener buena salud significa relajarse, sentirse cansado y dormirse sin mucho esfuerzo. El sueño no es un modo por defecto en el que el cerebro deja de funcionar.

Muchas personas piensan que sus malos hábitos de sueño son en realidad la manifestación de su cronotipo. En este estudio se escogió a un grupo de personas que consideraban ser búhos (cronotipo vespertino) para hacer una acampada y registrar sus patrones de sueño/vigilia en un entorno natural. Se dieron cuenta que sin luz brillante por la noche y con luz natural por la mañana corrigieron sus relojes biológicos.

Estamos tan acostumbrados a los malos hábitos y el ambiente modernos que no sabemos cuáles son nuestros ritmos.

Se estricto con tus horarios de descanso, e introduce zeitgebers lumínicos por la mañana.

Trabaja con luz indirecta del sol.

Ritmo 2: los horarios de comidas

En ratones se ha observado que comer las mismas calorías con una ventana de alimentación restringida, tiene como resultado menos consecuencias negativas para su salud. Muy probablemente debido a la sincronización de los ritmos circadianos. Y parece que sucede lo mismo en humanos.

No es necesario restringir la ventana de alimentación todos los días, pero si es necesario para que los órganos, con sus relojes periféricos, ayuden a sincronizar el reloj central. Hacerlo mejora nuestro microbiota.

Por lo tanto, es necesario quitar la creencia de las 5 comidas al día.

Necesitamos establecer ventanas de alimentación. A ser posible, introduciendo la mayoría de calorías lo más pronto posible.

En mi caso, hago ayuno intermitente desde las 19 horas a las 13 hs del día siguiente, comiendo todo lo necesario de 13 a 19 has, repartido en dos o tres comidas.

Con regularidad podremos sincronizar nuestros relojes y los órganos podrán anticipar las comidas. El tiempo lo es todo.

Ritmo 3: el efecto de la actividad física

El ejercicio aporta numerosos beneficios para el cerebro, y ayuda a sincronizar los relojes biológicos.

Si necesitas retrasar tu reloj biológico, es recomendable hacer ejercicio por la tarde. Si en tu caso, necesitas adelantarlo, haz actividad física por la mañana.

Conclusión

Es hora de dejar de preocuparse por lo que hay que hacer, o cómo hacerlo, y empezar a centrarse en cuándo hacerlo. Todos estamos familiarizados con el concepto de nuestro «reloj interno», pero si somos honestos, la mayoría de nosotros no le prestamos atención.

La clave para liberar todo tu potencial es volver a sincronizarte con tu ritmo natural.

Hace solo cien años, cualquier persona comía menos, hacía más ejercicio físico, dormía más y realizaba su rutina diaria con mayor precisión.

El tiempo lo es todo.

 

Pablo Castañeda

8720275269?profile=RESIZE_180x180

https://www.smartsapiens.net/horarios-y-reloj-circadiano/

Leer más…

 8720167483?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde...https://www.elephantjournal.com

 

El año pasado fue la primera vez en más de una década que no pude volar de regreso a casa para visitar a mis padres.

El anhelo por el hogar me llevó a una ola de nostalgia y, a menudo, me encontraba pensando en mi infancia: recuerdos dorados de espacios compartidos con abuelos y la importancia de la familia, las relaciones, las tradiciones y los rituales.

Una de las muchas cosas por las que los admiraba era su aprecio, su estricta adhesión y su valor del tiempo, de cada minuto que pasaba.

Eso sí, en ese entonces, eso era algo que no me impresionó particularmente: sus rígidos horarios. Comían a horas fijas día tras día: un desayuno temprano después de la oración de la mañana, algo de fruta en el medio como bocadillo, almuerzo, una taza de té después de una breve siesta por la tarde y una cena temprana.

Llueva o haga sol, esta rutina se seguiría estrictamente, independientemente de cualquier interrupción en el plan, incluso si un invitado especial se unía a nosotros para cenar. Si llega a tiempo, podrá disfrutar del placer de la compañía de mis abuelas. Si te retenían por alguna razón, te decían en tono de disculpa que habían comido y ahora se habían retirado.

Lo encontré desesperadamente rígido en ese momento, pero en retrospectiva, simplemente honraron la conexión con la naturaleza y siempre estuvieron en sintonía con sus ciclos, optimizando así su bienestar físico y mental.

La falta de atención a estos ciclos durante un largo período de tiempo puede crear serios desequilibrios que, a su vez, pueden afectar negativamente a nuestra salud. Anteriormente había hablado del reloj ayurvédico con sus seis períodos de tiempo distintos y cómo se refiere a los tres doshas y los cinco elementos para explicar nuestros cambios biológicos durante el día.

El enfoque de este artículo es el reloj circadiano y el ritmo, que es nuestro reloj interno, que refleja los cambios en nuestros órganos y hormonas durante un ciclo de 24 horas. En el quid de todo está el momento de todo, porque no es solo lo que comemos, sino también cuándo comemos. Del mismo modo, no se trata solo de cuánto dormimos, sino también de cuándo dormimos, lo cual es crucial.

En medio de toda la incertidumbre que nos rodea, lo único que sabemos con certeza es que el sol saldrá y se pondrá todos los días, y volverá a salir para repetir el ciclo interminable. Es a través de este ciclo de luz y oscuridad que los árboles y las flores que nos rodean dan frutos y flores y el clima y las estaciones cambian.

La ciencia moderna ha demostrado que existe una gran conexión entre el ciclo de luz / oscuridad y nuestra fisiología humana. Un ritmo o ciclo circadiano describe nuestro reloj interno de 24 horas, que, influenciado principalmente por la luz solar, afecta nuestros patrones físicos, mentales y de comportamiento. Nos brinda los momentos ideales para dormir, comer, hacer ejercicio e incluso para pensar seriamente.

Si comemos en horarios irregulares, disfrutamos de muchos bocadillos intermedios o dormimos de manera errática en diferentes momentos y por diferentes cantidades, puede llevar a varios desequilibrios que influyen no solo en nuestro bienestar físico sino también en nuestro bienestar mental.

Aunque los relojes ayurvédicos y circadianos no se superponen exactamente, se complementan entre sí.

En comparación con los seis períodos de cuatro horas del reloj ayurvédico, el reloj circadiano se divide en cuatro períodos de seis horas:

6 a. M. A 12 p. M.

La hormona del estrés cortisol se libera naturalmente temprano en la mañana durante este período de tiempo. En este momento, la presión arterial también aumenta y la testosterona es la más alta; como resultado, hay un pico en nuestra fuerza, energía y estado de alerta. Es el mejor momento para ejercitarse y emprender proyectos que requieran concentración y energía. Siempre he descubierto que podía hacer mi lectura más densa y desafiante temprano en la mañana.

Una nota de precaución aquí: tomar café antes de las 8 am puede agravar los efectos del cortisol liberado naturalmente, transmitiendo una señal al cuerpo de que está bajo un estrés extremo, enviándolo al modo de supervivencia. Para evitar esto, los estimulantes no deben consumirse temprano en la mañana o, si se consumen, al menos solo en pequeñas dosis.

En lugar de tomar esa dosis de cafeína de la madrugada, intente optar por una taza de agua caliente, ya sea sola o con un poco de miel y limón recién exprimido.

12 p. M. A 6 p. M.

Nuestra función pulmonar está en su mejor momento y nuestra temperatura corporal es más alta por la tarde. Uno es rápido, agudo y tiene la mejor coordinación mano-ojo posible y el tiempo de reacción más rápido. Esto quizás explique por qué siempre se nos aconseja cubrir los recorridos de larga distancia durante el día. La conducción nocturna conduce naturalmente a muchos más descuidos y, por tanto, accidentes. Sin embargo, este es también el momento en que el cuerpo puede estresarse, cansarse y, en la mayoría de los casos, puede necesitar un alivio del estrés. Un breve descanso, ejercicios de respiración consciente o un breve paseo al aire libre, o incluso 10 minutos de estiramiento suave harían maravillas para restaurar la energía.

6 p. M. A 12 a. M.

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la melatonina, la hormona que regula nuestro ciclo de sueño. La melatonina se libera naturalmente en nuestro cuerpo entre las 9 y las 10 pm, lo que nos indica que es hora de prepararse para dormir, así como también para reparar y restaurar.

Y este es el meollo del problema que enfrentamos hoy: según un estudio patrocinado por la Agencia de Protección Ambiental, el estadounidense promedio pasa más del 90 por ciento de su tiempo en interiores. Entonces, durante el día, no hay suficiente exposición a la luz brillante, y luego, por la noche, estamos recibiendo demasiada exposición a la luz artificial. La luz azul de la electrónica suprime la liberación natural de melatonina porque le indica artificialmente a nuestro cuerpo que todavía es de día.

Ambos tienen la consecuencia de hacer que los ritmos naturales de nuestro cuerpo se desincronicen, lo que tiene serias repercusiones en nuestra salud física, mental y emocional. Los suplementos de melatonina pueden ayudar (muchas personas los toman para contrarrestar el desfase horario cuando viajan o para contrarrestar el insomnio), pero es mejor tener mucha exposición a la luz solar natural durante el día y limitar el uso de dispositivos por la noche, al menos un par de horas antes de acostarse. Cenar temprano, idealmente antes de las 8 pm, también ayuda al cuerpo a relajarse y prepararse para un descanso y sueño oportunos.

12 a. M. A 6 a. M.

El cuerpo se repara, restaura y se recarga naturalmente mientras dormimos por la noche. Es un sistema de limpieza incorporado y autorregulado con la función de erradicar desechos y toxinas. El hígado neutraliza sustancias nocivas como el alcohol, los medicamentos o las sustancias químicas que se encuentran en nuestros alimentos. La función del hígado cambia de producir bilis para ayudar en la digestión a eliminar toxinas de 10 p.m. a 3 a.m. A esta hora de la noche, nuestras células cerebrales también se reparan y recargan, eliminando cualquier acumulación inútil de las células cerebrales.

Este trabajo de restauración ayuda en la formulación adecuada de la memoria y nuestra capacidad de pensar con claridad a la mañana siguiente. Como resultado, nos despertamos renovados y recargados, listos para afrontar otro día.

Trate de inculcar el hábito de dormir antes de la medianoche, lo que le dará al cuerpo el descanso necesario que requiere para desintoxicarse adecuadamente y recargarse para el día siguiente. Resista ese impulso de quedarse despierto hasta altas horas de la madrugada.

El problema al que nos enfrentamos hoy como sociedad es que los ritmos naturales de nuestro cuerpo no están sincronizados debido a un total desprecio por los relojes naturales. Existe una necesidad imperiosa de aprovechar el poder del ritual y la rutina, reconociendo que las prácticas sagradas de nuestras generaciones pasadas deben ser honradas.

Debemos diseñar nuestro día de acuerdo con el reloj ayurvédico o circadiano, o mejor aún, con ambos relojes. Quizás para que parezca menos abrumador, comience con pequeños pasos como intentar irse a la cama un poco más temprano, levantarse más temprano y luego agregar pequeños cambios progresivamente: unos minutos de soledad, meditación y estiramientos de yoga al principio o al final de la sesión. día y tener una comida abundante en algún lugar intermedio.

Miro a mis hijos hoy, que comen cuando les da la gana, duermen tarde y se despiertan tarde, y gracias al estilo de vida COVID-19, han perdido cualquier apariencia de rutina de su mundo en línea.

Y, sin embargo, tengo la esperanza de que, en algún lugar de lo más recóndito de su mente, se esté registrando la rutina de su madre. Y así como llegué a apreciar la sabiduría detrás de las prácticas diarias de mis abuelas y mi madre, con el tiempo ellos también lo harán.

 

Mahein Kazi  

 8720169058?profile=RESIZE_400x

Mahein nació y se crio principalmente en Pakistán y se mudó a Alemania después del matrimonio. Su interés por los idiomas extranjeros la llevó a estudiar alemán, que luego enseñó como lengua extranjera. Verdaderamente una ciudadana global, ha vivido en Pakistán, Estados Unidos, Alemania y los Países Bajos, antes de establecerse en Canadá con su esposo y sus tres hijos. Completó su título de honor en Ciencias Cognitivas.

 

https://www.elephantjournal.com/2021/03/realigning-ourselves-with-nature-using-the-circadian-clock-to-maximize-our-health-well-being-mahein-kazi/

Leer más…

Así es como el ayuno intermitente mejora su cerebro

8663343890?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde…https://thebestbrainpossible.com

 

3 DE ENERO DE 2021

El ayuno fue un rasgo evolutivamente ventajoso para nuestros antepasados. Los seres humanos cuyos cerebros y cuerpos podían estar sin comida durante períodos prolongados de tiempo y aún funcionar bien tenían más probabilidades de sobrevivir y reproducirse. Nuestros antepasados ​​griegos, incluidos Platón, Hipócrates y Aristóteles, se abstuvieron de comer y anunciaron sus efectos rejuvenecedores. A lo largo de la historia, en algunas culturas y religiones, ha sido costumbre ayunar en determinadas épocas del año. Hoy en día, la práctica está disfrutando de una nueva popularidad entre diferentes culturas y generaciones a medida que la ciencia confirma sus muchos beneficios para la salud.

Si bien el ayuno tiene numerosas ventajas, es especialmente bueno para el cerebro. A continuación, explicaré cómo el ayuno afecta el metabolismo de las grasas y la cetogénesis, la plasticidad sináptica, la salud mitocondrial, la neurogénesis y cómo estos, a su vez, influyen en la función cerebral. Hoy en día, el tipo de ayuno más popular es el ayuno intermitente (IF), que implica la abstención de alimentos a corto plazo, generalmente de 12 a 24 horas.

Los beneficios cerebrales del ayuno intermitente

El ayuno promueve la cetogénesis

En su cuerpo, la grasa está compuesta de moléculas llamadas lípidos que son vitales para la función hormonal y cerebral y la salud celular. Un lípido es una molécula formada por una larga cadena de átomos de carbono que se rompen y se convierten en energía durante la quema de grasas, lo que se denomina metabolismo de los lípidos. Puedes pensar en ello como eslabones de una cadena que se rompen al final uno por uno y se transforman en energía. Si bien el producto final es la energía, el paso químico intermedio en el metabolismo de los lípidos es la producción de una clase de moléculas llamadas cetonas .

Normalmente, su cuerpo convierte los carbohidratos de su última comida en glucosa para facilitar la energía. Al ayunar, sin nuevas fuentes de energía que ingresan al cuerpo, recurre a descomponer la grasa como combustible. Esto se llama cetogénesis y es beneficioso por varias razones. Su cuerpo quema grasa de las reservas significa una persona más delgada y liviana. Además, las cetonas producidas durante el proceso de quema de grasa cruzan fácilmente la barrera hematoencefálica y son un combustible cerebral óptimo.

Aumenta la plasticidad sináptica

Tu cerebro es neuroplástico. Esto significa que cambia de forma y función todos los días en respuesta a experiencias de vida, emociones, comportamientos e incluso pensamientos. Esta capacidad de transformación se llama neuroplasticidad. Tanto el aprendizaje como la memoria son procesos neuroplásticos en su cerebro, que involucran cambios químicos y estructurales. Al alterar el número o la fuerza de las conexiones entre las células del cerebro, la información se escribe en la memoria. No se sabe exactamente dónde o cómo ocurre la memoria, pero el sitio candidato más popular para el almacenamiento de la memoria es la sinapsis , el espacio entre las neuronas, donde se comunican.

A medida que envejecemos, se vuelve más difícil recordar nombres, aprender nuevas habilidades y adquirir nuevos pasatiempos. Existe evidencia científica que sugiere que este deterioro cognitivo se debe a cambios en la composición de los receptores NMDA en las sinapsis celulares que afectan la plasticidad. La investigación muestra que el ayuno intermitente puede contrarrestar estos cambios y aliviar los síntomas del deterioro cognitivo.

El ayuno fomenta la neurogénesis

La neurogénesis es el nacimiento de nuevas células cerebrales. Hasta hace relativamente poco tiempo, se creía que nacías con todas las neuronas que ibas a tener. Sin embargo, en la década de 1990, se confirmó la neurogénesis en el cerebro de humanos adultos , otros primates y varias especies. La neurogénesis ocurre principalmente en el hipocampo, la parte del cerebro asociada con la formación y retención de recuerdos. La restricción calórica se ha relacionado con una mejor función de la memoria y una mayor neurogénesis en ratones. La investigación muestra que la restricción calórica crea una respuesta de estrés leve en el cuerpo, aumentando la producción de factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) y nuevas neuronas.

Más mitocondrias y más energía

Las mitocondrias son orgánulos celulares. A veces se les conoce como las "centrales eléctricas" de las células porque la mayor parte de la energía celular se crea en las mitocondrias. Dado que el cerebro usa más energía que cualquier otra parte de su cuerpo, las mitocondrias son de vital importancia para la función cerebral. Se ha demostrado que el ayuno intermitente, especialmente cuando se combina con ejercicio, aumenta la producción de nuevas mitocondrias en el cerebro, un proceso llamado biogénesis mitocondrial. Para una persona, esto se traduce en una producción de energía más eficiente y una mejor función cerebral. La investigación también ha relacionado la biogénesis mitocondrial con una mayor formación y estabilidad de sinapsis , procesos asociados con el aprendizaje y la retención de la memoria, respectivamente.

El ayuno mantiene saludables las células cerebrales

Cada célula de su cuerpo puede considerarse un organismo individual separado. Una comunidad de células, que viven en paz y funcionan juntas en cooperación, pero que realizan su propia función especializada conforman sus órganos y cuerpo. Cada celda separada tiene sus propias partes internas, llamadas orgánulos, que realizan tareas particulares. Por ejemplo, las mitocondrias proporcionan energía. Los ribosomas sintetizan nuevas proteínas y el núcleo mantiene seguro el ADN de la célula. Con el tiempo, estos orgánulos envejecen y las células tienen que reconstruirlos. El primer paso en ese proceso es la destrucción de los viejos orgánulos, llamada autofagia, que es seguida por la creación de nuevos.

En el cuerpo, la mayoría de las células se renuevan de forma regular. Por ejemplo, las células de la piel se siguen dividiendo, mueren y dan a luz nuevas células todo el tiempo, incluso cuando no está lesionado. Después de una lesión, la piel produce un montón de células nuevas y las usa para curar la herida. Sin embargo, las células nerviosas de su cerebro, las neuronas, no se renuevan. No dividen en absoluto. Como se mencionó anteriormente, su cerebro puede desarrollar nuevas células cerebrales a través de la neurogénesis, pero solo en dos lugares. Sin embargo, en su mayor parte, su cerebro no puede reponer las neuronas muertas .

Por lo tanto, la capacidad de las células cerebrales para mantenerse saludables destruyendo los orgánulos viejos y creando nuevos es extremadamente importante. Los dos trastornos neurodegenerativos más comunes, el Parkinson y el Alzheimer, están asociados con la incapacidad de las células cerebrales para destruir los orgánulos viejos . La ciencia descubrió que el ayuno durante 24 y 48 horas aumentaba la autofagia celular y mejoraba el aclaramiento de los orgánulos viejos y / o disfuncionales en ratones .

Reduce el riesgo de Alzheimer y mejora los síntomas de Parkinson

Se ha demostrado que el ayuno y la restricción calórica ayudan a las afecciones neurológicas.  La edad es un factor de riesgo importante tanto para la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson con hábitos de vida, como el ejercicio y la dieta también tener influencia. Se ha demostrado que la producción y el uso de cetonas mitigan la progresión de la enfermedad en el Alzheimer. Asimismo, se ha demostrado que el ayuno tiene efectos beneficiosos sobre la enfermedad de Parkinson. Los efectos positivos se amplifican con la adición de ejercicio.

Conclusión

Se ha demostrado que el ayuno tiene profundos efectos positivos sobre la función y la salud óptimas del cerebro. Mejora la producción de nuevas células cerebrales, mejorando el aprendizaje y la formación de nuevos recuerdos. También puede ayudar al funcionamiento general del cerebro mediante la producción de cuerpos cetónicos y la generación de nuevas mitocondrias. El ayuno puede ser una forma sencilla para que cualquier persona reduzca las consecuencias del envejecimiento y los riesgos de enfermedades neurodegenerativas.

8663344896?profile=RESIZE_180x180

Igor Rafalovich es un ex neurocientífico con ocho años de experiencia en investigación de neurociencias. Recibió la prestigiosa beca predoctoral de la National Science Foundation. Como investigador, ha publicado artículos junto al premio Nobel Paul Greenguard y ha desarrollado su interés en traducir las innovaciones en ciencia y tecnología en soluciones para la salud. Igor recibió una licenciatura en biología de la Universidad del Sur de Florida. 

https://thebestbrainpossible.com/brain-health-fasting-ketogenesis/

 

Leer más…

8608958471?profile=RESIZE_710x

Traducido con Amor desde...https://thebestbrainpossible.com

11 DE FEBRERO DE 2021

Es un descubrimiento científico relativamente nuevo que las bacterias que viven en nuestro intestino influyen en nuestra salud en general y, según un creciente cuerpo de investigación, también en nuestra salud mental. Tus bacterias intestinales ayudan a desarrollar tu sistema inmunológico e influyen en muchos aspectos de la salud, desde tu peso hasta el riesgo de ciertas enfermedades, como diabetes y afecciones autoinmunes, cardíacas y del colon. La ciencia confirma que tu microbioma impacta directamente en tu cerebro y, a su vez, en tu salud mental y comportamiento. Existen varias formas en las que tu intestino podría estar influyendo en su cerebro:

 

        • Una ruta es el nervio vago, es una autopista de información que conecta el cerebro y el intestino.
        • Las bacterias del intestino descomponen la fibra de los alimentos para producir ácidos grasos de cadena corta. Los ácidos tienen varias funciones, desde proporcionar energía a las células del colon hasta ayudar a regular el azúcar en sangre, y pueden influir en la comunicación entre el intestino y el cerebro y la función cerebral directa o indirectamente.

El microbioma impacta directamente en el sistema inmunológico, que juega un papel en muchas condiciones de salud mental.

        • Incluso hay evidencia de que las chinches intestinales podrían estar usando pequeñas tiras de código genético, llamadas microARN, para alterar el funcionamiento del ADN en las células nerviosas.

Tu microbioma es único

Tienes billones de bacterias, virus y hongos viviendo dentro y sobre ti en numerosos ecosistemas, conocidos como microbiomas. Estos microorganismos juegan un papel importante en la salud y la enfermedad. Los microbios intestinales determinan cómo tu cuerpo descompone los carbohidratos, la fibra y las proteínas para regular la energía. También influyen en la respuesta inflamatoria de tu cuerpo, la resistencia al estrés y la función neurológica. Incluso hay pruebas de que afectan la fuerza mental.

Las bacterias de tu interior comen lo que comes y convierten tu comida en moléculas que influyen en tu cerebro a través de lo que se conoce como el “eje intestino-cerebro”.” Lo que entra en tu boca afecta a las bacterias dentro de ti y, a su vez, a tu salud en un período de tiempo sorprendentemente corto. Un estudio encontró que las bacterias en el intestino de las personas cambiaron dentro de los tres o cuatro días posteriores a un cambio importante en la dieta.

La colección única de microbios de tu cuerpo se hereda en parte de tu madre al nacer y en parte está determinada por tu estilo de vida, medio ambiente y dieta. El estilo de vida moderno puede ser tóxico para las bacterias intestinales. Los antibióticos, medicamentos, productos químicos, duchas vaginales y colónicas, procedimientos médicos, quimioterapia y radiación, antidepresivos y pastillas para dormir, grasa alterada en los alimentos, ingesta de azúcar y carbohidratos, y más, pueden alterar drásticamente la diversidad y la cantidad de bacterias en tu intestino.

8608959296?profile=RESIZE_710x

Tu intestino se comunica con tu cerebro

Tu intestino y Tu cerebro están estrechamente conectados y se comunican directamente entre sí a través del eje intestino-cerebro. Esta conexión intestino-cerebro es una autopista bidireccional que transmite datos críticos entre el tracto gastrointestinal y el cerebro. Está formado por neuronas, hormonas y proteínas.

El microbioma también puede influir en la actividad cerebral a través del nervio vago. Va desde el cuello hasta el abdomen y conecta los órganos internos con el tronco del encéfalo. Es el principal nervio parasimpático del cuerpo responsable de funciones básicas, como el reflejo nauseoso, ralentizar la frecuencia cardíaca, controlar la sudoración, regular la presión arterial, estimular el tracto gastrointestinal y controlar el tono vascular. El nervio vago es una vía física entre el intestino y el cerebro. El eje intestino-cerebro es una vía química.

No está exactamente claro cómo el microbioma altera el cerebro, pero probablemente sea a través de múltiples mecanismos, incluidos los sistemas neuronal, hormonal e inmunológico. Los científicos han descubierto que las bacterias intestinales producen neurotransmisores que juegan un papel clave en la determinación de los estados de ánimo. Tu intestino también genera sustancias químicas neuroactivas y produce proteínas que llevan mensajes al cerebro. Además, tu microbioma está entrelazado con tu sistema inmunológico, que a su vez influye en su estado de ánimo y comportamiento.

Condiciones de salud mental y cerebral relacionadas con su microbioma

Según el artículo, ¿Qué te está diciendo tu instinto? , " Hay muchas posibilidades de que tu microbioma esté asociado con todas las enfermedades que pueda imaginar ". Y es posible que, en el futuro, la alteración de las bacterias intestinales sea un tratamiento de primera línea para los trastornos mentales y del neurodesarrollo. Aquí hay seis condiciones de salud mental que se han relacionado con el microbioma.

 

Ansiedad y depresión

Los experimentos de Nobuyuki Sudo en 2004 mostraron que los ratones libres de gérmenes nacidos y criados sin bacterias tenían reacciones al estrés diferentes a las de los ratones normales. Desde esos primeros experimentos, los investigadores han demostrado que la relación entre el intestino y el estrés, la ansiedad y la depresión puede ser la causa. Muchos experimentos han demostrado que se puede transmitir la depresión mediante la transferencia de microbios.  

En un estudio, los científicos identificaron especies bacterianas específicas reducidas significativamente en animales con trastornos del estado de ánimo. Luego demostraron que el tratamiento oral con las mismas bacterias restauró los niveles normales y eliminó los comportamientos depresivos. Por lo tanto, ciertas bacterias podrían servir como tratamiento para algunas afecciones de salud mental. Este campo emergente se conoce como psicología nutricional o psicobióticos.

En un pequeño estudio, un grupo de voluntarios humanos vio reducciones en la depresión y la ansiedad después de tomar una combinación de probióticos, similares a los que se encuentran en el yogur, durante 30 días. Y los científicos de UCLA descubrieron que las mujeres sanas que consumían yogur dos veces al día mostraban cambios en las partes del cerebro que procesan las emociones. En el futuro, es posible que podamos sentirnos más felices y menos ansiosos con solo manipular nuestro microbiota.

8608960274?profile=original

Demencia

Un artículo en Scientific Reports en 2015 declaró que algunas regiones del cerebro están infectadas con hongos en algunas personas con la enfermedad de Alzheimer. El artículo sugirió que las infecciones micóticas no tratadas se diseminan lentamente al sistema nervioso central. Cuando la carga de hongos aumenta lo suficiente, se produce una pérdida neuronal y la comunicación entre las neuronas se deteriora.

En los últimos años, la comunidad científica ha explorado más el papel que juega el microbioma intestinal en el desarrollo del AlzheimerLa ciencia ahora confirma la correlación entre un desequilibrio en la microbiota intestinal y el desarrollo de placas amiloides en el cerebro, que son la característica de la enfermedad de Alzheimer. En otro estudio, los investigadores observaron proteínas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer en el líquido cefalorraquídeo de personas con la enfermedad. Había un vínculo entre la abundancia de ciertos microbios en el intestino y los cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer.

Reciente investigación encontró que las personas que viven con la enfermedad inflamatoria intestinal tienen más del doble de riesgo de desarrollar demencia. Un creciente cuerpo de investigación sugiere que los cambios en el tracto gastrointestinal pueden afectar al cerebro a través del eje intestino-cerebro.

Parkinson

Existe una conexión entre el intestino y el cerebro en la enfermedad de Parkinson . Uno de los primeros síntomas de la enfermedad, que comienza antes de que la mayoría de las personas sean diagnosticadas, es el estreñimiento. Una persona puede experimentar una variedad de problemas de salud mental junto con los síntomas físicos de Parkinson. Estos pueden variar desde depresión y ansiedad hasta alucinaciones, problemas de memoria y demencia. La ansiedad y la depresión son dos de los síntomas de salud mental más comunes que afectan a las personas con Parkinson.

Los estudios han encontrado formas tóxicas de la proteína alfa-sinucleína en el colon de los pacientes de Parkinson. Una bacteria (Escherichia coli) en el intestino produce una proteína específica, que puede provocar que otras proteínas, incluida la alfa-sinucleína, se doblen mal. Esta proteína mal plegada está relacionada con la enfermedad de Parkinson. Algunos investigadores sospechan que las proteínas mal plegadas transmiten el error por el nervio vago al cerebro. Sin embargo, no se sabe si el problema se origina en el cerebro, el intestino o ambos.

8608960692?profile=original

Autismo

Aunque el trastorno del espectro autista (TEA) afecta principalmente al cerebro, la ciencia ha confirmado vínculos con otros sistemas corporales, incluido el intestino. Los problemas gastrointestinales (GI) ocurren con más frecuencia en personas con TEA que en el resto de la población. Hasta el 90 por ciento de las personas con autismo también tienen problemas intestinales. Una nueva investigación revela que las mismas mutaciones genéticas, que se encuentran tanto en el cerebro como en el intestino, podrían ser la causa.

En un estudio, en comparación con los niños con desarrollo típico, aquellos con TEA tenían de seis a ocho veces más probabilidades de informar síntomas gastrointestinales. Las investigaciones muestran que los niños con TEA que experimentan problemas gastrointestinales tienen síntomas de TEA más graves. El tratamiento de los síntomas gastrointestinales a veces puede aliviar los síntomas conductuales y sociales del TEA. En otra investigación reciente, los síntomas del autismo en los niños se redujeron casi en un 50 por ciento durante dos años después de los trasplantes fecales. Un trasplante fecal consiste en transferir heces de un donante sano a otra persona para restablecer el equilibrio de las bacterias intestinales.

Según los investigadores, los problemas gastrointestinales que acompañan al TEA podrían ser causados ​​por una activación inmune inapropiada, lo que da como resultado la inflamación del tracto y los tipos de bacterias intestinales que están presentes. Sin embargo, el vínculo aún no está claro y la exploración científica está en curso.

Debbie Hampton

 8608961473?profile=RESIZE_180x180

Debbie Hampton se recuperó de décadas de pensamientos poco saludables y depresión, un intento de suicidio y la lesión cerebral resultante para convertirse en una escritora inspiradora y educativa sobre problemas cerebrales, psicológicos, emocionales y de salud mental para Huffington Post, MindBodyGreen, Tiny Buddha y más. En su sitio web, The Best Brain Possible, Debbie comparte noticias sobre el cerebro y la salud mental, así como cómo usó esta información para reconstruir su propio cerebro y su vida

https://thebestbrainpossible.com/brain-mental-health-gut-microbiome/

 

Leer más…

"La relación entre cerebro e intestino es fascinante"

 

La digestión es la cuestión”, dice Giulia Enders tras vender casi un millón  y medio de libros en Alemania con este mantra | Comer o no comer

La médico y divulgadora Giulia Enders 

Acaba de publicar "La digestión es la cuestión", donde explica de forma clara y amena cómo funciona el intestino, "el órgano más infravalorado del cuerpo humano"

  • La médico y divulgadora Giulia Enders se ha convertido en un fenómeno viral en la red con sus monólogos sobre el intestino

 

 

Cuando tenía 17 años, un buen día le apareció una pequeña herida en la pierna derecha que no había manera de que se curara. Después de visitar varias veces al médico, de probar pomadas y tratamientos, y de que el cuerpo entero se le llenara de aquellas heridas, topó con un informe sobre un hombre al que le había sucedido algo parecido después de tomar antibióticos. ¡Y ella también los había tomado un par de semana antes de que empezara su calvario! Entonces empezó a investigar porque quería entender qué relación había entre sus problemas de piel, su intestino y los millones de micro ocupas que lo habitan, la microbiota.

Así fue como Giulia Enders decidió estudiar medicina y especializarse en gastroenterología y ahondar más en todo lo que ocurría en su aparato digestivo. Sus compañeros de piso, explica, solían avasallarla a preguntas -¿cómo se hace la caca?- y se encontraba en muchas fiestas hablando sobre las curiosidades del intestino.

Tras presentarse hace tres años a un concurso de ciencia para jóvenes – al estilo de los monólogos científicos que organiza la Fecyt- y ganarlo, su charla se convirtió en un fenómeno viral en YouTube. Y decidió escribir un libro, “La digestión es la cuestión” (Ed. Urano, 2015), sobre el que seguramente es el órgano más infravalorado del cuerpo, el intestino.

El cerebro está de moda, se publican muchos libros de neurociencia. También sobre el corazón. Pero, ¿sobre el intestino?

[Ríe] ¡Para mí es muy sexy, mucho más que el cerebro! Entiendo que ir al lavabo no es lo más fascinante del mundo cuando no se sabe mucho acerca de este increíble órgano. Pero simplemente saber un poquito más sobre él, sobre cómo nos cuida y todo lo que hace por nosotros, nos haría caer a sus pies.

¿Como por ejemplo qué?

¿Sabías que tienes dos esfínteres en el ano, uno exterior y otro interior, que trabajan de manera coordinada? El de dentro se encarga de supervisar el estado del intestino, de ver cuándo hace falta evacuar, ya sea caca o pedos. Entonces avisa al de fuera, que se comunica constantemente con el cerebro y recibe órdenes de él: “Aquí no podemos, es un lavabo público” o “¡No! Que te pueden oír u oler!”. Cuando el cerebro dice no, este esfínter se cierra en banda y no hay nada que hacer. Yo soy muy fan del musculito interior, que sólo se preocupa por mi bienestar. ¡Es una de mis partes del cuerpo preferidas! Ahora cuando él me avisa y me dice ‘Eps, hay que ir al baño’, ¡yo lo apoyo! Y hay más cosas fascinantes sobre el intestino. ¿Sigo?

Adelante

El cerebro está ahí arriba, aislado, y necesita para funcionar bien información, que le llega de los oídos, de los ojos, de la piel pero también del intestino que sabe qué comemos, cómo nos sentimos. Además el sistema inmune alberga muchas células del sistema inmunitario. Cuando enfermamos, son sentimos emocionalmente chafados. O cuando tenemos mucha hambre, estamos de un humor de perros. Me parece fascinante esa relación entre neuronas e intestino, que es aún más evidente en algunas enfermedades. Por ejemplo, las personas que padecen colon irritable o Crohn o síndrome inflamatorio del intestino tienen un riesgo incrementado de padecer depresión. O el estrés.

Mal moderno.

Cuando hay estrés, el cerebro le manda al intestino un mensaje: ‘Necesito energía extra’, y el intestino, solidario, reduce sus funciones. Hay menos flujo de sangre en el intestino, y también menos mucosa protectora recubriendo sus paredes. Cuando la situación de estrés se mantiene durante mucho tiempo y deja de ser excepcional para convertirse en habitual, esa barrea protectora se hace más finas, y las bacterias se acercan a la pared del intestino y las sustancias químicas que producen inflaman el intestino y también pueden pasar a la sangre. Y como el intestino y el cerebro está conectados, eso puede hacerme sentir aún más estresada.

¿Qué papel ejerce la microbiota?

Está conectada a un sinfín de cosas, como el peso. En estudios con ratones, cuando le damos a los ratones con la dieta unas determinadas bacterias, por ejemplo, que suelen ser frecuentes en los intestinos de la gente obesa y los roedores engordaban. Y cuando les das bacterias de las tripas de gente delgada, adelgazan, aunque coman la misma comida. Estudios recientes sugieren que la microbiota influencia nuestro estado de humor. Piensa que tenemos 23.000 genes humanos y más de dos millones de genes microbianos. Tenemos más ADN de bacteria que humano. La bacterias que tenemos en nuestro organismo nos ayudan a adaptarnos a cambios en el entorno. Llevamos conviviendo con ellas millones de años.

En su libro dice que la bacteria Helicobacter Pylori, que a tantas personas les provoca problemas de estómago, es una de “las mascotas más antiguas que tenemos”.

¡Así es! Y no es tan mala como la pintan. De hecho, ejerce un papel protector contra enfermedades autoinmunes, porque es capaz de enseñar a nuestras defensas a ser algo más tolerantes ante sustancias inocuas, como el polen o el gluten. Pero es cierto que algunos Helicobacter tienen genes distintos y entonces pueden atacarnos. Por eso la OMS dice que hay que erradicarlo sólo si tienes problemas. Si no, mejor conserva a tu mascota.

¿Hay alguna dieta mejor que otra para el aparato digestivo?

No me gusta recomendar dietas, creo que cada uno debe encontrar aquello que le funciona. Porque si sigues consejos de unos y de otros, al final hay tantos y algunos contradictorios, que es para volverse majareta. En mi caso, yo dejé de comer gluten porque tenía un problema en la piel y a mí me fue bien. Pero si alguien no tiene problemas, ¿por qué no comerlo? Cada uno debe experimentar qué le sienta mejor. Eso sí, podemos mimar a nuestras mascotas, las miles de millones de bacterias que viven en el intestino y nos ayudan a digerir los alimentos y también entrenan nuestro sistema inmunitario, con prebióticos: espárragos, alcachofas, plátanos, cebolla, centeno, avena, puerro, trigo integral.. El que más le guste a cada uno.

¿Lo tiene en cuenta cuando cocina?

¡Qué va! Lo que pasa es que hay algunos prebióticos que me chiflan y los pongo en todas partes. A la hora de cocinar y de comer, me dejo llevar por mi apetito. El único momento en que escojo a conciencia y desde el cerebro mi dieta es en épocas de mucho trabajo, o de exámenes, en las que vivo mucho aquí arriba [se señala la cabeza]. La vida se ha vuelto muy estresante; antes la gente se enfrentaba a una tarea estresante pero luego se relajaba. Ahora siempre estamos estresados. Hemos perdido por completo la conexión con nuestro cuerpo, todo el día centrados en la pantalla del ordenador, dejando de lado el resto. No puede ser, hay que reconectarnos, ver cómo nos sentimos en cada momento. Por eso, cuando estoy super estresada decidido parar de manera consciente y cuidar un poco a mis bacterias, que tanto hacen por mí. Y darles prebióticos. Les encanta la fibra. Yo las cuido, ellas me cuidan.

Por cierto, ¿tiene lavabo turco en casa?

¿Me preguntas si hago caca en cuclillas? ¿Es eso? [Ríe a carcajadas] No, no, qué va. Vivo en un apartamento compartido con otros cinco estudiantes en un edificio muy viejo de Fráncfort. Y tenemos un baño tradicional. En el libro recomiendo que aquellas personas que tienen problemas prueben a hacer caca agachados, va muy bien. Si no se puede, pueden probar a ponerse una caja o algo que les levante las piernas cuando están sentados en el retrete; y que echen el cuerpo hacia delante, de manera que quede en la misma postura que si estuvieran en cuclillas. Mano de santo. Si no tienes problemas, puedes hacer caca como quieras y donde quieras.

http://www.lavanguardia.com/ciencia/quien/20150724/54433591348/giulia-enders-la-digestion-es-la-cuestion.html

 

ABAJO LES DEJO UN FRAGMENTO DEL LIBRO YA QUE NO ESTÁ GRATUITO COMPLETO EN INTERNET...

La-digestión-es-la-cuestión.pdf

Leer más…

Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra

Estrés y ansiedad ante el coronavirus: así es como puedes hacerles ...

 

Hoy nos encontramos inmersos a nivel planetario en una de las mayores crisis de salud y crisis sanitaria. Una vez pasada ésta, ¿qué nuevo escenario emergerá?; ¿las autoridades sanitarias velarán más por mantener y “favorecer la Salud” de los pueblos, o seguirán en la misma dinámica de “luchar contra la enfermedad”, generando más y más medicamentos y vacunas, para medicar no sólo a los enfermos, sino también a la gente sana (el nuevo negocio de la Big Pharma)?

En mi cabeza se agolpan más preguntas. ¿Nos daremos cuenta alguna vez que, por ley de causa y efecto, a la misma forma de vida aparecerá una y otra vez la misma enfermedad?. ¿Creemos ingenuamente que si alteramos el ecosistema en el que vivimos, contaminando la tierra, el agua, el aire y los pensamientos humanos, evitaremos con  medicamentos recoger lo que sembramos?. ¿Seguiremos intentando crear medicamentos químicos para evitar sufrir las consecuencias de nuestras transgresiones de las leyes naturales y las leyes humanas de cooperación social?. ¿Continuaremos teniendo la falsa ilusión de que una vacuna nos curará de todos los desastres que provocamos y sus consecuentes calamidades?

Efecto placebo vs efecto nocebo

En medicina se conoce como efecto placebo el efecto curativo que una sustancia genera en una persona que cree que lo que está tomando es un medicamento. Según diversos estudios científicos, el efecto placebo favorece un resultado curativo en un 30-50% de los casos o más.

En sentido contrario, las expectativas negativas, el miedo, la tristeza, la soledad… producen igualmente un efecto perjudicial o nocivo en la salud, generando la enfermedad física. Este fenómeno se conoce como efecto nocebo.

Me pregunto cuánto afecta el efecto nocebo, no sólo individual sino general, en esta plaga emocional y social que estamos viviendo, o en la que nos han metido, ¿el 30%? ¿el 50%?… ¿Cuánto se tardará en demostrar con “evidencia científica” que la gente puede morir por soledad o miedo?

Cuando estudiaba medicina en Bilbao, en los años setenta, se me quedó grabado un ejemplo que nos explicó el profesor de patología. Nos contó cómo había personas alérgicas a la rosa, que entraban en crisis alérgica, con síntomas físicos, incluido una crisis asmática, al ver una rosa detrás de un cristal herméticamente cerrado; es decir, la persona veía la rosa y enfermaba con crisis asmática, sin ningún contacto con ella, ni tan siquiera sin oler su aroma. Yo no sé si ese ejemplo lo escuchan los actuales estudiantes de medicina, aunque con la poca importancia que se le da a lo psicoemocional como factor de enfermedad, creo, muy a mi pesar, que no.

Este ejemplo muestra cómo el miedo genera la enfermedad. La enfermedad del alma, también es causa de enfermedad biológica; se plasma en el cuerpo. El ser humano es un organismo integrado en todo el sistema Tierra, no es un mecanismo aislado. Por ello el ambiente natural y el humano nos ayuda a curarnos o a enfermar.

Como ejemplo de efecto placebo cito uno entre tantos. Es un estudio clásico de Diehl HS., quien realizó un seguimiento del tratamiento de la gripe con placebo, y encontró una respuesta positiva en el 35% de los casos en los siguientes seis días de la enfermedad. (1)

Como ejemplo de efecto nocebo recordar que en la Inglaterra del S.XIX se creía que los tomates eran venenosos, y mucha gente fue tratada en los hospitales por síntomas de envenenamiento por tomates. (2)

El alma humana enferma

Los científicos racionalistas, reduccionistas y mecanicistas se reían de las supersticiones de nuestros ancestros como causas de enfermedad, pero ¿no habremos sustituido aquellas supersticiones por otras más modernas que dan el máximo poder y las cualidades humanas más oscuras, al virus invisible que está al acecho por doquier para destruirnos?. ¿Nos hemos olvidado de que cualquier germen o semilla sólo puede germinar si encuentra el terreno adecuado, en este caso el organismo desgastado y enfermo?

Las causas de esta crisis actual magnificada son muchas. El virus, si de verdad tiene alguna responsabilidad en esto, no es ser causa primera, sino causa acompañante de la enfermedad. La enfermedad siempre es multicausal y multifuncional. Si el virus fuera el único causante, todas las personas que tienen contacto con ese virus acabarían enfermas; y no es el caso. Por ello, más que hacer estadísticas de enfermedad y mortalidad, es momento de estudiar a las personas sanas, su forma de vida, su alimentación, cómo se relacionan…; analizar qué es lo que hace que no enfermen y transmitir esa forma de vida, a las personas enfermas, para ayudarles a sanar.

La verdadera enfermedad de hoy en día, es la del alma, la de las relaciones humanas competitivas, que se agrava estos días con el miedo al contacto, al contagio. Los que nos guían parecen ciegos a ello y nos conducen hacia un precipicio, sin darse cuenta, ¿o dirigidos por otros poderes fácticos que mueven los hilos? En este momento, donde las voces disidentes son acalladas y censuradas, sus canales de difusión son clausurados, los medios de (in)comunicación de masas nos cuentan la verdad a medias, tapando lo que en el fondo está enfermo. Y la verdad a medias es la mayor de las mentiras.

Los niños olvidados

¿Y los niños perdidos, quién los ha visto? Se han ido con Peter Pan al País de Nunca Jamás. Han desaparecido misteriosamente de nuestras calles, y con ellos ha desaparecido también la alegría, la risa, el juego…

Junto con nuestros mayores son las otras víctimas olvidadas, y quizás algún día nos recuerden lo que los mayores hicimos con ellos, en aquella primavera perdida del 2020. Quizás no quieran crecer como Peter Pan, y es lógico, viendo cómo se comportan los mayores.

Oda a los mayores

Ahora me gustaría dirigirme a ti. Tú que ya tenías algunos años cuando se constituyó la OMS y ahora miras al cielo preguntándote qué especie de lepra has contraído, o puedes contraer, para que te arrinconen en tu propia casa.

Tú que llevas varias semanas sin ver las sonrisas y las peleas de tus nietos; tú que tienes prohibido pasear para sentir la brisa del aire en tu cara, hasta la nueva luz del sol de primavera se ha ido de tu vida; tú que como no puedes dar tu paseo diario, ni reunirte con tus amigos, te pones la televisión para entretenerte un poco y lo único que encuentras es una y otra vez cifras de enfermedad y muerte por un coronavirus que no has visto nunca, pero que te han dicho que es especialmente mortal para los mayores de 70.

Tú que sientes como nadie que en el ambiente de tu pueblo o ciudad hay una mezcla de tristeza y pánico, porque con la edad has adquirido ese sexto sentido para captar las cosas sin verlas y sin escuchar, porque ambos sentidos se han vuelto más hacia dentro que hacia fuera. Cuando hoy se vuelve igual que ayer, y será igual que mañana, empiezas a pensar que es mejor morir con ese virus que morir de soledad, de tristeza y de miedo.

Y recuerdas a tu querida nieta, a tu querido nieto, que están también encerrados en su casa, de otra manera abandonados, marginados, castigados sin poder salir a correr ni a jugar al sol. En ese momento, los ojos te pican y se te llenan de agua, y te enterneces recordando todo lo que has vivido y lo que has ayudado a vivir, esperando una nueva primavera.

Dedico un abrazo (libre de virus) a nuestros mayores ya que gracias a su esfuerzo hemos vivido un mundo mejor que el que ellos vivieron, a los niños que son el único futuro y esperanza que nos queda, a menos que les hipotequemos la vida en la tierra, y también a todos los sanitarios y personas de bien que cuidan a ambos colectivos marginados en este tiempo de la “peste moderna”.

Dedico también mi agradecimiento más amoroso a mis ancestros, a vuestros ancestros.

Saludos

(1) Dielh HS. Medicinal treatment of the common cold. J Am Med Assoc 1953; 101: 2042-204

(2) Spiegel D. Placebos in practice (Ed.). BMJ 2004; 329: 927-928.

Dr. Karmelo Bizkarra Maiztegi

Director médico del Centro de Salud Vital Zuhaizpe

Leer más…
 
4480196800?profile=RESIZE_710x
 
 

Estamos atravesando algo nuevo y desconocido. Nuestros esquemas de seguridad se ven cuestionados y aquello que hace no tanto tiempo considerábamos normal y cotidiano, ha dejado de serlo. Instituciones, líderes y autoridades políticas se encuentran tan desconcertados e inseguros como el ciudadano común. El mundo entero de golpe se siente desnudo y perdido, caminando como un ciego en una guerra que no vio venir.

Tantos cambios, incertidumbre y pérdida de control hacen que nuestras emociones y pensamientos estén más activos que nunca. Es un momento altamente emocional y en definitiva también muy estresante.

A pesar de la mala fama que tiene esta palabrita, el estrés no es algo malo de por sí, ya que es una reacción defensiva de nuestro organismo que se activa frente a una amenaza de peligro para poder anticiparnos y defendernos a través de la lucha o huida de una situación de peligro. Cuando pasa la amenaza, nuestro organismo se relaja y vuelve a funcionar con normalidad.

4480200394?profile=RESIZE_710x
 

El problema aparece cuando el estímulo que dispara esta alerta en nosotros no desaparece y el sistema nervioso simpático continúa hiperactivado, haciendo que una respuesta sana deje de serlo. Dada la compleja situación que estamos viviendo, esto es lo que está pasando con la mayoría de nuestros organismos hoy. La incertidumbre y pérdida de control amenazan nuestro sentido de seguridad, haciendo que liberemos más cortisol y adrenalina de lo que nos hace bien.

Estas hormonas aumentan la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la tensión muscular, la glucosa en sangre y en el cerebro, y disminuyen el funcionamiento del sistema inmunológico, el sistema digestivo y el sistema reproductor, entre otros. Nos sentimos preocupados y en alerta, con dificultad para relajarnos y disfrutar. Pueden aparecer síntomas como ansiedad, depresión, cardiopatías, dolor de cabeza, ataques de pánico, dificultad para dormir, etc.

Es por esta razón que es tan importante encontrar recursos que nos ayuden a contrarrestar esta reacción natural del cuerpo, activando otras respuestas de nuestro organismo que nos ayuden a relajarnos y atravesar este momento con más calma y paz. Fortalecer nuestro organismo y sistema inmunológico por un lado y sentirnos más tranquilos emocionalmente, por otro.

Para esto contamos con una preciosa hormona y neurotransmisor llamado oxitocina que se activa al estimular nuestros sentidos de manera placentera, ya sea a través del contacto con otra persona o mediante pensamientos o sentimientos positivos.

4480203714?profile=RESIZE_710x

 

Algunos efectos de esta hormona:

- Inrementa la confianza entre las personas

- Propicia la empatía

- Disminuye el miedo

- Aumenta el control de la ansiedad

- Baja la tensión arterial

- Baja la sensibilidad al dolor

- Aumenta la calma y la relajación

Así como hay cosas que no dependen de nosotros y no podemos controlar, hay otras que sí podemos hacer para enfrentar y hacer algo con lo que estamos viviendo. La meditación, el yoga, el chi kung y la bioenergética son algunas de las herramientas por excelencia con las que contamos para disminuir el estrés en este momento. También reír, compartir, sentirnos reconocidos y hacer cosas que nos generan placer y disfrute.

EN TIEMPOS DIFÍCILES ESTÁ EN NOSOTROS ENCONTRAR EL CAMINO QUE CONDUZCA A NUESTRO MAYOR BIENESTAR.

Leer más…

4435382088?profile=RESIZE_930x
 

 

Como todos sabemos, aún no disponemos de antivirales ni vacunas para defendernos de esta nueva enfermedad, el coronavirus COVID-19. Una de sus características es la facilidad de contagio y es sabido que, a pesar de las normas de seguridad adoptadas, una buena parte de la población va a padecer la enfermedad, con más o menos síntomas. Afortunadamente, la mayor parte de personas contagiadas no tienen síntomas graves.

Pero la verdad es que, ante una infección, ya sea la infección por coronavirus o bien otras infecciones víricas, no tenemos claro cómo actuar. Nos pueden surgir muchas dudas, como… ¿da igual lo que comamos?, ¿qué debo beber?, ¿puedo hacer algo que ayude a mi cuerpo a afrontar la situación o a hacerla más llevadera?, ¿cuántos días necesito para recuperarme?

El Dr. Vijay Carolin, médico ayurveda, nos explica que en la Medicina Ayurveda hay pautas para que nuestro organismo sea capaz de generar sus propias defensas y el mejor antiviral. Se trata de proporcionar al cuerpo las condiciones adecuadas para que pueda combatir la enfermedad con sus propios recursos. Él adapta estas recomendaciones originarias de India a nuestro tipo de alimentación y hábitos.

Además, el Ayurveda dispone de miles de combinaciones de hierbas que actúan a modo de medicamentos y tratamientos para fiebres e infecciones, pero estos remedios no están disponibles en nuestro país. Por otra parte, deben ser recomendadas de forma individualizada por un médico ayurveda, ya que no existe una pauta igual para todo el mundo. Pero sí que hay unas pautas generales a seguir en cuanto a alimentación y hábitos, que serán de gran ayuda en caso de contraer la infección.

5 recomendaciones en caso de infección por coronavirus, según la Medicina Ayurveda

En caso de encontrarnos en la primera etapa de la infección por coronavirus, con fiebre y otros síntomas como cansancio, dolor de garganta, tos, las recomendaciones son:

1- Comida indicada en período de fiebre

Los alimentos en Ayurveda se consideran como medicinas, con recomendaciones muy concretas sobre qué usar y de qué modo. En caso de fiebre, se aconseja comer 3 veces al día y con hambre. No tomar alimentos de sabor astringente (té, arándanos, frutos rojos) ni ácidos. Los alimentos recomendados a modo de medicinas durante el período de fiebre son arroz (blanco, semi o integral), lentejas y verduras.

  • Arroz: 1 puñado de arroz por persona. Tostar el arroz en una sartén sin aceite, a fuego fuerte, entre 3 y 5 minutos. Después, lavarlo 3 veces con agua limpia cada vez (para quitar almidón y facilitar la digestión). Hervir con 5 veces su volumen de agua. Cocinar a fuego fuerte y cuando empieza a hervir, bajar a fuego lento durante 15 minutos. Dejar reposar media hora. Colar y pasar por sartén a fuego alto durante otros 2 minutos. Se digiere fácilmente y no produce estreñimiento, ayudando a superar la fiebre. El arroz se debe cocinar sin grasas, frutos secos ni semillas y se debe comer con lentejas y verduras hervidas, cocinadas como se explica a continuación.
  • Legumbres: acompañar el arroz con sopa de lentejas u otra legumbre, excepto garbanzos. La dosis de legumbre es un puñado de legumbre por persona. Tostar la legumbre en una sartén a fuego fuerte, entre 3 y 5 minutos, lavar y cocinar con 4 veces su volumen en agua, añadiendo media cebolla cortada, media cucharada pequeña de comino en polvo, media cucharada pequeña de coriandro en polvo, 2 pizcas de jengibre en polvo, 2 pizcas de cúrcuma en polvo y sal. Añadir 4 veces su volumen de agua, cocinar a fuego fuerte. No añadir aceite.
  • Verduras: hervir verdura (la cantidad es aproximadamente un puñado de verdura cruda por persona), poniéndolas cortadas en una olla con su mismo volumen en agua. Añadir media cebolla cortada, media cucharada pequeña de comino en polvo, media cucharada pequeña de coriandro en polvo, 2 pizcas de jengibre en polvo, 2 pizcas de cúrcuma en polvo y sal. Hervir a fuego fuerte y bajar hasta que estén cocinadas.
  • Beber: tomar agua hervida con jengibre y coriandro tostado o con comino. Hervir 1,5 litros de agua al día, con 2 pizcas de jengibre seco en polvo + 2 cucharadas soperas de coriandro tostado en seco o de comino. Beber esta agua a sorbitos durante el día.

2- Infusiones

Se pueden hacer infusiones con canela en polvo o en rama (que además protege de infecciones de garganta), cardamomo en semillas enteras o trituradas, albahaca seca (no fresca), comino en polvo o semillas, jengibre seco o fenogreco en semilla o polvo. Se puede tomar alguna de estas hierbas o especias por separado o combinarlas entre ellas.

Dosis: como máximo 5 gramos de hierbas en cada infusión, tras cada comida. Máximo de cada hierba: 5 g al día. Se puede hacer 3 infusiones al día.

Excepción: las personas con problemas de hígado o de coagulación no deben tomar estas infusiones, sino agua hervida con arroz inflado y tomar a temperatura ambiente.

3- Hábitos "no nutritivos"

  • Aguantar sed y hambre: cuando tengamos sed durante la fiebre se recomienda no tomar agua inmediatamente, sino esperar y aguantar la sed, como máximo durante 1 hora antes de beber agua. También aguantar el hambre: cuando se siente hambre, esperar hasta 30 minutos antes de comer.
  • Tomar hierbas digestivas: la fiebre tiene que ver con un fuego digestivo débil y ciertas hierbas tienen la capacidad de potenciar la capacidad digestiva, como jengibre en polvo o comino en infusiones, como se ha explicado en el punto anterior.
  • Ayuno: si hay fiebre es recomendable saltar una o dos comidas. Se podría hacer ayuno de un máximo de 3 comidas en 24 horas. Objetivo: restaurar el apetito, con la fiebre no se tiene sensación de hambre. Al contraer infección por coronavirus u otra infección la alimentación es clave para fortalecer la inmunidad.

4- Sudoración

Durante el período de fiebre se debe provocar sudoración con calor seco (no se puede hacer sauna ni baño de vapor, ni tomar sol durante la fiebre).

La fiebre puede estar acompañada de dolor muscular o de pecho, entonces se puede aplicar calor local, con una bolsa de agua caliente, bolsa de cereales o almohadilla eléctrica en las zonas de dolor.

También se recomienda cubrirse con un edredón o manta con la intención de provocar sudor. Esto disminuye el dolor y facilita que se expulse la mucosidad. Se debe hacer durante 10-15 minutos, como máximo 3 veces al día. No aplicar aceites ni cremas, solo aplicar calor seco.

Y como decíamos en las recomendaciones preventivas, se puede seguir inhalando vapor de agua en ayunas para limpiar sistema respiratorio y gárgaras con agua tibia y sal.

5- Duración en el tiempo

Una vez que ha pasado la fiebre, el cuerpo necesita unos 12 días para recuperarse, según la Medicina Ayurveda. En esos 12 días se recomienda no comer alimentos crudos, no abusar de las grasas, no hacer ejercicio, descansar bien y no dormir de día. Si la inmunidad es débil o la enfermedad es fuerte, pueden pasar más de 12 días antes de que la enfermedad se haya resuelto, entonces se trata de una segunda fase de la enfermedad. Es muy importante tener en consideración esta posible segunda fase, ya que a veces nos reincorporamos a la vida cotidiana sin haber curado realmente la enfermedad. En este caso, la infección puede pasar a la fase de infección subclínica, es decir una infección larvada y persistente en el tiempo, que a largo plazo puede dar lugar a otros problemas de salud importantes, como por ejemplo enfermedades autoinmunes. Esta segunda fase de la enfermedad requiere otras pautas diferentes a las que nos ocupan en este documento.

Por lo tanto, la recomendación de la Medicina Ayurveda es que, en primer lugar, se sigan las recomendaciones para la prevención en caso de posibilidad de contagio infeccioso. Pero si ya se ha contraído la infección, hemos sido valorados por el personal sanitario y tenemos que pasar la enfermedad en casa (porque afortunadamente no pertenecemos a un grupo de riesgo y no tenemos que adoptar medidas especiales) es interesante seguir estas pautas para potenciar nuestra inmunidad durante la infección con fiebre. No tenemos nada que perder y sí mucho que ganar: propiciar a nuestro inteligente organismo las condiciones perfectas para que pueda afrontar esta infección y superarla con éxito.

 

https://www.conasi.eu/blog/consejos-de-salud/recomendacionse-coronavirus/

 

 

 

Leer más…

¿Existe siquiera el famoso virus chino?-Discovery Salud

4305723884?profile=RESIZE_710x

Número 235 - marzo 2020

 

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado reiteradamente en las últimas décadas de posibles pandemias que podían infectar a cientos de millones de personas y acabar con la vida de gran cantidad de ellas inoculando en la sociedad tal terror ante esa posibilidad que la mayoría de los gobiernos del mundo desarrollado se prestaron a entregarla enormes cantidades de dinero ante la presión popular para prevenirlo con vacunas o dotarse de medios para tratar a los enfermos si ello no se lograba.

Aterrorizaron a la sociedad con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) -al que se achaca el SIDA-, con malignos priones prácticamente indetectables -lo que llevó a sacrificar millones de vacas-, con el Aphthovirus -al que se achaca la fiebre aftosa-, con el SARS-CoV -coronavirus al que se culpa del Síndrome Respiratorio Agudo Severo-, con el virus H5N1 -presunto responsable de una curiosa «gripe aviar» capaz de contagiar a humanos-, con el virus H1N1 -supuesto causante de la gripe porcina (luego Gripe A) que dicen también puede infectarnos-, con el MERS-CoV –coronavirus al que se achacó el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio-, con el casi indestructible virus del ébola -que no resiste el simple agua oxigenada-, con el virus Zika -transmitido por mosquitos- y ahora con un nuevo coronavirus aparecido en China al que han decidido denominar 2019-nCoV.

 Y lo único claro de todas esas alertas mundiales es que no hubo nunca ni los millones de infectados ni los cientos de miles de muertes que se vaticinaron. Lo que sí debe haber habido son sonoras carcajadas entre quienes han recibido ya miles de millones de euros que se les han entregado sin que nadie fiscalice luego cómo se los han gastado.

Porque ¿quién controla a la OMS? Nadie. En la revista hemos denunciado todo esto desde que apareció en 1999 y ahí están nuestros artículos para demostrarlo. Denuncias que se ignoraron con arrogancia pero que el tiempo ha demostrado ciertas al igual que en otros muchos asuntos.

 Afortunadamente se ha exprimido ya tanto la estrategia que hoy hay muchas más personas que se han dado cuenta de la verdad y han dejado de creer en la OMS. Sin embargo, se obtiene tanto dinero metiendo simplemente miedo a la sociedad que quienes están detrás de todo esto son tan avariciosos que decidieron seguir con su chantaje, aunque esta vez han tenido que escenificarlo de forma creíble.

 Y hay que reconocer que la puesta en escena ha sido casi insuperable. ¡Han conseguido que un gobierno ponga en cuarentena varias ciudades grandes y miles de pueblos y aldeas, han cerrado instituciones, negocios y escuelas, han impuesto el toque de queda, han movilizado a decenas de miles de policías, soldados y profesionales sanitarios y han logrado que millones de personas se pongan mascarillas que en el supuesto de que el virus existiera no evitan el contagio!

 Y como aun así no les parecieron suficientes infectados y muertos para provocar auténtico terror decidieron sustituir las pruebas de diagnóstico que se utilizaban para «detectar» a los infectados por el nuevo virus -que en realidad no son específicas por lo que carecen de fiabilidad- por simples tomografías de tórax.

 Se logró así aumentar artificialmente el número de supuestos infectados y muertos porque los debidos a otras causas pasaron a ser considerados de un plumazo víctimas del nuevo coronavirus.

¿Se entiende ahora por qué el 85-90% de los infectados no tiene siquiera síntomas de neumonía?

¿Se entiende por qué ni con tanta manipulación han logrado que las muertes superen el 2,5% de los presuntos infectados?

Porque hay numerosas enfermedades en las que el porcentaje de fallecidos es mucho mayor. De hecho, se admite que el 75% de los infectados eran personas enfermas o con su sistema inmune previamente comprometido y que el 80% de los muertos de Wuhan tenía más de 60 años.

En fin, una vez más navegamos a contracorriente, pero debemos denunciar -de nuevo- que ni siquiera está demostrada la existencia del «nuevo coronavirus» -a pesar de que se afirma que China ha proporcionado su ADN-, que aún si existiera no es tan peligroso como se quiere hacer creer, que las pruebas de diagnóstico que se usan no son fiables en absoluto y que no hay tratamiento que haya demostrado ser eficaz.

 Así que, ¿cómo van a explicar los prebostes de la OMS que al final la supuesta epidemia desaparezca por sí sola? Porque ya verán nuestros lectores cómo en cuanto la OMS consiga sus cientos de millones de euros todo se resuelve.

Eso sí, ¡solo hasta su próximo chantaje!

 

Jose Antonio Campoy
Director

 https://www.dsalud.com/revistas/numero-235-marzo-2020/existe-siquiera-el-famoso-virus-chino

Leer más…

EPIDEMIA DESDE LA PERSPECTIVA DEL DR.HAMER

4305666671?profile=RESIZE_930x


De acuerdo a las Leyes biológicas descubiertas por el Dr. Ryke Geerd Hamer, los virus no pueden contagiar a nadie, sencillamente porque, por un proceso ontológico de millones de años de evolución de las especies, los virus (si es que existen pues nadie ha podido verificar su presencia) y demás bacterias y microbios, ya se encuentran de antemano en los seres vivos, por lo tanto nadie puede contagiar a nadie, simplemente son activados según la Cuarta Ley Biológica como un mecanismo de reparación del organismo.

Esto significa que cuando los síntomas aparecen es precisamente la fase de curación o vagotónica, el individuo muestra fiebre, dolor de cuerpo, etc porque se está sanando y los virus o microbios estan efectuando su trabajo de reparación, por eso la persona se encuentra en una especie de cuarentena y sólo necesita reposar, dormir, beber líquidos, sin ingerir medicamentos agresivos que sólo lograrían que el paciente regrese de la fase vagotónica a la fase simpaticotonica o fase activa de la enfermedad entrando en un estado crónico peligroso.

Por lo cual lo mejor es tranquilizarse y sobre todo perder el miedo, pues el pánico es nuestro peor enemigo; como dice Hipócrates el padre de la medicina, «las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son las que verdaderamente curan las enfermedades».

Estas enfermedades llamadas contagiosas, como toda enfermedad se activan por un DHS (Síndrome de Dirk Hamer) que se dispara al Cerebro-Psiquis-Cuerpo a partir de un impacto Traumático, inesperado y sin solución inmediata (lo que el Dr. Hamer llama Conflicto biológico no resuelto).

El el caso de el CORONAVIRUS el evento traumático pudo haber sido el Asco, Repugnancia y Mala Impresión que vivieron los sujetos ante un tal espectáculo de podredumbre y suciedad de carnes y animales; y la pandemia se puede propagar, no por los tales virus, sino por los traumas emocionales que son fuerzas energéticas que viajan y se propagan; y cualquier sujeto que entre en pánico es presa fácil de ser afectado, pues como ya se dijo, los virus y microbios que estan presentes en todo organismo sólo necesitan ser activados para cumplir una función determinada; de allí la importancia de mantenerse serenos y calmados ante todo evento o espectáculo traumante, pues si no hay pánico no pasa nada.

Esto es parte de lo que trabajan las 5 Leyes Biológicas del Dr. Dirk Hammer y la Biodescodificación Emocional.

https://sanartelist.com/epidemia-desde-la-perspectiva-del-dr-hamer/

Leer más…

4228680552?profile=RESIZE_710x

 

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) compartió cinco consejos para cuidar su salud física y mental durante la pandemia de COVID-19. Las sugerencias pueden no solo proteger su salud a largo plazo, sino que también podrían ayudarlo a combatir COVID-19 si se enferma

En una conferencia de prensa celebrada el 20 de marzo de 2020, el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aconsejó a las personas de todo el mundo que se están "adaptando a una nueva realidad" durante varios niveles de cuarentena impuesta para frenar la propagación de coronavirus.

"Durante este momento difícil, es importante seguir cuidando su salud física y mental. Esto no solo lo ayudará a largo plazo, sino que también lo ayudará a combatir COVID-19 si lo tiene", dijo Ghebreyesus, antes de ofrecer cinco pasos sólidos que prácticamente todos pueden tomar para aumentar la inmunidad y mantenerse saludable no solo durante esta pandemia sino también después de que termine.

  1. Coma una dieta saludable y nutritiva

Esto ayuda a que su sistema inmunitario funcione correctamente, señaló Ghebreyesus. De hecho, los alimentos integrales son una fuerza poderosa para estimular su función inmunológica , incluidas muchas frutas y verduras, que son ricas en vitaminas, antioxidantes y otros fitoquímicos.

Los flavonoides, por ejemplo, los que se encuentran en las bayas, ajos y cebollas, entre otros productos, reducen la incidencia de infecciones del tracto respiratorio superior, mientras que la vitamina C, que se encuentra en los alimentos como el brócoli y kiwi y cítricos, ejerce respuestas inmunes anti-virales , así Como tiene efectos antioxidantes, inmunomoduladores y antiinfecciosos.

Los alimentos y bebidas fermentados, como el yogur y el kéfir, también son beneficiosos. Se ha encontrado que consumir una bebida probiótica reduce la incidencia de influenza en niños. Mientras comían yogur fermentado con Lactobacillus delbrueckii bulgaricus aumentó la actividad de las células inmunológicas naturales y se redujo el riesgo de contraer resfriado común entre los ancianos. 

Los superalimentos específicos, como la cúrcuma y su ingrediente activo, la curcumina , el ajo y los champiñones , pueden ayudar aún más a la salud de su sistema inmunológico.

Limite su consumo de alcohol y evite las bebidas azucaradas

El consumo excesivo de alcohol afecta la inmunidad innata y adaptativa, lo que provoca un debilitamiento significativo de sus defensas y aumenta el riesgo de infecciones.

Evitar no solo las bebidas azucaradas sino también el azúcar en general también beneficiará su función inmunológica, mientras que un alto consumo de azúcar se asocia con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas.

No fume

"Fumar puede aumentar su riesgo de desarrollar una enfermedad grave si se infecta con COVID-19", según Ghebreyesus.  Si necesita ayuda para dejar de fumar , existen muchas estrategias naturales que pueden ayudar, muchas de las cuales se pueden hacer fácilmente mientras está en casa.

Hacer ejercicio a una intensidad moderada durante cinco minutos puede reducir temporalmente su deseo de fumar junto con los síntomas de abstinencia del tabaco, por ejemplo, mientras que la actividad física continua puede ayudarlo a dejarlo a largo plazo, posiblemente mejorando su estado de ánimo y su autoeficacia.

La lima fresca también puede ayudar a reducir los antojos, mientras que la acupuntura, el automasaje, los aceites esenciales (incluido el aceite esencial de pimienta negra ) y el entrenamiento de la atención plena pueden ayudar a dejar de fumar.

Ejercicio

La OMS recomienda 30 minutos de actividad física al día para adultos y una hora al día para niños. "Si sus pautas locales o nacionales lo permiten, salga a caminar, corra o viaje, y manténgase a una distancia segura de los demás. Si no puede salir de la casa, busque un video de ejercicios en línea, baile con música, haga algo de yoga, o suba y baje las escaleras ", dijo Ghebreyesus.

El ejercicio estimula su sistema inmunológico de múltiples maneras, incluida hacer que los glóbulos blancos, que combaten las enfermedades, circulen más rápidamente, lo que les permite detectar enfermedades antes.

El aumento de la temperatura corporal que ocurre cuando suda un poco durante su entrenamiento también podría ayudar a su cuerpo a combatir infecciones, similares a los efectos de la fiebre. En una revisión publicada en Exercise and Sport Sciences Reviews, se observa, además:

"El ejercicio de intensidad moderada [M] reduce la inflamación y mejora la respuesta inmune a las infecciones virales respiratorias.

Presumimos que el ejercicio moderado agudo y crónico induce un nivel de hormonas del estrés que regula a la baja la inflamación excesiva dentro del tracto respiratorio y ayuda a activar la inmunidad antiviral innata ... "

Además del ejercicio regular, también querrás asegurarte de no estar sentado demasiado tiempo. "Si trabaja en casa, asegúrese de no sentarse en la misma posición durante largos períodos. Levántese y tome un descanso de 3 minutos cada 30 minutos", aconsejó Ghebreyesus.

De hecho, el exceso de estar sentado es un factor de riesgo de enfermedad por derecho propio e incluso se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte por todas las causas.

Cuide su salud mental

Si se siente excesivamente estresado o ansioso por COVID-19, el golpe que este estrés tiene en su sistema inmunológico puede aumentar su riesgo de infección.  Entonces el consejo de Ghebreyesus para proteger tu salud mental es sabio:

"Es normal sentirse estresado, confundido y asustado durante una crisis. Hablar con personas que conoce y en las que puede confiar puede ayudar. Apoyar a otras personas en su comunidad puede ayudarlo tanto como a ellos.

Conecte a sus vecinos, familiares y amigos. La compasión es una medicina. Escucha música, lee un libro o juega un juego. Y trate de no leer o mirar demasiadas noticias si te pone ansioso. Obtenga su información de fuentes confiables una o dos veces al día ".

Estos consejos son especialmente pertinentes durante una pandemia, pero recuerde que apoyar su salud inmunológica es algo que se puede hacer durante todo el año. Cuanto más lleve un estilo de vida saludable, mejor preparado estará su cuerpo, a nivel físico, mental y emocional, para lidiar con estresores externos o agentes patógenos.

 

https://www.greenmedinfo.com/blog/who-five-ways-boost-immunity-fight-covid-19

 

Leer más…

 

4182949675?profile=RESIZE_710x

Fui a Target hoy. Apenas salí viva.

Las personas se empujaban entre sí para entrar por la puerta, agarraban carros (sin siquiera detenerse para tomar una toallita desinfectante) y literalmente corrían hacia los pasillos. Si bien creo que es importante estar preparado, después de todo, por eso también estuve allí, el pánico no nos llevará a ninguna parte.

Finalmente obtuve mi carrito (después de escuchar un discurso de un empleado sobre papel higiénico y desinfectante para manos) y me dirigí a la farmacia para comprarle Tylenol para niños a mi hijo que está legítimamente enfermo (sin el Coronavirus). Todo limpio.

Es un día triste cuando la gente se abastece de Tylenol y Lucky Charms para niños. La nutrición integral es clave en este momento, amigos.

Si desea aumentar su propia inmunidad sin salir de su casa, intente hacer estas 10 cosas simples:

Ayuno intermitente
El ayuno estimula su sistema inmunológico al hacer que el cuerpo produzca nuevos glóbulos blancos, que son un componente clave de nuestro sistema inmunitario. El ayuno no necesita ser extremo: intente un ayuno de 14-16 horas seguido de una ventana de alimentación de 8-10 horas. Yo personalmente como de 11 a 7 p. M. O de 12 a 8 p. M. No me salteo el desayuno, simplemente lo retraso y obtengo todas las calorías necesarias dentro de esa ventana.

Limite el azúcar
El azúcar ataca las células de tu cuerpo que atacan a las bacterias. Esto es cierto durante varias horas después de consumir demasiado. Enfóquese en cambio en frutas frescas y vegetales de colores brillantes. Recuerde, la nutrición de alimentos integrales tiene solo un ingrediente. Si no viene del suelo no lo coma.

Enfoque en la salud intestinal
El intestino alberga alrededor del 70 por ciento de las células que forman nuestro sistema inmunológico. Tomar un probiótico, evitar los alimentos inflamatorios y aumentar los alimentos con alto contenido de fibra y colágeno, y los alimentos fermentados como el chucrut, el miso, el tempeh y el kéfir es un buen lugar para comenzar.

Agua
Apunte al menos la mitad de su peso corporal en onzas todos los días. Si toma café, ¡trate de obtener al menos 8-10 onzas de aguaantes de su primer sorbo de café!

Brillo Solar
¡Salga afuera cada día! La vitamina D es esencial para nuestro sistema inmunológico, y quienes carecen de ella son más susceptibles a la infección. Dé una vuelta a la manzana o incluso siéntese cerca de una ventana soleada.

Ejercicio
Incluso una caminata de 20-30 minutos puede hacer maravillas para librar a su cuerpo de toxinas dañinas. Hacer ejercicio regularmente también ayuda a mejorar tu sueño, lo que me lleva al siguiente punto. Si no puede salir, pruebe videos de ejercicios en casa, súbase a una bicicleta estática o practique yoga en su sala de estar.

Dormir
Si no duermes lo suficiente, tu cuerpo comienza a producir más hormonas del estrés. Esto conduce a la inflamación en el cuerpo y un sistema inmune comprometido.

La risa
¡La risa nos salvará! No solo mejorará su estado de ánimo, sino que también aumentará los glóbulos blancos que combaten las infecciones. La investigación muestra que incluso anticipar un evento divertido puede reducir las hormonas del estrés.

Lágrimas
Por otro lado, adelante y llora si quieres. Llorar no solo nos ayuda a sentirnos mejor emocionalmente, sino que también es una respuesta fisiológica al dolor o al estrés. El llanto en realidad libera toxinas de nuestros cuerpos y ayuda a estimular nuestro sistema inmunológico.

Medita y / o reza
La meditación mejora el sistema inmune. También mejora nuestra función cognitiva, que, a juzgar por mi viaje de Target hoy, es particularmente importante. Pensar clara y racionalmente nos ayudará a tomar mejores decisiones como comunidad. Siempre comienzo mis días con meditación y oración: antes del café, antes del teléfono, antes de cualquier cosa. Personalmente hice una lista de oración y seguiré agregando a medida que avancemos en las próximas semanas. Intente cerrar los ojos durante tres o cinco minutos por la mañana, respire profundamente y, si lo desea, repítase una afirmación tranquilizadora.

Además de las vitaminas que mencioné anteriormente y los alimentos que ya está comprando, nada en esta lista cuesta dinero.

Al cuidarnos a nosotros mismos primero, estamos mejor equipados para ayudar a otros que lo necesitan.

 

Adrian Mamikonian

4182961756?profile=RESIZE_710x

Leer más…

 

 3847241580?profile=RESIZE_710x

 

Toma una respiración profunda. Abraza a un amigo. Trata de alcanzar el techo estirando las extremidades. Cada uno de estos simples actos otorga una sensación de calma y comodidad. Y cada uno realiza su magia relajante en parte activando un complicado sistema de nervios que conecta el cerebro con el corazón, el intestino, el sistema inmune y muchos de los órganos. Ese sistema se conoce colectivamente como el nervio vago.

El nervio vago es uno de los doce nervios craneales, que se extienden desde el cerebro hacia el cuerpo como una intrincada red de raíces. Estas redes nerviosas actúan como líneas de comunicación entre el cerebro y los muchos sistemas y órganos del cuerpo. Algunos de los nervios craneales interpretan la información sensorial recopilada por la piel, los ojos o la lengua. Otros controlan los músculos o se comunican con las glándulas.

El nervio vago, también llamado el "décimo nervio craneal", es el más largo, más grande y más complejo de los nervios craneales, y de alguna manera también es el menos comprendido. Los expertos han relacionado su actividad con cambios en los síntomas en personas con migraña, enfermedad inflamatoria intestinal, depresión, epilepsia, artritis y muchas otras dolencias comunes. Cuanto más aprende la ciencia sobre el nervio vago, más parece que una mejor comprensión de su función podría abrir nuevas puertas para tratar todo tipo de sufrimiento humano.

Vagus es latín para "deambular", lo cual es apropiado cuando uno considera todas las diferentes partes del cuerpo que alcanza el nervio vago. "Parece que cada año alguien encuentra un nuevo órgano o sistema con el que se comunica", dice Tiffany Field, PhD, directora del Touch Research Institute de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami.

Field dice que las ramas del nervio vago están conectadas a la cara y la voz. "Sabemos que las personas deprimidas tienen poca actividad vagal, y esto se asocia con menos entonación y expresiones faciales menos activas", explica. Una rama separada del nervio vago desciende hacia el tracto gastrointestinal. Aquí, la baja actividad vagal se asocia con una motilidad gástrica lenta, que interfiere con la digestión adecuada, dice ella.

Aún otras ramas del nervio vago están conectadas con el corazón, los pulmones y el sistema inmunitario. La activación o desactivación del nervio vago está ligada al flujo o reflujo de hormonas como el cortisol y la hormona digestiva grelina, la cantidad de inflamación que produce el sistema inmunitario y muchos otros procesos internos que dan forma a la salud y la experiencia humana. "Hay una serie masiva de eventos bioeléctricos y bioquímicos de los que es responsable el nervio vago, y todo eso es casi imposible de mapear", dice Field.

¿Cómo podría un sistema nervioso controlar tanto? Si bien algunos aspectos de la actividad vagal son inescrutables, está claro que el nervio es el gobernador del sistema nervioso parasimpático, lo que ayuda a controlar las respuestas de relajación del cuerpo. En términos simples, la actividad vagal aumentada contrarresta la respuesta al estrés, que involucra el sistema nervioso simpático. "El sistema nervioso simpático es luchar o huir, mientras que el sistema nervioso parasimpático está más relajado", dice Stephen Silberstein, MD, profesor de neurología y director del Centro de Dolor de Cabeza en los Hospitales de la Universidad Thomas Jefferson de Filadelfia.

Silberstein co-escribió una revisión exhaustiva de 2016 de la investigación sobre el nervio vago. Él dice que la mayor actividad vagal disminuye la frecuencia cardíaca y también disminuye la inflamación al desencadenar la liberación de químicos calmantes del sistema inmunológico. También hay evidencia de que la activación del nervio vago a través de la estimulación electrónica puede producir una variedad de beneficios para la salud. "Dependiendo de la frecuencia de la estimulación, sabemos que puede terminar con un ataque de asma o una convulsión epiléptica", dice Silberstein. "Acaba con la migraña y puede disminuir la percepción del reflujo ácido".

Elija casi cualquier afección médica común que empeore por el estrés o la inflamación, desde artritis hasta enfermedad inflamatoria intestinal, y descubra que investigaciones demuestran que la estimulación del nervio vago puede ayudar a tratarla o aliviar sus síntomas.

En el pasado, esta estimulación requería un implante quirúrgico en el pecho que transmite pulsos eléctricos directamente al nervio vago. Pero algunos dispositivos nuevos y no invasivos, incluido uno que cuenta con la aprobación de la FDA para el tratamiento de la migraña y los dolores de cabeza en racimo, son capaces de estimular el nervio vago cuando se presionan contra la piel del cuello. Silberstein dice que los médicos están explorando el uso de la estimulación del nervio vago para una amplia gama de enfermedades y trastornos, incluidas las afecciones mentales.

"Cada vez más, estamos aprendiendo cuán crítica es la actividad vagal para la atención y el estado de ánimo", dice Field. Ya existe evidencia de que estimular el nervio vago puede mejorar la memoria de trabajo o ayudar a las personas con trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Y desde principios de la década de 2000, la FDA aprobó la estimulación del nervio vago para el tratamiento de algunas formas de depresión.

Si bien la estimulación electrónica es prometedora y, en algunos casos, ya está brindando alivio, para las personas con una variedad de dolencias, Field dice que hay muchas maneras de estimular la actividad vagal sin un dispositivo o implante. "Sabemos que el masaje y el yoga promueven la actividad del sistema nervioso parasimpático, que es la actividad vagal", dice ella.

Su investigación ha demostrado que estas y muchas actividades relacionadas aumentan la actividad vagal a través de receptores de presión situados por debajo de la superficie de la piel, receptores ubicados en todo el cuerpo y que solo pueden alcanzar presión firme o un estiramiento profundo.  "Un fuerte abrazo o un apretón de manos promueven la actividad parasimpática", dice ella.

Silberstein dice que casi todo lo que las personas encuentran relajante (meditación, respiración profunda) también se asocia con una mayor actividad vagal y actividad del sistema nervioso parasimpático. "Hicimos estudios en el pasado que muestran que los pacientes con migraña tienen una actividad vagal deteriorada", dice. "Tratamos de arreglar eso haciendo yoga o meditación de respiración profunda, y descubrimos que muchas de esas cosas nos permitieron activar el nervio vagal". Por otro lado, el estrés y la ansiedad están asociados con la actividad vagal deprimida, lo que puede ayudar para explicar por qué estas condiciones están vinculadas con un mayor riesgo de otras enfermedades.

Todavía hay mucho sobre el nervio vago que la ciencia no comprende. Pero a medida que los médicos descubren más de sus secretos, estos descubrimientos revelan formas nuevas y más efectivas de aliviar el dolor, la inflamación, la tristeza y la enfermedad.

 

https://elemental.medium.com/science-confirms-that-the-vagus-nerve-is-key-to-well-being-c23fab90e211

 

Leer más…

Diez pasos para una buena salud - Petrene Soames

download.jpeg

 

Para muchos de nosotros, no ser felices o estar satisfechos o incluso no gustar de nuestro cuerpo es un obstáculo importante para la felicidad y la conciencia. Especialmente las mujeres pasan mucho tiempo deseando que su cuerpo sea diferente de una forma u otra. No solo hemos comprado conceptos aceptados de lo que es perfecto, hermoso e ideal para la forma del cuerpo, también aceptamos constantemente pensamientos y creencias como "mi estómago es demasiado grande", "mis muslos están demasiado gordos", "mi trasero se hunde ", y así sucesivamente. Cada uno de nosotros tiene partes de nosotros que desearíamos que fueran diferentes y puede ser tan simple como un deseo básico de cambio a través de una batalla obsesiva y constante y golpearnos a nosotros mismos, sintiendo que nunca seremos lo suficientemente amables, lo suficientemente atractivos, y que la vida nunca será grandiosa hasta que perdamos esos kilos extra no deseados.

Cómo actuamos y reaccionamos


Es importante saber que tener sobrepeso o estar fuera de forma no se trata solo de lo que comemos. Se trata de nuestro estado emocional de ser, cómo lidiamos con el estrés, qué tan rápido procesamos y limpiamos las experiencias de la vida. Se trata de cómo va nuestra vida y cómo nos ocupamos y nos relacionamos con ella, tanto ahora como en el pasado. Si tiene sobrepeso o está fuera de forma, simplemente pregúntese a qué se aferra, ¿en qué se siente atrapado? La alimentación reconfortante puede ser simple y relativamente inofensiva, como un pequeño refrigerio dulce para darle un impulso cuando las cosas no van bien. También puede convertirse en comer en exceso solo para sentirse seguro y cubrir emociones angustiantes como la ira, el miedo, el dolor, la desesperación y la soledad. Cuanto más nos enojamos con nosotros mismos por hacer esto, más atascados y fuera de control nos sentimos.

Lo que podemos hacer


Sé honesto contigo mismo. ¿Cuánto estás realmente en tu cuerpo? ¿Con qué frecuencia te sientes espaciado y en automático? Define los factores desencadenantes, las situaciones, las personas, los eventos simples y las emociones que te mantienen fuera de tu cuerpo y fuera de contacto contigo mismo. Pueden ser muy simples, viejos dolores, heridas y miedos que nunca ha resuelto o encontrado cierre, necesidades no satisfechas en el presente y en el pasado, falta de amor de los demás y de usted mismo, inseguridades, no darse cuenta y aceptar esto…”Eres un ser maravilloso y sorprendente con verdaderos talentos y pensamientos únicos, formas de ser y experimentar la vida, sin darte cuenta de que tienes mucho que dar”.

Siga estos diez consejos para volver a su cuerpo, tener una buena salud y forma y ser real consigo mismo y con su vida.

  1. Incluya abundante agua limpia a temperatura ambiente en su dieta todos los días. Deje de tomar bebidas gaseosas y azucaradas, incluso la variedad dietética. Reducir el consumo de alcohol.
  2. Esté al tanto de lo que come y cuánto cada día manteniendo una lista durante una semana. Más tarde, vuelva a pensar su dieta. Come alimentos básicos simples. Incluya más frutas, verduras, pan integral, granos, cereales no azucarados.
  3. Tómese tiempo todos los días para usted. Incluso diez minutos es vital. Necesita dejar ir, quedarse quieto, relajarse, no hacer nada. Deje que sus pensamientos vayan y vengan. Respire profundamente desde el fondo de su estómago. Diga firmemente en su mente: "Estoy dejando ir todo lo que ya no necesito". ¡Lo digo en serio!
  4. Frote su estómago lentamente hacia atrás y hacia adelante, luego gire y gire con movimientos circulares lentos de su mano. Respire profundamente. Esto lo calmará y lo calmará cuando esté cansado, ansioso o estresado, y reemplazará la necesidad de alcanzar el helado y el tarro de galletas.
  5. Mírese en el espejo. Simplemente mire. No juzgue. Si se encuentra haciendo eso, deténgase. Simplemente mire, acepte lo que ve y busque la belleza más allá de cualquier defecto en su cara y sus ojos.
  6. Ámese a sí  mismo sin condiciones. Esté abierto a darse cuenta de lo maravilloso, increíble y especial que realmente ya es. No espere que mañana sea perfecto. Ámese y acéptese tal como es hoy y todos los días. Dese cuenta de que sabe lo que está haciendo en todo momento y que no hay errores.
  7. Dele color a su vida. Póngaselo. Tráigalo a su hogar o lugar de trabajo. O imagine estar rodeado de color y respirarlo por todo el cuerpo hasta que esté lleno.
  8. Pregúntese al menos una vez al día: "¿Dónde estoy ahora?" Puede estar conduciendo al trabajo y aun así estar en eventos pasados o futuros. Sea consciente de dónde está y cómo estás más a menudo. Asegúrese también de reconocer quién es. ¿Está jugando un papel o simplemente es usted mismo?
  9. Sueño. Visualiza cómo quieres que sea tu vida dentro de un año, 5 años, 10 años. Cuenta con lo mejor. Ve los aspectos positivos en todos los aspectos negativos, ya que están allí esperando que los descubra. Recuerde, nada es solo lo que parece.
  10. Aligérese. Diviértase. Deje de sentirse responsable. Rompa patrones. Sea espontáneo. Explore otras facetas de sí mismo. Deseche, venda o incluso regale todo lo que ya no necesita.

 

 

Petrene Soames es el autor del libro "La Esencia de la Curación"- .

 

Leer más…

Optimizando su función cerebral -Alberto Villoldo

3716342657?profile=RESIZE_710x

Traducido desde...https://thefourwinds.com

 

Un enfoque de mente, cuerpo y espíritu para la salud del cerebro y evitar la pérdida de memoria

La pérdida de memoria no es una parte inevitable del proceso de envejecimiento. Lo que sabemos sobre el cerebro y su funcionamiento ha aumentado dramáticamente en la última década más o menos. Aunque muchas personas temen desarrollar pérdida de memoria a medida que envejecen, o luchan con la niebla cerebral en la mediana edad, los científicos ahora están descubriendo que las técnicas antiguas para mantener
nuestras mentes libres de estresores complementan las formas modernas de prevenir enfermedades cerebrales.

¿Por qué los nativos americanos tienen una incidencia mucho más baja de la enfermedad de Alzheimer que muchos otros estadounidenses? Sus hombres y mujeres de medicina, o chamanes, entendieron lo que la medicina occidental está empezando a descubrir: que se logra una salud cerebral óptima mediante la eliminación de toxinas del cuerpo, comer bien, ayunar, moverse y usar la práctica tradicional de la medicina energética.

En medicina energética, los chamanes usan técnicas específicas para interactuar con el campo de energía luminosa de una persona, o LEF, que encierra el cuerpo físico y está codificado con información que afecta la forma en que vivimos, envejecemos y morimos. Al igual que ellos, podemos limpiar nuestro campo de energía de parches densos de energía de movimiento lento, que se desarrollaron como resultado del estrés y el trauma. Podemos hacer esto usando meditación y visualización.

También podemos usar nuestras mentes o pensamientos para entrenar nuestros cerebros para que funcionen mejor y liberen los estresores físicos, emocionales y mentales que afectan la memoria, el estado de ánimo y la agudeza mental. Además, si consumimos plantas con ingredientes que son neuroprotectores, protegemos nuestros cerebros de los procesos que conducen al deterioro y la enfermedad.

Hay varios alimentos y suplementos alimenticios que fomentan la salud del cerebro. Su dieta saludable para el cerebro debe basarse principalmente en plantas e incluir grasas saludables como el aceite de oliva virgen, el aceite de coco y el aceite de pescado como el salmón y las sardinas. Coma muchas frutas y verduras orgánicas. Evite los productos lácteos y azúcares refinados. Si eres intolerante al gluten o tienes enfermedad celíaca, evita los granos. Limite la cafeína, los azúcares y el alcohol para reducir la dependencia de estos estimulantes. Evite los sabores y colores artificiales, y los alimentos procesados, incluidos los aceites hidrogenados.

Considere tomar suplementos alimenticios que promuevan la salud del cerebro: DHA, ácido alfa lipoico, pterostilbeno, sulforafano, curcumina del extracto de cúrcuma (una especia utilizada en el curry) y extracto de té verde.

Haga ejercicio de una manera no estresante que aumente su estado de ánimo. Hacerlo provoca cambios bioquímicos en el cerebro que conducen a una salud cerebral óptima. Camine, ande en bicicleta o trote al menos 20 minutos al día a un ritmo rápido y trabaje hasta 45 minutos al día. Además, practica yoga y estira al menos dos veces por semana durante 30 minutos por sesión.

Duerma ocho horas para que sus células cerebrales puedan repararse a sí mismas después del estrés del día.

Medita regularmente usando cualquier práctica de meditación que te parezca adecuada. Tenga en cuenta que la meditación de atención plena realizada durante solo 30 minutos al día durante 8 semanas aumentará la parte de su cerebro asociada con la calma, la claridad mental, el aprendizaje y la memoria.

Ayune al menos una vez al mes con el permiso de su médico, manteniéndose hidratado durante todo el día. El ayuno aumenta la cantidad de BDNF, o factor neurotrópico derivado del cerebro, que su cuerpo produce para reparar cualquier daño a las células cerebrales.

Practica el perdón. No guardes rencor ni te detengas en las lesiones pasadas. Albergue pensamientos positivos y úselos para reemplazar los pensamientos negativos, que hacen que el cerebro libere hormonas del estrés que dañan las células cerebrales con el tiempo.

La medicina mental, corporal y espiritual tiene un poderoso efecto sobre la salud del cerebro, optimizando el bienestar cuando se usa regularmente. Cada práctica de bienestar beneficia al cerebro y su estado de ánimo. Usados ​​juntos, pueden conducir a un cerebro saludable, sea cual sea su edad.

 

https://thefourwinds.com/optimizing-your-brain-function/

Leer más…

Música de Fondo

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

LO NUEVO...Julio 2021

8552701076?profile=RESIZE_584x

 

9230129498?profile=RESIZE_180x180

El Amor perfecto- Tahíta

9230129498?profile=RESIZE_180x180

Cuando el Tiempo vuela- Tahíta-

9230129498?profile=RESIZE_180x180

El sufrimiento nos fortalece-Tahíta

9230129498?profile=RESIZE_180x180

El yo no es una ilusión - Steve Taylor 

9230129498?profile=RESIZE_180x180

Pema Chödrön… sobre por qué no saber puede ser lo mejor para nosotros - Pauline Apilado

9249195659?profile=RESIZE_180x180Sobre el deseo -  Jane Hirshfield 

9243317692?profile=RESIZE_180x180La Astrología es un Arte - Liz Greene

9230129498?profile=RESIZE_180x180

La vida tiene sentido ... no en palabras sino en la vida

9230129498?profile=RESIZE_180x180

Paciencia con uno mismo - Allan Lokos

9230129498?profile=RESIZE_180x180

 

Microbiota inmunidad y alimentación- Dra.África Villaroel

9230129498?profile=RESIZE_180x180

Espíritu y materia son una sola Unidad - Swami Ramdas 

9230129498?profile=RESIZE_180x180Sin principio, sin final, sin miedo - Norman Fischer

9228663277?profile=RESIZE_180x180El verdadero significado del desapego y cómo te libera - Sandra Pawula

9021593684?profile=RESIZE_180x180

El Coronavirus según la Astrología -

Publicado por Tahíta el 9 de Julio de 2021 a las 2:54pm

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Un contenedor seguro para el miedo - Josh Korda

9223094073?profile=RESIZE_180x180Astrología intuitiva: Luna Nueva en Cáncer, julio de 2021 -  Tanaaz

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Dejar ir lo perfecto - Emma Isaacs

9210105454?profile=RESIZE_180x180Astrología intuitiva: la puerta de entrada de Sirio del 3 al 7 de julio - Tanaaz

9208899892?profile=RESIZE_180x180Mundo vs individualidad -  Judith Butler

9202336460?profile=RESIZE_180x180El poder de la paciencia - Judith Orloff

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Algunas formas de gestionar la ira - Tahíta

9021593684?profile=RESIZE_180x180

Mi salud, el tiempo, las novedades- Tahíta

9021593684?profile=RESIZE_180x180

La naturaleza de la conciencia

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Beatriz Eugenia Carmona Rivera commented on Vila's blog post Libros para descargar de terapias alternativas
" Valiosa Informacion Vila, mil gracias por compartir"
Hace 4 horas
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Maravilloso Tahita!!!! Nada nos falta en nuestro Cielo compartido....
"Somos Uno"
GRACIASSS Infinitas!!!!!"
Hace 12 horas
Luz Elena Sánchez commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"GRACIAS TAHITA."
ayer
Laura del Carmen commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Graciasss "
ayer
Beatriz Eugenia Carmona Rivera commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Somos UNO, gracias infinitas por ser Tahíta"
ayer
Enrique López Aldrete commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Tahíta, buen día. Que hermoso tema, muchas gracias por compartir. Abrazo. NAMASTÉ."
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Que maravilla, nada falta en nuestro Cielo compartido, que hermoso es leer esto, te acompañe en este viaje de puro amor con Dios, gracias por compartirlo"
ayer
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Cómo cultivar la bondad cuando otras personas te vuelven loco - Kimberly Brown
"Gracias Tahita, la grave para hacerla, gracias por compartir"
ayer
Isolina lisboa gutierrez commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Hermoso, gracias.❤️"
ayer
Marilín Zijlstra commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Qué belleza Tahíta, gracias.
 "
ayer
Martha Lucia Vega Angulo commented on Tahíta's blog post Sanación somática: cuando revivir el pasado es realmente útil - Carla Melucci Ardito
"Gracias"
Miércoles
Martha Lucia Vega Angulo commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Hermoso, gracias."
Miércoles
Daisy Naquira commented on Tahíta's blog post El Amor perfecto- Tahíta
"Gracias. Bendiciones"
Miércoles
Tahíta posted a blog post
 
Todo lo que existe lo hace para recordarnos nuestra perfección espiritual. Aun lo menos deseable para la personalidad, que no sabe “ver”.
La creación no tiene fallas.
 Desde la postura relativa, puede parecer más o menos deseable, quién quería ser…
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Cuando el Tiempo vuela- Tahíta-
"Que hermoso mensaje Tahita, disfrutemos, soñemos, seamos como niños, me encantó, bendiciones"
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post El sufrimiento nos fortalece-Tahíta
"Valioso mensaje, a veces nos preguntamos porque tanto dolor, pero todo pasa y salimos mas fuertes y mejores, gracias Tahita, hermosa reflexion"
Miércoles
Isolina lisboa gutierrez commented on Tahíta's blog post Cómo estar presente y en paz cuando no puedes dejar de pensar-  Blon Lee
" Gracias"
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post El yo no es una ilusión - Steve Taylor 
"Yo pienso lo mismo que en el comentario anterior, en el despertar espiritual no significa no-yo, sino un nuevo yo, no se siente como que no tengas identidad, sino que tienes una identidad nueva a medida que evolucionas. Para reflexionar, gracias y…"
Miércoles
Isolina lisboa gutierrez left a comment on Energías Maestras
"Gracias"
Miércoles
Isolina lisboa gutierrez commented on Tahíta's blog post Sanación somática: cuando revivir el pasado es realmente útil - Carla Melucci Ardito
"Gracias 🙌
 "
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Pema Chödrön… sobre por qué no saber puede ser lo mejor para nosotros - Pauline Apilado
"Si, muy cierto, no sabemos nada, solo seguir adelante , estamos transitando una gran enseñanza, saquemos lo mejor de ella, bendiciones"
Miércoles
Federico Sandoval commented on Tahíta's blog post La vida tiene sentido ... no en palabras sino en la vida
"Asi es, una gran verdad, y que duro es darse cuenta de aquello que arrastramos inutilmente y aferrarnos a ello sin querer aceptar el cambio para salir a "respirar"."
Miércoles
Lidia E Silva Aguero commented on Tahíta's blog post Cómo cultivar la bondad cuando otras personas te vuelven loco - Kimberly Brown
"si eso.ok"
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Sanación somática: cuando revivir el pasado es realmente útil - Carla Melucci Ardito
"Muy buen mensaje, me aclaró muchas cosas, los sentimientos le recuerdan al cuerpo emociones sin resolver. trabajaré en ello, gracias "
Miércoles
Tahíta commented on Tahíta's blog post Cómo cultivar la bondad cuando otras personas te vuelven loco - Kimberly Brown
"Todo lo que no es Amor...es "un pedido de Amor""
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Nair Portobello's blog post La Astrología es un Arte - Liz Greene
"Si, la astrologia del alma es maravillosa,esa frase ultima la describe,ofrece otro set de misterios para explorar y otro set de preguntas sin respuestas para ampliar nuestras mentes y transformar nuestras visiones de la realidad.Me encantó, gracias"
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post La vida tiene sentido ... no en palabras sino en la vida
"Gracias a la vida  y a esta etapa en que mucho sale a la luz y nos muestra verdades que cargámos sin saberlo y nos quitan las culpas,y nos dejan libres para vivir el presente, lindo o feo, respirar, aceptar, sentir. Gracias, bendiciones"
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Paciencia con uno mismo - Allan Lokos
"Gracias, muy buen consejo, a practicarlo, bendiciones"
Miércoles
Liliana Adelia Lanzetti commented on Tahíta's blog post Microbiota inmunidad y alimentación- Dra.África Villaroel
"Gracias por meste valioso aporte"
Miércoles
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post Cuando el Tiempo vuela- Tahíta-
"Disfrutemos del Presente.....sea como sea....
GRACIASSS Tahita.....valioso consejo!!!!!
Bendiciones Infinitas!!!!!!!!"
Miércoles
Más...
++++++++++++++