Debajo econtrarán el enlace a nuestra Biblioteca para descargar Un Curso de Milagros y el Anexo...

 https://interser.ning.com/biblioteca/un-curso-de-milagros-y-anexo-libros?edited=1

 

Todas las publicaciones (36)

Ordenar por

La Navidad como símbolo del fin del sacrificio

8341230060?profile=RESIZE_710x

 (Siempre tengan en cuenta al leer este texto de Un Curso de Milagros, que Cristo, somos todos nosotros en la Unidad)

 

No temas reconocer que la idea del sacrificio no es sino tu propia invención ni trates de protegerte a ti mismo buscando seguridad donde no la hay.

 El símbolo de la Navidad es una estrella; una luz en la obscuridad. No la veas como algo que se encuentra fuera de ti, sino como algo que refulge en el Cielo interno, y acéptala como la señal de que la hora de Cristo ( lo que todos somos en esencia) ha llegado.

Cristo llega sin exigir nada. No le exige a nadie ningún tipo de sacrificio.

En Su Presencia la idea de sacrificio deja de tener significado, pues Él es el Anfitrión de Dios. Y tú no tienes más que invitar a Aquel que ya se encuentra ahí, al reconocer que Su Anfitrión es Uno y que ningún pensamiento ajeno a Su Unicidad puede residir allí con Él.

El amor tiene que ser total para que se Le pueda dar la bienvenida, pues la Presencia de la Santidad es lo que crea la santidad que lo envuelve.

Ningún temor puede asaltar al anfitrión que le abre los brazos a Dios en la hora de Cristo, pues el anfitrión es tan santo como la Perfecta Inocencia que Cristo protege y Cuyo poder a su vez lo protege a él.

Esta Navidad entrégale al Espíritu Santo todo lo que te hiere. Permítete a ti mismo ser sanado completamente para que puedas unirte a Él en la curación, y celebremos juntos nuestra liberación liberando a todo el mundo junto con nosotros. Inclúyelo todo, pues la liberación es total, y cuando la hayas aceptado junto conmigo, la darás junto conmigo Todo dolor, sacrificio y pequeñez desaparecerá de nuestra relación, que es tan inocente como la relación que tenemos con nuestro Padre e igual de poderosa.

 Todo dolor que se traiga ante nuestra presencia desaparecerá, y sin dolor no puede haber sacrificio. Y allí donde no hay sacrificio, allí está el amor.

 Tú que crees que el sacrificio es amor debes aprender que el sacrificio no hace sino alejarnos del amor. Pues el sacrificio conlleva culpabilidad tan inevitablemente como el amor brinda paz. La culpabilidad es la condición que da lugar al sacrificio, de la misma manera en que la paz es la condición que te permite ser consciente de tu relación con Dios.

Mediante la culpabilidad excluyes a tu Padre y a tus hermanos de ti mismo.

Mediante la paz los invitas de nuevo al darte cuenta de que ellos se encuentran allí donde tú les pides que estén.

 Lo que excluyes de ti mismo parece temible, pues lo imbuyes de temor y tratas de deshacerte de ello, si bien forma parte de ti. ¿Quién puede percibir parte de sí mismo como despreciable y al mismo tiempo vivir en paz consigo mismo? ¿Y quién puede tratar de resolver su “conflicto” interno entre el Cielo y el infierno expulsando al Cielo y dotándolo de los atributos del infierno sin sentirse incompleto y solo?

 Mientras percibas el cuerpo como tu realidad, te percibirás a ti mismo como un ser solitario y desposeído. Y te percibirás también como una víctima del sacrificio y creerás que está justificado sacrificar a otros. Pues ¿quién podría rechazar al Cielo y a su Creador sin experimentar una sensación de sacrificio y de pérdida? ¿Y quién podría ser objeto de sacrificios y pérdidas sin tratar de rehacerse a sí mismo? No obstante, ¿cómo ibas a poder hacer esto por tu cuenta, cuando la base de tus intentos es que crees en la realidad de la privación?

Sentirse privado de algo engendra ataque, y crees que el ataque está justificado. Y al justificarlo, el ataque se vuelve salvación y el sacrificio amor.

 Y así resulta que, en tu búsqueda de amor, vas en busca de sacrificio y lo encuentras. Mas no encuentras amor.

Es imposible negar lo que es el amor y al mismo tiempo reconocerlo. El significado del amor reside en aquello de lo que te desprendiste, lo cual no tiene significado aparte de ti. Lo que prefieres conservar es lo que no tiene significado, mientras que lo que quieres mantener alejado de ti encierra todo el significado del universo y lo conserva intacto dentro de su propio significado. Si el universo no estuviese unido en ti, estaría separado de Dios, y estar sin Él es carecer de significado.

En el instante santo se satisface la condición del amor, pues las mentes se unen sin la interferencia del cuerpo, y allí donde hay comunicación hay paz. La comunicación continúa sin interrupción, aunque el cuerpo sea destruido, siempre y cuando no veas al cuerpo como el medio indispensable para la comunicación. Y si entiendes esta lección, te darás cuenta de que sacrificar el cuerpo no es sacrificar nada, y de que la comunicación, que es algo sólo propio de la mente, no puede ser sacrificada. ¿Dónde está entonces el sacrificio? El sacrificio no está en ningún lugar y el amor está en todas partes.  La comunicación lo abarca todo, y en la paz que restablece, el amor llega, por su propia voluntad.

No permitas que la desesperanza opaque la alegría de la Navidad, pues la hora de Cristo no tiene sentido si no va acompañada de alegría.

Unámonos en la celebración de la paz no exigiéndole a nadie ningún sacrificio, pues de esta manera ofreces el amor que Cristo ofrece. ¿Qué podría hacernos más felices que percibir que no carecemos de nada? Ése es el mensaje.

Los que reciben al Padre son uno con Él, al ser los anfitriones de Aquel que los creó. Y al abrirle las puertas, Su recuerdo llega con Él, y así recuerdan la única relación que han tenido jamás y la que siempre querrán tener.

 Ésta es la época en la que muy pronto dará comienzo un nuevo año del calendario cristiano. Lograrás todo lo que te propongas hacer. Nada te ha de faltar, y tu voluntad será completar, no destruir. Dile, entonces, a tu hermano:

Te entrego al Espíritu Santo como parte de mí mismo.

Sé que te liberarás, a menos que quiera valerme de ti para aprisionarme a mí mismo.

En nombre de mi libertad elijo tu liberación porque reconozco que nos vamos a liberar juntos.

De esta forma damos comienzo al año con alegría y en libertad.

Es mucho lo que aún nos queda por hacer, y llevamos mucho retraso.

 Acepta el instante santo con el nacimiento de este año, y ocupa tu lugar—por tanto, tiempo vacante—en el Gran Despertar. Haz que este año sea diferente y permite que todas tus relaciones sean santificadas.

 

Tomado de UCDM – Texto – Capítulo 15

Leer más…

Resumen sobre la técnica liberadora del Perdón:

Aprende a interceder por las personas que amas... - Discípulas de Jesús |  Dibujos de jesús, Fotos de jesús, Cuadros de cristo

((Nota: cada uno puede aplicar intuitivamente el Perdón a su manera. El siguiente resumen puede servir como referencia para quienes les resuene))

Situación inicial (y aproximación teórica al tema): Por sorprendente que le pueda parecer a la mente cotidiana, el mundo percibido por los sentidos no es real, sino una especie de "montaje" o "espejismo". Un sueño. Todo eso que parece tan denso y sólido en realidad son proyecciones mentales. No existen los problemas, pero si nos dejamos guiar por la información que ofrecen los sentidos y la interpretación que da la mente limitada, eso produce la apariencia de que sí tenemos problemas, ¡incluso problemas serios! Pero la Única Realidad es la Unidad, el Ser, que es puro Amor y Paz. No hay problemas.

Los sentidos, en combinación con las interpretaciones de la mente limitada (ego), proponen un mundo aterrador. Si depositamos nuestra confianza en la información que viene de los sentidos y en la interpretación que da la mente limitada, nos creeremos envueltos en un mundo donde es posible la enfermedad, las peleas, las discusiones, los insultos, el rencor, los accidentes, las guerras, la muerte. Todo lo anterior no parecerá teórico, sino que parecerán hechos consolidados e irrefutables. Sin embargo, todo lo relativo a ese sueño (más bien pesadilla) no es real, es una mera apariencia creada al aceptar como válidos el testimonio que dan quienes nada pueden saber (por no existir realmente): el cuerpo y la mente limitada. Son creencias. Apariencias temporales, destinadas a desvanecerse.

El único problema, si hubiere alguno, es la creencia en la separación. De ahí vienen todos los demás "problemas". De alguna manera, una porción del SER contempló la idea de qué tal sería la posibilidad de ser algo separado, aparte de la Fuente. Y con esa contemplación se durmió. No hay problema en dormirse, en el fondo el sueño es inofensivo, pero visto desde dentro puede parecer una auténtica pesadilla. El sueño hizo parecer que la separación se había producido, lo cual se hizo aterrador y el Ser (imaginadamente separado) sintió decepción, culpabilidad y miedo, tanto de las circunstancias como del castigo que podría recibir de Dios (de la Fuente) por tan magna afrenta: arrancar un trozo a Dios, separarse de la Fuente. ((Nótese que tener miedo a un castigo de Dios, el cual es puro AMOR, es un síntoma más de proyección: se proyecta sobre Dios-Amor lo que uno está imaginando interiormente basándose en creencias absurdas de separación))

La culpabilidad y el miedo se hicieron tan intensos que surgió una "solución": proyectar "afuera", echar la culpabilidad a un ficticio "afuera", proyectar afuera la causa del miedo, el odio por la separación (que es odio hacia sí mismo), etc.

De esta proyección surgió el Universo material. Toda la proyección surgió "a la vez", puesto que el tiempo es ficticio y forma parte de la proyección.

Ahora podíamos ver un "mundo externo", echar las culpas afuera, a los símbolos. Esto es algo atemporal: está sucediendo "actualmente", sigue sucediendo mientras sigamos durmiendo. Por ejemplo cuando sentimos rencor hacia alguna persona, en realidad estamos camuflando así el rencor que sentimos hacia nosotros mismos (por la culpabilidad inconsciente, esa parte en nuestra mente que aún se culpabiliza por haber provocado la separación, la cual repito que no es real, la separación no se produjo, tan sólo se imaginó).

Al proyectar la culpabilidad y el miedo (y sus secuelas: odio, rencor, etc) a un ficticio mundo externo, la intensa culpabilidad interior quedó camuflada, en nuestro inconsciente. Y es esa culpabilidad inconsciente la que se debe disolver para poder despertar a la Verdad. Pero lo que vemos son los símbolos. Usando la mente limitada no tenemos acceso válido a la mente inconsciente para "repararla", porque la mente limitada no comprende, lo interpreta todo al revés. La mente limitada cree en la debilidad, en el odio, en la enfermedad, en la muerte, y esta mente limitada no es la herramienta válida para corregir la creencia errónea en la separación. Por suerte, la mente limitada es ficticia, no es real, porque nada está realmente separado de nada. Lo único que puede corregir con acierto esta situación, es la Sabiduría. La Sabiduría es Íntegra (no separada), es el SER, es esencia incontaminada. Podemos llamar a la Sabiduría por nombres como "Mente Universal", "Espíritu Santo", "Cristo", "Fuente", "Unidad", "SER COMPLETO", etc. Es a Eso a lo que apelamos cuando entregamos algo, cuando perdonamos (ya sea en Ho'oponopono o con el nombre que le demos).

La práctica del Perdón:

La separación es irreal. Pero nuestra creencia en la separación hay que disolverla, para así recordar la Verdad y recordar nuestro Ser. Sin embargo la clave es disolver esa creencia inconsciente en la separación, y aunque nos autoconvenzamos conscientemente de que la separación no es real, no se llega al fondo del asunto si no se disuelve la creencia inconsciente, que es la más intensa y la que produce las proyecciones. Nuestro inconsciente esconde un enorme saco de creencias y actitudes inconscientes relacionadas con la separación (culpabilidad, miedo, odio, etc) y solamente cuando estas falsas creencias sean disueltas, el camino hacia la Verdad estará despejado para recordar Quién Somos de una manera consciente.

Para que las creencias inconscientes puedan ser deshechas, tenemos que tener la humildad de reconocer que con nuestra mente limitada nada podemos hacer. Durante "siglos" hemos estado manejándonos con la mente limitada y los resultados están a la vista...

Por lo tanto para perdonar debemos recurrir a lo Divino en nosotros, y entregarle a lo Divino todo aquello que detectemos como imperfecto, molesto o limitador. En el sueño, lo que vemos (en nuestro estado actual) son símbolos. No vemos directamente lo inconsciente, pero vemos los símbolos proyectados por nuestro inconsciente. Por lo tanto es ahí donde tenemos nuestra tarea. No se nos pide más. Simplemente la buena disposición para entregar lo que veamos como imperfecto, comprendiendo que son proyecciones que delatan la existencia de algo en nuestro inconsciente que está produciendo esos símbolos en el aparente "mundo externo". Trabajamos en equipo con nuestro "Yo Superior" (o Espíritu Santo, o la Voz de la Verdad, la Bondad, etc): nuestra parte es fácil: cuando veamos un símbolo perturbador, le entregamos esa apariencia (¡que no es real!) al Espíritu Santo o Yo Superior (o el nombre con que nos guste llamarLo) sabiendo que esa parte de nuestro Ser, que es Divina e incontaminada, se ocupará de disolver las creencias inconscientes vinculadas al símbolo o apariencia que le hemos entregado. Eso es perdonar. Es sencillo, la parte "difícil" la hace nuestro Ser Superior. Nosotros solo tenemos que entregar (perdonar) cualquier apariencia que nos parezca perturbadora, independientemente de que parezca grande o pequeña dicha perturbación.

La limpieza que esto produce es enorme. Al disolver los velos (creencias falsas) nos vaciamos de nuestros prejuicios inconscientes y hacemos sitio para que podamos ser nuevamente conscientes de la Verdad. Eso es despertar.

Básicamente eso es todo. Como complemento diré :

1) No importan las palabras que digamos al perdonar. Lo que importa es nuestra actitud y comprensión (sobre todo comprender que lo que estamos perdonando son apariencias, no algo real). Perdonamos nuestros propios sueños: afuera no hay nadie "malo" a quien odiar o guardar rencor, sino que somos nosotros mismos quienes estamos soñando tal absurdo y eso es lo que perdonamos. No existe nada "afuera". Ni "adentro". Todo es el SER que somos unidos, el cual es UNIDAD y AMOR.

2) Si la apariencia a perdonar es con una persona, no es necesario que esa persona lo sepa. Es nuestra actitud de entregar la apariencia la que cuenta. Así, no es necesario abordar directamente a alguien que no quiere recibirnos, y podemos también perdonar a personas de nuestro pasado con las que aparentemente ya no hay forma de comunicar. Para perdonar da igual si dentro del sueño parece que alguien vive o parece que falleció. Lo que cuenta es soltar: reconocer que nuestra incomodidad es producto de una proyección o apariencia, y entregar esa apariencia a la Divinidad para que borre en nuestro inconsciente lo que produjo ese símbolo.

3) Se pueden usar palabras cuando uno lo sienta adecuado. Uno puede improvisar las palabras cuando llegue el momento. También puede usar términos formulados de antemano, como decirle mentalmente a una persona: "Eres Espíritu. Completo e inocente. Todo está perdonado y olvidado". ((El perdón se aplica sin límites de tiempo ni distancia; podemos perdonar a alguien que vemos por la tele y nos cae mal, aunque no le conozcamos personalmente; si nos cae mal, es que estamos proyectando y es algo a perdonar; también podemos perdonar a personas de otras épocas))

4) En Ho'oponopono se proponen a modo de referencia palabras como "Lo siento... perdón... gracias... te amo...". Lo importante es saber que estamos entregando la apariencia (¡no es real, sino una apariencia o espejismo!) que nos molesta, para que la Divinidad acceda a nuestro inconsciente y borre la falsa creencia que la origina. Una forma de entender esas palabras del Ho'oponopono podría ser, en el ejemplo de una persona que digamos que choca con nosotros en la calle: Lo siento, hermano, por haber percibido esto, por haber percibido que tal cosa como que choquemos es posible; perdón... me perdono a mí mismo por haberlo creado, por mis creencias inconscientes... gracias, hermano, por permitir que estas creencias inconscientes haya podido detectarlas por medio de ti... y te amo, te amo, te amo inmensamente por la oportunidad que me das para soltar esto y liberarme de mis creencias ilusorias que producen un mundo absurdo y sin amor. (Parecido valdría para otros casos, por ejemplo si vemos a alguien enfermo podríamos entregar esa apariencia con un razonamiento interior parecido; cuando tengamos claro esto el perdón fluirá sin palabras, rápidamente, espontáneamente, o si se usa alguna palabra como recordatorio no hace falta que sea todo, basta con un "perdón", o un "lo siento, te amo", o un "UNIDAD, te entrego esta apariencia").

5) Todo odio es en realidad un auto-odio camuflado: nos odiamos a nosotros mismos por creer que produjimos la separación y el malestar consecuente, y proyectamos ese odio hacia afuera, lo cual suaviza la sensación (pero ocultar el problema no lo resuelve, por eso hay que perdonar entregando las apariencias a la Divinidad).

6) Visto con profundidad, toda acción de cualquier persona hacia nosotros es una de estas dos cosas: a) O bien es una expresión de Amor. b) O bien es una petición de ayuda. Sé que es difícil darnos cuenta de esto cuando estamos proyectando, darnos cuenta de que si por ejemplo alguien parece insultarnos, en realidad se trata de una petición de ayuda. Y perdonar esa apariencia es la mayor ayuda que pudiéramos conceder. No sólo a ese hermano, sino a nosotros mismos, pues todos somos Uno y lo que perdonamos a los demás lo estamos perdonando a uno mismo, disolviendo nuestras actitudes y creencias inconscientes que produjeron esa apariencia.

7) Las preocupaciones nos desvían al pasado o al futuro, o enturbian el presente con interpretaciones falsas. Mediante el perdón despejamos los obstáculos para poder percibir conscientemente la Paz que nos envuelve constantemente, en este Momento y Siempre. Esta sensación profunda de Paz ilimitada es nuestro Ser.

 

3821114737?profile=RESIZE_710x

Leer más…

La paz de dios... y sin querer nada más – Sean Reagan

 8171235096?profile=RESIZE_930x

Traducido desde...https://seanreagan.substack.com

 

La paz de Dios es todo lo que quiero (L-pI.205.1: 2).

La claridad importa. La honestidad importa. ¿Podemos decir "la paz de Dios es todo lo que quiero" o todavía nos estamos protegiendo? Protegerse no es un delito; no hay consecuencias.

Pero no es diferente a querer un pastel: tienes que comprar uno, hornear uno o persuadir a alguien para que te haga uno. No puedes simplemente decir una y otra vez "Quiero un pastel". ¿Lo quieres o no? ¿Estás listo para ser responsable de tu deseo o no?

¿Nos tomamos en serio la paz de Dios o no?

Tenemos que preguntarnos esto y ser honestos en nuestra respuesta: ¿qué más queremos además de la paz de Dios? ¿Sexo? ¿Más dinero? ¿Vivir en otra parte del país?

No quiere decir que esas cosas sean malas, no son ni buenas ni malas. Pero quererlos oscurece la conciencia de que la paz de Dios ya es inherente a nosotros. Ya está dada.

Cuando podamos decir con sinceridad que la paz de Dios es todo lo que queremos, recordaremos que ya la tenemos. No tenemos que hacer nada más que querer la paz de Dios sin calificación ni condición porque…

. . . tu plenitud es de Dios, cuya única necesidad es que estés completo. Porque tu realización es Suya en tu conciencia.  (T-15.VII.14: 8-10).

Nuestra "realización" no tiene nada que ver con nuestros cuerpos o el mundo. No se trata de la pareja adecuada ni del hogar perfecto. No se trata de que Un curso de milagros sea ​​mejor que el catolicismo. No se trata de quién gana las elecciones.

Nuestra realización está más allá de nosotros. No es un logro personal. No sucedió ayer y no sucederá mañana porque está completamente fuera del tiempo. Si pudiéramos lograrla nosotros mismos, entonces ya lo habríamos hecho.

Todo lo que podemos hacer en realidad es elegir la forma del altar que sea más útil y luego orar en él tan a menudo como sea posible, con la mayor integridad posible. Las lecciones del libro de ejercicios de UCDM, meditación, largas caminatas por el bosque…

Su "altar" es el lugar y la práctica que te lleva a la quietud de manera más consistente y efectiva.

Todo lo que podemos hacer es cerrar el drama de nuestro deseo externo, que es simplemente ignorarlo y luego prestar atención a la luz tenue, la voz tenue, dentro de nosotros, cuyos susurros son la quietud y la curación misma.

No deshacemos el deseo. Simplemente nos damos cuenta de que no podemos deshacerlo, y luego…

. . . esperamos la paz de Dios.

Cuando tomamos una aspirina para bajar la fiebre, no seguimos la aspirina en nuestro cuerpo, dándole órdenes y asegurándonos de que haga su trabajo. Tomamos nuestra medicina y luego esperamos. No tenemos que hacer nada más porque no hay nada más que hacer.

Esto es lo que significa esperar en Dios, cuya paz es todo lo que queremos. Nos quedamos quietos y silenciosos; nos recordamos a nosotros mismos que no importa lo que pensemos o digamos, el Amor y la Paz de Dios ya están dados. Podemos estar confundidos acerca de esto, pero no podemos equivocarnos.

Esperamos. Y luego nuestra espera es respondida.

"La paz de Dios es todo lo que quiero".

¿Es esta tu verdad? ¿El ego todavía se abre camino y te hace olvidar tu verdad? ¿O intentar sustituir tu verdad?

Hay una manera en la que hoy puedes decir tu verdad con clara convicción y luego entrar en el espacio sagrado dentro de ti donde el Maestro te recordará en silencio que la Paz de Dios es todo lo que tienes, porque es lo que eres.

 Silencio; estar atento; ser honesto. No se pide más que esto para que todos recuperen la conciencia.

Gracias, como siempre, por estar conmigo.

Sean Reagan

8171237900?profile=RESIZE_400x

Soy un escritor acurrucado en Nueva Inglaterra. Entre la ocupación y la familia, escribo sobre el despertar en la tradición occidental: la unidad, la no dualidad, la Mente Crística y todas esas cosas buenas. Me guía en particular mi largo estudio Un curso de milagros , cuyo estudio está influenciado principalmente por Tara Singh. De vez en cuando aparecen cepas de mi influencia católica y budista, así como escritores y pensadores como David Bohm y Donald Hoffman. Es posible ser natural y profundamente feliz. Este es mi testigo.

https://seanreagan.substack.com/p/the-peace-of-god

 

Leer más…

Aceptación desde el Mindfulness- soltar, dejar ir... - Centro Elim

Tus SENTIMIENTOS son vías de acceso a tus PENSAMIENTOS, y tus PENSAMIENTOS son vías de acceso a tus CREENCIAS. Es importante estar atento a todo esto porque al final tienes que VACIAR TU MENTE de todo lo que CREES QUE PIENSAS, y de lo que CREES QUE SABES, además de todas las creencias que están debajo de los pensamientos.

"Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. NO CONSERVES NADA. NO TRAIGAS CONTIGO NI UN SOLO PENSAMIENTO QUE EL PASADO TE HAYA ENSEÑADO, NI NINGUNA CREENCIA QUE, SEA CUAL SEA SU PROCEDENCIA, HAYAS APRENDIDO CON ANTERIORIDAD. Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios." ( L- pI.189:7)

Este pasaje termina con ir a Dios con las manos vacías. ES UNA INVITACIÓN AL SILENCIO DIVINO en el que reposas en el momento presente y sueltas el collage de IMÁGENES DEL PASADO-FUTURO: sumérgete sólo en la Luz interior de tu mente.

El perdón tal como lo considera el Curso  es SOLTAR LAS ILUSIONES. Es importante distinguir el verdadero perdón de una sensación de falso perdón que dice: 《Esto ocurrió realmente, ¿cómo voy a lidiar ahora con ello?》Una vez que has establecido la realidad del error, la realidad de las imágenes, te quedas clavado intentando figurarte cómo vas a disipar “la realidad”. Esto es un imposible. Aprende a reconocer que este mundo es una situación imposible. Sin juzgarlo, ni tratar de analizarlo, ni arreglarlo, ni figurártelo, reposa en tu profundidad interior y obsérvalo. Míralo tal como es: ASÍ PUEDES VER QUE LO FALSO ES FALSO Y LUEGO SOLTARLO.

ESTO ES UN RESUMEN DEL PERDÓN.

David Hoffmeister
Fuente: Recordar a Dios a través de Un curso de milagros

Leer más…

Una Mente En Paz - Nick Arandes

4038056716?profile=RESIZE_930x

Una mente en paz no es una mente libre de pensamientos. Es una mente que no se identifica con los pensamientos como suyos. Para la mente identificarse con algún pensamiento necesita fabricar una historia. Si no se fabrica una historia alrededor de ningún pensamiento, al igual que nubes pasajeras, continúan su rumbo mientras la mente se mantiene ecuánime.

En ese sentido, la práctica no es intentar ni controlar pensamientos ni cambiar pensamientos, simplemente permitirles ser y en ese sentido la mente no experimenta conflicto. 

Entonces, ¿por qué esto que se ve tan simple, es tan difícil de ponerlo en práctica? Porque para que la mente pueda asumir la posición de observadora no puede haber una identificación con un "yo" personal que se quiere adueñar de esos pensamientos.

En otras palabras, una cosa es decir "yo pienso esto o lo otro", que observar pasivamente pensamientos que están teniendo lugar. Es así como se vacía la mente de contenido (significado), no de pensamientos.

Intentar que la mente deje de pensar simplemente crea frustración. Pero una aceptación total permite que los pensamientos continúen su rumbo mientras la mente se mantiene en paz.

Ese es el "secreto" para una mente tranquila y sosegada. Se pueden hacer todo tipo de prácticas, solo que quien las hace es la mente misma para alcanzar un objetivo, paz. No obstante, sigue habiendo una identificación con un "yo". Y aunque alguna de esas prácticas nos brinde un momento de tranquilidad, lo que permite que la mente experimente paz permanente y no temporal es la ausencia de juicio, la ausencia de significado a cualquier pensamiento que surja en ella.

Cuando la gente dice, "quiero tranquilizar mi mente", es porque están en guerra con ella. Es como querer que el niño se calle mientras se le grita. Es por eso que, "El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad ni busca tergiversarla para que adquiera apariencias que a él le gusten. Simplemente observa, espera y no juzga." W-pII.1.1.4:1-3

Y que por favor no se malinterprete lo que acabo de decir. No estoy insinuando que ninguna práctica sea correcta. Todas las prácticas sirven para el proceso según donde se encuentre cada persona. En mi caso, prácticas como meditación me sirvieron mucho pero no me daban la paz permanente que yo estaba buscando. Intenté "controlar" mis pensamientos siendo "positivo", intenté hacer muchas cosas hasta que finalmente estaba listo para una rendición y una aceptación total a lo que es.

Solo que para efectos de esta reflexión, he observado que la mente nunca deja de pensar. Que no controlo los pensamientos que surgen en ella. Sin embargo, lo que observo es que al no juzgarlos, al no identificarme con ellos, hay una paz que naturalmente tiene lugar sin yo necesitar hacer nada al respecto.

Por consiguiente, donde pongo el enfoque a diario no es en intentar estar en paz, sino que observar como la mente condicionada tiende a identificarse con historias que fabrica. Y cuando lo llevo a la raíz, el único problema es que hay una identificación con un "yo".

Ese es el "yo" que alimenta los pensamientos a raíz de alguna fantasía, a raíz de algún deseo, y sin embargo cuándo reconozco eso y me rindo a lo que es, me entrego, ahí es donde la mente restaura su cordura, sin un "yo" teniendo que hacer nada al respecto.

Los pensamientos podrán seguir el tiempo que tengan que seguir, pero lo que se cae es el sufrimiento. ¿Qué es el sufrimiento? La historia que la mente fábrica alrededor de cualquier pensamiento. Y si se observa la mente fabricando historias sobre cualquier pensamiento, me rindo en total aceptación de que eso es lo que ocurre. Así es como la mente deja de experimentar resistencia, y la Sabiduría Universal hace Su trabajo sin interferencia de un "yo".

En un principio, como práctica, esto puede aparentar ser extremadamente abrumador y difícil. Pero es simplemente que la mente se está re condicionando poco a poco dado a la fuerte identificación que hay con un " yo". Por eso es que el perdón no hace nada, simplemente observa y no juzga.

En mi experiencia, lo que motiva hacer este trabajo es un deseo profundo por la paz interior. Por eso Un Curso de Milagros me recuerdas, "El conocimiento no es motivación para aprender este curso. La paz lo es." T-8.in.1-2

De lo contrario, siempre va a haber una identificación con el "yo" y la mente se va a ir en pos de la búsqueda del placer. Querrá poner la meditación en práctica o el perdón en práctica cuando siente dolor. Pero el momento que la mente se "tranquiliza", inmediatamente surge el deseo por una experiencia placentera y va inmediatamente en busca de ella.

Por eso reconozco que para esto uno necesita estar listo. Eso ocurrirá espontáneamente según el plan ya preestablecido para cada cual en su guion. Para el que ya esté listo estas palabras harán perfecto sentido. Para el que no está listo, pero las está leyendo, la mente poco a poco ya está empezando a abrir el camino. 

El que no se encuentra listo para nada de lo que se está compartiendo aquí, simplemente ni siquiera estaría visitando esta página ni leyendo estas palabras.

 

Nick Arandes

 Resultado de imagen para Nick Arandes,biografia

Nick Arandes fue parte del movimiento de auto ayuda por aproximadamente 20 años enseñando cómo transformar su vida y manifestar todos nuestros sueños. Publicó 4 libros, produjo CDs y DVDs, escribió muchísimos artículos los cuales se han publicado en diferente medios por diversos países, e inspiró a miles de personas antes de encontrarse sin hogar, sin dinero y diagnosticado con un tumor en la tiroide.

Poco después, en el año 2007, una cadena de eventos milagrosos lo llevó a estudiar Un Curso De Milagros. Ahí fue donde él descubrió que para vivir una vida llena de paz, amor y felicidad no se requiere de ningún tipo de sacrificio o de sufrimiento.

Leer más…

Ama La Enfermedad - Nick Arandes

 3879329576?profile=RESIZE_930x

 

El problema con cualquier tipo de enfermedad no es la enfermedad misma sino el miedo que la sostiene.

La invitación que simplemente haría es aprender a amar la enfermedad con todo el corazón. Así aprende uno lo que es el amor incondicional. Una vez que ese amor queda establecido se le transfiere ahora a todo y a todos.

Cuando el amor es la base de nuestra experiencia una de tres cosas pueden ocurrir:

1) La enfermedad naturalmente se deshace porque no hay miedo que la sostenga.


2) Si la persona no está preparada para aceptar la curación espontánea a raíz de este cambio radical de mentalidad, el amor dirigirá sus pasos a tomar medidas, ya sea ir a un médico, alopatía o homeópata, y/o a tomar medicinas y/o suplementos o tratamientos para apoyarla a que la enfermedad se erradique.

3) Si el amor queda restablecido en la conciencia, y no hay necesidad de que el cuerpo se siga sosteniendo, el mismo se deja a un lado en paz y felicidad.

Es imperativo recordar que el propósito de cualquier enfermedad, para el sistema de pensamiento del ego es mantener la atención en el cuerpo y luchar por "sobrevivir". Eso genera una intensa cantidad de sufrimiento y dolor.

Sin embargo, cuando la enfermedad se pone al servicio del sistema de pensamiento del amor, su propósito es ayudar a no perder de vista lo que realmente Soy. Eso mantiene la paz y es un descanso.

Por eso las personas que han experimentado enfermedades y no se han percatado de esto sufren su condición.

No obstante, personas que han sido diagnosticadas con condiciones que se les ha categorizado o etiquetado como "terminales", y que en un principio no tenían ningún interés por la espiritualidad pero a raíz de ello han empezado a hacer un trabajo interno y han podido descubrir su esencia como amor y perdonar, cuando se les pregunta cuál es el regalo mas preciado que la vida les a ofrecido indiscutiblemente dicen: "La enfermedad. Porque de no haber sido por ello nunca hubiese descubierto la capacidad de amar que hay en mi"

Nick Arandes

 Resultado de imagen para Nick Arandes,biografia

Nick Arandes fue parte del movimiento de auto ayuda por aproximadamente 20 años enseñando cómo transformar su vida y manifestar todos nuestros sueños. Publicó 4 libros, produjo CDs y DVDs, escribió muchísimos artículos los cuales se han publicado en diferente medios por diversos países, e inspiró a miles de personas antes de encontrarse sin hogar, sin dinero y diagnosticado con un tumor en la tiroide.

Poco después, en el año 2007, una cadena de eventos milagrosos lo llevó a estudiar Un Curso De Milagros. Ahí fue donde él descubrió que para vivir una vida llena de paz, amor y felicidad no se requiere de ningún tipo de sacrificio o de sufrimiento.

 

Leer más…

El Amor de Dios es mi sustento.

3873147805?profile=RESIZE_930x

 LECCIÓN DEL DÍA 19 DE fEBRERO DE 2020

Lección 50

El Amor de Dios es mi sustento

He aquí la respuesta a cualquier problema que se te presente, hoy, mañana o a lo largo del tiempo. Crees que lo que te sustenta en este mundo es todo menos Dios. Has depositado tu fe en los símbolos más triviales y absurdos: en píldoras, dinero, ropa "protectora", influencia, prestigio, caer bien, estar "bien" relacionado y en una lista interminable de cosas huecas y sin fundamento a las que dotas de poderes mágicos.

Todas esas cosas son tus substitutos del Amor de Dios. Todas esas cosas se atesoran para asegurar la identificación con el cuerpo. Son himnos de alabanza al ego. No deposites tu fe en lo que no tiene valor. No te sustentará.

Sólo el Amor de Dios te protegerá en toda circunstancia. Te rescatará de toda tribulación y te elevará por encima de todos los peligros que percibes en este mundo a un ambiente de paz y seguridad perfectas. Te llevará a un estado mental que no puede verse amenazado ni perturbado por nada, y en el que nada puede interrumpir la eterna calma del Hijo de Dios.

No deposites tu fe en ilusiones. Te fallarán. Deposita toda tu fe en el Amor de Dios en ti: eterno, inmutable y por siempre indefectible. Ésta es la respuesta a todo problema que se te presente hoy. Por medio del Amor de Dios en ti puedes resolver toda aparente dificultad sin esfuerzo alguno y con absoluta confianza. Dite esto a ti mismo con frecuencia hoy. Es una declaración de que te has liberado de la creencia en ídolos. Es tu reconocimiento de la verdad acerca de ti.

Durante diez minutos dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, deja que la idea de hoy se adentre muy hondo en tu conciencia. Repítela, reflexiona sobre ella, deja que pensamientos afines vengan a ayudarte a reconocer su verdad, y permite que la paz se extienda sobre ti como un manto de protección y seguridad. No permitas que ningún pensamiento vano o necio venga a perturbar la santa mente del Hijo de Dios. Tal es el Reino de los Cielos. Tal es el lugar de descanso donde tu Padre te ubicó eternamente.

Leer más…

Sectas y Un Curso de Milagros

3859397727?profile=RESIZE_930x

Aclaración:

Ante el tremendo y benfactor efecto que la vivencia de Un Curso de Milagros tiene en Millones de personas, debemos estar atentos a su manipulacioón y malinterpretación. Ese es el objetivo de los dos Artìculos que hoy he compartido.

Tahíta

 

Un Curso de Milagros, como la mayoría de los estudiantes del Curso sabe o puede suponer, es considerado una secta por parte de la Iglesia Católica. Esto no es de sorprender cuando se comprende lo que significa la proyección y se sabe que durante siglos ha tratado de tener el monopolio sobre la conciencia humana. Pero para que el engaño sea efectivo no puede consistir únicamente en mentiras, sino que debe ofrecerse con partes de verdad, ya que la mente no está completamente loca, pero sí puede ser confundida. La gran estafa de la iglesia católica ha consistido simplemente en tomar el mensaje de Jesús y darle ciertos toques de culpa, autoritarismo, sacrificio, vergüenza, castigo, miedo, dependencia y desinformación, para de esa manera tener un aspecto tan atractivo para el ego, que acude en masa a sus ceremonias, tomadas prestadas de antiguos cultos paganos. Van en manada, especialmente en países con bajos niveles de alfabetización...a por su culpa...a por su culpa. No tienen reparos en denominar a sus feligreses como lo que consideran que son; rebaños. De cualquier forma, es tan perdonable como cualquier otra ilusión. 

Un Curso de Milagros no está exento de este tipo de manipulaciones. No nos estamos refiriendo a la poca preparación de una gran mayoría de personas que habiendo terminado el Libro de Ejercicios se sienten "llamadas" por su especialismo a impartir estas enseñanzas, que como mucho tan sólo degeneran en periódicas reuniones para tomar el té y divagar acerca de Dios y el amor. Acostumbradas a asistir a diferentes cursos de forma permanente creen que este es un curso más, y convocan a quienes se quieren autoengañar de la misma manera que ellos. En cualquier caso, incluso eso puede ser utilizado por el Espíritu para poner a cada uno en el verdadero nivel de aprendizaje-enseñanza que le corresponde más allá de los autoengaños. Estamos haciendo referencia principalmente a esta actitud una vez que es institucionalizada, jerarquizada y puesta en funcionamiento como una perfecta maquinaria de lavado mental.
 

Toda maquinaria de manipulación debe contar siempre con alguien más especial que los demás, auto proclamado "mesías", "iluminado", o en su defecto, "maestro de maestros", que es adorado y venerado por los seguidores del especialismo. 

Esto significa, y la experiencia así lo confirma, que cualquier enseñanza relacionada con Un Curso de Milagros que atraiga a las masas hacia ella ha sido adulterada, sin excepción. Como se ha dicho anteriormente, éste no es un Curso cómodo para el ego, y teniendo en cuenta que la gran mayoría de las funciones mentales están gobernadas por el ego, es fácil ver que la relación de personas que realmente está dispuesta a integrar los conceptos y experiencias que el Curso ofrece a un nivel muy práctico y específico, es muy pequeña.

No es necesaria la formación de ninguna iglesia ni secta amparada en Un Curso de Milagros para extender su enseñanza. No es necesario tampoco ningún "maestro de maestros iluminado" para ser una patética referencia de nada. Un maestro de Dios es sólo un elemento adicional en el proceso de enseñanza-aprendizaje que se lleva a cabo, tan sólo presente para responder alguna pregunta, para mostrar una dirección, para sugerir una visión, pero nunca para fabricar una religión en torno a su desequilibrada auto imagen, que por supuesto, rápidamente atraerá nuevos desequilibrados que le seguirán.

Se puede identificar este tipo de actitudes cuando la enseñanza se convierte en un espectáculo extraño, rozando lo ridículo y fuera del simple sentido común que indica que algo no proviene del Espíritu, que es sencillo y razonable en su mensaje, y no necesita recurrir a extrañas y misteriosas "ceremonias de luz" para sugestionar ni convencer a nadie de nada. Quien no sabe, teme ser cuestionado. Quien no sabe no es claro en su respuesta, puesto que no la tiene. Quien no sabe, recurre a la magia y a la evasión para evitar ser puesto en evidencia.

Otro recurso habitual en este tipo de actitudes son las palabras grandilocuentes y abstractas, el ingenio semántico y la falta de concrección. Todo se reduce a la alusión de ciertos conceptos teológicos y teóricos. Es la habitual "huída hacia arriba" del que no comprende los niveles más básicos de la experiencia humana, y como el pulpo, arroja una nube de tinta para enturbiar la situación y confundir.

"El ego, ante lo que considera una amenaza, no vacila en citar la verdad para salvaguardar sus mentiras. Es incapaz, no obstante, de entender la verdad que usa de tal manera. Mas tú puedes aprender a detectar estas necias maniobras y negar el significado que parecen tener. De esta manera le enseñas también a tu mente que no eres un ego. Pues las formas con las que el ego procura distorsionar la verdad ya no te seguirán engañando." (Libro de Ejercicios 196/2-3)

El problema habitual que suele presentarse para las personas que acuden a este tipo de grupos sectarios y organizaciones que han tomado el nombre del Curso, pero no su desafiante inteligencia y sentido común, es que terminan creyendo que eso es lo que el Curso es. Y así, la única posibilidad de una verdadera comprensión de la herramienta que podría liberarles de esta ilusión queda anulada para ellos, y son vencidos por el autoengaño.

"El ego es el único que pregunta, puesto que es el único que duda. El curso simplemente ofrece otra respuesta, una vez que se ha planteado una pregunta. Dicha respuesta, no obstante, no recurre a la inventiva o al ingenio. Ésos son atributos del ego. El curso es simple. Tiene una sola función y una sola meta. Sólo en eso es totalmente consistente, pues sólo eso puede ser consistente." (Clarificación de Términos In/3)

Recuerda esto; el mensaje de Un Curso de Milagros es directo, claro e inequívoco. No requiere de ningún tipo de ritual ni movimientos "mágicos" para comprender sus enseñanzas. No recurre a misterios ni secretos de ningún tipo. Un verdadero maestro de Dios tiene el Cielo en su mente, pero sus pies firmemente en la tierra, pues es ahí donde se necesitan. Te hablará siempre en términos que tengan significado para ti y no se esconderá tras complejos conceptos que él mismo todavía no ha entendido. El sentido común, entonces, te dirá cuándo te encuentras ante uno de ellos.

 

(Escuchar audio "Sectas y Un Curso de Milagros")

 

"Un hombre finalmente encontró el secreto de la felicidad, que el diablo había escondido para que éste no lo encontrara, y Dios, viendo esto, le dijo al diablo:

- Bueno, ya lo ha encontrado, ¿y ahora qué vas a hacer?

A lo que el diablo respondió:

- No hay problema. Voy a ayudarle a institucionalizarlo.

 

Andrés Rodríguez

Leer más…

Qué será de Un Curso de Milagros en el siglo XXI

Resultado de imagen para Un Curso de Milagros en el siglo XXI

La lección que aquellos de nosotros que hemos elegido el Curso como nuestro sendero ahora debemos aprender – de hecho, estamos forzados a aprender – en el siglo XXI, es distinguir entre el libro y la Realidad hacia la que el libro nos guía. Lo único separado acerca del Curso, la única parte que está en el mundo – la única parte que se nos enseñó a olvidar – es lo que se puede manipular. Un libro es simplemente palabras, en la primera lección somos tiernamente guiados – quizá algunos digan que divinamente engañados – a mirar el libro y decir. “Este libro no significa nada.” 

Solo los egos pueden ver las palabras del Curso. Sólo las palabras se le pueden quitar a una persona, dárselas a otra, usarse por dinero, usarse para litigar, para sancionar, usarse para títulos y certificados, y usarse para dejar atrás lo que ahora es un largo sendero de resentimientos, ira, pérdidas económicas, sentimientos heridos y amarga rectitud. ¿Y qué tiene que ver Dios con toda esta locura? Nada. Las palabras son sólo palabras, y el propio Curso nos asegura que pronto no necesitaremos palabras. 

No te equivoques; el inevitable avance hacia la separación no tiene nada que ver con los particulares egos envueltos. El mundo está basado en la separación. A pesar de lo que los individuos hagan o dejen de hacer, eventualmente todo en el mundo se convierte en una fuerza de separación. Este hecho no nos debe entristecer sino darnos la libertad para abandonar (dejar ir) lo que nunca ha sido parte de Dios. Dios no es un libro. 

Como sugerí anteriormente, es prácticamente imposible hacer la primera lección del Curso sin decir: “Este libro no significa nada.” Mas si realmente nos lo creyéramos, ¿cómo sería posible pelear acerca de quién debería llevar el control, o cómo debería ser ese control? Podemos tratar de controlar a los controladores del libro, o podríamos acudir a Dios. Podemos discutir con respecto a qué ego interpreta mejor el libro, o podemos acudir a Dios. 

¿Y que pasará con el libro en el siglo XXI? Pienso que continuará perdiendo popularidad, y eventualmente estará cercanamente ligado con organizaciones y personalidades que batallaron por él y que le darán un significado ante los ojos del público. Las palabras “Un Curso de Milagros” simbolizarán algo bastante diferente a su verdadero significado al igual que ha pasado, en mayor escala, con las palabras “cristiano”, “Jesús” y “la Biblia.” 

Pero nada de eso te importa a ti porque la verdad seguirá siendo verdad. El amor seguirá rodeándote. La santa luz de Dios seguirá brillando en ti. Y El que nunca se ha apartado de tu lado te guiará a casa, sin peligro. Sospecho que aún en el mundo, la Fuente de los mil cursos que ya nos han llegado nos enviará mil más, y otros mil después, hasta que por fin veamos que el significado de cualquier enseñanza real no tiene nada que ver con la forma de enseñarla. El significado está en la Realidad a la cual nos guía. 

¿Cuál es, entonces, nuestra función con respecto al Curso en el siglo XXI? Nuestra función es estar profundamente conscientes de que el mundo nos llama a la separación, y amar cada vez más la llamada de Dios para volver a casa. 

Hace unos años asistí a una reunión donde me encontré con mucha de la gente asociada con el Curso que Gayle y yo habíamos conocido en los años 70. Como dije anteriormente, no he conocido ninguna enseñanza que enfatice la inocencia y la unicidad de forma más directa que Un Curso de Milagros. No conozco ninguna enseñanza que se clasifique a sí misma, con mayor claridad como una ayuda temporal, de utilidad para algunos mas no para todos. Un Curso de Milagros sencillamente no se presenta a sí mismo como una enseñanza superior, ni como una enseñanza permanente, y en mi opinión, el corazón de la enseñanza es que debemos dejar a un lado la creencia de que somos “especiales” como individuos, y reconocer que no sólo somos iguales sino uno con todos y uno con Dios. 

¿Qué efecto tiene en sus estudiantes dicha enseñanza a largo plazo? Me quedé sorprendido que después de veinte años los efectos eran contrarios a lo que yo esperaba. Excepto por dos o tres, todos los otros que me encontré en la reunión estaban mucho más separados y egocéntricos de lo que eran cuando Gayle y yo los conocimos. De hecho, sus egos eran tan grandes que muchos de ellos no eran capaces de sostener una simple conversación. Hacían declaraciones y no escuchaban lo que los demás decían. Yo estaba horrorizado y cuando regresé a casa le dije a Gayle: “si esto le ha sucedido a la mayoría de nuestros amigos del Curso, ¿será que a nosotros también? 

Y, sin duda nos había pasado a nosotros también. Aunque llevábamos tiempo notando resultados adversos en muchos estudiantes con respecto a la mayoría de las religiones y enseñanzas espirituales, habíamos pensado que, como estudiantes del Curso, éramos inmunes a ello, ya que el Curso hace énfasis en invertir dicha dinámica. Y si la dinámica no es culpa de la enseñanza o la religión misma – y en la mayoría de los casos no lo es – ¿que error están cometiendo los estudiantes para causar esto? 

Cuando Gayle y yo decidimos observarnos con honestidad, descubrimos que, a pesar de haber sido ministros, maestros espirituales por muchos años y haber escrito más de una docena de libros sobre espiritualidad, no nos habíamos hecho más amables y ni siquiera más cuerdos. Nosotros, al igual que la mayoría de los individuos, comenzamos un sendero espiritual con la intención de convertirnos en mejores personas y encontrar formas de ser verdaderamente útiles, pero caminamos en dirección opuesta. Mientras más tiempo y pensamiento le habíamos dedicado a las enseñanzas y a la escritura acerca de nuestro camino, más egocéntricos nos habíamos hecho. ¡Estábamos menos flexibles, nos costaba perdonar, y éramos menos generosos que antes de comenzar nuestro sendero! 

Lo que realmente habíamos aprendido había sido cómo enmascarar nuestros egos, actuar espiritual, y estar menos conscientes de nuestros pensamientos. Para colmo habíamos acumulado cientos de nuevos conceptos espirituales, los cuales, desafortunadamente, son la principal medida a través de la cual se juzga a los maestros espirituales (al igual que, por supuesto, a los políticos, reporteros, autores de temas reales, expertos en televisión y similares). 

Al igual que nosotros, la gente más devota parece no darse cuenta de que dichos cambios están ocurriendo. Piensan que están progresando, hasta que un día (si tienen suerte) se enfrentan al hecho de que sus peores impulsos han estado creciendo y teniendo mayor influencia en ellos. En lugar de un verdadero despertar, toman una decisión inconsciente de creer que ya han llegado o que ya se han acercado suficientemente al final del viaje, de modo que la distancia que falta no es importante, y requiere poca atención. 

No cabe duda que hay muchas excepciones a esta generalización, aunque no tantas como pensábamos que habría cuando comenzamos a estudiar el fenómeno. Este descubrimiento nos ha llevado a poner mayor énfasis para descubrir las formas en que el ego se apodera de nuestros esfuerzos espirituales. Porque, de hecho, el día en que comenzaste tu camino espiritual, el ego también comenzó el suyo y por cada motivo espiritual que tienes, también hay un motivo del ego. Esto no es motivo de miedo, sino una razón para estar más consciente. 

Los individuos que conocemos íntimamente y que creemos que están cerca del despertar no parecen tener ningún interés en compararse con otros. En general viven vidas comunes y sencillas. Es cómodo y hasta apacible estar a su alrededor. Por lo general dedican su tiempo a cosas sin mayor importancia y su corazón a gente “no importante”. No tienen conceptos inflexibles ni patrones rígidos, sus temas de conversación son comunes y corrientes y su comportamiento es normal. Son fáciles de complacer y a menudo están felices porque sí. Como sus propios egos ya no son destructivos, encuentran que los egos de los demás son divertidos y simpáticos. Ante todo se consideran iguales a los demás y son familiares. No serían buenos prospectos para la portada de una revista. Y sin embargo en el mundano diario vivir derraman silenciosamente su consuelo y su paz. 

Bill Thedford era así. El no hablaba del Curso. No escribía libros acerca del Curso. Muy pocas veces hacía declaraciones públicas acerca del Curso, y cuando lo hacía era porque alguien se lo pedía encarecidamente. Lo que Bill hacía era vivir el Curso serena y felizmente. Y aunque se daba cuenta de que ésta era la mejor forma de hacerlo, jamás le dijo a sus amigos: “bien puedes o enseñar el Curso o vivirlo, pero nunca podrás hacer las dos cosas.” De esta forma él fue verdaderamente un “maestro de Dios” porque enseñó de la forma en que el manual define cómo enseñar. 

¿Quiere decir esto que aquellos que hablan o escriben del Curso caminan por un callejón oscuro? Por supuesto que no. ¿Quiere decir que cualquiera que ame hablar de ideas metafísicas ha perdido el rumbo? Por supuesto que no. Pero sí quiere decir que aquellos que se cubren de conceptos espirituales corren el riesgo de creer que ellos son los conceptos. No es difícil darse cuenta de que, en nuestra cultura, la gente que se dedica, continuamente, a hablar de Dios ostentosamente, usualmente comienzan a asumir una actitud de sabelotodo. En otras palabras, se han convertido, en sus mentes, en el Dios que profesan. 

Mucha gente abiertamente devota dice: “todos están en un sendero”. Mas lo que parecen estar pensando es: “Sin embargo, yo estoy en un camino espiritual.” En otras palabras, “ahora que creo en la unicidad, me doy cuenta que tú y yo no somos uno.” 

Habiendo caído en esta trampa, reconocemos que no hay nada más egoísta o separatista que pensar que tú, personalmente, tienes un enfoque más alto de la vida que la mayoría de los demás. ¿Cómo podría ser superior el sendero de uno al sendero de otro si Dios nos guía a todos? 

Es irónico que individuos con creencias espirituales sólidas a menudo tengan egos más grandes, sean más rígidos, sean, inconscientemente, más enjuiciadores, y sea más incómodo estar alrededor de ellos que de gente que tiene poco interés en las enseñanzas metafísicas, religiosas o místicas. Aquellos que valoran el concepto de la unicidad a menudo carecen del deseo de sentir la unicidad y la igualdad con otro. 

La parte del ego en nosotros no actúa independientemente de nuestros deseos, porque es nosotros – al menos ésta es nuestra evidente y profunda convicción. Si aún juzgamos a nuestro adolescente es porque aún deseamos juzgar a nuestro adolescente. Si estamos confundidos con respecto a lo que nuestra pareja espera de nosotros, es porque aún deseamos estar confundidos. Obviamente que creer en la unicidad no disminuye, automáticamente, el deseo de unicidad, y mucha gente lo cree y lo practica. Sin embargo, es interesante ver cuán a menudo proclamamos lo que se debe hacer aunque nosotros mismos no lo hacemos, y criticamos en los demás lo que con frecuencia hacemos. 

Irónicamente, aquellos que piensan que tienen los egos más pequeños, son los que más grande lo tienen. A menudo, los que se auto proclaman “buscadores de la verdad,” tienen un complejo de superioridad inconsciente y se convencen que lo han logrado. Los que se consideran normales y corrientes e iguales a los demás, y quienes están consciente de sus limitaciones no caen en la tentación de creer que pueden descubrir una verdad espiritual por sí mismos que otros desconocen. Sin embargo, eso es lo que un “buscador de la verdad” cree. 

Un Curso de Milagros puede sobrevivir el siglo XXI si aquellos que ven la Realidad hacia la cual éste señala eligen traspasar la frontera de sus egos y aceptar los intereses de los demás como los suyos propios. El despertar no es unirse con un concepto brillante en el Cielo. Es unirse los unos con los otros. Se vive y se expresa a través de los cientos de pequeños encuentros, diligencias y tareas que se llevan a cabo a diario. Sólo en cada instante podemos elegir ver nuestra uniformidad, igualdad y unicidad. Únicamente nos podemos despertar al Amor amando. Sólo podemos tener paz cuando extendemos Paz. 

Diariamente, durante nuestras actividades y mentalmente, tenemos cientos de pequeños encuentros con otras personas. En cada uno de estos contactos entregamos algo, y ese algo determina si el Curso continúa existiendo. La única forma de poder garantizar que esta preciosa enseñanza no caiga en oídos y corazones muertos es si damos el pequeño milagro de comprensión, apoyo, tolerancia y felicidad. Abandonemos el sangriento campo de batalla donde los egos pelean por el derecho de expresión. Ese nunca fue el propósito del Curso. Dios es. Dios está aquí. Nunca hemos abandonado nuestro hogar. Así que estemos felices de saber que los brazos de Dios aún nos rodean. Su corazón sigue siendo el nuestro. Sus ojos son los nuestros. Él es lo único que existe.

 

 

 

 Resultado de imagen para Hugh Prather

Hugh Prather

Hugh Prather. Escritor, poeta y orador motivacional estadounidense de gran influencia y éxito desde la publicación de su primer libro "Palabras a mí mismo" en 1970.

Leer más…

Deja de alejarte de Dios - Jon Mundy

3833891116?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde los archivos de...https://www.miraclesmagazine.org

 

Sé amable, porque todos los que conoces están librando una dura batalla- Platón

Siempre es algo

La actriz y autora estadounidense Gilda Radner (1946-1989), es recordado por su frase a menudo repetida, "Siempre hay algo" que también es el título de su autobiografía.

Últimamente, hemos tenido problemas informáticos, problemas de tuberías y problemas con el automóvil y todo esto no es nada comparado con aquellos que están perdiendo sus hogares en los incendios forestales en California. Dos amigos han tenido recientemente accidentes automovilísticos graves, el apartamento de otro se incendió, otro tiene cáncer, otro está muriendo, el esposo de otro está desarrollando Alzheimer, otro ha sufrido un derrame cerebral y otro lucha contra el alcoholismo. Mucha gente parece estar "pasando por algo "- problemas de salud, problemas de dinero, problemas relacionados con el trabajo, problemas de relación, problemas de autoestima: la lista continúa.

 No conozco una sola tradición esotérica y mística que no diga que este mundo es una escuela. A veces sugiero en broma que este lugar es un hospital, un centro de rehabilitación o quizás un reformatorio. De 1982 a 1990, impartí clases para Mercy College dentro de la prisión Sing Sing. Allí hay un gran cartel cuando llegas a la puerta de Sing Sing que dice: "Sing Sing, Centro Correccional del Estado de Nueva York ". Solía ​​pensar:" Eso sería bueno ". Es decir, ¿no sería bueno si este fuera un lugar donde Se produjera "corrección". La verdad es que a menudo no sabemos cómo corregirnos nosotros mismos, entonces, ¿cómo podemos corregir a aquellos que no han tenido mucha oportunidad de desarrollar habilidades de afrontamiento efectivas?

“Tú que te sientes amenazado por este mundo cambiante, por sus cambios de fortuna y amargas ironías, por sus fugaces relaciones y por todos los "regalos" que únicamente te presta para más tarde arrebatártelos, presta mucha atención a lo que aquí decimos. El mundo no ofrece ninguna seguridad. Está arraigado en el ataque. Y todos los "regalos" que aparentemente ofrecen seguridad no son más que engaños. El mundo no hace sino atacar una y otra vez. Es imposible gozar de paz mental allí donde el peligro acecha de ese modo”. (Libro de ejercicios, Lección153.1.1-5)

Hay, por supuesto, muchas experiencias maravillosas que podemos tener en este mundo, comenzando por compartir en relaciones amorosas. Hay mucha belleza en la naturaleza, en nuestro amor por la música, el arte, la literatura, los animales y la pura alegría que proviene de participar en actos creativos. Aun así, parece que "Hay siempre algo ", y hay mucha curación por hacer.

Al no poder lidiar con la vida, algunas personas eligen el suicidio como medio de escape. Si bien eso los liberará del cuerpo, la mente no puede morir. Lo que existe temporalmente dentro de los límites de un cuerpo no es lo que nos da la vida. La vida es. El espíritu es eterno y aunque podemos optar por abandonar el mundo y el cuerpo, no podemos dejar la mente.  “El término "mente" se utiliza para representar al agente activador del espíritu, que suministra su energía creativa”. C-1.1

~ y ~

“Tu realidad es solo espíritu”. T-1.III.5: 6

Huir de la vida, de Dios, del amor, simplemente nos lleva más profundamente a sumirnos en nuestros " pensamientos privados lamentables y sin sentido " (W- 52.5: 7) y en "el sueño del mundo ". Soñar no es realidad. Los "pensamientos privados sin sentido " no son realidad. El curso nos dice que Todo nuestro tiempo lo pasamos soñando. Nuestro sueño y nuestros sueños despiertos tienen diferentes formas y eso es todo. Los sueños nunca pueden satisfacer a un hijo de Dios. Las fantasías son meramente fantasías y nunca realidad.

Mire directamente cada imagen que surge para retrasarlo, porque la meta es inevitable porque es eterna. La meta del amor no es más que tu derecho, y te pertenece a pesar de tus sueños. T-15.IV.2: 1

La solución a los problemas de la vida permanece: enfrentar lo que deba enfrentar de la manera más amorosa y responsable posible. "Dios es vida" y "Dios es amor". Cuanto más amamos, más vivos estamos y cuanto más vivos estamos, más amamos. Si quieres ser feliz, enfrenta a Dios de forma directa. La historia de Jonás y la ballena de la Biblia es una mitología: también es una historia que dice: "No hay escapatoria de la vida. No hay escapatoria del amor. No hay escape de Dios ".

Todas las mañanas, a menos que estés confinado en una cama, cuando te despiertes, debes poner los pies en el suelo. Debes levantarte y empezar a vivir tu vida. No hay escapatoria. No hay que taparse hasta la cabeza para esconderse de la vida. Hacer lo que Dios quiere que hagamos significa estar despiertos, responsables y vivos. Seguir la guía de Dios significa cumplir nuestro destino de la manera más concienzuda posible.

La comunicación con Dios es vida. T-14. IV.10: 5-6

Lo siguiente es del Capítulo 21, Sección II del Curso, titulado "La responsabilidad de la vista". Sugiero memorizar la sección en negrita a continuación y dígalo cada vez que se sienta preocupado o inseguro de qué hacer.

Esto es lo único que tienes que hacer para que se te conceda la visión, la felicidad, la liberación del dolor y poder escapar completamente del pecado.  Di únicamente esto, pero dilo de todo corazón y sin reservas, pues en ello radica el poder de la salvación:


Soy responsable de lo que veo.
 Elijo los sentimientos que experimento y decido
el objetivo que quiero alcanzar.
 Y todo lo que parece sucederme yo mismo lo he pedidoy se me concede tal como lo pedí.

No te engañes por más  tiempo pensando que eres impotente ante lo que se te hace.

T-21.II.2:1-6

 

Echemos un vistazo más de cerca a las tres frases en la sección en negrita. encima. Soy responsable de lo que veo. Uno de los principios más básicos del Curso aparece en la Sección I del Capítulo 21, justo antes de la sección anterior. Esta sección comienza con una oración de tres palabras que aparece dos veces en el Curso: "La proyección hace la Percepción ". En otras tres ocasiones, también encontramos la oración "La percepción es una elección". Entonces, si la proyección hace la percepción y la percepción es una elección, "¿Quién es el que elige?" ¿Quién es el ¿tomador de decisiones? El tomador de decisiones es la parte de la mente que determina el mundo que vemos. Y, solo hay dos opciones. Existen no tres o cuatro o cualquier número de opciones que no sean dos. Podemos mirar en el mundo con el ego proyectivo o con el Amor de Dios. Estamos siempre siendo anfitrión de Dios o rehén del ego.

“Ningún hombre puede servir a dos señores: porque odiará al uno, y amará al otro, se aferrará a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al mundo “. Mateo 6:24

Date cuenta pues de quien mora en ti, reconociendo simplemente lo que ya se encuentra ahí, y no te conformes con consoladores imaginarios, pues el Consolador de Dios se encuentra en ti.-T-11. II.7: 8

Consoladores imaginarios

Si bien es mejor tener dinero en el banco que no tenerlo, y aunque cada "cuerpo" necesita aire, agua, comida y un lugar para dormir, si la mente no está tranquila, no hay cantidad de comida, o bebida o bienestar material que nos vaya  a hacer felices. Si la mente no está en reposo, entonces todas estas cosas son consoladores imaginarios. Esconderse en adicciones significa tratar de escapar de Dios; también nos hace sentir culpables, solitarios y deprimidos porque "nosotros sabemos que “no estamos haciendo lo que se nos ha pedido que hagamos". El curso nos pide que despertemos y recordemos nuestro propósito, ya que hacerlo depende de nuestra voluntad. Mientras las inclinaciones inconscientes gobiernen la mente, nosotros no podemos ser libres.

El ego usa el cuerpo para atacar, para obtener placer y para vanagloriarse.

El Espíritu Santo ve el cuerpo solo como un medio de comunicación,

y como comunicar es compartir, comunicar se vuelve un acto de comunión. T-6. V-A.5: 3 y 5

No atacar

"Soy responsable de lo que veo" no significa que somos responsable de los accidentes que encontramos en el camino, ni significa que somos responsables del comportamiento de otra persona. No es así.  Significa, sin embargo, que somos responsables de cómo reaccionamos ante lo que vemos. Una maniobra básica del ego es culpar al mundo de nuestra propia condición.  Todos conocemos personas que están obsesionadas con lo que está sucediendo en política. Como todos los dramas políticos, lo que está sucediendo en el escenario político actual pasará, y otro drama tomará su lugar. Ser poseído por el "Teatro" y las tragedias de la vida no trae tranquilidad. No lo olvidemos, este es un mundo de sueños y el mundo se mueve desde un drama a otro, una guerra a otra, una telenovela a otra, una administración a otra administración, una fantasía a otra fantasía; y todo lo que necesitamos para ser libres es verlo por lo que es. Nada real puede verse afectado de cualquier manera por nuestros sueños. He intentado sin éxito persuadir a un amigo para que deje de ver las noticias, pero él está obsesionado con ellas.

Otro amigo me dijo que su padre le grita a la televisión. El problema no es lo que está sucediendo en el mundo. El problema siempre es reducible a cómo veo el mundo ¿Puedo ver a Dios en todas las cosas, o debo señalar constantemente la naturaleza falaz del mundo en cada curva a lo largo del camino de la vida?

Si tus hermanos forman parte de ti y los culpas por tu privación, te estás culpando a ti mismo. T-11. IV.5: 1

Y puesto que crees en ellos [pensamientos de ataque], ya no puedes creer en ti mismo.  Una imagen falsa de ti mismo ha venido a ocupar el lugar de lo que eres. W-26.3: 4

Un día vi a un hombre saliendo de una tienda de Verizon con su teléfono celular en la oreja, gritando a alguien en el otro extremo del teléfono. "¡Yo nunca firmé nada, eres un…! “Un joven adolescente, aparentemente su hijo, se quedó sin palabras a su lado con aire aturdido. Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), "la ira es una adicción conductual", una que podemos superar si estamos dispuestos a dejar ir toda la ira. "La ira nunca está justificada" (T-30.VI.1: 1). Al ego le encantaría si dijera que la ira está "a veces" justificada. Entonces podríamos tener debates sobre cuándo está o no justificado. La palabra es "nunca". La ira nunca es la respuesta correcta.

Recuerda siempre que no puedes estar en ninguna otra parte, excepto en la Mente de Dios. Cuando te olvidas de esto, te desesperas y atacas. T-9. VIII.5: 3

"No atacar" significa no atacar en pensamiento, palabra o acción. Primero, comenzamos con pensamientos porque todo comienza como una idea.

No ataque con la boca, en palabras ni hechos, y ciertamente, no ataque físicamente. Si proyectamos nuestros pensamientos de ataque al mundo, nosotros temeremos ser atacados como respuesta, porque "siempre te atacas a ti mismo primero.” (W-26.3: 1) Recordemos que: La salud es el resultado de abandonar todo intento de utilizar el cuerpo sin amor. T-8. VIII.9: 9

Placer

No hay nada intrínsecamente malo en el placer. ¿Quién no disfruta de una buena comida? Mi esposa, Dolores, hace una tarta de pollo muy buena. Aun así, los antiguos filósofos griegos nos recomiendan observar: "Nada en exceso. Todo con moderación. De esa manera, nada puede convertirse en una obsesión o una adicción. "El cuerpo es el hogar elegido por el ego". (T-4. V.4: 1)

Algunos odian el cuerpo e intentan herirlo y humillarlo. Otros aman el cuerpo y tratan de glorificarlo y exaltarlo. W-72.7: 2-3

Según el Instituto Nacional de Salud, el 70% de los estadounidenses tienen sobrepeso. De ese número, el 38% son obesos; y de eso número, 8% son extremadamente obesos. El consumo de alcohol está en aumento y es un factor común en crímenes violentos, incluidos el abuso conyugal e infantil. Internet está lleno de artículos sobre la epidemia de opioides en el Estados Unidos. Cada doce minutos, alguien en los Estados Unidos muere por sobredosis de un opioide: heroína. Aunque menos personas son adictas a la nicotina en occidente, sigue siendo un problema importante en todo el mundo, y en los EE. UU. más de 400,000 personas mueren cada año debido a enfermedades relacionadas con la nicotina. Ocho se estima que es el porcentaje de hombres y el tres por ciento de mujeres en los EE. UU. afectado por la adicción al sexo. Todas estas cosas y más, de la adicción a las drogas, a los videojuegos, internet y las compras, son formas de escapar de Dios y, por lo tanto, de la vida.

Pero no puedes huir de Dios. No hay ningún escondite aquí abajo.

“El poder, la fama, el dinero, los placeres físicos, ¿quién es el “héroe” que posee todas esas cosas? ¿Qué significado podrían tener excepto para un cuerpo? Ma un cuerpo no puede evaluar. Al ir en pos de tales cosas, la mente se identifica con el cuerpo, negando su identidad y perdiendo de vista lo que realmente es. M-13.2: 6-9

 

Elijo los sentimientos que experimento

¿Alguna vez dijiste que estabas molesto, ofendido, decepcionado o disgustado por algo que parecía suceder en el mundo? ¿Quién es "el tú", que está molesto, ofendido, decepcionado o disgustado? Solo un ego puede experimentar cualquiera de estos sentimientos y no eres un ego. ¿Te imaginas a Jesús enojado porque los discípulos "no lo estaban entendiendo"? Si no soy un ego, entonces ¿por qué actuaría como si fuera un ego?  Los egos son débiles y frágiles y se lastiman fácilmente con nada. Si yo me veo yo mismo como ego, entonces puedo ser herido. Me puedo ofender. En verdad, cada uno  es un Hijo de Dios; de hecho, todos son el Cristo. Realmente es mucho más fácil ser amoroso que ser odioso, y nos sentimos mucho mejor por ello.

En lugar de ser un buscador de fallas, es más divertido encontrar lo que es bueno en la vida. En lugar de estar angustiado, ofendido o asqueado por el mundo que veo, podría amarlo con la misma facilidad. Mira de qué hablas con otras personas tomando café o té. ¿A dónde va la conversación? Al participar en chismes; ¿Me gusta y me quejo? Ese no es el mundo de Dios. El Curso nos recuerda: " Puedes reflejar el Cielo aquí". (T-14. IX.5: 2) Decido el objetivo a alcanzar. Aquí estamos de vuelta en el punto de elección. Este es un curso obligatorio, pero, el momento en que lo tomamos es voluntario.

Puedes aplazar lo que tienes que hacer y eres capaz de enormes dilaciones, pero no puedes desvincularte completamente de tu Creador, quien fija los límites de tu capacidad para crear falsamente- T-2. III.3: 3

Se necesita un gran aprendizaje para darse cuenta y aceptar el hecho de que El mundo no tiene nada que dar .M-13.2: 1

¿Deseo alcanzar alguna meta mundana? Si lo hago, ¿qué sería? ¿tener? Tal vez algo del mundo, un título tal vez. No hay doctores en el cielo. ¿Quién necesitarías de un médico si no hay cuerpos ni enfermedades? No hay generales, capitanes. o tenientes. ¿Por qué habría que haber hombres de guerra en el cielo? Allí, en el Cielo, no hay Reverendos, Su Gracia, Su Eminencia o Su Santidad. No hay jerarquía espiritual.

Un amigo me contó sobre su deseo de tener un auto deportivo caro. Finalmente, llegó el día en que tenía suficiente dinero para el pago inicial y suficiente crédito para comprar el auto. Conduciendo a casa pensó: "Bueno, ya lo tengo. ¿Es solo eso? Se había puesto en una gran deuda. El objetivo fue logrado, pero ¿ahora qué? Mostrárselo a sus amigos, ¿eso le traería paz? Otro amigo, John Mark Stroud, cuenta la historia acerca de ganar un premio de la compañía para la que trabajó, el más alto honor que uno podría recibir de su empresa. Recibiendo la recompensa y saliendo del escenario, una profunda oscuridad cayó sobre él. El pensamiento vino, "¡Esto es todo!" Y la respuesta vino, "¡No, esto no es así! Esto es solo algo mundano". No podemos saber quiénes somos realmente si pensamos que somos algo que no somos. En ambos casos, los dos hombres sabían que lo que habían logrado no era realmente gratificante. Era algo temporal y no quiénes eran como Hijos de Dios.  El mundo de los sueños que vemos con los ojos del cuerpo nunca puede satisfacernos.  En el fondo, todo el mundo sabe que hay algo mucho más magnífico. Como expresión de la Voluntad de Dios, no tienes otra meta que la Suya. W-74.1: 6

Y todo lo que parece pasarme, lo he pedido y recibido, tal como lo he pedido

Este es algo grande. Significa aceptar la plena responsabilidad de Todo lo que llega a mi camino. No hay nada que venga a mi camino que no lo haya pedido. ¿Por qué pedí esto? A veces, la respuesta no es obvia, al menos no inicialmente. En 2001, me diagnosticaron cáncer de colon. Después de la extirpación de un tumor del tamaño de un limón junto con parte de mis intestinos, el médico realizó una exploración y descubrió que el cáncer se había extendido a mis ganglios linfáticos y posiblemente al hígado u otros órganos.  Cuando recibí el diagnóstico por primera vez, pensé: “No pedí cáncer. El cáncer no estaba en mi guion”. Pero lo tenía, así que debo haberlo pedido. Lo que salió de eso fue hacerme  amigo de la muerte: mi muerte - "Está bien, si es mi hora de ir, ven a buscarme". Una vez que decidí que estaba bien morir, me di cuenta de que probablemente no iba a morir, al menos no todavía.

Una de las lecciones más importantes del curso es la Lección 31: “No soy una víctima del mundo que veo.” Una gran paz puede venir al rendir la  victimización y aceptar con gracia lo que llega a nuestro camino - Recordando que, de hecho, todo es una lección.

Y ahora algunas buenas noticias:

 Ten la seguridad de que nunca has perdido tu identidad ni las extensiones que la mantienen en plenitud y paz. T-7. IX.7: 1

No puedes estar en ninguna parte, excepto en la Mente de Dios. T-9. VIII.5: 3

 

Amorosamente Jon

 

 Resultado de imagen para Jon Mundy

 

Jon Mundy ha escrito inspirdores libros como maestro de Un Curso de milagros...entre otros...VIVIR UN CURSO DE MILAGROS...que tipé para ustedes hace muchos años capítulo a capitulo por no hallarse en INTERNET)

Es catedrático en la Universidad Estatal de Nueva York y ha dictado clases sobre  "Historia del Misticismo ", " Historia de La Filosofía " y "Psicología de La Religión ", entre otras cátedras.

Fue ministro metodista ordenado durante 45 años, habiendo comenzado como pastor en iglesias rurales en Missouri en el año  1961. Fue editor de varias publicaciones y desde 2002 hasta la actualidad edita y publica la revista "Milagros".

Es autor de ochos libros basados en Un Curso de Milagros entre los que se destacan " El Místico De Missouri ", " Escuchando A Tu Guía Interior ", " Las Diez Leyes de la Felicidad " y el recientemente publicado " ¿ Qué es el Misticismo ? "

Jon fue uno de los  primeros estudiantes y maestros del Curso, guiado directamente de la mano de Helen Schucman a lo largo de sus  primeros y complejos pasos hacia una espiritualidad plena y abundante. Para más detalles sobre el autor y sus otras, visita su sitio en internet www.miraclesmagazine.org

https://www.miraclesmagazine.org

 
Leer más…

¿Por qué me cuesta tanto estudiar UCDM? - Kenneth Wapnick

1-0.jpg?profile=RESIZE_710x

Traducido con Amor desde...https://medium.com

 

“Un Curso de Milagros es difícil, como lo es revertir nuestra identificación con el cuerpo, porque es inevitable que lo leamos como cuerpo. Somos cuerpos, eso creemos, pero un día caeremos en la cuenta de que hemos estado leyendo mal el Curso.

Reconoceremos que tenemos que volver al comienzo y leerlo de nuevo. Lo hemos estado leyendo como si fuésemos cuerpos, creyendo que Jesús es un cuerpo que nos está hablando como cuerpos acerca de qué debemos y no debemos hacer con otros cuerpos.

Seguro, admitiremos, él habla de la mente y dice que el cuerpo no es real, pero no lo dice en serio. Tomamos esa información, la dejamos a un lado (disociación) y cándidamente continuamos haciendo nuestro trabajo espiritual, creyendo que somos cuerpos y que regresaremos a casa como cuerpo, como persona.

Desde esa perspectiva crasamente errónea de quienes somos, es obvio y natural que surja la pregunta: «¿Qué ocurre cuando morimos?» Pero, si no somos cuerpos, no morimos; si el cuerpo no está vivo, ¿cómo puede morir? No sucede nada cuando morimos, porque no sucede nada cuando creemos que vivimos. Esa pregunta se le puede ocurrir únicamente a los que creen ser cuerpos. Esta dinámica de reprensión, disociación y proyección demuestra las astutas bromas que nos gasta el ego.

Leemos este curso que tan claramente enseña — desde el principio — que solo se concentrará en la mente y nosotros hacemos caso omiso; creemos que Jesús es una persona (cuerpo) que se dirige a otra persona (cuerpo).

Nuevamente, Jesús, o el símbolo del amor que su cuerpo representa, solo se está comunicando con el tomador de decisiones en todos nosotros.

Lo que es más, puesto que Jesús no habla ni tiene necesidad de palabras, en verdad nos estamos comunicando solamente con nosotros mismos.

Dr. Kenneth Wapnick
Extraído del Libro “Cuando 2 + 2 = 5”

https://medium.com/@santiago.guerrero/por-qu%C3%A9-me-cuesta-tanto-estudiar-ucdm-1c7c97db4231

Leer más…

UCDM-¿Cómo Puedo Salir de Aquí? -David Hoffmeister

2184508?profile=RESIZE_930x

Querido David,

He estado buscando algo más. Si lo que dices es el camino a casa, tengo virtualmente que dejar atrás toda creencia que me ha sido enseñada y hacer un cambio completo. Tengo que decir que esto es justo como la película, La Matrix – genial. ¿Puedes decirme cómo puedo salir de aquí?

 

Amado,

La experiencia de Despertar es verdaderamente profunda. Conocerse a Uno Mismo es estar vivo en Espíritu. Las experiencias percibidas a través de los cinco sentidos pueden parecer reales mientras se deshacen, abandonar las creencias falsas, aún así la experiencia del momento presente es inevitable. Así como Neo pareció ser llevado paso a paso en La Matrix, Despertar puede lucir como un proceso. Llega un momento cuando el mundo es visto como pasado – y este momento es el momento de Libertad. En el Presente no hay ningún proceso. Parece que se requieren saltos de fe únicamente porque la fe ha sido colocada en la ilusión y debe ser retirada del error. El mundo perceptual de opuestos fue el intento de negar la Unicidad de la Realidad, y así como el deseo por la paz llama a la experiencia de paz dentro de la consciencia, se hace obvio que la paz no tiene opuestos.

He aquí la llave: Escucha tu interior… los pasos son obvios para una mente dispuesta.

Primero, debe hacerse aparente que la dualidad no es el hogar de nuestro Ser, el Cristo. Es, por lo tanto, imposible sentirse contento y feliz en la dualidad. Toda intranquilidad es simplemente el temor a Despertar. El soñador del sueño debe hacerse consciente que sueña para despertar del sueño.

La consciencia que conduce a Despertarse es el perdón de la ilusión. Perdonar es simplemente ver lo falso como falso, y no hay excepciones para este estado mental. Es imposible lograr perdón parcial. El perdón debe ser experimentado completamente para ser experimentado absolutamente.

Cristo te está llamando “fuera de este mundo” T-18.I.12, T-13.VI.11.3 y, así como esta declaración es por primera vez vislumbrada, se hace aparente que literalmente no hay manera de participar en el pensamiento del mundo y simultáneamente “Conocerte a ti mismo”. T-8.III.5 La verdad y la ilusión no tienen ningún punto de encuentro. El Perfecto Amor echa fuera el temor, y la Luz disipa la obscuridad.

La Guía interna primeramente conduce hacia adentro a una experiencia, una aventura, un descubrimiento de la consciencia de estar soñando. En este estado de consciencia se hace aparente que no hay nada real sucediendo en el mundo. Las formas parecen desplazarse y cambiar, las figuras del sueño parecen ir y venir, sin embargo su naturaleza carente de sustancia, la esencia del sueño, no puede ya más engañar al soñador. La matriz de la ilusión del control no tiene atracción ni fascinación desde la Perspectiva que surge de pensar con Dios. Sueña ligeramente de un mundo sin pecado, carente de juicio. Dios no juzga, pues literalmente no hay nada entre qué juzgar. El perdón entonces puede ser llamado la aceptación de una completitud que no conoce de partes.

A menudo el despertar espiritual es asociado con rendir algo. Esta asociación falsa surge de la creencia en la carencia, el cual fue el intento imposible de negar la completitud. Lo que Dios crea es por siempre completo y no conoce de carencia. No hay necesidad de rendir algo que nunca existió. La naturaleza ilusoria de los sueños es obvia cuando el deseo de separar ha sido soltado. Instantáneamente es evidente que la completitud nunca se fue a ningún lado, pues siempre es lo que es. La voluntad para Despertar también incluye el desprendimiento del deseo de querer salir de aquí, pues en el descubrimiento de la completitud no existe aquí ni allá. Es imposible perseguir o luchar por escapar algo sin “aparentemente” reforzar la creencia que existe algo fuera de la completitud. La completitud trasciende toda apariencia.

Si Cristo es real, el mundo no lo es. El Espíritu no viene al tiempo-espacio. Despertar es el reconocimiento que el Espíritu es real y que la Identidad en Dios nunca cambia. El cuerpo no tiene significado porque la Mente es Una y el Espíritu es Uno, y no hay brecha en lo que es por siempre Uno. La retracción de la fe en la ilusión de significado proyectado hacia el tiempo/cuerpo/mundo y el conocimiento del Significado Presente es aparente como Todo. Yo soy Espíritu. ¡Regocíjate en este hecho! ¡Gracias Dios por crear Todo como Uno en el Espíritu!

Seguir el pensamiento del Espíritu Santo es fácil, pues no hay deseo por nada más. Despertar es natural y sólo parece difícil si se le da valor a las apariencias. No valores ninguna apariencia y la verdad instantáneamente saltará a la consciencia. Cuán simple y obvia es la verdad.

Te amo por siempre y para siempre Santo,
David

 

Leer más…

3814961994?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor, en el Uno, desde… https://facim.org/


Parte 2

Ahora podemos responder las cuatro preguntas presentadas en el primer párrafo de este artículo:

1. ¿Qué tipo de mente podría haber tenido tal pensamiento (el temor de Dios es el comienzo de la sabiduría) 

Una mente dividida que ha abrazado el sistema de pensamiento del ego experimentaría constantemente la emoción del miedo, ya que el pensamiento de la separación de Dios tenía la intención específica de hacer lo opuesto al amor, que por supuesto es miedo. Por lo tanto, la parte de la mente dividida en la que domina el sistema de pensamiento del ego está siempre en un estado de miedo inconsciente, aunque la persona pueda tener conscientemente experiencias agradables. Mientras tanto, el infierno inconsciente todavía se gesta en la mente que ha abrazado estos pensamientos, lo que explica la violencia y la ferocidad de los pensamientos y acciones de la humanidad en este sueño colectivo que llamamos vida.

2. ¿Cómo es que ese pensamiento resuena tan claramente con la audiencia bíblica, entonces y ahora?

Obviamente, parte de la mente dividida, que contiene el pensamiento de aniquilar a Dios, debe vivir en constante terror con la creencia de que ha logrado su objetivo. Esta mente solo experimenta lo específico y concreto — miedo y odio — por lo tanto, prueba que Dios no existe, ya que Dios es amor abstracto (es decir, no específico). El sistema de pensamiento del ego del mundo continúa su desarrollo creando un dios que tiene las mismas emociones que las figuras de los sueños que llamamos seres humanos, porque las personas se sienten cómodas con una figura de autoridad tan omnipotente que refleja su propio ego inconsciente. Y así, cuando los individuos en el pasado leyeron los relatos de Dios, de  los profetas, los hijos de Israel y Jesús y sus apóstoles, ellas les reforzaron el sistema de pensamiento inconsciente de especialidad con el que estaban tan identificados. Asimismo hoy,


3. ¿Por qué hoy se siguen dando sermones en templos e iglesias de todo el mundo sobre este tema?

Nuestra respuesta es una continuación de la anterior. Debemos comprender la satisfacción que el ego obtiene al hacernos creer que debemos suplicar y aplacar a un dios inconsistente, que ama un minuto y asesina al siguiente. Los gobernantes absolutos han usado bien esta necesidad del ego al hacer que las religiones se alineen con el gobierno totalitario del estado y al usar el temor de Dios como un arma contra las personas que podrían cuestionar una dictadura o deidad tan temerosa. Los líderes religiosos obtuvieron grandes seguidores en el pasado, y continúan haciéndolo en el presente, hablando sobre el pecado, el infierno, la condenación y el miedo, y cómo nuestra llamada desobediencia al dios hecho por el ego puede ser absuelta por su intervención o la intervención de alguna figura sagrada que defienden. El negocio de Dios en el sistema de pensamiento del ego es un gran negocio, y mientras la gente crea que será castigada por la figura extraterrestre de dios que representa la religión, las iglesias y templos continuarán presentando sermones sobre este dios. Al final, es nuestra individualidad la que vence, ese yo especial de los líderes religiosos y de sus seguidores, y nuestra realidad como Cristo la que aparentemente es vencida y perdida en nuestra conciencia.

4. ¿Por qué a los niños de hoy se les cría haciéndoles creer que temer a Dios es algo bueno ?

Dado que el propósito del sistema de pensamiento de individualidad y odio del ego es siempre perpetuarse a sí mismo, entonces esta motivación se refleja aquí dentro del sueño al hacer que los padres busquen inculcar en sus hijos el mismo sistema de creencias que los ha sostenido.  Un curso de milagros  enfatiza que a medida que enseñamos, también aprendemos, porque estamos reforzando el sistema de pensamiento, del Espíritu Santo o del ego, primero lo hemos hecho realidad en nuestras propias mentes. Y, por lo tanto, aquellas personas que son padres  buscandp reforzar su propia existencia individual, parte de esto identificada con sus roles de padres, inevitablemente enseñarán a sus hijos el sistema de pensamiento del ego del pecado, la culpa y el miedo  que ellos, los padres, deseen reforzarse para sí mismos.

Dado todo lo que hemos estado discutiendo sobre el temor de Dios, es lógico que los seguidores de este extraño dios bíblico, nacidos de su necesidad de reforzar y preservar sus identidades individuales y especiales, difícilmente puedan ser verdaderamente compasivos con los demás. Después de todo, en su sistema de creencias, la compasión de Dios se limita a sus elegidos, sus favoritos, y entonces, ¿por qué no debería ser así para ellos? Por lo tanto, a menos que se retire la creencia de esta imagen de un dios temido y castigador, y las consecuencias de esa creencia, un nuevo paradigma no puede nacer en la conciencia de la gente. Y así, nos vemos obligados a repetir los mismos patrones disfuncionales de egoísmo y odio, una y otra vez, que hacen que las sociedades y la civilización sean lo que son, y que dejan a la humanidad sin esperanza y desesperada ante cualquier cambio real,

De hecho, a lo largo de la historia, se han hecho muchos intentos para formar grupos u organizaciones que aborden los males de la sociedad, demostrando lo que parece ser una actitud más responsable y compasiva. Sin embargo, por muy nobles que hayan sido y continúen siendo sus misiones, nunca obtuvieron el apoyo de las masas ni lograron elevar la conciencia de la gente  a la compasión. Sin embargo, ¿cómo podrían tener éxito cuando el sistema de pensamiento subyacente del ego, junto con su dios vengativo, nunca fue realmente abordado, ni en el mundo al que intentaban ayudar, ni por los miembros del grupo, los ayudantes? Es por eso que se emite esta advertencia, bien conocida por la mayoría de los estudiantes de Un Curso de Milagros: “No confíes en tus buenas intenciones. No son suficientes” (T-18.IV.2: 1-2). Como se nos recuerda a lo largo del Curso, las expresiones de amor son imposibles sin eliminar primero, con la ayuda del Espíritu Santo, los pensamientos del ego que bloquean dicha expresión. Citamos solo uno de los muchos recordatorios:

Tu tarea no es buscar el amor, sino simplemente buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has construido contra él. No es necesario buscar lo que es verdadero, pero es necesario buscar lo que es falso (T-16.IV.6: 1-2).

La clara implicación aquí es que antes de tratar de emprender un acto de compasión, primero tendríamos que pedir ayuda al Espíritu Santo para deshacer todos los bloqueos del ego que interfieren con nuestra actitud de compasión, el precursor obvio para cualquier acción amorosa y afectuosa. De hecho, es el contenido de la compasión el que debe aplicarse universalmente, ya que dentro del mundo, las formas en que se expresa la compasión son obviamente limitadas. Curiosamente, aunque el concepto de compasión hacia todos es una parte integral del mensaje para nosotros en Un curso de milagros, la palabra misma aparece solo una vez, en un pasaje que se relaciona directamente con el temor de Dios:

Hacerle frente al temor de Dios, requiere cierta preparación. Solo los cuerdos pueden mirar de frente a la absoluta demencia y la locura delirante con piedad y compasión, pero sin miedo. Pues solo les podría parecer temible si la comparten, y tú la compartes hasta que no contemples a tu hermano con perfecta fe, con perfecto amor y con perfecta ternura (T-19.IV-D.11: 1-3).

En otras palabras, siempre que nos identifiquemos con el sistema de pensamiento del ego de separación e individualidad, de pecado, culpa y temor de Dios, todo parte de un paquete loco, entonces la verdadera compasión, nacida de la percepción unificada del Hijo único de Dios, es imposible. En la misma línea, Jesús nos enseña al principio del texto sobre la imposibilidad del amor en su mundo debido a nuestra identificación del ego:

Tú que te identificas con el ego no puedes creer que Dios te ame. No amas lo que hiciste y lo que hiciste no te ama a ti. El ego que fue engendrado como resultado de tú haber negado al Padre, no le guarda lealtad a su hacedor. No puedes ni imaginarte la relación real que existe entre Dios y sus creaciones  debido al odio que le tienes al ser que fabricaste. Proyectas sobre el ego tu decisión de estar separado, y esto entra en conflicto con el amor que, por ser su hacedor, sientes por él. No hay amor en éste mundo que esté exento de esta ambivalencia, y puesto que ningún ego ha experimentado amor sin ambivalencia, el amor es un concepto que está más allá de su entendimiento. El amor aflorará de inmediato en cualquier mente que de verdad lo desee, pero tiene que desearlo de verdad.  Esto quiere decir desearlo sin ninguna ambivalencia, y esta forma de desear está completamente desprovista de la “compulsión de obtener” del ego (T-4.III.4; subrayado nuestro).

Si no podemos aceptar el amor por nosotros mismos, no hay forma de que podamos amar a todos los que son parte de nuestro verdadero Ser. Solo el cambio del sistema de pensamiento del miedo y el odio del ego al sistema de pensamiento del perdón y el amor del Espíritu Santo puede generar una verdadera compasión por "todos los que deambulan por el mundo inciertos, solitarios y con miedo constante" (T-31.VIII.7: 1) La palabra clave aquí es todos, porque si el amor compasivo es verdadero, debe abarcar a toda la Filiación, sin excepción. De hecho, cuando nuestra compasión se limita a personas especiales o grupos especiales de personas, expresado en  momentos y circunstancias especiales, siempre es señal reveladora de que el sistema de pensamiento inconsciente de separación y especialidad de nuestro ego ha levantado una vez más su cabeza fea, en recuerdo de su dios vengativo y castigador. Aquí se  nos instruye sobre el uso de la empatía por parte del ego, un sinónimo de compasión:

La prueba más clara de que la empatía como la usa el ego es destructiva radica en el hecho de que se aplica solo a ciertos tipos de problemas y a ciertas personas. Él mismo los selecciona y se une a ellos. Pero  nunca se une a nada, excepto para fortalecerse a sí mismo (T-16.I.2: 1-3).

Cuando la bandera roja de nuestro juicio y especialismo se agita ante nuestros ojos, nuestra única responsabilidad es ir a Aquel que solo conoce la compasión, pidiendo que Su visión de Dios y Su Hijo reemplace la nuestra. Nos enseñaría que la compasión está justificada por cada fragmento aparentemente separado de la filiación, ya que todos creemos que somos pecadores miserables, condenados a sufrir cierta destrucción a manos de un dios vengativo. Por lo tanto,  los que parecemos separados dentro del sistema del ego, todos somos unosin excepción, y este reconocimiento es el requisito previo para recordar por fin que somos uno: Cristo.  Al aprender que Dios ama a todos Sus hijos por igual y como uno solo, somos inspirados a reflejar ese amor a través de nuestra actitud compasiva hacia la víctima y el victimario por igual: los pobres, los ricos; los buenos, los malos; los impotentes, los poderosos. Solo entonces podremos conocer nuestra verdadera Identidad, compartida con todos, como el único Hijo de Dios, el Cristo que Él creó Uno con Él.

 

https://facim.org/the-fear-of-god-and-compassion-for-other-part-2/

Leer más…

3812220973?profile=RESIZE_930x


Traducido del Inglés con Amor desde… https://facim.org

 

 

El temor de Dios es el principio de la sabiduría (Salmo 111: 10).
El temor de Dios es el principio del conocimiento (Proverbios 1: 7).
He aquí que el temor de Dios, que es la sabiduría (Job 28:28).

 

El mundo occidental está sin duda lo suficientemente familiarizado con las citas anteriores de la Biblia. Estas son declaraciones increíbles, ya que el uso de la palabra miedo aquí también connota  temor  y se usa constantemente en del Antiguo Testamento. Claramente, un aspecto esencial de la actitud reflejada en la Biblia hacia Dios es una de miedo, si no de terror, a causa de sus penas extremas por desobediencia y falta de respeto que se registran en la mayor parte de sus libros. Por lo tanto, podemos afirmar que, al menos en parte, la intención expresada en estas líneas es que sólo aquellos que temen a su creador puede alcanzar un estado de sabiduría y conocimiento, y que ese temor es de hecho un estado deseado e incluso santo, y una parte integral del camino espiritual. Algunas preguntas, sin embargo, surgen de inmediato:

1. ¿Qué clase de mente podría haber tenido tal pensamiento?

2. ¿Cómo es que ese pensamiento resuena tan claramente con la audiencia bíblica, entonces y ahora

 3.¿Por qué se dan sermones hoy todavía en templos e iglesias en todo el mundo sobre este tema?

4.¿Por qué los niños siguen siendo criado con la idea de que el temor a Dios es una cosa buena?

En este artículo, vamos a responder a estas preguntas y explorar por qué esta idea prolifera a lo largo de los siglos en muchas religiones. En segundo lugar, vamos a discutir cómo, debido a este temor de Dios, la compasión verdadera y amorosa hacia los demás es imposible. Este seguirá siendo el caso a menos queeste temor subyacente se exponga por primera vez y luego se lo deje ir a través del perdón.

El dios que la Biblia describe es una persona, un individuo hecho a la “imagen y semejanza” del hombre, que a continuación le exige que sea adorado de una manera específica porque es después de todo, un dios celoso (Éxodo 20: 5). Por otra parte, él es un dios que se enoja y encoleriza cuando sus mandamientos y estatutos no se mantienen. Curiosamente, muchos de estos mismos rasgos son una parte integral del panteón de dioses y diosas de la antigua Grecia. Sin embargo, como consideramos que estas figuras divinas son mitológicas, nos entretenemos y divertimos al leer sus travesuras adolescentes, bromas pueriles, y rabietas de niño. Esto no sucede con los hechos descritos en la Biblia, sin embargo, que se toman como la palabra inspirada de Dios, y por lo tanto no deben ser cuestionadas, sino aceptadas como la verdad.

Un estudio de la psicología de Un Curso de Milagros ayudaría a aclarar que las características anteriores son una proyección de la mente dividida que se alineó con el sistema de pensamiento del ego.  Y así, la idea de una deidad celosa, enfadada, y castigadora se ha consagrado en las páginas de los textos bíblicos “sagrados” por cerca de tres mil años. Y sin embargo, relativamente pocos se han preguntado: “¿Cómo puede ser esto?” Obviamente, ya que estos rasgos del ego han sido expuestas en casi toda la humanidad desde los albores de la existencia, no debe causar ninguna sorpresa que el aparente creador de estas criaturas comparta los mismos aspectos infelices de lo que significa ser humano. Porque ¿cómo podría no ser así? Debe ser que los escritores de los libros bíblicos proyectan sus propias características inconscientes a los personajes que están describiendo, o sea que siempre están escribiendo sobre sí mismos.

Nuestro papel inconsciente en todo esto se olvida, sin embargo, y simplemente terminan creyendo que nuestras proyecciones inventadas son  realidad. Así es que el Dios proyectado se ve como una figura real y objetiva que hay que tener en cuenta. Por lo tanto, si las personas se crían creyendo que la deidad bíblica es temeraria, es lógico que también deben creer que la única forma en que pueden adquirir sabiduría o conocimiento, reflejando lo divino, es adoptando una actitud de miedo. Por lo menos, esperan que sus acciones no ofendan al Dios omnipotente, irracional y muy temido, y lo impulsan en aún más a la venganza y el castigo colérico.

Ha llegado el momento de que la humanidad deje caer todas estas nociones acerca de la Divinidad, ya que sin duda podemos observar los efectos en toda la historia de mantener esa noción de Dios en nuestra conciencia. Estas imágenes de lo divino no han sido edificantes, no han fomentado cualquier verdadero avance de la conciencia, ni han traído amor y perdón a nuestras relaciones con los demás. De hecho, los resultados de esta teología han sido muy destructivos.

Por ejemplo, existe la creencia de que uno puede ser señalado por Dios para ser uno de sus elegidos (un profeta, apóstol, o el mismo Jesús) o grupos enteros (los hijos de Israel, los cristianos, o sacerdotes). Esto sólo puede conducir a una actitud de arrogancia, ya que los creyentes inevitablemente piensan  que están justificados al sentirse superiores, ya que Dios les ha dado un regalo especial a ellos, y no a los demás. Por ejemplo, muchos Judíos y cristianos han desarrollado un sentido impropio de orgullo, porque creen que están  más iluminados que otros grupos, y que están viviendo en un estado de gracia porque siguen lo que ellos creen que son las leyes de Dios. En verdad, por supuesto, estas son  las leyes que las personas realizan en el culto a Dios,

Un curso de milagros, por el contrario, anuncia el amanecer de una nueva era, un período de tiempo que contiene un nuevo paradigma para la vida. En sus páginas, el amor a la verdad, un Dios vivo, se refleja para nosotros ya que descubrimos que nuestro Creador y Fuente no puede ser conocido en un estado de miedo, y que la sabiduría y el conocimiento, que son verdaderamente de Dios, permanecen ocultos a una mente dividida que está soñando un sueño de miedo.

El Dios que nos enseña un curso en milagros no es una persona ni un individuo, a pesar de que el curso usa las palabras tradicionales como padre y creador. Tal uso es para nuestra comodidad, porque la verdad no dualista sería demasiado alarmante para nosotros que creemos que somos individuos concretos, específicos y separados. Como nos explica en el texto:

“Dado que usted cree que están separados, el cielo se te presenta como algo separado, también. No es que sea  verdad, sino que el vínculo con la verdad puede llegar a través de lo que usted entiende. Padre, Hijo y Espíritu Santo son Uno, como todos sus hermanos se unen como Uno de verdad. ... Es la función del Espíritu Santo enseñarle cómo se experimenta esta unidad”.

De hecho, Dios es la fuente de todo lo que está en secreto, que es una totalidad  dualista-lo que el Curso llama la realidad y que, de nuevo, no puede ser entendida por un cerebro dualista que ha sido programado por la mente del ego:

“Cuando hiciste que lo que no es verdad fuese visible, lo que es Verdad se volvió invisible para ti. No obstante, de por sí, no puede ser invisible, pues el Espíritu Santo lo ve con perfecta claridad. Es invisible para i porque estás mirando otra cosa. Mas no es a ti a quien le corresponde decidir lo que es la realidad. La definición de la Realidad es la que Dios provee, no la tuya. Él la creó y por lo tanto, sabe lo que es. Tú, que sabías lo que era, lo olvidaste, y si él no te hubiera proporcionado la manera d recordar, te habrías condenado a ti mismo al olvido total. (T-12.VIII.3: 1, 4,6-8).

Podemos, por tanto, deducir por las enseñanzas en Un curso de milagros que Dios es la mente pura, espíritu puro, y la fuente de todo ser, y que Cristo, nuestra verdadera identidad, es también una idea  pura y espiritual en la mente de Dios. El Curso deliberadamente dice que la creación no tiene nada que ver con el mundo material, porque Dios no creó el universo físico, el mundo de la percepción: la materia, las diferencias, la  individualidad, las criaturas tales como el homo sapiens o cualquier otra forma específica en los reinos animal, vegetal o mineral. Como nos dice en dos lugares:

“Las leyes de Dios no pueden gobernar directamente en un mundo regido por la percepción, pues  un mundo así no pudo haber sido creado por la Mente para la cual la percepción no tiene sentido”(T-25.III.2: 1).

“El mundo que ves no es más que la ilusión de un mundo. Dios no lo creó, pues lo que él crea tiene que ser tan eterno como Él. En el mundo que ves, no obstante, no hay nada que haya de perdurar para siempre. Algunas cosas durarán en el tiempo algo más que otras. Pero llegará el momento en el que a todo lo visible le llegue su fin”. (Manual para el Maestro. Clarificación  de términos -4.1).

Por otra parte, con respecto a la unicidad del cielo, se nos enseña:

“Dios comparte su paternidad contigo que eres su Hijo, pues Él no hace distinciones entre lo que Él es y lo que sigue siendo Él mismo. Lo que Él crea no está separado de él, y no hay ningún lugar en el que el Padre Acabe y  el Hijo comience como algo separado.  (Libro de Ejercicios- Lección 132-12: 3-4).

Dicho de otra manera, el Dios que Un Curso de Milagros nos presenta es la Abstracción Divina, sin forma, no específica, una totalidad de Amor, una Fuente que abarca todo ser dentro de Sí Mismo y que, por decirlo una vez más, no puede ser entendido por nuestro ser durmiente y dualista:

“La condición natural de la mente es de abstracción total. La mente que se enseñó a sí misma a pensar de manera concreta ya no puede aprehender la abstracción de abarcarlo todo que ésta representa.
(W-pI.161.2: 1; 4: 7).

Por lo tanto, no hace falta decir que el Dios verdadero, siendo Amor puro y abstracto, es la antítesis exacta del dios bíblico, cuyas características del ego ya hemos descrito. En parte para corregir el sistema de creencias que se presenta en el Nuevo Testamento, se incluyó el siguiente pasaje importante en Un Curso de Milagros:

“La persecución con frecuencia termina siendo un intento de “justificar” la terrible y errónea percepción de que Dios mismo persiguió a su propio Hijo en nombre de la salvación. Ni siquiera las mismas palabras tienen sentido. Superar esto ha sido sumamente difícil porque, pus si bien este error no es más difícil de corregir que cualquier otro, son  muchos los que no han estado dispuestos a abandonarlo en vista de su valor prominente como defensa. Un ejemplo menos dramático es el de un padre que dice: “Esto me duele a mí más que a ti”, y se siente exonerado al darle una paliza a su hijo. ¿Crees  que nuestro Padre realmente piensa así? Es tan esencial eliminar cualquier pensamiento de este tipo que debemos asegurarnos de que nada semejante permanezca en tu mente” (T-3.I.2: 4-9).

Obviamente, se nos está pidiendo a nosotros en la cita anterior, como muchas otras veces en un curso de milagros, a revisar nuestras creencias y examinar nuestra teología acerca de la naturaleza de Dios y lo que realmente sentimos acerca de nuestra Fuente. El efecto de caída es omnipresente y bastante insidioso en sus resultados. La historia de dos mil años de la civilización occidental, y de hecho toda la historia, con sus asesinatos, torturas, guerras y abominaciones, ciertamente es testigo de una crueldad sin igual que parece inherente a todos los miembros del homo sapiens. Además, muchas de estas guerras sangrientas se libraron en nombre de Dios, al igual que las torturas y las quemas de brujas que trágicamente han sido una parte tan integral de la historia cristiana.

La psicología moderna nos ha dado las herramientas para comprender los dilemas de la existencia humana causados ​​por la psique inconsciente de los seres humanos. Y Un Curso de Milagros continúa donde la psicología se ha quedado. En su Curso, se identifica los pensamientos inconscientes  que conducen a la brutalidad, equiparándolos con la creencia y pensamiento de que podríamos separarnos de nuestra Fuente, aniquilar a nuestro Creador y crearnos a nosotros mismos y hacer un mundo "opuesto al Cielo" (T-16.V.3: 6). Esta "pequeña idea loca" (T-27.VIII.6: 2) generó la mente dividida, parte de la cual contenía las ideas del pecado, la culpa y el miedo. Además, nos enseña que la conciencia es el dominio del ego, y "fue la primera división introducida en la mente" después de que el pensamiento de separación pareció ocurrir (T-3.IV.2: 1). Negar el pecado, la culpa y el miedo significa colocar estos pensamientos fuera de la conciencia en el inconsciente. Una vez que son reprimidos, inevitablemente se proyectan fuera de la mente, ya sea en nuestros propios cuerpos (enfermedad) o en los de otros (ira y ataque). Por lo tanto, no debería sorprendernos que si parte de nuestra mente, a la que el Curso llama la mente errónea o ego, cree que ha destruido a Dios, la Fuente de todo Amor, y  creado un mundo que es un ataque contra Él (W-pII.3.2: 1), ese mundo debe consistir en pecado, culpa, miedo, odio y crueldad. De esta condición opuesta al Cielo, la historia mundial infelizmente proporciona un testimonio continuo sin fin. A lo largo de los siglos, el sistema de pensamiento del ego ha jugado diferentes escenarios de víctima y victimario, de culpa, odio, usurpación y asesinato. Y al quedar atrapados en él, los personajes que consideramos como nosotros mismos han hecho un dios a su propia imagen y semejanza, y luego han procedido a adorar y temer a este extraño creador que es realmente su propia creación errónea.



Continuará en la Parte 2-

https://facim.org/the-fear-of-god-and-compassion-for-others-part-1/

Leer más…

Tú eres el Soñador del Sueño - Kenneth Wapnick

3806970856?profile=RESIZE_710x

 

Si crees que estás estudiando y aprendiendo este Curso con seriedad, has de tomar en serio el OBJETIVO FINAL DE ESTE CURSO, que es que DESPERTEMOS DEL SUEÑO.

Si te queda claro que esto es lo que quieres, debe significar que te ESFORZARÁS POR VER TODO TU DÍA ORIENTADO HACIA ESE OBJETIVO. QUIERES PRESTAR ESPECIAL ATENCIÓN A LA FRECUENCIA CON LA QUE HARÁS EXACTAMENTE LO CONTRARIO.

Cuando descubres que te estás sintiendo molesto, enfermo o víctima, que estás sintiendo lástima por ti mismo o abrigando resentimientos, etc., ES PORQUE HAS CAMBIADO DE META Y NO TE DISTE CUENTA DE HABERLO HECHO. De esto se trata el aspecto de entrenamiento mental del Curso: observa tu comportamiento, tus reacciones y tus sentimientos. Luego, da un paso hacia atrás y toma distancia de ellos. Siguiendo el sendero del milagro te distancias de tu percepción y la experiencia de tu cuerpo y TE REMONTAS AL PENSAMIENTO QUE DIO LUGAR A LO QUE ESTÁS EXPERIMENTANDO. Como dije antes, si te encuentras enojado, molesto, infeliz o con cualquier tipo de dolor, NO puede deberse a nada fuera de ti, porque no hay nada fuera de ti.

 Tú eres el soñador del sueño. El sueño no te está soñando.

CUALQUIER COSA QUE SIENTAS TÚ LO HAS PUESTO AHÍ. Y LO HAS PUESTO AHÍ PARA SATISFACER UNO DE ESTOS DOS PROPÓSITOS, PARA CUMPLIR UNO DE ESTOS DOS OBJETIVOS: para permanecer ARRAIGADO EN EL SUEÑO de separación y especialismo o para dar los pasos que te llevarán a DESPERTAR DEL SUEÑO.

Este tema está claramente explicado en dos secciones muy importantes del capítulo 27: «El soñador del sueño» y «El héroe del sueño» (T-27.VII, VIII). NADA NOS PASA POR CASUALIDAD, PORQUE ES NUESTRO SUEÑO. Asimismo, cuando soñamos por la noche mientras dormimos, no está pasando nada excepto dentro de nuestras propias mentes. LO QUE VEMOS EN EL SUEÑO ES LA PROYECCIÓN DE PENSAMIENTOS DENTRO DE NUESTRAS MENTES. ESTOS PENSAMIENTOS SE CONVIERTEN EN IMÁGENES Y FORMAS. SE CONVIERTEN EN SÍMBOLOS EN EL SUEÑO.

Como dije antes, al analizar los sueños nuestro objetivo debe ser pasar del contenido manifiesto al contenido latente, de la forma del sueño al significado subyacente del sueño. TODO NUESTRO MUNDO ES UN SUEÑO, Y NUESTRAS EXPERIENCIAS SON SUEÑOS, YA SEA QUE CREAMOS QUE ESTAMOS DESPIERTOS O DORMIDOS. En realidad, no estamos ni lo uno ni lo otro. El cuerpo no duerme ni despierta. La mente es la que siempre está dormida dentro del sueño; así como la Mente siempre está despierta dentro del Cielo.

Como dice el Curso: «Estás muy a gusto en Dios, soñando con el exilio» (T-10.I.2:1).

Somos los soñadores del sueño. Por lo tanto, tal como por la noche somos responsables de todos los personajes y sucesos dentro del sueño, asimismo somos responsables de todo lo que ocurre dentro de nuestro sueño.

METAFÍSICAMENTE HABLANDO, TODO ES MI SUEÑO. TODO LO QUE EXPERIMENTO LO HE PUESTO AHÍ. TODOS LOS DEMÁS FRAGMENTOS APARENTES HAN HECHO LO MISMO.

 

Kenneth Wapnick

Leer más…

Un curso de milagros, sobre los chismes - Kenneth Wapnick

3805734217?profile=RESIZE_930x

 

 "Recientemente almorcé con un amigo y descubrí que después de hablar sobre los problemas que nos molestaban (lo que nos llevó a hablar de otras personas que conocíamos) comencé a sentirme muy enferma. ¿Podría abordar el tema de los chismes y dejar de chismear sería mi forma de perdonarme a mí misma, o qué debo hacer para compensar esto? Me tomo muy en serio ver esto de manera diferente."

 

R: "Un Curso de Milagros enseña que lo único que puede tener un efecto aparente en alguien es una elección hecha en la mente para identificarse con el ego/cuerpo. Esa es la única cosa "perjudicial" que cualquiera puede hacerse a «sí mismo». A la luz de esta enseñanza, es imposible que alguien haga daño a otra persona. Aunque parezca que el comportamiento hiriente de alguien es la causa del malestar de otra persona, el Curso nos dice que la verdadera fuente de cualquier sentimiento es una elección en la mente.

Sentirse enfermo después de chismorrear sobre los demás es el resultado de una elección en la mente de identificarse con el ego, que es una elección en favor de la separación. Es esto lo que provoca profundos sentimientos de culpa, que luego se experimentan en el mundo en una situación como la que usted describe. Parece haber una asociación relacionada con el comportamiento de los chismes, pero de hecho, la enfermedad es una expresión en la forma de la culpa en la mente.

El contenido de la mente es el enfoque del Curso. Lo que se nos pide que veamos de manera diferente es esta distinción entre la aparente causa de los sentimientos en una situación en la forma y la verdadera causa, que es el contenido de la mente. Esta es una distinción muy importante a tener en cuenta al entrenar nuestras mentes para tomar conciencia de los juicios y los pensamientos de ataque que experimentamos en nuestras relaciones. Esto se aplica igualmente a su experiencia como niña, como al reciente incidente de chismes con su amiga.

El curso no enseña nada sobre el cambio de comportamiento o la necesidad de hacer las paces. Sólo se nos pide que miremos nuestros juicios, reconociendo en ellos la elección de estar separados de los demás, lo que refleja la elección de estar separados de Dios. Cuando se encuentre chismorreando, puede detenerse para recordar que proviene de una elección errónea en su mente para identificarse con el ego al elegir la separación. Esto coloca el origen de la situación en el lugar correcto (su mente), en lugar de en su comportamiento (el efecto) o el comportamiento de los que está juzgando, y este es el comienzo del proceso de perdón. "Perdonamos al Hijo de Dios [a cualquiera] por lo que él no hizo" (T.17.III.1: 5) al reconocer que la verdadera causa de enfermedad/chismorreo es la elección de la mente en favor de la separación, sin culpar a los eventos pasados ​​o a otros. Esta sería la versión del curso de "reconciliación".

También es la única forma de curar la verdadera enfermedad que reside en la mente dividida que ha elegido la separación. Todo lo que se requiere es la voluntad de liberar nuestros juicios. Incluso estar dispuesto a ver cómo queremos aferrarnos a ellos es un paso en la dirección correcta, porque al menos no culparemos a otros por nuestra enfermedad, angustia o miseria. Lo importante es estar atento al buscar los pensamientos y juicios que revelan la elección de la mente en favor de la separación. Cuando la causa es devuelta a la mente, el juicio puede ser entregado al Espíritu Santo para ser transformado. Bajo Su guía, cualquier comportamiento cambiará en consecuencia, sin ningún esfuerzo o control de nuestra parte.

Al respecto, se nos dice en el texto: “Cuando estés dispuesto a asumir total responsabilidad por la existencia del ego, habrás dejado a un lado la ira y el ataque, pues éstos surgen como resultado de tu deseo de proyectar sobre otros la responsabilidad de tus propios errores. Mas una vez que los hayas aceptado como tus propios errores, no te detengas ahí. Entrégaselos de inmediato al Espíritu Santo para que Él los deshaga completamente, de manera que todos sus efectos desaparezcan de tu mente y de la Filiación en su totalidad.” (T.7.VIII.5 : 4,5,6).

Por lo tanto, la proyección se reemplaza con el reconocimiento de que la mente es la verdadera causa de todos los sentimientos, el comportamiento y el juicio y, en última instancia, la necesidad de chismear "desaparecerá de su mente". "

~ Dr. Kenneth Wapnick

 

 

 

Leer más…

¿Qué es el mundo?

3801213914?profile=RESIZE_710x

 

El mundo es una percepción falsa.

El mundo surgió de la absurda creencia en que puedes separarte de tu Creador. Esto expresa que las ideas no abandonan su fuente. Parece que el mundo ha sido proyectado fuera de nuestra mente. Parece que de verdad hay un mundo objetivo ahí fuera, donde hay accidentes de aviación, huracanes y gente enferma muriéndose, y hay continentes, historias y culturas, y todo ello parece concreto. Ha estado ahí mucho antes incluso de que apareciera la humanidad. Carl Sagan diría: Miles y miles de millones de años… Este planeta ha estado aquí mucho antes de que hubiera vida humana o incluso evolución. Estas rocas y estas formaciones geológicas han estado aquí mucho antes que el hombre. El curso dice: No, no, no, el mundo es una proyección de tu mente y no ha abandonado su fuente. Dicho de otra manera: el mundo aún está en tu mente. El mundo no es más que un manojo de ideas de tu mente.

Pero el ego dice: Quita de aquí. ¡Ni lo sueñes! El mundo ha abandonado su fuente y no sólo eso, tú has abandonado tu fuente.

 El Curso dice que fuimos Creados como una Idea en la Mente  de Dios. El ego dice: ¡La abandonaste! Fuiste creado como una Idea en la Mente de Dios pero usurpaste el lugar de Dios. Le diste la espalda a Dios. Ahora estás fuera del Reino. Has abandonado tu Fuente.

Conforme mis conceptos del yo han ido cambiando al comenzar a salir de esas creencias, la sensación de experimentar que el mundo está en mi mente ha ido intensificándose. Está ocurriendo un gran problema perceptual. El mundo está en tu mente, y todas las cosas perceptuales que parecen ocurrir en la pantalla son sólo testimonios de ello. Primero miras en tu mente y tienes todas esas creencias insensatas y oscuras que tu Padre no creó, luego te sientes frágil, insignificante y culpable. Después producirás testimonios en el mundo que lo representen: Soy débil, soy insignificante, soy frágil, soy pequeño.

El ego te dice que si sueltas todas estas cosas familiares del mundo e incluso esas creencias que sustentan el mundo, caerás en el vacío. Esa es la versión del ego de regresar a la luz. Pero el Espíritu Santo te dice que lo serás todo. Serás exactamente tal como fuiste Creado. Serás Luz abstracta sin necesidades, precauciones ni preocupaciones: sólo una paz eterna y tan profunda que no tienes ni un atisbo de su profundidad. Se puede ver que hay dos versiones diferentes de lo que es ir adentro.

 La creencia del ego es que toda tu seguridad descansa sobre satisfacer tus necesidades de supervivencia, y luego sigue con: Bueno, por qué no tener alegría y comodidad en la vida, más comodidad para el cuerpo, más placer para el cuerpo, etcétera. En cierto sentido eso es adorar a la muerte, porque la libertad y la alegría vienen de soltar la identificación de la mente con el mundo y el cuerpo. Puede verse que este es un cambio radical.

 Hemos estado buscando nuestra felicidad y salvación en las cosas concretas de la pantalla, y ello sigue encubriendo nuestra profunda sensación de pérdida que, en realidad, viene de la creencia en que nos hemos separado de nuestro Padre.(Consciencia infinita, Campo)

La alegría, la felicidad, el amor y la paz, no están en nada de lo que hay fuera de nosotros, y nosotros estamos utilizando todo lo que hay fuera de nosotros para buscar alegría,  felicidad, amor y paz.

Y  estamos descubriendo que esto no funciona-

 

Extraído del Libro...Recordar a Dios, a través de Un Curso de Milagros, de David Hoffmeister

Leer más…

El Cuerpo y la Curación- Gary Renard

Imagen relacionada

Este proceso de pensamiento se basa en el Curso.

Por supuesto, cada persona es única a nivel de la forma, por lo que diferentes ideas de la mente correcta funcionan mejor para distintas personas.

El método ha de aplicarse al irse a la cama por la noche. Situará tu mente en una modalidad curativa. Seguidamente, mientras duermas, tu mente trabajará en la curación del cuerpo. El Espíritu Santo desempeña el papel más importante; debes pensar en Él y unirte a Él justo antes de hacer este proceso. Vuelve a pensar en el Espíritu Santo antes de desconectar. No lo hagas pesadamente. Solo invítalo a unirse a ti.

En primer lugar, cuando te tumbes, piensa en la zona dolorida y recuérdate que el dolor, así como el propio cuerpo, es un proceso mental. El dolor no es un proceso físico. Tú eres quien está pensando este dolor en tu sueño. No es verdadero dolor, es un dolor onírico, y tú eres el soñador.

El dolor está en tu mente, como la totalidad del sueño. Y, si está en tu mente, puedes cambiar de opinión al respecto. Cuando tengas muy claro que es un proceso mental, dite lo mismo que dice el Curso: «La mente que está libre de culpa no puede sufrir».

 Transcurridos un par de minutos, cuando lo hayas asumido, dite a ti mismo: «Soy inocente, y Dios me ama incondicionalmente. Lo único que Dios quiere hacer es cuidar de mí para siempre, porque Dios sabe que soy tan inocente como Él mismo». Imagínate uniéndote a Dios y extendiéndote hacia el infinito. Eres ilimitado, estás libre del cuerpo, y Dios cuida de ti por completo.

Ahora, visualiza la preciosa y prístina luz blanca del Espíritu Santo que viene hacia ti y te rodea. En un minuto o dos, esta luz curativa no solo te rodea, sino que también te atraviesa por completo. El amor del Espíritu Santo está absolviéndote de cualquier culpa inconsciente que desconozcas, y puedes confiar en que serás curado.

No estás solo en esto. El Espíritu Santo te ha declarado inocente. A continuación, cuando estés preparado, puedes irte a dormir en el amor curativo del espíritu.

Haz esto durante treinta noches y mantente abierto a la posibilidad de que toda enfermedad y dolor sean de la mente y no tengan nada que ver con el cuerpo.

Gary Renard

 

Tomado del libro “El Amor no ha Olvidado a Nadie”, que he sumado a la Biblioteca♥

Leer más…

3788270917?profile=RESIZE_710x

El Curso afirma que la base de nuestras dificultades es el problema de la autoridad (T-3.VI.7:2), un concepto psicológico que se redefine en términos religiosos. En la opinión del Curso este problema se apoya en la creencia de que nosotros, en lugar de Dios, nos creamos a nosotros mismos. Esta extraña creencia es ilustrada por el actual énfasis de la psicología en el “concepto del yo”, lo cual implica que nos corresponde a nosotros definir y cambiar nuestra realidad como mejor nos convenga.

Esto puede considerarse como una versión moderna de la situación que se encuentra en el libro del Génesis, en que Adán y Eva decidieron que querían ser “distintos” a Dios y querían tener una voluntad que estuviera separada de la Suya.

 La Biblia no da una explicación real de cómo ni por qué esto pudo haber ocurrido, así como tampoco el Curso se interesa en este asunto. Como señala éste, ¿por qué interesarnos en la razón por la cual algo sucedió en el pasado cuando todavía está sucediendo en el presente? (T-4.II.1:3; 3:4) Y en efecto, la mayoría de nosotros continuamente reafirma la creencia de que estamos separados de nuestro Creador a cada segundo de nuestras vidas.

En el relato bíblico, Adán, el prototipo del ego o nuestro falso yo, ya no quería permanecer en su estado de unidad con Dios e intentó cambiar lo que su Padre había creado tan perfecto como El y uno con El. El estado posterior en el cual se encontró a sí mismo -al estar fuera del jardín- se convirtió en el símbolo de este acto y en el recordatorio y la justificación de su culpa por lo que creyó que le había hecho a Dios y a sí mismo. La culpa origina el miedo al castigo, de modo que se ve a Dios como un vengador que intenta castigar a sus hijos por el crimen de éstos. El Dios de amor es así transformado en un dios de miedo, y la paz que es nuestra herencia natural se convierte en un estado de terror, ansiedad y continua vigilancia por temor a ser destruidos por el Padre a Quien creemos haber atacado.

 Esta atmósfera de miedo y culpa es la condición de la “post-separación” que todos llevamos adentro. Nuestro estado conduce a una culpa mayor que intensifica el miedo y se establece un ciclo aparentemente interminable que no parece tener solución. Este es el patrón que sustenta la mayoría de nuestras actitudes, sentimientos y acciones, y que constituye el infierno psicológico que hemos hecho como sustituto del Cielo para el cual fuimos creados.

 En resumen, pues, nuestro miedo básico es a Dios, puesto que inconscientemente creemos que si lo dejáramos entrar en nuestras vidas seríamos destruidos por su furia por haberlo atacado, lo cual nuestra culpa afirma continuamente. Esta es la causa de nuestra ansiedad básica, la que se mantiene fuera de nuestra conciencia por medio del uso constante de defensas. La causa de nuestra aflicción aparenta deberse a problemas de todas clases, pero en realidad no permitimos que la verdadera causa entre en nuestro consciente.

La voz del ego o nuestro yo de la postseparación, el cual se asemeja mucho al “hombre viejo” de San Pablo (Col 3:9), nos dice que debido a que somos culpables de este acto tan terrible, cada uno de nosotros se ha convertido en una criatura horrorosa. Los sentimientos de indignidad, insuficiencia e inferioridad de los cuales todos sufrimos nacen de este sentido de culpa subyacente, de algún error que jamás puede corregirse; alguna “malignidad” básica en nosotros que jamás se puede sanar.

 Es esta creencia en nuestro carácter pecaminoso inherente e irredimible lo que constituye el fundamento de la existencia del ego. Por lo tanto, es una creencia que debe mantenerse a cualquier precio si el ego ha de sobrevivir. El costo es inmensurable porque implica una pérdida de conocimiento de la inherente y verdadera inocencia que es nuestro patrimonio natural como hijos de Dios, creados a Su imagen y semejanza.

Para asegurar su supervivencia, el ego tiene que mantener siempre nuestro miedo y culpa.

La situación se parece mucho a la de alguien que está parado frente a la puerta de un armario cerrado, una puerta que el ego nos diceque jamás abramos. Nos dice que dentro del armario está la “verdad” pecaminosa y terrible acerca de nosotros. Es una “verdad” que, si la mirásemos alguna vez, nos cegaría de horror. Sobre esta puerta está escrito, en palabras de Dante: “Abandonen la esperanza todos los que aquí entren”. Y mientras este miedo permanezca indisputable, nuestras vidas enteras serán gobernadas por la necesidad de mantener la puerta del armario cerrada.

 Nuestra identificación con este miedo y con el sistema de pensamiento que el ego ha hecho como sustituto de nuestra realidad, no nos deja otra alternativa que no sea seguir la lógica del ego e intentar, por todos los medios posibles, mantenernos alejados de la puerta del armario.

El ego dice: “Sígueme y yo te daré seguridad y paz”. Y de acuerdo con su propio pensamiento así lo hace porque si seguimos sus mandatos, de hecho, nos apartamos cada vez mas de nuestro “secreto culpable”, el cual mantenemos libre de exposición y hasta nos olvidamos de lo que es. El sistema teórico completo del Curso descansa sobre este entendimiento del origen y meta del ego. Nuestra culpa secreta, que puede considerarse como la contraparte psicológica del pecado original, debe permanecer inviolada si el ego se va a mantener. Esto nos aprisiona en un mundo de miedo, con el ego como guardián del portal.

 Los efectos de la culpa tienen implicaciones poderosas. Si persistimos en escuchar la voz del ego y permanecemos renuentes a entender la fuente real de la culpa, nunca podemos desechar el miedo que yace más allá de la misma. Las consecuencias son devastadoras. Al creer en la enormidad de nuestra culpa, nos vemos obligados a hacer lo posible por bregar con ésta como si reflejara nuestra realidad. Al reconocer su intolerable naturaleza, acudimos al ego como “salvador”. “Esta culpa”, murmura el ego, “jamás puede deshacerse, pero puede alejarse de ti”. Y esto se logra negando su presencia en nosotros y proyectándola sobre algo o alguien externo a nosotros. Así, aparentemente la descartamos y ubicamos con seguridad lejos de nosotros. Estas son las defensas del ego contra lo que él nos ha convencido de que es nuestra espantosa realidad.

 

El plan de salvación del ego 

El plan de salvación del ego es un tanto análogo a la falsa solución que intenta usar una persona cuando barre el polvo debajo de la alfombra en un esfuerzo inadecuado por deshacerse de éste. El problema aparenta haberse ido porque ya no se ve. Sin embargo, así como el polvo permanece amontonado debajo de la alfombra, asimismo nuestra culpa secreta permanece en nosotros, sepultada por la negación y la proyección.

Estas defensas protegen la culpa de nuestra conciencia, pero en realidad mantienen su existencia. Como señala el Curso, las defensas dan lugar a lo que quieren defender (T-17.IV.7:1). Concebidas para mantener el miedo alejado, realmente lo intensifican. Al mantenerse oculto, el miedo es reforzado por la necesidad de una vigilancia constante contra el mismo. Tememos continuamente que pueda atravesar nuestras defensas en cualquier momento. Lo que nos atemoriza no es cualquier cosa específica que pretendemos negar, sino el proceso mismo de la negación, el cual aumenta nuestro miedo al convencemos de que realmente hemos hecho algo por lo cual debemos estar temerosos.

 Si bien el ego puede parecer autónomo y externo a nosotros, ésta es en realidad una decisión que hemos tomado o un marco de referencia que hemos aceptado. Parecemos indefensos frente a su persuasión.

Creemos que sus mandatos de miedo y culpa, dolor y sufrimiento, desesperanza y desolación son realidades de la vida que debemos aceptar y a las cuales debemos ajustarnos. A toda costa el ego tiene que ocultar de nuestra conciencia la verdad sobre nuestra Identidad, la cual está separada de él. La “trama” para su propia supervivencia puede verse y entenderse claramente ahora. Mientras creamos que el ego es real y externo a nosotros, no tendremos esperanzas de alterar la situación. Nos hemos tornado impotentes para hacer algo excepto sacar el mejor partido de una situación cruel que descansa sobre la culpa y el miedo, y de la cual sólo podemos escapar a través del engaño a nosotros mismos.

Mas a pesar de la culpa que el ego intenta engendrar, cuando miremos hacia adentro y mas allá de nuestro miedo, encontraremos únicamente el Cristo que vive como nuestro verdadero Ser en lugar de los horrores de los cuales nos habla el ego. El Cristo es la brillante realidad que el ego procura ocultarnos.

En el libro de Revelación, Jesús nos dice que él esta a la puerta y llama (Rv 3:20). Mientras nos identifiquemos con el ego nuestro miedo no es, como podríamos pensar, a que cuando abramos la puerta él no estará ahí. El miedo es realmente a que él esté ahí. Pues en su presencia, y en nuestra identificación con esa presencia, el mundo del ego se desvanece y todo el miedo y la culpa desaparecen. La razón subyacente para la atracción de culpa del ego se hace evidente. Mientras creamos en su realidad jamás veremos nuestra inocencia, y mantendremos la culpa para siempre como un velo sobre el rostro de Cristo, el símbolo de nuestra inocencia de acuerdo con el Curso. La culpa quiere que creamos que no somos de nuestro Padre, y que por lo tanto no podemos compartir la paz, el gozo y la felicidad que sólo pueden venir de Él.

 Así como en palabras de San Juan: “El amor perfecto expulsa el temor” (1 Jn 4:18), asimismo el miedo o la culpa oscurecen o expulsan el amor perfecto de nuestra conciencia. La luz y la oscuridad no pueden coexistir. Cuando una llega la otra desaparece. Cuando tenemos miedo no podemos sentir la paz de Dios.

Esto no significa que nos hayan quitado Su paz, lo que si quiere decir es que mientras estemos asustados no sabremos que está ahí. Cuando una nube pasa frente al sol, realmente no nos han quitado el sol. Sin embargo, su luz es removida momentáneamente de nuestra vista. De igual modo, la proyección oscurece la realidad de nuestra conciencia, aunque no puede cambiarla. Puesto que la culpa es fundamental para el sistema de pensamiento del ego, creeremos en ella mientras este sistema de pensamiento sea el nuestro. Y debido a esta creencia no veremos la luz que está más allá. Por esta razón el ego busca continuamente testigos que le proveerán evidencia de nuestra culpa, aun cuando sus testimonios sean falsos. Mientras aceptemos la meta de culpa del ego sus testigos servirán para reforzar nuestros sentimientos de inferioridad y desesperación y estaremos cada vez más ignorantes de su falsedad.

 En resumen, el ego representa nuestro miedo a Dios y nuestro deseo de permanecer separados de El. De este miedo surge el temor al castigo y la necesidad de protección, ya que parece que no hay una manera en que podamos deshacer dicho miedo. La culpa es el agente “protector” del ego, y la proyección, complementada por la negación, se convierte en el medio a través del cual se mantiene esa culpa. Este proceso es el arma principal del ego en su “guerra en contra de Dios”.

 

Extracto del libro “Psicología Cristiana en Un Curso de Milagros”, de Kenneth Wapnick, Ph.D., Cap. 1, La dinámica del ego, Págs. 5/13, Copyright© 1994, Foundation for A Course in Miracles®, FACIM, USA. Reproducido con autorización.

 

1*7jnSmJ5FhsjaHrAi0qVDaA.jpeg?profile=RESIZE_710x

Autor: Kenneth Wapnick ( fue un  psicólogo, psicoterapeuta, autor y maestro estadounidense. Era un experto de renombre mundial y maestro del libro de texto espiritual Un curso de milagros . Sus libros, artículos y seminarios han resultado fundamentales para una comprensión bien fundada del sistema de pensamiento del curso).

 
 

)

Leer más…

Encontrando nuestro camino hacia las relaciones santas - Barbara Stevens

3772059899?profile=RESIZE_930x

Traducido con Amor desde… https://urcpdx.org

Todo es dios

Según Un Curso de Milagros, lo que vemos y creemos sobre el mundo es una ilusión. Nuestros egos nos informan que los cuerpos y las mentes, los objetos y las formas concretas, son todo lo que existe, y que cada existencia es un yo separado. Atrapados en esta ilusión de un vasto océano de separación, nos sentimos solos, ansiosos e incompletos. Por lo tanto, buscamos algo que nos satisfaga, nos complete, alivie nuestra ansiedad, nos haga completos. Nacidos en estos cuerpos, hemos olvidado que todo es de Dios, que todo es Dios.

En este estado de olvido, buscamos a alguien o algo fuera de nosotros para hacer las cosas bien.

Muchas tradiciones religiosas advierten contra esto. El judaísmo habla de ídolos falsos que nos llevan por mal camino, prometiendo lluvia o poder o alivio de la tristeza, pero que solo nos traen miseria y desilusión. El budismo nos enseña a recorrer el camino óctuple, un viaje espiritual interno que conduce a la conciencia de nuestra unidad esencial. Los místicos sufíes y cristianos han escrito sobre la dicha que se encuentra no en nuestras relaciones con las cosas o incluso con otras personas, sino en una unión con Dios que es, en última instancia, una unión con todo.

Todo es de Dios, y todo es Dios. Llámalo la Fuente, la Fuerza de la Vida, el Amor, la Singularidad, cualquier nombre que le des a esa Esencia, en última instancia, es todo lo que hay. Cada uno de nosotros somos parte de este vasto todo. Somos uno.

Relaciones especiales

Pero no nos sentimos uno. Nos sentimos solos y fragmentados. Anhelamos algo que nos haga parecer especiales, dignos y valiosos. Atrapados en la oscuridad, el vacío y la frialdad, anhelamos algo que nos ayude a olvidar nuestros miedos.

Por lo tanto, formamos lo que el Curso llama relaciones "especiales". A veces, nos involucramos con otras personas. Sin embargo, también podemos estar en relación con ideas, causas, drogas, dinero o poder. Una relación especial puede ser una adicción, sin embargo, no tenemos que ser adictos para buscar completarnos en algo que no sea nuestra verdadera naturaleza, que no sea Dios. Las relaciones especiales son como falsos ídolos. Creemos que harán la vida perfecta, mantendrán a raya las tormentas, nos protegerán del desastre, quitarán nuestra enfermedad, llenarán nuestro vacío, aligerarán nuestra depresión.

Pero no. Al final, empeoran las cosas.

Esto no quiere decir que las relaciones especiales sean malas. Si no sintiéramos pasión por nuestras causas, no buscaríamos justicia. Si no anhelamos la unión con un compañero, no nos uniríamos para criar hijos. Sin nuestros anhelos, no desarrollaríamos alianzas para construir negocios u hospitales o para crear música.

Impulsados por la soledad

En lugar de juzgar nuestra relación por quién es o por qué comenzó, Marianne Williamson sugiere considerar si la usamos o no para aliviar nuestro dolor, calmar nuestras inseguridades o sentirnos amados. 

No es que el amor sea algo malo. Sin embargo, cuando estamos hambrientos de amor, tratamos de hacer que la otra persona nos cuide, nos haga sentir bien, cumpla nuestros deseos, esperanzas y sueños. Debido a que pensamos que estamos separados de Dios, nos sentimos solos, increíblemente solitarios.

"Y el ego", escribe Williamson, "que nos convence de que estamos separados de Él para empezar, nos ofrece las soluciones más retorcidas: que encontremos una persona especial que nos complete".  Esto no puede ser exitoso, sin embargo. Cuando buscamos la integridad en algo fuera de nosotros, estamos "buscando la salvación en la separación". Esta separación es una ilusión, por lo que en última instancia conduce a la desilusión. 

Al igual que esta ilusión de separación, nuestra creencia en ídolos falsos crea una barrera entre nosotros y Dios. Aunque estas relaciones especiales pueden hacernos sentir mareados y felices por un momento, al final, nos hacen sentir peor. Insatisfechos, nos movemos de una relación especial a otra, tratando de encontrar una persona o experiencia que nos haga sentir bien y valiosos. Como el autor y maestro, David Hoffmeister, escribe: "El intento de sustitución es un intento de mantener un sentido de especialidad, un sentido de separación, un sentido de individualidad (una mente privada con pensamientos privados)".

Esto siempre falla.

La disfunción en las relaciones

Sin embargo, a menos que entablemos relaciones, incluso especiales, no creceremos. Si bien esperamos, a través de estas relaciones, ocultar nuestro quebrantamiento de nosotros mismos y de los demás, el Espíritu Santo usa sigilosamente estas relaciones para resaltar nuestras heridas y llevarlas a la conciencia.

Esto nos hace sentir incómodos. Intentamos evitar la realidad de nuestra fragilidad fingiendo que no la vemos, culpando a la otra persona y proyectando nuestros defectos de carácter en él o ella. Usamos patrones de comportamiento viejos y disfuncionales como los que enumera Williamson: controlamos, anhelamos atención, mentimos, manipulamos, evitamos, nos aferramos, nos adormecemos, renunciamos a nuestro poder, abusamos de nuestro poder, nos sofocamos , pensamos solo en nosotros mismos, y arremetemos.

Sin embargo, como nos recuerda, "estos defectos de carácter no surgen porque somos malos, sino porque estamos heridos". Por supuesto, cuando actuamos por miedo y dolor, otras personas rara vez sienten pena por nosotros. En cambio, responden desde su propio miedo y dolor, atacándonos o rechazándonos.

Curando a través del dolor

Este patrón de relación caótico y doloroso nos da la oportunidad de sanar, solo si estamos dispuestos a ver nuestra parte en el patrón. "La curación es un tipo de proceso de desintoxicación, en el que todo lo que necesita salir de nuestros sistemas debe ser visto primero y luego salir". El crecimiento y el aprendizaje a veces duelen.

La meta del Espíritu Santo, sin embargo, no es hacernos daño o dañar la relación. Su objetivo es brindarnos sabiduría y serenidad, ayudar a que florezca la relación, hacer de nuestras vidas unidas algo significativo e incluso salvífico. Aunque podemos elegir ignorar nuestras propias heridas y proyectar nuestro dolor en los demás, aunque podemos escapar de los desafíos y las lecciones, también podemos elegir mirar, ver y experimentar lo que el Espíritu Santo nos está mostrando, trayendo compasión y comprensión por nosotros mismos  y el otro a la relación. Esta es la esencia del amor. Por lo tanto, curamos nuestras heridas amando.

Somos amor

Según el Curso, ya somos amor. Nosotros somos dios. Aunque no estamos incompletos, nos sentimos separados y anhelamos una integridad fuera de nosotros mismos.

En el Curso, el pecado es la creencia de que estamos separados de toda la existencia, de Dios y de los demás. Por lo tanto, buscamos ídolos y relaciones especiales, confundiéndolos con Dios y la unidad.

Incluso este deseo de plenitud no es del todo malo, ya que proviene del deseo de Dios de que nos volvamos hacia Dios y nos conozcamos como parte de Dios. El Curso enseña que incluso ahora, mientras lees estas palabras, no importa cuán confundido o adicto o molesto o deprimido estés, estás completo, completo en ti mismo. Tu verdadera naturaleza, tu verdadero ser, es mucho más grande que el cuerpo humano que crees que eres. Si puedes ver más allá de la ilusión de la separación, te darás cuenta de que tu verdadera naturaleza no tiene pecado y está en Dios.

Relaciones santas

¿Cómo llegamos a este entendimiento? Las tradiciones espirituales ofrecen muchos caminos diferentes hacia la iluminación. Un curso de milagros ofrece "relaciones santas".

Se puede formar una relación santa cuando dos personas se unen para perseguir un objetivo común. Esto a menudo comienza como una relación especial, ya sea entre amantes o socios comerciales. Se pueden formar santas relaciones entre el maestro y el alumno, el consejero y el cliente, o el político y el personal. Dos personas que se unen para rezar o adorar pueden entablar una relación santa.

Lo que hace que la relación sea santa es la participación del Espíritu Santo. Según el autor Robert Perry, Ella le da a la pareja una función especial para realizar en la que “la santidad de su relación se extiende activamente a través de ellos para bendecir a los demás".

Esto cambia el par. También cambia a otros. Es por eso que el Curso ve las relaciones santas como un camino hacia la salvación.

El Espíritu Santo en una relación santa

Debido a que se enfocan tanto en servir las necesidades de los demás en lugar de satisfacer los propios deseos, las relaciones santas son raras. Sin embargo, no siempre son felices o cooperativos. La discordia y los resentimientos surgen incluso en las relaciones santas. A veces las relaciones santas incluso se desmoronan.

No es su perfección lo que hace que las relaciones sean santas. Como todo lo demás en este mundo, son imperfectos. Como explica Greg Mackie, lo que los distingue de las relaciones especiales es que se forman para cumplir con un propósito que ha sido imbuido por el Espíritu Santo. 

Una vez que el Espíritu Santo se involucra, ya sea porque lo hemos dejado entrar o porque se ha insertado sin invitación, los viejos objetivos de la relación: la comodidad individual, tal vez, hacer una fortuna, ganar una elección, cambian. El Espíritu Santo infunde la relación con una meta más afirmativa de la vida.

Perdón y la santa relación

Mackie da el ejemplo de Helen y Bill que escribieron y publicaron Un curso de milagros. No entraron en su relación con este mensaje espiritual en mente. Simplemente querían mejorar sus condiciones de trabajo. Aparentemente, el Espíritu Santo tenía otras ideas y usó su colaboración para sus propios propósitos. Tener el Espíritu Santo involucrado puede ser incómodo; en este punto, algunas relaciones santas se rompen.

Helen y Bill no lo hicieron, al menos no entonces. Discutieron, pero lograron perdonarse unos a otros. En el curso, el perdón es clave.

"La relación sagrada es, en el fondo, un proceso en el que ambas partes se perdonan gradualmente". Claramente, estar en una relación sagrada no significa que nunca más nos volveremos a hacer daño. Incluso las relaciones más armoniosas se ven afectadas por desaires, decepciones o traiciones que requieren perdón. A través de las relaciones santas, sin embargo, aprendemos a dejar de lado nuestros agravios y ver "el Cristo en el otro".

Al perdonarnos unos a otros, al reconocer a Cristo en los demás, logramos una unión más profunda. Aprendemos a comprender completamente al otro y a convertirnos en uno. Una relación santa es "una demostración viviente y experimental del hecho de que todos somos uno".  Es por eso que Robert Perry señala, en su artículo sobre relaciones santas, que tales uniones nos enseñan "la irrealidad de la separación de una manera como nada más podría”.

Un objetivo de santidad

Finalmente, los socios se dan cuenta de que dentro del corazón de su relación siempre ha existido un objetivo de santidad. La relación santa, formada con un propósito, da fruto. Esto puede comenzar temprano en la relación, aunque a medida que pasa el tiempo, el propósito se vuelve más claro, más profundo, más sagrado.

Mackie explica que no muchas relaciones alcanzan el punto donde "el objetivo de la santidad se alcanza plena y conscientemente". Sin embargo, eso está bien, ya que el Curso enseña que todos nuestros objetivos se cumplirán eventualmente, que cada relación que tengamos en una vida u otra, se convertirá en santa. 

Siguiendo tu camino espiritual

Mackie nos advierte que no busquemos una relación santa o intentemos forzar que las relaciones actuales y especiales sean santas.

En cambio, sugiere que nos enfoquemos en caminar por el camino espiritual que hemos elegido. El Curso no es la única tradición religiosa que fomenta las uniones y relaciones místicas basadas en el amor desinteresado y el propósito.

A medida que despeje su espíritu de aversiones y antojos, al seguir la enseñanza de su camino espiritual particular, encontrará dentro de sí mismo menos necesidad del cumplimiento falso de relaciones especiales, y descubrirá en cambio un deseo de servir al propósito de lo que es sagrado. para ti. 

Incluso si eres ateo, puedes encontrar la verdad, la paz y el propósito en algo más grande que tú, y eso es sagrado.

 

Barbara Stevens

https://urcpdx.org/finding-our-way-to-holy-relationships/

 

Leer más…

"

Desde

Capilla del Monte

Argentina

Nuestro nuevo E-mail

interser2017@gmail.com

 

ABRIENDO EL CORAZÓN

El Servicio de InterSer es gratuito.

Sin embargo debo sustentarla monetariamente cada mes, por lo que he resuelto en  Común Unión con muchos miembros, Aceptar las donaciones que sean hechas con Amor y gratitud...aunque el monto sea mínimo. Sus corazones lo decidirán

QUE LAS BENDICIONES FLUYAN EN SUS VIDAS!!!

 

LO NUEVO...Enero 2021

7994298897?profile=RESIZE_584x

 

8406800466?profile=RESIZE_180x180VOZ DEL SILENCIO, VOZ DE DIOS - Omraam Mikhael Aïvanhov

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Un anuncio- Jeff Foster

8373462066?profile=RESIZE_180x180

LA ESTACIÓN Y LOS TRENES - Yolande Duran

8467715883?profile=RESIZE_180x180El asombroso efecto de presenciar actos de bondad - Steve Taylor

8373462066?profile=RESIZE_180x180

¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos? - Mark Coleman

8448616458?profile=RESIZE_180x180Nuestros maestros los Árboles

8373462066?profile=RESIZE_180x180

LA VIDA ES UNA METÁFORA – Tahíta

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Gota, ola, Océano Infinito - Tahíta

8373462066?profile=RESIZE_180x180

Cocina consciente: preparar comidas con conciencia plena- Adam Brady

Leer más…

ÚLTIMA ACTIVIDAD

Simón Kindelan posted a blog post
  Sucede a veces, que ciertas personas se encuentran frente a un ser que les supera en competencia, sabiduría y nobleza, y en lugar de guardar silencio y escuchar, se ponen a hablar o incluso a interrumpirle cuando habla. Pues bien, no es esta una…
Hace 3 horas
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
 Recibido por email el 21 de Enero de 2021,de Jef Foster , a quien he traducido para ustedes
 
Mis queridos amigos,
 ¡Les envío todo mi amor en este momento único en la historia del mundo!
Quiero hacerles saber a todos que voy a tomarme un tiempo…
Hace 20 horas
Tahíta posted a blog post
 
Hay una metáfora que ayuda a ver con más claridad lo que somos en realidad y lo que no somos.
Esta unidad, esta conciencia que está aquí sin hacer ningún esfuerzo, que es también inamovible, que no cambia ni evoluciona, la podríamos comparar con…
Hace 21 horas
Vila posted a blog post
 Traducido del Inglés desde...https://www.psychologytoday.com El asombroso efecto de presenciar actos de bondad ¿Por qué tenemos experiencias cumbre cuando vemos que las personas son amables entre sí? Tengo un amigo que solía vivir en Pakistán,…
ayer
Tahíta posted a blog post
Traducido con Amor desde… https://tricycle.org
 
Cuando le pregunto a un salón lleno de estudiantes, "¿Quién no ha causado daño a alguien con sus palabras y acciones?" no se levanta ni una sola mano. Todos hemos hecho cosas de las que nos…
ayer
Kali posted a blog post
Un árbol dice: “En mi vida se oculta un núcleo una chispa, un pensamiento,soy vida de la vida eterna.Única es la tentativa y la creación que en mí ha osado la Madre Eterna.Única es mi forma y únicas las vetas…de mi piel,único el juego más…
Jueves
Tahíta posted a blog post
Hace unas semanas mi hijo recibió esa frase LA VIDA EN UNA METÁFORA en una meditación. Le dio mil vueltas y no haya claridad. Por mi parte hice mi interpretación, que, por supuesto, no tiene por qué ser la suya, me basé en lo que dice la psicología…
Jueves
Tahíta posted a blog post
 
20 de enero/2021
Cuando nos referimos a la Conciencia Infinita y al personaje que cada ser sintente interpreta en la vida dual, que, aunque sea considerada como un sueño temporal, está dentro del Uno, se hace uso de metáforas tales como que somos…
Miércoles
Tahíta posted a blog post
Traducido con Amor desde…https://chopra.com/articles
 
 
“Una receta no tiene alma. Tú, como cocinero, debes darle alma a la receta ". —Thomas Keller
 
Muchos de nosotros estamos familiarizados con la práctica de la atención plena en la cocina, un…
Martes
Tahíta posted a blog post
Muchos nos adentramos en una búsqueda de un lugar con aroma a Hogar cuando estamos sufriendo. Un lugar que creemos está en otro lugar que no es Aquí y Ahora. En otra Vida que no es la que estoy viviendo. En otro estado espiritual (como si hubiese…
Martes
Tahíta posted a blog post
 
¿Por qué constantemente se nos aconseja internarnos en lo desconocido?
Porque lo conocido es lo que ya está interpretado por la mente, no lo que en realidad es.
Configuramos la realidad conocida pensando, interpretando emociones y sensaciones y…
Lunes
Malú Cabrera Cabrera posted a blog post
   Traducido desde...https://tricycle.org/magazine Hace algunos años, cuando una amiga mía estaba pasando por un divorcio muy doloroso, un vecino dejó una canasta de artículos con una etiqueta de regalo marcada como "Para el cuidado…
17 de Ene.
Tahíta posted a blog post
Conectar con nuestro ser no supone dejar de actuar en el mundo. Se trata, simplemente, de permitir que nuestros actos surjan de otra fuente, nuestra esencia más auténtica.
Como ya hemos tenido ocasión de observar, el mismo mecanismo mental del…
17 de Ene.
María Tulián posted a blog post
Traducido desde...https://melissawest.com ¿Qué tal esa cita de Pema Chödrön , "Nada desaparece hasta que nos enseña lo que necesitamos saber?"Hoy quiero dedicar un tiempo a desempacar una cita que escucho a menudo en las clases de yoga y que se…
16 de Ene.
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
 
 
 
Un ser humano forma parte de la totalidad que llamamos «el universo», es una parte  limitada  en  el  tiempo  y  el  espacio.  Se  experimenta a  sí  mismo, a  sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto, lo cual constituye…
16 de Ene.
Vila posted a blog post
  Traducido desde...https://www.innerpeacenow.com Esta es una técnica que descubrí de otra persona, y me ha facilitado mucho las decisiones en el pasado cuando no sabía qué hacer.En pocas palabras: le planteas una pregunta a tu corazón. No tiene que…
15 de Ene.
Tahíta posted a blog post
Traducido con Amor desde...https://lonerwolf.com
 
Tener un ataque de nervios fue una de las mejores cosas que me pasó.
Antes de llegar al final absoluto de mi umbral de estrés, nunca pensé que era posible encontrar la paz interior, especialmente…
15 de Ene.
Tahíta posted a blog post
Uns profunda reflexión de un escritor no de textos espirituales sino de novelas...pero que toca nuestra conciencia. Reflexionemos...
 
Traducido con Amor desde...https://charterforcompassion.org
 
La prosperidad material ha dictado nuestro sistema…
14 de Ene.
Nair Portobello posted a blog post
 Traducido desde...https://www.radradiance.com La Luna Nueva en Capricornio nos honrará el 13 de enero del 2021 a las 5:00 GMT. Esta también está en medio de una serie de aperturas de portales que caen esta semana, que estarán aplicando esta energía…
13 de Ene.
Nair Portobello posted a blog post
Traducido desde....https://foreverconscious.com La primera Luna Nueva del 2021 cae en el signo de Capricornio el 12-13 de enero (dependiendo de tu zona horaria).Esta Luna Nueva cae en el grado 23 de Capricornio, que durante todo el 2020 fue un grado…
13 de Ene.
Kali posted a blog post
Parece increíble pensar que la revolución agrícola comenzó hace ya más de 50 años atrás gracias a la labor del filósofo, biólogo y agricultor Masanobu Fukuoka.Ha sido justamente su forma de repensar la manera en que sembramos lo que le ha valido una…
12 de Ene.
Kali posted a blog post
  Durante 30 años he vivido en mi campo y he tenido poco contacto con personas de fuera de mi comunidad. Durante estos años me he dirigido en línea recta hacia el método agrícola de “no hacer nada”.La manera habitual…
12 de Ene.
Kali posted a blog post
 Traducido desde...https://www.awakin.org La extravagancia del deseo es la causa fundamental que ha llevado al mundo a su difícil situación actual. Más rápido que lento, más que menos: este llamativo "desarrollo" está directamente relacionado con…
12 de Ene.
Malú Cabrera Cabrera posted a blog post
 “¿Y si el amor no hace que te sientas seguro?¿Y si nunca tuvo la intención de darte seguridad?¿Qué pasa si no importa cuántas percepciones profundas tengas,cuántas experiencias de despertar increíblemente poderosas acumuleso cuán convencido estés…
12 de Ene.
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
 Traducido con Amor desde...https://mattkahn.org
Así como el invierno presagia la llegada de la primavera, es común oscilar entre varios estados de inconsciencia cuando se duerme en el ego. Es como si el viaje del ego fuera cambiar entre opiniones,…
12 de Ene.
Angel Areilsa posted a blog post
Traducido desde...http://jeremymohler.blog Una de mis historias favoritas proviene del maestro espiritual David Deida. En una fiesta, vio a la esposa de su mentor disfrutando de una conversación con un hombre atractivo."¿No estás celoso?" le…
11 de Ene.
Noah Weber posted a blog post
 Traducido desde...https://wisdomexperience.orgLa meditación no es fácil. Se necesita tiempo y se necesita energía. También se necesita valor, determinación y disciplina. Requiere una serie de cualidades personales que normalmente consideramos…
11 de Ene.
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
 

Traducido con Amor desde… https://www.1440.org 

Matt Kahn , autor de Whatever Arises, Love That , es un maestro espiritual y un sanador empático altamente sintonizado. A través de la intuición, la capacidad sensorial y la enseñanza centrada en…
11 de Ene.
Tahíta posted a blog post
 
 
10 de enero de 2021
En mis caminatas cotidianas con Lola y Lila pasamos por un predio enorme cubierto de cactus, flores, cascada artificial…y una enorme estatua de Buda en el parque. El sitio se llama “Rancho Gita” aludiendo al clásico…
10 de Ene.
Tahíta posted a blog post
 
¿Qué se necesita para vivir en Paz? Conocer cómo funcionamos (ciencia) y abrirnos a la Vida (espiritualidad). No te puedes quedar sólo con la ciencia porque la Vida es mucho más que el conocimiento, que la teoría. Y tampoco sólo con…
9 de Ene.
Simón Kindelan posted a blog post
Traducido desde… https://tricycle.org  Mientras insistamos en que la meditación debe ser significativa, no la entendemos. Meditamos con la idea de que obtendremos algo de ello: que bajará nuestra presión arterial, nos calmará o mejorará nuestra…
9 de Ene.
Tahíta posted a blog post
Traducido con Amor desde...https://innerself.com
 
A juzgar por lo que veo en la televisión y en mi correo electrónico, uno pensaría que mentir se ha vuelto aceptable. Los comerciales de televisión utilizan situaciones en las que el personaje miente…
9 de Ene.
Kali posted a blog post
Traducido desde...https://www.shift.is Incluso si estamos en medio de mucho dolor, siempre podemos encontrar algo que nos lleve a un estado mental positivo. Siempre hay una razón para sonreír.Sé que puede parecer que el mundo se está desmoronando,…
8 de Ene.
Tahíta posted a blog post
 
 
 
La naturaleza de todo lo que vemos, y todo lo que somos, está definida y determinada para nosotros únicamente por nuestra propia conciencia. Sin embargo, dondequiera que miremos, es evidente que hay más y más conciencia "exterior" que entra en…
8 de Ene.
Tahíta posted a blog post in Energías Maestras
Traducido con Amor desde...https://www.adyashanti.org
 

Hay una espontaneidad increíble en el centro de toda nuestra experiencia que no solemos notar. Cuando prestamos atención profunda (el corazón de la práctica contemplativa espiritual real es…
7 de Ene.
Malú Cabrera Cabrera posted a blog post
Traducido desde...https://maryomalley.com  4 de enero de 2021Antes de que Covid-19 pusiera nuestro mundo patas arriba, la última moda eran las salas de rompecabezas o salas de escape. Son esencialmente un rompecabezas gigante. Estás encerrado en una…
6 de Ene.
Tahíta posted a blog post
 Traducido con Amor desde… https://tricycle.org
 
Podríamos definir Tsewa como la semilla del cuidado y la ternura que yace en el corazón de todos los seres
 
Me gustaría hablarles sobre una cualidad profunda que todos tenemos: la ternura innata de…
6 de Ene.
Tahíta posted a blog post
Ni tampoco, no serlo. Para “ser feliz”, antes tenemos que saber qué significa eso. Porque si creemos que ser feliz es estar de carcajadas con la Vida las 24 horas del día, entonces, seguramente, jamás nos SENTIREMOS felices porque nuestra mente, con…
5 de Ene.
Más...
++++++++++++++