ES  POSIBLE  RECONCILIAR CIENCIAY ESPIRITUALIDAD - Amit Goswami

« ¿Es posible  establecer un diálogo entre la tradición científica y la espiritual?». Muchos piensan que no. Las dos tradiciones han divergido de tal modo que ambas deberían regresar a los principios básicos y empezar de nuevo; tal vez entonces podrían mantener un diálogo. Sin embargo, considero que el diálogo no sólo podía existir, sino que además puede producirse y se producirá una reconciliación completa entre las dos tradiciones. De hecho, afirmo que la reconciliación ya ha empezado. ¿Cómo es posible?

Generalmente cuando se habla de ciencia, se refieren a la ciencia basada en la física clásica, la física que Isaac Newton fundó en el  siglo XVII y Albert  Einstein completó durante las primeras décadas del siglo xx. La mayor parte de la biología y la psicología y virtualmente todas las ciencias sociales funcionan a diario a partir de una base newtoniana. La ciencia newtoniana nos ha aportado fuertes prejuicios -como el determinismo, el énfasis en la objetividad y el materialismo­ que resultan apropiados para la investigación del mundo exterior.  Pero el objetivo de la espiritualidad y la religión es la investigación de nuestra realidad interior, establecer el orden en nuestra vida interior, donde normalmente reinan el desorden, el  conflicto  y el malestar. La búsqueda espiritual trata de encontrar la felicidad más allá de la discordia; es una investigación de la conciencia.Y teniendo en cuenta que la espiritualidad exige que la conciencia juegue un papel causal, resulta difícil, o más bien imposible, dar cabida a la espiritualidad dentro de la ciencia objetiva y materialista.

En la década de 1920, la física clásica fue sustituida por una nueva física, la llamada mecánica cuántica. Y ahora, siete décadas más tarde, esta nueva física está provocando una revisión importante de nuestras creencias sobre los organismos vivos y sobre cómo desarrollamos la biología y la psicología y, en consecuencia, todas las ciencias sociales.

El nuevo paradigma ofrece una verdadera oportunidad, una «ventana para el visionario», a través  de la cual reconocer que la conciencia juega un papel importante en la configuración de la realidad. De este modo es posible reconciliar espiritualidad y ciencia.

Si postulamos que la conciencia  produce el cambio, podemos integrar ciencia y espiritualidad (Von Neumann, 1955). Pero hay más cosas a tener en cuenta. Hemos hecho progresos enormes en el terreno de la ciencia. ¿Por qué no hemos hecho progresos similares en el de la religión, a pesar de los esfuerzos de las tradiciones espirituales de cara al cambio de milenio? En la ciencia, el trabajo queda hecho en cuanto unos pocos científicos descubren las leyes del orden universal; el resto lee el trabajo de esos científicos y con esto basta para apreciar la armonía del mundo exterior. En el terreno de la espiritualidad, sin embargo, figuras como Buda, Platón, Lao Tsu, Moisés, Jesús y Mahoma han dado grandes pasos. Pero sus descubrimientos no han supuesto la armonía y la felicidad para todo el mundo. Incluso hoy, seguimos siendo,en general, un grupo de violentos e infelices. ¿Por  qué? El objetivo de la espiritualidad precisa mucho más tiempo para hacerse realidad porque la conciencia y la felicidad espiritual de una sola persona no se expande a las demás. Encontrar la felicidad y establecer la armonía interior son, básicamente, procesos individuales.

De entrada, el diálogo entre ciencia y religión parece improbable. Tanto la ciencia como la religión  son esfuerzos de búsqueda de la verdad. Ambos  se basan en la intuición de que la verdad es única, no plural. El problema es que, aun sin haber llegado demasiado lejos en nuestra búsqueda, intentamos imponer a los demás  nuestra verdad limitada.

Para captar el significado del sistema de otra persona es esencial comprender la base metafísica que sustenta dicho sistema.Y ahí está la fricción. La metafísica de la ciencia, tal y como se ha desarrollado básicamente en Occidente a lo largo de los últimos trescientos años, parece  diametralmente opuesta a la metafísica que sustenta la religión dominante en Occidente, el cristianismo.

Para decirlo en pocas palabras, el cristianismo, tal y como se practica popularmente, sostiene que un poder inmaterial, Dios, creó el mundo y ha  supervisado sus asuntos desde siempre para mantenerlos en línea con su objetivo, que es el bien. Pero  existe también el mal, cuya anulación restituye el orden y la felicidad de nuestra realidad interior. El objetivo de la religión es ayudar a la gente a derrotar el mal y a seguir el camino de la bondad: el estilo de Dios. Aprendemos por experiencia: Dios recompensa nuestras buenas obras y castiga las malas. Aprendemos  también el  bien amando a Dios. Somos libres para elegir entre  el bien y el mal, entre  amar a Dios y no  hacerlo. Para  decantarnos por el bien, debemos tener  fe:  fe en la bondad de Dios, fe en la autoridad de la Biblia, fe en la autoridad de los líderes religiosos,  etc.

En el mundo occidental medieval, incluso la realidad material estaba dividida entre la tierra, donde reina la imperfección, y el cielo, morada de Dios y de la perfección. En esta imagen dual, Dios está separado del mundo y el cielo está separado de la tierra. Popularmente, el cielo se entendía como  el espacio exterior: la morada de la luna,  el sol, los planetas y las  estrellas. La ciencia nació a partir de la intuición de unas  cuantas personas (Galileo, Kepler  y Newton, entre  otras)de que las leyes que rigen el movimiento terrenal  «imperfecto»  y las leyes que rigen el movimiento celeste «perfecto» no tendrían, de hecho, por qué ser diferentes. En primer lugar  demostraron que el movimiento celeste no es en absoluto perfecto (por ejemplo, los planetas no son esferas perfectas y se mueven en elipses  imperfectas, no en círculos perfectos). A continuación demostraron que los objetos de la tierra y el cielo (espacio exterior) se rigen por el mismo conjunto de leyes. Esto condujo finalmente a la osada afirmación de que Dios no es necesario para explicar el movimiento de la tierra o del cielo, al menos por lo que al mundo material se refiere.

En el siglo xx, el éxito de la ciencia desembocó en una serie de conceptos metafísicos de la realidad basados en la ciencia, todos ellos opuestos a los conceptos del cristianismo popular. Una de estas ideas erróneas es la objetividad que ya he mencionado previamente: la realidad es independiente de nosotros, de modo que nuestro libre albedrío, nuestras decisiones de amar a Dios o seguir la ética,no afectan a los asuntos del mundo. Otras ideas son las del monismo material y su corolario, el reduccionismo: todas las cosas son reducibles a la materia y a sus partículas elementales y sus interacciones. El dualismo de Dios y el mundo fue cuestionado abiertamente: si la sustancia de la que está hecho Dios es distinta de la sustancia de la que está hecho el mundo, ¿cómo es que Dios interactúa con el mundo? Por lo tanto, tiene sentido postular que sólo existe una sustancia: la materia.

Maxwell y Einstein al timón, introdujo otros prejuicios filosóficos.He mencionado ya el determinismo causal: el objetivo divino no ha lugar si el movimiento de las cosas (su forma  de cambiar) está determinado causalmente. Otro principio es de la continuidad: todo movimiento es continuo. Y otro es el de la localidad: todas  las causas y todos los efectos son locales, logrados  mediante interacciones o señales que viajan a través del espacio en una cantidad finita de tiempo. La continuidad y la localidad hacen difícil concebir otra  manera con la que la entidad no material pueda interactuar con la materia. Cualquier intervención no material parecería discontinua y no local desde el punto de vista del mundo material.

El éxito de la ciencia realizada bajo la enseñanza de estos supuestos metafísicos fomentó una  vez más, el epifenomenalismo: todos los fenómenos subjetivos, como la conciencia  y el yo, son epifenómenos (fenómenos secundarios) de la materia; son meramente ornamentales y carecen  por sí solos de eficacia causal.

El conglomerado de estos seis principios metafísicos ( objetividad,  monismo material y  reduccionismo,  determinismo, continuidad, localidad y epifenomenalismo) recibe diversas denominaciones: realismo material, realismo físico, realismo científico. Para resumir, esta visión sostiene que sólo la materia (y sus correlatos: la energía y los campos de fuerza) es real; todo lo demás son epifenómenos.

En los inicios de la ciencia, el físico y filósofo René Descartes dividió la realidad en mente y materia, entendiendo por mente el dominio de Dios y la religión, y por materia el dominio de la ciencia. Se postuló que  la materia seguía leyes físicas. La mente tenía libre albedrío y el poder de dominar la tierra, incluyendo plantas y animales. La filosofía modernista que Descartes promulgó, definió al ser humano moderno y estableció que la prerrogativa del ser humano es predecir y controlar la naturaleza con la ayuda de la ciencia y la tecnología.

Al  principio, y teniendo en cuenta que la mente era el dominio de Dios, la religión y la  transformación espiritual hacia el bien tuvieron cabida dentro del modernismo. Pero a partir del concepto del epifenomenalismo, esta tregua temporal  entre  ciencia  y religión se vio cada vez más atacada. El argumento era el siguiente: el mundo material contiene tanto orden como desorden, tanto armonía como caos. Por ejemplo, el movimiento periódico de los planetas alrededor del sol es armonioso, mientras que  según  la ley de la entropía, esta (la cantidad de desorden) siempre va en aumento. ¿Por qué  no puede entenderse el mundo mental bajo estos mismos términos? La enfermedad y la tristeza (desorden mental), y la felicidad y la alegría (orden mental) podrían ser simplemente parte de la ley natural de la materia (en este caso, el cerebro). No existe ni la capacidad ni la necesidad de transformar nada. En resumen, la religión es superflua.

Más aún, la metodología propuesta por las religiones (la fe) es diametralmente opuesta a la metodología desarrollada por la ciencia. El método científico se basa en la prueba y el error: pruébalo y observa. Crea  una  teoría  y verifícala. Los experimentos, y no  la autoridad, son  los árbitros definitivos de la verdad. El éxito generalizado de la ciencia habla en defensa de su metodología. En comparación, sólo unos  pocos afirman haber alcanzado la transformación a través de la fe, y muchos de estos relatos son debatibles a los ojos de la ciencia. De este modo, lentamente, el modernismo dio paso al postmodernismo: la existencia fue considerada como esencia  precedente o Dios, y los conceptos de bien espiritual y orden y cualquier metafísica que otorgara  valor a estos conceptos fueron «deconstruidos».

Los defensores de la religión (en Occidente, el cristianismo como religión predominante) no se han desenvuelto bien contra este ataque frontal de la ciencia. Piense en el caso de la biología. Los biólogos occidentales plantean un buen ejemplo de argumento contra las ideas teológicas del cristianismo respecto a la creación del mundo por parte de Dios. Afirman comprender la vida a través de las ideas darwinianas de la evolución, según las cuales son mutaciones fortuitas las que producen variaciones genéticas y la naturaleza selecciona a los más adecuados para sobrevivir. La intervención premeditada de Dios deja  de ser necesaria; todo se reduce a la casualidad y al instinto de supervivencia. Los adalides del cristianismo responden al darwinismo con el creacionismo, señalando los vacíos existentes en los argumentos de los científicos. El vacío más famoso es la ausencia de pruebas fósiles continuas que demuestren cómo las plantas se convierten en animales o cómo los reptiles se convierten en aves. Pero los creacionistas proponen el relato bíblico como única  alternativa a la evolución: Dios creó el mundo y toda la vida en seis días hacia el 4000 a.C. Este relato excluye por completo cualquier explicación relacionada con fósiles, excepto como capricho de Dios.

Los devotos religiosos tampoco lo han hecho  mejor en su respuesta a los retos a los que se enfrenta el dualismo: si Dios y el mundo son entidades distintas, ¿qué es lo que  arbitra  la interacción entre los dos? Una interacción así, de acuerdo con la ciencia, exigiría un intercambio de energía; pero según la ley  de conservación de la energía, la energía del mundo es una constante. ¡Cualquier intervención divina dualística tiene que ser un «milagro» que viole la ley de la conservación de la energía! Los materialistas se preguntan: ¿por qué Dios tendría que ser legal en los asuntos concernientes al mundo exterior, pero realizar milagros en los asuntos  relacionados con la mente que, al fin y al cabo,deben de ser un fenómeno del cerebro? A lo que los devotos religiosos replican: ¿por qué deberíamos esperar que Dios obedezca nuestras reglas? El debate continúa.

¿Cómo es posible que exista un diálogo, una comunicación con sentido, entre una tradición científica que se mofa de conceptos «acientíficos», como los milagros y la teleología, y una tradición religiosa que aborrece el  «cientifismo» (la  ciencia practicada como religión en lugar de emplear argumentos estrictamente científicos contra  Dios)?

Las tradiciones espirituales orientales bailan una melodía metafísica diferente. El hinduismo, el budismo y el taoísmo postulan que la base de la existencia es una conciencia  trascendente, y no la materia, y que todo lo demás, incluyendo la materia y el yo, son epifenómenos. Estas tradiciones consideran la búsqueda espiritual de la felicidad pura como la búsqueda de la verdadera naturaleza de nuestro ser, nuestra plenitud.

Las tradiciones orientales resuelven el problema del dualismo con el concepto de la trascendencia y su debida comprensión. La conciencia está tanto dentro como fuera de la realidad material del espacio­tiempo.Como trascendente (externa) es pura conciencia, no revelada. Inmanente (interna) aparece dividida entre la persona y el mundo, sujeto y objeto; pero la división, la separación, es un epifenómeno, puesto de manifiesto por una fuerza misteriosa denominada Maya en la tradición  hindú. A esta filosofía la denomino idealismo monista, pero recibe también el nombre de Vedanta en India y Tao en China.

En la espiritualidad occidental existe también un núcleo monista, místico,conocido como la filosofía perenne (Huxley,1970). Las tradiciones esotéricas occidentales comprenden perfectamente que la conciencia, la base de la existencia, es trascendente; conocen también lo que esto significa. «El reino de Dios está  dentro de ti, está  también fuera de  ti» Pero  el cristianismo populista, «exotérico», malinterpreta la trascendencia desde un puntode vista dual, como conciencia, o Dios, separada de la realidad material manifiesta.

Para  ver con claridad las posturas diametralmente opuestas del monismo materialista y el idealismo monista, expondré la historia del rey griego Milinda y el monje budista Nagasena.  El rey quería conocer la naturaleza de la realidad. Nagasena se acercó al carruaje del rey, desató los caballos y le preguntó:

­¿Son los caballos el carruaje, oh noble  rey?

­Por supuesto que no ­respondió el rey.

A continuación, Nagasena retiró las ruedas del carruaje y preguntó:

­ ¿Son estas ruedas el carruaje,oh noble  rey?

El rey volvió a responder.

­Por supuesto que no.

El monje siguió desmontando el carruaje, preguntándole al rey si consideraba que cada una  de las partes fuera el carruaje, hasta que acabó con todas las partes desmontables. Nagasena señaló entonces el chasis del carruaje y preguntó por última vez:

­ ¿Es el chasis el carruaje, oh noble rey? Y una vez  más  el rey respondió:

­Por supuesto que no.

¿Qué es, entonces, el carruaje? Los  monistas materialistas dirían que no existe carruaje sin sus distintas partes. Las partes son el todo, y el carruaje existe sólo como un epifenómeno de las partes. Cualquier carruaje distinto a sus diversas partes es un «fantasma en la máquina».

Pero  no  es esa  la postura de Nagasena ni de ningún otro idealista monista. Nagasena  quiso demostrarle al rey que, exceptuando la conciencia, los objetos carecen de naturaleza personal, igual que no existe naturaleza personal en el carruaje o en sus partes que no sea el material del que están hechas.

Un Nagasena de los tiempos modernos, el profesor de Vedanta Swami Dayananda, que vive en Saylorsburg, Pennsylvania, expone el mismo argumento cuando muestra al público un brazalete de oro y pregunta:

­El brazalete podría parecer real, pero ¿lo es? ­Entonces,sonríe maliciosamente y continúa­. Si fundiéramos el brazalete y lo convirtiésemos en un collar de oro (una reencarnación), podría incluso sentirse superior al brazalete de oro. ¿Pero es real lo que cambia? Lo que es real es lo que no cambia, el oro. Los brazaletes y los collares son epifenómenos!

A partir de la observación de que las tradiciones espirituales y materiales utilizan a menudo metáforas similares para esclarecer sus conceptos, ha surgido un camino para un posible diálogo  entre ciencia y religión. En la década de 1970,el físico Fritjof Capra  escribió El Tao de la física, que investigó a fondo y reveló  muchos paralelismos entre conceptos de la ciencia moderna y las tradiciones espirituales (Capra,  1975). Si la ciencia moderna utiliza las mismas metáforas que las tradiciones espirituales,quizá  quiera decir que la ciencia está ya espiritualizada hasta el nivel en que debería de estarlo. Capra y otros (por ejemplo, los  fundadores del  movimiento de  la ecología  profunda) han  enunciado una nueva visión  ecológica del mundo con paralelismos con los puntos de vista  animistas de determinadas formas de chamanismo: Dios está inmanente en todo, todas las cosas están interconectadas  y vivas en espíritu.

Esta preferencia por lo inmanente con respecto a lo trascendente partió de una reacción al cristianismo exotérico.La visióndel mundo del cristianismo exotérico es claramente dualista: el mundo perfecto de Dios en  comparación con el mundo vil e imperfecto del espacio, el tiempo, la materia y el movimiento.El mordisco de Eva a la manzana del conocimiento fue  (mal) interpretado como un pecado, y el sentimiento de culpa se convirtió en uno de los temas principales del pensamiento occidental. El sentimiento de culpa posee un poder persuasivo en el cristianismo pero,de forma justificable,la psicología moderna occidental lo considera inhibidor. Teniendo en cuenta que la idea  de un mundo trascendente estaba  vinculada a la idea del sentimiento de culpa colectivo, la trascendencia en sí misma se convirtió para la mentalidad occidental  moderna en un elemento sospechoso.

El filósofo Ken Wilber considera la visión ecológica del mundo como la defensora de un  «lema»  que  «desciende hacia  lo ecológico» (ecología/mundo) y que contrasta con el «lema» que «asciende desde  el ego» que sostiene la visión  del mundo cristiana (Wilber, 1996 a). Según Wilber, la visión cristiana del mundo subraya la trascendencia, que  asciende a partir de las preocupaciones del ego y del mundo, mientras que la visión del mundo posmoderna  fomenta la inmanencia, que desciende de  las preocupaciones sobre Dios y la trascendencia.  Pero, tal y como Wilber afirma acertadamente, la  realidad no es dual;  la  realidad es una integración monástica de lo inmanente  dentro de lo trascendente. La ecología  profunda posmoderna, sin embargo, ha sido incapaz de integrar los aspectos ascendientes y descendientes de la realidad. De hecho, el efecto social de este tipo de espiritualidad de los nuevos tiempos ha sido permitir que  los oportunistas se apropien de la espiritualidad con fines materiales egoístas.

¿Puede existir un diálogo y una reconciliación final entre ciencia y espiritualidad? Wilber tiene razón. Mientras nos  aferremos a una ontología basada en lo material, no hay lugar para el verdadero diálogo, y mucho menos para la reconciliación, por el simple motivo de que la ciencia trata con fenómenos mientras que la espiritualidad se preocupa por lo que hay más allá de los fenómenos.

La pregunta crucial es la siguiente: ¿Debe la metafísica de la ciencia basarse en el realismo material? De hecho, el paradigma actual de la física ha superado la ciencia newtoniana para  situarse en la física cuántica. La física cuántica está basada  en el concepto del  «quantum»: cantidades  discretas de energía  y otros atributos de materia, como el momento angular.  Las  consecuencias de esta física en  la descripción de  la materia son profundas e inesperadas. Por ejemplo, se describe la materia como ondas de  posibilidad. La física cuántica calcula posibles sucesos para electrones y la probabilidad de todos estos posibles sucesos, pero no puede predecir el suceso concreto que una observación en particular desencadenará. Así pues, ¿quién o qué, a partir de la miríada de posibilidades,desencadena la única realidad? O, para utilizar la jerga favorita de los físicos, ¿quién o qué «colapsa» la onda de posibilidad en el electrón real, en el espacio y el tiempo  reales, y en una  dimensión de suceso real?

Hemos necesitado siete décadas para ver que esta pregunta, que yo denomino la «ventana del visionario», contiene  la paradigmática consecuencia de reconciliar ciencia y espiritualidad. La idea  básica, sin embargo, es extremadamente simple: la entidad que transforma la posibilidad en realidad es la conciencia. Es un hecho  que, cuando observamos un objeto, lo que vemos  es una  realidad única, no el espectro completo de posibilidades. Por lo tanto, la observación consciente  es condición suficiente  para el colapso de la onda  de posibilidad.

Esta es, entonces,  mi tesis: cuando introducimos la conciencia como la base de la existencia, como  trascendencia,como única, como un referente en todos nosotros ( que  es lo que nos han  enseñado los diversos maestros espirituales del mundo), el debate cuántico queda establecido y las paradojas se resuelven.

Y hay más aún. Posicionar la conciencia como la base de la existencia inspira un cambio de paradigma: de la ciencia materialista a la ciencia basada en la primacía de la conciencia. En esta ciencia, la materia tiene  eficacia  causal pero sólo hasta el punto de determinar posibilidades y probabilidades. La conciencia es la que crea en último término la realidad, porque la elección de lo que es real, suceso  tras suceso, siempre depende de la conciencia. Por lo tanto, la conciencia puede imbuir e imbuye la realidad con su propósito creativo, tal y como muchos teólogos cristianos (los  que no se aferran de forma  dogmática a la visión  creacionista) han intuido. Esta elección de una realidad a partir de las distintas posibilidades comprende  el cambio discontinuo que he mencionado antes. El mundo es continuo, newtoniano y material sólo en apariencia. En realidad, es discontinuo,cuántico y consciente.

Y lo que es más importante, una ciencia así conduce a una verdadera reconciliación con las tradiciones espirituales, porque no pide a la espiritualidad que se base en la ciencia, sino que pide  a la ciencia que se base en el concepto del espíritu eterno. En ningún momento se cuestiona la metafísica espiritual, sino que el punto de atención está en la cosmología, en cómo sucede el mundo de los fenómenos. La nueva ciencia puede incluir tanto subjetividad como objetividad, cuestiones espirituales tanto como materiales. Es lo que denomino  ciencia dentro de la conciencia o ciencia idealista.

La  ciencia  dentro  de la conciencia nos permite ver que tanto las tradiciones científicas como las espirituales no han destacado un  aspecto importante de sus búsquedas. Cuando destacamos este componente oculto,  queda claro que la ciencia y la espiritualidad han estado utilizando el mismo  método. ¿Cuál es este componente desconocido? No es otro que la creatividad, el descubrimiento o la percepción de nuevos significados  dentro tanto de viejos como de nuevos contextos. Hasta hace muy  poco, los científicos  se han mostrado excesivamente entusiasmados por subrayar los procesos  racionales y continuos de la investigación científica. Pero la creatividad es irracional y  discontinua. Y la ciencia implica relatividad.

Las tradiciones espirituales siempre han  conocido la importancia de lo irracional (de la intuición que se convierte en fe, por ejemplo), pero tampoco ellas han subrayado universalmente lo imprevisto y lo discontinuo de las percepciones espirituales. La ciencia dentro de la conciencia nos permite desarrollar una  teoría de la creatividad en la que la ciencia es el resultado de la investigación creativa en el terreno exterior, mientras que la espiritualidad es el resultado de la investigación creativa en el terreno interior.

De modo que no sólo podemos tener un diálogo, sino que sostengo que el desarrollo de la ciencia dentro de la conciencia puede proporcionarnos una integración de ciencia  y religión, una integración de metafísica, cosmología y metodología.

Ahora me gustaría dar  grandes esperanzas. Propongo que lo que ha engendrado la tendencia a la división entre religiones es la ausencia de una buena cosmología. Las principales religiones  del  mundo,  unidas en su  núcleo  esotérico (véase, por  ejemplo, Schuon,  1984), difieren  mucho de su expresión exotérica  porque presentan la cosmología de una manera distinta. Incluso, en ausencia de una ciencia, mitifican sus cosmologías. Mis esperanzas están  depositadas en que a medida que la ciencia cosmológica dentro de la conciencia vaya ganando fuerza,  estos mitos irán dando paso a una nueva aclaración de la unidad subyacente en todas  las religiones.

 Propongo que a medida que vayamos comprendiendo mejor la cosmología de la condición humana y la naturaleza del camino espiritual, estas tramas dispares se verán como las expresiones de una única historia grandiosa. Es decir, creo que la integración de ciencia y espiritualidad permitirá que las distintas tradiciones espirituales reconozcan su unidad subyacente, una unidad que el poeta  Rabindranath Tagore  denominó «la religión  del  Hombre».  Es lo que  en el hinduismo se  menciona a veces  como  sanatana  dharma,  la religión eterna. La diversidad de religiones seguirá  existiendo, naturalmente, pero superpuesta a una unidad subyacente.

 

 

Físico teórico cuántico El Dr. Amit Goswami es un revolucionario entre un creciente cuerpo de científicos renegados que, en los últimos años, se ha aventurado en el dominio de lo espiritual en un intento tanto de interpretar los hallazgos aparentemente inexplicables de experimentos curiosos como de validar las intuiciones sobre la existencia de una dimensión espiritual de la vida.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de InterSer para agregar comentarios!

Join InterSer

Comentarios

  • Gracias

  • Muito bom ! Aprecios nuito este autor ! Gracias !

  • Interesante gracias

  • Muy interesante!!!

  • Gracias, bendiciones

  • Fantástico artículo. Gracias Tahíta, un aporte que enseña y expande luz a muchos aspectos científicos que abren caminos de comprensión e integración. Muchos datos. GRACIAS 

  • Gracias 

  • gracias 

  • Gracias Tahita. De nuevo has traido a mi presente algo que me enriquece grandemente. No lo discuto, no tendria por qué. Solo lo incorporo a mi experiencia. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

  • Muchas Muchas Gracias.

This reply was deleted.

 

 

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

 

Música de Fondo

LO NUEVO...Mayo...2020

610373105?profile=RESIZE_584x6292671?profile=RESIZE_180x180Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra

6292680?profile=RESIZE_180x180

Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster

14034693?profile=RESIZE_180x180

No somos nadie - Anam Thubten

14034693?profile=RESIZE_180x180

QUIET STORMS (Tormentas Tranquilas)...un Álbum de Michael Hoppe

14034693?profile=RESIZE_180x180

InterSer y Vosotros

14034693?profile=RESIZE_180x180

Cómo hacer frente con éxito a una crisis utilizando la rendición - Amrita Madhusudan

14034693?profile=RESIZE_180x180

Cómo hacer frente al virus del miedo-  Sara Fabian

14034693?profile=RESIZE_180x180

Bendiciones…sobran – Tahíta

3749119142?profile=RESIZE_180x180Video...Jorge Lomar - Práctica y experiencia de Un Curso de Milagros

6292677?profile=RESIZE_180x180DESPERTAR INTERNO

14034693?profile=RESIZE_180x180

Y en medio del Caos...tú - Isabel Moreno

14034693?profile=RESIZE_180x180

La importancia de practicar la atención plena - Jakeb Brock

14034693?profile=RESIZE_180x180

Vivir en el momento y ser espiritual son lo mismo - Jacob Liberman

14034693?profile=RESIZE_180x180

El peligro de apegarse a la falta de apego - Philip Goldberg  

3079622769?profile=RESIZE_180x180El coronavirus y un mensaje urgente

14034693?profile=RESIZE_180x180

El servicio como Respuesta - Tahíta

14034693?profile=RESIZE_180x180

El maestro perfecto que siempre está con nosotros- Pema Chödron

14034693?profile=RESIZE_180x180

La Atención Liberadora - Consuelo Martín

14034693?profile=RESIZE_180x180

El Desarrollo como respuesta interna - Antonio Blay

14034693?profile=RESIZE_180x180

El deseo sagrado de existir - Anam Thubten

Aceptación desde el Mindfulness- soltar, dejar ir...

14034693?profile=RESIZE_180x180

EL PRIMER PASO HACIA EL PERDÓN ES ESTAR ATENTO A TUS SENTIMIENTOS

14034693?profile=RESIZE_180x180

Ecuanimidad (upekkhā) y la Puerta de la Gran Compasión

 

14034693?profile=RESIZE_180x180

La Alegría Gozosa (Mudita)

14034693?profile=RESIZE_180x180

Amor incondicional y Compasión...Metta y Karuna

4754752455?profile=RESIZE_180x180Nueva de Creencias

3367033960?profile=RESIZE_180x180Joanna Macy sobre el gran despertar que necesita el planeta - Melvin McLeod y Joanna Macy

14034693?profile=RESIZE_180x180Video...El arte de saber alimentarte - Dr. Karmelo Bizkarra

14034693?profile=RESIZE_180x180VIDEO...Dr. Karmelo Bizkarra - Camino de Autocuración

14034693?profile=RESIZE_180x180Para estimular la curación hay que comer color y tener en cuenta las energias sutiles

Leer más…

ULTIMA ACTIVIDAD

Patricia Escobar commented on Tahíta's blog post InterSer y Vosotros
"Tahíta te abrazo con el corazón cada vez que abro Inteser, tu presencia ha sido fundamental para un "aquí y ahora" y que estoy para difundir bienestar en mi entorno y particularmente en las redes sociales: un sentirlo dos veces ¿qué genero con este…"
Hace 6 horas
Martha De Lucia commented on Tahíta's blog post Una oración al amanecer- por Tahíta
"Hermoso!!! Graciassss
 "
Hace 7 horas
Martha De Lucia commented on Tahíta's blog post Redescubriendo la Sabiduría Intemporal - Peter Russell
"Graciasss!!
 "
Hace 7 horas
Stella Maris Daquila commented on Tahíta's blog post El Desarrollo como respuesta interna - Antonio Blay in Energías Maestras
" GRACIAS.  Fantástico, profundo y con un simple ejemplo te lo pone de claras. GRACIAS "
Hace 11 horas
Stella Maris Daquila commented on Miguel Urdite's blog post QUIÉN ES EL MAESTRO
"GRACIAS  Miguel.  Para entender este momento "
Hace 11 horas
Adalberto Raúl Pino Rojas commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"Lindo gracias"
Hace 14 horas
Laura del Carmen commented on Miguel Urdite's blog post Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster in Energías Maestras
"Muchas graciasss"
Hace 17 horas
Ana Maria Leon commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"Reflexionemos sobre el tema y tratemos de ser criteriosos utilizar el sentido común sin desmesuras en ningún sentido"
Hace 19 horas
María Cristina Benitez commented on Tahíta's blog post Y en medio del Caos...tú - Isabel Moreno
"Mensaje certero y oportuno .....
GRACIASSS Querida hermana ...... GRACIASSS Isabel....
   Que así sea!!!!!!"
Hace 19 horas
Rosa Haydee Torres commented on Miguel Urdite's blog post Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster in Energías Maestras
"Gracias. Abrazos "
Hace 19 horas
María Cristina Benitez commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"  Maravilloso mensaje del Dr.Karmelo Bizkarra......me identifico con él.....
GRACIASSS Isadora por compartirlo.....
Bendecido día a todos!!!!!!"
Hace 22 horas
María Cristina Benitez commented on Miguel Urdite's blog post Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster in Energías Maestras
"La ansiedad ha venido ha despertarnos y le darémos la Bienvenida .......
GRACIASSS Miguel.....un enfoque que nos hace reflexionar y reconocer a la "ansiedad "sin huir de ella.....
  GRACIASSS Jeff.....un Genio!!!!!
Bendiciones Infinitas!!!!!
 
 "
Hace 23 horas
ruben rueda commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"gracias"
ayer
Pamela Patricia Martinic Ovalle commented on Kali's blog post Volver a la «normalidad» es autocondenarse -Leonardo Bofff
"Excelente!!  gracias!! "
ayer
Graciela Noemi Carello commented on Tahíta's blog post No somos nadie - Anam Thubten
"Mil gracias."
ayer
Rosa Haydee Torres commented on Tahíta's blog post No somos nadie - Anam Thubten
"Gracias"
ayer
Martha Lucia Vega Angulo commented on Tahíta's blog post No somos nadie - Anam Thubten
"Gracias, bendiciones."
ayer
Miguel Ángel Maldonado Noriega commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"EXTRAORDINARIO, gRACIAS POR COMPARTIR
 "
ayer
Daisy Naquira commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"GRacias"
ayer
Ise esponda commented on Isadora's blog post Efecto placebo, efecto nocebo- Dr. Karmelo Bizkarra
"Muchas Gracias"
ayer
Ise esponda commented on Tahíta's blog post InterSer y Vosotros
"Bendiciones Tahita, siempre mi cariño y reconociiento a toda la ardua labor que desarrollas; yo no soy de mucha participación pública, pero si de mucho leer, escuchar y ver...esta página ha sido mi compañera por muchos, muchos años; es aquí donde he…"
ayer
Ise esponda commented on Tahíta's blog post No somos nadie - Anam Thubten
"Muchas Gracias por el aporte"
ayer
Ise esponda commented on Miguel Urdite's blog post Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster in Energías Maestras
"Muchas gracias por el aporte"
ayer
Isadora posted a blog post
 Hoy nos encontramos inmersos a nivel planetario en una de las mayores crisis de salud y crisis sanitaria. Una vez pasada ésta, ¿qué nuevo escenario emergerá?; ¿las autoridades sanitarias velarán más por mantener y “favorecer la Salud” de los pueblo…
ayer
ISIDRO GARCIA VARGAS commented on Miguel Urdite's blog post Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster in Energías Maestras
""
ayer
Mariana Alicia Moffa commented on Tahíta's blog post InterSer y Vosotros
"Hola Tahita!!!! Es una bendicion seguir juntos y estoy agradecida por ello. Si bien en estos ultimos tiempos no he podido participar... es para todos un gran aporte a nuestras vidas. Gracias... cuando la tormenta pase... nos encontrara mas unidos!!!…"
ayer
Daisy Naquira commented on Miguel Urdite's blog post Cómo hacerte amigo de la Ansiedad- Jeff Foster in Energías Maestras
"gracias"
ayer
Laura del Carmen commented on Tahíta's blog post No somos nadie - Anam Thubten
"Graciass¡"
ayer
Luz Elena Sánchez commented on Tahíta's blog post InterSer y Vosotros
"HOLA TAHITA. POR SUPUESTO QUE ME APORTA MUCHO, SUS REFLEXIONES ESPECIALMENTE ME LLEGAN AL ALMA Y ME INVITAN A REFLEXIONAR. DIOS LA BENDIGA. OJALA PUEDA SEGUIR ILUMINANDONOS CON SUS MENSAJES."
ayer
Tahíta commented on Tahíta's blog post ~ Una pregunta sobre el lenguaje cristiano del Curso. – (FACIM Q #1) ~
"En absoluto...todo es desechable, incluso el Curso de Milagros dice que tenemos que desecharlo.
 "
ayer
Más...
++++++++++++++